Page 1

Y dije NO... Autor Henry Padilla Londo単o Estocolmo, Suecia, 2010-2012


Š 2010 - 2012 por Henry Padilla Londoùo Todos los derechos reservados. v.1.0.3


El Sonido de tus palabras, Se deja escuchar en el futuro, La decisión que has tomado, Es como un poderoso golpe Decisivo en el futuro. Decídete hacer lo que Dios quiere de ti, Decídete por Dios, Porque un futuro glorioso espera a su lado, Prueba y saborea, que Dios es bueno, No hay otro como Él, Quiere lo mejor para ti. Pero el hombre tiene en su mano, La vida y la muerte, la bendición y la maldición, Escoge la bendición, escoge la vida. Cristo es la vida de los hombres. Henry Padilla Londoño


Y dije NO...


Y dije NO... Carlos miraba al frente, sin mirar realmente nada, estaba sumido en sus pensamientos, mientras el pastor llevaba el mensaje acostumbrado del domingo. Pensaba en su próximo trabajo, intentaba imaginarse cómo iba a combinar la luz y el color para darle ese toque futurista que el hombre que lo había contratado quería. Carlos trabaja como diseñador gráfico, es joven, sólo 22 años, pero para él esto ya es mucho, siente que el tiempo empieza a pasar cada vez más rápido y que muchas oportunidades se le escapan. Ha aprendido a mirar tranquilamente, sin realmente mirar nada, mientras sus pensamientos están en otra parte, esto lo hace en la iglesia y en el trabajo, en esas reuniones aburridas del proyecto. -Ya pronto me cambiaré a mi propia casa y podré evitar el venir a la Iglesia todos los domingos, piensa Carlos, como desper1 http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


Y dije NO...

tando por un momento, y percibiendo su contorno. Si no fuera porque mi papa se enoja, no vendría, me aburre, siempre lo mismo. -¡Tienes que tener un encuentro con Jesús! Alcanzó a escuchar que se dice desde el púlpito, ¿y?, yo soy cristiano desde que nací, así que, no sé, que hago aquí, esto debería ser para los que no son cristianos. Quiero vivir mi vida, triunfar, formar una familia, ser feliz, pero si sigo viniendo aquí todos los domingos no voy a lograrlo, tengo que buscar la forma de salirme de aquí. -¿Y? ¿Vas a ir? Escucho que le dijo la voz, que lo trajo de su trance y abruptamente lo hizo despertar. Vio los ojos grandes hermosos de una muchacha que estaba frente a él. -Ah, ¿Adónde? -Como que adonde, no has escuchado nada, al retiro. 2 http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


-¿Retiro? No, gracias, estoy muy ocupado, tengo mucho trabajo. -Pero Carlos, esto es el fin de semana, además la pasaremos muy bien, todos vamos a ir. -No, ya he ido a retiros, Susana, quiero trabajar, tú sabes que quiero comprar mi apartamento. -¿Qué es más importante Carlos? Le dijo ella mientras lo miraba picaresca con sus ojos y se empezaba a alejar moviendo su mano. Carlos sólo atinó a alzar su mano y mirarla con una sonrisa apretada. -Nos vemos, dijo en voz baja. Por supuesto que mi trabajo, se dijo mientras pensaba en la pregunta de Susana, ahora debo esforzarme en trabajar y hacer mi futuro, luego pensaré en otras cosas. Por fin acabo esto, tengo algunas ideas que quiero probar, pensaba mientras buscaba su chaqueta, dispuesto a irse. Se agachó y tomo la chaqueta levantándola, y poniéndosela ágilmente, no http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


Y dije NO...

