Page 24

DIÁLOGO

Crucial, que el ingeniero sepa de política pública y de economía No hay una sola estrategia dentro del Programa Nacional de Infraestructura, o dentro de los programas que manejan las secretarías de Estado, dirigida y organizada para promover la formación de ingenieros. Por ello es relevante la visión integral del tema; la formación de capacidades y la modernización y flexibilización del marco normativo son dos aspectos que deben considerarse. Sergio M. Alcocer Martínez de Castro. Ingeniero civil y doctor en Ingeniería. Miembro del SNI. Fue presidente de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Estructural, es miembro del Instituto Americano del Concreto, ex director del Instituto de Ingeniería, fue secretario general de la UNAM y subsecretario de Planeación Energética y Desarrollo Tecnológico del la Secretaría de Energía. Actualmente es coordinador de Innovación y Desarrollo de la UNAM.

22

una respuesta coyuntural de la ingeniería organizada en México para que, frente al cambio de gobierno, existiera una posición sobre la infraestructura. En ese sentido, fue bueno el aglutinamiento de la ingeniería organizada alrededor del tema. El proceso seguido muestra nuevamente la deficiencia estructural que

DNM: Si bien lo planteó el gobierno federal, el Programa Nacional de Infraestructura en gran medida se hizo con base en propuestas del sector privado. ¿Se corre el riesgo de que predomine el interés particular, de negocios, por sobre el interés público, social?

FOTO: ilker canikligil / shutterstock

Daniel N. Moser (DNM): ¿Qué valoración hace del Programa Nacional de Infraestructura? ¿Cuáles son sus logros y cuáles sus pendientes? Sergio Alcocer Martínez de Castro (SAMC): En primer lugar, me parece un avance significativo el hecho de que se estableciera, como parte del Plan Nacional de Desarrollo, un Programa Nacional de Infraestructura en el que se tratara de articular los diferentes sectores gubernamentales y de la economía; creo que ese debe de ser uno de los atributos del Plan Nacional de Desarrollo de la próxima administración pública federal. Hay logros importantes: una buena parte de las obras que se había planteado ejecutar se efectuó; no todas, efectivamente, hay que reconocer que hay deficiencias. Por un lado, el proceso por el cual surgió el Programa Nacional de Infraestructura no incluyó una evaluación o planeación de largo plazo y de carácter integral, surgió más bien como

tenemos en México al no contar con una instancia de planeación dentro del Poder Ejecutivo o con un ente autónomo que: 1) sea referente para las políticas públicas del propio Poder Ejecutivo; 2) utilice metodologías y dé resultados aceptados por el Poder Legislativo, con la asignación del presupuesto de la federación año con año; 3) elabore una planeación participativa recogiendo las opiniones de los sectores involucrados, entre ellos el privado, que probablemente las ejecutará; el público, que estará encargado de supervisarlas y conceptualizarlas, y el académico, por su participación en la investigación y sobre todo en la formación del país. Esa planeación no la tenemos.

El Programa Nacional de Infraestructura debe tener una visión de alcance social y a futuro.

Órgano oficial de la Asociación Mexicana de Ingeniería de Vías Terrestres A. C.  Número 18, Julio-Agosto 2012

Revista Vías Terrestres 18 julio-agosto  

Organo oficial de la Asociación Mexicana de Ingeniería de Vías Terrestres A.C.

Revista Vías Terrestres 18 julio-agosto  

Organo oficial de la Asociación Mexicana de Ingeniería de Vías Terrestres A.C.