Page 1

La belleza de la Verdad Henry Padilla Londo単o 1


2


¿Que es la belleza de la expresión? Solo existe en este mundo, ha premiado el mundo de los sentidos, con sensaciones enlazadas a los recuerdos, pensamientos de lo vivido, de lo que pudo haber sido, que toman forma y color en el mundo de los sentidos. El ciego no puede apreciar la hermosa pintura que otro compra empeñando su vida, el sordo no escuchara la música que otro llama sublime. ¿Es acaso la expresión, la concepción de lo que se puede palpar? ¿Es tu concepción igual a la mía? Para unos es digno de admiración las palabras del poeta, para otros son palabras sin sentido y otros nunca las escucharan. ¿En dónde esta la belleza en la expresión?

3


¿Existe acaso, otro tipo de expresión, de belleza, más allá de los sentidos? El creador del universo, habla acerca de una música en el cielo, música más allá de los sentidos. El Señor habla Palabras que no tienen tiempo, palabras hermosas, llenas de vida, que llegan en todo tiempo. Porque si vivimos para este mundo, somos seres limitados, dignos de lastima, encerrados en pequeñas cascaras de carne, adornados por el corto tiempo de nuestra vida, como el soplo inconsciente, que ahora es, y si estas atento lo percibes, pero al segundo después, ya nadie se acuerda de que fue.

La expresión de este mundo, es tan vana, tan superficial, que no alcanza sino a tocar mis sentidos. Mas allá de los sentidos, mas allá de lo que siento, esta lo que soy. 4


Esclavos en la oscuridad, atados a sus propias cascaras de carne, llevados por sus sentimientos, así somos todos antes de conocer la libertad. La libertad, libertad más allá de lo que siento, de lo que percibo en mi carne, la libertad de verte y contemplarte tal como eres.

Aun la palabra se pierde en la percepción del oyente, y cada uno acaricia su entendimiento como precioso tesoro. Pero la verdad, es que la vida nos arrastra por lugares secos y oscuros, nos tira de aquí para allá, y nos lleva a hacer cosas que nunca habíamos pensado. Llevados por el temor, nos aferramos a pensamientos de “todos pecan, soy humano”, y nos perdemos a nosotros mismos entre mentiras e hipocresías, que coloreamos y contamos como grandes aventuras.

5


Y la vida nos sorprende, cuando de repente nos encontramos en sitios que nunca habíamos pensado, pero… “que le vamos a hacer, la vida tiene que seguir”. Nuestra percepción se ha embotado, nuestra verdad esta ya muy lejos de nosotros, solo somos sombras arrastradas por el tiempo inclemente de la mentira. ¿Qué es hermoso? Quizás lo que piensas que es hermoso, es solo el reflejo de la suma de tus fracasos y triunfos. Y si así es, ¿Dónde esta la belleza? Porque quien puede vivir la vida de otro. 6


Pero hay otro mundo, otros sentidos, no de este mundo. Y solo los que han palpado la vida los pueden usar. Estos sentidos se afinan con la verdad, cuando experimentan la verdad, entonces estos sentidos se ejercitan. Pero también se pueden embotar, también pueden llegar a caer en el olvido, entorpecidos por la falta de uso, te llevarían a un mundo aun mas oscuro. Solo por su uso constante los mantendrás alertas, y serán de utilidad. Entonces apreciaras la belleza, la belleza mas allá de este mundo, la música que existe fuera de tus sentidos humanos, y que escuchan todos los que han visto la verdad. 7


Entonces percibirรกs la verdad, y te alegraras entre colores no vistos en este mundo. Enriquecerรก tu vida, y llenara tu cascara de carne con verdadera vida. Y esta cascara, llegara a ser templo de la verdad.

La belleza, la verdadera belleza, se escapa a la luz, al aire, al pensamiento que lo quiere comprender. Habita con la verdad, y solo es vista por los que andan en la verdad. 8


Solo si conoces al autor de la vida serás libre, solo si recibes el don de la salvación serás libre. Pero no puedes recibir, sino crees, no puedes creer si te dejas a tus temores, si vives solo para este mundo.

Estas palabras te alcanzaron en el camino, para llevarte a pensar. Seguirás en tu vida, dejándote llevar por los momentos, perdiéndote entre dolores propios y ajenos, en momentos pensando en el propósito, para al segundo después acallar tu pensamiento, “mejor no pensar en eso”. O estas dispuesto a vivir. Si decides vivir, atrévete a venir a Jesús, solo en él esta la vida, y solo él te puede sacar de tu condición. 9


Si has decidido recibir la vida, estas palabras son para ti: La palabra me alcanzo en medio de mi vida, cuando buscaba pasar el momento. Entonces me atreví a creer, entonces confesé tú nombre. En la noche, mi noche, vi la luz, por primera vez. Cristo llego a mi vida, y descubrí la verdad, la verdad es Cristo. Ahora vivo, soy feliz, siento verdaderamente. Ahora conozco el propósito de mi vida, y tengo la vida morando en mí. Porque el autor de la vida, me toco, cuando yo creí. Jesús, el Cristo, es mi Señor. He dejado atrás lo que fui, lo que sentí, lo que pensé. Un nuevo camino se abre ante mí, y como valiente lo caminare. De la mano del Señor me atreveré a conquistar, En medio de la vida, vivo para mi Señor. Henry Padilla Londoño 10

La Belleza de la Verdad  

Acerca de la belleza, los sentidos y la verdad

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you