Page 1

Salud

Hermandad del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor y María Santísima de la Salud

Sexta Epoca • Número 35 2016


SUMARIO CARTA DEL DIRECTOR ESPIRITUAL.. .................... 4 BOLETÍN DE LA HERMANDAD DE LA SALUD Nº 35 – 2016

CARTA DEL HERMANO MAYOR......................... 11 CRÓNICA - MEMORIA DE LA HDAD. SEPTIEMBRE 2015/OCTUBRE 2016. . .. .................. 13 CRÓNICA DEL XXV ANIVERSARIO DE BENDICIÓN

EDITA: Hermandad de la Salud • HNO. MAYOR: José Carlos Garín Valle • COORDINADOR BOLETÍN: Miguel A. Vargas Jiménez • EQUIPO REDACCIÓN: Fernando González Martín Antonio José Ruiz Sánchez Dolores Vargas Jiménez Juan Fran. Rosales González • FOTOGRAFÍAS: Miguel A. Vargas Eduardo Nieto Francisco Cantos Archivo Hermandad de la Salud • DIRECCIÓN: C/. Trinidad, 5 Teléfono 952 300 616 www.hermandaddelasalud.org

DE LA IMAGEN DEL STMO. CRISTO DE LA ESPENRANZA EN SU GRAN AMOR. . ................... 25 EL PROCESO DE RESTAURACIÓN DE MARÍA STMA. DE LA SALUD............................. 31 OBRA SOCIAL................................................. 35 PRESENTACIÓN DEL CARTEL DE 2016................. 37 PRESENTACIÓN ITINERARIO DE COPICENTRO..... 41 LAS CALLES QUE NOS VEN PASAR..................... 45 VIVENCIAS... JAVIER CEBREROS......................... .................. 49 VIVENCIAS... DANIEL ORTIZ................................................ 53


Carta del DIRECTOR ESPIRITUAL MANUEL ÁNGEL SANTIAGO GUTIÉRREZ

“Un año de Gracia, un año de jubilo” Queridos hermanos de la Salud: Hemos vivido un año especialmente significativo para todos los creyentes, el Año Jubilar de la Misericordia y en marcado en el mismo, el 25 aniversario de la imagen del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran amor, sin la menor duda su imagen refleja en nosotros el rostro siempre nuevo y luminoso de su Divina Misericordia. Año de gracia y bendición, de fuerza del Espíritu Santo que nos empuja a seguir luchando por vivir el evangelio de la alegría. Por otra parte, la restauración de nuestra Madre bendita de la Salud, también ha constituido un momento de mayor crecimiento en el amor sencillo a quién en toda circunstancia intercede por nosotros ante su Hijo. El papa Francisco al concluir el año Jubilar ha querido regalarnos una nueva Carta Apostólica “Misericordia et misera”. Por mi parte os ofrezco a todos una especie de síntesis o relectura personal de dicho documento que de seguro ayudara en el crecimiento personal y comunitario como Hermandad. “Misericordia et misera son las dos palabras que san Agustín usa para comentar el encuentro entre Jesús y la adúltera (cf. Jn 8,1-11). No podía encontrar una expresión más bella y coherente que esta para hacer comprender el misterio del amor de Dios cuando viene al encuentro del pecador: «Quedaron sólo ellos dos: la miserable y la misericordia». Cuánta piedad y justicia divina hay en este episodio. Su enseñanza viene a iluminar la conclusión del Jubileo Extraordinario de la Misericordia e indica, además, el camino que estamos llamados a seguir en el futuro. Esta página del Evangelio puede ser asumida, con todo derecho, como imagen de lo que hemos celebrado en el Año Santo, un tiempo rico de misericordia, que pide ser siempre celebrada y vivida en nuestras comunidades. En efecto, la misericordia no puede ser un paréntesis en la vida de la Iglesia, sino que constituye su misma existencia, que manifiesta 4 SALUD

y hace tangible la verdad profunda del Evangelio. Todo se revela en la misericordia; todo se resuelve en el amor misericordioso del Padre. Una mujer y Jesús se encuentran. Ella, adúltera y, según la Ley, juzgada merecedora de la lapidación. Jesús ha mirado a los ojos a aquella mujer y ha leído su corazón: allí ha reconocido su deseo de ser comprendida, perdonada y liberada. La miseria del pecado ha sido revestida por la misericordia del amor. Por parte de Jesús, no hay ningún juicio que no esté marcado por la piedad y la compasión hacia la condición de la pecadora. A quien quería juzgarla y condenarla a muerte, Jesús responde con un silencio prolongado, que ayuda a que la voz de Dios resuene en las conciencias, tanto de la mujer como de sus acusadores. Estos dejan caer las piedras de sus manos y se van uno a uno (cf. Jn8,9). Y después de ese silencio, Jesús dice: «Mujer, ¿dónde están tus acusadores? ¿Ninguno te ha condenado? […] Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más» (vv. 10-11). De este modo la ayuda a mirar al futuro con esperanza. Jesús lo había enseñado con claridad en otro momento cuando, invitado a comer por un fariseo, se le había acercado una mujer conocida por todos como pecadora (cf. Lc 7,36-50). Ella había ungido con perfume los pies de Jesús, los había bañado con sus lágrimas y secado con sus cabellos (cf. vv. 37-38). A la reacción escandalizada del fariseo, Jesús responde: «Sus muchos pecados han quedado perdonados, porque ha amado mucho, pero al que poco se le perdona, ama poco». El perdón es el signo más visible del amor del Padre, que Jesús ha querido revelar a lo largo de toda su vida. No existe página del Evangelio que pueda ser sustraída a este imperativo del amor que llega hasta el perdón. Incluso en el último momento de su vida terrena, mientras estaba siendo crucificado, Jesús tiene palabras de perdón: «Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen» (Lc 23,34). La imagen sagrada del


Carta del DIRECTOR ESPIRITUAL Cristo de la Esperanza en su Gran Amor es un grito al mundo de perdón redentor. Nada de cuanto un pecador arrepentido coloca delante de la misericordia de Dios queda sin el abrazo de su perdón. Querido cofrade, no dudes nunca en acercarte al trono de la misericordia. La misericordia es esta acción concreta del amor que, perdonando, transforma y cambia la vida. Así se manifiesta su misterio divino. Dios es misericordioso (cf. Ex 34,6), su misericordia dura por siempre (cf. Sal 136), de generación en generación abraza a cada persona que se confía a él y la transforma, dándole su misma vida. Cuánta alegría ha brotado en el corazón de estas dos mujeres, la adúltera y la pecadora. El perdón ha hecho que se sintieran al fin más libres y felices que nunca. La misericordia suscita alegría porque el corazón se abre a la esperanza de una vida nueva. La alegría del perdón es difícil de expresar, pero se trasparenta en nosotros cada vez que la experimentamos. En su origen está el amor con el cual Dios viene a nuestro encuentro, rompiendo el círculo del egoísmo que nos envuelve, para hacernos también a nosotros instrumentos de misericordia. En una cultura frecuentemente dominada por la técnica, se multiplican las formas de tristeza y soledad en las que caen las personas, entre ellas muchos jóvenes. En efecto, el futuro parece estar en

manos de la incertidumbre que impide tener estabilidad. De ahí surgen a menudo sentimientos de melancolía, tristeza y aburrimiento que lentamente pueden conducir a la desesperación. Se necesitan testigos de la esperanza y de la verdadera alegría para deshacer las quimeras que prometen una felicidad fácil con paraísos artificiales. Esta tarea de ser testigos, la deposita el Señor hoy en nuestra vida cofrade. Cada cofrade un apóstol de la misericordia. Hemos celebrado un Año intenso, en el que la gracia de la misericordia se nos ha dado en abundancia. Como un viento impetuoso y saludable, la bondad y la misericordia se han esparcido por el mundo entero. Y delante de esta mirada amorosa de Dios, que de manera tan prolongada se ha posado sobre cada uno de nosotros, no podemos permanecer indiferentes, porque ella nos cambia la vida. Sentimos la necesidad, ante todo, de dar gracias al Señor y decirle: «Has sido bueno, Señor, con tu tierra […]. Has perdonado la culpa de tu pueblo» (Sal 85,2-3). Ha sido realmente una nueva visita del Señor en medio de nosotros. Hemos percibido cómo su soplo vital se difundía por la Iglesia y, una vez más, sus palabras han indicado la misión: «Recibid el Espíritu Santo, a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos» (Jn 20,22-23). Ahora, concluido este Jubileo, es tiempo de mirar hacia adelante y de comprender cómo seguir viviendo con fidelidad, alegría y entusiasmo la riqueza de la misericordia divina. En primer lugar estamos llamados a celebrar la misericordia. En toda la vida sacramental la misericordia se nos da en abundancia. Es muy relevante el hecho de que la Iglesia haya querido mencionar explícitamente la misericordia en la fórmula de los dos sacramentos llamados «de sanación», es decir, la Reconciliación y la Unción de los enfermos. En este contexto, la escucha de la Palabra de Dios asume también un SALUD 5


Carta del DIRECTOR ESPIRITUAL significado particular. Cada domingo, la Palabra de Dios es proclamada en la comunidad cristiana para que el día del Señor se ilumine con la luz que proviene del misterio pascual. La Biblia es la gran historia que narra las maravillas de la misericordia de Dios. Cada una de sus páginas está impregnada del amor del Padre que desde la creación ha querido imprimir en el universo los signos de su amor. La celebración de la misericordia tiene lugar de modo especial en el Sacramento de la Reconciliación. Es el momento en el que sentimos el abrazo del Padre que sale a nuestro encuentro para restituirnos de nuevo la gracia de ser sus hijos. Somos pecadores y cargamos con el peso de la contradicción entre lo que queremos hacer y lo que, en cambio, hacemos (cf. Rm 7,14-21); la gracia, sin embargo, nos precede siempre y adopta el rostro de la misericordia que se realiza eficazmente con la reconciliación y el perdón. Por tanto, recordemos siempre con renovada pasión pastoral las palabras del Apóstol: «Dios nos reconcilió consigo por medio de Cristo y nos encargó el ministerio de la reconciliación» (2 Co 5,18). El Sacramento de la Reconciliación necesita volver a encontrar su puesto central en la vida cristiana; por esto se requieren sacerdotes que pongan su vida al servicio del «ministerio de la reconciliación» (2 Co 5,18). El papa Francisco expresa su solicitud pastoral diciéndonos: “en virtud de esta exigencia, para que ningún obstáculo se interponga entre la petición de reconciliación y el perdón de Dios, de ahora en adelante concedo a todos los sacerdotes, en razón de su ministerio, la facultad de absolver a quienes hayan procurado el pecado del aborto. Cuanto había concedido de modo limitado para el período jubilar, lo extiendo ahora en el tiempo, no obstante cualquier cosa en contrario. Quiero enfatizar con todas mis fuerzas que el aborto es un pecado grave, porque pone fin a una vida humana inocente. Con la misma fuerza, sin embargo, puedo y debo afirmar que no existe ningún pecado que la misericordia de Dios no pueda alcanzar y destruir, allí donde encuentra un corazón arrepentido que pide reconciliarse con el Padre. Por tanto, que cada sacerdote sea guía, apoyo y alivio a la hora de acompañar a los penitentes en este camino de reconciliación especial”. La misericordia tiene también el rostro de la consolación. «Consolad, consolad a mi pueblo» (Is 40,1), son las sentidas palabras que el profeta pronuncia también hoy, para que llegue una palabra de esperanza a cuantos sufren y padecen. No nos dejemos robar nunca la esperanza 6 SALUD

que proviene de la fe en el Señor resucitado. Es cierto, a menudo pasamos por duras pruebas, pero jamás debe decaer la certeza de que el Señor nos ama. Todos tenemos necesidad de consuelo, porque ninguno es inmune al sufrimiento, al dolor y a la incomprensión. Cuánto dolor puede causar una palabra rencorosa, fruto de la envidia, de los celos y de la rabia. Cuánto sufrimiento provoca la experiencia de la traición, de la violencia y del abandono; cuánta amargura ante la muerte de los seres queridos. Sin embargo, Dios nunca


