Issuu on Google+

N

Año: 14 Número 332

unca he podido olvidar aquella ocasión cuando bebí leche fría por primera vez. Tenía 12 años y vivía en el corazón de la capital mundial bananera, en la tierra del quetzal y del Popol Vuh. Fue un descubrimiento insólito y sucedió en el comisariato, propiedad de la empresa norteamericana United Fruit Company. Para entonces, ya había escuchado hablar de Nueva York y sus rascacielos y había tenido en mis manos un viejo ejemplar de la revista Life y había leído en sus páginas sobre el asesinado del presidente John F. Kennedy. Ante la novedad de beber leche fría, obvié darme cuenta cuánto se ampliaba día con día mi panorama cultural. Por esos días, mi abuela Virgilia había empezado a preparar la avena con leche en polvo, otra novedad del tamaño del mar. Así iba nuestra vida en la década de los sesenta, de novedad en novedad, de admiración en admiración. Todo aquel extraordinario progreso nos llegaba de un país muy diferente al nuestro. Y, sin ser compelido, mi curiosidad por saber más de los Estados Unidos de Norteamérica parecía no tener fin. Ahora tengo la dicha de vivir en esta tierra próspera y libre. Y, como consecuencia lógica, he visto con mis ojos y experimentado cosas mayores jamás imaginadas, siendo la más importante y más valiosa de todas: la libertad. A mis amigos de allá, de mi tierra, no termino de contarles las maravillas de la vida de este lugar. Los veo abrir los ojos y asombrarse al describirles las viviendas rodeadas de jardines, en vez de estar escondidas por gruesos y altos muros. A los bancos no los protegen agentes de seguridad; y en vez de sentir esa sensación de peligro, hay sobre sus mostradores amigables canastas repletas de chocolates y chicles Adams. Casi no me creen cuando les describo cuán ordenado es el tráfico, en especial en los cruces de cuatro vías, sin semáforo y sin la presencia de un agente de

tránsito, para dirigir el flujo vial. Al escucharme todos me han expresado su deseo y esperanza de vivir en un país así. “Nosotros, el pueblo de los Estados Unidos, a fin de formar una Unión más perfecta, establecer la justicia, garantizar la tranquilidad nacional, tender a la defensa común, fomentar el bienestar general y asegurar los beneficios de la libertad para nosotros y para nuestra posterioridad, por la presente promulgamos y establecemos esta Constitución para los Estados Unidos de América…” Así empieza diciendo el primer párrafo del gran documento conocido como La Constitución, escrito por hombres inspirados y, por qué no decirlo, dictado Por Dios. Para dicha de este gran pueblo, el documento no empieza diciendo: “Yo, el rey, soy amo y señor, la autoridad, la

24 Páginas

ley, el responsable y señor del destino de cada habitante de esta nación…” A partir de tal enunciado, el gobierno de este país norteamericano ha sido el pueblo y no un rey o un dictador. Así la felicidad o la infelicidad, la guerra o la paz, el progreso o la miseria dependen del pueblo mismo y no de un presidente, ministro o rey. Por eso, mientras el pueblo se gobierne a sí mismo abundará el respeto y la paz perdurará. De lo contrario, si decae en cumplir su deber, su poder se debilitará y se menoscabará su dignidad. No hay otra salida cuando se descuida a desatiende a su propia reina, llamada libertad. Y de todas estas maravillas hablo con mis paisanos de mi querida patria centroamericana. También les cuento cómo se manejan mis negocios con la

25 de Junio 2014

numerosa clientela del Heraldo Hispano. Con dos o tres clientes trabajamos con un contrato informal. Con la gran mayoría lo manejamos con un intercambio de palabras. Y, aunque les cueste creer, menos de uno por ciento nos queda mal. Eso sí, rara vez un cliente deshonesto vuelve a solicitar nuestros servicios. En todo caso, esos individuos pierden en vez de ganar. En resumen, allá en mi tierra, no podría estar contando la misma historia. No se podría llevar a cabo allá, algo así tan cerca de lo ideal. Hay, para nuestra tristeza, poca confianza y muy poco respeto por la ley. Por esta y por otras razones, nos nace unirnos a esta gran nación para celebrar el día de su Independencia y para celebrar también su inspirada Constitución. Por: Oscar Argueta


Pรกgina 2

25 Junio de 2014

EL Heraldo Hispano


El Heraldo Hispano

25 de Junio de 2014

EDITORIAL HAZME DUEÑO Hazme el dueño de tus antojos, con sabor a amor u olor a clavo. Prometo, postrado de hinojos, ser de tus ojos fiel esclavo. Dame tu amor con tu mirada; sé mi reina, mi alta señora. Y si preguntan por mi espada, di: es del hombre que me adora.

¡A

Por: Oscar Argueta (coca43@ hotmail.com) Guatemalteco. Escribe desde Mount Pleasant, IA

h, la pasión por el fútbol y por este momento mundialista! Pareciera Pídeme contar las estrellas. estar retorciéndole Eso haré en una noche oscura. al mundo los nervios, los ojos, ¿Por qué nos cuentas?, dicen ellas. las coyunturas y hasta la piel. El Yo les respondo: por locura. espíritu de la contienda fútbolística en Brasil pareciera tomar posesión Hazme el celoso jardinero, de todo y de todos; empezando por de tus matas y de tus flores; los pensamientos, la conducta, el Sobre las ramas un jilguero hambre y hasta el sueño de todos cantará alegre sus amores. los habitantes del planeta. Luego, Hazme tu recitador de versos durante los 31 días de fútbol, toda de amores, de grandes empresas. otra actividad pareciera ocupar De este y de otros universos, un segundo plano y hasta quedar con o sin palabras impresas. relegada, reducida y hasta olvidada. Así son estos días de mundial de Dame el cielo con tu sonrisa fútbol. El mundo gira en torno al Ordéname Quijote tuyo. deporte rey. Heme aquí con frente sumisa; Mis días de fútbol, de sudar fiel, sin envidia y sin orgullo. para lograr meter un gol, han Por: Oscar Argueta quedado muy atrás. En aquel

entonces tenía doce años y vivía en un puerto donde el sol, sin mentir, derretía el pavimento de las calles, donde el sol se divertía lanzándole flechas ardientes a mi espalda flaca y desnutrida. Eran los días cuando aún no me ponía zapatos y vivía como prisionero bajo la férrea tutela de mi abuela Virgilia. Jugar, para ella, era perder el tiempo y “perder el tiempo, hasta los santos lo lloran”, era el decir de aquella gente de antes. Por eso, mis horas de juego fueron siempre a escondidas de la mirada de fuego de aquella mi abuela obsesionada con trabajar. Según ella, solo el trabajo podía curar a las personas de cualquier vicio, librarlas de malas influencias y mantenerlas en cintura. Jugando a escondidas fue como me gané mi apodo formal. Esa vez tiré la pelota con un chaflán, en vez de tirarla con chanfle. “¡Adiós Chaflán!”, me gritaban, a partir de entonces, cuando pasaba por aquellos vecindarios hundidos en un mar de fango rojizo costero. Y esa es, señores y señoras, toda mi experiencia como fallido jugador de fútbol. Y sí, comprendo muy bien la palabra competir. Una competencia, por supuesto, muy diferente a la de meter goles en un partido de fútbol. Competí con otros estudiantes, durante los seis

Página 3

años de la secundaria, por llevar la bandera nacional durante el magno desfile del día de Independencia. Ese honor le pertenecía al estudiante con las notas más altas de ese presente ciclo escolar. Así pasó un año, pasaron dos, tres, cuatro, cinco y solo alcanzaba a formar parte del cuadro de honor. Aclaro, mis contrincantes solo se dedicaban a estudiar. En cambio yo, trabajaba todos los días en la Sastrería Palestina, de mi tío Rogelio. Trabajaba durante el receso del almuerzo, en las tardes después de clases, los fines de semana, días festivos, vacaciones, etc. Para mi dicha, el día llegó. Para serles franco ya no lo esperaba. Hasta ahora llevaba cinco años perdiendo la contienda por alcanzar la máxima nota solo por una o dos cifras decimales. Era algo así como cuando los equipos están jugando el último minuto del segundo tiempo y de pronto el narrador grita un gol, el del desempate. Quedando el marcador dos a uno. Así pasó conmigo ese año. Un día, a principios de septiembre, recibí la notificación con el nombre del ganador. No lo podía creer, el ganador era yo. También he de hablar de competir conmigo mismo. Durante estos meses de primavera mi memoria ha sido mi feroz

contrincante. La meta propuesta era salir a caminar por las mañanas durante una hora y en el trayecto memorizar veinticinco de poemas de mi autoría. La batalla ha sido férrea. Aprender cada poema era como jugar un partido de fútbol o subir una montaña a paso de campo traviesa. Empezaba con una estrofa y la repetía y la volvía a repetir. La oposición era como una ciudad fuerte, diríase como la ciudad bíblica amurallada de Jericó. Con paciencia, constancia y resistencia de campeón insistí y persistí. El resultado del partido redundó a mi favor, así como resultó el marcador de uno a cero a favor de la selección mexicana en el juego contra Camerún. Mi memoria ha sido vencida una vez más. Lejos están aquellos días de la adolescencia cuando me dediqué a memorizar cuarenta poemas de los más ilustres poetas latinoamericanos. En ese momento, mis fuerzas eran más frescas y nuevas, así como las energías del jugador argentino Leo Messi. Ahora, después de tantos años, mis energías son como las del famosísimo jugador brasileño, Pelé. Mi primer gol contra mi memoria lo anoté cuando memorice mi primer poema, el de La niña de Guatemala, del poeta cubano: José Martí.


