Page 1

e-mail: cid.df@hotmail.com

la entrevista

JORGE VERGARA EXPRESA QUE ES UN LUJO

TRABAJAR AL LADO DE SU ESPOSA ANGÉLICA FUENTES

Angélica Fuentes

Directora general de Omnilife

MANCUERNA: Angélica y Jorge pactan en sus oficinas ubicadas en Zapopan.

Entre almas y productos T DICEN QUE JESÚS MARTÍNEZ TAMBIÉN CUENTA CON EL RESPALDO DE SU SEÑORA

‘En el Club Pachuca también hace aire’

Afirman que el futbol es una empresa mucho más difícil que el hogar y revelan funciones específicas para regresar a la época del Campeonísimo; dicen que esta pareja presidencial sí es seria porque, para empezar, “acá no hay una chaparrita” HÉCTOR QUISPE

E

n el Guadalajara, más que saber quién lleva los pantalones es más sencillo conocer quién porta el mandil. La toma de decisiones sobre el club pasan por Angélica Fuentes, quien es la directora financiera, y por Jorge Vergara, quien es el director general, a quien el medio futbolístico tacha con un coloquial apelativo que al también líder de Omnilife no le afecta para nada. Por lo menos él así lo ostenta. “La verdad de las cosas, como mi negocio fue el mandil durante mucho tiempo, no me afecta en lo más mínimo usarlo ahora. Acuérdate que yo en Omnilife inicié vendiendo carnitas y luego tuve un restaurante italiano, así que de ahí viene el origen”. -Entonces, lo lleva con orgullo… “Sí, es curioso en México este insulto de ‘mandilón’, porque siento más bien que es una gran envidia de mucha gente que quisiera trabajar, compar-

tir y tener parejas en su trabajo y no pueden, porque el machismo no los deja”. Al escuchar esto, Angélica sólo recibe el pase y remata a gol. “Mario Benedetti decía en un poema que uno más uno es más que dos, aquí Jorge y yo tenemos una frase que dice ‘uno más uno es igual a mí’, empuja ella sonriente, y tras tomar el balón de entre las redes recibe la felicitación de su compañero con un breve “exactamente” y una caída de ojos. “Es curioso”, insiste Vergara, “aquí critican a los mandilones, pero al jugador de futbol levántale el mandil y juega de la patada. Hay una gran dependencia de la mujer y sin embargo nos cuesta reconocerlo. Sí, México es un matriarcado, y no reconocemos la situación, la negamos y eso es lo que nos causa un conflicto”.

C

omo referencia, Angélica y Jorge acuden a otra pareja exitosa en el futbol mexicano, la que dormán Jesús Martínez y su esposa Gabriela Murguía, directora del Consejo de Futbol de la Universidad de Futbol, quienes llevan las riendas del Pachuca en forma muy similar.

A: Nos encantaría acabar con los tabúes y nos encantaría tener injerencia para que otras parejas también acepten que hay oportunidad para hombres y mujeres, para que puedan desarrollarse en lo que saben y donde tengan experiencia. J: Yo te pongo otro ejemplo, en Pachuca hay otra pareja que trabaja junta, la de Jesús Martínez y su esposa, lo que pasa es que allá no hay mucho reconocimiento para ella o no la deja aparecer, pero que también maneja la administración del club según sabemos.

“Entonces, está claro que esto de la ‘pareja presidencial’, desgraciadamente, el ejemplo que existió lo prostituyó”.

“Los pensamientos son productos”… La leyenda que aparece en la oficina de Vergara.

denar una serie de críticas sobre “Creo que han prostituido esas la personalidad aparentemente palabras, ¿no?”, argumenta Jorvulnerable del político guanajua- ge, “acá no hay ninguna chapatense bajo la fuerza de imagen de rrita, para empezar, y creo que su esposa. Vergara se desmarca acá hay una combinación de funciones muy balanceada”. de cualquier comparación. “A raíz de que llegó Angélica QUE Marthita y Vicente prostituyeron el concepto -¿Es una empresa incómoda a Chivas, las cuentas cambiaron Al ex presidente de México Vi- convivir con términos como y estamos en números negros a partir de entonces, porque cuancente Fox le bastó casarse con los de ‘pareja presidencial’? do ella vino estábamos en rojos Martha Sahagún para desenca- (Risas de ambos)

por la deficiencia administrativa que había, etcétera, y se trataba de institucionalizar un negocio. “En la parte futbolística y de mercadotecnia, ahora vamos de la mano. Yo estoy aprendiendo de la parte administrativa y ella de la parte de futbol, porque a final de cuentas tenemos muy definidas las chambas, las decisiones.

