Page 1

​HUELLAS DE UNA HISTORIA

Pinceladas que dejó el paso de Mons Angelelli en la vida de nuestra familia, gracias a su breve estadía en la Parroquia  San José de Alto Alberdi, Córdoba. Argentina  (1951-1952)


Introducción La presente reseña de nuestra historia familiar es el fruto de una paciente labor de estudio y de ejercicio de memoria, tanto individual como familiar. Esta labor comenzó casi en simultáneo con la muerte de Ángel (1) -allá por Septiembre de 1990-; su ausencia nos dejó un poco "huérfanos de relatos orales familiares". Por eso, con el valioso aporte de Hortencia y el propio nuestro (primos-hermanos), hemos podido recuperar los esbozos principales de ésta, nuestra historia. ".. como  las  ramas  de  un  árbol,  crecemos  en  distintas  direcciones,  pero  nuestra  raíz  continúa siendo la misma." 

Disponer de información lo más precisa posible, ha sido una de las principales motivaciones al encarar este esfuerzo, porque creemos que descubrir y conocer el pasado común (​las raíces  ..​) nos ofrece sólidas bases que ayudan al crecimiento de nuestras diversas identidades individuales (​las ramas del árbol ..​). El texto que tenemos por delante es un "collage" de hechos, situaciones y vivencias familiares, refrendadas por fuentes confiables. De cualquier modo y debido a lo ambicioso del proyecto (“ambicioso” ya que se trata solo de un “anhelo” familiar) , en la mayoría de los casos se han logrado dos o más fuentes independientes y complementarias como origen de la información presentada. Dentro de este esfuerzo investigativo, podemos destacar dos métodos aplicados de manera sistemática, ​primero ​ha sido la de ubicar ésta -nuestra- trama familiar dentro de algunos contextos externos, de tipo históricos, políticos, identitarios, eclesiales, sin los cuales es difícil comprender el conjunto. ​Segundo​, pero no menos significativa, ha sido la aproximación a la vida de nuestro núcleo histórico familiar(2) , conociendo y valorando los vínculos y relaciones que ésta familia desarrolló durante el cuarto de siglo que media entre los años 1930 y 1955, como ser con la familia Stabio, de reconocida actividad empresarial y comercial en la Ciudad de Córdoba y vinculados a la Asociación Obrera de la Sagrada Familia (AOSF, de inspiración Jesuita) y asimismo, en el mismo rango de centralidad se encuentra la amistad que forjaron con el Presbítero Enrique Ángel Angelelli, de quien mostramos y contamos algunas vivencias compartidas en esta narración.

Hector Gabriel Bergliaffa hector.bergliaffa@gmail.com

​ ngel Bergliaffa y Hortencia Cadavis, esposos desde junio de 1958, son padres de siete hijos, uno de los cuales soy A yo, el menor de todos. 1

2

​La familia de Ángel fueron su hermano mayor, Antonio Juan y sus padres Juan y Juana, nuestros abuelos inmigrantes.

1


La 'Córdoba de las campanas' de la década de los ´40 y su pulso industrial La Ciudad de Córdoba ha transitado un sinuoso camino hacia la modernidad, entendida como diversidad y pluralismo social. Para entender la mutación de la Córdoba pueblerina a la moderna urbe industrial (aproximadamente la primer mitad del siglo XX), hay que situarse en lo que nos cuenta el mismísimo Domingo F. Sarmiento, en su conocida obra "Facundo", quien describe a la ciudad de Córdoba y su sociedad como el arquetipo del conservadurismo social y político. Acercándonos un poco al presente, la misma Reforma Universitaria del año 1918, bien “cordobesa” en su esencia, viene a confirmar de modo inverso -con su rebelde proclama reformista- esta misma visión del conservadurismo cordobés al que “había que doblegar”. Pero la ciudad y sus hijos, preparaban entre sueños, las bases para su desarrollo industrial: en el año 1927 se inaugura la Fábrica Militar de Aviones (FMA), que será por largo tiempo la "madre de industrias" del entramado tecnológico-fabril de la ciudad. Poco después encontramos a Amadeo Sabattini en la gobernación provincial, imponiendo un moderno plan de desarrollo, centrado en la educación técnica y en la mejora de la infraestructura vial y energética de la Provincia. Sobre estos dos ejes principales, se apoyará la esperada modernidad, que se hizo sentir con fuerza desde mediados de la década de los ´40 y que deja su huella hasta el presente: es la Córdoba pujante e industrial en la cual se radicará un importante complejo manufacturero automovilístico y su red de proveedores asociados.

