Page 50

50

transformadora, con el fin de que el contexto y orden social discriminatorio que provocó las violaciones a derechos sea modificado para que no se vuelva a repetir.

Materia de legislación: Para cumplir con las obligaciones de abolir, erradicar, prevenir, atender, sancionar, así como investigar con la debida diligencia y reparar de manera integral, los Estados deben legislar no sólo en el ámbito penal –que garantiza la prohibición de estas conductas-, sino también en las diversas materias que tienen relación con estos hechos tan complejos. De manera indispensable es necesario legislar en el ámbito administrativo para garantizar la coordinación entre las dependencias y órdenes de gobierno, así como para establecer la articulación de las diversas normas relativas a la prohibición de la explotación; también es necesario en lo fiscal y bancario para identificar, investigar y sancionar, con la extinción de dominio sobre los bienes resultantes de la explotación de personas y de la trata; en lo laboral para garantizar las medidas adecuadas de inspección y sanción a quienes sean encontrados realizando explotación de las personas. También la legislación sobre responsabilidad de servidores públicos, de delincuencia organizada y todas las otras medidas que, de cualquier otra índole, permitan sustentar estos deberes legislativos.

Se detallan dos materias en particular: la penal y la administrativa, que son las que más se han legislado en México sobre estos derechos y obligaciones. Penal Requiere la definición de: 

Los bienes jurídicos a proteger o tutelar sean la dignidad, libertad y la igualdad.

Se definan como tipos penales cada una de las formas de explotación, con las sanciones correspondientes a los daños causados.

Se establezca claramente la concurrencia de delitos, tanto por formas de explotación como con las acciones de la trata de personas y sus consecuencias, como el feminicidio.

Establecer que no hay excluyente de responsabilidad por el consentimiento de la víctima.

Segundo informe del Observatorio  

El Segundo informe del Observatorio contra la Trata de personas DF

Advertisement