Page 1

1 Suplemento digital del número 191 de ServerNEWS

Febrero 2009

Power Systems = AS/400 + RS/6000 Por Carlos Bell

C

uando en el verano de 1994 inicié aquella serie de artículos titulada “PowerPC: regreso al futuro” (número 46 y sucesivos) poco podía pensar que quince años más tarde me serviría para presentar PowerNEWS, esta nueva iniciativa editorial que, en formato digital, sustituye al veterano Suplemento HELP400, cuyo primer número se remonta a febrero de 1998. Como veremos, también un mes de febrero marcó el inicio de los actuales Power Systems que han unificado en un solo entorno las históricas plataformas AS/400 y RS/6000 de IBM. Así, en mi supuesto regreso al futuro, después de haber “asistido” al lanzamiento de los S/360 de IBM en 1964, la primera generación de ordenadores que, por su arquitectura compatible y escalable, podían utilizar el mismo software y los mismos periféricos; y después de “conocer” el significado real de las siglas RISC –Reduced Instruction Set Computing– a finales de 1974, para no perder mi amistad con la redacción de Help400, en febrero de 1990 “participé” en el lanzamiento del primer número de la revista que estáis leyendo... En Help400 estábamos tan ocupados que ni nos enteramos de un hecho de vital importancia para nuestro futuro. El día 15 de aquel mes de febrero, IBM presentó una nueva generación de estaciones de trabajo Unix: los RISC System/6000, fabricados con una arquitectura RISC muy mejorada, la POWER –Performance Optimization With Enhanced RISC– que en muy poco tiempo logró destacar en el mercado Unix. Con el paso de los años, los RS/6000, al igual que los AS/400, fueron cambiando de nombre y convergiendo en su tecnología hasta unificarse en los Power System, donde comparten hardware, nombre y los sistemas

IBM RISC System/6000

operativos IBM i, AIX y Linux. Para los lectores de ServerNEWS, los detalles históricos de esta unificación son bien conocidos puesto que la evolución de la arquitectura POWER y sus implicaciones para el entorno AS/400 se han ido comentando en la revista a lo largo de sus 19 años de existencia. No obstante, prosiguiendo aquel hipotético “Regreso al futuro” antes citado, bien podríamos hacer una pausa para mencionar Businesspower, la revista de IBM para el RS/6000 y AIX, –hoy desaparecida– cuyo primer número fue presentado en 1996 por Juan Antonio Zufiria, por aquel entonces responsable de la Unidad de Negocio RS/6000 y, desde el 12 de enero de este año, nuevo presidente ejecutivo de IBM en España, Portugal, Grecia e Israel. A nivel editorial, PowerNEWS pretende, si cuenta con el apoyo suficiente, ser el nuevo referente del entorno Power Systems.

Carlos Bell es colaborador habitual de ServerNEWS FEBRERO 2009 PowerNEWS 1


Power e IBM i: el próximo desafío Por Chris Maxcer

H

ace meses que IBM anunció uno de los cambios más revolucionarios en el mundo del System i: la maniobra de consolidación del System p y el System i. IBM prefiere el término “unificar” a “consolidar” pero, aún así, ¿no es obvio que la verdadera naturaleza del juego de palabras sólo se verá con el tiempo? Desde que IBM presentó en Wall Street su informe financiero sobre los Power System (incluyendo el IBM i sobre servidores basados en POWER6) bajo la marca comercial System p, tengo que decir que la palabra consolidar me parece más apropiada. Al margen de los juegos semánticos a los que IBM quiere jugar cuando diseña sus mensajes, creo que la maniobra no sólo era inevitable sino que también es más beneficiosa que perjudicial. Pero no querer reconocer los nuevos retos que se nos vienen encima equivale a esconder nuestra cabeza colectiva cual avestruces. Lo mismo ocurre si no somos capaces de reconocer un mundo de nuevas oportunidades porque todos los Power System entregados por Rochester están llenos de posibilidades.