Ahora bien, acompañando este “pulso industrial”, las “​campanas​” también se hicieron sentir en la bulliciosa ciudad : casi al mismo tiempo, es decir, promediando la década de los ´40, en zona de las quintas de Alto Alberdi, cultivadas con esmero por una profusa y mayoritaria colectividad de inmigrantes italianos (los “gringos”) , se erige la Parroquia de San José el dia Lunes 19 de Marzo de 1945, dia de la fiesta Patronal: fue la concreción de un largo sueño que había comenzado con la construcción del Templo en el año 1932. Para concretar este anhelo fue determinante el esfuerzo del Pbro. Rafael Ardiles y de una larga lista de feligreses, quienes colaboraron con el embellecimiento y decoración interior del Templo. Nombres como Maria Luisa Passera de Pinzani, Margarita Moreno Leal, Micaela Taborda y su hermana, María de Cámara, Casilda de Maldonado, Maria Garzon de Caraffa, Rosa Della Vedova de Strasorier, Angélica de Griguol, Maria Ranieri de Gotardi y su hermana Cayetana Ranieri de Bergliaffa, Ernestina de Meroi, la Sra Maria Luisa Saavedra Zelaya, esposa del Doctor Oscar Carreras. Sigue la lista interminable, pero ya con familias enteras que colaboraron directa o 2


indirectamente en esta labor y a lo largo de los años subsiguientes, como los hermanos Antonio y Juan Della Vedova; apellidos tales como Chiatti, Bornancini, Griguol, Lombardo, Supichiatti, Chiavassa, Della Ferrera, Rovai, San Millan, Murua, Andrada, Seguieri y muchos más son parte ineludible de esta rápida e incompleta recopilación. La bella marmoleria de los altares fueron creación artística del inmigrante Renato Catalini, contando con la ayuda económica de don Orlando Stabio -muy allegado por esos años a los miembros de la comunidad- para poder obtener la maquinaria necesaria para esta labor. Por último, las imponentes esculturas del “Calvario” y la gruta de la Virgen de Lourdes fueron obra del escultor exiliado de Italia Don Luigi Ramaciotti (3)​ y ​(4). Pero hubo otras “​campanas​” que se aggiornaron y se agitaban al viento en los confines del extenso radio Parroquial de San José de Alto Alberdi. Para la misma época (año 1944) existió una activa sección interna de la Juventud Obrera Católica (JOC) en la FMA (Fábrica Militar de Aviones) , destacándose en ella el dirigente José S. Palacios (5), uno de los impulsores de la JOC en la ciudad de Córdoba, en su doble rol de formador de militantes e inspirador doctrinario. Sanjuanino de origen, su familia se trasladó a nuestra ciudad mediterránea en busca de mejores oportunidades después de sufrir el desastroso terremoto de Enero del año 1944. Recién instalados en esta ciudad, José comenzó a trabajar en la Fábrica Militar de Aviones (FMA) y allí fundó el "grupo de acción en el trabajo" (GAT), de inspiración "Jocista". Otro recordado dirigente de la JOC cordobesa, junto a José, fue el riojano Francisco Angulo, presidente de la sede Córdoba entre los años 1947 y 1961 (6)​ y ​(7). Dirigentes diocesanos de esta talla, junto a la modernizadora acción pastoral de Monseñor Fermín E. Lafitte, Arzobispo de Córdoba durante 22 años (1934 hasta 1956), pueden ser considerados como antecedentes necesarios de la visita realizada por Monseñor Cardjin (8)