-¿Es incómodo? “No”, repone Angélica, “te voy a decir una cosa, a la gente a veces le cuesta trabajo entender que sí hay seres humanos que nos admiramos y respetamos en el espacio que a cada uno le corresponde, y Jorge y yo somos dos que hemos demostrado que sí podemos lograr resultados. “No digo que siempre estemos de acuerdo en un 100 por ciento, pero, sí tenemos nuestros desencuentros, pero tenemos la madurez, la capacidad y la experiencia de sentarnos a analizar y ver cuál es el mejor camino. Como tenemos lo más importante que es la meta del común acuerdo, siempre encontramos la mejor solución. Respetamos nuestros espacios y nuestros talentos, por ello es que logramos convivir, como dice Jorge, de una manera extraordinaria”.

Es curioso en México este insulto de ‘mandilón’, porque siento más bien que es una gran envidia de mucha gente que quisiera trabajar, compartir y tener parejas en su trabajo y no pueden, porque el machismo no los deja” Jorge Vergara

Dueño de Omnilife y Chivas

-¿Qué es más difícil de manejar? ¿El hogar o el equipo? J: El hogar es mucho más fácil. A: Un equipo de futbol siempre será bastante complejo de administrar, por no decir que mucho más complicado. -¿En la casa también se acoplan igual? J: “No, ahí es diferente, porque ella no sabe cocinar y yo sí, así que no hay desencuentros ahí”. A: “Cocina delicioso, especialmente un pescado al jengibre, que es inolvidable. También guisa muy bien pastas y carnes. Jorge es un extraor-

dinario chef. En la casa ambos nos apoyamos cuando cada quien requiere algo. En la medida que respetas a la otra persona no tiene por qué haber problemas”. J: En México nos cuesta mucho trabajo y es que somos muy machistas, entonces, pensar que una mujer es capaz de realizar labores administrativas o propias de los hombres es difícil de aceptar, por eso les cuesta trabajo ver a Angélica metida en el futbol, porque los puristas del futbol ven a éste como el ‘club de Tobi’. La supuesta equidad de género por ahí anda sonando mucho, pero la verdad es que no la tenemos. Pero la mujer es igual de capaz que el hombre, y acá hay ese entendimiento y no tengo ningún problema para interactuar con Angélica en la toma de decisiones de Chivas.

ambién se hablan sin hablar, y se tocan sin querer, queriendo… Lo primero que se advierte al ingresar a la oficina de Jorge Vergara, que tiene un aire conservador bajo tonos caoba y esa luz tenue de una vela sobre su escritorio, es ese gran enunciado en la pared con letras de neón, que dice ‘Thoughts are products’, y que en español significa: “Los pensamientos son productos”. Y si uno camina apenas dos metros entre un selvático micro jardín, la ruta desemboca en la oficina de su esposa, Angélica Fuentes, cuya centro de trabajo transmite una atmósfera más íntima, con más velas incluidas, que sin embargo rompe su discreción con el mensaje colocado en contrapared: ‘Fill their soules carcasses’, que en un cristiano un tanto alterado debe interpretarse como un mandamiento: “Llene sus cadáveres de almas”. Y es que esta simbiosis de personalidades y funciones empresariales no sólo expresa una obligada comunicación por sus facilidades geográficas, sino además el diálogo constante de propósitos conjuntos entre una sociedad que va más allá de lo físico. Porque Angélica, considerada una de las mujeres más poderosas de México en el 2007 según el ranking de la revista especializada en finanzas y empresa, Expansión, llegó en ese año a Omnilife, compañía que logró adquirir a Chivas, seducida por la prolífica personalidad de Jorge. “Es impresionante la cantidad de ideas que él tiene, y yo tengo la capacidad de aterrizarlas en proyectos”, dice quien como directora de la gasera Grupo Imperial logró facturar más de 13 mil millones de pesos anuales. Así, los sueños de Vergara adquirirían pies, y Angélica vaciaría su alma en frascos rojiblancos.

Edición: Héctor Quispe • DISEÑO: Emilio MUÑoz • fotos EXCLUSIVas CID: Alfredo Moya • CID Comunicación Integral para el Deporte. marca registrada

“SIEMPRE HE USADO MANDIL”

Aquí Jorge y yo tenemos una frase que dice ‘uno más uno es igual a mí’…”

Vergara Especial PARTE 2  

Publicado en Ovaciones como Proyecto Especial de CID.