Carta del DIRECTOR ESPIRITUAL permanece distante cuando se viven estos dramas. Una palabra que da ánimo, un abrazo que te hace sentir comprendido, una caricia que hace percibir el amor, una oración que permite ser más fuerte…, son todas expresiones de la cercanía de Dios a través del consuelo ofrecido por los hermanos. A veces también el silencio es de gran ayuda; porque en algunos momentos no existen palabras para responder a los interrogantes del que sufre. La falta de palabras, sin embargo, se puede suplir por la compasión del que está presente y cercano, del que ama y tiende la mano. El silencio también pertenece al lenguaje de la consolación, porque se transforma en una obra concreta de solidaridad y unión con el sufrimiento del hermano. No podemos olvidar que cada uno lleva consigo el peso de la propia historia que lo distingue de cualquier otra persona. Nuestra vida, con sus alegrías y dolores, es algo único e irrepetible, que se desenvuelve bajo la mirada misericordiosa de Dios. El momento de la muerte reviste una importancia particular. La Iglesia siempre ha vivido este dramático tránsito a la luz de la resurrección de Jesucristo, que ha abierto el camino de la certeza en la vida futura. Tenemos un gran reto que afrontar, sobre todo en la cultura contemporánea que, a menudo, tiende a banalizar la muerte hasta el punto de esconderla o considerarla una simple ficción. La muerte en cambio se ha de afrontar y preparar como un paso doloroso e ineludible, pero lleno de sentido: como el acto de amor extremo hacia las personas que dejamos y hacia Dios, a cuyo encuentro nos dirigimos. Termina el Jubileo y se cierra la Puerta Santa. Pero la puerta de la misericordia de nuestro corazón permanece siempre abierta, de par en par. Hemos aprendido que Dios se inclina hacia nosotros (cf. Os 11,4) para que también nosotros podamos imitarlo inclinándonos hacia los hermanos. Querer acercarse a Jesús implica hacerse prójimo de los hermanos, porque nada es

más agradable al Padre que un signo concreto de misericordia. Por su misma naturaleza, la misericordia se hace visible y tangible en una acción concreta y dinámica. La misericordia renueva y redime, porque es el encuentro de dos corazones: el de Dios, que sale al encuentro, y el del hombre. Mientras este se va encendiendo, aquel lo va sanando: el corazón de piedra es transformado en corazón de carne (cf. Ez 36,26), capaz de amar a pesar de su pecado. Es aquí donde se descubre que es realmente una «nueva creatura» (cf. Ga 6,15): soy amado, luego existo; he sido perdonado, entonces renazco a una vida nueva; he sido «misericordiado», entonces me convierto en instrumento de misericordia. Todavía hay poblaciones enteras que sufren hoy el hambre y la sed, y despiertan una gran preocupación las imágenes de niños que no tienen nada para comer. Grandes masas de personas siguen emigrando de un país a otro en busca de alimento, trabajo, casa y paz. La enfermedad, en sus múltiples formas, es una causa permanente de sufrimiento que reclama socorro, ayuda y consuelo. Las cárceles son lugares en los que, con frecuencia, las condiciones de vida inhumana causan sufrimientos, en ocasiones graves, que se añaden a las penas restrictivas. El analfabetismo está todavía muy extendido, impidiendo que niños y niñas se formen, exponiéndolos a nuevas formas de esclavitud. La cultura del individualismo exasperado, sobre todo en Occidente, hace que se pierda el sentido de la solidaridad y la responsabilidad hacia los demás. Dios mismo sigue siendo hoy un desconocido para muchos; esto representa la más grande de las pobrezas y el mayor obstáculo para el reconocimiento de la dignidad inviolable de la vida humana. En este Año Santo se han realizado muchos signos concretos de misericordia. Comunidades, familias y personas creyentes han vuelto a descubrir la alegría de compartir y la belleza de la solidaridad. Y aun así, no basta. El mundo sigue generando nuevas formas de pobreza espiritual y material que atentan contra la dignidad de las personas. Por este motivo, la Iglesia debe estar siempre atenta y dispuesta a descubrir nuevas obras de misericordia y realizarlas con generosidad y entusiasmo. Esforcémonos entonces en concretar la caridad y, al mismo tiempo, en iluminar con inteligencia la práctica de las obras de misericordia. No tener trabajo y no recibir un salario justo; no tener una casa o una tierra donde habitar; ser discriminados por la fe, la raza, la condición social…: estas, y muchas otras, son situaciones que atentan contra la dignidad de la persona, frente a las cuales la acción misericordiosa de los SALUD 7


Carta del DIRECTOR ESPIRITUAL capaz de amar. Es el tiempo de la misericordia para todos y cada uno, para que nadie piense que está fuera de la cercanía de Dios y de la potencia de su ternura. Es el tiempo de la misericordia, para que los débiles e indefensos, los que están lejos y solos sientan la presencia de hermanos y hermanas que los sostienen en sus necesidades. Es el tiempo de la misericordia, para que los pobres sientan la mirada de respeto y atención de aquellos que, venciendo la indiferencia, han descubierto lo que es fundamental en la vida. Es el tiempo de la misericordia, para que cada pecador no deje de pedir perdón y de sentir la mano del Padre que acoge y abraza siempre.

cristianos responde ante todo con la vigilancia y la solidaridad. Cuántas son las situaciones en las que podemos restituir la dignidad a las personas para que tengan una vida más humana. Estamos llamados a hacer que crezca una cultura de la misericordia, basada en el redescubrimiento del encuentro con los demás: una cultura en la que ninguno mire al otro con indiferencia ni aparte la mirada cuando vea el sufrimiento de los hermanos. La cultura de la misericordia se va plasmando con la oración asidua, con la dócil apertura a la acción del Espíritu Santo, la familiaridad con la vida de los santos y la cercanía concreta a los pobres. Que sea la misericordia, la esperanza, el amor, lo que constituya nuestro criterio como Hermandad Malagueña. Que la experiencia del Jubileo grabe en nosotros las palabras del apóstol Pedro: «Los que antes erais no compadecidos, ahora sois objeto de compasión» (1 P 2,10). No guardemos sólo para nosotros cuanto hemos recibido; sepamos compartirlo con los hermanos que sufren, para que sean sostenidos por la fuerza de la misericordia del Padre. Este es el tiempo de la misericordia. Cada día de nuestra vida está marcado por la presencia de Dios, que guía nuestros pasos con el poder de la gracia que el Espíritu infunde en el corazón para plasmarlo y hacerlo 8 SALUD

Queridos cofrades de la Salud para terminar como nos indica también Francisco sucesor de Pedro: “que los ojos misericordiosos de la Santa Madre de Dios estén siempre vueltos hacia nosotros. Ella es la primera en abrir camino y nos acompaña cuando damos testimonio del amor. La Madre de Misericordia acoge a todos bajo la protección de su manto, tal y como el arte la ha representado a menudo. Confiemos en su ayuda materna y sigamos su constante indicación de volver los ojos a Jesús, rostro radiante de la misericordia de Dios”. Santa María de la Salud, intercede por esta familia cofrade, ahora y por siempre hasta la hora de nuestra muerte.

Manuel Angel Santiago Gutiérrez Director Espiritual


Carta del HERMANO MAYOR JOSÉ CARLOS GARÍN VALLE Queridos hermanos de la Salud. Finalizamos un año cargado de vida para nuestra hermandad. La convivencia y la armonía han sido la tónica a los largo de estos meses y eso nos ha permitido disfrutar y compartir tantos maravillosos momentos durante el año de la Misericordia. Hemos celebrado el XXV Aniversario de la bendición de la imagen de nuestro Titular y a un tiempo Mª Stma de la Salud ha sido restaurada por su autor D. Luis Álvarez Duarte. Estos dos hitos han marcado el devenir de nuestra hermandad que ha estado jalonado de muchas actividades de las que dará cumplida cuenta el artículo de nuestra cronista Dolores Vargas. Para mí como hermano mayor, lo más destacable ha sido el clima de trabajo dentro de nuestra casa hermandad, donde siempre ha imperado la alegría y el disfrute de aquello que nos une, nuestra fe en Cristo y el amor por la Semana Santa.

El grupo joven, una gozosa realidad consolidada, ha contribuido de manera clara en todos esos logros, con su espontaneidad y su colaboración, nos han hecho más llevadera esta etapa de nuestro andar cofrade. Es momento de agradecer a todos los miembros de la Junta de Gobierno el cariño con que han acogido todos los proyectos en que nos hemos implicado y como cuando la meta está por encima de lo meramente material, no hay obstáculo que impida alcanzarla. Nuestra cofradía afronta un nuevo año, año electoral por cierto, con renovada ilusión, con proyectos patrimoniales modestos, porque modesta es nuestra economía, pero convencidos de que esta manera de compartir la fe y la vida, es una opción como mínimo tan válida como otras dentro del seno de la Iglesia. Que nuestros Titulares nos guíen este año que comienza, para seguir disfrutando de la alegría del trabajo en común, que seamos testimonio para quienes se acerquen a nosotros y acojamos a todo aquel que se llame a nuestra puerta, que redoblemos nuestros esfuerzos en atender la obra social de la hermandad, que fortalezcamos el espíritu de búsqueda del amor de Cristo y podamos, construyendo Semana Santa, profundizar en nuestro crecimiento como personas y como cofrades en el seno de la Iglesia y en seguimiento del Evangelio. Así sea.

SALUD 11


CRÓNICA

Crónica - Memoria

Hermandad de la Salud Septiembre 2015 - Octubre 2016 de la

DOLORES VARGAS JIMÉNEZ. Cronista El pasado 20 de noviembre el Papa Francisco clausuraba el Año de la Misericordia realizando un balance del Año Santo afirmando que aunque se cierra la Puerta Santa, permanece siempre abierta de par en par para nosotros la verdadera puerta de la misericordia, que es el Corazón de Cristo. Debemos de mostrar siempre un amor humilde capaz de vencer nuestros grandes adversarios: el pecado, la muerte y el miedo, y no debemos caer que en ocasiones las personas, frente a las circunstancias de la vida o ante sus expectativas no cumplidas, puedan tener la tentación de tomar distancia de Cristo. Como Dios cree en nosotros, infinitamente más allá de nuestros méritos, también nosotros estamos llamados a infundir esperanza y a dar oportunidad a los demás. Con esta reflexión del Papa comenzaremos nuestra crónica en Septiembre del año pasado, mes dedicado a nuestro Sagrado Titular. El día 13 llevamos a cabo una oración comunitaria a los pies del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor y al día siguiente, participamos de la solemne eucaristía presidida por los sacerdotes hermanos de la Cofradía D. Jesús David Hurtado Giráldez y D. Francisco José Martínez García. Al término de ésta, se procedió al besapie de Nuestro Señor.