Pรกgina 4

25 Junio de 2014

EL Heraldo Hispano


El Heraldo Hispano

25 de Junio de 2014

Página 5

El Heraldo Hispano se encuentra en estos establecimientos comerciales: IOWA AMES Hy-Vee 640 Lincoln Way / 515-232-1961 West Hy-Vee 3800 Lincoln Way / 515-292-5543 BETTENDORF Azteca III 2400 Spruce Hill Dr. 563-344-2121 BURLINGTON Casa Fiesta, 2570 Mt Pleasant St. 319-758-1111 Lindo México, 622 Jefferson St. 319-753-9952 Trailways, 906 Broadway St 319- 752-5453 SCC Burlington 1500 West Agency Rd Biblioteca Pública, 210 Court St. Burlington (319) 753-1647 Mi Pueblo Real, 3110 Division 3197528458 CEDAR RAPIDS Adelitas Mexican Grill, 2833 Blairs Ferry Rd NE 319-378-0034 La Guanajuato, 3915 Center Point Rd NE 319-743-0081 La Camelia, 475 Northland Ave 319-377-2755 El Mercadito, 700 1st Av. NW 319-365-9733 El Paisano Restaurant, 700 1st Ave NW Cedar Rapids, IA 319-826-3692 Panadería Lupita, 3300 Johnson Av. NW 319-366-1181 Tienda Don Miguel 2a127 Wiley Blvd SW 319-396-2588 El Rancho Mexican Restaurant 2747 16th Av. SW 319-298-8844 Fiesta Del Sol Restaurant 4801 1st Avenue Southeast, Cedar Rapids, IA 319-373-2477‎ Los Compadres 2825 6th Street Southwest 319826-1870 COLUMBUS JUNCTION Dollar Store, 219 Main St. 319-728-8020 La Perla de México, 225 Main 319-728-8182 Antojitos Carmen, 207 Main St. Columbus Jct, IA 319-728-9055 Taquería La Hacienda,120 North Main 319-728-8099 CORALVILLE Tienda Lupita, 108 2nd. Ave. 319-338-1282 El Cactus Original 104 First Ave. 319-354-0444 Casa Azul Restaurante, 708 1st Ave 319-338-2641 5th Avenue 899 -22nd Avenue 319-351-3850 CLIVE La Preferida - Mexican Market, 1800 NW 86th St. (515) 278-5806 Elegante Salon, 1800 NW 86th St. (515) 727-6058 Lara’s Bakery, 1800 NW 86th St, Ste 19 (515) 276-5589 DAVENPORT Azteca I Restaurant (Walnut Center)4811 N. Brady St. 563-386-6689 Azteca 2, 2843 E. 53 RD St. Azteca 4, 3566 N. Brady 563-445-1315 Los Agaves Mexican Grill 328 N. Brady Stree 563-386-5949 Aborrotes Carrillo, 903 W. 3td. St. 563-323-5977 Tienda La Finca 916 W 2nd Street, 563-322-0041 DES MOINES La Tapatia 2, 4007 SE 13th St. 515- 256-3283 Pasteleria La Michoacana 1552 E. Grand Ave. Space B 515-265-0696 La Cruz Mexican Market, 3900 E 14th St. 515-264-9441 La Favorita, 1700 E. Grand Ave 515-262-5489 La Tapatía Market, 1440 Des Moines St 515-262-8097 Mundo Latino Insurance Agency 1541 East Grand Ave. 515-287-0055 Tienda La Mexicana 1524 E. Grand Ave 515-265-8614 La Preferida Mexican Market 1800 N 86th St Clive 515-278-5806 La Michoacana Mexican Groseries 433 5th St. West Des Moines 515-255-5329 El Salvador del Mundo Rest. Salvadoreño, 2901 6th Ave. 515-244-5224 Tienda El Palomino, 3116 E. 14th St. 515-265-4410 Pasteleria Raquel, 1521E. Grand Ave. 515-263-9233 515-771-1825. Foto Fiesta 1521 E. Grand Ave 515-264-1999 Paleteria La Michoacana 1552 Grand Ave. Suite B 515-265-0696 El Zapatito, 2102 E. 14th St. 515-745-8360 FAIRFIELD La Hacienda, 2803 W Burlington Ave, 641-472-1036 Arandas Mexican Restaurant 203 W Broadway Ave 641-472-4328 IOWA CITY 4 Season, 1022 Gilbert Ct. Iowa City, IA 319-541-5228 Adriana Salon 5 Sturgis Corner Dr Ste. 3600 319-548-1227 Taqueria La Michoacana 438 Hwy 1 W 319-358-2333 Hair Desing, 1930 South Gilbert St. 319-358-5710 Tax Mex 1930 S Gilbert Street 319-339-4200 Los Portales, 1402 S. Gilbert St. y Hwy 6 319-358-1308 Tienda El Paso, 609 Hollywood Blvd. 319-338-3703 Acapulco 2, 1937 Keokuk 319-338-1122 319-358-8182 Potentially Yours 1705 S. 1st. Avenue, 319-512-7593 MARION Villa’s Patio Resturante 433 7th Ave Marion, IA (319) 447-1101 El Perico 835 7th Avenue, Marion, IA (319) 373-8144‎ MARSHALLTOWN Los Tucanes, 15 S. 7St. Marshalltown 641-753-0508 Pan. Arcoiris, 28N 1st. Av.641-752-0714 Abarrotes Villachuato, 31 N, 1st. Ave. 641-752-2240 Carnicería y tienda La Salud, 17 N. 1st. St. 641752-1741 Angel’s Store, 20 E. Main St. 641-844-9900 Grocerys Tortillería Gaytán, 505 N. 3 Ave. 641-753-6150 Hy-Vee 802 S. Center St. 641-752-4525 Lara’s Bakery, 707 North 3rd Ave. 641-752-0152 Zamora Fresh Market, 4E. Main St. 641-753-8522 MOUNT PLEASANT Heidelberg Motel 2005 E Washington St, (319)3858968 Loads of Fun Laundry 901 E Washington St. Mount Pleasant,IA 52641 319-385-4321 Mi Pueblo Real Resturant 1106 E Baker St (319) 385-1112

MANTENIENDO UNA

RELACION CON SU

ABOGADO DE INMIGRACION Los casos de inmigración pueden ser muy complejos. Con frecuencia, se llevan muchos meses o hasta años para resolver. De acuerdo a esto, es muy importante que usted mantenga una buena relación con el abogado representando su caso de inmigración. Buena comunicación por conversación o por escrita con el abogado y el personal de oficina del abogado es muy esencial. La comunicación es muy importante. Información importante sobre su caso del abogado debe ser por escrito en una carta con el membrete del abogado y la dirección y número de teléfono. La carta debe darle instrucciones claras de lo necesario para proceder con su caso de inmigración, incluyendo: documentos necesarios, fechas y horas de corte, y qué información necesita para proceder con su caso. Usted tiene un contrato de trabajo con su abogado. Al igual que cuando le construyen una casa, usted tiene el derecho de saber el progreso de su caso. Usted debe sentirse libre de contactar a su abogado para que le dé un reporte de ese progreso. Frecuentemente las oficinas de los abogados se mantienen muy ocupadas. Así que, si su abogado o la asistente legal no pueden responder inmediatamente a su pregunta, tenga paciencia. Llame más tarde o pregúntele a la secretaria cuál es la mejor hora de llamar. Usted también debe dejar su número de teléfono para que el abogado o la asistente legal le regresen la llamada. Si usted no siempre está disponible para contestar su teléfono, sería bueno que tenga un contestador automático. No debe esperar que el abogado le devuelva la llamada si no está disponible o no tiene contestador automático. Es muy frustrante para un abogado cuando llaman a un cliente que no contesta el teléfono y no hay manera de dejar un mensaje. Las cosas esenciales deben ser comunicadas por escrito. Si usted cambia su dirección, debe enviar una carta con su nueva dirección. De esta manera, su abogado sabrá exactamente qué dirección poner en la forma de cambio de dirección. Al proveer su nueva dirección por escrito evita confusión de letras o

números en la dirección. Asegúrese que su abogado siempre tenga un buen número de teléfono en dónde él pueda comunicarse con usted, o el número de otra persona que pueda contactarse con usted. Si su número de teléfono está desconectado, es su responsabilidad darle a su abogado el nuevo número lo más pronto posible. En adición, si usted no tiene teléfono, es su responsabilidad proveer a su abogado un número de teléfono de otra persona que pueda contactarse con usted. Si usted no mantiene a su abogado actualizado con su nuevo número telefónico, usted no puede esperar que su abogado

