Issuu on Google+


La glándula tiroides : Es un órgano importante del sistema endocrino y se localiza en la parte frontal del cuello justo por debajo de la laringe. La glándula produce las hormonas tiroxina (T4) y triyodotironina (T3), las cuales controlan la forma como cada célula en el cuerpo usa la energía. Este proceso se denomina metabolismo.

Es una afección en la cual la glándula tiroides produce demasiada hormona tiroidea. Causas: El hipertiroidismo ocurre cuando la tiroides libera demasiada cantidad de sus hormonas en un período de tiempo corto (aguda) o largo (crónica). Este problema puede ser ocasionado por muchas enfermedades y afecciones, como: • •

Recibir demasiado yodo. Enfermedad de Graves (representa la mayoría de los casos de hipertiroidismo).

Inflamación (tiroiditis) de la tiroides debido a infecciones virales u otras causas.

Tumores no cancerosos de la glándula tiroidea o de la hipófisis.

Tomar grandes cantidades de hormona tiroidea.

Tumores de los testículos o de los ovarios.

Síntomas: •

Dificultad para concentrarse


Fatiga

Deposiciones frecuentes

Bocio (tiroides visiblemente agrandada) o nódulos tiroideos

Intolerancia al calor

Aumento del apetito

Aumento de la sudoración

Irregularidades en la menstruación en las mujeres

Nerviosismo

Inquietud

Pérdida de peso (rara vez, aumento de peso)

Otros síntomas que pueden presentarse con esta enfermedad son: • •

Desarrollo de mamas en los hombres Piel pegajosa

Diarrea

Pérdida del cabello

Temblor en las manos

Debilidad

Hipertensión arterial

Prurito generalizado

Ausencia de menstruación en las mujeres

Náuseas y vómitos

Pulso saltón, rápido e irregular

Ojos saltones (exoftalmos)

Latidos cardíacos irregulares, fuertes o rápidos (palpitaciones)

Piel caliente o enrojecida

Dificultad para dormir


Pruebas y exámenes: El examen físico puede revelar agrandamiento de la tiroides, temblor, reflejos hiperactivos o aumento de lafrecuencia cardíaca. La presión arterial sistólica (el primer número en una lectura de la presión arterial) puede ser elevada. El hipertiroidismo subclínico es una forma leve de hipertiroidismo que se diagnostica por medio de niveles sanguíneos anormales de hormonas tiroideas, a menudo en ausencia de cualquier síntoma. También se hacen exámenes de sangre para medir los niveles de hormonas tiroideas. •

Nivel de TSH (hormona estimulante de la tiroides) que usualmente está bajo

Niveles de T3 y T4 libre que generalmente son altos

Esta enfermedad también puede afectar los resultados de los siguientes exámenes: • •

Examen de colesterol Examen de glucosa

Captación de yodo radiactivo

Captación de T3 por resina (T3RU)

Triglicéridos

Vitamina B12 (en casos raros)

Tratamiento: La forma como se trata la afección depende de la causa y de la gravedad de los síntomas. El hipertiroidismo generalmente se trata con uno o más de lo siguiente:


• •

Medicamentos antitiroideos Yodo radiactivo (que destruye la tiroides y detiene la producción excesiva de hormonas)

Cirugía para extirpar la tiroides

En caso de que se tenga que extirpar la tiroides con cirugía o destruirla con radiación, uno tiene que tomar pastillas sustitutivas de hormona tiroidea por el resto de la vida. Los betabloqueadores, como el propranolol, se utilizan para tratar algunos de los síntomas como frecuencia cardíaca rápida, sudoración y ansiedad, hasta que se pueda controlar el hipertiroidismo.

Es una afección en la cual la glándula tiroides no logra producir suficiente hormona tiroidea.

Causas: La causa más común de hipotiroidismo es la inflamación de la glándula tiroidea, lo cual le causa daño a sus células. La tiroiditis de Hashimoto o autoinmunitaria, en la cual el sistema inmunitario ataca la glándula tiroidea, es el ejemplo más común de esto. Algunas mujeres desarrollan hipotiroidismo después del embarazo, lo que a menudo se denomina "tiroiditis posparto".

