Page 1

Estimado Pasqualino, la verdad estoy emocionado como un niño porque a cada paso de la conclusión de este proyecto...veo que como decías tú, la construcción estaba en los genes...te escribo y tengo la ropa impregnada de ese olor a madera quemada...y con sinceridad me agrada...hoy he comenzado a calentarlo...no tiene puerta ni chimenea aunque veo que quedó aparentemente bien. Te enviare más fotos. El parecer que quisiera que me des es el siguiente: no quiero ponerle un cobertizo, ¿qué mezcla le puedo aplicar a la cara externa del ingenio? Decirme más o menos que materiales le añado...en el interior e siguiendo tus consejos aplique azúcar rubia en la mezcla...A la espera de tus consejos, estimado amigo, me despido, Jorge

.

Horno de barro en terminación de un amigo peruano Casi dos años después, con un sorprendente mensaje:

Ricardo Girolimini de Neuquén, con impulso, habilidad e imaginación, muestra casi finalizado a Aller, su horno de barro.


Vea otro de horno de barro en La Provincia de •

Adjunto le envĂ­o algunas fotos del horno que estamos construyendo. El ritmo es lento ya que solo trabajamos en el los fines de semana, si no llueve. Cuanto continuemos le mandaremos mas fotos. Gracias y me despido con un gran abrazo.

.


Horno de barro realizado por Heriberto

HORNO DE BARRO Se trata de un pequeño equipo, fácil de construir que nos permite disfrutar del placer que significa hornear pan, carnes, empanadas, etc. Brindamos nuestra experiencia para ayudar a quienes compartan esta pequeña aventura. Primero tenemos que pensar qué queremos cocinar y para cuántas personas. Es bueno tener en cuenta que no se puede hornear una bandeja tras otra como en un horno de la cocina. En el horno de barro trabajamos con el calor almacenado en el piso, paredes del mismo, luego del fuego y los tiempos de cocción pueden ser más largos. Lo ideal es tomar la fuente que vayamos a utilizar y en función de ésta determinar la dimensión del horno y boca. Una altura de 0'7 metros para la base puede ser una buena medida. La base se ejecuta con maderas enterradas en el suelo. Pero pueden ser tubos de hierro, fibrocemento, cemento, etc. El horno también puede ir suelto sobre el suelo. En este caso la base debe llevar tensores cruzados para mejorar la estabilidad. También puede colocarse el horno sobre una estantería existente. La base puede ser de chapa, concreto, hormigón, madera, etc. En todos los casos, lo importante es el aislamiento para que no se pierda el calor y para que no se caliente esa base y se nos planteen problemas de dilatación-contracción.


En primer lugar realizamos una base de ladrillos asentados en barro. Para ello colocaremos una capa de arcilla refractaria (la conseguiremos en casas que vendan materiales para cerámica), y sobre esta asentaremos los ladrillos (mejor si son refractarios, pero no es imprescindible). Si no encontramos arcilla refractaria podemos utilizar barro para alfareros. Si no la consiguen podemos suministrarla. Luego, levantaremos, siempre asentado en barro un perímetro de un ladrillo en todo el cuadrado, formando una oquedad de unos 5 cm de profundidad que luego llenaremos con sal gruesa (algunos le mezclan vidrio molido). A continuación formaremos sobre la sal gruesa otra capa de ladrillos pueden ser comunes o tejuelas refractarias asentadas en barro. Ésta última será la base del horno donde apoyaremos las pizzas, empanadas, pan, etc. El principio de la bóveda es que desvía el peso vertical en empujes laterales oblicuos, los cuales se transmiten de cada hilada a las subsiguientes formando un sistema de equilibrio estable. El no entender el funcionamiento de este principio hará fabricar un horno alargado en forma de huevo, dado que estos constructores temen que se caiga el horno en construcción. No obstante la estética de los mismos es agradable. Para que la bóveda sea una perfecta luna semi-esfera lo único que debemos hacer es fijar en el centro de la base un clavo que sostiene un hilo marcando el radio externo. Para indicar el radio exacto es práctico hacer un nudo grueso y dejar un poco de hilo para sostenerlo en cada hilada con la mano. Preparado todo esto agrupar la cantidad de ladrillos enteros o partidos, según sean las dimensiones de nuestro horno y comenzamos a pegar la primer hilada, marcando con el nudo la posición de cada ladrillo. No olvidarse de dejar un espacio vacío en lo que va a ser la boca y de ir probando las bandejas que vamos a usar. Es necesario mojar los ladrillos.


No es necesario usar con mucho barro para pegar los ladrillos. Sólo el barro necesario para asentar; ya en la segunda hilada debemos darle una pequeña inclinación hacia el centro (unos 30º). Cada uno de los ladrillos debemos medirlo con el nudo del radio. Podemos hacer la bóveda en dos días para dejar secar las hiladas inferiores. El barro debe estar bien plástico La boca es una dificultad importante, que pondrá a prueba la habilidad del constructor. Se trata de realizar un arco con ladrillos enteros siempre con el principio de bóveda. La boca es conveniente que sea redonda o al menos en la parte superior, para evitar la pérdida de calor. La chimenea debe ir en el lado opuesto de la boca, al 75 % de la altura total y de unos 10 cm de diámetro aproximadamente. El mismo barro para asentar los ladrillos es el que usaremos para revocar. Es importante dejar dos o tres días el horno sin revoque para que se seque un poco la construcción; luego es bueno ir aplicando capas muy finas, y varias hasta lograr un buen espesor (2,5 cm.) Una vez seco habrá que protegerlo de la lluvia para alargar su vida útil, y llegará el momento de prenderlo. La leña debe ser ligera, nada de troncos gruesos. Los cajones de fruta son buenísimos. Primero colocar papel de diario esponjado; luego llenarlo de madera ligera, ordenar bien la leña, para que se llene bien; dejar abierta la chimenea y boca para permitir la entrada de aire. A continuación prender el fuego y dejar que se consuma, tiene que verse una linda hoguera. El interior del horno se pondrá negro y si el fuego fue suficiente, el techo tiene que ponerse blanco: esto indica que ya está. Antes de poner algún alimento, tire un papel seco y arrugado. Si se prende de inmediato está muy caliente.


Es hora de tapar la chimenea, poniendo un medio ladrillo, y sellรกndolo con barro. Limpiar (barrer el horno) de cenizas y colocar el alimento a cocinar. Cerrar la puerta (puede ser una chapa sostenida con un palo).

Profile for HECTOR RAMIREZ LAGOS

Hornos y cocinas de barro  

Guía para aprender a construir cocinas y hornos de barro para el uso doméstico o comercial.

Hornos y cocinas de barro  

Guía para aprender a construir cocinas y hornos de barro para el uso doméstico o comercial.

Advertisement