Estableciendo contacto Para llegar al meollo de los desafíos y las oportunidades, me puse en contacto con varios expertos del sector: un analista independiente, el presidente del grupo de usuarios centrado en el i más influyente, un desarrollador sumamente activo que es una joven promesa, un profesor universitario y el director de ventas del mayor distribuidor de System i/IBM i de Norteamérica, además de un par de veteranos profesionales del System i. Sus respuestas resultan sorprendentemente variadas y, al mismo tiempo, acertadas. Les hice una pregunta doble: ahora que IBM ha hecho converger oficialmente las marcas System i y p y ha cambiado el nombre de i5/OS por IBM i, ¿cuál 2 PowerNEWS FEBRERO 2009

cree que será el mayor desafío al que se enfrentarán los clientes del System i/IBM i y la mayor oportunidad que se les presentará? ¿Y qué opina de IBM y del sector centrado en IBM i en general? Y estas son sus repuestas.

Charles King, analista jefe de Pund-IT En mi opinión, el mayor desafío para los profesionales que trabajan en centros de datos con equipos i será continuar definiendo claramente el valor de la plataforma ante los responsables de tomar decisiones relacionadas con las TI. Hay una razón muy simple para ello: para mucha gente –la mayoría, diría yo– es más fácil entender una plataforma con una marca conocida que las cualidades exclusivas del sistema operativo de un servidor. Ahora que i es simplemente uno de los tres posibles sistemas operativos (junto con AIX y Linux) de la plataforma Power, es de vital importancia para los profesionales de los centros de datos comunicar claramente el extraordinario valor que ofrece i para sus operaciones de TI y para sus empresas. IBM y sus socios del i, incluyendo ISV, VAR y consultores sobre integración, desempeñarán funciones cruciales en el proceso [de comunicación]. Las ventajas de la convergencia de las plataformas i y p para IBM son evidentes: procesos de desarrollo y fabricación simplificados, más eficientes y más baratos. El resultado final de este modelo es que la compañía podrá seguir ofreciendo el rendimiento y la innovación del i a precios competitivos. Lo que IBM tiene que hacer es ayudar a sus clientes y socios a entender de qué forma ellos también podrán conseguir beneficios con la plataforma Power unificada. Randy Dufault, presidente de COMMON USA No hace mucho, la dinámica del sector de las tecnologías de la información trazó para muchas empresas


un camino de muchísima complejidad, que en muchos casos conducía a una baja fiabilidad. Ahora, con la familia Power System integrada, hay un nuevo juego de llaves en la caja de herramientas, palos de golf en la bolsa, colores en la paleta –elija la metáfora que más le guste– que creo que podrán ayudar a solucionar algunos de esos problemas de complejidad y fiabilidad. Ahora, el principal desafío para los usuarios de las empresas que usan Power Systems es averiguar cuál es la mejor forma de sacar partido de todo el rendimiento y capacidades que tienen a su disposición para mejorar los procesos de su empresa. Para los usuarios veteranos del i esto probablemente significa es-

desaparecen, como comunidad necesitamos asegurarnos de que las propuestas de valor único a las que nos hemos acostumbrado, especialmente a los valores que nos ha legado el i, se mantienen, mejoran y empiezan a filtrarse a todas las características de los productos Power System.

Aaron Bartell, programador/desarrollador de software y consultor de Krengel Technology (y de MowYourLawn.com) Pienso que el reto al que se enfrentan los clientes de IBM i hoy en día consiste en averiguar cuál es el mejor camino hacia la modernización. Tal y como lo veo yo, IBM está intentado matar moscas a cañonazos en vez de intentar satisfacer las necesidades concretas de una plataforma concreta. EGL [Enterprise Generation Language] es un “Veo peligros y oportunidades. El «matrimonio» del System i/IBM i con el System ejemplo perfecto de esto porque IBM está intentando desarrollar un solo lenguaje p y Linux ofrece fabulosas oportunidades para para todas las plataformas. El único prolos clientes del System i/IBM i, con tarifas más blema con este planteamiento es que así sencillas y mayores posibilidades de elegir se pierden muchas de las ventajas de la aplicaciones.” — Keng Siau plataforma, ya que EGL ejecuta su propia máquina virtual –JVM con Tomcat o WebSphere Application Server– lo que hace tudiar AIX y Power Linux. Para los usuarios vetera- que los departamentos que trabajan con IBM i se siennos de AIX esto probablemente significa entender el tan tentados a migrar a una combinación de hardware gran valor que aporta i tecnológicamente. Para todos y sistema operativo más barata (por ejemplo, Linux ellos, probablemente significa entender las posibili- y Windows). Otro reto relacionado con la modernización es que dades incomparables de la pila de software PowerVM. Aunque muchas de estas cosas son nuevas, creo que estamos viendo la adopción de cosas como SOA llelos mecanismos acreditados de cooperación informal vadas a extremos que no tienen sentido; por ejemplo, con otros usuarios y el aprendizaje formal de nues- escribir un servicio web en XML para que lo consutros colegas siguen siendo las mejores formas de ha- ma un programa en la misma máquina escrito en el cer frente a este reto. Sin duda hay muchas cosas mismo lenguaje. Esto afectará negativamente al renque aprender. dimiento de las inversiones [ROI] a menos que otra Hay otro desafío para los usuarios de los Power plataforma o socio pueda reutilizar el servicio web System y es asegurarse de que IBM está desarrollan- en el futuro. Pero la premisa en que se basaba el dedo cosas que sirvan para resolver problemas y que sarrollo del servicio web no era la de usarla de forma los resuelvan de manera que en última instancia per- externa, por lo que lo más probable es que sea necemitan hacer frente a ese reto tecnológico más fácil- sario rehacerlo. Esto siempre pasa con las tecnolomente. A medida que las fronteras tradicionales en- gías nuevas, ya que la gente intenta adoptar las notre los productos de IBM se difuminan y, finalmente, vedades en vez de seguir un método más mesurado y FEBRERO 2009 PowerNEWS 3