alcanzo a terminar de ponérsela cuando noto que todo era diferente a su alrededor, ya no estaba en la iglesia, había sillas y gente, pero todos llevaban comestibles, gaseosas, palomitas de maíz, era una sala de cine y estaba terminando la función, vio que una señora venia directo hacia él y quiso correrse pero no encontró espacio, le sonrió mientras intentaba salir del corredor donde se encontraba, pero la mujer pasó a través de él y siguió su camino sin notarlo, Carlos sintió que todo le daba vueltas, miraba con sus ojos completamente abiertos sin entender lo que pasaba, donde estaba toda la gente de su iglesia, y la gente pasaba y no lo notaban, algunos pasaban a través de él y no podía hacer nada por detenerlos. -¿Qué es esto? ¿Qué está pasando? Grito a alta voz, pero nadie reaccionó a su grito, ¿me he quedado dormido?, ¿es esto un sueño?, Alcanzo a ver a Susana, estaba vestida diferente y la vio más vieja y robusta, lle4 http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


vaba una niña de su mano, corrió hacia ella y le grito ya llegando. -¿Qué pasa? ¿Qué es todo esto? Le dijo intentando cogerla por los hombros, pero ella y la niña pasaron a través de él y siguieron su camino. -Susana, grito Carlos fuertemente. Susana, escúchame, ella voltio a mirar hacia él, y él se alegró, parecía que lo estaba escuchando, cuando noto que un hombre se adelantó hacia ellas, llamándola y con actitud segura, tomándola del brazo la aparto hacia donde él estaba. -Te vas directo para la casa, entendido, le dijo en voz baja pero amenazante. -Sólo quiero hablar con mis amigas un momento, dijo ella, en voz tímida. -Nada, no te quiero aquí coqueteando, a la casa, yo voy más tarde, te llamo en 20 minutos, si no has llegado, te las verás conmigo, ¿entendido? -Papa, dijo la niña, quiero un helado.

http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


Y dije NO...

-En la casa hay helados, te vas con la mama, y me cuentas después si habla con alguien, ¿OK? -Sí, papá. Y empezó a alejarse sin mirar de nuevo a Susana. -Quiero morirme, escucho que Susana dijo, pero no había movido sus labios. Quisiera morirme, y que Roció se muriera conmigo, así no tendríamos más que sufrir todo esto. -Dios mío, ¿Qué es esto? ¿Dónde estoy?, se preguntó Carlos, mirando todavía a Susana que se secaba las lágrimas de sus ojos con la manga de su blusa. ¿Cómo pudo pasar todo esto? Parece que estoy en el futuro, y escucho los pensamientos de Susana, pero de nadie más, además, la Iglesia es ahora una sala de cine. ¿Qué habrá pasado? -Vámonos, dijo Susana a la niña, que la miraba con lágrimas en los ojos. 6 http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


-Mama, no llores, vamos a la casa, quizás Jesús nos pueda ayudar. -Roció, pídele tú, quizás a ti todavía te escucha, pídele tú. -Yo he estado pidiéndole que nos ayude, anoche me hablo en un sueño. -Que te dijo, pregunto Susana interesada. -Me dijo que tu amigo Carlos tiene la llave del futuro, eso me dijo. -Carlos que Carlos, ya no tengo amigos. Vámonos de aquí, dijo tomándola de la mano. Y empezaron a avanzar, pasando a través de Carlos que se había quedado escuchando atentamente. -Susana, ya te has olvidado de mí, le grito, pero ella siguió su camino sin notarlo. Carlos miro a su alrededor, reconocía el sitio, pero todo estaba cambiado, no reconocía a la gente que iban y venían, mientras paso a paso iban desocupando el local, empezó a seguir a Susana a la distancia, sin saber qué hacer. Empezaron a avanzar por un camino al borde de la http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


Y dije NO...

carretera, era otoño, los días empezaban a acortarse y el frío empezaba paso a paso a abrirse paso, como gigante imparable, las hojas de los árboles que caían continuamente al suelo, adornaban los caminos, los pintaban de amarillo y naranja, dando esa sensación de encontrarse en medio de la obra de un pintor. Carlos notaba que podía caminar, sin sentir cansancio, ni frío, era como estar observándolo todo en una película, se acercó a Susana y la niña. -¿No tienes un amigo que se llame Carlos?, pregunto la niña, mientras miraba a su mama fijamente. -No, tuve una vez un amigo en la Iglesia, se llamaba Carlos, pero el ya murió. -¿En la Iglesia? -Sí, fue el mejor tiempo de mi vida, le dijo mirándola con alegría en sus ojos. -¿Y porque no vamos a la Iglesia, mamá? -La Iglesia se acabó, el pastor murió, no había nadie que quisiera seguir siendo 8 http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


