Page 1


Ante la declaración de la Semana Santa de Murcia como FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO INTERNACIONAL por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio el día 5 de abril de 2011, la Hermandad de Esclavos de Ntro. Padre Jesús del Rescate y María Santísima de la Esperanza se congratula de tan alto reconocimiento, al formar parte de ella esta Hermandad con su desfile el Martes Santo, la Procesión de la Esclavitud. El Hermano Mayor y la Junta de Gobierno expresan su agradecimiento a la gran labor desarrollada por el Real y Muy Ilustre Cabildo Superior de Cofradías de esta capital, y a la Comisión de trabajo creada expresamente para este cometido, cuyo trabajo ha permitido la concesión de tan alta consideración. ¡Enhorabuena a todos los Nazarenos Murcianos!

03 Rescate


Exaltar la cruz y levantarla con fe

Murcia 2011 Queridos hermanos cofrades, Levantamos la vista y, como Moisés en el Horeb, vislumbramos el tiempo de Cuaresma, una etapa muy intensa en la vida de nuestra Diócesis de Cartagena, por todo lo que supone de movimiento en las diversas Hermandades y Cofradías, preparando la Semana Santa y las procesiones pasionarias y de Resurrección. Me es conocida la actividad que desarrolláis y los preparativos de todo tipo, para que la liturgia y la procesión sean una verdadera manifestación de la fe de los cristianos. Con mis palabras os animo a todos a vivir estos momentos con serenidad y que busquéis la gloria de Dios. La Iglesia de Cartagena valora vuestra tarea evangelizadora, como Hermandades y Cofradías, consciente de las diversas manifestaciones del misterio de la fe, presentes en todos los rincones de la Diócesis. En cada

Rescate 04

pueblo se vive estos acontecimientos con mucha fuerza yeso no deja de ser un hermoso tesoro. En el Plan de Pastoral de la Diócesis de Cartagena he resaltado la especial participación que tienen las Hermandades y Cofradías para el primer anuncio de la fe, hoy os pido lo que os dije en Caravaca de la Cruz: os sigo necesitando para anunciar a Cristo, para llevar la Palabra de Dios a cada casa, a cada experiencia de vida. Vuestras imágenes nos hacen encontrarnos cara a cara con el Señor, pero sobre todo, nos recuerdan la importancia de vivir en el amor, especialmente cuando vemos la Cruz de Nuestro Señor Jesucristo. Os animo a exaltar la cruz, a levantarla sobre lo alto, de modo que todo el mundo la mire con fe y se salve. Todavía impresiona la contundencia de las palabras de Jesús, al referirse a su muerte: "Y yo cuando sea elevado de la tierra, atraeré a todos hacia mi"! Y añade el evangelista: "Esto lo decía indicando de qué muerte había de morir"»


El Papa Benedicto XVI resume brevemente un aspecto esencial de la centralidad de Cristo en nuestras vidas, cosa que os recomiendo encarecidamente: "El evangelista Juan nos recuerda que el único "signo" es Jesús elevado en la cruz:

Jesucristo es el gran signo del amor de Dios que muestra su perdón y reconciliación para con todos los hombres. La Cruz no es una señal de desgracia, de muerte para el cristiano, la Iglesia ha cantado y canta a la cruz como signo de victoria y de triunfo. El amor de Cristo vence sobre todos los odios, rencores, venganzas y crímenes de los hombres. Es un amor que sana, libera, purifica, rescata y pacífica. Es un amor eterno e infalible. Es un amor humano y divino, capaz de elevarnos con Él a lo más alto de la gloria. Os ruego a todos los cofrades que os hagáis un nuevo planteamiento de vuestra pertenencia a las HH y CC, que purifiquéis hasta las más intimas intenciones y viváis siempre con el gozo de pertenecer a Cristo, Señor de la Vida. Ahora que estamos en tiempo propicio os invito a salir de las rutinas, de la superficialidad y de la preocupación exclusiva por lo externo; que prestéis atención al estilo del Señor, que se mantuvo en la verdad, en la humildad y en la obediencia a los mandamientos del Padre. Todo cristiano está llamado a comprender, vivir y testimoniar con su existencia la gloria del Crucificado. La cruz - la entrega de sí mismo del Hijo de Dios - es, en definitiva, el "signo" por excelencia que se nos ha dado para comprender la verdad del hombre y la verdad de Dios: todos hemos sido creados y redimidos por un Dios que por amor inmoló a su Hijo único. Por eso, en la cruz "se realiza ese ponerse Dios contra sí mismo, al entregarse para dar nueva vida al hombre y salvarlo: esto es amor en su forma más radical".

Jesús muerto y resucitado es el signo absolutamente suficiente. En él podemos comprender la verdad de la vida y obtener la salvación. Este es el anuncio central de la Iglesia, que no cambia a lo largo de los siglos. Por tanto, la fe cristiana no es ideología, sino encuentro personal con Cristo crucificado y resucitado. De esta experiencia, que es individual y comunitaria, surge un nuevo modo de pensar y de actuar: como testimonian los santos, nace una existencia marcada por el amor'». Os encomiendo a la maternidad de la Santísima Virgen María, que en este tiempo la invocaremos con muchas advocaciones: Piedad, Caridad, Dolores, Angustias, Amargura, Misericordia ... en ella estarán puestas tantas miradas de petición y súplica de la gente que está pasándolo mal, que os debéis sentir orgullosos de acercarles su imagen, pero, a la vez, responsables para que a nadie le falte su auxilio. Ánimo, amigos, preparad una Semana Santa donde vosotros mismos estéis implicados en la propia conversión del corazón y no olvidéis estas palabras del Papa: "¡No tengáis miedo de Cristo! Él no quita nada, y lo da todo. Quien se da a él, recibe el ciento por uno. Sí, abrid, abrid de par en par las puertas a Cristo, y encontraréis la verdadera vida"» Que Dios os bendiga y os conceda la Paz,

José Manuel Lorca Planes Obispo de Cartagena (1) Jn 12,32 (2) Jn 12,33 (3) Benedicto XVI. Homilía en la Visita Pastoral a la parroquia romana de Dios, Padre misericordioso. 26 - 3 - 2006

05 Rescate


La fe de los Hermanos Esclavos La Asociación de Esclavos tiene la feliz responsabilidad de protagonizar uno de los actos más multitudinarios y emotivos de la Semana Santa: el besapié a su titular, a Nuestro Padre Jesús del Rescate, una bella talla que provoca la formación de la tan tradicional como extensa fila de devotos que aguardan para honrar al Señor, para agradecerle alguna gracia obtenida. La fe de los hermanos Esclavos, el cuidado que ponéis en cuantas actividades organiza la institución a lo largo del año, es un ejemplo a seguir por todas las cofradías. Este año, además, celebro el impulso que el Obispado de Cartagena ha dado al proceso de canonización del sacerdote Juan Bernal, a quien costó la vida su dedicación inquebrantable a los enfermos, a los que sufrían.

La Procesión de la Esclavitud junto a la Esperanza que inunda cada Martes Santo el itinerario nazareno murciano evidencia, por sus características propias y excepcionales en el panorama cofradiero, la riqueza y variedad de nuestras procesiones. Y si enorme es la devoción a Jesús en su besapié, no menos intenso es el fervor que despierta al caminar por las calles cuando se acerca la madrugada junto a su madre, la Virgen de la Esperanza, que sufre ante la humillación que padece su hijo.

Rescate 06

Tengo la suerte de conocer en profundidad los sentimientos, la dedicación y el fervor de nuestras cofradías ya que, como Alcalde y nazareno, he compartido durante años sus itinerarios, sus vivencias, sus actos litúrgicos y sociales. El frío de las húmedas noches, el calor de las espléndidas mañanas primaverales, la zozobra y la inquietud que provoca la lluvia o su amenaza, la alegría y la emotividad de los encuentros y las recogidas, el cansancio.... terminando la procesión con los pies doloridos al igual que cualquier penitente o estante..., la ilusión, la fe, el cariño a Cristo, a Nuestro padre Jesús del Rescate y a su Santísima Madre, Nuestra Señora de la Esperanza.

Os animo a todos para que continuéis velando por mantener la tradición de nuestra fe y el cariño y devoción a María Santísima de la Esperanza. Miguel Ángel Cámara Botía Alcalde de Murcia


Primer viernes de marzo

No es un día cualquiera. Desde hace decenas de años la imagen del Cristo del Rescate es centro, imán de encuentro, de hombres, mujeres, jóvenes y niños que acuden al “Besapié”. Es imán de amor y de fe sencilla y firme, que atrae para mitigar penas y sufrimientos y alentar más su fe. Es faro que ilumina sus vidas. Es maestro y es amigo. La Iglesia de San Juan Bautista de Murcia acoge a miles de cristianos, hasta treinta mil algunos años. Hay impaciencia de horas haciendo cola con murmullo de plegaria intima, recogimiento y piedad. Es tiempo cargado de esperanza. Una vez más a ver y besar el Cristo, los pies desnudos de quien recorrió los caminos de Palestina para encontrase con todos los hombres. Veían en Jesús la persona veraz y cercana y ansiaban oírle y tocarle. Es la historia pasada que se hace presente. Dios es el centro de la historia. Y Jesús la Palabra del Padre. En el altar se realiza el “encuentro”. Es un momento especial e íntimo donde se cruzan las miradas. Hay un beso de amor que deposita la oración. La angustia, la promesa, la acción de gracias, el ruego… Y así uno tras otro. La mirada de Jesús es serena y bondadosa que trasmite paz. Por eso ha merecido la larga espera. Para muchos este gesto del besapié crea interrogantes: ¿por qué?, ¿para qué?, ¿es simple religiosidad envuelta en la rutina desfasada y con falta de compromiso cristiano?, ¿flor de un día?... Hay una bella página en el libro “La música de lo cotidiano” de Federico Elorriaga que puede iluminar estos interrogantes: “somos, quizá, como una bandada de pájaros que revolotea, enloquecida y absurda, dentro de una gran red, red de las cosas cotidianas apremiantes, urgentes, estresantes… ¿Quién romperá la red?, ¿quién será capaza de abrirnos un agujero a la libertad,

al viento de Dios?... Jesús es para nosotros el pájaro que rompió la red de lo cotidiano y fue capaz de poner en la masa insípida su levadura, su sal: y lo cotidiano se hizo masa esponjosa, apetitosa, “sabrosa”. En el Evangelio, leemos y meditamos cómo Jesús, el Hijo de Dios, el carpintero de Nazaret, se encuentra, mira y llama al hombre en su propia realidad a Pedro y demás discípulos, el joven rico, la viuda de Naím, Zaqueo, la mujer adúltera, María Magdalena, leprosos, ciegos, paralíticos… Todos ellos fueron testigos y experimentaron la fuerza de su mirada y el calor de su cercanía. Jesús es la felicidad del hombre. Quien deja entrar a Cristo en la propia vida no pierde nada, al contrario, la enriquece y la hace libre y bella, Benedicto XVI, recordaba a los jóvenes: “El encuentro con Jesucristo os permitirá gustar interiormente la alegría de su presencia viva y vivificante, para testimoniarla después en vuestro entorno”. El primer viernes de marzo concluye, ¿solo besapié?. Lo ha llenado el amor, el sacrificio, la limosna. Multitud de penitentes han llorado y confesado sus pecados. La comunión nos ha unido más a Cristo y a los hermanos. La Eucaristía, celebrada cada hora, ha sido la gran sinfonía de acción de gracias. Y al cerrarse las puertas el Cristo del Rescate se queda y se viene con nosotros. Ese es el gran misterio y la paradoja cristiana. Nos espera cada día para mirarnos, hablarnos y escucharnos. Los buenos cristianos, sus amigos, le decimos: hasta pronto, cuenta conmigo, sé que te necesito y me necesitas. Me llevo en el corazón estas bellas palabras para hacerlas vida: “Si quieres hablar amor en cualquier parte, llévalo contigo”. “No vemos las cosas como son, sino como somos nosotros”. Rvdo. D. Juan Valverde Aranda Párroco de la Iglesia de San Juan Bautista Consiliario de la Hermandad