Power e IBM i: el próximo desafío

basado en el ROI. El reto para los departamentos de informática será separar el grano de la paja. Ocurre lo mismo con todas las tecnologías distintas que se están implantado, desde Flex de Adobe y Silverlight de Microsoft a JavaFX de Sun y cosas de bajo nivel como XAML. ¿Cuál adoptará una empresa? ¿Continuarán con las consagradas –pero feas– pantallas verdes o se aventurarán con el juego de aplicaciones de inferior calidad conocido como HTML+CSS+JavaScript? Si tuviera que darle un título a la estrategia de las TI durante los próximos tres a cinco años sería “El proceso de adoptar de forma cuidadosa y ponderada tecnologías para la modernización de la interfaz de usuario”.

Keng Siau, profesor de informática de gestión de la Universidad de Nebraska-Lincoln, doctor y titular de la cátedra E. J. Faulkner Veo peligros y oportunidades. El “matrimonio” del System i/IBM i con el System p y Linux ofrece fabulosas oportunidades para los clientes del System i/ IBM i, con tarifas más sencillas y mayores posibilidades de elegir aplicaciones. Los clientes deben explorar los Power System y capitalizar el potencial de System p y Linux. Creo que el gran desafío para los clientes del System i/IBM i consiste en asegurarse de que IBM sigue prestando mucha atención al System i/IBM i ahora que forma parte de los Power System. Es fácil desatenderlo ahora que forma parte de una gran familia, especialmente cuando no se es el hijo que aporta los mayores ingresos. La plataforma System i/IBM i solía tener vendedores propios antes del “matrimonio” con el System p y Linux. ¿Continuará recibiendo cariñosas atenciones por parte de IBM y buenos “nutrientes” para seguir evolucionando ahora que tiene que competir por acaparar la atención en la familia Power System? No nos gustaría que el sistema IBM i se convirtiera en el hijo adoptado de la familia. ¿Y qué podemos decir de IBM i los clientes que utilizan IBM i en general? 4 PowerNEWS FEBRERO 2009

IBM necesita invertir inmediatamente la tendencia de reducción de los ingresos provenientes de los System i/IBM i que se lleva produciendo desde hace unos cuantos trimestres. Si la tendencia continúa, la confianza de los clientes del System i/IBM i se tambaleará y el futuro de los clientes que utilizan IBM i estará en tela de juicio. El IBM i necesita poner la mira en el futuro en vez de intentar resolver los problemas que padecen los clientes y socios más importantes hoy y que padecían ayer. IBM tiene que tomar la iniciativa, hacer planes estratégicos y preparar el IBM i para el futuro, no para el pasado ni para el presente. La visibilidad de IBM i, ahora integrado en los Power System, tiene que fortalecerse y mejorarse. El proyecto Academic Initiative de IBM es una forma excelente de asegurarse que los estudiantes y las facultades conocen los equipos IBM i y Power System. Este proyecto se centra en programas técnicos y en formar a la nueva generación de técnicos, programadores y administradores de sistemas IBM i y Power System. Pero recientemente, la Academic Initiative ha inagurado una nueva dimensión al trabajar con escuelas de negocio para que los estudiantes y ejecutivos conozcan el IBM i en los Power System. Esto es vital para el futuro de estas plataformas. He asistido a varios congresos COMMON y una de las preguntas que siempre se repite es cómo se puede lograr que los directivos y los ejecutivos aprecien el IBM i. Así que no es de sorprender que la encuesta sobre las mayores preocupaciones de los socios europeos de COMMON en el año 2008 revelara que la más importante era “conseguir que la dirección comprenda el valor del System i”. Creo firmemente que hay una correlación muy importante entre el éxito del proyecto Academic Initiative de IBM y el éxito futuro de los sistemas IBM i y Power System.

