Page 188

PROGRAMA DE ALIANZAS DE LA SOCIEDAD CIVIL

ahora, queremos saber si son 15.000, si son 10.000 o cuántas hectáreas van a ser. Ahora este ha sido un proceso muy largo de consenso, entonces ¿quiénes iban a participar de este estudio? Directamente iban a participar representantes del sector de los cocaleros, participó un ex Ministro que fue nominado al premio Nóbel de la Paz hace unos años atrás, participaron los Ministerios de Defensa, Agricultura y Relaciones Exteriores, el Instituto Nacional de Estadística, la Comisión de la Unión Europea en Bolivia, ONU, otros líderes representantes del gobierno y un líder de equipo, que era yo. Lo que ocurre es que el problema de la coca es muy complicado. En este consenso participaron solamente una parte de los cocaleros que procedían de la región de Evo Morales, que es el Chapal. La ley 1008 “protege” la producción de los Yunias y no así del Chapal. Los más interesados eran los del Chapal, porque ellos querían modificar la ley. ¿Por qué yo? Porque nadie quería meterse. La Iglesia Católica y la Universidad Católica tienen bastante prestigio y es como que tienen la bandera blanca. Entonces, con esa bandera blanca fueron a la Universidad Católica y propusieron la discusión. Supuestamente hubo una convocatoria pública, y concurso de méritos y mi experiencia en coca era cero. Buscaron otros representantes de la Universidad Católica, pero muchos de ellos habían sido políticos antes y eso ya los inhabilitaba para ser líderes de equipo. Yo así había llegado con un título más o menos conocido, en el medio tenía un cierto recorrido en investigación y no estaba inscripto a ningún partido político, todavía no lo estoy, y nunca había hablado de política. Yo era la persona más neófita. Varias cosas que me empezaron a llamar la atención, porque al principio yo empecé a hablar del estudio de la hoja de coca, pero ¿qué paso al final? Que no interesaba nada de los estudios, lo que interesaba era lograr el consenso y cuáles iban a ser los hilos políticos de la relación con los Ministerios, con las personas que sí hacen política pero que nunca aparecen en los periódicos y de la relación con los intereses, qué iba a hacer con los regímenes que no participaban, cómo iba a hacer para comunicarles lo que estábamos haciendo ahí. Y si no había consenso, no iba a haber plata, la UE no nos iba a dar el dinero y en Viena se iban a enojar mucho los de Naciones Unidas, por lo que estábamos haciendo y Evo Morales estaba próximo a ser presidente. El objetivo era lograr ese consenso y, hablando con expertos solamente se lo comento a ustedes, nunca se lo he dicho a la prensa ni a nadie, ellos ya sabían cómo iban a modificar la ley y esto era solamente una forma de bajar la tensión social y hacerlo legítimo. Entonces, ellos ya sabían que se necesitaban de 9000 a 10000 hectáreas de hojas de coca, pero cuando hablábamos del estudio, hablábamos de 15000 a 17000, porque nos iba a asegurar paz social en estas regiones y con esto no vamos a retroceder en nuestro proceso de radicación de la hoja de coca. Entonces, el objetivo ya no era la demanda, el objetivo era mantener un proceso de más largo plazo que tiene un tinte político mucho más grande. Al final, se terminó de hacer esto, al principio a patada y puñete y después nos abrazábamos y dos días antes de las elecciones le mandamos por e-mail un documento a Evo Morales. Ya sabíamos que iba a salir presidente, entonces, se lo mandamos, él da su visto bueno y quería que vayamos a Chapal a presentar el resultado. El único que se opuso fui yo. Yo no quería ir a Chapal. Entonces, ya aprendí a hacer política y lo que hicimos fue consensuar que iba a ser en la prefectura de la ciudad de Cochabamba. Fuimos todos juntos, presentamos el documento en la ciudad de Cochabamba y fue aceptado tanto por Evo Morales como por el vice-presidente y le están introduciendo modificaciones de estilo para el gobierno, pero ya tiene el documento firmado por todos los actores políticos que estuvieron trabajando en esto y cuando se dé la oportunidad política, lo van a sacar y lo van a hacer. Ahora no es la prioridad del gobierno, pero más adelante sí lo va a ser. Se logró un consenso y la UE está mucho más contenta con lo que se había contenido y prácticamente duplicó el presupuesto para hacer este estudio. Algunas perspectivas futuras. Nosotros hemos tenido un rol más discreto en el 2006, porque a Evo Morales no le gustaba mucho lo que hacíamos dentro de la Universidad, pero la Universidad tomó una acción y creó el Instituto para la Democracia y está comenzando a 188

Tallerdeincidenciapolítica  
Tallerdeincidenciapolítica  
Advertisement