Frecuentemente, los casos se atrasan considerablemente. Usualmente esto no es la culpa del abogado. Si usted está preocupado por un atraso, comuníquese con su abogado y platique con él sobre los motivos por el atraso. pueda comunicarse con usted o que lo represente de la mejor manera posible. Algo similar sucede con su nueva dirección. Si usted se muda a otro lugar y no se lo comunica a su abogado, no podrá recibir correspondencia de él. Además, lo más seguro es que usted pierda entrevistas o fechas de corte, ya que los dos: Servicios de Inmigración y la Corte de Inmigración, también le estarán enviando toda la correspondencia a su antigua dirección. Si usted falta a un juicio de Corte de Inmigración, usted recibirá una orden de deportación por ausencia, lo cual sería muy difícil de reabrir. Asegúrese pagarle a su abogado a tiempo. Si usted no le puede pagar todo a la vez, entonces asegúrese de enviar pagos mensuales regulares o hable con su abogado para

establecer un monto apropiado. Con frecuencia, un abogado le cobrará intereses por los montos no pagados. Usted puede pedirle a su abogado que le ceda los intereses en los montos no pagados, acordando con él hacer pagos regulares en la cantidad de dinero debido. Los abogados necesitan ser pagados por su trabajo. Al pagar usted mensualmente, le va asegurar a su abogado que usted cumplirá con el monto del contrato. El no pagarle al abogado lo fijado, va a crear fricción. Usted no puede esperar que alguien le construya su casa si usted no le paga, así que usted no puede esperar que un abogado trabaje para usted, si usted no se le paga. Frecuentemente, los casos se atrasan considerablemente. Usualmente esto no es la culpa del abogado. Si usted está preocupado por un atraso, comuníquese con su abogado y platique con él sobre los motivos por el atraso. En algunos casos, al llamar usted al abogado hace que el caso siga hacia adelante. Es muy importante que muestre interés en su caso. Las personas que se interesan en sus casos, por lo general obtienen mejores resultados y también eso hace que el abogado tome un interés adicional en su caso. Al mismo tiempo, es muy importante que no moleste a su abogado. A menos que sea necesario, no llame a su abogado todos los días. Una vez que su abogado conteste sus preguntas, espere unos días si simplemente quiere preguntarle sobre el progreso de su caso, antes de contactarlo de nuevo. Como fue mencionado anteriormente, los casos muchas veces toman meses o hasta años para que se resuelvan. Usted debe ser sensato con el tiempo de los abogados y tomar en cuenta que el abogado no sólo está tratando con su caso. Como regla en general, preguntas muy frecuentes, muchas veces al mes, hace que el abogado se moleste, a menos de que su caso esté activamente litigado, durante los meses siguientes. Si es así el caso, entonces usted debe llamar a su abogado con más frecuencia. Si usted mantiene esto en mente, juntos con las reglas de cortesía comunes, usted y su abogado de inmigración trabajarán mejor y tendrán éxito.

MUSCATINE Tienda El Olmito,502 Mulberry Av. Rest Izalco 825 Oregon Av. 563-263-0458 Dollar Store, 119 E. 2nd St. 563-264-8286 Guadalajara Resturante 203 East 2nd. St. 563-264-8192 Las Lomas Restaurant, 1519 Park Ave. (563) 264-0904 Hy-Vee 2400 2nd Ave. (563) 264-2420 Temp Asociation 104 Cleveland Street (563) 263-6589 Central Bank 301 Iowa Avenue, # 204 (563) 263-3131 El Sombrero, 801 Oregon St. Ste. 8 563-607-8019 NORTH LIBERTY Azul Tequila Restaurant, 720 Pacha Parkway 319665-2656 Los Jimadores Restaurant, 40 Sugar Creek Ln (319) 665-2144 OTTUMWA Excel Corporation, S Iowa Ave López Bakery, 223 N. Sheridan Ave. 641-684-6231 Pupusería Juanita’s Restaurant 537 Church St. 641-682-1530 Abarrotes Cerro Grande, 311 E. Main St. 641-682-9610 Tda. México Lindo, 606 W. 2nd. St. 641-683-4456 Tda. La Guadalupana, 301 Church St. 641-682-6937 Tienda Corazón Latino, 412 E. Main 641-682-8690 Taquería La Juquilita, 624 E. Main 641-684-6273 OSKALOOSA Chory’s Auto Sales y Abarrotes López 1505 A Av. East 641-673-0154 Mi Ranchito Mex. Rest, 112 East 1st Av. 641-672-9773 PERRY H. Hernández Mex. Bakery,1114 2nd St., 515-465-2994 Tienda Latina, 1104 2nd St., 515-465-7270 Casa de Oro, 1110 2nd St. 515-465-8808 TAMA El Gallito, 117 W. 3rd St. 641 – 484 – 3652 TOLEDO El Campesino Mexican Rest. 401 W. Hwy 30, 641-484-2860 URBANDALE Super Mercado Bella, 6808 Douglas Ave. 515-783-8310 WAPELLO El Oasis Rest, 201 HWY 61, 319-523-2837 WASHINGTON Hy-Vee 528 South Highway 1 319-653-5406 Tienda La Cruz, 112 West Second St. 319-863-8053 WATERLOO El Mercadito, 520 La Porte Rd. 319-232-2635 Chapala Restaurant, 900 La Porte Road 319 287-8005 Las Chikas Fashion, 1010 Mitchell Ave., Suite 7 319-236-1374 La Michoacana, 1221 Frankland St. 319-236-9990 Queen of Peace Parish, 320 Mulberry St. 319-226-3655 YMCA Ayuda a Latinos 669 South Hackett Road 319-233-3531 Iglesia la Cosecha,715 E 4th St 319-287-4114 El Patrón Restaurant, 301 E. 4th Street 319-287-8110 La Placita, 322 W 4th St, 319-232-4228 WEST LIBERTY Pan. Acapulco, 311 N. Calhoun St. 319-627-6745 Dollar Store, 320 N. Calhoun St. 319-627-2340 Tortillería El Norte, 110 N. Columbus 319-627-2617 Brendas Hairstyling, 113 E 3rd St. West Liberty (319) 627-3132 ILLINOIS EAST MOLINE Supermercado El Monarca 755, 15th Av. Tel. 309-278-0267 La Primavera II 914 15th Avenue (309) 755-6315 GALESBURG Hy-Vee 2030 East Main Street 309-342-1615 Tienda el Jarochito 164 E. South Academy St, 309-342-6100 Acapulco Resturant1576 N. Henderson St. 309-345-0066 El Rancherito, 1824 N Henderson St 309-341-2233‎ MOLINE La Primavera Mexican Grocery & Restaurant, Inc., 1510 6th Av. 309-762-6007 Tie & Rest El Mexicano 448 Rail Road Ave. 309-764-3127 Tienda La Imperial, 134 4th Av. 309-797-5984 La Floraciente Market 385 5th 309-797-2487 MONMOUTH, ILLINOIS Pro Automotive 300 W Harlem Ave 309-734-2551 Los Ranchitos Resturante, 801 N. Main 309-734-2233 4 Hermanos Supermarket 110 E Archer Avenue 309-734-4277 La Pequeñita, 117 S. 1st 309-734-7776 La Flor de Trigo Bakery 115 W 1st Ave. 309-734-3999 Hollywood Cuts 88 Public Sq (309) 734-8535 La Tapatia Mexican Resturant, 220 South Main St. 309-734-7280 PEORIA Los Jimadores Restaurante, 7723 N University St 309-689-9930 Jalapenos Restaurante, 7800 N Sommer St Suite #104 309-693-2795 El Nopal Restaurante, 3125 N. Prospect Ave. 309-966-3479 Mi Familia Restaurante, 2007 N Wisconsin Ave. 309-685-8477 Tienda La Esquinita 2001 N Wisconsin Ave. 309-686-9362 Tienda 3 Reales, 1621 N Knoxville Ave. 309-6819711 S&S License and Title, 519 NE Perry Ave 309-674-9532 Las 3 Aguilas de Oro 625 NE Perry St. 309-258-3055 International Grocery, 703 NE Perry Ave. 309-673-3423 Panaderia Ortiz, 1404 NE Monroe St. 309-643-1300 El Mexicano Restaurante, 1520 NE Jefferson St. 309-636-8858 ROCK ISLAND La Rancherita 4118 14th Avenue (309) 794-1648 SILVIS Tda. San Luis,818 1st Av. 309-755-4103 Lolita Resturant 422 1st Ave. 309-755-3352 Biblioteca Pública 105 8th Street (309) 755-3393