En el mes de Todos los Santos, los días 1 y 2 de noviembre, los columbarios de nuestra Casa Hermandad pudieron visitarse en horario de mañana y tarde. El día 2 se celebró en la parroquia de San Pablo, sede canónica de la Hermandad, una eucaristía por todos nuestros hermanos difuntos. El 7 se llevó a cabo, en la Casa Hermandad de la Salud, el VI Bingo Benéfico para colaborar con la asociación CUDECA. El día 21 pudimos compartir una comida de hermandad. El 27, jornada de formación. El sacerdote y secretario general de MIES, D. Andrés Merino centró su intervención en la esperanza en Adviento y como debemos dejar que el amor de Dios crezca en nosotros, en nuestras cofradías que son un mosaico de vida. A continuación, el Hermano Mayor de la Hermandad de Nueva Esperanza, cofradía invitada en esta ocasión, D. José María Jiménez relató parte de la historia de la corporación y futuros proyectos a realizar. Con la llegada del mes de Diciembre y los ilusionantes preparativos de la inminente Navidad y el montaje de nuestro Belén, el día 7 se llevó a la cabo su bendición en la Casa Hermandad y el concurso de borrachuelos y lomo en manteca que pudieron degustar todos los asistentes. El Belén de nuestra Hermandad, al estar inscrito en la ruta de Belenes organizada por el Excelentísimo Ayuntamiento de Málaga, estuvo abierto todos los días en horario de tarde. Al día siguiente, día 8, la Hermandad de la Salud participó en la Navidad Trinitaria organizada por parte de las tres cofradías que tienen su sede canónica en la iglesia de San Pablo: Soledad de San Pablo, Cautivo y Salud. La experiencia fue muy enriquecedora ya que el numeroso público y los propios participantes disfrutaron SALUD 13


CRÓNICA de la jornada. El día 19, y como viene siendo costumbre, la Hermandad organizó su cena navideña con una asistencia de más de cien personas, donde se degustaron un estupendo menú y los típicos dulces navideños. Se compartió en una velada de villancicos y alegría por el nacimiento del Niño Jesús.

Recién comenzado el Año Nuevo, nuestra Casa Hermandad recibió una visita muy especial y esperada por todos nosotros, el día 3 de enero, Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente llegaron a nuestra casa y repartieron multitud de regalos, más de ciento cincuenta, a los niños del barrio de la Trinidad y del Hogar San

14 SALUD

Carlos. El día 12 de enero se presentó, por primera vez, en el teatro Echegaray de nuestra ciudad para poder así dar mayor cabida de público, el cartel de la Semana Santa de Málaga 2016 realizado por el pintor Antonio Cárdenas, un artista de proyección internacional ya que sus obras forman parte de importantes colecciones de arte y museos repartidos por todo el mundo. La obra presentaba un primer plano de la Virgen de la Soledad y Traspaso, titular mariana de la Cofradía de Viñeros. Realizada en blanco y negro, la pintura reproduce fielmente toda la belleza de esta imagen de nuestra Semana Santa. El artista decidió recurrir al blanco y el negro, la verdad de la pintura, los dos colores más puros que hay. Y con ellos retratar a la Madre de Dios. Palabras del propio artista que expresaba que quitarle el color a un cartel es jugar limpio, yo juego con el blanco y con el negro, limitando lo llamativo de un cartel. Con la llegada del mes de Febrero, toda la actividad cofrade comenzaba a activarse. El día 4 se presentó en el Salón de los Espejos del Ayuntamiento de Málaga el cartel del Concurso Nacional de Saetas “Ciudad de Málaga” organizado por la Peña Trinitaria. Este año, la obra pictórica la protagoniza nuestra Madre, María Santísima de la Salud. La pintora malagueña Dña. Inmaculada Mera ha querido recoger una instantánea donde la Virgen de la Salud, en su capilla de San Pablo y ataviada de negro, recibe la visita de una mujer vestida de mantilla. Al acto acudieron el Hermano Mayor, D. José Carlos Garín Valle, el 2º Teniente Hermano Mayor, D. Miguel Ángel Vargas Jiménez y el secretario, D. Rafael Gómez Elena. Para la Hermandad es muy gratificante que ya, por segunda vez, (la primera apareció en el cartel de Pepe Palma junto a la Virgen de la Soledad y de la Trinidad), la imagen de nuestra Sagrada Titular aparece en este importante cartel. Esa misma tarde, en la Casa Hermandad de Estudiantes, un grupo de hermanos


CRÓNICA acudieron a una interesantísima conferencia del doctor en Historia D. José Jiménez Guerrero sobre el patrimonio desaparecido en el año 1931. Al día siguiente, viernes 5, tuvimos jornada de formación para preparar la Cuaresma junto a los hermanos de la cofradía de Pasión, con el lema “camino a la Cruz”. La charla de formación corrió a cargo de nuestro albacea de cultos, D. Luis González Reyero, donde a través de una serie de reflexiones incidió en la importancia del amor y la aceptación de la voluntad de Dios y de como la Virgen María

dijo si a la voluntad del Altísimo. A continuación los hermanos de Pasión, representados por su Hermano Mayor, D. Antonio Sánchez, realizó un breve recorrido histórico e incidió en momentos y experiencias compartidas con nuestra Hermandad. Sin lugar a dudas, estas convivencias nos enriquecen a todos. El día El 10 de febrero, miércoles de ceniza, estrenábamos la Cuaresma. Un año más,

se celebró la eucaristía de hermanamiento de la Cofradías del Domingo de Ramos, que este año ha presidido las Reales Cofradías Fusionadas, así la santa misa fue en la parroquia de San Juan. El día 12, Viacrucis de la Agrupación que este año fue presidido por el Cristo de la Sangre, en él participaron nuestro Hermano Mayor y dos hermanos portando velas. El día 13, nos reunimos para llevara a cabo el Cabildo de Salida y Cuentas. Entre otros temas tratados, se aprobó la restauración de la imagen de María Santísima de la

Salud, que tras su onomástica, sería trasladada al taller de su autor, el imaginero D. Luis Álvarez Duarte. En esta misma jornada, y a continuación, presentamos el cartel de la salida penitencial 2016 de la Hermandad de la Salud, una ilustrativa fotografía de Armando Moreno que recogía los momentos previos a la salida penitencial en el interior de San Pablo, él cual fue el encargado de presentarla a todos los hermanos. La escena recoge, bajo un rayo del sol que penetra por las vidrieras de nuestra sede canóniga, a un grupo de nazarenos y portadores junto al trono de la Virgen de la Salud que aguardan expectantes la ansiada procesión. La semana del día 15 al 23 se realizaron las labores de reparto de túnicas a los participantes de la procesión. El viernes 26, nuestra Casa Hermandad acogió una de las semifinales del Concurso Nacional de Saetas “Ciudad de Málaga” organizado por la Peña Trinitaria, una velada de cante y sentimiento, en definitiva de Flamenco: máxima expresión de parte de nuestra cultura. SALUD 15


CRÓNICA

La presentación de dicha exposición corrió a cargo de Dolores Vargas Jiménez, cronista de la Hermandad. Antes de finalizar el acto se le entregó un presente a D. Fernando González Martín, vicesecretario de la Hermandad y encargado del diseño y maquetación del logo y folletos del aniversario. El día 10, en la Casa Hermandad se presentó el cartel e itinerario, que cada Semana Santa, la empresa malagueña Copycentro realiza. Este año protagonizado por nuestra Sagrada Titular, María Santísima Ya en el mes de Marzo, y con todas las miras puestas en la próxima salida penitencial, el día 4 de marzo en el patio de san Julián, sede de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, tuvo lugar la presentación de los actos conmemorativos del XXV aniversario del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor. Nuestro Hermano Mayor, D. José Carlos Garín Valle explicó el programa de actos organizados para dicho evento y tras él, la capilla musical de la hermandad interpretó diversas marchas que precedieron la inauguración de la exposición fotográfica, donde junto a un texto del padre Diego Ernesto Wilson Plata se recogían más de cuarenta instantáneas dedicada a nuestro Sagrado Titular, el Cristo de la Esperanza en su Gran Amor, comisariada por Dña. Dolores y D. Miguel Ángel Vargas Jiménez, para celebrar dicha efeméride, la cual pudo visitarse hasta el Domingo de Resurrección. 16 SALUD


CRÓNICA de la Salud. Y tras tantos eventos y actos cofrades llegamos a la tarde del pregón de la Semana Santa de Málaga celebrado en el teatro Cervantes de nuestra ciudad. El 12 de marzo D. Antonio Guadamuro Domínguez fue el encargado de glosar las vivencias en su disertación en el que dedicó estas palabras a nuestros Sagrados Titulares: Cristo ha llegado a la cima del monte de la calavera, o Calvario. Allí los soldados romanos, lo despojan de la túnica llena de sangre y lo clavan en la misma Cruz que Cristo había llevado a duras penas. Es la hora de elevarlo y llevarlo a la verticalidad de la Pasión. Cristo de la Esperanza en su Gran Amor, y María Santísima de la Salud. Desde San Pablo, y con una maniobra casi milagrosa, sus hombres de trono, presentan a la veneración de los malagueñas este crucificado, que es el primero que se procesiona en nuestra Semana Santa. Cristo en la Cruz, la advocación de Salud de su madre, nos invita a pedirle salud para todos nosotros. Con las emociones y sentimientos a flor de piel, el domingo 13 celebramos nuestra Misa de Pasión, la Virgen ya está en trono Y así, llegamos al día 18 de marzo, Viernes de Dolores, que es ya una fecha histórica para esta corporación. A las 20:30 h. se presentaba en la iglesia de san Pablo, nuestra sede canónica la conclusión del dorado del trono del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor. Con un templo abarrotado y alumbrado por la luz de la velas, nuestro Cristo fue trasladado y entronizado, por primera vez, en su trono ya dorado por completo. Han tenido que pasar quince años para que pudiera concluirse tan delicada labor. Ahora nos queda afrontar la decoración restante, en la que una comisión está trabajando para elegir los pasajes bíblicos que se representarán en la icono-

grafía que decorarán las cartelas. Sábado de Pasión vivido intensamente entre la Casa Hermandad y la parroquia de San Pablo: traslado de enseres, colocación del altar de insignias, decoración floral de ambos tronos,... Múltiples detalles que debían concluirse. Y llegó el día, cargado de incertidumbre. Aunque las cofradías hermanas que procesionan en la mañana del Domingo de Ramos realizaron sus salidas, en pleno recorrido fueron sorprendidas por la lluvia. La tarde se presentaba complicada, algunas de las hermandades que ya habían salido tuvieron que volverse por el fuerte chaparrón que cayó a primera hora de la tarde. Celebramos nuestra eucaristía previa a la salida. El primer toque de campana lo dio nuestra hermana Mari Pepa Puyol, que recibió la noticia muy emocionada ante el trono de la Virgen, ella ha superado recientemente un gravísimo problema de salud. La Agrupación de Cofradías, después de consensuar las noticias facilitadas por el centro de meteorología, decidió retrasar las salidas de las restantes hermandades en una hora. Así, y una hora después de lo previsto, las puertas del templo de San Pablo se abrían ante un mar de personas que se agolpaban en SALUD 17


CRÓNICA

la plaza esperando la salida de la Hermandad de la Salud. Nuestra banda de cornetas y tambores anunciaban que la hermandad ya estaba en la calle, los niños de la sección del Cristo abrían el cortejo con su algarabía de campanillas y faraonas. La sección de nazarenos del Cristo precedían al Señor de la Esperanza en su Gran Amor en su trono dorado y exornado con claveles rojos, reminiscencia de su primera salida penitencial en el año 1999. Múltiples detalles en el friso decorativo: rosas, espinos, siemprevivas,... que cada año realiza nuestro hermano D. Juan Barrera con un mimo exquisito. 18 SALUD

Este año, como dato curioso algunos gorriones, símbolo de la humildad y sencillez, se posaban sobre la corona de espinas colocada a los pies de la sagrada efigie. Una vez concluida la procesión, estos pajarillos fueron entregados a varios niños que se encontraban hospitalizados. Tras el Cristo, la Agrupación Musical de la Veracruz de Campillos que le acompañaron con sus marchas de manera magistral. A continuación, la sección infantil de la