Stan Staszak, director de productos System i/x de Sirius El mayor desafío de IBM es no “diluir” la estrategia de marketing del i ahora que los System i y p han convergido en la plataforma común Power System. Para que conste: creo que la convergencia de los Power


System ha sido bien recibida por los clientes. IBM necesita concienciar a la gente de que i se ejecuta en este interesante y sofisticado servidor basado en POWER6, pero también se tiene que seguir concentrando en los puntos fuertes inherentes del sistema operativo IBM i –integración, facilidad de uso, fiabilidad, seguridad, etcétera– y en algunas de sus ventajas en sectores verticales como la banca, la industria financiera, la manufacturera, la distribución o los juegos de azar. Una de las grandes ventajas de IBM i es que es un sistema operativo realmente singular, por lo que puede distinguirse fácilmente de las plataformas basadas en Unix y Wintel. La otra cara de la moneda es que necesitamos conservar e incrementar los conocimientos sobre el IBM i en el mercado. Para este fin, IBM tiene que seguir

dización del software y el hardware. Los altos precios del hardware del IBM i y las soluciones integradas anteriores tenía enfrentados a IBM y a muchos clientes que intuían que IBM estaba exprimiendo excesivamente la inversión que ya había hecho en su tecnología. El cambio es bueno para el IBM i y la gente que invirtió en el sistema. Creo que sigue teniendo sentido migrar más cargas de trabajo desde los PC y las aplicaciones de clientes y servidores pesados a servidores con clientes ligeros y enriquecidos utilizando tecnologías web. Y me atrevería a decir que esta es la mayor oportunidad para la plataforma IBM i. El IBM i está extraordinariamente bien preparado para esto, pero no está muy bien posicionado desde un punto de vista cultural y de marketing. Los mayores desafíos que afronta el IBM i son los intereses y las tecnologías que están basadas en la arquitectura distribuida, “IBM i es un sistema operativo realmente que aún no ha llegado a su máximo apogeo. singular, por lo que puede distinguirse Espero que en algún momento la arquitecfácilmente de las plataformas basadas en Unix tura distribuida retroceda. Microsoft probablemente impulsará otro gran paradigy Wintel.” — Stan Staszak ma entre los desarrolladores que volverá obsoletas un montón de aplicaciones y puede que ese sea el desencadenante de un reinvirtiendo en el proyecto Academic Initiative. En mi torno a la arquitectura centralizada. IBM está muy bien posicionada en ambos casos, con humilde opinión, trabajar con las universidades para fomentar un currículo basado en el i y ayudar a las buenas soluciones tanto para la arquitectura centraempresas con las ofertas de empleo es probablemen- lizada como para la distribuida, pero yo apostaría por te el elemento más importante para tener éxito en el la arquitectura centralizada, las interfaces de usuafuturo. Hemos de asegurarnos de que haya muchos rio enriquecidas y las interfaces nativas del IBM i. Por último, me gustaría destacar que hay muchísirecursos i en el sector para que los directores de informática se sientan a gusto con la inversión hecha mas innovaciones interesantes y más oportunidades en la plataforma. IBM también tiene que seguir tra- en las soluciones alojadas, como por ejemplo Software bajando con los ISV para portar y mantener aplica- como servicio (SaaS) o la tecnología web para llegar a un público mundial. ciones al i.