Pรกgina 6

25 Junio de 2014

EL Heraldo Hispano


El Heraldo Hispano

25 de Junio de 2014

EL FUTURO DE LA LEY

ENLIST

En mayo 2014, el líder de la Cámara de Representantes, Eric Cantor, republicano del estado de Virginia, bloqueó el proyecto de ley llamado ENLIST –un proyecto descrito como un paso importante hacia la reforma migratoria– para que sea sometido a votación en la Cámara de Representantes. El representante Jeff Denham, republicano de California, patrocinó el ENLIST con el propósito dar la residencia a los Soñadores que sirven en el Ejército de los Estados Unidos y son dados de alta honorablemente.

Actualmente, muchos inmigrantes han optado por enrolarse en el Ejército, pero de acuerdo a las leyes vigentes no reciben ningún beneficio migratorio, a pesar de su servicio. En mi opinión, aquellas personas que sirven a nuestro país en el Ejército, deben tener la oportunidad ser residentes. La mayoría de las personas que sirven en el ejército tienen habilidades importantes que pueden ser útiles a sus futuros empleadores y a la comunidad en general. Pero actualmente no tienen ningún derecho de quedarse aquí legalmente, lo cual impide que esas personas no sean capaces de maximizar su contribución a la sociedad. Nuestros líderes políticos pueden cambiar esta situación. Pero, necesitan saber y escuchar las voces de sus votantes – las voces en apoyo de la reforma. Yo le urjo a comunicarse con su congresista o senadores para decirles que usted apoya el proyecto de ley ENLIST. Soy Trey Sucher. Soy abogado con oficinas en West Liberty, Iowa y Perry, Iowa. Yo trabajo en todo tipo de casos, incluso inmigración. Yo estudie la ley y recibí mi título de la Universidad de Iowa en Iowa City. Estoy feliz ofrecer esta información para su educación, pero la información contenida en el artículo no la ofrezco como consejo legal. Tampoco soy su abogado basado en que ha leído mi artículo. Cuídense.

"Nuestros líderes políticos pueden cambiar esta situación. Pero, necesitan saber y escuchar las voces de sus votantes – las voces en apoyo de la reforma. Yo le urjo a comunicarse con su congresista o senadores para decirles que usted apoya el proyecto de ley ENLIST..."

Afortunadamente para quienes apoyan a la reforma inmigratoria, el 19 de junio fue el último día de servicio para Cantor, quien perdió su curul porque no fue reelegido como representante del estado de Virginia. A pesar de la salida de Cantor, aún los republicanos mantienen el control de la Cámara. Pero el cambio del líder de la mayoría legislativa podría dar una nueva oportunidad a ENLIST. Antes de ser bloqueado por Cantor, ENLIST era apoyado por 26 demócratas y 24 republicanos. Para quienes apoyan esta iniciativa de ley, resultaba difícil entender por qué algunos de sus compañeros le niegan la oportunidad de obtener la residencia a los jóvenes que estén dispuestos a arriesgar sus propias vidas, mientras pelean para garantizar la seguridad y el bienestar del pueblo americano.

Página 7


Pรกgina 8

25 Junio de 2014

EL Heraldo Hispano


El Heraldo Hispano

DIARIO DE UN INMIGRANTE:

QUE RICO ES EL SABOR DEL

PESCADO

Diario de un inmigrante madre. Mi madre le devolvió la sonrisa; Por: David Suárez Moreno y dirigiéndose a mí, dijo: Esta noche es especial y en mi mente -Nunca aceptes el primer precio que te puedo imaginar el penetrante y delicioso den. Siempre tienes que regatear. olor a pescado frito que solía preparar Quizá ella no lo sabía en ese mi mamá los sábados por la mañana. momento, pero me estaba enseñando Usualmente se levantaba temprano, una importante lección de vida. Un iba al mercado y compraba dos o tres axioma que me serviría a lo largo de corvinas frescas, recién llevadas de los toda mi vida. puertos pesqueros cercanos. Luego de Otra vez me llega a las narices el una revisión superficial, ella tomaba olor a pescado frito. el pescado en una de sus manos y con -Un poquito de ajo, no mucho porque le la otra mano le abría las agallas para roba sabor al pescado; un poco de sal y a verificar que estuvieran rojas. la sartén –las instrucciones no eran para -Mientras más rojas las agallas, más mí, sino para mi hermana; sin embargo fresco el pescado –me yo tomaba nota en mi decía, cuando veía mente. mi cara de asombro En otro tiesto, "-Nunca aceptes ante inusual ritual que hervían en aceite las el primer precio precedía a la compra. tajadas de plátano Escoger los pescados verde. Mientras otra que te den. era tan solo una parte de mis hermanas se Siempre tienes que ocupaba de elaborar del proceso de compra. A continuación venía la una pequeña ensalada regatear. negociación del precio. de cebolla, tomate, Quizá ella no -¿Cuánto por estos tres? pimiento y un toque –preguntaba con voz de cilantro; el aderezo lo sabía en ese dulzona. era un toque de aceite -Diez sucres, cada uno – momento, pero me vegetal, sal y limón al la respuesta del vendedor estaba enseñando gusto. era parca, seca. Mmmm se me hace -¿Veinte por los tres? agua la boca solamente una importante –como respuesta el de imaginarme sentado lección de vida. vendedor retira los a la mesa con un buen pescados del mesón y los Un axioma que me plato de pescado deja a un lado doradito, acompañado serviría a lo largo -Treinta por estos tres. con 3 o 4 patacones y Son frescos. Acaban de buena porción de de toda mi vida..." una traerlos de la playa esta ensalada. madrugada –si no lo Bueno ya llegamos. hubiera mencionado yo Estamos frente a habría creído que el mismo vendedor, la puerta principal de la casa de mis en persona, era quien los había pescado suegros. Ellos han tenido la gentileza más temprano. Tenía la piel de bronce y de invitarnos a cenar esta noche. Más las manos toscas y llenas de cayos. temprano, mi suegra llamó por teléfono -¿No me los deja a 20? Mire que le a mi esposa y luego de extenderle la estoy llevando tres –insistió mi madre invitación le advirtió: con el mismo tono de voz y haciendo un -Esta noche comeremos muchos amague de querer retirarse del sitio. mariscos -Está bien. Deme 25 por los tres – dijo Tal vez por eso me traicionó la el vendedor al ver como estaba a punto mente y me transportó a la época cuando de perder una de sus primeras ventas del disfrutaba de este tipo de desayunos día. tropicales. Cuando vivía en Ecuador Al ver que su técnica daba los mariscos formaban parte de mi resultado. Mi madre se mantuvo en su menú regular, por lo menos una vez a la ofrecimiento inicial. semana. -Solo tengo 20 –dijo mostrándole el Nos sentamos a la mesa y a los billete al vendedor. pocos minutos no tuve que imaginar A renglón seguido, el vendedor nada más. Todo era real. El olor agarraba una hoja de periódico viejo, penetrante y delicioso de los mariscos, depositó los tres pescados sobre la hoja, la magnífica compañía y el calor del los enrolló, cerró el paquete; y con una hogar. sonrisa lo depositó en las manos de mi