CRÓNICA

Virgen y la sección de nazarenos que precedían al trono de María Santísima de la Salud, bellamente engalanada y que este año lucía un elegantísimo exorno floral en tonos rosa claro. La marcha de la procesión transcurrió con seriedad y clima de oración. Punto clave de nuestro recorrido: la Santa Iglesia Catedral donde poder realizar, un año más, estación de penitencia. Comenzaba desde aquí el camino de vuelta, que estuvo acompañado por

numerosos devotos de nuestros sagrados titulares. Magnífica subida del puente de la Aurora, y a escasos metros, nuestra casa que aguardaba con sus puertas abiertas. La recorrida estupenda, tras el rezo de la Salve y gracias a la colaboración de los participantes de la procesión, el salón de tronos se despejó con gran rapidez. Caras de cansancio pero inundadas de alegría por habernos permitido acompañaros un año más. Pero la procesión no terminaba, durante toda la Semana Santa, el salón de tronos permaneció abierto en horario de mañana y tarde, para que todo aquel que quisiese puSALUD 19


CRÓNICA diera visitar a los titulares, todavía en sus tronos. Como anécdota, contaros que la mañana del Lunes Santo recibimos en nuestra casa a la bailaora Sara Baras y a su marido. Nos contó que desde que vio a la Virgen la noche anterior, en su trono, tuvo que acompañarla hasta el encierro, nos dijo: no podía dejar de mirarla. El Viernes Santo y tras el paso del Traslado y la Soledad, procedimos al traslado de vuelta. Un grupo de niños con sus velas precedían al Cristo portado a hombros, después hermanos con velas rezaban delante de las andas de la Virgen, ahora si, una vez ubicados en sus capillas concluía la salida penitencial del año 2016. Ahora nos quedaba esperar a la Resurrección, Cristo vivo entre nosotros.

Con la llegada de Mayo, mes de la Virgen María, El día 1, verbena entorno a la Cruz de Mayo ubicada en la terraza de nuestra casa. Un año más, el engalanamiento de la misma ha sido realizado por Juan Barrera. El 7, esperamos el paso de la Hermandad del Rocío, camino de la aldea almon-

Pasada la intensa Semana Santa, el mes de Abril nos aguardaba con múltiples actos. La mañana del domingo 17 de abril, en la iglesia de san Pablo se llevó a cabo la presentación del precioso y singular cartel del XXV aniversario del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor, obra del pintor José Antonio Jiménez Muñoz. El acto estuvo conducido por Miguel Ángel Vargas Jiménez. La obra fue presentada por el doctor en Historia, José Jiménez Guerrero que describió el trabajo del artista de manera magistral. La Agrupación Musical Vera Cruz de Campillos dedicó gran parte teña con la calle alfombrada. El día 13 saludamos a la Hermandad de Fátima a su paso por nuestra casa. El 21 recibimos a la Virgen de la Trinidad con una magnífica petalada. El 29 acudimos corporativamente a la procesión del Corpus Christi. Triduo a María Santísima de la Salud, los días 28, 30 y 31 de

de su concierto a interpretar varias marchas dedicadas al Santísimo Titular. El día 30, comida de Hermandad en la terraza de nuestra casa, para poder compartir momentos con todos los hermanos participantes en la Salida Penitencial 2016. 20 SALUD


CRÓNICA mayo, en el día de la Santísima Virgen nos volvieron a acompañar nuestros hermanos de Pozuelo de Calatrava, Ciudad Real. El mes de Junio comenzó con los preparativos de la marcha de la Virgen de la Salud. En la mañana del día 4, nuestra Madre era trasladada cuidadosamente y bajo una gran protección, al taller de Álvarez Duarte, autor de la imagen, para su restauración. En la tarde de esta misma jornada, un grupo de hermanos acompañaron a Jesús Cautivo de Estepona en la procesión celebrada en la localidad, además el manto que lució la Virgen que acompañaba al Cautivo portaba el manto primigenio de nuestra Madre de la Salud. El 9 de junio en la parroquia de Santo Domingo, nuestro Hermano Mayor, D. José Carlos Garín hizo entrega del escudo en oro de nuestra corporación a la Virgen de la Soledad de la Congregación con motivo de su coronación canónica. El día 11 de junio, la Hermandad acudió a la coronación y procesión de la Virgen de la Soledad. El día 13 llegaron 13.000 kilos de alimentos procedentes de Cruz Roja, a nuestra casa para su posterior reparto en el barrio de la Trinidad. El día 29 de junio, celebramos en la terraza de nuestra casa, tras la celebración de la eucaristía, el 30 aniversario de la ordenación sacerdotal de D. Juan Chinchilla, coadjutor de la parroquia de San Pablo y sacerdote muy vinculado con nuestra hermandad. En Julio se continúa con la actividad, el sábado día 23 celebramos, un año más, la ya tradicional Cena de los Sentidos con una máxima afluencia de hermanos y amigos que quisieron compartir una magnífica velada. El 26 de julio se firmó el contrato con el artista Ruiz Montes para la elaboración de las cartelas del trono del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor. Esperamos que pronto este proyecto sea una realidad.

En Agosto, el trabajo no cesa. El día 6, la Hermandad, como madrina de la bendición de la imagen de la Virgen de la Aurora de Cañete la Real de Málaga, acompañó con una representación la procesión de la Virgen por las calles de su localidad. Algunos

de nuestros hermanos, participaron de manera activa de la misma, ya que ejercieron de costaleros durante el cortejo procesional. El día 11, un grupo de hermanos se desplazaron hasta el taller del imaginero Luis Álvarez Duarte en Gines, Sevilla, para ver la evolución de la restauración de María Santísima de la Salud, las ganas de que la Virgen volviera a San Pablo estaban presentes y así se lo transmitieron al escultor. Días de Feria en nuestra Casa Hermandad, del 13 al 20 de agosto numerosos hermanos, cofrades y amigos se dieron cita en nuestra acogedora terraza, que en varias ocasiones fue amenizada por la actuación de Vicente Martín, nuestro Kiki acompañado por Miguel Vargas a la guitarra. Días de convivencia y alegría. El grupo Joven de la Hermandad celebró, por segundo año consecutivo, unas jornadas de convivencia en Mollina desde los días 23 al 28 de agosto. Dicha experiencia fue acogida con gran alegría y entusiasmo por parte de los jóvenes y de los organizadores de este fraterno campamento de verano. SALUD 21


CRÓNICA caso de la Hermandad de la Salud. El segundo día con la participación de Dña. María Gracia Díaz Torres, Dña. Magdalena Nieto Álvarez y de D. Juan Antonio Guarnido relataron la vinculación de la asociación Mies con la Hermandad de la Salud y para cerrar el ciclo D. Luis Álvarez Duarte habló de la iconografía de Cristo en su obra. El día 8, por la mañana participamos de la ofrenda floral a la patrona celebrada en la plaza del Obispo y por la tarde, acompañamos corporativamente a Santa María de la Victoria en su procesión. El día 13, víspera de la Exaltación de la Cruz, nos congregamos para celebrar una oración comunitaria a los pies del Santísimo Cristo. El día 14 celebra-

Iniciábamos en Septiembre una nueva etapa repleta de actividades. Todavía nos quedaban momentos bellísimos por vivir. Durante los días 5, 6 y 7 se celebraron distintas conferencias en conmemoración al XXV Aniversario del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor en la sede la Agrupación de Cofradías de Málaga. El primer día, el doctor en Historia D. José Jiménez Guerrero esbozó la historia de la Semana Santa malagueña y en particular el 22 SALUD

ción de la eucaristía en honor al Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor presidida por el director espiritual, D. Manuel Ángel Santiago y por el sacerdote y hermano de la cofradía D. Francisco José Martínez. El 30 de septiembre y para cerrar el ciclo de actos para conmemorar el XXV Aniversario de nuestro Sagrado Titular, celebramos una eucaristía presidida por nuestro director espiritual en la capilla del Cister, sede primigenia de nuestra cofradía. La hermandad del Sepulcro acogió nuestra iniciativa de colocar una placa para recordar nuestra fundación en dicha capilla. Sendas ofrendas florales tanto al Cristo del Gran Amor y a la Nuestra Señora de la Soledad fueron ofrecidas como símbolo del comienzo de nuestra historia.


CRÓNICA

Numerosas han sido las actividades y las experiencias compartidas a lo largo de este último año, siempre con Cristo y su Madre bendita, como centro. Seamos hermandad allá donde nos encontremos, ya que muchos de nosotros no tienen la oportunidad, por causas personales o laborales, de vivir el día a día de la cofradía. Que la fe en el Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor y María Santísima de la Salud sean la luz y el faro de nuestras vidas, siendo capaces de llevar el mensaje de la Buena Nueva, que los hermanos cofrades veamos en nuestra hermandad a la estrella, que en su día guió a los Reyes Magos, la guía que nos conduce a vivir en fraternidad viendo a Cristo en nuestro hermanos

SALUD 23


CRÓNICA XXV ANIVERSARIO

Crónica del xxv aniversario de la bendición de la imagen del stmo. Cristo de la Esperanza en su Gran Amor

MIGUEL ÁNGEL VARGAS JIMÉNEZ Fue un jueves de marzo de 1991, el día 8 concretamente, cuando un pequeño grupo de hermanos de la Salud nos encaminamos emocionados y llenos de expectación hasta Gines, en Sevilla, a la casa del imaginero Luis Álvarez Duarte. En ella nos esperaba la imagen del crucificado que tanto ansiábamos contemplar. El Stmo. Cristo de la Esperanza en su Gran Amor había nacido de un noble árbol bíblico, de un cedro, palabra que procede del término éréz y que significa firmeza. Y así fue. Gracias a la constancia, la ilusión y la firmeza de aquellos pioneros de la Hermandad, el anhelo se tornó en realidad. Y aquel pequeño grupo de elegidos pudo, por fin, contemplar el rostro del Cristo de nuestra devoción, del que a partir de ese día atraparía nuestra mirada y nuestro corazón en un abrazo de Amor y Esperanza. El día 9 de marzo tuvo lugar la presentación de la imagen del Stmo. Cristo de la Esperanza en su Gran Amor al pueblo de Málaga. Fue en el Museo Diocesano de Arte Sacro, que estaba situado en el histórico edificio del Obispado de Málaga. Dicha presentación corrió a cargo del profesor de historia del arte, Juan Antonio Sánchez López, y contó con las intervenciones de Juan Manuel Revidiego SALUD 25


CRÓNICA XXV ANIVERSARIO García, Eduardo Nieto Cruz y Luis Álvarez Duarte. Cerró el acto el Hermano Mayor de la Salud, Francisco Puente Carbó. El profesor Sánchez López concluyó su intervención con estas palabras: En definitiva, una obra para ver, para contemplar, para disfrutar, que hace suya aquella cláusula recogida en un antiguo contrato de hechura del siglo XVII en pleno siglo XX, ya que por la mano maestra del escultor podrá decirse, sin duda, “hágase de tal manera, que parezca viva la escultura”. Dos meses más tarde, el día de la Visitación de la Virgen, el 31 de mayo a las 20.45 h. se celebró una solemne eucaristía en la parroquia de San Pablo, en la que el entonces delegado episcopal de Cofradías y Hermandades, el padre Antonio Ruiz Pérez (q.e.p.d.), bendijo a la Sagrada Imagen. En la ceremonia actuaron como padrinos las hermandades y cofradías del Domingo de Ramos, representadas por sus Hermanos Mayores: Jesús Saborido Sánchez (Pollinica), Juan Quintana Urdiales (Humildad), Adolfo Ruiz Pastor (Cena), Pedro Gallego Sanchís (Prendimiento), Francisco Toledo Gómez (Huerto) y Javier Durán León (Salutación). En este año 2016 hemos conmemorado el XXV Aniversario de aquella bendición, y lo hemos querido celebrar realizando un programa de actos, que arrancaron el 4 de marzo en la Agrupación de