pastor, todos nos fuimos, nos apartamos y al final les toco cerrar. -¿Y Carlos era tu amigo? -Sí, creo que sí, la verdad no lo sé, yo quería ser su amiga, pero él siempre estaba ocupado, se dedicó al trabajo. -¿Y se murió? -Sí, creo, eso dijeron, él se apartó y luego alguien me dijo que había muerto de cáncer. Las palabras de Susana quedaron como vibrando en el aire, mientras Carlos las miraba aterrado. -No puede ser, se decía en forma casi inaudible, ¿estoy muerto? Susana y la niña se habían apartado ya por más de 100 metros, Carlos las miro y quiso alcanzarlas, y al instante estaba a su lado, sin haberse movido del sitio en donde él había estado, sólo había aparecido allí.

http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


Y dije NO...

-Vamos a una Iglesia mamá, ¿quieres?, vamos. -Tu papa nunca me dejaría, tú lo sabes, mejor que nos apresuremos no demora en llamar, y entraron a un edificio de apartamentos. -Rápido, mama, rápido, el teléfono está sonando. Si dijo ella, mientras abría la puerta rápidamente y corrió a coger el teléfono. -Hola... -¿Dónde estabas? Ya es la segunda vez que llamo. -Acabo de entrar. -Esta noche hablamos, le dijo mientras terminaba la conversación abruptamente. La niña la miraba desde la puerta con una mano sobre la boca. -¿Se enojó? -Saca las llaves y cierra la puerta Roció, le dijo Susana mientras hacia una mueca de tristeza con su rostro.

10 http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


Carlos empezó a recordar, los días anteriores, su lucha interna con sus pensamientos, como se había obligado a no pensar más en eso, esos pensamientos que parecían que le decían que Dios tenía un plan para él, como él de forma activa, había luchado contra esos pensamientos, primero era su trabajo, su vida, había pensado, y había desechado por completo todo pensamiento de servir al Señor, recordó que había pensado en servirlo después, cuando ya tuviera una carrera, una familia, un trabajo prospero, cuando ya tuviera resuelta su vida, entonces podría darle lo mejor había pensado, entonces podría dedicarle su tiempo. -¿Pero que podría haber hecho yo? Parece que todo estaba destinado a acabarse, a morir. Y yo también… se dijo mientas se recordaba su vida. ¿Qué habrá sido de mi familia, de mi papa, de mi mama? Se preguntó Carlos y al momento apareció en otro sitio, era un apartamento, con muebles viejos, empezó a reconocer el sitio, http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


Y dije NO...

era el apartamento donde sus padres vivían, todo estaba casi igual, sólo algunas cosas eran diferentes, vio a su madre que salió de la cocina con un trapo en la mano. -Choper… ¿Choper, donde estas?, dijo ella mirando hacia abajo por todas partes. -Un perro pequeño, de pelo largo, blanco, salió de debajo del sillón moviendo su corta cola, y acercándose lentamente a ella. -¿Quieres? Le dijo ella, mientras le abría la mano, en donde tenía un pedazo de carne, él se acercó lentamente y tomo la carne de la mano, empezando a comerla lentamente. -Ya no puedes correr como antes, dijo ella en voz baja, ya estamos viejos, ¿Cuántos años tienes? 14, 14 años, Choper, ya estas de bastón. -Carlos la miraba a ella con mucha ternura, mientras le decía suavemente, mamá.

12 http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


-14 años, pensó Carlos, yo no conocí este perro, así que ya deben haber pasado 14 años después de mi muerte. Ella entró a la cocina y se sirvió un plato de la comida que había preparado, lo puso en la mesa. -Como lo extraño, escucho Carlos que su mama pensaba. Quisiera que estuviera aquí, me siento tan sola, mi hijo también se fue y tú mi amor, ya pronto nos veremos otra vez. -Señor, empezó ella a decir mientras cerraba sus ojos, bendice estos alimentos, gracias por Choper, porque me hace compañía, Señor me siento sola, ven a hacerme compañía. Carlos miraba con profunda tristeza la escena, hubiera querido abrazarla, decirle que la amaba, pero ella no lo podía escuchar, estaba solo, como testigo mudo e invisible de todo lo que ahora estaba pasando. Su corazón parecía que iba a estallar en llanto, quería gritar, llorar, hahttp://elreinodelaverdad.blogspot.com/