25 de Junio de 2014

Página 9


Pรกgina 10

25 Junio de 2014

EL Heraldo Hispano


El Heraldo Hispano

25 de Junio de 2014

EL LUGAR DONDE TODO ES

POSIBLE El gran temor de mi abuela era que algún día los niños se olvidaran de ser niños y que sus hijos no recordaran transmitir a sus nietos su visión sobre eso a lo que ella denominaba “El lugar donde es todo posible”. Ese lugar me intrigaba y especialmente porque ella insistía en la realidad de su existencia. Mi abuela paterna era una mezcla de idiomas, de una constante diáspora y de alejarse lo más posible de los recuerdos de la Segunda Guerra Mundial. En sus conversaciones ese período estaba enterrado en la negación y en lo que dejó escrito habían menciones aisladas que había que ir tejiendo a través de los años para poder entender el proceso de catarsis que había realizado. Mi abuela a menudo se quejaba que lo que quería decir se perdía en la traducción y las siguientes generaciones interpretarían sus palabras como una metáfora y no literalmente. En sus cartas y en algunas anotaciones de los diarios más cercanos al fin de su vida había constantes referencias a “El lugar donde todo es posible”. Mi padre, que parecía tener amnesia selectiva, sólo estaba dispuesto a hablar de las cosas que quería recordar y hablar de las cosas que le interesaban. A sus casi ochenta y cinco años ha asumido que tiene ciertos privilegios que nadie va a discutir o discontinuar. Mis preguntas recibieron un “así era tu abuela” o “esas cosas eran cosas de la vejez”, que para él es un perfecto resumen de las cosas que son obvias, pero para mí son absolutamente nuevas. Mi deseo por entender más sobre mis antepasados está restringido a sus fluctuantes horarios de siestas. “El reloj biológico no se

equivoca”, me ha dicho tantas veces, mientras se despide para ir a cerrar los ojos un rato. Mi búsqueda para poder entender a qué se refería mi abuela cuando hablaba de “El Lugar donde todo es posible”– se topó de frente con las hojas de música y la letra de puño y letra de la matriarca – que ella compuso para compartir con su numerosa familia cada atardecer. Muchas de las anotaciones eran casi ilegibles, pero al

formas posibles que se le había ocurrido. Hablaban de que la niñez era una estación con aroma de naranjas y flores recién cortadas. Un tiempo de juegos y rodillas raspadas. De trepar a los árboles y escalar la imaginación sin límites. De las tareas que siempre coinciden con la mejor parte de los juegos y que no se pueden postergar cinco minutos más. Es un tiempo de aprender jugando y donde el juego es una herramienta que va forjando futuros. Los grandes maestros de esa época son las caídas y el impulso inmediato de levantarse y seguir mientras alguna lágrima se seca dejando una huella en la mejilla. La infancia es “El lugar donde es todo es posible”, aún arreglárselas para que la siesta sea la hora de silencio más productiva. Es el lugar donde el olfato puede desarrollarse hasta el punto que uno sabe dónde encontrar cada delicia escondida para el día siguiente. La niñez es el país de las risas, los susurros y las cosquillas. Como si se tratara de una coincidencia, orquestada por alguien que no cree en ellas, había estado meditando en que no sabía si los niños juegan tanto como antes o si simplemente juegan de una forma diferente. Mi abuela deseaba que todos los niños pudieran tener esos momentos que ella describía en sus canciones compuesta para sus once hijos y para los que vinieran después de ellos. Mirando con nostalgia coincido con ella. “El lugar donde todo es posible” existe y está en cada uno de los niños que descubran que su imaginación no tiene límites y que pueden ser lo que quieran ser, hasta que algún adulto lo llame para hacer su tarea.

"Mi búsqueda para poder entender a qué se refería mi abuela cuando hablaba de “El Lugar donde todo es posible”–se topó de frente con las hojas de música y la letra de puño y letra de la matriarca – que ella compuso para compartir con su numerosa familia cada atardecer..." tocar la música me di cuenta que no necesitaba leerlas. Eran canciones que habían sobrevivido en el tiempo y que yo no sabía quién era su autor. Fiel a su reflejo, había tantos idiomas mezclados como notas que podían parecer no armoniosas hasta escuchar la obra completa. El mensaje central de sus canciones tenía un tema en común que se repetía en varias lenguas y de todas las

Página 11


Pรกgina 12

25 Junio de 2014

EL Heraldo Hispano


El Heraldo Hispano

25 de Junio de 2014

AMERICA LATINA Y LA FIEBRE DE

REELECCION El 15 de junio de 2014, la prensa internacional anunciaba el triunfo electoral de Juan Manuel Santos, quien logró su relección como presidente de la república colombiana, con el 50,93% de los votos. Su contrincante, el uribista (seguidor del ex presidente Álvaro Uribe 2002-2010), Óscar Iván Zuluaga, quien solo obtuvo el 45,02% de las preferencias electorales. En las últimas décadas y más específicamente en los últimos años, el tema de la reelección ha motivado un interesante debate en América Latina. Uno de los aspectos más polémico de este asunto es la posibilidad de una reelección inmediata e indefinida para el cargo de presidente de la república. Este debate ya se dio hace muchos años aquí, en los Estados Unidos. En el año 1947, legisladores republicanos y demócratas presentaron un proyecto, conocido como la Vigésima Segunda enmienda constitucional, que dice textualmente: “Ninguna persona podrá ser elegida para el cargo de Presidente más de dos veces, y ninguna persona que haya ocupado el cargo de Presidente, o ejercido como Presidente, durante más de dos años de un mandato para el que otra persona hubiera sido elegida como Presidente, será elegida para el cargo de Presidente más de una vez…” Treinta y seis de los 50 estados de la Unión ratificaron la enmienda, lo cual refrendó su legalidad. ¿Por qué surgió esta iniciativa? Bueno, por si no lo sabía, la constitución americana tal como fue redactada y puesta en vigor en 1787, dejaba la puerta abierta para la reelección inmediata e indefinida del presidente y las demás autoridades de elección popular. Uno de los padres de la patria, George Washington, declinó presentarse para una tercera reelección, debido a problemas de salud. El presidente Ulysses S. Grant, quiso postularse a un tercer período en 1880, pero no consiguió por poco la nominación de su partido. Sin embargo, en 1940 el presidente Franklin D. Roosevelt fue el

primero en ser elegido para un tercer mandato; y durante la segunda guerra mundial, en 1944, fue elegido para su cuarto mandato continuo, pero al año siguiente sufrió una hemorragia cerebral y murió. Luego de la experiencia de las tres reelecciones consecutivas de Franklin D. Roosevelt, es que surge la iniciativa de abolir esta práctica, permitiendo una sola reelección para los futuros presidentes. No obstante, se mantuvo abierta la puerta para las

"Los cambios más profundos para dejar la vía libre a la reelección presidencial indefinida han ocurrido en años recientes. En Venezuela, por ejemplo, se aprobó mediante un plebiscito en el 2009, donde la propuesta de la reelección triunfó con m del 54% de los votos..." reelecciones indefinidas para los demás cargos de elección popular. Una de las ventajas de la reelección presidencial es que el jefe de gobierno tiene todos los recursos del Estado para captar la simpatía de los electores, mientras que sus opositores tienen que hacer acopio de esfuerzos para promocionar sus campañas. No obstante, esta es un arma de doble filo. Por lo menos, en épocas pasadas, los gobiernos en América Latina han sido tan, pero tan desastrosos y corruptos, que en la elección siguiente a sus mandatos, obtenían una bajísima votación. O sea que, pensar en la posibilidad de una reelección hubiera sido

cien por ciento improbable. Quizá esa fuera una de las razones por las cuales, durante la década de los 80, muchos de los países de la región implementaron prohibiciones para la reelección presidencial, pero poco tiempo después emitieron nuevas Cartas Magnas que daban paso a reelecciones consecutivas de presidentes, pero tan solo por un período, siguiendo el modelo de la Vigésima Segunda enmienda constitucional de Los Estados Unidos. Los cambios más profundos para dejar la vía libre a la reelección presidencial indefinida han ocurrido en años recientes. En Venezuela, por ejemplo, se aprobó mediante un plebiscito en el 2009, donde la propuesta de la reelección triunfó con m del 54% de los votos. Hace poco tiempo el Congreso de Nicaragua aprobó una reforma constitucional parcial que establece la posibilidad de reelección indefinida del presidente Daniel Ortega, quien ocupa ese cargo desde el 2007. Algo parecido ocurre con el presidente de Bolivia, Evo Morales, quien se encuentra en el poder dese 2006 y podría mantenerse en el cargo de forma indefinida, gracias a una ley promulgada en el 2013. El caso más reciente es el del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, quien asumió el cargo en el 2007 y ha sido reelecto por dos ocasiones. Recientemente, Correa se ha adherido a una corriente de pensamiento nacida de los parlamentarios de su partido, quienes buscan introducir una reforma constitucional que le permita volver a postularse para un tercer periodo formal en el 2017. El debate está planteado. ¿Conviene o no que algún presidente se elija indefinidamente? Los votantes tienen la última palabra. Lo más importante es que no se rompa la democracia y que el pueblo siga el protagonista de su presente y de su futuro político. Que las urnas sean siempre la forma más expedita de la expresión popular.