26 SALUD

Cofradías de Semana Santa de Málaga. Nuestro Hermano Mayor, José Carlos Garín Valle presentó el programa de actos organizados. Esa misma tarde fue presentada una exposición fotográfica que recogía los veinticinco años de existencia de la Sagrada Imagen. La presentación fue realizada por su comisaria, Dolores Vargas Jiménez, doctora en Historia del Arte. La Doctora Vargas contó con la colaboración de Miguel A. Vargas Jiménez y Fernando González Martín para la selección y montaje de la misma. Se dio a conocer también en este acto inicial el logotipo de la efeméride, que fue realizado por Fernando González Martín. Finalmente, se presentó una nueva capilla musical que lleva por nombre Salus Infirmorum. El domingo 17 de abril a las 12 h. tuvo lugar en la parroquia de San Pablo, el acto de presentación del cartel conmemorativo del XXV Aniversario de la Bendición de la imagen del Stmo. Cristo de la Esperanza en su Gran Amor, obra del pintor José Antonio Jiménez Muñoz. El acto se inició con un concierto de marchas a cargo de la Agrupación Musical Vera Cruz de Campillos, que acompaña al Cristo de la Esperanza en su Gran Amor cada Domingo de Ramos desde 2010 y que también conmemora su treinta y cinco aniversario fundacional en 2016. Una vez finalizado el concierto el


CRÓNICA XXV ANIVERSARIO Segundo Teniente Hermano Mayor, Miguel A. Vargas Jiménez realizó la presentación del profesor y doctor en Historia José Jiménez Guerrero, que nos dirigió unas bellas palabras en su disertación, que han quedado recogidas en una publicación que ha realizado la Hermandad de la Salud, para dejar constancia de tan importante y emotivo día. Desde estas líneas queremos agradecer a José Antonio Jiménez y José Jiménez la aportación de cada uno de ellos a nuestro patrimonio como Hermandad. Ya en el mes de septiembre, los días 5, 6 y 7 se celebraron unas conferencias en torno al aniversario, que se desarrollaron en la sala capitular de la sede de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga, en el antiguo hospital de San Julián. La primera de ellas fue impartida por el doctor José Jiménez Guerrero, que una vez más quiso colaborar con nuestra Hermandad. El título elegido fue El crucificado de la Esperanza en su Gran Amor. Veinticinco años en la historia de la Semana Santa de Málaga. La segunda fue compartida por tres ponentes: Mari Gracia Díaz Torres, Juan Antonio Guarnido y Maleny Nieto Álvarez, todos ellos hermanos de la Salud y miembros de la asociación pública de fieles Misiones de la Esperanza. Llevó por título MIES y la Hermandad de la Salud. Una vinculación espiritual.

Para cerrar este ciclo pudimos contar con el imaginero de nuestras devociones, Luis Álvarez Duarte. Todo un privilegio poder contar con el autor de nuestra Sagrada Imagen Titular, veinticinco años después de su hechura. La conferencia tuvo por título Mi Cristo Vivo, durante la cual tuvimos la oportunidad de preguntar y escuchar muchas curiosidades y anécdotas en torno a la ejecución de la imagen. Como acto final de esta celebración, la Hermandad ha querido celebrar una eucaristía en la que fue su primera sede canónica, la capilla de la Abadía del Císter. Quisimos que, de alguna forma, se cerraran estos actos conmemorativos de la bendición de nuestro Cristo, precisamente a los pies de la imagen del Cristo del Gran Amor, la imagen a partir de la que nació nuestra Hermandad. Aquel Cristo fue el que animó a Francisco Puente Carbó a organizar una hermandad, junto a unos pocos amigos. La eucaristía fue presidida por nuestro director espiritual, Manuel Ángel Santiago. Al final de la misma vivimos dos momentos especiales. En el primero de ellos, se descubrió una placa que dejaba constancia del nacimiento de la Hermandad de la Salud en aquel lugar. En el texto de la placa reza lo siguiente: En esta capilla conventual del la Abadía del Císter, en torno al Cristo del Gran Amor, nació la Hermandad de la Salud en 1979. 30 de septiembre de 2016. Año de la Misericordia.

SALUD 27


CRÓNICA XXV ANIVERSARIO Especialmente emotiva resultó la ofrenda floral que realizaron al Cristo del Gran Amor tres de los fundadores de la Hermandad de la Salud, Francisco Puente Carbó, Juan Manuel Revidiego García y Mª Gracia Díaz Torres. La hermandad del Sepulcro nos acompañó con una numerosa representación en la eucaristía, hecho que agradecemos desde estas líneas. Unas fotos a los pies del Cristo del Gran Amor y una copa de confraternización en la casa hermandad del Sepulcro, dieron por finalizada la jornada. Muchos fueron los años en los que la Virgen de la Salud salió en

28 SALUD

procesión, mientras la imagen del Cristo de la Esperanza en su Gran Amor, una de las más aplaudidas obras del imaginero hispalense, quedaba en su capilla de la Iglesia de San Pablo. Hasta 1999 tuvimos que esperar para ver procesionado por vez primera al crucificado. Desde entonces sale a las calles de Málaga en su altar itinerante, para ofrecer Esperanza y Amor a cualquiera que se quiera dejar abrazar por su mirada.


Restauración de Mª. Stma. de la SALUD

El proceso de restauración de María Stma. de la Salud DOLORES VARGAS JIMÉNEZ

“Todos los artistas tienen en común la experiencia de la distancia insondable que existe entre la obra de sus manos, por lograda que sea, y la perfección fulgurante de la belleza percibida en el fervor del momento creativo: lo que logran expresar en lo que pintan, esculpen o crean es sólo un tenue reflejo del esplendor que durante unos instantes ha brillado ante los ojos de su espíritu.” Juan Pablo II Desde hacía varios años, la Junta de Gobierno de la Hermandad de la Salud llevaba valorando la posibilidad de someter a una restauración a la imagen titular mariana, la Santísima Virgen de la Salud. El paso del tiempo y el humo y calor de las velas habían dejado huella en el rostro y en las manos de la Sagrada Titular. Por temor a que dichas incidencias en la imagen fueran a mayores y tras ponerse en contacto con el autor de la talla, éste consideró que debía realizarse una serie de trabajos sobre la misma para que volviera a lucir en su máximo esplendor. Una vez aprobado en el Cabildo de Salida y Cuentas celebrado el día 13 de febrero, se decidió que pasada la festividad de la Virgen, el 31 de mayo, todo se preparase para su traslado. Así, el sábado 4 de junio, nuestra Madre fue llevada, con un cuidado extremo, hasta el taller de Luis Álvarez Duarte en Gines, Sevilla para comenzar con la labor de restauración. El informe que transmitió el artista, después de ver con detenimiento a la imagen, era que la Virgen estaba en buen estado, a pesar de los cambios de temperaturas a los que las imágenes suelen estar sometidas en la propias iglesias o en los movimientos que soportan en las distintas salidas penitenciales. La labor de Álvarez Duarte, en esta ocasión ha sido la de limSALUD 31


Restauración de Mª. Stma. de la SALUD policromía, que para él es único y significa mucho en su trayectoria artística. Pero aunque han pasado treinta años y los materiales y los productos han cambiado bastante, el artista sigue utilizando acuarelas inglesas que comenzó a utilizar durante su estancia en Italia y se mostró muy satisfecho por el resultado de los mismos. además el imaginero conserva un archivo donde guarda el color de cada una de sus policromías. Los meses que ha tenido a María Santísima de la Salud en su taller han sido singulares ya que, volver a encontrarse con una talla salida de sus gubias hace tantos años, y que tanta devoción atesora, le ha aportado una gran alegría haberla restaurado y devolverla al culto potenciando aún, si cabe, su belleza. pieza superficial sin tocar la imagen, en ningún momento, con un respeto exquisito. Una vez realizadas las minuciosas labores de limpieza con una capa de estuco y agua osmotizada y un bisturí, con el que iba retirando la suciedad acumulada, de modo especial en el rostro, en el que se temía pudiera estar craquelada la zona de la nariz, por esas finas líneas oscuras que habían aparecido en la imagen, afortunadamente e incluso para sorpresa del propio artista, solo se trataba del humo impregnado. Tras reparar la zona del cuello y la limpieza profunda de las manos, ya que se trataban de las zonas más deterioradas, Álvarez Duarte le ha proporcionado a la imagen una nueva patina, un tono más oscura que la primigenia, aportándole una tez un tono más oscura y con aspecto de antigüedad. También ha subido el color de las mejillas, un sonrosado más vivo, apagado con el paso del tiempo, y le ha sustituido las lágrimas por unas nuevas y unas pestañas más esbeltas que le aportan mayor calidez a la mirada. Además del forrado del candelero de madera y la colocación de nuevas rótulas en los brazos. Un chaleco de cuero realizado a medida protegerá a la imagen a la hora de vestirla. También le han fabricado una peluca, de pelo natural. Álvarez Duarte resalta el modelado de la imagen y la finura de su 32 SALUD

En la mañana del 6 de noviembre fue presentada en la parroquia de san Pablo, en una eucaristía


Restauración de Mª. Stma. de la SALUD

presidida por el padre espiritual de la corporación, D. Manuel Ángel Santiago, donde sus devotos aguardaban expectantes la vuelta a su capilla. La Madre de la Salud apareció en el templo en unas sencillas andas portadas por los cuatro anteriores Hermanos Mayores de la Corporación: D. Francisco Puente Carbó, D. Juan Manuel Revidiego García, D. José Enrique García Martín y D. Miguel Ángel Vargas Jiménez. Álvarez Duarte también asistió a la eucaristía en la que participó emocionado al ver la reacción de todos al contemplar a la bellísima imagen. Tras el solemne besamanos, la Virgen fue colocada en su capilla. Desde ahí Madre, desde tu altar, sigue escuchando nuestras súplicas y continua bendiciéndonos cada día. Madre de la Salud, ruega por nosotros. Dolores Vargas Jiménez Cronista de la Hermandad de la Salud

SALUD 33


OBRA SOCIAL

Grupo Social de la Hermandad MERCEDES VÁZQUEZ PANAO Queridos hermanos: De nuevo a través de esta página nos acercamos a vosotros para informaros de todo lo referente a la labor Social de nuestra Hermandad. Podríamos empezar con una frase de nuestro Papa Francisco: “EL QUE NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR” Pues de eso se trata, de servir al hermano en lo que necesite. Desde el Grupo Social de esta Hermandad tratamos de hacerlo de varias formas. Seguimos repartiendo comida a los más necesitados de nuestro barrio, los miércoles y jueves de 6 a 8 de la tarde. Muchas horas de trabajo, entrega, dedicación y gratuidad hay detrás de esta labor, que realiza de forma constante un grupo de hermanos y hermanas. Sólo en lo que llevamos de año se han repartido la friolera de 45.000 Kg de alimentos de primera necesidad: leche, pasta, arroz, alimentos infantiles,…que nos entrega Cruz Roja Española para su distribución entre las muchas personas necesitadas que se acercan hasta nuestra Casa Hermandad. Acogemos alrededor de 300 familias, aunque no nos limitamos al reparto de alimentos. También pagamos recibos de luz, agua, gafas, libros, ropa,

múltiples necesidades diarias. Porque como también dijo el Papa Francisco: los pobres no pueden esperar. También estamos inmersos desde su origen en la Fundación Corinto, donde colaboramos activamente a través de voluntarios en el economato que esta Fundación gestiona, del que este año 2016 hemos celebrado el V Aniversario fundacional. Tenemos subvencionados este año 97 carnets, que son gestionados a través de nuestra Hermandad. ¿Cómo podemos mantener y aumentar esta ayuda que venimos realizando? Creo que os he hablado siempre de los padrinos, ¿qué son?. Cualquier hermano, amigo, familia o entidad puede ser un padrino, a través de un bono para apadrinar un carnet. Si queréis colaborar solamente necesitas ir a la Casa Hermandad y dar tu nombre, dirección y número de cuenta, la cantidad mensual que quieras y puedas, desde 5 euros hasta donde desees.”Cuantos más padrinos tengamos más familias se verán favorecidas”. Necesitamos muchos padrinos, ya que por desgracia hay muchas familias en peligro de exclusión social y toda ayuda, por pequeña que nos pueda parecer, es necesaria. Participamos de lleno en el muchas de las actividades que se organizan en nuestro barrio de la Trinidad. En verano en los corralones, aportamos una cantidad para los premios del adorno de los mismos y hacemos la ruta de la tapa de los corralones. Este año fuimos 65 personas, entre hermanos y amigos. Ahora en diciembre realizamos una colaboración similar pero con el concurso de Belenes. Os animo a que participéis en alguno de ellas. Además de pasarlo bien se conoce de lleno la realidad del barrio y sus gentes, y esto también les ayuda a promocionar algunas cosas que hacen: SALUD 35