07 Rescate


Las Cofradías, misión evangelizadora de la iglesia. Nuevamente nos encontramos ante una nueva publicación realizada por la Cofradía de la Hermandad de Esclavos de N.P. Jesús del Rescate, por lo que quiero en primer lugar, expresar mi felicitación a la Junta de Gobierno de la Cofradía, por esta magnífica iniciativa tomada en su día, que hoy ve, una nueva publicación, poniendo de manifiesto una gran ilusión, por buscar los medios, para difundir, todo tipo de noticias nazarenas, que tanta expectación suscitan entre nuestros cofrades. Nuevamente, nos vemos abocados a la Semana Santa. Nuestras Cofradías volverán a tomar las calles de Murcia, para representar, ante miles de personas, la Pasión, Muerte y Resurrección de Ntro. Señor. Aprovechemos de nuevo, esta ocasión que se nos brinda, para cumplir con la misión evangelizadora que la Iglesia nos tiene asignada, pero no nos quedemos solamente en eso, intentemos desde nuestras juntas de gobierno, ampliar esta misión hacia la familia, y hacia la juventud, sectores que entiendo debemos de trabajar necesariamente, en estos momentos que vivimos tan importantes y tan difíciles, en los que se intenta, causar gran daño sobre todo a

las familias, al tiempo que se potencia un gran confusionismo de ideas entre los jóvenes, para alejarlos de nuestra Iglesia, pues de esta manera, nos sentiremos plenamente satisfechos, y os garantizo, que seremos recompensados espiritualmente. Quisiera antes de terminar este breve articulo dedicar unas palabras a Nuestra Señora de la Esperanza, talla de merecida fama en nuestra ciudad, por su devoción y belleza, que todos los Martes Santos, podemos contemplar a su paso, por las calles de nuestra ciudad. La ESPERANZA, es un sentimiento que convive con nosotros, es propia de la persona humana, pues a diario, nos equivocamos, no somos perfectos, no podemos conocer el porvenir. Sin embargo María es nuestra esperanza, la que nos guía a Jesús, que nos ha dado en el pesebre. No obliga, nos muestra el camino, respeta nuestra libertad y nos ilumina. Aprovechemos, pues, esta luz y este calor, que María, nuestra Madre nos da, para llenarnos de optimismo y esperanza, dejémonos guiar por ella y nunca nos sentiremos vacíos, ya que ella, es fuente inagotable de ilusiones y proyectos. Antonio Ayuso Márquez

Pesidente del Real y Muy Ilustre Cabildo Superior de Cofradías de Murcia

Rescate 08


El Milagro del Rescate Fue en el año 1941, cuando un grupo de fieles decididos a crear una Hermandad en Murcia, a imagen y semejanza de la del “Cristo de Medinaceli” de Madrid, emprendieron viaje a la capital del reino, con objeto de empaparse bien de la organización y saber hacer, de la Archicofradía Primaria de la Real e Iltre. Esclavitud de N.P. Jesús Nazareno. No cabe duda que tomaron buena nota, pues pocos años más tarde, en 1946, se creó oficialmente la Hermandad de Esclavos de N.P. Jesús del Rescate de Murcia.

atónitos los piratas argelinos, como la madera de la que estaba hecha la Imagen, no era consumida por el mismo. Dos hermanos, Pedro y Andrés de Medina, que en aquellos momentos se encontraban en Argel, con la intención de liberar a una hermana suya, igualmente raptada por los piratas, se enteraron de los milagrosos acontecimientos ocurridos con el Cristo, por lo que mostraron su intención al jefe pirata, de pagar precio por la Imagen para rescatarla.

El pirata argelino, convencido de realizar un excelente negocio, y apreciando el considerable peso de la Imagen, ofreció a los hermanos Medina, que el rescate vendría dado por el peso del Cristo en monedas de plata. Una vez colocado el Cristo en la balanza, nuevamente se obró el milagro, cuando el fiel se equilibró justamente cuando Pero no solo esta Imagen, fue cayeron treinta monedas de rescatada de las manos moras. "Lienzo del Cristo del Rescate de Valencia" plata, ni una más y ni una Siglo XVII Existe otra Imagen llamada menos. Sorprendidos por lo Palacio de los Marqueses de Huarte. Tudela popularmente por los valencianos ocurrido, los piratas coloraron “Cristo del Rescate” de la que nos habla la Cátedra una y otra vez el Cristo sobre la balanza, y ocurría de Patrimonio y Arte Navarro de la Universidad de siempre lo mismo, al llegar la última moneda de las Navarra, en donde se narran unos acontecimientos treinta, el fiel de la balanza se equilibraba. Por lo que ciertamente milagrosos. el pirata, muy a su pesar, tuvo que entregar la Imagen a los hermanos Medina que embarcaron rumbo a Se trata de un Cristo que actualmente está en la Valencia. parroquia de San Esteban en Valencia, y sobre el que existe un lienzo del siglo XVII sito en el Palacio de Pero antes de salir de tierras africanas, aún se produjo los Marqueses de Huarte en Tudela, que narra los otro milagro y es que el barco que los tenía que acontecimientos que sucedieron con el citado Cristo conducir de regreso no avanzaba, resultando ser, que del Rescate. a la figura de Cristo le faltaba un dedo, y sólo cuando recuperaron el apéndice y se lo colocaron a la Imagen, La historia arranca cuando unos piratas de Argel, el barco consiguió echarse a la mar, llegando la Imagen incautaron en el mar Mediterráneo, un barco a Valencia en 1539. procedente de Barcelona, apoderándose de su cargamento y los tripulantes siendo vendidos como No soy historiador, pero creo que esta preciosa historia esclavos. Entre el cargamento había una Imagen de tenía que ser contada para mayor honra y gloria del Nuestro Señor, la cual fue echada al fuego, observando CRISTO DEL RESCATE. Lo que algunos fieles puede que no sepan, es que el conocido como “Cristo de Medinaceli” de Madrid, su primera advocación fue la del “Cristo del Rescate”, debido a las enormes vicisitudes que la Sagrada Imagen tuvo que afrontar en la Plaza Mámora, en el norte de Africa y posteriormente en Mequinez, para finalmente ser “rescatado” por la Orden Descalza de los Trinitarios.

José Ramón Guerrero Bernabé Hermano Mayor 09 Rescate


Rescate 10


Cristo del Rescate y Mª Stma. de la Esperanza CRISTO DEL RESCATE. Hay veces que una cofradía, un Cristo o una virgen se convierten en símbolo de un pueblo, o de un grupo social, o de un barrio. Pero este símbolo llega a ser mucho más, se va transformando en el interlocutor de las penas de cada día y de las escasas alegrías de algunos momentos; entonces es carne y sangre, suspiro y queja, muchas cosas que cada uno entiende a su modo.

La imagen de la madre transida por la muerte injusta, Dolorosa Bendita en cualquier rincón de nuestra provincia, madre de amor de dolor de piedad, de Esperanza de todos los nombres posibles y aun imposibles de plasmar en unas letras de amor de sus hijos. Iremos conociendo y admirando el rasgo sublime, las manos frágiles, los ojos que vierten lagrimas aun cuando no quisiéramos.

No hay un caso más representativo de esta identificación que el Cristo del Rescate. Cautivo, la cautividad es el más odioso de los estados posibles; la cautividad cuando es agresión se vuelve insoportable y solo la perplejidad unida al dolor la describe, ya que no puede explicarla.

Capítulo importante en nuestra Semana Santa es la Cruz ya sea sola, la imagen bendita del Rey de Reyes, cargado con la Cruz camino de ese Gólgota levantado por la incomprensión, ya sea atravesado en su humanidad por los clavos de la injusticia y el fanatismo representado con exquisitez artística, con precisión anatómica, con antigüedad insospechada, con amor en definitiva.

Un hombre sin libertad de pensar o elegir no es nada, es vegetal y cosa, forma inerte. Nuestro Cristo del Rescate se derrama en el momento justo de cruzar el dintel de la Iglesia de San Juan cuando está en la calle, la perspectiva llega a ser irreal, los ojos se quedan prendidos en el movimiento de la túnica, tan lento. Morado sobre claveles rojos, rojo sobre oro, así recorre las calles de nuestra Murcia Nazarena, entre miles de devotos que salen a su encuentro a pedirle en silencio por ellos o los suyos, aquello que Él solo con su infinita bondad puede darles.

El Cristo del Rescate tiene los rasgos finos y elegantes, contenidos en la expresión, así la impotencia es mayor. No son buenas las crispaciones en los momentos serios. Y andar hasta besar la muerte es cosa seria. Las preguntas se van quedando sin respuestas, la Iglesia de San Juan que queda como la de las tristezas. Pero nuestro Cristo del Rescate es un vecino fiel y nunca se cambiara de barrio, allí nos recibe a todas las horas. Juan Sotomayor Barnés Nazareno del Año 2011

11 Rescate


Como si nada hubiese pasado Es Miércoles Santo por la mañana. Se están volviendo a colocar los bancos en la Iglesia de San Juan para dejarla preparada para el Jueves Santo. Los tronos ya se han llevado al bajo de la hermandad, junto con los faroles y los estandartes. Todo debe quedar como si nada hubiese pasado, como si el Martes Santo la procesión de la esclavitud no hubiese “invadido” la parroquia sanjuanera. Como si el Martes Santo, la procesión de la esclavitud no hubiese recorrido las nazarenas calles de Murcia con rigor y recogimiento. La Cruz-Guía, tras los heraldos, abre el desfile procesional anunciando la próxima llegada de la Virgen de la Esperanza. La reina de la noche aparece luciendo su manto recién restaurado. Esplendida, destacan hasta sus lágrimas. Tras nuestra Madre, hace acto de presencia el Cristo del Rescate, que vuelve a congregar a su alrededor la asistencia de miles de fieles y de devotos. El respetuoso silencio y las miradas hacia el Cristo, me hacen pensar en el titulo de este artículo: “Si el Señor del Rescate esta a mi lado, si viene en mi rescate, es como si nada hubiese pasado”. Tras el Cristo, quizás, el tercio más numeroso de la Semana Santa: el de las promesas. Promesas que cumplen su estación de penitencia, no solo con sus cirios, con sus

Rescate 12

ofrecimientos, sino con su amor y su devoción. Amor depositado en su Cristo del Rescate y recogido por Éste en su andar durante la procesión. Y como si nada hubiese pasado, llegamos de nuevo a la plaza de San Juan: la Cruz-Guía espera en el dintel de la iglesia y la Virgen de la Esperanza y el Cristo del Rescate vuelven a encontrarse ante sus nazarenos y los fieles congregados en su entorno. Y como si nada hubiese pasado, los penitentes y porta-tronos vuelven a sus casas, cansados, quizás, satisfechos, confío. Y como si nada hubiese pasado, como si los tronos y los faroles no se hubieran limpiado, como si los tickets no estuvieran dispuestos, como si toda la procesión no se hubiera preparado, el próximo Martes Santo todo estará listo para que la hermandad de la esclavitud vuelva a conquistar, no ya las calles de nuestra ciudad sino, los corazones de las personas que viene a ser rescatadas. No quisiera terminar sin agradecer a mis padres y mis hijos su colaboración con nuestra hermandad, aunque una vez más quisiera expresar mi cariño por Diva, por su sexto sentido, por su continuo apoyo, por su infinita capacidad de transmitir amor. Ángel Salinas Martínez Vice-Hermano Mayor y Delegado de Cultos