Página 13


Pรกgina 14

25 Junio de 2014

EL Heraldo Hispano


El Heraldo Hispano

25 de Junio de 2014

BOCINAS Una tarde yo estaba llegando Yo podía apreciar la la situación actual. a mi lugar de hospedaje, como frustración que experimentaban Sin embargo, esa es una a las 5:00 de la tarde. Era una al estar manejando a gusto y de reacción muy común. Es como intersección donde tres calles pronto tener que parar sin que que si pensáramos que, al se encontraron en el lugar exista alguna razón aparente. elevar la voz, la otra persona, de donde el camino doblaba una Y cuando los minutos pasaron pronto va a entender o a estar esquina y se achicaba para salir y no hubo ningún movimiento de acuerdo con nosotros. O que de la zona turística para entrar del tránsito, el sentimiento de forma inmediata y milagrosa un barrio residencial. Justo de impotencia e impaciencia la otra persona va a recibir las aquel día, pasaba el camión se mezclaban y provocaba el habilidades de hacer lo que uno de basura y dos hombres impulso de hacer ALGO. No le está pidiendo, exactamente en bajaban del vehículo para podían ir hacia adelante o hacia la forma que uno lo desea. recoger las bolsas negras que atrás; entonces la única opción Es interesante ver cómo, en se encontraban a la orilla de que les quedaba era hacer algo la mayoría de los casos, ocurre la calle. Como el camión hace en el espacio donde estaban. exactamente lo opuesto, pero paradas constantes, cuando Y decidieron hacer ruido para igual seguimos haciendo lo entró a la parte angosta de la expresar su malestar. mismo cuando nos sobrevienen calle paró momentáneamente Quizá es así cuando otras momentos de frustración. Quizá el tráfico en las tres calles no es que pensemos que algo interconectadas. va a cambiar si gritamos, Yo había visto el sino más bien buscamos "Yo podía apreciar camión doblar la esquina, expresar nuestra sensación la frustración que debido a lo cual yo sabía la de impotencia. experimentaban al estar razón por la cual se había Pero, a diferencia detenido el tránsito. Sin de tocar la bocina del manejando a gusto y embargo, los autos atrás auto durante un atasco en de pronto tener que de mí no veían ni sabían el tránsito; gritar a una lo que estaba ocurriendo. persona, en cambio, tiene parar sin que exista La línea de autos creció un efecto duradero aunque alguna razón aparente. sea de forma sutil. Las y la paciencia de los conductores disminuyó. personas reciben el impacto Y cuando los minutos Algunos empezaron a tocar en su autoestima, seguridad pasaron y no hubo sus bocinas. Nada pasó. emocional y confianza. El tránsito no se movió. Cuando se le grita a alguna ningún movimiento del Entonces tocaron otra vez persona, no se pueden tránsito, el sentimiento con más fuerza. Y ni aun así medir cuantitativamente cambiaron las cosas. los efectos, pero con el de impotencia e Me reía un poco tratando tiempo llega a manifestarse impaciencia se de imaginar cómo el sonido de formas inesperadas. de una bocina iba a hacer mezclaban y provocaba Pero, en todos los casos, los que un camión grande, lleno resultados son negativos en el impulso de hacer de basura, se moviera más vez de productivos. ALGO..." rápido. Me preguntaba si Siempre hay alguna los conductores impacientes razón por la cual las cosas se sintieron mejor luego no suceden de acuerdo de hacer sonar sus bocinas. Su personas no están haciendo lo a nuestras expectativas; esta situación no cambio; todavía que uno quiere que hagan, sea verdad evidente, a veces no estaban atascados en el tránsito; porque no entienden, no pueden, es tan obvia para nosotros, y realmente nadie había o no quieren hacerlo. Interactuar desde nuestro punto de vista. reaccionado a su expresión con otros seres humanos muchas Quizás sería más eficaz bajar ruidosa. Me imaginaba que veces nos sumerge en conflicto del auto e ir hasta la esquina, habían estado en situaciones directo con el albedrio de otros. para averiguar cuál es la raíz del similares y habían tocado su Es como quedar atrapado en un problema, en vez de solo tocar bocina y tuvieron el mismo atasco de tránsito y no poder la bocina. Hacer el esfuerzo resultado; entonces concluí avanzar. Si la única forma de de entender la situación puede que ellos realmente tuvieron la reaccionar que uno conoce es aliviar mucha frustración; y expectativa que tocar su bocina gritar, eso será el equivalente como resultado, uno pierde no iba a cambiar su situación. a los conductores que tocan el deseo de tocar la bocina y Sin embargo, igual lo hicieron. bocina en un tapón. No resuelve dedicarse a solo hacer ruido.

Página 15


Pรกgina 16

25 Junio de 2014

EL Heraldo Hispano


El Heraldo Hispano

25 de Junio de 2014

AYUDANDO A DOÑA

TARCILA

¡Ay vos! Vieras lo que ha pasado en estos días, que si no te he contado, fue porque la abuelita me dijo que no te dijera nada para no preocuparte. Fijate que hará un mes, empezó a salir agua a borbotones justo en la calle de la esquina de la casa, lo que dio lugar a que se formara un pequeños ríos en las orillas de la banqueta, que nos permitió hacer carreras de barquitos de papel, para ver quien navegaba más rápido y más lejos en nuestra cuadra. Para mi buena suerte el mío siempre ganó, porque encontré papel encerado, mientras mis amigos los hacían de papel periódico. Quisieron ganarme echándole gotas de la parafina de candelas, pero el barco no se movía de su lugar o navegada muy poco y ellos, envidiosos, decían que yo hacía chanchullo. La diversión duró poco, porque llegaron hombres de la municipalidad que suspender el suministro de agua lo que fue bueno, porque las calles no están asfaltadas y se habrían formado baches por el paso de vehículos. Lo malo, fue que como el agua no llegaba a las casas, pero la municipalidad lo solucionó, enviando las tardas un camión cisterna que llenaba cubetas para luego llenar los toneles de las casas. Hubieras visto la fila de gente que se formaba, para llenarlas y todos hacíamos varios viajes hasta llenar los toneles. Como mis papás trabajan y la abuelita no puede cargar las pesadas cubetas a la Chayo y a mí nos tocaba, aunque más a mí, porque ella dijo que por ser hombre soy más fuerte. Muy pocas veces había visto a una de las vecinas de la cuadra, hasta que una tarde estuvo delante de mí en la fila. Es una señora que creo que es más viejita que la abuelita, y que sólo podía cargar una cubeta con agua, mientras yo hacía 3 viajes, ella apenas si hacía uno y pensé ¿cuánto tardará en llenar un tonel? En mi último viaje le dije: -Si quiere le ayudo a llenar su tonel; ella sonrió y me dio su cubeta. Imaginá cómo caminará de despacio que tuve que esperarla para que abriera la puerta de su casa y

me llevara al patio en donde tiene su tonel. Me di cuenta de que tenía el trasterío (1) que no había podido lavar, porque como es bajita, no alcanzaba el fondo del tonel y por eso debía de mantenerlo lleno. Por eso primero llené su pila para luego seguí con el tonel, lo que me hizo tardar más tiempo, tanto, que la abuelita salió a la calle para ver porque tardaba tanto. No me di cuenta de que había visto a dónde entraba pero cuando terminé, al llegué a la casa a cambiarme el pantalón porque lo tenía empapado, ella me esperaba en la cocina con un pocillo de chocolate de Mixco (2) y dos champurradas (3) de la panadería “La Robusta” y me dijo: -Vení Carlitos a comer algo, porque debés estar cansadito. (4) ¿Por qué tardaste tanto, si ya habías llenado los toneles de la casa? me preguntó con una sonrisa, que me hizo pensar que no me regañaría. Cuando le expliqué la causa, dijo: -Ella es doña Tarcila, que enviudó hace muchos años y sus dos hijos varones, hace mucho se fueron a los EE. UU. Según sé, no le envían dinero y la pobre pasa apuros para pagar las facturas del agua, gracias a los chuchitos (5) que cocina y vende en el mercado. Hiciste una obra de caridad, Carlitos y eso, tendrá su premio. Ya lo verás Carlitos. Estoy seguro de que la abuelita tenía razón con lo de que tendría un premio pero, ya lo tenía, pues todas las tardes, al terminar, doña Tarcila me regalaba uno de los chuchitos que vendía en el mercado y poco después, la abuelita me esperaba con champurradas y un mi (6) pocillo de chocolate. Después de eso, hacía los deberes de la escuela y como terminaba tarde, ya no salía a la calle a jugar pelota con mis amigos, cosa que a la abuelita le encantaba porque dice que andar en la calle, nada bueno trae. Seguro que las otras mamaes (7) pensaban igual, pues terminábamos tan cansados que no se oía la gritería de patojo jugando fútbol en la calle y por eso, ellas lamentarían que finalmente fuera reparado el daño de la cañería. Lo malo de mis amigos fue