​Monografía sobre la Parroquia San José, presentada en la Cátedra de Arqueología y Arte Sacro del Seminario Mayor de Córdoba, año 1982, Profesor Arquitecto Esteban Demarchi, realizada por los alumnos Rubén Darío Bergliaffa, Claudio Charras y Ricardo Seirutti, disponible en Archivo Familiar 3

Lista de Padrinos firmantes ​del Pergamino de consagración de Altar Mayor, Domingo 18 de Abril de 1948, disponible en la sacristía parroquial 4

​«Pepe», Presidente de la Juventud Obrera Católica, JOC, integrante del secretariado latinoamericano del Movimiento Obrero de Acción Católica, MOAC, casado y padre de tres hijos, de profesión obrero metalúrgico, 5

​Testimonio de Jose S. Palacio (Presidente de la JOC Nacional) a un medio de prensa en su visita a España. http://pepepalacio.josephcardijn.com/joc-national-president-1952 6

​BLANCO, Jessica en publicacion WEB "Componentes identitarios del imaginario de la Juventud Obrera Católica", http://historiapolitica.com/datos/biblioteca/jblanco.pdf 7

​Joseph Cardijn (13 de Noviembre de 1882 - 24 de julio de 1967) intuyó la JOC como instrumento de dignificación para los jóvenes del mundo obrero, con un mensaje universal centrado en las humildes y sencillas figuras de los carpinteros de Nazaret : José y Jesús . 8

3


al Seminario "Nuestra Señora de Loreto" de la ciudad, el Martes 13 de agosto de 1946 (9). Entre los seminaristas que apreciaron su presencia, figuran Enrique Angelelli (de 1° de Teología), Quinto Cargnelutti (3° Teología), Eladio Bordagaray (2° Filosofía) y Nelson DellaFerrera junto con Erio Vaudagna (4° de Latín) (10). Para completar sus estudios, Enrique A. Angelelli es enviado por la Diócesis al Pontificio Colegio Pío Latinoamericano de Roma, en el año 1947. Estando en la “Ciudad Eterna”, es decir, en Roma, Enrique A. Angelelli (de 27 años de edad) establece contacto personal con el fundador de la JOC, Monseñor Cardjin, a quien ya había conocido de antemano en el Seminario de Córdoba (citado anteriormente) Una vez ordenado Sacerdote y concluidos sus estudios en Derecho Canónico, Enrique A. Angelelli (de 28 años de edad) regresa a la ciudad de Córdoba y en Septiembre del año 1951 (11) es nombrado Vicario Cooperador en la parroquia San José de Alto Alberdi. En su breve paso por la Parroquia San José, Enrique A. Angelelli forjó una amistad entrañable con todos (y cada uno) (12​) de los jóvenes que participaban de los grupos parroquiales, entre otros Alberto Foglizzo, Daniel Quiroga, Humberto Arrieta, Ignacio Leo, Raúl Pucheta, Anselmo Chiavassa, Humberto Anan, Antonio Sciacia, los hermanos Antonio y Ángel Bergliaffa. Dentro de las actividades pastorales realizadas en la Parroquia San José por esos años, destacan las visitas a las villas miseria de la zona, principalmente la ubicada entre las calles Deán Funes y 9 de Julio (13), siempres acompañado por los grupos de jóvenes que se reunían en su entorno (14) ; como así también las llamadas "Misiones ​ oletín Lauterano N° 34 - 1946, Páginas 15 a 17 y 153 a 155, de circulación interna en el Seminario Nuestra Señora B de Loreto de Córdoba. 9

​Tanto Enrique Angelelli, como Nelson DellaFerrera, años más tarde (al inicio de la década de los ´50), estuvieron destinados temporalmente en la novel Parroquia San José de Alto Alberdi. 10

11

​https://tiempolatinoamericanoblog.wordpress.com/

​Testimonio oral de Ignacio Leo, miembro de la sección de la JOC en la Parroquia San José en la década de los ´50 , recopilado en Enero de 2014. 12

