Page 1

Luis Cruz-Villalobos

TIERRADE AVES

HEBEL


2


Luis Cruz-Villalobos TIERRA DE AVES POESÍA HEBEL

3


4


Luis Cruz-Villalobos

TIERRADE AVES POESÍA Pórtico: Alfredo Pérez Alencart Acuarelas: Miguel Elías

HEBEL ediciones Arte-Sana | Poesía 5


TIERRA DE AVES | POESÍA © Luis Cruz-Villalobos, 2018. © HEBEL Ediciones Colección Arte-Sana | Poesía Santiago de Chile, 2018. www.issuu.com/hebel.ediciones Selección de poemas pertenecientes a los libros que forman parte de las obras compilatorias: POESÍA TODA 1991-2011. © Luis Cruz Villalobos, 2012. Registro de Propiedad Intelectual N° 213.820. POEMAS DEL 12 AL 14. © Luis Cruz-Villalobos, 2015. Registro de Propiedad Intelectual N° 250.199. POEMAS 1516. OBRA COMPILATORIA. © Luis Cruz-Villalobos, 2017. Registro de Propiedad Intelectual N° 274.405. Acuarelas de portada, interior y contraportada: Miguel Elías. Pórtico: Alfredo Pérez Alencart. Revisión editorial: Matilde Escobar Negri. Qué es HEBEL. Es un sello editorial sin fines de lucro. Término hebreo que denota lo efímero, lo vano, lo pasajero, soplo leve que parte veloz. Así, este sello quiere ser un gesto de frágil permanencia de las palabras, en ediciones siempre preliminares, que se lanzan por el espacio y tiempo para hacer bien o simplemente para inquietar la vida, que siempre está en permanente devenir, en especial la de este "humus que mira el cielo".

6


Pรณrtico

7


8


COMO UN PÁJARO QUE CANTA DESDE SU LEJANO CHILE

I

A veces el hombre busca renovar su lenguaje porque entiende que eterno debe ser su cantar, algo así como el cántico de los pájaros que se oyen a toda hora. Otras veces se contentaría con comprender el lenguaje de las aves. No faltan momentos de querer ser pájaro o, al menos, perfeccionar las técnicas de Dédalo y alzar vuelo como uno más de esas emplumadas criaturas que transitan el cielo. No estoy hablando solo de aquello que se evade entre las grietas de los sueños, sino de pensamientos y deseos que a muchos se les cruzan cuando, hastiados del tropel de hechos negativos que les ofrece la cruda realidad, prefieren no rendirle vasallaje. Entonces, lo que era inoído se torna salmo de cien generaciones, gozo irreprimible.

II

Luis Cruz-Villalobos tiene a las aves siempre presentes, empezando por la Paloma que orbita por el centro de su corazón, vivificándolo espiritualmente, hasta esos colibríes, golondrinas, peucos, gorriones, zorzales, queltehues, tordos o tricahues, que le acompañan siempre, bien sea en su comuna de Vitacura, en el sector nororiental de Santiago; en Curicó, su ciudad de infancia, en la región del Maule; o en el campo, allá por Poñén, en la provincia de Concepción.

9


Y porque siempre las ha tenido asomadas a sus ojos y oídos, ahora ha espigado, desde su vasta obra publicada, para ofrecernos una bandada de aves, de poemas quiero decir. Así podremos encontrar unos sesenta textos que, entre 1991 y 2016, aparecieron en sus libros y que ahora conforman Tierra de aves, obra que estimo como un concierto que va volviéndose altura: muchos cantos en uno que los fusiona y los expande hacia inéditos lugares. Ahora, más que nunca, el cántico es un chispazo que retrasa la oscuridad y da la espalda a los recintos del silencio.

III

Desde la lejanía de su Chile natal, Luis Cruz-Villalobos canta sus maduros versos, y lo hace entrañándose en las aves que saben acompañarle y que lo adoptan, tal cual él mismo lo hace en su hermoso texto-confesión, titulado „Como un zorzal‟, escrito en 2013: “Transpiro todo el cielo/ Y la noche// Lluevo de atropellos/ Y de duelo// Goteras caen/ Desde mi azotea/ Y mojan mi pan// Soy tenue herido/ Y resucitado// Y a veces canto/ Sobre los tejados/ Como un zorzal”. No obstante sentirse un tanto abatido por ese entonces, el poeta canta como un zorzal, pues teniendo al Trino nada le rompe la esperanza. Y más cuando tiene el complemento perfecto para aquietar el alma: “Pájaros de todos los cantos/ entonando sus sinfonías junto a los álamos”. El cántico de los pájaros, la música que interpretan, tienen un poder balsámico para muchos seres humanos, como es el caso de CruzVillalobos, como bien nos lo recuerda en otro de los textos acopiados en esta preciosa antología: “Cuando la música nos toma de la mano/ Y nos guía por caminos claros/ Donde crecen flores/ Y no mueren las gentes/ Donde el viento nos besa la

10


boca/ Y las aves nos hablan comprensiblemente/ Y el pesar del pasado cae como una hoja/ Secándose lentamente/ Siendo dispersado por la brisa…”. Entonces ya no hay bostezos ni hay que estar limpiándose las lágrimas. Entonces ya no hay epitafios sin fin.