G

racias y gracias

13 Rescate


S

u último Besapié

Era el año conmemorativo del 50 aniversario de la salida en procesión de la Hermandad del Cristo del Rescate que se había constituido un año antes. La persona a la que me voy a referir era ferviente devota de nuestro Cristo, a quien visitaba habitualmente en la Iglesia de San Juan Bautista para rezarle desde muchos años atrás, antes de fundarse la Hermandad, tal como hacían otras mujeres y también bastantes hombres, como los que acordaron su constitución. Dicha devoción se la transmitió a su esposo que como nuevo hermano, desde el primer momento, consiguió un puesto de estante en el trono de la nueva procesión, lugar que ocupó durante once o doce años, hasta ser sustituido por uno de sus hijos. La misma devoción transmitida a hijos y nietos que año tras año desfilan en nuestro maravilloso cortejo. Nunca le gustó ocupar puestos relevantes y por ello siempre se limitó a sus visitas, sus rezos y por supuesto nunca faltó al Besapié del primer viernes de Marzo, con frío o calor, buen día o con lluvia, acto obligado para ella. Aquél año, a petición de José Abellán, a la sazón Cabo de Andas de la Cruz a la Junta de Gobierno de la Hermandad, se le propuso para Procesionista de Honor, que todos los años se concede a determinadas personas por el Cabildo Superior de Cofradías, a lo cual se le unió José Bolarín, Subcabo de Andas del Cristo y Tesorero de la Cofradía del Santo Sepulcro, el cual hizo la misma proposición y fue aprobado en la Junta de dicha Cofradía. No obstante en el Cabildo fue elegida otra persona, no sé sus méritos, sí se sabe la posible influencia de su marido bien conocido en los ámbitos de nuestra Semana Santa, pero nadie defendió la candidatura de nuestra Hermandad, quizás porque su valedor ignorara los posibles méritos, que los tenía en abundancia, ya que no se informó de ellos, y su valedor de la otra Cofradía, insistiendo en el nombramiento del Nazareno del Año, que recayó en su sobrino y que era su principal objetivo, debió hacer caso omiso de lo que su Junta había acordado. De todas formas ella no se enteró de que hubiera sido nominada ni que hubiera fracasado su

Rescate 14

posible nombramiento. En su modestia, tampoco le hubiera preocupado ni lo uno ni lo otro. Con respecto a nuestra Hermandad en ése momento y desde años atrás tenía el numero UNO de entre todos los Hermanos, amén de haber tenido relaciones directas o indirectamente con las Cofradías del Perdón, La Sangre, Nuestro Padre Jesús y el Santo Sepulcro. Volviendo al Besapié, había sido instituido en Murcia en el año 1.948, dos años después de la constitución de nuestra Hermandad. Nuestro Cristo, años atrás era un perfecto desconocido para la mayoría de los murcianos. En otras ciudades ya existía el Besapié del primer viernes de Marzo desde años atrás, e incluso siglos, habiendo referencias de que los Reyes Borbones acudían a besar los pies del Cristo de Medinaceli, desde hace tres siglos, acto que aún realizan en la actualidad. Sin embargo el amor y la devoción a nuestro Cristo del Rescate, “el Amarrao”, como era conocido por muchos, fue creciendo día a día, y año tras año, con frío o lluvia, el pueblo acude a besar sus pies. Madres acompañadas de sus hijos, que años después, ya mayores, acuden ante Ël, siguiendo la tradición y la devoción que sus progenitores les infundieron. Su fama, de milagroso, y el amor hacia Jesús, representado en esta bella Imagen, trascendió las fronteras de nuestra ciudad. Primero, gentes de la huerta y pedanías, después, de pueblos de la provincia, Caravaca, Cehegín, Cieza, Campos del Río etc. y de la Vega Baja, Orihuela y pueblos aledaños. Ya, hasta el pasado año tuve la dicha de hablar con personas de Elche y Alicante que habían venido a contemplarlo, enterados por lo que les habían contado otras personas, y complacidos de haber acudido a esta cita. Todos conocen el hecho de que pueden pedir tres deseos, y que al menos uno de ellos le será concedido. Hay quien reza un Credo, otros tres, e incluso muchos otros treinta y tres, la edad de Cristo, mientras pasan los minutos o las horas de permanencia en la fila para entrar en la Iglesia para efectuar su Besapié.


Aquel día era el primer Viernes 7 de Marzo. Como todos los años filas, interminables de devotos esperaban su turno. Debido a su edad, 90 años, le era imposible permanecer tanto tiempo en la fila, por lo cual acudió junto a la izquierda del altar para que alguien le ayudara a pasar a besar los piés del Cristo, como se hace habitualmente con personas muy mayores, enfermos o impedidos. Yo le ayudé en esta faena estando en ese puesto de colaboración que solía ejercer junto a otros Hermanos desde muchos años antes. Después de besar la Imagen perma-neció largo tiempo en la Iglesia haciendo sus rezos habituales. Y luego, próxima a marcharse, me solicitó que la volviera acompañar para besar nuevamente los Sagrados Piés. Me opuse diciendo que ya los había besado y que consideraba un trato de favor discriminatorio con las demás personas. Me insistió varias veces asegurando incluso que iba a ser la última vez porque no tendría ocasión en el año siguiente y que consideraba sería el beso del próximo año.

Una señora que estaba junto a nosotros terció en la conversación a favor de ella y convencido la trasladé nuevamente para que volviera a besar al Cristo, como había hecho durante los cuarenta y nueve años anteriores, sin fallar ningún año, a pesar de su edad y sus problemas de salud. Quedó plenamente satisfecha y regresó a casa. Cinco meses después fallecía, después de haber anticipado su Besapié del año 1998, como ella quería. Muchas veces he pensado en lo sucedido. Ella decía que era su último Besapié, anticipo del siguiente, al que no tendría ocasión de acudir. Y pienso qué mal lo habría yo pasado y que me arrepentiría toda la vida si no hubiera accedido a su petición. Pero el Cristo del Rescate conoce el corazón de cada uno y ayuda en los momentos cruciales, como tantas veces hizo con esta mujer durante su larga vida, y que tanto agradeció. Rafael García-Villalba Sánchez Cabo de Andas del Cristo del Rescate

15 Rescate


Manto verde

para la Esperanza

A la Esperanza de San Juan, cuando se pone el Arco remoto por montera de corona estrellada, los murcianos la tutean. Y es de tanto quererla. Porque tiene esta talla de Sánchez Lozano, que el viento mece sobre un campo de velas, algo de andar por casa, de sencillez en la mirada y manos entreabiertas, como si hiciera un instante que andara rezando el rosario que en ellas se balancea. María Santísima que, por guapa y soberana, abre el camino al Rescate por la calle Tahona hacia Trapería. Delante, la Cruz Guía de Segura, que anuncia el revuelo de túnicas blancas y verdes para la Madre, moradas con capa blanca para el Cautivo. ¡Ay padre mío de Rescate, que vas caminando por Murcia sin que nadie se atreva siquiera a alzar la mirada a tu trono! Bien sé que andas buscando el suspiro nazareno del murciano que, teniendo mil ocupaciones, se reserva esta tarde de angustia y recogimiento para verte pasar. Por eso es un estruendo de cánticos tu paso por el corazón nazareno de esta ciudad metropolitana. Por eso se amontonan los turistas para contemplarte, Señor que todo lo sanas, mientras se mece tu tarima, que es sagrada. ¡Qué podría ofrecerte, Maestro que todo lo llenas! Si me conformo con mirarte, sin aguantar la mirada, sabiendo que conoces las entretelas el alma.

La ciudad se rinde al cortejo, que va desgranando suspiros, abriendo una cicatriz nazarena en el corazón del casco antiguo. Y María se enseñorea por la calle La Merced, con el manto recién restaurado, el manto más grande de la Semana Santa, casi tanto como la serenidad del rostro, que parece ir saludando, uno a uno, a los murcianos. Y les pregunta por sus cosas, si acaso el año fue bueno, si se cumplen sus anhelos si acaso les falló algún sueño. “Mamá, ¿por qué llora?”, pregunta un chiquillo en Cetina. “Porque no la dejan quedarse con nosotros, que ella quisiera”, le responde la abuela. El toque al trono de la Esperanza, a la puerta de su sede, inaugura cada año estación de penitencia. La Hermandad de Esclavos cumple su procesión austera. Sobria y recogida, como un paréntesis cofrade entre el revuelo castizo de El Perdón y la algarabía colorá de la Sangre, en este Martes Santo que ya va reclamando la Gloria. Allí creerán estar sus devotos cuando, a la recogida, sumida la plaza en la oscuridad, vuelva a encenderse con las voces de las corales que arropan el tradicional encuentro. Antes, bajo el Arco de San Juan, cruza de nuevo la Esperanza ya rendida. Y aparece el Rescate maniatado, abierta la boca en una súplica, coronado de plata pura, mientras cierta brisa le acaricia el pelo. Antonio Botías

Periodista

Rescate 16


esenta y dos años de hermanamiento

Las imágenes que veneramos en nuestra Hermandad son, como bien sabéis Ntro. Padre Jesús del Rescate y Mª Stma. De la Esperanza. Una tarde, en silencio y con el ánimo algo decaído, delante de ellos me pasó por la mente la palabra crisis. Una crisis que se me unió a mis compañeros los Agentes Comerciales; los cuales desde hace sesenta y dos años caminamos juntos en la misma advocación de la Esperanza gracias al acto de fundación del grupo que lo hizo posible. Desde entonces y durante estos sesenta y dos años de hermanamiento, son muchas las vicisitudes vividas por nuestras dos instituciones, muchos sus vínculos de unión y también, como no, sus desencuentros, pero por encima de todo sobresale la voluntad de seguir caminando juntos como hermanos, como una familia. Y es que eso es lo que supone "estar hermanados". Mucho más allá del boato oficial y del protocolo intrínseco a que obliga este vínculo oficial, el hecho de "estar hermanados" supone un sentimiento de pertenencia mucho más profundo que consiste en "ser hermanos", "sentirnos como hermanos" y "vivir como hermanos", pues, al fin y al cabo, no es poco, con dicho vínculo nos reconocemos como hijos de un mismo Padre, Dios Nuestro Señor, y de una misma Madre. Por ello, porque somos hermanos, francamente reconozco que esta situación de crisis, nos está

62

sacudiendo a todos, a unos mas y a otros menos. Pero sin duda alguna, vamos en el mismo barco y en la misma dirección. Habrá personas que se resienten económicamente, y estarán cada vez más preocupados, otros por el despido y no encontrar trabajos en otras empresas, ... etc. en definitiva "en el filo de la navaja".