​Corresponde a la numeración urbana del 1500 de dichas calles. A mediados de la década de los ´70 estas “villas miserias” fueron desplazadas hacia la periferia urbana, reemplazadas con sendos edificios modernos. 13

​Testimonio oral de Hortencia Cadavis en Julio de 2013, esposa de Ángel Bergliaffa, quien fue parte de estos grupos de jóvenes y sobre las misiones laicas, testimonio oral de Monseñor A. Rovai en Agosto de 2013. 14

4


laicas" que se desarrollaban por el extenso radio parroquial de San José, y que consistia en visitas casa por casa, para conversar con las familias para detectar casos de sacramentos no recibidos,y a partir de lo cual se tomaba nota para avisar al Párroco de ese momento, el Pbro. Luis Chiavassa. En un corto lapso de tiempo, Enrique A. Angelelli recibe múltiples nombramientos: Asesor de la JOC y de la Junta Arquidiocesana de la ACA (Acción Católica), Capellán en la Parroquia de Cristo Obrero (en la “Cañada” cerca del río Suquía), del Hospital Nacional de Clínicas, Profesor de Derecho Canónico y de Doctrina Social de la Iglesia en el Seminario Mayor "Nuestra Señora de Loreto" de la ciudad de Córdoba. Ángel Bergliaffa (de 23 años) acompañó de cerca a Enrique A. Angelelli en este periodo, como colaborador de la JOC a nivel diocesano (15).

Crisis y desencanto de mediados de la década de los ´50 El segundo semestre de 1954 marca el definitivo distanciamiento entre la jerarquía eclesiástica y el Gobierno Nacional (en manos del Partido Peronista en aquel momento), generando un situación de desconcierto entre los fieles laicos que habían adherido a los logros laborales de dicho Gobierno, sobre todo en su primer ciclo (desde el año 1946 hasta 1952). Muchas y variadas fueron las causas de esta creciente tensión y se venían acumulando desde varios años atrás a nivel nacional. Hubo voces de alerta y denuncias eclesiásticas por excesos y pérdida de rumbo del Gobierno. De manera local (en la “Docta”), ésta crispación de ánimos se vio incentivada por un evento de poca significación intrínseca, pero de alto contenido simbólico: la "competencia" de las "Carrozas de la Primavera" del año 1954. La caravana organizada por la Gobernación (del mismo signo político que el Gobierno Nacional) tuvo una escasa repercusión social y mediática, a diferencia del notable impacto público que generó la organizada por la iglesia local (liderados los sacerdotes Enrique A. Angelelli y Quinto Cargnelutti, con la anuencia del Obispo Diocesano, Monseñor Lafitte). Trabajaron en conjunto para el éxito de esta manifestación organizaciones barriales y movimientos eclesiales, como el Movimiento Familiar Cristiano, la JOC, la JUC, etc. Inclusive algunas reconocidas escuelas de educación pública del centro de la ciudad fueron parte del evento patrocinado por la Iglesia local (16). Hacia final de ese mismo año (1954) la tensión no hizo otra cosa que aumentar: en el mes de Noviembre el Presidente Juan D. Perón realizó un duro discurso en contra de la Iglesia en general, pero citando específicamente a obispos y sacerdotes de La Rioja, Santa Fe y 15

​Testimonio oral de Hortencia Cadavis en Julio de 2013, esposa de Ángel Bergliaffa

16

​CAPELLUPO, Rafael en "1955 - Revolución en Córdoba", Páginas 85 hasta 90. Editorial “El Emporio Ediciones”

5


Córdoba (17) y ​(18) ; se modificó la ley de Enseñanza religiosa en contra de los intereses eclesiásticos; y el dia Martes 14 de Diciembre se sancionó de la Ley de Divorcio (19). Después de los gravísimos hechos acaecidos en Buenos Aires entre los días 11 y 16 de Junio de 1955, la beligerancia se trasladó a la ciudad de Córdoba: hacia la tarde del día Jueves y primeras horas del Viernes 17 de Junio de 1955, una vez finalizada la concentración organizada por la CGT local, grupos presuntamente gubernamentales atacaron la céntrica Basílica de Santo Domingo, la sede del arzobispado, el Seminario "Nuestra Señora de Loreto", el local del diario "Los Principios" (vinculado al Obispado local) y la sede del Club Social. En la parroquia San José de Alto Alberdi, se organizaron "turnos de guardias" entre las asociaciones masculinas de la comunidad (tanto adultos como de jóvenes) para resguardar el templo parroquial de posibles ataques, guardias que se cumplieron durante varios días (20) .