Nathan Andelin, presidente de Relational Data Corporation La fusión de las marcas i y p y los respectivos grupos operativos fue un gran maniobra, junto con el cambio de nombre del sistema operativo IBM i y la indepen-

David Vasta, administrador de System i y bloguero adicto al System i El próximo gran desafío no está en las manos de los clientes, sino en las de IBM. No me malinterprete: el cliente tiene muchas cosas que decir, pero la carga de FEBRERO 2009 PowerNEWS 5


Power e IBM i: el próximo desafío

la prueba recae en IBM y hasta la fecha no ha mostrado muchas pruebas que demuestren que se toma en serio la plataforma centrada en POWER. Creo que el cambio de nombre es positivo. Me gusta que se llame IBM i. IBM dejó claro que iba a llamarlo de tal forma que las molestias merecerían la pena. Nunca entendí el nombre AS/400 y nunca me gustó. Con el AS/400 había demasiadas cosas que explicar y simplemente sonaba a viejo. La gente que no pertenece al mundillo de la informática pensaba que era viejo, la gente del mundillo pensaba que era viejo, de la época del Sistema/36. Y para los de mi generación, eso significa viejo. La decisión de llamar a los servidores p, x, i y z fue inteligente pero complicada. Ahora vemos que el nombre está donde debería estar. El IBM i puede ser una especie de icono y si IBM juega bien sus cartas, puede vender la plataforma y muchos juegos de sistemas operativos, algo que debería haber hecho hace cinco o seis años. El mundo ya está preparado para utilizar IBM i, AIX y Linux en una sola plataforma de hardware y para mí la pregunta más importante es si IBM lo entiende. ¿Entiende que la primavera pasada en Nashville, en una sesión de dos horas, se fusionaron tres comunidades muy singulares en una plataforma de hardware? Ahora todos tenemos un denominador común y creo que IBM todavía no está comunicando este hecho y realmente no sé a qué está esperando. La otra cuestión es dónde están los clientes del IBM i ahora mismo. Creo que están esperando a que IBM les diga a dónde ir. Pienso que la mayoría de los clientes del IBM i son leales y confían en IBM pero se han cansado de que cambios importantes como éste finalmente acaben sólo en un cambio de nombre. IBM tiene que empezar a ayudar a los clientes a adquirir la nueva plataforma POWER. Tiene que regalar Linux y tiene que dejar que los departamentos que trabajan con IBM i investiguen AIX. Podría estar haciéndolo ahora mismo, pero IBM no habla sobre ello y es incapaz –año tras año– de comunicar lo que está haciendo a los responsables de los departamen6 PowerNEWS FEBRERO 2009

tos de informática y a quienes están a cargo de las infraestructuras. Por último, IBM tiene que pedir a COMMON y a otros grupos de usuarios de AIX y Linux para Power que se unan en un solo grupo de usuarios basado en POWER y, si esto se consigue, el resto de piezas empezarán a encajar. IBM tiene que establecer una comunidad. El IBM i tiene seguidores fanáticos y siempre los ha subestimado cuando podría haberlos incitado para ver qué pasaba. Sé que AIX y Linux tienen fervientes seguidores pero no encontrará los tres tipos en muchos departamentos informáticos. La mayoría de departamentos que trabajan con IBM i también utilizan Windows, o AIX y Windows. En algunos casos verá AIX y Linux, pero no Linux para Power. Encontrar los tres en un departamento de informática es raro pero sería interesante. IBM tendría que compartir estas historias. No es una tarea fácil y al final quien sale ganando es el cliente de IBM i. El TCO [coste total de propiedad] se reduce, el ROI [rendimiento de la inversión] aumenta e IBM i se convierte en un nombre familiar unido a la idea que hay tras POWER.

Chris Maxcer es el redactor de noticias de ServerNEWS. «Lo que más me ha sorprendido», apunta, «es la diversidad de opiniones sobre los desafíos y las oportunidades que comparten estos expertos. La cuestión que más me ha llamado la atención -y hay muchas que han dado en el clavo- es la que comenta Nathan Andelin de que IBM está extraordinariamente bien preparado para capitalizar las cargas de trabajo basadas en servidor con clientes ligeros y enriquecidos, pero que no está tan bien posicionada desde un punto de vista cultural y de marketing.»


FEBRERO 2009 PowerNEWS 7


El amanecer de un día virtual Por Chris Maxcer

U

no de los movimientos tecnológicos de plena actualidad es el de la virtualización. Y aunque hay varias formas de definir la virtualización, en la base del mercado de IBM, la tecnología ejecuta varios sistemas operativos en un único servidor como si cada SO se estuviera ejecutando en su propia máquina. La virtualización ofrece un entorno simulado para aplicaciones, datos y sistemas operativos de modo que crean que residen en un equipo real. En un poco existencial. Los mainframes de IBM han sido capaces de virtualizar cargas de trabajo desde hace décadas y el System i ha utilizado particiones lógicas (LPAR) para virtualizar cargas de trabajo desde 1999. aún así, algunas organizaciones que sólo trabajan con iSeries/ System i nunca le han encontrado mucho sentido a la creación de particiones lógicas. Sin embargo, probablemente todo esto cambiará conforme las tecnologías de virtualización se vuelvan más potentes y flexibles durante la próxima década.