OBRA SOCIAL venden artículos de forja hechos por vecinos del barrio, comidas, manualidades,… Un antiguo proverbio dice:” no le des el pescado, dale una caña y enséñalo a pescar”. Quien quiera participar en la ruta de los Belenes será el día 17 de Diciembre a las 12 de la mañana, llama a la Hermandad y pregunta por Mercedes y te incluyo en el paseo. Y por último os quisiera hablar de los Reyes Magos: Desde hace ya años, repartimos juguetes a los niños del barrio. Los juguetes siempre son aportaciones de las personas que con su generosidad nos los hacen llegar, bien directamente a la Hermandad, o a través de alguna actividad en la que se pedía a los asistentes que aportasen un juguete. Este año más que nunca necesitamos de vuestra

ayuda, así que quien quiera colaborar, estaremos los miércoles y jueves de 6 a 8. Tenemos alrededor de 100 niños esperando un regalo, de 0 a 10 años es el tope que hemos puesto. Creo que estas líneas os dan una idea de la labor con los más necesitados que realizamos desde la Hermandad de la Salud. Espero y deseo que cada vez seamos más fieles al evangelio y hagamos nuestra la frase: Si no tengo Amor de nada sirve lo demás, el Amor por encima de todo y sobre todo a los más necesitados, que son nuestros hermanos que no tienen nada. Un abrazo fuerte y a vuestra disposición

¡¡¡A LA VENTA EN NUESTRA COFRADIA!!!

SALUS INFIRMORUM

LAMINAS PEDRO ALBÍN Conjunto de 5 laminas litografiadas de escenas de nuestra estación de penitencia que son una obra de arte. Estas laminas fueron donadas por el autor para que todo lo recaudado fuera a la obra social de nuestra cofradia. Si quieres los dos productos se hará un descuento. Pregunta en tesorería. 36 SALUD

Este libro de más de cuatrocientas páginas que narra la historia y se describe el patrimonio de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor y María Santísima de la Salud, y va acompañado por un DVD con todas las salidas procesionales y un CD con las marchas dedicadas a los Sagrados Titulares de nuestra Corporación. Todo lo recaudado con este libro es para colaborar con la obra social de la Hermandad.


PRESENTACIÓN CARTEL

Presentación cartel Hermandad de la Salud 13 febrero 2016 – Sábado 20:00 horas

Armando Moreno Y no es bonito poder hacer lo que a uno le gusta y encima que lo halaguen por ello. Muchas Gracias Manolo por tu cariñosa presentación hacia mi persona. Hermano Mayor y Junta de Gobierno de esta Hermandad de la Salud, Gracias, muchas gracias por honrarme eligiéndome para la elaboración y presentación de vuestro cartel de la salida procesional del próximo Domingo de Ramos, y gracias a todos vosotros hermanos de la cofradía, familiares y amigos por honrarme con vuestra presencia. Me siento profundamente emocionado y me siento profundamente agradecido de encontrarme en este atril dispuesto a mostraros mi trabajo, el cual deseo de todo corazón sea del agrado de todos. ¡La luz! Me dijo un amigo al que, y tenéis que perdonarme por ello, enseñé la foto antes incluso de que la viera Fernando en la imprenta. ¡La luz! ¡No! Dije yo: La luz nos permite ver lo tangible, pero no lo esencial. Como dijo el zorro al Principito “sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.”

“ Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no andará en tinieblas sino que tendrá la luz de la vida.”

Yo os voy a pedir que cuando descubramos la escena que con tanto cariño tomé con mi cámara un, efectivamente luminoso, Domingo de Ramos malagueño, la miréis con el corazón. Con el corazón trinitario que os late bajo el pecho y que lo hace de forma tan especial precisamente ese día del año, el Domingo de Ramos. El día de vuestra estación de penitencia. Porque sí así lo hacéis veréis mucho más que capirotes, túnicas, SALUD 37


PRESENTACIÓN CARTEL bóvedas de San Pablo, bambalinas, cera rizá, saya o rostro de Virgen guapa. La más guapa . Si miráis la fotografía con el corazón os reflejaréis en ella, os veréis en ella, porque sois vosotros los que , con vuestro estilo cofrade , con vuestra hermandad , con vuestro trabajo , con vuestra implicación en la parroquia y en el barrio los trescientos sesenta y cinco días del año ( este año que es bisiesto, trescientos sesenta y seis) hacéis posible que un fotógrafo como yo no ponga sólo mi conocimiento técnico, mis ojos, mi experiencia, mis lentes o mi obturador al servicio de sacar una buena foto, sino que hacéis que ponga toda mi alma en ello. Y cuando vi el resultado, lo supe, supe que había fotografiado al Espíritu Santo. Claro, dirá alguno, la luz que entra por el rosetón!

Dios crucificado Segunda Persona de la Santísima Trinidad para los creyentes. Y sólo el que tenga Fe verá que no es incienso lo que flota en el aire malagueño alrededor de vuestra procesión, es la Luz Es el Espíritu Santo.

No! Mirad abajo, mucho más abajo.¡ Mirad los nazarenos, mirad esos rostros sin caras!

Pido al Hermano mayor que se acerque a levantar el lienzo que recubre el cuadro.

¡Sois vosotros!, acabáis de comulgar, lleváis en vosotros al Señor y vais a pasearlo por Málaga en forma de Cristo de la Esperanza en su Gran Amor para los creyentes y los no creyentes y en forma de

¡Ahí estáis! ¡Ahí está vuestra Virgen de la Salud en su trono! Ahí está el barrio que le reza día tras día y le pide por la salud de los suyos y le agradece no estar enfermos o haberse recuperado. Ya sé, ya sé, apenas se le ve la cara. ¡Pues ya sabéis, 366 días tiene dos mil dieciséis para ir a visitarla a su capilla! Perdonad, sé que lo hacéis ,y me consta, era una pequeña broma. La luz, ahora sí, nos permite ver las túnicas de nazareno y los capirotes que cubren los rostros anónimos de la gente del barrio de la Trinidad, de Málaga, de la Hermandad. Son la cofradía. En un segundo nivel , la razón de ésta, los Sagrados Titulares, en este caso nuestro Sagrado Titular Mariano. La santísima Virgen, La Virgen de la Salud. Y en un tercer nivel y ocupando casi la mitad de

38 SALUD


PRESENTACIÓN CARTEL

la foto, las bóvedas de la iglesia. De la iglesia de San Pablo con minúsculas. Pero de la Iglesia Universal con mayúsculas. La Iglesia que nos cobija, nos orienta y de la que formamos parte. Y en el centro de todo la luz. La luz del cielo de Málaga que no quiere esperar más y se salta todos los protocolos y controles para buscar pronto el dulce rostro de la Señora o el dolorido rostro del Señor crucificado que aún en su dolor nos sigue dando esperanza. Hasta el último aliento . Y aún después. Cuando José Carlos Garín me llamo para comunicarme que la cofradía quería una foto mía para anunciar la salida procesional de este año, indepen-

dientemente de la inmensa alegría que inundó mi cuerpo, no tuve la menor duda en elegir este momento para mi fotografía. Porque para mi esta imagen resume el sentir de la Hermandad y me considero un privilegiado por poder vivir con vosotros, año tras año estos momentos de convivencia, y es que como bien sabéis todos los que estáis a esa hora, el Domingo de Ramos en S. Pablo ,allí hay magia y esa magia tiene mucho que ver con la luz que entra por el Rosetón. No, si al final mi amigo va a tener razón. ¡Es la luz!. He dicho. Armando Moreno SALUD 39


PRESENTACIÓN ITINERARIO COPICENTRO

Presentación itinerario Copicentro 10 marzo 2016 – Jueves 20:00 horas

Antonio Santiago Ruiz No he podido olvidarlo a pesar del paso impasible de los años. Esplendorosa despuntabas, altanera y flamenca como las gentes de tu barrio, ostensorio orgulloso, que celosa custodiabas el testimonio de fidelidad mas pura de la vieja ciudad de Malaga. 50 metros acicalados de góticos pináculos, un faro que desde la Trinidad convocaba a la fe de los que un día se fueron pero que en la distancia le siguieron siendo leales. Contaba, el que les habla, con 29 años menos y despertaba en una adolescencia de ansias cofrades. Era Lunes Santo. La aurora de amanecida se reflejaba en la tortuosa senda de callejas, la voz desgarrada de María La Faraona, resquebrajaba las cales de la vieja calle Jara, cuando el sol se desperezaba. Y entonces sucedió… mis retinas se prendaban de unas manos maniatadas ¿tanta majestad y lo llevan preso? Nunca podré arrinconar ese recuerdo porque quedó prendido a lo más profundo de mí ser. Fue entonces cuando supe que me uniría a la multitud para la que Tú, Cautivo, eres luz en la sombra, aliento en el desanimo, esperanza para los corazones enfermos. Fue entonces cuando supe que ese niño, de por vida se rendiría en sumisa lealtad, al señero barrio que llaman de la Trinidad. Sr. Hermano Mayor D. José Carlos Garín Valle. Junta de Gobierno de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor y María Santísima de la Salud.

rio, por el afecto y la devoción con la que cada año ha anunciado a esta ciudad que el itinerario de Copicentro estaba en la calle. Gracias respetado Pedro. Tu palabra siempre enalteció los atriles de nuestra Semana Santa.

Sr. Don Juan Miguel Ferrer Martínez, propietario de Copicentro y familia.

Gracias también a la Hermandad de la Salud por recibirnos en su casa, con total entrega y cariño.

Representaciones de hermandades y cofradías.

No soñáis, no estáis delirando, pocos son los días para que la luna de la primavera campee en el firmamento, suenan compases de cornetas y tambores vibrantes que llaman a un sacrificio eterno, rumores conventuales de túnicas nazarenas, de pisadas hundidas de viejos capataces, sabedores de curvas imposibles, de campanitas de plata que se encaran con palios que nos convocan al rezo. De susurros de rosarios de nazarenos nuevos y viejos.