Nuevos rumbos caminando hacia los frescos años sesentosos “​.. el Presbítero Enrique A. Angelelli después de celebrar la misa nocturna dominical en la parroquia Cristo Obrero, venía de visita a la parroquia San José, a encontrarse con sus amigos, tanto el padre Luis Chiavassa, como los grupos de hombres y jóvenes de la parroquia San José (Antonio Juan y Ángel entre otros)“​ (21). Gestos como éste muestran el cariño que había crecido entre estos jovenes (Enrique Angelelli también lo era) en su paso por la parroquia del barrio Alto Alberdi. En medio de estas vicisitudes, justo por estos años (más precisamente en 1958), la ciudad de Córdoba será testigo silenciosa del paso por sus calles de un joven novicio Jesuita, en el barrio Pueyrredón, sede de la AOSF (Asociación Obrera de la Sagrada Familia, vinculada con al JOC local). Estamos hablando de Jorge M. Bergoglio (22). La difícil y convulsionada segunda mitad de la década de los ´50, nos muestra a Enrique A. Angelelli forjando caminos de diálogo y encuentro entre los sectores sociales distanciados desde la crisis de 1955. El Martes 02 de julio de 1958 comienza sus deliberaciones el IV (y a la postre, último) encuentro de Asesores Nacionales de la JOC, dentro del cual hubo un 17

​CAPELLUPO, Rafael en "1955 - Revolución en Córdoba", Páginas 85 hasta 90. Editorial “El Emporio Ediciones”

18

​http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0186-03482014000200006

19

​LIBERTI, Luis O. SVD en "Monseñor Enrique Angelelli,.", Página 61. Editorial Guadalupe

​Testimonio oral de Alberto Foglizzo en Diciembre de 2013. También, CAPELLUPO, Rafael en "1955 - Revolución en Córdoba", Página 90. Editorial El Emporio Ediciones." 20

21

​Testimonio oral de Alberto Foglizzo en Diciembre de 2013.

22

​ ​https://www.lavoz.com.ar/temas/amanecer-y-sombra-de-la-vida-de-bergoglio-en-cordoba

6


claro intento de acercar posiciones con el Justicialismo proscripto. En dicho encuentro Enrique A. Angelelli pronunció esta recordada y autocrítica frase: "​...debemos confesar humildemente que hemos estado alejados de la clase obrera y nos hemos presentado ante ella como una Iglesia burguesa"​ (23) . Debido al descontento en la Jerarquía Católica que generaron estas actuaciones, el Cardenal Caggiano propuso el cierre de la publicación "Notas de Pastoral Jocista", lo cual significó en la práctica la casi desaparición institucional de la JOC Argentina (24). El alto protagonismo y visibilidad social que la Iglesia local tuvo en la crisis de 1955, nuevamente se repitió en el año 1959, aunque esta vez, desde otra perspectiva. En el mes de Octubre de ese año, Córdoba fue la sede del VI Congreso Eucarístico Nacional, primer manifestación pública y masiva de la Iglesia Argentina después los aciagos momentos vividos en el año 1955. Todos los actos masivos se realizaron en la moderna Plaza España, destacándose en particular la procesión de clausura, que incluyó una exhibición de destrezas de aviación de la Fuerza Aérea Argentina. Dentro del público general y del auditorio "obrero" en particular, encontramos a miembros de la JOC como Ángel (30 años, padre primerizo de Miguel Ángel) y otros miembros del centro de Jóvenes de la Parroquia San José. Ángel fue parte del esfuerzo de la iglesia cordobesa para la organización del citado Congreso (25). Llegados hasta este momento, nos encontramos con una sorpresa y regocijo en la vida de Enrique A. Angelelli . El Domingo 12 de Marzo de 1961, es llamado a un mayor compromiso eclesial con su nombramiento como obispo auxiliar de la Diócesis de Córdoba. El prestigioso diario porteño “La Nación” en su edición del Lunes 13 de Marzo, relata que al finalizar la celebración de consagración Episcopal ".​.. la masa obrera arrebató a Monseñor Enrique A. Angelelli (de solo 38 años) , estrechándolo y llevándolo entre cánticos y vítores hasta el vehículo, al que recién pudo ascender a una cuadra del templo​" (26) y prosigue "​..la designación de Angelelli como obispo fue recibida con mucha alegría y esperanza por el clero de Córdoba y los sectores del laicado que habían experimentado su acompañamiento espiritual, tanto en la Juventud Obrera como en los centros universitarios"​ ... " cómo no pensar en Antonio Juan y Ángel (Bergliaffa) en esta mención genérica. 23

