Page 1

La agricultura está actualmente en crisis. A pesar de que en todo el mundo la producción de alimentos es al menos igual que en el pasado, existen abundantes señales que muestran que las bases de su productividad están en peligro. La agricultura convencional se basa en dos objetivos: la maximización de la producción y de las ganancias. Para alcanzar estos objetivos se han desarrollado prácticas que no se consideran las poco entendidas consecuencias a largo plazo ni la dinámica ecológica de los agroecosistemas. Las seis prácticas básicas que constituyen la columna vertebral de la agricultura moderna son: labranza intensiva, monocultivo, irrigación, aplicación de fertilizantes inorgánicos, control químico de plagas y manipulación genética de los cultivos. (Gliessman, 2002) Se presenta al agroecosistema, como una construcción teórica para comprender los procesos de transformación de la realidad físico-biológica de la naturaleza, que desarrollados por el ser humano ha llevado a la estructuración de modelos gradualmente artificiales e incluso antagónicos con los procesos mismos de la vida, no solo humana, sino en general de la materia viva del planeta. La materia viva procede de la materia inerte y trasciende hasta la materia gris, para llegar hasta el mensaje universal de lo imaginario, de las ideas, del pensamiento de la vida, de la materia, del universo, del espacio y de la eternidad. Como un cierre del ciclo universal; vivir para pensar y pensar para vivir. No es sorprendente ante la realidad actual que los enormes esfuerzos económicos tiendan a la acumulación de riqueza, historia conocida a través de las civilizaciones precedentes; que han intentado una y otra vez su trascendencia, a través de obras y legados que permanecen como muestra de los avances en las transformaciones y los logros alcanzados por los pueblos ancestrales. ¿Será ésta solo una percepción que tenemos de su trascendencia o realmente se intentó enviar un mensaje futurista? El nuevo mensaje se viste de sostenibilidad, como si alguna conciencia quisiera ser. (Contreras, 2008) Si no queremos convertir la agroecología en una religión que se sigue por voluntad y fe, tenemos que empezar a saber qué pasa en los sistemas de producción con los cambios implementados. No esperemos tener el análisis de todos los agricultores, hacer seguimiento de pocos casos nos pueden dar luces para el conjunto. Elijamos los cultivos más importantes, proyectemos la producción a hectáreas y comparemos con las medias nacionales y locales. (Fuente, 2009) Existen un sin número de definiciones y visiones sobre el concepto de la Agroecología. De alguna manera u otra, todas ellas reconocen que es una disciplina teórico – práctica que más allá de observar los componentes e interacciones de un agroecosistema, propone principios y métodos que incorporan las dimensiones ecológica, técnica, socioeconómica y cultural con la finalidad de mejorar la eficiencia biológica y productiva como la preservación de la biodiversidad, el ciclaje de nutrientes, la optimización del uso de recursos locales y el aprovechamiento del conocimiento tradicional, todo ello en forma sostenida (Escobar y Espinosa, 2002).

trabajo  

Información sobre la agroecologia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you