Cambios generales en el sector “Si echamos un vistazo a los sistemas de información en general y a los principios básicos de la informática bajo demanda, lo que el sector está intentando hacer es construir los sistemas de información de forma que los procesos empresariales fluyan transparentemente, sin importar en qué plataforma se están ejecutando”, dice Joe Clabby, presidente de 8 PowerNEWS FEBRERO 2009

Clabby Analytics. “Los sistemas de información, si se utilizan correctamente, sirven al flujo de los procesos y no al revés”. “Así que si esta es la visión global, entonces lo que hay que hacer es construir sistemas de información capaces de gestionar este enorme tráfico de mensajes creado por la Arquitectura orientada a servicios (SOA)”, explica. “Si migramos los sistemas de información a SOA, entonces tendremos que llevar los flujos de estos procesos SOA a los sistemas subyacentes virtualizados y consolidados... Este es el objetivo hacia el que se dirige el sector en general. En términos de virtualización avanzada... en los Power System, todo gira en torno a estos sistemas altamente optimizados, de precisión, muy ocupados.” John Phelps, vicepresidente del área de investigación de la consultora Gartner, básicamente está de acuerdo con esta orientación general. “Todos los sistemas dispondrán de la capacidad de virtualización como elemento normal de progreso”, afirma. “No es algo que [los profesionales que trabajan con IBM i] puedan eludir escondiendo la cabeza como los avestruces y diciendo «No lo necesito, no lo quiero»”, añadió. Las empresas más pequeñas que funcionan sobre todo con equipos System i podrán seguir trabajando en relativo aislamiento; es decir, permitiendo que un Power System ejecute IBM i y las aplicaciones que cubren las necesidades de la empresa. Pero esto será la excepción, no la norma.


Las tres patas de la virtualización Hay tres razones básicas para que al sector de la informática le guste la virtualización. La primera es la consolidación de servidores, mediante la cual las organizaciones trasladan las cargas de trabajo de varios servidores infrautilizados, incluyendo los sistemas operativos y las aplicaciones, a un único servidor. Esto aumenta la utilización global de un ordenador concreto y permite ahorrar costes de hardware; pero, lo que es más importante, permite disponer de más espacio en centros de datos abarrotados y también puede reducir el consumo de energía. La segunda razón de que nos guste la virtualización es la capacidad de instalar rápidamente nuevas car-

nes de éstas o versiones nuevas de los sistemas operativos. Y todos estos aspectos de la virtualización permiten reducir los costes, lo que siempre llama la atención de los directores de los departamentos de informática que han de lidiar con el presupuesto.

No deje pasar la oportunidad de lo virtual La virtualización es lo más en el mundo de los servidores x86, que ha experimentado la forma más grave de proliferación de servidores: la idea de que una aplicación nueva necesita un servidor totalmente nuevo para ejecutarla. Por consiguiente, los servidores Windows estaban especialmente maduros para la consolidación de servidores. El mundo del System i ha sido bastante inmune al problema porque los equipos iSeries A la solución de virtualización de IBM se le podría otorgar el premio al mejor nombre en y System i son capaces de manejar aplicaciones adicionales con relativa facilidad. Además, la larga historia de cambios de nombres del aunque las organizaciones basadas en i quigigante azul. sieran agregar grandes cargas de trabajo nuevas, el tope es prácticamente inexistente: un System i ampliado puede escalarse hasta lígas de trabajo. En vez de instalar un servidor nuevo, mites prácticamente inimaginables. Pero en el mundo de Windows y también en el de a un departamento de informática le es más fácil agregar un servidor virtual, sabiendo que está aisla- Linux, la virtualización ha crecido junto con nuevas do de los demás servidores virtuales que residan en soluciones de software y servidores x86 de varios núese mismo hardware. Si la nueva carga de trabajo cleos más escalables. VMware ha dominado el merfalla o el sistema operativo del servidor virtual se cado los últimos años con un conjunto de productos, bloquea, los demás servidores virtuales no resulta- pero la compañía ha tenido que competir en todos los rán afectados. Además, la virtualización puede per- frentes. Microsoft, por ejemplo, acaba de presentar mitir que una empresa redistribuya dinámicamente Windows Server 2008 Hyper-V y, aunque no es tan recursos para aplicaciones conforme se necesiten con completa como las soluciones de VMware, es más bael fin de gestionar cambios de la demanda imprevis- rata, es de Microsoft y será fácil de instalar. Oracle tos o cíclicos. dispone de Oracle VM. Existe la solución de código En tercer lugar –como los profesionales del desa- libre Xen (y los proveedores que usan sus variantes). rrollo de aplicaciones supondrán– hay que destacar Citrix tiene una solución robusta. Y los fabricantes la capacidad de virtualizar el desarrollo de las apli- de hardware Hewlett-Packard y Sun también vencaciones. En vez de tener una máquina independien- den sus propios paquetes de soluciones. te únicamente para tareas de desarrollo y pruebas, La cuestión es que cada vez disponemos de más opuna organización puede utilizar uno o varios entornos ciones de virtualización. Y mientras las soluciones de desarrollo de aplicaciones virtuales, ejecutando maduran y mejora su utilidad, el panorama se vuelversiones distintas de las aplicaciones, actualizacio- ve más complicado. FEBRERO 2009 PowerNEWS 9