​ LIBERTI, Luis O. SVD en "Monseñor Enrique Angelelli,.", Página 61. Editorial Guadalupe

​ 20 SONEIRA, Abelardo Jorge en "Trayectorias creyentes / Trayectorias sociales - Los obreros se inclinaran a Roma o Moscú, Monseñor Joseph Cardjin", Página 320 // MALLIMACI, F en "El Catolicismo Argentino..", Página 345 y subsiguientes 24

​ Sobre la participación de Ángel, testimonio de Hortencia Cadavis y en cuanto a la organización, testimonio de Esteban Carranza, miembro de la JOC y posterior dirigente gremial sindical, muy vinculado con José S.Palacio. Ambos testimonios en Abril de 2017 25

​ LIBERTI, Luis O. SVD en "Monseñor Enrique Angelelli,..", Página 91. Editorial Guadalupe // BARONETTO, Luis en "Vida y martirio de Monseñor Angelelli" - Editorial Tiempo Latinoamericano 26

7


Y seguirán apareciendo luceros que iluminen el sendero del servicio asumido por el ahora Obispo Auxiliar Angelelli : el Jueves 11 de Octubre de 1962 dan inicio las sesiones del Concilio Vaticano II, de las que pudo participar en varias ocasiones. En una de ellas, en el mes de Octubre de 1964 (a sus 41 años de edad), Mons. Angelelli hizo esta exposición para la Constitución "Gaudium et spes": ".​.hay muchos familias que desdeñan con energía el materialismo, cultivan con felicidad la vida doméstica y se rodean muy hermosamente con una amplia corona de hijos... estas familias numerosas...​" (27). A simple vista, parece una descripción bastante aproximada de la familia que formaron sus amigos Ángel y Hortencia (para ese año ya tenían 4 hijos) y todo esto dicho frente a un auditorio cuando menos, imponente. El mismo aliento de renovación que inspiró el Concilio trajo aparejada una gran expectativa en toda la Iglesia Argentina. Y con el paso de los sesiones deliberativas, no fue tarea fácil entender los nuevos desafíos que quedaron plasmadas en la sesiones conciliares. Se generaron tensiones acerca de los diferentes modos y tiempos de trasladar "el espíritu" del Concilio a la acción pastoral cotidiana. Estos interrogantes y búsquedas se hicieron sentir también en la Diócesis de Córdoba, ya que los nuevos "aires" del Concilio derivaron -entre otras situaciones- en una crisis interna en el Seminario Mayor "Nuestra Señora de Loreto" de la ciudad de Córdoba. Fruto de las diferencias, quedó vacante el Rectorado y en su reemplazo fue nombrado Mons. Angelelli, quien eligió como vice-rector al Presbítero Nelson DellaFerrera, el mismo que siendo Diácono había oficiado el matrimonio -en Diciembre de 1953- de Antonio Juan Bergliaffa en la Parroquia San José y que después de su Ordenación Sacerdotal permaneció con el mismo destino : aparece en esta foto -del año 1956- tomando los hombros de Ángel Bergliaffa, junto a los Jóvenes de la Parroquia San Jose de aquellos años.