que ninguno me ayudó a llenar los toneles de doña Tarcila, porque -dijeron- terminaban muy cansados. No me importó, porque sin darme cuenta tomé práctica y cada vez lo hacía más rápido y me cansaba menos. Mientras tanto, los hombres de la municipalidad abrieron zanjas profundas para reparar el daño en las tuberías y según dijeron allí se escondían la Siguanaba y la Llorona (8), aunque después se supo que eso lo inventaron los trabajadores, después de descubrir que patojos del barrio vecino se metían en las zanjas, y echaban la tierra que ellos tenía que volver a sacar. El resultado fue que no volvieron a encontrar más tierra en las zanjas. Lo que te cuento, como ya te dije duró casi un mes, porque una tarde al llegar de la escuela, vi que las zanjas habían sido rellenadas, y cuando llegué a la casa, la abuelita me dijo que los trabajos había terminado, y que ya no sería necesario que acarreara cubetas llenas de agua a la casa y a la de doña Tarcila. Lo más emocionante, te lo contaré después porque ¡otra vez! La mano se me cansó. Dijo mi mamá que no te olvidés de mandarle el Money Order, pero acordate de mí, porque esta vez sí merezco los lenes que me mandés. En la casa todos te mandan saludes. El Carlos 1)En lenguaje chapín, superlativo de trastos. 2)Municipio del departamento de Guatemala, cuna de Mateo Flores, ganador de la Maratón de Boston. Famoso por el chocolate y chicharrones que allí se producen. 3)Pan dulce en forma de tortilla, chapiniso aceptado por la Real Academia. 4)Los chapines solemos ser afectivos, de ahí en uso frecuente de diminutivos. 5)Nombre aplicado a variación de tamales, de tamaño pequeño. 6)Los chapines solemos “apropiarnos” de todo. Así decimos: Mi comida, mi ropa, etc. 7)Diminutivo mal aplicado del singular de “mamás”. 8)Aunque originarios de España, personajes de ultratumba, propios de la superstición.

Página 17


Pรกgina 18

25 Junio de 2014

EL Heraldo Hispano


El Heraldo Hispano

25 de Junio de 2014

LO QUE USTED

NECESITA

Vivimos en una era de información que es increíble. No solo tenemos acceso a las noticias más sobresalientes en cualquier lugar del planeta en cuestión de segundos, sino que se nos bombardea constantemente por todos los medios habidos y por haber. El internet, las tabletas o los teléfonos inteligentes, la televisión por cable o vía satélite, han sido los canales para dejar entrar en nuestros hogares tanta información de lo que sucede alrededor de nosotros, que sabemos más de lo que pasa en la casa del vecino o de la llamada guerra en Iraq, que lo que sucede en nuestra propia casa. Es increíble que con tanta información disponible, no conozcamos a quienes viven en nuestra propia casa. Las clásicas frases de los padres se siguen repitiendo: “yo no sabía que mi hijo se dedicara a hacer esto” o “soy el último en enterarme de los que pasa en esta casa” siguen siendo muy comunes. Lo que usted necesita saber, no es lo que pasa con el vecino o con el Rey de España, o quién va ganando la copa mundial de fútbol. Lo que usted necesita saber es quién es usted. Sí, lo leyó muy claro: ¿quién es usted?, ¿cuál es su identidad o propósito en la vida? El canta autor Facundo Cabral solía describir al hombre con esta canción:

“no soy de aquí, ni soy de allá. No tengo edad, ni porvenir, y ser feliz es mi color de identidad…” la mayoría de la gente vive una vida muy superficial, no tiene tiempo para hacer un alto y tratar de conocerse a sí mismo. Vivir la vida aparentando lo que no somos y ser aplastados por otros porque hemos perdido la dignidad y el valor de lo que realmente somos. Conózcase a usted mismo, haga un esfuerzo. Eso le ayudará a hacer mejor uso de su tiempo. Sus esfuerzos los usará para lograr alcanzar aquellas cosas para lo cual fue usted diseñado; seleccionará mejor los recursos y la información que llega a la puerta de su ser; y lo llevará a reconocer que necesita a Dios para lograr todo eso. Cuando se dé cuenta quién es usted, comprenderá que usted fue diseñado por Dios a su imagen y semejanza, pero por no darse el tiempo de verse al espejo, se ha alejado de la voluntad de Dios para su vida. Conocerse mejor lo llevará a conectarse con el Rey del Universo y una vez que deje a Dios como su guía, le será más fácil estar en paz con usted mismo y por ende con los demás. “Justificados pues por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” Romanos 5:1.

Doctor Corazón Estimado Doctor Corazón: Hace tres años mi destino se cruzó con el de una joven, muy joven, de apenas quince años. Yo tenía 18 y al lado de ella me sentía el hombre más feliz de la tierra. Cada día, al amarla y desearla era como volver a nacer y mi único deseo era siempre mirarla y mirarla a los ojos, sin descanso. Respiraba, soñaba, caminaba como si un viento veloz me fuera empujando. Nunca antes me había sentido así de enamorado. Era como sentirme invencible y nada era imposible de lograr. Eso no lo debería de decir una persona pobre como yo, pues, en ese momento recién me graduaba de Mecánico y, en mi pueblo, las posibilidades de obtener un trabajo son casi nulas. Eso, no lo pensaba en ese momento. Tampoco pensaba en los sacrificios míos y de mi familia mientras estudiaba. Somos labriegos y muchas veces, mientras esperamos la cosecha, es casi normal aguantar hambre y sufrir todo tipo de escasez. Pues, no le miento, perdí el sentido de principio a fin. También perdí el control y hace como unos dos meses tuve relaciones con ella. A partir de ese día, todo cambió. Fue como si me hubiera hundido un hoyo muy oscuro y muy profundo. Y para más infierno y más oscuridad, hay posibilidad de un embarazo. Eso lo supe ayer. No, no me imagino esa responsabilidad. No, no estoy preparado para llevar tan grande carga. Y le confieso, después de haber tenido esa relación íntima, también dejé de sentir aquel gran amor, aquel gran fuego por ella; y ahora ya no estoy enamorado, ya no quiero seguir con ella, ya no puedo. Deme su consejo, y ayúdeme a comprender mejor por qué dejé de quererla como al principio.

Quizá solo a mí me ha pasado eso. Dudoso. Estimado Dudoso: En la escena aparece un león pintado sobre una pared. El león duerme y el paisaje luce tranquilo, como si fuera el jardín del Edén. Luego apareces tú y haces un gran ruido como cuando se quiebra un vidrio sobre un piso de cemento. El escándalo despierta al león y ahora furioso te persigue. En tu desparpajo desearías jamás haber hecho ruido y despertado a aquella bestia salvaje. Ves por todos lados buscando una manera de escaparte, de salir ileso o de llegar a la cabaña donde está el equipo de seguridad: casco, peto, escudo, espada. Siento mucho decirte esto. No tienes escapatoria. Los leones tienen su hora para dormir y comer y si se les molesta antes de tiempo, despiertan y despedazan a quienes se les pongan por enfrente. Son bestias salvajes y así debe de tratárseles, siguiendo sus leyes, las leyes de su naturaleza animal. Te aconsejo detenerte, quedarte inmóvil y pensar frio cómo enfrentar al león. No te queda otra. Así mismo, es tu momento. No puedes salir huyendo, tal medida solo empeorará tu futuro y el futuro de esa joven. Has faltado a la una ley moral y, lo quieras o no, las consecuencias están a la puerta y más te conviene dejarlas entrar y negociar con ellas. Quebrantaste una ley moral y ahora esa ley te quebrantará a ti. Y mientras busques excusas te irá peor. Por lo tanto, amárrate los pantalones y responsabilízate de tus actos. Ese es el verdadero amor. Lo demás es fantasía. Tu doctor Corazón.