El amanecer de un día virtual

Participe en la estrategia PowerVM de IBM Los procesadores POWER de IBM no funcionan con ninguna de las soluciones de virtualización basadas en procesadores x86. Esto parece bastante obvio para los usuarios de IBM i –e incluso para los clientes que utilizan AIX– pero no es tan obvio para la gente que trabaja con servidores x86. Las tecnologías de virtualización del System i se han agrupado bajo el nombre de LPAR. Y aunque las particiones lógicas tienen pocas restricciones, algunos clientes seguro que recuerdan que era asombrosamente difíciles de configurar y exigían particiones del procesador, memoria o disco dedicadas e inmutables. En el System p, las capacidades de virtualización se denominaban Advanced Power Virtualization (APV).

solución de virtualización de los Power System. PowerVM es un nombre imponente. “Power” hace referencia a los Power System y si esto no es evidente para los responsables informáticos que saben que IBM i, AIX y Linux se ejecutan en procesadores POWER, al menos asociarán inconscientemente el nombre “power” con la solución. Por supuesto, “VM” quiere decir máquina virtual (virtual machine, en inglés) y gracias a VMware, “VM” enseguida se entiende lo que significa. Aunque PowerVM es un nombre fantástico, IBM no ha sido capaz de erradicar la complejidad de la línea de productos. Sigue habiendo múltiples versiones de PowerVM –Express, Standard y Enterprise– que funcionan con determinados Power System y proporcionan distintos niveles de detalle y capacidad. Las posibilidades de las LPAR dinámicas A la solución de virtualización de IBM se le permiten que una sola partición actúe como podría otorgar el premio al mejor nombre en un entorno operativo IBM i, Linux o AIX totalmente independiente... pero eso no es la larga historia de cambios de nombres del todo. PowerVM es capaz de ajustar automágigante azul. ticamente los recursos del procesador entre varios sistemas operativos, pedir presLos System i y p comparten un hipervisor común tada potencia de proceso a particiones inactivas y que está perfectamente integrado desde la aparición transferirla a particiones que necesitan más. Se trade los procesadores POWER5, aunque sus raíces hay ta de trocear y rebanar esos procesadores POWER6 que buscarlas mucho más atrás. increíblemente rápidos para no desaprovecharlos. La ¿Y a dónde quiero llegar con todo esto? Indepen- función de microparticiones de PowerVM de IBM dientemente de si los sistemas i y p están integrados admite hasta diez particiones lógicas por núcleo de o separados, la mayoría de los profesionales de las TI procesador, con un máximo de 254 servidores indeno tiene ni idea de las sólidas posibilidades de pendientes en un Power System de gama alta. virtualización que ofrece IBM con sus Power System. A qué se reduce todo Reconocible al instante Todo se reduce a si una organización que tiene solaA la solución de virtualización de IBM se le podría mente aplicaciones IBM i, AIX o Linux querrá consootorgar el premio al mejor nombre en la larga histo- lidarlas y virtualizarlas en Power. Si el entorno heteria de cambios de nombres del gigante azul. Todas rogéneo de servidores de una compañía incluye las soluciones de virtualización de los Power System Windows, una consolidación requerirá equipos se conocen colectivamente como PowerVM. System x o Blades para ejecutar el sistema operaIan Jarman, el director de software para Power tivo de Microsoft. Pero una vez satisfecho el prinSystem de IBM, explica que IBM le cambió el nom- cipio básico de ejecutar varias cargas de trabajo bre para llamar la atención de todo el sector sobre la heterogéneas en un entorno virtualizado, el gran 10 PowerNEWS FEBRERO 2009