Otras causas comunes de hipotiroidismo abarcan: • •

Defectos congénitos (al nacer) Terapias de radiación al cuello para tratar cánceres diferentes, lo cual también puede dañar la glándula tiroidea

Yodo radiactivo usado para tratar una tiroides hiperactiva (hipertiroidismo)

Extirpación quirúrgica de parte o de toda la glándula tiroidea, realizada para tratar otros problemas tiroideos

Tiroiditis viral, que puede causar hipertiroidismo y con frecuencia va seguida de hipotiroidismo temporal o permanente


Síntomas: Síntomas iniciales: • •

Ser más sensible al frío Estreñimiento

Depresión

Fatiga o sentirse lento

Períodos menstruales abundantes

Dolor muscular o articular

Palidez o piel reseca

Cabello o uñas quebradizas y débiles

Debilidad

Aumento de peso (involuntario)

Síntomas tardíos, sin tratamiento: • •

Disminución del sentido del gusto y el olfato Ronquera

Hinchazón de la cara, las manos y los pies

Discurso lento

Engrosamiento de la piel

Adelgazamiento de las cejas

Pruebas y exámenes: Un examen físico puede revelar la presencia de una glándula tiroidea más pequeña de lo normal, aunque, algunas veces, la glándula es de tamaño normal o incluso agrandada (bocio). El examen también puede revelar: • •

Uñas quebradizas Rasgos faciales toscos

Piel pálida o reseca que puede ser fría al tacto

Hinchazón en brazos y piernas

Cabello delgado y quebradizo


Una radiografía puede revelar un aumento de tamaño en el corazón. Algunos de los exámenes de laboratorio para determinar la función tiroidea son: • •

Examen de hormona estimulante de la tiroides (TSH) Examen de T4

Los exámenes de laboratorio también pueden revelar: • •

Anemia en un conteo sanguíneo completo (CSC) Niveles de colesterol elevados

Enzimas hepáticas elevadas

Prolactina elevada

Sodio bajo

Tratamiento El propósito del tratamiento es reponer la hormona tiroidea que está faltando. La levotiroxina es el medicamento que se emplea con mayor frecuencia. Los médicos prescribirán la dosis más baja posible que alivie los síntomas de manera eficaz y que lleve el nivel de la hormona estimulante de la tiroides a un rango normal. Si usted tiene cardiopatía o es mayor, el médico puede comenzar con una dosis muy pequeña. Se requiere terapia de por vida, a menos que se tenga una afección llamada tiroiditis viral transitoria. Usted tiene que seguir tomando el medicamento incluso si los síntomas desaparecen. Cuando se comienza el medicamento, el médico puede chequear los niveles hormonales cada 2 a 3 meses. Después de eso, los niveles de la hormona tiroidea se deben vigilar al menos cada año.

Causas: El cáncer tiroideo puede ocurrir en todos los grupos de edades. Las personas que se han sometido a radioterapia en el cuello están en mayor riesgo. Esta terapia se usaba comúnmente en los años 50 para tratar el agrandamiento del timo, las adenoides y las amígdalas, al igual que trastornos de la piel. Las personas que recibieron radioterapia en la niñez están en mayor riesgo de presentar cáncer tiroideo. Otros factores de riesgo son antecedentes familiares de cáncer tiroideo y de bocio crónico.


Síntomas: Los síntomas varían dependiendo del tipo de cáncer tiroideo, pero pueden abarcar: • •

Tos Dificultad para deglutir

Agrandamiento de la glándula tiroides

Ronquera o cambios en la voz

Hinchazón en el cuello

Tumor (nódulo) tiroideo

Pruebas y exámenes: Se pueden hacer los siguientes exámenes: • •

Examen de sangre para calcitonina en busca de cáncer medular. Examen de sangre para tiroglobulina en busca de cáncer papilar o folicular.

Laringoscopia.

Biopsia de tiroides.

Gammagrafía de tiroides.

Ecografía de la tiroides.

Esta enfermedad también puede afectar los resultados de los siguientes exámenes de la función tiroidea: • •

T3 T4

TSH

Tratamiento: El tratamiento depende del tipo de cáncer tiroideo. Casi siempre se lleva a cabo una cirugía en la cual se extirpa toda la glándula tiroides. Si el médico sospecha que el cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos en el cuello, también se extirparán durante la cirugía. Se puede realizar radioterapia usando radiación de haz externo (rayos X) o tomando yodo radiactivo por vía oral. Se puede hacer con o sin cirugía.


Después del tratamiento, usted necesita tomar hormona tiroidea para reponer la que sus glándulas solían producir. La dosis generalmente es un poco mayor de lo que necesita el cuerpo, lo que ayuda a impedir que el cáncer reaparezca. Si el cáncer no responde a la cirugía o a la radioterapia y se ha diseminado a otras partes del cuerpo, se puede utilizar la quimioterapia, pero sólo es efectiva para un pequeño número de pacientes



Endocrinologia