-Señor del Rescate y penas... hay penas. -Señora de la Esperanza... ¿hay esperanza?. No quiero dramatizar pero en ese momento, un nudo acudió a mi garganta y la pregunta de si había esperanza se repitió más de una vez frente a ese rostro cuya mirada penetró en mi interior. Sus lágrimas fueron mis lágrimas por este país que necesita recuperación, unión y fraternidad. En aquel momento me cubrió una paz que no podría explicar. Sí hermanos Agentes Comerciales, cuando paséis apuros no desesperéis, no os amarguéis, que no estamos solos. El Señor sabe de nuestras penas y nuestra patrona la Esperanza nos grita desde su corazón ¡tened esperanza!, ¡tened esperanza!. Un hermano - Agente Comercial.

www.murcia.cgac.es

17 Rescate


R

escate de almas

La zudiá e Murcia comencipió er año noevo cilebrando, como siempre, las fiestas más tépicas que tenía: La Flugencio y San Antón y deseguía; La Candelaria y San Blas. La tradición popular nos mentaba estas parabras: El primer día de febrero, San Ignacio verdadero el segundo Candelero el tercero San Blas y el quinto corre Aguedica que te quedas atrás. Er mes e Marzo s’asperaba con jran devoción, ya qu’er premier Viernes tinía un sinificao munchismo jrande pa er poeblo cristiano, y más copero pa los murcianos. Este rilato lo voy a prencipiar, ande pasó, intre los años 50 y 60 del siglo pasao a l’azaga. Y lo espicazo asina, tal mesmo me lo contaron: Ese Viernes, mu trempano, Juana le puso un’hato mu limpico a su zagal Pablo, er motigo

Rescate 18

era hacel.le una visita ar Cristo del Rescate, qu’estaba en la ilesia e San Juan Bautista y besal.le los pies. En’ese inte er sintir e la personas hincia Él l’allevaban mu adrento su alma y’estas le pidian e ruillas que les salvara la mesma. Estar arrejuntao a Él y su Maere, en la loria eterna, es lo que diseaban. La largarie la rilá devotos daba la regüelta por el’Arco, trespasando la quiasa ande vivía el’flegior e rentos Agustín Virgili Quintanilla, allegando dasta la botica e Cesar Portillo Guillamón. Entanimientras s’andinaba dasta la poerta la ilesia, en la carralera San José, Juana rezaba la retáila d’oraciones qu’ella s’había encomendao. Asina mesmo comencipió er jran apego e Pablo ar Cristo del Rescate. Con el’andinar e los’años, ya mocico, deseguía haciendo lo que su maere l’enseñó. Ca premier Viernes e Marzo l’hacía la visita ar Cristo. En’uno d’ellos concidió con’una zagala, equilicual e la mesma edá.


Entanimientras que no allegaban dasta los pies der Cristo, platicaron d’angunas cosicas: devoción al Rescate y la Virgen e la Esperanza, asina como los pasos la Semana Santa. Ar cumplir con la intinción, y ya en la replaceta, ca cualo se jue por una carralera distintas. A partir d’ese inte la molondra e Pablo n’adejaba e dar güeltas piensando en la zagala. Que’es mester el’icir que su jracia era Juensanta. Un día la esfisó en’un pico esquina La Alegría la Huerta. Er corazón se l’aligeró anti su priesencia. Platicaron un güen ratico. Ar dispidirse le mentó que s’iba a trebajar a Madrí. La zagalica l’espetó una frasecica que, Pablo, ricordaría lletra a lletra y qu’allevó como un rétulo grabao en la molondra : ”Pablo ten cuidiao, esa zudiá es mu grande. Aojalá el Rescate esté siempre apegaico a nusotros dos”. ¿qué piensal d’esto?. Dimpues d’un tiempo er Cristo dio la contestación a ese inquirío. Ya en la capital del Raino, la petera con’ese zagalica estaba con er murcianico. Tamién l’acompañaba er cariño hincia Jesús. Por lo mesmo los premieros Viernes de ca mes, s’embocaba anti er Cristo e Medinaceli; tal mesmo melgizo der noestro. Le rezaba y, poiqué no mental.lo, l’inquiría por la zagala, Él sí sabía ande estaba y cómo estaba. Ca tres o coatro meses golvía a Murcia, pa estar con la familia y’amigaos. Como es clariano escarcullaba pa encontrar a su Juensantica. Naide, nadie le supo dar razón a sus preguntaos. El tiempo andinaba que güela, y’otra vez allegó er tan’asperao premier Viernes e Marzo. S´’embocó dende Madrí, a cosica hecha, pa cumplir con la tradición. Enantes e ponerse en la cola, jue fuscando a esa zagalica, tan bonica, qu’er Cristo había premitío ponel.la elante d’él. Simón García, Pintor Villacis, Arco e San Juan, equilicual La Tahona, replaceta San Juan y’ar comencipie la carralera San José. ¡la esfisó!, ¡la esfisó!. ¡jracias Siñor, jracias! - Se dijo pa sus adrentos Pablo-. Efectivamente allí estaba Juensanta asperando que le tocara entrar en la ilesia. Al’arrimarse sus ojicos jueron los’unos pa los’otros. Sin parabra anguna en sus galillos. Tan solicamente los’ojos platicaban intre si. Arremetiéndose en la cola con’ella, cumplieron d’esta jorma con la tradición o promesa.

Cristo de Medinaceli (Madrid)

Ya en la replaceta, la carralera que tomaron jue la mesma. En los poquiquios días qu’estuvo Pablo en Murcia la vido, causi e perene, prencipiando a rondal.la. Ella le platicó que podían mocear junticos. Dimpues güelta ar trebajo. Sa mester el’icil qu’entanimientras que estuvo en la zudiá e las Cibeles, enjamás e los jamases se le pasó un Viernes sin pasar y rezar ar Cristo e Medinaceli. Al cabo d’unos años le dieron er traslado a Murcia desiguiendo, como es clariano, el noviazgo. La taina, intre los dos era jrande, y estaban junticos pa tuiquia la vida. El’amor al Rescate desiguió intre ellos. Munchismos días s’acercaban a esfisar a Jesús, por encomedio la ventarica e cristal que tenía la porchá la carralera San José y’asina dal.les jracias por piensal siempre el’uno en el’otro. Este noviazgo dio llugar a qu’en la mesma ilesia ande se conocieron, jueron casaos, en santísmo matrimonio, a los pies der Cristo del Rescate. Jesús, riepresentao por la fegura del Rescate, quiso que dos zagales arrejuntaran sus vidas pa insécula, inseculá. Hoy en’este siglo XXI, entavía van los dos con sus hijos y nietos er premier Viernes e Marzo, a la ilesia San Juan. Cumpliendo, asina, la tradición o promesa que de siempre han rispetao. La lición aprendía de sus antipasaos desigue por la rauta drecha qu’er Padre y’el Hijo les’inseñó. Frasquito Fernández Egea 19 Rescate


D

os años de nazarena: mi visión desde dentro

Desde la Junta de Gobierno de esta Hermandad me han pedido que escriba, como se le ofrece a todos los Hermanos Esclavos, una pequeña crónica referente a la Semana Santa en nuestra Cofradía. Lo haré desde mis propias emociones, experimentadas en este corto período de tiempo y, permítanme que lo haga bajo la subjetividad de quien únicamente pertenece a una Hermandad de entre tantas que componen el amplio y rico abanico de la Semana Santa murciana. Nací en Granada y me bautizaron en la parroquia de San Cecilio (Patrón de la ciudad), junto a la Plaza del Campo del Príncipe, lugar de encuentro de muchos granadinos durante la Semana Santa por la enorme devoción que se siente por el Cristo de los Favores. Su imagen procesional se encuentra en dicha parroquia y un monumento pétreo del mismo preside la citada plaza. Quiero y admiro a mi ciudad natal y, en el caso que nos atañe, a la Semana Santa de Granada. Pero mi destino matrimonial con un murciano me trajo a esta acogedora tierra. Vivo veintisiete años en Murcia y he trabajado hasta hace dos años en el barrio de San Juan. Lo que más me impresionó, al principio, fue el gran fervor de los murcianos por el Santísimo Cristo del Rescate. Lo vivía desde la ventana de mi despacho y siempre he buscado un hueco al final de mi jornada para incorporarme a esa manifestación de fe año tras año.

tiempo. En su recorrido, el Cristo y la Virgen, me transmiten esa gran paz interior ante las dificultades y el sufrimiento. ¿Acaso no es la vida misma una carrera de obstáculos?. Son momentos plasmados de belleza, no solamente espiritual, sino plástica, a la que sin duda también contribuyen las propias imágenes, los propios pasos, tan magníficamente engalanados. Y todo ello, alcanza su máximo esplendor en su regreso a la Plaza de San Juan. Me encantan las plazas, por el recogimiento que encierran, porque parecen aglutinar de manera especial a la gente, tantos sentimientos en tan poco espacio. Parece el lugar idóneo para el encuentro final entre Nuestro Padre Jesús del Rescate y la Santísima Virgen de la Esperanza, para poderles ver más de cerca, para sentirles. Cuando hace tres años me ofrecieron pertenecer al Tercio del Cristo del Rescate, no lo dudé un instante. Nunca había pertenecido a una Cofradía y me surgió la oportunidad de sentirme partícipe desde dentro. Si todo aquello es lo que se percibe como espectador, cuan grande es cuando se vive como cofrade. Cuan grande es cuando se tiene la sensación de que, a nuestro paso, la gente dirige la mirada hacia nosotros como parte integrante de unos sentimientos de los cuales no somos responsables pero les ayudamos a compartirlos. Por todo ello me siento, de una especial manera, en conexión simultánea con el público y con las imágenes a las que veneramos.

He sido testigo del desfile procesional desde su salida hasta su recogida a lo largo de todo ese

En c/ Bando de la Huerta, 2 1º Izq. Murcia Tel. 968 240 349 laboratoriobellvis@igestlab.com Nuevo horario extracciones: 8:15 a 11:00 h. (Lunes a viernes). Recogida de informes: 8:00 a 11:00 h. (Lunes a viernes).

Rescate 20

Purificación Castillo Garzón Hermana del Rescate

Y ahora también en nuestro laboratorio: c/ Simón Gracía, 8 bajo - Murcia Tel. 968 214 301 farmabellvis@telefonica.net Extracciones: 7:30 a 11:00 h. (Lunes a viernes).


30001 Murcia 968 21 42 50 - 610 95 23 93

Plaza de los Apรณstoles, 18 โ€ข 30001 Murcia Tel.: 968 21 14 72

21 Rescate


El Cristo de las Manos Atás Varias veces me han preguntado que cuanto tiempo está en San Juan Bautista la Imagen del Santísimo Cristo del Rescate y que de donde procede. Yo no digo que sea así pero voy a contar la historia que a mí me contó una persona, precisamente, imaginero. Cuando Mendizábal hizo la desamortización, del Convento de la Trinidad, que estaba donde ahora está el Museo de la calle Trinidad, de este Convento vinieron a la Iglesia de San Juan Bautista, tres imágenes, que son, la Santísima Trinidad, San Félix de Valois y San Juan de Mata. El Cristo de las manos atás, como así se llamado siempre a esta Imagen en el barrio de San Juan, ya estaba allí. Don José Moñino, Conde de Floridablanca, tenía su casa palacio donde ahora está el Hotel Arco de San Juan. Este señor fue un gran político y murciano, estuvo en Madrid destinado en la Corte, En el Vaticano, y hacía muchos viajes, pasando muchas temporadas en su Murcia, logró muchas ventajas y beneficios para su Tierra y en justa recompensa le fue concedido el Título de Conde de Floridablanca y puesto el nombre de un jardín y levantado un monumento en dicho jardín que a pesar de los años aún perdura. Y cosa chocante, la calle que va al lado del jardín desde la plaza de Camachos a la Iglesia del Carmen se llama avenida de Colón y el trozo de calle de la Iglesia hasta el Rollo se llama Floridablanca. Don José Moñino era muy devoto del Cristo de Medinacelli y en el tiempo que estuvo en Madrid le encargó al escultor Santiago Baglietto, una copia de la Imagen de dicho Cristo y la trajo a la Iglesia de San Juan Bautista y colocada en la capilla que era del Bautismo, y digo era, porque la pila bautismal, llamada por los sanjuaneros y con mucho orgullo “la laña” ha cambiado de sitio, cosa que no ha sentado bien en el barrio.