Página 19


Pรกgina 20

25 Junio de 2014

EL Heraldo Hispano


El Heraldo Hispano

25 de Junio de 2014

Pรกgina 21


Pรกgina 22

25 Junio de 2014

EL Heraldo Hispano


El Heraldo Hispano

25 de Junio de 2014

Página 23

SECCION NOSTALGIA

por: Oscar Argueta

UN PAJARO NEGRO Y MALDITO (CAP. 11)

A

l caminar desde su casa, cinco cuadras hacia el sur, novia y acompañante habrían arribado a la calle principal. De allí doblarían hacia la derecha, en dirección hacia la hermosa plaza de San Luis. Desde esa esquina estaban a solo tres cuadras de distancia de la blanca iglesia colonial. Avanzando por ese rumbo, tendrían en unos tres minutos una vista completa del monumento a Justo Rufino Barrios, la fuente y el Palacio Municipal. Al mismo tiempo, tendrían sobre ellos los ojos de cientos de pueblerinos madrugadores. Comerciantes y peregrinos transformaban a san Luis, durante esos días de fiesta, en una obra de teatro gigantesca. La novia parecía ser la heroína de esa obra teatral, pero, ocupada como iba en desenredar el nudo de su futuro, nunca lo llegó a advertir o saber. Pintadas las paredes, torre y arcos de amarillo y mostrando un bien cuidado tejado marrón, el corazón del nostálgico edificio parecía palpitar con la alegría de siempre y regalar a manos llenas la bondad de su espíritu antañón. Absortos en la profundidad de un mar de turbados pensamientos, hoy, para la novia y don Artemio, no era el día apropiado para ocupar su mente atribulada en admirar la singular belleza del augusto edificio municipal, de monumentos o fuentes. Con los rostros ensimismados viendo hacia un futuro nada halagador, pasarían por alto admirar también la galanura de los dos árboles de ceiba, viejos centinelas de la paz y abolengo de San Luis. Sembradas a principios del siglo habían alcanzado para esta fecha unos sesenta metros de altura y un tronco de unos tres metros de diámetro. Bajo las copas redondas y frondosas de esas monumentales ceibas, San

Luis, en los días domingos, de fiesta y de mercado, celebraba la vida y se reía del transcurrir del tiempo. Muchos de los grandes amores de San Luis habían nacido alrededor de los gruesos troncos y bajo la sombra de esas queridas ceibas. Desde aquí, los aspirantes a gobernar a San Luis arengaban y recibían aplausos del pueblo. En día de mercado, la marimba tocaba desde allí y alegraba al pueblo a la hora de almorzar. Hasta ahora ningún abuelo recordaba quien o cuando las habían sembrado. Quizás nadie las sembró, quizás existen solo en nuestros pensamientos, decían algunos de los más ancianos. Al decir eso último, se reían. En fin, San Luis, sin sus dos ceibas, se sentiría un pueblo huérfano o enfermo de una enfermedad incurable. Don Justo Margarito había descrito bien la sencillez del tamaño de San Luis en la respuesta a una carta enviada por su hermana Eulogia, preguntándole cómo era el pueblo donde ahora vivía y había conocido a la joven María Ángel. “La punta de San Luis yo la toco cuando paso mi mano por una de las paredes de la iglesia del Calvario. Parado, desde allí, puedo ver al final de la calle principal la blanca culata y la punta del campanario de la iglesia. También puedo ver el Palacio Municipal y aún si esfuerzo la vista un poco más, distinguiría la fuente situada en el medio de la plaza. Caminando sin prisa, desde ese extremo, bien puedo llegar hasta la otra punta del pueblo o sea hasta pararme bajo el umbral de la torre de la Municipalidad, en aproximadamente veinte minutos”. Observar y admirar los alrededores, esquinas y calles empedradas de San Luis no estaba en la lista de las preocupaciones de la joven María Ángel y don Artemio mientras caminaban, una a casarse o a ser trasquilada como cordero, diríamos, y el

otro a entregarla a los padrinos en la puerta de la iglesia. Padre e hija avanzaban cruzando calles y doblando esquinas, tratando de mantener la cabeza en alto para saludar a los transeúntes y volviéndola a bajar por el peso de sus preocupaciones. En el alma de la novia joven, revoloteaba y revoloteaba el pájaro negro de la maldición dada por su propia madre, al salir de su casa. A veces el pájaro monstruoso le picoteaba el corazón y cuando le picoteaba los ojos, le provocaba un terrible ardor al punto de darle deseos de llorar. La menudita niña sentía también algo duro en su pecho izquierdo como si en vez de corazón tuviera una piedra. Pequeña y frágil de cuerpo era, pero de espíritu era de hierro y resistiría los picotazos del pájaro vil. Al fin y al cabo, los pájaros cuando han comido alzan vuelo y para cuando vuelven, siempre buscan otros lugares donde hacer sus nidos y otros campos donde picotear. -A mi mamá, iba pensando María Ángel, jamás le había hablado yo de esa manera. No sé cómo me atreví a tanto y no sé cómo ella me permitió hacerlo. A los padres es pecado hablarles así o levantarles la voz. Dios mío perdóname por favor, nunca lo volveré a hacer. Aunque me maten, nunca lo volveré a hacer. -Por seguro, mi hija va pensando en este enredo de casarse con un desconocido. Mejor la dejo en su mundo. María Ángel iba pensando en eso, pero también tratando de deshacer el bien apretado nudo de su destino. ¡Todo esto es cosa del diablo! No me cabe duda. Alguna cosa mala le hizo don Justo Margarito a mi mamá. Esto no es así nomás. Siendo tan amigo de los brujos, cómo pudiera yo creer lo contrario. Por ejemplo, ocuparse, la más ocupada de las señoras, en ir con don Justo Margarito a la casa de don Emiliano Pérez, el hechicero, para hacerme la prueba, para

ver si yo era virgen. Eso no cabe en ninguna cabeza. Y yo también, tan tonta, por dejarlos hacer eso conmigo. Al grito de: «¡Cuidado con las malcriadezas del buey!», la joven María Ángel volvió la cabeza; dejó ir al cielo el hilo de sus pensamientos, y con la misma se apretujó contra el tapial más cercano. En la cara del dueño de la carreta estaba dibujado un gesto de: «disculpen a este buey malcriado, miren a donde se le ocurrió hacer sus necesidades». -No tenga pena. Deje al pobre buey tranquilo. La lluvia de esta tarde va a limpiar esa suciedad, se apresuró a decir don Artemio. - Hija-, dijo volviéndose a su acompañante, -los animales no son gente, y por lo tanto no tienen conciencia de sus actos. Algunas personas viven como si vivieran en tinieblas aún a la luz del día. Yo soy uno de ellos. Don Justo Margarito nos oscureció la vida. Si antes era gris, ahora es negra. Ahora no sabemos si es día o es de noche, si estamos dormidos o si estamos despiertos. Nos parecemos a ese buey, no vemos por donde andamos o por donde hacer nuestras necesidades. Estamos perdidos en la oscuridad de don Justo Margarito. -Por poco y me mancha el vestido. Hubiera sido vergonzoso entrar a la iglesia con un vestido embarrado de estiércol de buey, respondió María Ángel. -Hija, debes ir pensando en las recomendaciones de don Justo Margarito de cómo caminar al entrar a la iglesia. «Cuando María Ángel pase bajo el umbral de la puerta de la iglesia, debe continuar caminando con la cabeza levantada y dar pasos como si llevara un cántaro con agua en la cabeza», recomendaba don Justo Margarito. Tú las escuchaste. ¿No es así? -Sí, yo estaba en la cocina cuando hablaba de eso con ustedes ese señor. No solo a

mí me daban risa esas pláticas, a mis hermanas también las hacía reír. A esa hora, las tres estábamos en la cocina. Yo, para no lavar los platos, ni las ollas tiznadas, me había puesto a cocer el maíz. Cuando le estaba echando a la olla un puño de cal, fue cuando oí esas recomendaciones. Solo a alguien sin oficio se le ocurre pensar en cómo debe caminar uno hacia el altar. Un hombre dando esos consejos. Dónde se había visto eso, dónde. Por su lado, el papá de la novia, no dejaba de repetirse: «Esta muchacha se empeñó en casarse, solo para evitar las habladurías de la gente, para salvar la reputación de la familia Ojalá mi bendición la ayude a ser feliz, aunque sea un poquito. Penas y sufrimientos siempre van a ver. Eso siempre será así, aunque el novio con quien se fuera a casar fuera un ángel, o un santo subido y vuelto a bajar del cielo». La novia y el acompañante arribaron al corazón de la plaza sumidos en un mar de pensamientos. A unos pasos del atrio de la iglesia, ambos recordaron las últimas instrucciones dadas por don Justo Margarito: «Sonrían y saluden con un ‹buenos días› a los invitados. Es gente importante del pueblo y es necesario tratarlos como se merecen. María Ángel debe saludar a todos agitando al viento su mano derecha. Darle la mano a cien invitados le llevará una buena media hora y eso no va con las instrucciones del padre Pastorini, de empezar a tiempo.» -Don Artemio, interrumpió una voz joven: mi papá, está sentado en la primera banca. Allá va a estar sentado esperando a la novia, me mandó a avisarles. -Gracias, Marcelino. ¡Ah!, y no tengan pena del perro con rabia. Hace unos cinco minutos, dos policías lo amarraron, lo arrastraron hasta allá por el puente y allí lo mataron con dos tiros.


Pรกgina 24

25 Junio de 2014

EL Heraldo Hispano


25 jun 2014 todo