Sras. y Sres. Malagueños, Trinitarios, Cofrades y Amigos todos. Debo emprender mis palabras dándole las gracias a mi estimado y querido Don Pedro Vica-

SALUD 41


PRESENTACIÓN ITINERARIO COPICENTRO

Y así es, por marzo o por abril, buscando ya las dos décadas de trabajo firme y seguro, la primera cofradía está en la calle, porque Copicentro, al frente de Don Juan Miguel Ferrer y su familia, se encarga cada año de aunar solera y tradición con la tecnología y la vanguardia de su empresa, consiguiendo en el diseño y la maquetación de Alexis Nieto Molina, resultados francamente magníficos. Y este año en el que la Iglesia Católica conmemora el 50 aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II con el Jubileo de la Divina Misericordia, las miras se dirigieron de nuevo al barrio donde la Muy católica Reina Isabel esperó paciente durante el asedio a Málaga. El Arrabal, que se fundaba a merced del privilegio que los Reyes Católicos entregaban a fray Miguel de Córdoba, trinitario del convento de Málaga, con tierras, huertas y viñas para el sostenimiento de la obra, allá por 1487. Y con muy buen criterio y sabiendo cual trinitario corazón tiene mi querida Mari Muñoz, se completa, el delta cofrade de la Parroquia de San Pablo, que anunciara en su portada en 1999 con el Señor de Malaga y en año 2006 con el santo Traslado y la devota imagen de la Virgen de la Soledad. Un recorrido por los diferentes días que se inicia en la inspiración poética del pregón de 1994, de Leopoldo García Sánchez. “Porque no hay torre más alta, Salud, que quien ante ti se humilla” Y que culminará con la resurrección de Cristo y su madre la Reina de los Cielos. 42 SALUD

Una Senda que se completará con la sabiduría cofrade y fotográfica de Luis Manuel Gómez Pozo y en la constancia y fidelidad a nuestra Semana Mayor de Francisco José Pérez Segovia, y que con la ayuda inestimable de Fernando González Martin, nos regalaran estampas que nos emplazarán en Capuchinos donde una advocación que fue Trinitaria antaño, hoy se ampara a la orden franciscana de Santa Clara, cuando canta el gallo, a la Virgen del Dulce Nombre.


PRESENTACIÓN ITINERARIO COPICENTRO Imágenes que plasmarán la ilusión de los cofrades de San Vicente que nos presentan la mofa y el escarnio ante la Humildad y Paciencia del señor en el Humilladero de la Cruz. Por los percheles, en la baja mirada de la Virgen de los tiñosos de Martín Federico, azucena de azabache, que tiñe de luto el puente. En la calle los Negros, donde el Buen Pastor, ha sido sentenciado a pena de crucifixión. Por el camino de los Castillejos, extramuros valientes que se aferran al madero de Jesús el Nazareno.

O asomarse por San Agustín, donde la celestial jardinera, reconfortara con sus lágrimas las Penas de nuestros advenimientos. En el muro de Puerta Nueva, donde la enseñanza de Don Bosco, a gala pasean los hombros salesianos. Retratos de la antigua calle de San Francisco, hoy de Carretería, donde la suntuosidad barroca de la Virgen de Consolación, se reviste de privilegios pontificios. Instantáneas que nos cobijarán en la manquita, en el sacramental abolengo del portentoso Nazareno de los gremios vinateros de Malaga. Esplendores dominicos del convento de las Catalinas. Recrearse en la estampa de la pujanza de un barrio, que subsiste por su Esperanza, ruina sin pudores, frescura de romeros donde se tendían pañales. O al pie de la Cruz del Molinillo, donde los lienzos de cuna ahora, serán mortaja, por San Bartolomé, Piedad de los carteros. Sucumbir en la fotografía de Jesús al pie de la alcazaba, despojo del Dios ajusticiado, Alma, Verdad y Vida en la losa helada de la Abadía de Santa Ana de las Recoletas Bernardas del Císter. Sepulcro para Dios y Cuna para una corporación. Porque es en esta antigua abadía, donde Francisco Puente, iniciaría en 1978 el germen de lo que es hoy la Hermandad de la Salud. Devoción al Cristo del Gran Amor, de Juan Manuel Revidiego, de María Gracia Díaz o de nuestra querida Rafaela Pancorbo. Una hermandad que se haría itinerante, en su lucha constante por presentarse en la calle desde el interior de un templo. Y este año, en el que se cumplen 25 de la bendición de vuestro Cristo, toda Málaga se inundará de Salud, Amor y Esperanza. Los hábitos cistercienses morados o burdeos lo colmarán todo, rosa mística en la Catedral de la Encarnación, madero de vida por la plaza de San pablo, donde se erguirá el Cristo que Duarte quiso revestir de Esperanza. Domingo de palmas trinitario, que las manos distinguidas e ilusionadas de Ana Belén Vázquez han encarnado en la portada del itinerario, con la fastuosa belleza de la Virgen de la Salud. SALUD 43


PRESENTACIÓN ITINERARIO COPICENTRO Como espejo de justicia, la madre de frente y de perfil, de mantilla cobijada o de rasos enmarcada, porque da igual como la mires, se asoma tímida, cada Domingo de Ramos, al dintel del templo parroquial del apóstol de los gentiles, que desde 1986 es su santa casa. Tres cirios encendidos, que bien nos podían recordar a las grandes devociones que se abrigan en esta gótica catedral trinitaria. Sabiamente los matices sonrosados lo envuelven todo. Rosas rosas, que los sedientos de salud le ofrecen, recuerdo a la antífona de la entrada de la misa del cuarto domingo de cuaresma, Laetare Jerusalén. Alégrate Jerusalén, júbilo en la austeridad cuaresmal al vislumbrar en el horizonte la gloria que se va a alcanzar. Porque la Gloria el Domingo de Ramos está en la Calle Trinidad. Y tu barrio será el cielo, rayos de sol y firmamento, Ángeles custodios diademas de luceros. Rosarios de alabanza donde Dios y Malaga se abrazan. Elegancia entre campanillas La gallardía por el puente Altares de fe de rodillas Para saciar el alma de tu gente Compases marineros para tus andares pintureros. Señorita que repartes la virtud Fuente primorosa de salud. Salud rebosa mis palabras, Salud divina gracia, Salud para las almas, Salud para mi Malaga Salud para mi Semana Santa, que a veces de pasión encama. Salud para los claveles Salud para el Gran Amor de su Esperanza. 44 SALUD

Salud para la Trinidad y para los pilares de sus casas. Salud para los que sus voces alzan en defensa absoluta de aquello que les plazca. Salud para los solares y para el cuartel de la calzada. Salud para la fe de a los que a Dios se amparan Salud para los penitentes Salud para su luminaria Salud para los que enferman Y para los que hambre pasan, Salud para el pobre mendigo Salud para los que predican en San pablo la verdad de tu palabra. Salud para los que pasean tu sonrisa inmaculada. Salud para los misioneros Para el sagrario de tus entrañas Asunción gloriosa, señora ataviada de gracia, Madre de Salud cuando camines, en el nombre de Dios, arrasa. Bendita sea tu Pureza Cuando al puente te acercas En altar para el enfermo, Agua santa que refresca No nos desampares Reina de cielos y tierra Luz de nuestras vidas Reina de la Trinidad y Madre nuestra. Muchas gracias. Antonio Santiago Ruiz


LAS CALLES QUE NOS VEN PASAR

Las Calles que nos Ven Pasar

Por Calles Zamorano, Tiro y otras ARTURO FERNÁNDEZ SANMARTÍN Lo que conocemos como barrio de la Trinidad, ya se escribió en este Boletín en el artículo que dio comienzo a esta saga que se originó como arrabal extramuros de la ciudad durante la Edad Media. También se dio cuenta en su momento de que el nombre es debido al asentamiento de la Orden Trinitaria en el convento cuyo término aún subsiste en la coronación de la Calzada de su nombre. Acotar el barrio no se intentó, y aún hoy se hace difícil la empresa. Por el Sur no tiene engaño, la Trinidad está limitado por la calle Mármoles, pues en su acera de los impares comienza ya el Perchel, que fue partido en dos por la Avenida de Andalucía, llegando más allá del Carmen. Por el Este tampoco hay confusión posible, la Trinidad está limitado por el río, el maltratado Guadalmedina que sigue esperando una mejor lograda ordenación del cauce y del caudal, que lo tiene. También por el Oeste se puede acotar el barrio, marcando la antigua calle Tacón su límite, calle que después sería Acera del Campillo y luego ya, Ciudad de Barcelona. Claro que si el convento que da nombre al barrio quedaba más allá, parece obligado extender el barrio hasta ambos lados de la susodicha Calzada, incluyendo pues parte de la calle de Bailén y algunas transversales.

Ventura Rodríguez?, ¿por qué no hasta La Regente? La Hermandad de la Salud es trinitaria desde su fundación, indiscutiblemente trinitaria, radicada en San Pablo, establecida su casa en la calle Trinidad ya dando al río, trinitaria su historia y trinitaria su dedicación. Cuando el sol del Domingo de Ramos calienta las espaldas de los centenares de criaturas que abarrotan la Plaza, donde las ocho washingtonias apenas aportan sombra a dos docenas de bienaventurados, la Trinidad se muestra orgullosa, pues la primera de sus cofradías en pasar el Puente de la Aurora cada Semana Santa, está en la calle. Y nada más estirarse los primeros tramos de nazarenos del Señor, la cabeza de procesión dobla a la izquierda, tomando un corto trecho de la calle Zamorano. Ahí es nada.

Donde la Trinidad se hace más difuso en sus confines es en el Norte, pues a partir de la calle Trinidad misma, el trazado y la propia esencia del barrio se desdibujan a lo largo de las calles Malasaña, Don Juan de Austria y Sevilla. ¿Llega la Trinidad hasta San Quintín o hasta SALUD 45


LAS CALLES QUE NOS VEN PASAR

La Trinidad está vertebrada por la calle que toma su nombre del barrio, seccionada por dos calles de fuste y poderío trinitario –Jaboneros y Carrily ajustada por el Sur por dos calles esenciales de la biología trinitaria: Jara y Zamorano. Zamorano es la calle de los corralones decimonónicos que llegaron bien poblados hasta la segunda mitad del siglo veinte. Corralones que no podemos recordar sin estremecimiento, por las condiciones en que tantas familias sobrevivían en ellos, en situaciones de hacinamiento y penuria felizmente superadas. Los corralones de la calle Zamorano eran, en la Málaga de los sesenta, una pervivencia vergonzosa, cuando ya varios centenares de miles de malagueños tenían viviendas decorosas, con dormitorios separados, cocinas privadas y cuartos de baño en condiciones. Si hay lado positivo, es que la vida en los corralones era por lo general más compartida, solidaria y humana, resultante de la necesidad de compartir espacios y servicios; las de los corralones sí que eran verdaderas comunidades vecinales. Poco tramo de la calle Zamorano recorre la Salud en la tarde del Domingo más hermoso del año, pues al poco de enfilarla, la calle se termina llegando a Tiro. Cuentan que Rodrigo Zamorano fue matemático 46 SALUD

y cosmógrafo al servicio de Felipe II, uno de los principales científicos a su servicio; natural de Medina de Ríoseco, falleció en Sevilla, donde fue Piloto Mayor de la Casa de Contratación. Importante personaje en su época, no extraña que el Consistorio malagueño le dedicase una calle en la ciudad. Hemos recorrido la calle Zamorano en los años sesenta, cuando la Trinidad era un hervidero y las casas estaban repletas de gentes nacidas unas en el barrio, llegadas otras de los pueblos en busca de porvenir, no siempre encontrado. La Trinidad tenía Feria propia, y sus gentes madrugaban cada día para desparramarse por toda la ciudad en las más diversas colocaciones. El Señor de la Esperanza alcanza en su trono dorado refulgente a los sones campilleros el final de Zamorano cuando el palio está aún dentro de San Pablo y va embocando el encuadre del neogótigo parroquial. Los portadores se ajustan los capillos y el público acompasa con los pies los sones de los tambores que, cuando el palio se ajusta a la portada, ya están atronando calle Tiro. Tiro va de Mármoles a Trinidad, con angosturas por las que alguna vez discurrieron los tronos de la cofradía en el regreso a San Pablo. Es transversal de menos renombre trinitario que Carril –dónde va a parar- o Jaboneros, pero su razón histórica es imponente. Debe su nombre a justificación del propio origen de Málaga.