Rescate 22


En la casa palacio del Conde de Floridablanca, había en la parte de detrás de la casa un jardín y en la pared verja del jardín, una pequeña puerta por donde el conde de Floridablanca iba a la Iglesia de San Juan a rezar y a asistir a los oficios religiosos. Mirando un día en el archivo de la Hermandad del Rescate, me encontré con un libro de actas que empieza el día 6 de Junio de 1941 y la primera está escrita por Don Juan Antonio Martínez López de Molina, en la que dice constituirse para formar con otras personas una Hermandad para rendir culto y hacer una procesión con la Imagen de Nuestro Padre Jesús (de las manos atás), trasunto del que se venera en Madrid. Esta junta la forman como Presidente Don Juan Gómez Jiménez de Cisneros, Tesorero don Damián Mora y Secretario, Don Juan Antonio Martínez, y acuerdan hacer dos ramas, masculina y otra femenina, de la que se nombra presidenta y Camarera del Cristo a Doña Mercedes Gil Luna y Tesorera a la srta. Carmen Florit García. Muchas veces, hablando con Doña María-Luisa Soubrier Zarandona, (q.e.p.d), esposa de Don Juan Gómez Jiménez de Cisneros, me comentó las veces que iban al Cristo, Juan, su esposo, y ella a limpiarlo y estar un rato con El, con estos datos y el libro a que me refiero, que tiene dos actas una de 6 de Junio de 1941 y otra del 11 de Junio del mismo año, con lo que vemos que fue el primer intento para formar la Hermandad que al final se hizo con el nombre de Esclavos de Ntro. Padre Jesús del Rescate, por el cautiverio que también sufrió el Cristo al hacer cárcel durante nuestra guerra a la Iglesia de San Juan Bautista. Desde el principio de la constitución de nuestra Hermandad y de poner en marcha la Iglesia, después de la guerra, fue el Rvdo. Don Bartolomé Fernández Picón el que dio más ánimo y ayudó a todo. En el año 1936 en que empezó la guerra civil, la Iglesia de San Juan fue asaltada como muchas otras por la turba y destrozado todo lo que encontraron y que no se pudo sacar y esconder, llevándolo al museo de la Trinidad o a casas particulares, fue desecho el órgano musical de gran valor como varias imágenes, 23 Rescate


entre ellas el Cristo y varias más, y los cuatro ángeles blancos que hay alrededor del Altar Mayor de San Juan, y que quedaron medio destruidos. Al transformar la Iglesia en Cárcel, se guardaron en una habitación y tabicados. En la capilla de la Comunión se hicieron las letrinas, lavabos y todo lo de aseo, en dicha capilla estaban los restos del Conde de Floridablanca, pues cuando murió, se enterró primeramente en Sevilla, en el panteón de hombres ilustres y unos años más tarde fue trasladado a esta Iglesia de San Juan, en la Capilla de la Comunión, en donde está la lápida y una placa con su inscripción. Cuando terminó la guerra, se procedió a su reconstrucción, en una habitación como ya hemos dicho estaba la Imagen del Cristo, junto con otras, con una montera murciana, sin ojos, con las manos rotas. Lo llevaron a arreglar a un imaginero llamado Lozano Roca que habitaba en la calle Cadenas y después se trajeron las Imágenes que habían en el museo de la Trinidad y todas las demás que se escondieron para que no fueran destruidas. El 20 de Mayo de 1946, se celebró la primera Junta para constituir la Hermandad, asistiendo entre otros, Don Eduardo Carbonell, Don Carmelo Bueno, Don Damián Mora, don Miguel Expósito, Don José Revert, Don Arsenio Conejero, Don Manuel Barba, en fin, y varios más, y el 23 de Octubre del mismo año quedó constituida la Hermandad de Esclavos de Ntro. Padre Jesús del Rescate, Presidente el Rvdo. Don José Antonio Guerrero, Hermano Mayor, Don Eduardo Carbonell, Tesorero Don José Revert y Secretario Don Arsenio Conejero. Se nombra Camarera del Cristo a Doña Carmen Martínez de Carbonell. Don Bartolomé Fernández Picón fue nombrado coadjutor de la Parroquia, pero al año fallece el Párroco Don José Antonio y otra vez Don Bartolomé fue el Párroco de San Juan, y con él vamos terminando toda la marcha de la Hermandad, se lleva el Cristo de Don José Sánchez Lozano y es él quien arregla totalmente la Imagen del Cristo, le arregló los ojos, las manos, la cara y le da mayor altura quedando como está en la actualidad.

Rescate 24

Muchos milagros se le atribuyen al Cristo, pero yo creo que el primero y más importante fue el constituir y poner en marcha la Hermandad y llegar a donde hemos llegado gracias a Él. El milagro de los niños Mercedes y Manolo Hidalgo y muchísimos más, imposible de enumerar cada persona sabe lo que le ha concedido en las súplicas que le han pedido y rogándole. El Cristo, aproximadamente lo trajeron hacia final del siglo XVIII, o sea que unos 230 años, es el tiempo que puede estar en nuestra Iglesia de San Juan Bautista. Ya he dicho y repito que no soy historiador, que este es lo que me contaron y yo he intentado reflejar en las modestas líneas para la curiosidad de todos los que me han preguntado el tiempo que está en San Juan poco más o menos. Quiero dar las gracias a todos lo que han tenido la paciencia de leer este artículo y rogarles que sean o seamos mejores y ser nazarenos todo el año, y nos portemos mejor para que cuando el Cristo nos llame estemos en Gracia y hacer como una señora muy mayor que ya viendo que por la edad le quedaba poco tiempo, fue a una escuela de idiomas y dijo, quiero aprender a hablar el arameo, y le dijo el director, pero oiga señora que eso es una lengua muerta, ya no se habla, y ella dijo, ya lo sé, pero es que yo quiero que cuando muera y vaya al cielo hablarle al Señor en su misma lengua. Ahora ya es de verdad, procuremos ser mejor, dar las gracias al señor por tanto que recibimos diariamente y decirle sencillamente ¿Qué puedo hacer por ti Señor? Adrián Massotti Littel Nazareno Sanjuanero del Rescate Hermano Mayor Honorario


R

ezar antes de dormir

El Hermano Mayor de la Hermandad del Rescate me solicita un pequeño artículo sobre nuestra procesión de Martes Santo en la reunión de Junta de Gobierno del treinta y uno de marzo. Llego a casa y manos a la obra, comienzo a escribirlo en la madrugada del día uno de abril. Fecha histórica de gran recuerdo para la Semana Santa y muy especial para esta cofradía que comenzó a desfilar por las calles de Murcia en 1947 y a la que pertenezco desde hace treinta y siete años. En la noche del Martes de Pasión, el incesante trajín del día queda enmudecido al paso lento de unos nazarenos-esclavos que caminan silenciosos en oración vibrante, intima y callada. Los penitentes que visten túnicas y capuz morado, con capa blanca y calzando sandalias fraileras dan escolta al tercio del Cristo de Medinaceli, aquí llamado del Rescate, imagen que guardaron y veneraron los Padres Trinitarios. Unos religiosos que introdujeron la veneración hacia este Cristo, símbolo de su apostolado y redención de cautivos. El fervor a dicha imagen de autor desconocido del siglo XVIII, está llena de religiosidad e imprime una dulce expresión de misericordia y entrega. Pero no solo inmersa en la primavera murciana, en la que estalla el clavel y se abre el capullo para que florezca la rosa delicada en un penetrante aroma de azahar huertano, sino también a lo largo de todo el año en su capilla de la iglesia de San Juan Bautista. Destacar sobremanera el primer viernes de marzo, un señalado día de altísima manifestación de fe en el tradicional Besapié al Cristo del Rescate. Una jornada que desde las seis de la mañana, cuando se abren las puertas del templo hasta las doce de la noche que se cierran, miles y miles de personas rinden devoción ante el Señor de las manos atadas con un cordel, al que veneran y besan su pié rindiéndole tributo de piedad, amor y oración. Y ahí está Él, luciendo túnica morada bordada en oro, con su faz divina que refleja un rostro cansado lleno de sufrimiento, la cabeza de largos cabellos que caen sobre sus hombros y una frente en la que se aprecia una corona de espinas hiriente. Uno recuerda como cristiano lo que nos enseñaron de pequeño nuestros padres, rezarle al Señor antes de dormirnos. Sin embargo ahora, ya de mayores, lo hacemos cuando nos sale del corazón y a cualquier hora.

La imagen del Rescate, de una belleza que nos atrae y embarga, es la segunda en el desfile procesional con su tercio de alumbrantes que portan pesados faroles de bronce y velas de cera encendidas, reflejan destellos de luz a través de sus cristales tallados a mano. El trono de la Cruz Guía, una majestuosa talla de orfebrería y madera símbolo cristiano en el que Jesús fue crucificado abre la procesión. Se da la circunstancia que este paso lo llevan sobre sus hombros nazarenos de las hermandades del Cristo y de la Virgen. O sea, entremezclados Hermanos que visten de morado y de verde. A partir de 1948 se amplía la procesión para acompañar al Cristo del Rescate, titular de la Hermandad de la Esclavitud y como no podía ser menos, con un trono con la imagen de su Madre. En ese caso la advocación de la Virgen de la Esperanza. Fue el gran escultor José Sánchez Lozano quien esculpió tan inmortal obra. Su rostro refleja una delicada finura y expresión serena. Los Hermanos que la llevan a hombros van vestidos con túnica y capuz blanco, capa verde y sandalias de fraile (aunque muchos nazarenos van descalzos) avanzando a paso lento y pausado. El fervor de numerosas personas, incluidos niños, admiran la serena resignación y bondad que transmite la Madre más hermosa del mundo que en esta ocasión es la Virgen de la Esperanza. De trazado andaluz y vestida con un amplio manto verde recién restaurado que fue costeado en parte por sus estantes y cabos de andas. Antes de finalizar la procesión del Rescate, en la plaza de San Juan, apagada de luces, se produce el encuentro del Hijo con su Madre. Son momentos de emoción, de sentimiento, de cariño y de fervor hacia tan veneradas imágenes. Y ello ocurre mientras las voces de una coral entonan los himnos del Cristo y de la Virgen rompiendo el silencio de la noche. A los cientos de personas allí congregadas se las ve que forman una estampa viva, de fuerte expresión y apabullante realismo de fe delante de la iglesia parroquial. Todas escuchan atentas el golpe seco de campana que dan los cabos de andas a los tronos para que estos entren al templo a los sones del himno nacional. La madrugada está cerca, en el cielo la luna brilla y uno siente que todos rezan antes de irse a dormir. José Mª Falgas Martínez Hermano del Rescate

25 Rescate


Asesoramiento Profesional C/ Eulogio Soriano, 9 • 30.001 Murcia • Tel.: 968 21 89 17 Fax: 968 21 23 27 • www.luismarineconomistas.com


La imagen cautiva de Nuestro Padre Jesús del Rescate, sus orígenes, su advocación en Murcia, y en nuestra Región INTRODUCCIÓN Siguiendo la iconografía de Jesús de Medinaceli de Madrid, obra atribuida a los escultores sevillanos Ocampo y Peña del siglo XVII, el culto a la imagen del Cristo del Rescate, de la Hermandad de los Cautivos de la Orden Trinitaria, se propagó por toda España.