27

​ LIBERTI, Luis O. SVD en "Monseñor Enrique Angelelli,.", Página 99. Editorial Guadalupe

8


Cercanía familiar En alguna de sus visitas a la casa de Ángel -de mediados de la década de los ´60- y disfrutando de un ambiente de confidencia y amistad, Mons. Angelelli confiaba los sinsabores de su ministerio en medio de la movediza realidad diocesana (28). Como parte de la relación estrecha entre Monseñor Angelelli y los hermanos Bergliaffa, nos queda esta versión humorística: “.​. el decía que era más católico porque se hacía la señal de la cruz desde más arriba... porque era pelado..! “ y​ también "​... se me reía en la cara​" (a Hortencia) por el nombre de la localidad de Charata, lugar de nacimiento de ella (29).

Para nuestra familia, el año 1967 estuvo marcado por los sinsabores, las tristezas y dificultades. Al comienzo de ese año, se confirma el diagnóstico de disfunción renal de Ángel, quien tuvo que recibir reiteradas transfusiones sanguíneas, para poder esperar y programar adecuadamente la cirugía renal. Monseñor Angelelli realizó en estos meses, variadas gestiones a fin de lograr que la cirugía fuese efectuada en el Hospital Nacional de Clínicas (del que había sido Capellán), aunque el resultado final de estos trámites fue infructuoso. Finalmente la cirugía (bastante novedosa en esa época) se programó de manera privada con el Doctor Urrutia, y al ser de tipo privada, fue sensiblemente más onerosa, que era justamente lo que se había querido evitar. Sumado a estas dificultades de salud de Ángel, una enorme tristeza se hizo presente en la familia, ya que el dia Miercoles 19 de Abril fallece Antonio Juan Bergliaffa (a sus jóvenes 39 años de edad), de manera completamente sorpresiva. Al velorio en su domicilio asistieron Monseñor Angelelli y el Presbítero José Ángel Rovai (alertado telefónicamente por Mons. Angelelli) (30). Los hijos de Antonio Juan (todos menores de 10 años) fueron llevados a jugar con sus primos "Ranieri", pero Monseñor Angelelli pidió que los trajesen para ver a su papá fallecido "​.. fue la mejor catequesis sobre el sentido de la muerte y el valor de la vida que jamás escuche en mi vida"​ (31). 28

​Testimonio oral de Hortencia Cadavis en Julio de 2016, esposa de Ángel Bergliaffa

29

​Sobre "el Pelado" y su humor, testimonio oral de Hortencia Cadavis, en Mayo de 2013.

​La familia de José Ángel Rovai (Obispo emérito de Villa María), son vecinos del barrio Alto Alberdi. Monseñor Rovai hizo su iniciación cristiana en la Parroquia San José, guiado de la mano por Antonio Juan y Ángel Bergliaffa, de quienes nos ha testimoniado esta frase “.. ellos eran personas íntegras, hechas de una sola pieza.” 30

​ Testimonio oral (coincidentes) de Monseñor Rovai y de Lucio Gottardi, sobrino de Antonio Bergliaffa, ambos en Agosto de 2013. 31

9


Pasando la mitad de este aciago año (1967), Hortencia debía dejar a sus seis hijos a cuidado de vecinos y amigos para asistir junto con Monseñor Angelelli -y de manera asidua- a Ángel durante la internación pre-quirúrgica renal, compartiendo seguidos y profundos momentos de angustia en torno de su salud (v.gr. rezaban juntos en la Clínica). Finalmente, el día Miércoles 05 de julio de 1967, Ángel (de 38 años de edad) es operado del riñón por el Doctor Urrutia. El post operatorio de Ángel fue muy severo, quedando en coma por largos períodos durante un lapso de 3 meses. Durante dicha convalecencia, cada vez que Ángel recobraba el conocimiento, una de las enfermeras de la Clínica era la encargada de avisarle a Monseñor Angelelli, quien le administró en reiteradas ocasiones el sacramento de la Unción de los Enfermos (32).