LAS CALLES QUE NOS VEN PASAR Por la calle San Pablo hemos visto encogerse a la cofradía algunos años, para salir por ella a calle Trinidad. La ordenación viaria permitió acertar con un trayecto más natural y menos aparatoso, y la revuelta por Zamorano y Tiro, además de hacer barrio, prepara al cortejo para la apoteosis de la calle Trinidad y el pasillo de Natera, donde tanta gente la arropa con el cariño que la cofradía sabe concitar. Así que entre evocaciones de la historia Antigua y de la Moderna, Tiro y Zamorano, la Salud se estira hasta alcanzar su desarrollo pleno de cofradía en la calle. Calles que retienen vida bullente de la que antaño caracterizaba al barrio, calles que saben de jolgorio y de miseria, de abandono y de esperanza, de soledad y de injusticia. Las calles que ven pasar al Señor de la Esperanza y a la Madre de la Salud, ven a diario pasar al niño que no vive con su madre junto al que va a la escuela ilusionado, a la anciana enferma y desasistida acompañada de la vecina que le compra las medicinas y la consuela, al joven desesperado sin futuro hablando con el que no se resigna a un destino implacable, al padre harto de no encontrar trabajo, al vecino que va a la iglesia a reiterar la imploración a Jesucristo. Y por esas calles pasa la cofradía derramando consuelo, derramando esperanza, haciéndose instrumento de misericordia, sabiendo que la obra social que se practica nunca termina de ser suficiente.

Tiro fue ciudad importante de la Fenicia, y como fenicios fueron quienes fundaron la ciudad, el Ayuntamiento consideró que algunos habitantes de Tiro se asentarían en Málaga, así que cómo no ponerle calle. Hoy fenicia es territorio libanés, y Tiro es zona arqueológica integrada en la ciudad de Sour. Y en Málaga calle trinitaria por la que pasa la Salud de salida. San Pablo está ceñida por la calle del mismo nombre y por el pasaje de María la Faraona, a quien tan sentidamente veíamos cantar al Cautivo el Lunes a las primeras horas, cuando se le trasladaba al tinglado que se montaba en una transversal de calle Sevilla; María, con su moño inconfundible, cantaba desde el corazón. SALUD 47


VIVENCIAS

Un Domingo de Ramos en San Pablo

JAVIER CEBREROS

El Domingo de Ramos de ese año, amenazaba lluvia. En Semana Santa, es cuando los cofrades miran más hacia el cielo, entrelazando las plegarias y los deseos de que se abra el cielo para sacar a sus cristos y sus vírgenes a la calle. Es la sensación del querer terminar, lo que vengo a denominar, el “año cofrade”, ese año en el que se ha estado trabajando, desde que termina la procesión del año anterior. Ese itinerario que va desde que el mayordomo de trono da los últimos toques de campana y los tronos descansan en el suelo del templo trinitario, hasta que la Cruz Guía, atraviesa el dintel de San Pablo. Ha pasado un año, el cofrade, cuenta el año por días y no por meses. Días de limpiar, días de ordenar, días de liturgia, días de oración, días de reparto de túnicas, días de tallaje de hombres de trono, días de emoción, días de cabildo, días de nervios, días de presentaciones, días de cuaresma y el día de la procesión. Esa sinfonía que es el día a día de una cofradía, compuesta por hermanos, se interpreta el Domingo de Ramos, cuando en la Iglesia de San Pablo se abren las puertas y no cabe nadie en la plaza, Málaga se convierte en un teatro, donde no hay telón, si fin de un acto y comienzo del siguiente, así día a día. Sí, me considero un privilegiado, porque en Semana Santa estoy a pie de calle, haciendo fotos y creo que son más las emociones que he podido vivir, que las que he podido captar y publicar,

dentro de San Pablo antes y durante la salida de ese Cristo de la Esperanza en su Gran Amor y María Santísima de la Salud. La Misa de Nazarenos, es distinta, suenan guitarras y cantos que invitan a la oración, ya se sabe “el que canta reza dos veces”, Málaga es barroca, pero también no olvida su origen de Misionero de la Esperanza, lo que da esa impronta a esta Hermandad. Y de Iglesia Joven que sale vestida de nazarena por las calles de Málaga. Reconozco que lo intento, procuro no molestar, pero mi espíritu me dice que tengo que captar lo que se vive en San Pablo desde todos los puntos de vista como sea posible y creedme que este año, ha sido un regalo del cielo, el poder meterme debajo de la mesa del recién dorado trono del Cristo y por un agujero, por donde los hombres del submarino ven los pies de su Cristo, yo he podido SALUD 49


VIVENCIAS

contadas ocasiones, pero en esos momentos, me siento un nazareno más. Y es bueno que nos pasen esas cosas, para recordarnos que ciertamente la Virgen de la Salud es la Madre de ese Cristo majestuoso y también nuestra madre, una madre que vela por nosotros, y esa sensibilidad colectiva, es prueba de ello.

fotografiarlo, no me he colado, he pedido permiso, porque son lugares donde se va a trabajar, a sudar, a sufrir voluntariamente, en definitiva a ser anónimos hombres de trono y yo he podido entrar en ese pequeño santuario, que es el submarino. Hay un momento, que me ponen los vellos de punta, se me saltan las lágrimas y esa barrera que te hace a veces invulnerable a lo que estás retratando, se rompe, es inevitable, la sensibilidad a flor de piel de estos hermanos y hermanas, se contagia, me pasa en 50 SALUD

Varios toques campana de atención, dos toques, los hombres de trono se aferran al varal, un toque y se levantan los dos tronos a la vez, suena la “Santa María de la Salud”, y toda esa emoción contenida se convierte en lágrimas y al abrazos, cuando los dos tronos vuelven a descansar suavemente en el suelo de ésta iglesia, corazón del Barrio de la Trinidad. Hombres de tronos con sus bebés en brazos vestidos de nazareno, meciendo a su Virgen y a su Cristo. Un gesto de hermandad. Aquí no hay diferencias, aquí son todos iguales. Porque la Virgen de la Salud y su Hijo no hace distinciones de clases, y escucha a quien le pide. Me comentan varias anécdotas en la que se constata que es milagrosa, que bajo su manto lleva muchas peticiones, Salud de los Enfermos. No podía ser de otra manera. Y la procesión echa a andar, la Cruz Guía camina


VIVENCIAS

especial este año. Yo también le he pedido por mis padres. Por mi padre, en cama y por mi madre que no se despega de su lado. Un día y otro día y una estampita de la Virgen de la Salud en el cabecero de su cama, nunca hay que perder la esperanza en su gran amor.

despacito, muchos niños, la morralla que por aquí por Málaga llamamos a esa escuela cofrade. Me llama la atención una anciana, a la que le han dejado una primera fila en la calle y que sostiene una estampa de la Virgen, sólo ella sabe lo que pasa por su cabeza en ese momento, pero sus arrugadas manos, se aferran a la estampita. Como varios casos de familiares y amigos que llevan esa estampita a un enfermo mejora. La fe mueve montañas. Y la procesión transcurre y yo sigo haciendo fotos, el cielo de ese Domingo de Ramos se abrió y el dorado del trono de Cristo luce de una manera

Recuerdo, cuando me llevaban a la Plaza de San Pablo a ver “La Salud” “la que sacan de rodillas”, una Virgen guapa, a la que se que también pidieron por mí cuando yo lo necesité. Por eso tengo que intentar no faltar, a la cita con la Virgen de la Salud y su Hijo crucificado. Unos años como fotógrafo aficionado, otras cubriendo la salida para un medio de comunicación, para revistas, da igual, lo importante es verla y encomendarte a esa Virgen y rezarle un Padre Nuestro a su Hijo. Y pasaron los días, los meses. Era un día cualquiera, cuando entré en San Pablo y vi a una chica que no llegaba a los treinta, embarazada y que miraba fijamente a la Virgen. Si, será un niño y le pondrá Jesús y pasará por ir con la morralla, de nazareno de vela, de cabeza de varal y un año le tocará dar los toques de campana, para mecer los tronos a los sones de “Santa María de la Salud”, un Domingo de Ramos en el interior de San Pablo.

SALUD 51


VIVENCIAS

Un Paso al Frente Este Domingo de Ramos va a ser diferente a todos los que he vivido hasta entonces. No es que haya realizado un curso intensivo de astrología por correspondencia ni que me haya comprado una bola de cristal. Esta Semana Santa, después de más años de los que mi autoestima está dispuesta admitir, veré desde afuera cómo se abren las puertas de San Pablo. El primer soplo de aire fresco de la tarde ya no se filtrará por los ojales del capillo, ni volveré a intercambiar abrazos al sincero deseo de “suerte” al término de la eucaristía más sentida de la primavera.

DANIEL ORTIZ

media vida. Literalmente. Demasiados para mi espalda y más aún para mis rodillas. Lejos de lamentarlo, te aseguro que me siento afortunado por colgar el capillo tan ‘pronto’. Nunca he creído en edades de jubilación prestablecidas, pero tampoco en acumular años de servicio como el que colecciona sellos. Dejar paso siempre es más grato cuando la iniciativa parte de uno mismo y no hay mayor privilegio

Este Domingo de Ramos ya no lo viviré bajo el varal y, si te soy sincero, ya no recuerdo cómo es eso de ver ‘mi’ procesión como un mero espectador. Hace un par de décadas hubiera jurado que esta situación me enviaría directo al hospital con un ataque de ansiedad, pero es paz todo lo que me llena llegado este momento. Tengo 34 años y he sido hombre de trono dieciocho de ellos. Más de

SALUD 53


VIVENCIAS que el de poder elegir. Y yo (tonto de mí, pensarás) me siento pleno al hacerlo inmediatamente después de la mejor salida procesional que recuerdo, porque mi Cristo y mi cofradía no se merecen otra cosa que no sea la entrega máxima durante la estación de penitencia. Esa que mi espalda y mis rodillas no pueden ya garantizarme desde el puesto que he ocupado hasta el pasado año en el cortejo. Ahora bien, no pienso recoger mis pertenencias en una caja de cartón y dejar atrás la puerta de la casa de hermandad. No señor, es tan solo un hasta pronto. No estoy dispuesto a dar un paso a un lado, ni mucho menos un paso atrás. A partir del próximo año -este Domingo de Ramos le voy a enseñar a Lucía cómo camina Dios sobre la tierra- pienso dar un paso al frente para llenar de luz cada paso del crucificado. Lo he decidido: guardaré cola para hacerme el capirote y seré el nazareno más feliz de la sección, aunque la presencia de un tipo de 1,84 (más capirote) genere alguna risa malévola alrededor. No hay palabras para explicar todo lo que me llevo de mis años con un capillo morado y, por eso, te pido que apures a sorbos cortitos todo lo que te dé este Domingo de Ramos. Llénate de gozo para, llegado el momento, permitir que sean otros quienes lo disfruten tanto como tú lo has hecho. No hagas planes. Deja que sea tu propia alma la que te diga que el momento de cambiar de lugar ha llegado. Entonces, no tengas miedo por volver a vivir la procesión con la ilusión del nazareno, dignificando ese bendito camino con el candor de la vela. No importa si tardas en llegar, en la sección de velas te estaré esperando.

54 SALUD


VIVENCIAS

SALUD 55


Boletin 2016 Hermandad Salud (Málaga)  

Boletín oficial d el Hermanad del Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor y María Santísima de la Salud (Málaga)

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you