ORÍGENES DE LA IMAGEN Los orígenes se remontan a que las tropas del rey Felipe III conquistaron en las costas de África, muy cerca de Tánger, la fortaleza de “Marmora”, el 5 de agosto de 1614, llegando entre otras imágenes la de N.P. Jesús. Cuando más tarde, el 20 de abril de 1681, cayó la “Marmora”, en manos de los musulmanes, estos se llevaron cautivos a muchos cristianos y transportaron las imágenes que había en la iglesia franciscana de los Capuchinos de aquella fortaleza entre las que se encontraban la imagen de Jesús Nazareno de la ciudad de Mequinez, realizando sobre ellas numerosos ultrajes. Al recibirse estas noticias en España, se trató del rescate de los cautivos, así como de las imágenes, siendo encomendada esta misión, a los P.P. Trinitarios, y por una antigua tradición se refiere que al ir dichos padres a rescatarlos concertaron en dar por ella su peso en oro, y al echar las monedas al platillo, se inclino la balanza de parte de estas, subiendo la del Cristo, emergiendo como si fuera de pluma al peso del tamaño natural, y de bastante peso. Disgustados y enfurecidos por este hecho los moros no quisieron entregarla y la echaron al fuego, pero no ardió, pues la misma noche que intentaron quemarla, se declaro en la ciudad una terrible peste que causo muchas victimas entre las personas que custodiaban la sagrada imagen que fue llevada a Tánger, y entregada a los cristianos. Las imágenes fueron llevadas más tarde a Madrid, en donde se les tributó un

gran homenaje, asistiendo la familia Real y los grandes de España. Desde ese instante hasta el año 1802 permaneció en la iglesia de los P.P. Trinitarios, durante la invasión napoleónica, paso a la iglesia de San Marcos, desde allí a la iglesia de San Martín, donde estuvo hasta 1815 hasta que volvió a la iglesia de los P.P. Trinitarios. Durante la época de la Desamortización de Mendizábal y Exclaustración de 1836, fue cerrada la capilla donde se encontraba la imagen, trasladándose hasta la iglesia de San Sebastián, donde permaneció hasta el año 1845. Después fue devuelta a su antigua capilla y entregada en custodio a los P.P. Capuchinos de 1885 hasta 1922, fecha en que se construyó la nueva iglesia, terminándose el 21 de noviembre de 1930, permaneciendo hasta la guerra civil española (1936-39). (1).

NUESTRO PADRE JESÚS DEL RESCATE DE LA IGLESIA PARROQUIALDE SAN JUAN BAUTISTA DE MURCIA La tradición histórica de esta venerada imagen se remonta al siglo XVII, cuando este Cristo formaba parte del culto de la iglesiaconvento de los Trinitarios, tras la desamortización de Mendizábal de 1837, con el reparto y la dispersión de las distintas imágenes, a diferentes iglesias parroquiales de Murcia, pasando la imagen del Cristo del Cristo del Rescate a la iglesia parroquial de San Juan Bautista de Murcia. Durante la última guerra civil española, la iglesia fue saqueada, convirtiéndose en cárcel, escondiéndola tras los muros de una pared, sufriendo serios desperfectos, una vez terminada la guerra, se ofreció al culto (2).

27 Rescate


Terminada la guerra, el primer viernes de mes de 1940, la imagen recibió un solemne culto (3), el 3 de marzo de 1941, en la iglesia de San Juan Bautista, se celebró un solemne quinario en su honor y un espectacular Vía Crucis, a las seis de la mañana (4). En junio del citado año nace la Hermandad, llamada en un principio por el pueblo: “Cristo de las manos atadas”. El 30 de mayo de 1946, el diario local “Línea” de la bendición del nuevo retablo que daría cobijo al Cristo del Rescate, en la iglesia de San Juan Bautista de Murcia, obra del Sr. Frutos Valiente (5). El retablo ha sido costeado por el Hermano Mayor, don Eduardo Carbonell, siendo calificado como: “una verdadera obra de arte” (6). El día 11 de enero de 1947, manifiesta la prensa que las túnicas que se están confeccionando son de terciopelo, también se hace la entrega al alcalde de un pergamino de la Hermandad (7).

AUTORÍA DE LA IMAGEN DE JESÚS DEL RESCATE Al encontrarse muy restaurada nos es difícil datar la imagen, creemos que se trata de una obra de finales del siglo XVII, de autor anónimo, otros sin documentarla la atribuyen al escultor italiano afincado en Murcia, durante el siglo XIX, Santiago Baglietto, hipótesis que no compartimos. Lo que es evidente que al estar sometida a múltiples restauraciones por diferentes artistas de la escuela salzillesca (11), sobre todo por Sánchez Lozano, la imagen y en especial su rostro lleva la impronta del estilo salzillesco.

DESCRIPCIÓN DE LA IMAGEN

A finales de enero de 1948, el diario local “Hoja del Lunes” nos dice que se está ejecutando un trono para la imagen del Cristo del Rescate, y el diario “Línea” nos dice que fue bendecido el 22 de marzo del citado año, asistiendo el coadjutor don Bartolomé Fernandez Picón y el Hermano Mayor de la Hermandad Sr. Carbonell Aviles (9).

Cristo se muestra de pie, con rostro bello, dulce y sereno, de estilo naturalistaidealista. Imagen de devanaderas, es decir de vestir, cabeza, pies y manos, tallados en madera policromada, enlienzada en su interior, con peluca de pelo natural, porta corona de espinas plateada, con hermosa túnica morada de terciopelo azul, portando las insignias trinitarias de la esclavitud. Lleva las manos entrelazadas por una cuerda. Su mirada es fija y penetrante, mirando al infinito. Es el prototipo del Cristo Cautivo, conocido como Jesús de Medinaceli, con iconografía similar al Ecce-Homo, revestido con rica vestimenta, El tono de las carnaciones no son las originales. Porta escapulario de la Orden Trinitaria, cautivo, ya que los trinitarios pagaron el rescate de los cautivos cristianos, prisioneros de los musulmanes (12).

RESTAURACIÓN DE LA IMAGEN DEL CRISTO DEL RESCATE

SU ADVOCACIÓN POR MURCIA Y SU PROVINCIA

Después de la guerra civil, en 1940, el escultor José Lozano Roca restauró la imagen, pero la cofradía no quedó demasiado satisfecha, ocho años más tarde, en 1948, fue restaurada de nuevo, por el escultor y restaurador oficial del Museo Salzillo, José Sánchez Lozano, de nuevo fue otra vez restaurada por el mismo artista en 1994, y finalmente en 1999 por el discípulo de este, el imaginero Francisco Liza Alarcón (10).

En la iglesia-convento de las Agustinas de Murcia, se conserva una imagen del Cristo del Rescate, cuya cabeza se le atribuye al escultor Francisco Sánchez Araciel, discípulo de la escuela salzillesca y cuya cabeza fue restaurada después de la guerra, por el artista local e imaginero José Lozano Roca.

La procesión de la Hermandad de Esclavos del Cristo del Rescate salió por primera vez en procesión el Martes Santo de 1947 (8).

Rescate 28

En el año 1940, recién terminada la guerra el gran escultor murciano Juan González


Moreno llevo a cabo un Jesús de Medinaceli para la Cofradía Marraja de Cartagena, el Viernes Santo por la noche, el cual recuerda mucho a su Cristo del Pretorio de Jumilla. El Cristo del Rescate que hizo González Moreno para Cartagena, imagen de vestir, es de rostro alargado, cargado de tristeza y angustia, de claro naturalismo, faz serena y noble, inserto en el barroco escultórico de la escuela castellana (13). Ofreciendo nuestro artista en cuanto a su estilo, una cierta personalidad. En el año 1955, el escultor murciano José Lozano Roca, realizo un Cristo del Rescate, para la Cofradía de San Juan, de la Semana Santa de Alhama. Nuestro escultor lo representa de pie, imagen de vestir, con túnica de terciopelo azul bordada de oro, formando bellos dibujos en las bocamangas, hombros, en el pecho y en los bajos. Portando el escapulario de la Orden de los Trinitarios. Lleva peluca natural y ojos postizos, para ofrecer mayor sensación de verosimilitud. Rostro expresivo pleno de dolor, con corona de espinas metálica, sus manos van unidas con un cíngulo o cordón dorado. El rostro de Jesús expresa admirablemente el dolor, la boca entreabierta, mostrándolos dientes, los ojos denotan amargura y tristeza, los pómulos están muy bien marcados y la nariz es fina y hebraíca (14). Finalmente, tenemos el Cristo del Rescate, obra de José Sánchez Lozano, para el paso Blanco de Lorca, tallado en 1985, imagen de vestir, de claro estilo salzillesco (15). José Luis Melendreras Gimeno Dr. en Historia del Arte

N O T A S .(1) A.G. J. de C: Mañana, primer viernes de marzo, recuerdo histórico. “La Verdad”, Murcia, 5 de marzo de 1942, pág. 3ª. (2) LÓPEZ MARTÍNEZ. María del Loreto: Restauración de la imagen del Cristo del Rescate por ASOARTE. Pág. Web. www.lahornacina.com. (3) “La Verdad”, 1º de marzo de 1940. (4) “Línea”, 8 de marzo de 1941, pág. 2ª. (5) “La Verdad”, 18 de abril de 1946, pág. 2ª. (6) “Línea”, 30 de mayo de 1946, pág. 2ª.- “Línea”, 5 de junio de 1946, pá. 8ª. (7) “La Verdad”, 11 de enero de 1947, pág. 3ª.- “La Verdad”, 11 de febrero de 1947. (8) “La Verdad”, 18 de abril de 1946. (9) “La Hoja del Lunes”. 26 de enero de 1948. –“Línea”, 23 de marzo de 1948, pág. 2ª. (10) LÓPEZ MARTÍNEZ, María del Loreto: Restauración de la imagen del Cristo del Rescate por ASOARTE. Pág. Web. www.lahornacina.com. (11) LÓPEZ MARTÍNEZ, María del Loreto: Restauración de la imagen del Cristo del Rescate, por ASOARTE. Pág. Web. www.lahornacina.com. (12) MASSOTI LITTLE, Adrián: Hermandad del Cristo del Rescate, “La Verdad” miércoles 25 de marzo de 1994, pág. 61. (13) HERNÁNDEZ ALBALADEJO, Elías: Juan González Moreno Cartagena, Ed. Asociación Procesionista del Año de la Ciudad de Cartagenam 1997, pág. 62. –MELENDRERAS GIMENO, José Luis: La obra escultórica de Juan González Moreno en la Semana Santa de Cartagena. Rev. “Lanzada”, Cofradía Marraja, 1990, pág. 116. (14) MELENDRERAS GIMENO, José Luis: El escultor José Lozano Roca en Murcia y su obra para la Cofradía de San Juan Evangelista de Alhama, en el Retablo de la Cofradía de San Juan Evangelista. Alhama de Murcia, Ed. Cofradía de San Juan, Ayuntamiento de Alhama, 2003, págs. 23 y 24. (15) LÓPEZ GUILLAMÓN, Ignacio: José Sánchez Lozano, o la continuidad de la imaginería murciana. Aproximación a su obra. Murcia, 1990, pág. 179. –I.M.M.: La obra del escultor José Sánchez Lozano. Catálogo. VI. Semana Cultural del Colegio Diócesano de Santo Domingo de Orihuela, Ed. Ayuntamiento de Orihuela, Excma Diputación Provincial de Alicante, 2001, pág. 14.-“Cristo del Rescate, obra de Sánchez Lozano, para Lorca” “La Verdad”, 7 de abril de 1998, pág. 58.