.. en tierras Riojanas y cordobesas, el epílogo de una amistad Enrique A. Angelelli (ya con 45 años de edad) es nombrado Obispo de Diócesis de La Rioja el Sábado 24 de agosto de 1968, el mismo día que inician las deliberaciones de Medellín (CELAM). "​Se puede decir que en Medellín convergieron el sentir del pueblo Latinoamericano y con el sentir de la Iglesia​" (Luis Liberti, SVD) El Lunes 02 de Agosto de 1971, como parte de su plan de renovación Pastoral, Mons. Angelelli envía una carta a la Superiora de las Hermanas de San José (Josefinas) invitándolas a radicarse en la Diócesis de La Rioja. Esta Congregación era conocida por Mons. Angelelli desde el año 1951, cuando fue Vicario de la parroquia San José de Alto Alberdi. En ocasión de la visita de Mons. Zaspe como enviado personal del Papa Pablo VI, el Viernes 23 de Noviembre de 1973, Monseñor Enrique A. Angelelli (de 50 años de edad) pronuncia la frase que a la postre se hará célebre: "​... pegando bien el oído a nuestro pueblo, especialmente a los pobres, a la juventud, y a la experiencia recogida en la vida de nuestros ancianos; pegando el otro oído al Evangelio y al magisterio de la Iglesia"​ .

32

​ Testimonio oral de Hortencia Cadavis y de la hija mujer del matrimonio, Stella Maris, en Mayo de 2013.

10


En el último trimestre del año 1975 (Sep - Dic), Mons. Angelelli realiza la visita "Ad Limina Apostolorum" al Papa Pablo VI, de quien recibe su ratificación Pastoral. Hortencia Cadavis (esposa de Ángel) recordará con especial cariño la fotografía que acompañó este evento. Enrique A. Angelelli, a sus 53 años fallece en un "simulado" accidente automovilístico en el paraje denominado Punta de los Llanos, provincia de La Rioja, el Miércoles 04 de agosto de 1976. Monseñor José A. Rovai asiste al funeral en la ciudad de La Rioja y en la casa de Ángel Bergliaffa (de 47 años de edad) se comenta el hecho como "asesinato", tal como quedó demostrado y ratificado en el veredicto judicial 38 años después, el Viernes 4 de julio de 2014. Cabe destacar la triste coincidencia entre el abuelo Juan Bergliaffa y Monseñor Enrique A. Angelelli, ya que ambos murieron en sendos accidentes de tránsito, con una diferencia de 20 años (33). Hacia el final de su vida, Ángel comentaba en diálogos familiares su parecer en relación al proceso electoral del año 1989 -primer sucesión plenamente democrática de Gobierno Argentino desde la década de 1920- , buscando encontrar con mesura y prudencia aciertos y errores de los diferentes gobiernos democráticos que se habían sucedido desde 1946, es decir, desde el inicio de su participación cívica electoral. Creemos que Ángel realizó un arduo y maravilloso camino de evolución y aprendizaje, de aceptar con sencillez y humildad la necesidad de cambiar y así enriquecer sus opiniones sobre la realidad, siempre acompañado por la guia y ejemplo de su buen amigo, Monseñor Angelelli (34). Córdoba, Julio de 2018 ÍNDICE Introducción

2

La 'Córdoba de las campanas' de fines de los `40 y su pulso industrial

2

Crisis y desencanto de mediados de los 1950

5

Nuevos rumbos caminando hacia los frescos años sesentosos

6

Cercanía familiar

8

.. en tierras Riojanas y cordobesas, el epílogo de una amistad

33

​Recuerdo común de Hortencia Cadavis y de los hijos mayores de Ángel. Registro Archivo Histórico Municipal

34

​Recuerdo de Héctor G, hijo menor de Angel

10

11

Profile for Hector Bergliaffa

Mons Angelelli - Parroquia San José Alto Alberdi  

New
Advertisement