Page 1

El toque de un ángel Henry Padilla Londoño (Solo para adultos)


El toque de un ángel Mi voz fue arrancada con violencia, cuando aún era una niña. Cuando me quitaron mi muñeca, y me dieron un lápiz labial. Cuando mi inocencia tuvo precio alto, Vendida entre mil artículos como algo especial. ¡No la han tocado, cuanto da usted!” Morí en mí, deje a esa niña atrás, en algún rincón, como un recuerdo lejano, que prefiero no recordar. Me inunda la rabia y la tempestad se desata en mí; ¿Dónde estaban todos los que debían estar? Mi primera lección de soledad. No quiero la lastima del mundo, he aprendido a torear; guárdate tus palabras lastimeras, ¿Dónde estabas tu cuando yo morí? Las putas no necesitamos la lástima para vivir.


Nuestro mundo es como una obra de teatro; Pero nosotras dormimos con nuestra mascara puesta. Solo nos quitamos la mascara por segundos, Cuando sentimos el toque de un ángel a nuestro alrededor. Hemos adquirido un sexto sentido conociendo a los farsantes; hipócritas que dicen ser santos; dejando sus billetes que han sacado de la comida de sus hijos. De los unos y los otros, somos puertos de deseos. Ayer me toco un ángel, un ángel llamó en la calle: “No estás sola, él dio la vida por ti, por tus pecados, para que fueras libre” eso dijo el ángel con cara de niño, algo asustado y temeroso; lo vi, era como verme otra vez, esa niña… allá atrás…


Tienes que ser fuerte, no creerle a nadie, le dije, me da miedo verte, tan desprotegido e inocente. “No tema señora”, dijo el niño, “el esta conmigo, Yo no estoy solo, y para usted es el mensaje, señora, Él le dice: Recuerda que te amo, ven a mi hija” No, eso no puede ser para mí, no sabes quien soy, soy la basura, si lo supieras saldrías corriendo ahora mismo; “No importa lo que yo sé, señora, lo que importa es él.” Si él supiera que soy una p… nunca me perdonaría. Señora, señora, para las putas y ladrones, asesinos y maleantes, para todos es, porque él está llamando a todos; Vengan y reciban la vida y el perdón, eso dice el Señor. Y sin más se empezó a alejar, mi ángel, el que me toco. Henry Padilla Londoño

El toque de un angel  

Poesia narrativa Cristina. Trato un tema algo crudo y uso un lenguaje crudo, por esta razon no debe ser leido por los menores.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you