29 Rescate


L

a edad no carece de consuelo

Abro la ventana de un nuevo día con una plegaria fresca de esperanza. Hoy también la necesito, hoy me espera. Mi gratitud al poder dedicar una vez más unas palabras a la Virgen de la Esperanza y al Santísimo Cristo del Rescate.

¡Enséñame a perdonar!

Escribe la misma de aquel país lejano, de donde aún me llegan las aguas de la fuente de la fe.

Sonríes y no suspiras

Eran sueños. Eran cielos azules. Era brisa templada. Era fuerza y juventud, música, canción, risa, siempre avanzando, casi corriendo para alcanzar lo inalcanzable. No se notaba el dolor, y el cansancio tardaba en aparecer.

De aquel que una vez lloró

Pasaron los años de tedio trabajo. La hiedra trepadora empezó a secar las últimas hojas que brotaban de su entrelazado final… casi sin darnos cuenta llegó la jubilación. Ahora los inviernos son más fríos, los veranos pesan al andar, surge el dolor, la tristeza, la preocupación se hace grande, la distancia, la lejanía hace tiempo. Se sueña también, se medita más, hay más pausa para pensar, el paso cada día más lento, las emociones más fuertes. Se quiere más, crece el amor, se quiere tanto que se abrazan hasta las sombras, se quiere tanto que el dolor se hace dulce al recordar el encanto que perdura en el presente. Ya fuimos tallo, ya fuimos dulces racimos, ya fuimos sarmiento, ya fuimos alimento, ya siguieron nuestras límpidas corrientes, aquellos que quisieron aprender. La Educación cumplida, la Vocación que no termina, la enseñanza de la Educación humana. Trazamos nuevas rutas a aquellos que se perdieron al caminar. En febrero ya se está esbozando en el aire frío murciano el cuadro de la semana santa, siempre tan particular, con ese tinte nuevo de cada año. Mañana crearé un jardín de pensamientos de colores, de amaneceres amarillos y anaranjados para ofrecerlos el día de la procesión. Entre mi jardín creció una plegaria.

Rescate 30

Que ponga el dolor causado En el olvido para volver a amar Más sufriste Tú y jamás dejaste de querer Virgen de la Esperanza, flor, aura de amor Que nadie jamás se burle Dulce plácida madre Oye mi clamor, Oye mi voz que clama tu consuelo Quisiera desatar tus manos heridas Santísimo Cristo del Rescate Quisiera que ellas me hagan cobijo Sentir Tu latido bajo mi techo Tu pasión me levante Y pueda yo levantar A todo el que cae, que duda Y que cada vez que llore… …Lloro porque te amo Invierno en Murcia Carmen Gil de Montes


31 Rescate


2010

Memoria Secretaría

Estimados Hermanos en el Señor:

En el desempeño de mis funciones como Secretario, y en cumplimiento de las vigentes Reglas de la Hermandad, doy lectura a la Memoria de Secretaría del año 2010. En el mes de enero se celebró el Cabildo General Ordinario, en el que se trataron diferentes asuntos de la Hermandad y la Junta de Gobierno dio cuenta de su gestión. Trascurrió el mismo en un ambiente participativo y bajo una correcta discusión, y con la transigencia y responsabilidad de todos se alcanzaron importantes acuerdos, como el arreglo del Manto de la Virgen, la reforma de algunos artículos de nuestros Estatutos y la aprobación de las cuentas vencidas y presupuestos para el año entrante.

Hermano Mayor, que tomamos la decisión de empezar con este emotivo acto. Fue en el mes de marzo también cuando recibimos orgullosos y con alago de manos de los dirigentes regionales de la ONCE la plancha de impresión del cupón con la imagen del Cristo, que se imprimiría el día 3 de Abril. De nuevo, agradecer sinceramente a la Organización su gesto para con esta Hermandad. Y creo que es también de justicia reconocer la labor de nuestro Hermano Mayor, D. José Ramón Guerrero, que fue el único y verdadero impulsor de esta idea, cuya materialización hizo posible que la imagen de nuestro Cristo del Rescate trascendiera por un día a todos los rincones de España.

En las primeras semanas del año, se vieron realizando numerosas gestiones para la correcta organización del Quinario en honor de nuestro co-titular, el Cristo del Rescate. Este año venía marcado por ser el primer Quinario y Besapié que se organizaba en el templo de San Juan restaurado, y por ello hubo que hacer numerosas adaptaciones que afectaron a todos los utensilios implicados en estos actos (rampas, peanas, vayas, cera, cepillos,…).

El mes de marzo igualmente registró la celebración de un nuevo Vía Crucis que organizan los responsables de Juventud y Cultos de nuestra Hermandad. Por inclemencias del tiempo, se realizó por el interior de la Iglesia de San Juan Bautista, y fue un rato de recogimiento y oración, si bien como aspecto negativo cabe señalar la nula asistencia de Hermanos. Os invitamos a la celebración de este año, y os recordamos que todos los años, como se indica en el programa que se os remite, se celebra este Vía Crucis.

Se realizó un gran esfuerzo para que todo estuviera listo para la celebración del Quinario, y finalmente trascurrió con brillantez y normalidad. Especialmente emotivo e intenso fue, como siempre, el día del Besapié, donde numerosos fieles de nuestro querido Cristo acudieron a rendirle culto y veneración. Con la colaboración de nuestro Párroco y Consiliario, D. Juan Valverde, de los miembros de la Junta de Gobierno, y de numerosos Hermanos, vivimos este Bespié intensamente. Asistió a oficiar misa el Sr. Obispo, actuó el Orfeón Fernández Caballero, y se cerró con la Procesión Claustral, que se va consolidando como uno de los actos centrales y a la que cada vez podemos ver que asisten más fieles, lo que representa un orgullo para los miembros de la Junta de Gobierno, encabezados por el

Se realizó una intensa labor para poder editar e imprimir la revista Rescate en la retirada de contraseñas, como ya se ha hecho habitual. Este año, el peso de la contratación de colaboraciones, recogida de artículos, edición, corrección e impresión recayó en los miembros de la Junta de Gobierno. Gracias a todos, y especialmente a nuestro Vice Hermano Mayor, D. Angel Salinas, a nuestro Delegado de Material, D. Angel Delgado y a nuestro Delegado de Protocolo, D. José María Falgas. Gracias a su trabajo desinteresado fue posible presentar la revista a tiempo. Y este año teníamos especial ilusión, pues era un inmenso orgullo poder contar el Besapié histórico de 2009, que se celebró en la Santa Iglesia Catedral, bajo el manto de la Virgen de la Fuensanta.

Rescate 32


La revista fue entregada a los Hermanos en los días señalados para la retirada del ticket procesional, días en los que ya sufrimos momentos de agitación y nerviosismo ante la inminencia de la celebración de la Procesión de la Esclavitud. De nuevo, tocó trabajar duro para adaptar muchos utensilios a las nuevas características del Templo, recién restaurado, y también para preservar su integridad. Todo trascurrió sin incidentes, pero sí con un accidente, sufrido por nuestro Vicedelegado de Procesión, D. Carlos Pérez Quirós, que en su afán de colaboración sufrió un percance con un farol y sufrió una luxación que le mantuvo unas semanas de baja. Pero a buen seguro que más importante para él fue que le impidió participar en nuestra procesión (y en otras), de la que es un asiduo participante. Sirvan estas palabras para agradecer su dedicación, y la de todos los Hermanos que colaboran en las tareas de montaje y desmontaje de la Procesión, que a resultas de lo visto podemos decir que además de complejas son también arriesgadas.

Plaza de San Juan - Murcia - Tel.: 968 22 06 75

La Procesión trascurrió con absoluta normalidad, en un día con algunas nubes y algo ventoso, pero en general agradable. Nuevamente, pudimos ver gran afluencia de público, sobre todo en las plazas de Belluga y Santo Domingo, lo que es reconfortante. La Virgen lució resplandeciente con el manto restaurado, en su primer año de procesión. El cierre, escenificado en el ya tradicional encuentro, es especialmente emotivo y sentido por todos los que participamos en la Procesión. Son ya muchos los encuentros vividos, pero nos seguimos sobrecogiendo con cada vaivén de los tronos durante el camino de aproximación que lleva a María de la Esperanza frente a Jesús del Rescate, con cada campanada de los cabos de andas, con cada paso de los portatronos. En esos momentos, todos nos encontramos con Jesús. Todos nos encontramos con María. Escenificamos un encuentro que contemplamos en la penumbra del anochecer del Martes Santo, pero vivimos en lo más hondo de nuestro corazón. Gracias a todos los que participáis para que así sea, y en especial a los cabos y subcabos de andas, por su buen hacer y dedicación. En el mes de abril celebramos un almuerzo de Hermandad (por primera vez se hacía al medio día, y no por la noche). Como en años

Plaza San Juan, 6 • 30008 Murcia • Tel.: 968 35 50 16 SERVICIO A DOMICILIO • www.omammamia.com


anteriores, revivimos experiencias pasadas y compartimos otras más actuales. Disfrutamos un rato en verdadera Hermandad, y distinguimos la fidelidad de los Hermanos más veteranos, y de dos asociaciones que han colaborado con nosotros de forma desinteresada; la ONCE y el Orfeón Fernández Caballero. Fue también en el mes de abril cuando se celebró la Cena del Cabildo, en la que cada cofradía o hermandad rinde homenaje a sus miembros más destacados. En esta ocasión, fue nuestro querido Hermano y Delegado de Protocolo, D. Juan Antonio Navarro, el que recogió el título de Nazareno del Año de la Hermandad. Con una larga trayectoria como portador del Cristo del Rescate (15 años en la reserva), disfrutó de este merecido homenaje, que disfrutó intensamente. Enhorabuena. Este año, trascurridos cuatro desde las últimas elecciones y por mandato de las reglas, era precisa la celebración de nuevos comicios de cara a la elección del Hermano Mayor que dirija esta Hermandad por un nuevo periodo. En el mes de mayo y junio, se realizó todo el proceso electoral conforme al Reglamento vigente, y finalmente no fue necesario celebrar la votación, pues solo concurrió la candidatura de Hermano Mayor saliente, D. José Ramón Guerrero Bernabé, lo que propició de nuevo su nombramiento por un nuevo periodo de cuatro años, hasta el año 2014. Recojo aquí el agradecimiento público del D. José Ramón, reiterado en numerosas ocasiones, por la confianza que los Hermanos han depositada en él. Igualmente, la Junta de Gobierno agradecemos al Hermano Mayor poder seguir participando en las tareas encomendadas, y todos participamos en el deseo de que, con la ayuda de nuestros Sagrados Titulares, nuestra gestión sea acertada y a la altura de esta ilustre institución. La celebración del Corpus Christi nos reunió de nuevo en el mes de Junio. Celebramos junto a otras Cofradías y Asociaciones la procesión en la que acompañamos a la Custodia por las calles del casco antiguo de Murcia, como es habitual con un tiempo veraniego y en un día resplandeciente.

