Page 187

PROGRAMA DE ALIANZAS DE LA SOCIEDAD CIVIL

Ellos en el momento de las elecciones hacen una propuesta, prácticamente, regional. Pero en el momento de hacer política dentro del Poder Legislativo y en el momento de hacer leyes, un poco se pierde lo regional, porque tienen una visión nacional. Pero esa visión nacional, es muy lento el proceso en el que la adquieren. Por lo tanto, en el Poder Legislativo, ellos están peleando desde su óptica regional. Y muchas veces eso genera discusiones muy fuertes que frenan el avance de políticas y de leyes que pueden incidir en un corto plazo. Cuando terminamos el estudio, nos preguntarán qué pasará con el estudio. ¿Va a ser un bonito libro que va a parar a una biblioteca? o ¿cómo nos sirve? ¿Podemos hacer incidencia a partir de este estudio? La verdad es que no sabíamos qué nos iba a pasar. Y lo que iba a pasar era que, a través de este estudio nos invitaron a un proceso de consulta de la Asamblea Constituyente, que está muy en boga ahora en Bolivia. Y en este proceso de consulta no fueron estudiantes, no fue un grupo de la sociedad civil que no tenía nombre, ni identidad ni nada, ni periodistas; sino los llamados líderes políticos de las regiones del norte de Potosí, principalmente de la provincia del Chaco boliviano. Estos señores querían saber cómo nosotros les podíamos explicar y prepararlos, darles clases y que se preparen, para una Asamblea Constituyente, porque ellos querían mejorar sus propuestas en la Asamblea Constituyente. Nosotros fuimos y les dimos un curso a estos líderes que después iban a ser los representantes constituyentes que están hoy en día. Signo de una alegría de haber hecho este estudio de descentralización administrativa y poder enseñar eso a líderes políticos. Creo que ahí fue un nexo muy importante en el que pudimos incidir en lo que es la parte del régimen económico y de división geopolítica dentro de lo que había sido la constitución política y dentro de la que va a ser la constitución política en el Estado. Este caso de regulación del transporte ferroviario fue que, por las relaciones sociales que se crean entre universidades y policymakers, estos policymakers por la reputación que tiene la universidad y la tradición de ellos por haber estudiado allí, nos llaman y nos dicen: “Queremos que hagan un estudio sobre la regulación del transporte ferroviario en Bolivia”. Hacemos el estudio, netamente académico, y realizamos mucha investigación, pero encontramos que había un problema en las regulaciones. Estos señores del sector ferroviario escondían la información y la forma en que se la presentaba a la superintendencia, era de una forma muy segura, que la superintendencia no podía construir ciertas barreras y no sabía qué es lo que hacían. Nosotros habíamos descubierto que cobraban ciertos días del mes, cobraban tarifas por encima de lo que estaba permitido, pero como la información les llegaba trimestrada a los de la superintendencia, ellos no se daban cuenta. Por otra parte, la clasificación del rubro de transporte decía “pasajeros, carga” y en carga entraban automóviles, tubería, cemento, etc. Y aparecía como categoría un “otros”, pero “otros” era el 40% del transporte. Entonces, lo que hicimos fue hacer una modesta recomendación y la superintendencia aplicó las multas correspondientes y aplicó el cambio de información que era necesaria para la superintendencia. Creo que ahí fue una incidencia en política directa y gracias a las redes sociales que habíamos logrado con los policymakers. El siguiente tema es un estudio que está en proceso y es el estudio acerca de la demanda y el consumo legal de la hoja de coca en Bolivia. Nosotros en Bolivia tenemos la ley 1008 que penaliza el uso ilegal de la hoja de coca, el narcotráfico y todo lo que tenga que ver con esta industria tan fomentada en todo el mundo. La idea era que en el año 2003-2004 Evo Morales firma un convenio con el gobierno de turno y firma un convenio con la Unión Europea y Naciones Unidas para hacer un estudio de demanda legal del uso de coca en Bolivia, porque la ley 1008 así lo exigía. Entonces, teníamos que adaptar esa ley 1008 a la nueva realidad. No olvidemos que la ley 1008 se hace a finales de la década del ´80, y desde entonces, ha crecido demográficamente el país, las personas se han movido de un lugar a otro y los grupos han cambiado. Pero no sabemos qué parte es estructural, y qué parte es tradición, y ese consumo tiene que ser analizado. Por lo tanto, se decide hacer un estudio a nivel nacional para poder determinar cómo se va a modificar la ley 1008, más específicamente, el artículo que dice: “está permitido utilizar, en Bolivia, hasta 12.000 hectáreas de hoja de coca” Y 187

Tallerdeincidenciapolítica  
Tallerdeincidenciapolítica  
Advertisement