FEBRERO 2009 PowerNEWS 11


El amanecer de un día virtual

cambio que se ha de producir a continuación es el de la mentalidad de la organización que ejecuta aplicaciones empresariales en su propio equipo IBM i. “En el pasado, cuando todo el mundo tenía su propio ordenador, nadie tenía que compartir. Ahora, en los centros de datos quieren una máquina más grande, repartirla virtualmente y poner todas esas piezas a disposición de las distintas aplicaciones y profesionales de la empresa. Pero, a veces, los responsables informáticos desean tener una máquina que puedan tocar en vez de la promesa de una porción de una máquina que no pueden ver”, explica Clay Ryder, presidente de The Sageza Group. “Se necesita una mentalidad distinta y muchos de los pequeños y medianos clientes del System i que adquirieron una solución y la instalaron se dieron cuenta de que, a diferencia de casi todo lo demás en su empresa, simplemente funcionaba. No tuvieron que tocarlo, no deseaban tocarlo y les daba miedo dejar que la gente lo tocará... y eso es algo que resulta antiintuitivo para la virtualización”, dice Ryder. Económicamente, la virtualización puede que tenga sentido o puede que no. Hay dos factores importantes en este ámbito: la relación entre el coste y la disponibilidad de la electricidad, y la participación de los proveedores de software. “En los Estados Unidos pensamos que la virtualización es lo que está de moda en el mercado: todo el mundo lo está haciendo”, comenta Clabby, de Clabby Analytics. Afirma que la energía no es un problema en todas las partes del mundo. “Si habla sobre el problema de la energía en Brasil, le dirán, «¿Qué problema de energía? Somos autosuficientes; tenemos biocombustibles, centrales nucleares y energía hidroeléctrica». Hay lugares en el mundo que son energéticamente autosuficientes y que todavía no les interesa este punto de vista de la virtualización”, declara Clabby. Algunas organizaciones han optado por no virtualizar cargas de trabajo simplemente debido al coste de los modelos de precios de software de componentes separados (básicamente, cuanto mayor es el ser12 PowerNEWS FEBRERO 2009

vidor, mayor es el coste). Así, si una compañía instala un gran servidor con más potencia de proceso, los proveedores de software querrán cobrarle por toda la potencia en vez de por una parte de ella. Al mismo tiempo, los proveedores han recelado de la virtualización. Si cambian sus modelos de precios para que reflejen las proporciones de los procesadores virtualizados, ¿cómo obligarán a pagar por ello? Un cliente puede doblar fácilmente la potencia de proceso dedicada a la solución de un proveedor y no pagar por ello.

Avance A principios del año pasado, la fusión de los System i y p causó una conmoción en el mundo del System i. Al igual que la gente que vive cerca de una falla sabe que corre el riesgo de sufrir un terremoto, todo el mundo sabía que eso pasaría, pero aún así, todos se preguntaban qué le pasaría a su estimado “System” si realmente se acababa convirtiendo únicamente en un hardware capaz de ejecutar el sistema operativo IBM i. Lo que ha pasado es que la gente del System i ha podido echar un vistazo al futuro. En un mundo virtualizado, las diferencias de hardware se difuminan y ni siquiera importará el nombre y el logotipo que luzca el ordenador.

Chris Maxcer es el redactor de noticias de ServerNEWS. «Si la gente fuera capaz de virtualizarse a sí misma», dice Chris, «California no tendría que prohibir hablar por el móvil mientras se conduce. Además, imagínese que fuera multitarea y pudiera asignar el 10% de su capacidad mental disponible al correo electrónico. ¿Se imagina la enorme cantidad de trabajo que podría hacer con el otro 90%?»

PowerNEWS (Febrero 2009)  
PowerNEWS (Febrero 2009)  

Suplemento digital PowerNEWS - (antes Suplemento HELP400)

Advertisement