Rescate 34

Los meses otoñales no son de gran actividad en la Hermandad, lo que aprovechamos para revisar y organizar enseres, y preparar los actos futuros. En el mes de Noviembre celebramos la Misa Funeral por los Hermanos difuntos, y al respecto cabría mencionar el fallecimiento, en ese mismo mes de Noviembre, del Hermano D. Francisco Vigueras Almodóvar, que ostentaba el número 1 desde hace algunos años, y que participó en la fundación de esta Hermandad. El año toca a su fin y, para la festividad de la Virgen de la Esperanza, el 18 de diciembre, toca celebrar el triduo en honor de nuestra cotitular. Durante los tres días (viernes, sábado y domingo) compartimos un momento de oración alrededor de nuestra Virgen de la Esperanza, en unos actos organizados con gran diligencia por nuestro Vice-Hermano Mayor y vocal de cultos, D. Angel Salinas, y con la colaboración de miembros de la Parroquia, encabezados por el Párroco y Consiliario de esta Hermandad, D. Juan Valverde. Pero también marcados por la falta de afluencia de Hermanos, por lo que aprovechamos de nuevo para invitaros a la próxima celebración y honrar a nuestra Virgen de la Esperanza como realmente se merece. Cerramos de nuevo año de convivencia como Hermanos y en Hermandad. Ha sido un año convulso, marcado por un ambiente social adverso y una crisis económica y de valores que todos hemos sufrido y padecido, en mayor o menor medida. Pero este ambiente no ha evitado que nos reafirmados en nuestros valores cristianos, bajo el amparo de nuestros Sagrados Titulares. Bajo estas circunstancias es dónde se percibe la grandeza e intensidad de las advocaciones de nuestros Titulares: RESCATE Y ESPERANZA. Han sido un pilar sólido para sustentar nuestra convivencia como Hermanos en Cristo y como Hermandad. Y esperamos que así sea también en el año venidero. Gracias a todos. Murcia a 31 de Diciembre del año del Señor 2010 Fdo. El Secretario

Angel Martínez López


Actos y Cultos Año 2011 La Hermandad de Esclavos de Nuestro Padre Jesús del Rescate y María Santísima de la Esperanza y, en su nombre, el Hermano Mayor y la Junta de Gobierno, tienen el Honor de invitarle a los Actos y Cultos organizados por esta Hermandad, para mayor Gloria y Honra de Nuestros Excelsos Titulares. SOLEMNE QUINARIO A celebrar los días 28 de Febrero, 1, 2, 3 y 4 de Marzo. Dará comienzo a las 7.30 h de la tarde, con Via Crucis, Ejercicio, Misa con Homilía, Himno y Besapié. Las intenciones de estos cultos serán: Día 28: Por los Hermanos Mayores fallecidos de la Hermandad y sus familias. Día 1: Por las camareras fallecidas de los titulares y sus familias. Día 2: Por los Presidentes Capellanes fallecidos de esta Hermandad. Día 3: Por todos los fieles y devotos de Ntro. Padre Jesús del Rescate. Día 4: Por todos los Hermanos Esclavos difuntos. SOLEMNÍSIMA HORA SANTA

ENTREGA DEL BOLETO PROCESIONAL En la Sede de nuestra Hermandad, presentando el resguardo de ingreso bancario, en las fechas de Viernes de Dolores, día 15 de Abril, de 5 a 7 h. de la tarde, Domingo de Ramos, día 17 de Abril de 10 a 13 h. de la mañana, y Lunes Santo, día 18 de Abril, de 11 a 13 h. de la mañana. Fuera de estas fechas y horario, el boleto no podrá ser retirado.

PROCESIÓN DE LA ESCLAVITUD El día de Martes Santo, 19 de Abril, a 7 h. de la tarde, desde la Parroquia de San Juan Bautista, iniciará su recorrido habitual. SOLEMNISIMO TRIDUO En el mes de Diciembre, los días viernes 16 y sábado 17, a las 5.30 h. de la tarde y el día domingo 18, a las 11.30 h., de la mañana se celebrará el Triduo en Honor de María Santísima de la Esperanza con el rezo del Santo Rosario, Ejercicio, Santa Misa con Homilía e Himno.

A celebrar el día 3 de Marzo. Dará comienzo a las 11.00 h. de la noche, con exposición del Santísimo, Santo Rosario, meditación, Santa Misa, Himno y Apertura del Besapié.

TODOS LOS PRIMEROS VIERNES DE MES

BESAPIÉ DEL CRISTO DEL RESCATE

SOLEMNE FUNERAL

A celebrar el viernes, día 4 de Marzo. Desde las 6.30 h. de la mañana, hasta las 12.00 h. de la noche, con celebración de la Santa Misa a las 8, 9, 10, 11 y 12 h. de la mañana, 1, 5, 6, 7 y 8 h. de la tarde, y 10 y 11 h. de la noche. A las 4 h. de la tarde Via Crucis.

Por todos los Hermanos fallecidos, en especial durante el último año, a celebrar el día 18 de Noviembre, viernes a las 8 h. de la noche, en la Iglesia de San Juan Bautista.

PAGO DEL BOLETO PROCESIONAL Hasta el 15 de Abril, en cualquier oficina de La Caixa, realizando ingreso con el resguardo recibido por correo ordinario.

A las 6 h. de la tarde, se celebrará la Santa Misa, en honor de nuestros Sagrados Titulares (excepto Julio y Agosto).

VIA CRUCIS A celebrar el día 11 de Marzo, Viernes, en la Iglesia de San Juan Bautista a las 21.30 h. NOTA: Todos los actos se celebrarán en la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista de Murcia.

35 Rescate


D

istinciones y homenajeados del Rescate 2010

La Hermandad del Rescate homenajeó a Marisefi González, Mariano Iniesta, José Expóxito, Antonio Mora y a la ONCE. Como en los últimos años la Junta de Gobierno de esta Hermandad de Esclavos de Ntro. Padre Jesús del Rescate y María Santísima de la Esperanza, cofradía que desfila en la tarde noche de Martes Santo, entregó a varios de sus Hermanos más antiguos una distinción nazarena tallada en cristal por el artesano Reina en el transcurso de un almuerzo celebrado en el hotel Silken 7 Coronas de la capital.

Rescate 36

Los homenajeados del año 2010 fueron: Antonio Eloy Mora Martínez, por su larga trayectoria en esta Hermandad, el cual no pudo asistir y en su nombre lo recogió el Hermano Mayor Honorario, Adrián Massotti. Marisefi González Navarro, por el tercio de la Cruz Guía. Mariano Iniesta, portador del trono de la Virgen de la Esperanza y José Joaquín Expósito Martínez, por el tercio del Cristo del Rescate.


A la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) se le entregó un especial reconocimiento como gratitud por haber dedicado el cupón del día 3 de abril al Besapié del Rescate. Tal distinción le fue entregada al delegado provincial de la ONCE en Murcia, Agustín Aguilera Aguilera, que estuvo acompañado por Fernando García. En el transcurso del acto los compañeros de junta de Gobierno sorprendieron al Hermano Mayor de la Hermandad del Rescate, José Ramón Guerrero, al entregarle una placa conmemorativa por la gran labor desarrollada al frente de esta cofradía murciana en su primer mandato cuatrienal. La esposa del Hermano Mayor, Amor Delgado, fue sorprendida con una foto en la que aparece junto a sus hijas vestidas las tres con la túnica nazarena de la Hermandad de la Esperanza. Otro detalle fotográfico recibió la camarera del Cristo del Rescate Mª Ángeles García, acompañada por su esposo Juan Nicolás. Además de familiares de los homenajeados y directivos de la Junta, asistieron a tan brillante acto el nazareno del año, Miguel Sánchez Fuentes; representantes del Cuerpo de la Guardia Civil y Policía Local de Murcia, los cuales dan escolta a las imágenes; también estuvieron las camareras del trono, de la Virgen de la Esperanza, Asunción Iniesta Moreno, y de la Cruz Guía, María Teresa Sánchez Belmar. En su intervención el Hermano Mayor, José Ramón Guerrero, destacó una vez más la vocación y dedicación al servicio de esta Hermandad por parte de los homenajeados. También de todos los hombres y mujeres que forman parte de tan hermosa cofradía, la cual desfila el Martes Santo en la tarde noche primaveral durante más de sesenta años por el corazón de nuestra querida ciudad de Murcia. Sin olvidar a las miles de personas que se acercan cada primer viernes de marzo al tradicional Besapié en el que aflora la devoción y veneración al Cristo del Rescate, o a su capilla en la iglesia de San Juan Bautista diariamente.

37 Rescate


Rescate 38


A

lmuerzo de la Hermandad Año 2010

El Almuerzo de Hermandad del año 2011 será en el Hotel Silken 7-Coronas, el Sábado 7 de Mayo, a las 14.00 h. Están invitados todos los Hermanos del Rescate, así como los familiares y amigos que lo deseen. Compartiremos un rato de hermanamiento y se entregarán los galardones a los distinguidos este año. ANÍMATE Y ÚNETE A NOSOTROS EN ESTA CELEBRACIÓN¡¡¡ Para más información, contacta con la Hermandad.

39 Rescate


Doctor Fleming, 8 • Tel.:968 37 35 53 BARQUEROS - MURCIA

SUMINISTROS DE OFICINA CONSUMIBLES DE INFORMATICA EMBELLECIENDO MURCIA DESDE 1970 SUS FIESTAS Y SUS TRADICIONES

C/ Isidoro de la Cierva, 10 Tel.: 968 21 20 90 fh@fernandohijo.com

www.fernandohijo.com

C/. RAMBLA, 17 BAJO TELÉFONO Y FAX: 968 / 21 87 66 Móvil 647 50 81 84 30001 MURCIA papeleria_rambla@telefonica.net SERVICIO A DOMICILIO

DISPONEMOS DE SALA VIP PARA:

Cumpleaños• Eventos Deportivos Reuniones• Fiestas en General


RESERVAS Tel.: 968 21 02 05 info@bodegonlostoneles.com

C/ Cรกnovas del Castillo, 7 โ€ข 30001 Murcia


LA HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS DEL RESCATE Y MARÍA SANTÍSIMA DE LA ESPERANZA AGRADECE A LOS ORGANISMOS, EMPRESAS Y PARTICULARES SU COLABORACION EN ESTA REVISTA, QUE PERMITE SU EDICIÓN Y DIFUSIÓN.

Edita:

Hermandad de Esclavos de Nuestro Padre Jesús del Rescate y María Santísima de la Esperanza. Consejo de Redacción:

José Ramón Guerrero Bernabé Ángel Delgado Vidal José María Falgas Martínez Ángel Martínez López Ángel Fº Salinas Martínez Fotografía Portada:

Juanchi López Fotos:

Juanchi López José María Falgas Martínez Archivo de la Hermandad Diseño:

createa.es

Impresión:

murciagraf.es Depósito Legal:

MU-680-2007

La Hermandad no comparte necesariamente, ni se responsabiliza de las manifestaciones u opiniones expresadas en eslas páginas por los colaboradores.


SEMANA SANTA DE MURCIA. DECLARADA DE INTERÉS TURÍSTICO INTERNACIONAL.

www.hermandaddelrescate.es

Revista del Rescate Nº 5  

Revista publicada en fechas próximas a la Semana Santa por la Hermandad de Esclavos de Nuestro Padre Jesús del Rescate y María Santísima de...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you