Y dije NO...

cer algo, pero no podía, estaba como preso de un cuerpo etéreo, sin sentidos, invisible. -¿Por qué? ¿Por qué estoy aquí viendo esto? ¿Cómo paso todo esto? Al momento apareció en otro sitio, se vio a sí mismo, ahí estaba trabajando, haciendo una de sus gráficas, pero había otro ser en el cuarto, era un hombre todo vestido de blanco, lo miraba sin quitarle la mirada, de forma apacible pero implacable. -Así está bien, se escuchó pensar, por esto me gano unos 400 y quizás me den más trabajo, así lograré reunir para comprar esa nueva mesa que tanto necesitó. -Carlos, Carlos, escucho que el hombre le dijo, el Señor te necesita para su obra, él tiene preparado un futuro grandioso para ti y para todos los que están junto a ti, pe14 http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


ro debes escucharlo, debes buscarlo primero a Él, él cuidara de ti, Carlos…. -Se veía de joven, como se tapaba los oídos con sus manos y se decía en voz alta, yo te voy a servir Señor, cuando tenga más tiempo, tengo que vivir mi vida, para eso me la diste, y luego te serviré, déjame, déjame, no me digas más, tengo que terminar mi trabajo. Carlos recordó con profunda tristeza, el día que había rechazado el llamamiento, que él sabía, Dios estaba haciendo a su corazón, sintió un gran remordimiento, una soledad infinita entró en su alma, un dolor que no podía llevar… -¿Qué he hecho?, ¿todo esto es consecuencia de que no te escuche?, Yo nunca quise dañar a nadie, yo no quería que Susana sufriera así, o que mi papa muriera, o que mama estuviera sola, yo no quería morir… se dijo mientras miraba al hombre http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


Y dije NO...

de blanco que ahora lo estaba mirando fijamente a él. Lo vio mientras se acercó lentamente a él, sintió miedo, pero no podía moverse, estaba como paralizado, lo veía llegar cerca, muy cerca, sus ojos parecían mirar dentro de él, y su rostro serio le hizo sentir terror. -¿Qué vas a hacer con tu vida Carlos? Escucho que le dijo sin mover sus labios, mientras lo miraba fijamente, tus decisiones no afectan sólo tu vida, ¿Qué vas a hacer con tu vida Carlos? Carlos cerró los ojos, queriendo huir, irse, pero no podía moverse del sitio, apretó sus manos, sintiendo como las manos lo tomaban por los hombros, Carlos… Carlos… -No sé, no sé, ya no puedo hacer nada grito, y abrió sus ojos, mientras Susana 16 http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


estaba mirándolo con sus ojos grandes y hermosos, de forma interrogante. -¿Qué te pasa? -Carlos miro a su alrededor, estaba de nuevo en la iglesia, estaba terminando de ponerse su chaqueta, y miro angustiado a Susana. -¿Tenemos retiro? Dime ¿tenemos retiro? Dijo tomándola por los hombros. -Si ya te lo dije, pero dijiste que ibas a trabajar. -No, a la basura con ese trabajo, voy al retiro, hay mucho que tengo que hacer, sí pero para Dios, y tú, le dijo mirándola mientras le daba un beso en la mejilla, tú eres parte del plan de Dios, vamos, le dijo cogiéndola de la mano, te invito a casa, vamos….

http://elreinodelaverdad.blogspot.com/


Y dije NO...

Y tú, que lees estas palabras, Has dicho NO alguna vez a Dios, Todavía estas a tiempo de arreglarlo todo, ¿O vas a esperar a que ya no puedas hacer nada?

Jeremías 6:17 Desperté también sobre vosotros atalayas, que dijesen: Escuchad á la voz de la trompeta. Y dijeron ellos: No escucharemos.

18 http://elreinodelaverdad.blogspot.com/

Y dije NO...  

Una historia escrita para todos, pero en especial para los jovenes.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you