IV

Si al principio hablaba de cierta necesidad de renovación del lenguaje, por parte de algunos, también conviene destacar aquello que se labra en los sueños, tan inherente al ser humano y al prolongado período de tiempo que durante su existencia se encuentra inmerso los mismos. Luis Cruz-Villalobos no es ajeno a esta necesidad fisiológica que abre puertas al misterio. Y dice: “Hoy/ he soñado ser/ Sigfrido/ Conocedor/ del lenguaje/ de las aves…”. También en otro texto que apuntala esta idea: “Niña/ De los pájaros/ Que revoloteas/ En tus sueños/ Y en tu día cantas/ Muy bajito// Cantas y lloras/ Sola/ Y sin saber/ Que cada ave/ Es un beso/ Del silente Arcano/ En tu pelo/ Y en tu rostro verdadero”. Lo secreto, insondable o Misterioso trasuda sus vigilias y permite otros vuelos alejados de la sombra, cánticos nómadas en estado de Gracia.

V

Sin apagar la fe, sino más bien afirmándola con certeza, Luis Cruz-Villalobos -tras ajustar su oído al cántico de las avescontempla también la necesidad de pulir los rituales, de ser más sencillo para que sea más profunda y/o genuina su religación

11


con la divinidad, con el Creador de todo lo que nos rodea. Desde tal perspectiva entiendo que puede leerse el primer canto de los siete que integran el poema „La religión de las aves‟: “Quiero tener/ La religión de las aves/ Tenue/ Alta/ Honda/ Leve/ Quiero tener/ Sus rezos y sus ritos/ Su liturgia imprescindible/ Quiero tener / El aire y vida/ Desde esa precisión/ La mínima/ La exacta/ La del instante”. No enjaulados con éter ni instalados como en cajones para el sepelio: al fin sin boatos, sin tener que sortear famélicas arengas.

VI

El poeta-pastor sabe ser humilde y comprende a quienes se fatigan de vencer. También sabe buscar ejemplos que lo perfeccionan más y más, como cuando anota: “Mi mujer es de esas/ Que arroja semillas de avena/ A su jardín/ Simplemente/ Por el delicado gusto de ver llegar/ A los gorriones y zorzales/ A buscar su gratuito alimento/ Mi mujer es de esas/ Que dispensan bondad/ En soledad silenciosa/ Y sonríen/ Sin que nadie las vea”. También él lleva la generosidad tatuada en el corazón y escribe poemas para que las aves arrojen semillas sobre nuestras manos hambrientas, para que precipiten sus cánticos en la cera que tapona nuestros oídos. Porque huyes del incienso tus palabras son leves como flor de Nochebuena o colibrí en movimiento.

12


VII

Diez pájaros –salidos del pincel maestro de Miguel Elías– emprendieron largo vuelo desde Salamanca hasta Santiago de Chile y, con inefable vigor cubrieron los más de diez mil quilómetros que separaban los versos de las pinturas creadas con esa técnica japonesa que el alicantino-salmantino aprendió de Kousei Takenaka. Allí los veo pletóricos, saltando y revoloteando, por ejemplo, entre los haikus donde el poeta rinde homenaje a Matsuo Basho. Magnífico connubio para hacerlos visibles y la música no enmudezca. Hermosos nidos tienen en la casa para ellos levantada por Luis Cruz-Villalobos.

Alfredo Pérez Alencart Marzo y en Tejares (2018)

13


14


Tierra de Aves

15


A las aves de mi tierra y sus amantes Al maestro Miguel Elías quien incentivó la creación de este libro y lo embelleció con sus acuarelas

16


EL CIELO Y LA TIERRA

I Camino sobre los techos Contemplo en el cielo un suceso Respiro el aire y la vida Busco en ellos un todo Entran palomas y truenos Junto con nubes perdidas La soledad también penetra Y se forma un mundo Y se forma un nuevo planeta Denso en población flotante Las aves vuelan siempre Y se posan en el hombro de Dios Y le preguntan por la vida Él les contesta Y se trasforman en estrellas También a éstas las respiro Y son parte de mi aire Las nubes me bañan por completo Y me remecen sin paz Cuando pienso solo en el mar

II Camino sobre los techos Contemplo en el suelo un suceso

17


Respiro la tierra y la muerte Busco en ellos un todo Entran serpientes y rocas Junto con hienas perdidas La soledad también penetra Y se forma un mundo Y se forma un nuevo planeta Denso en población terrestre Las serpientes reptan siempre Y se posan a los pies de Satanás Y le preguntan sobre la muerte Él les contesta Y se transforman en agujeros negros También a estos los respiro Y son parte de mi aire Las hienas me muerden por completo Y me remecen sin paz Cuando pienso solo en el mar.

De: Versos Perdidos (1991)

18


POESÍA PEQUEÑA

VI Quiero ser una golondrina Y anidar en el alero De mi casa Cantar por las mañanas Con mi hijo Y mi esposa golondrina Salir a buscar gusanitos Insectos o pastos verdes Para saciar nuestra hambre Y ver por la ventana de mi casa A esos tres seres extraños Que nos miran volar Con admiración y envidia Y duermen a los pies de nuestro nido En el alero de su casa.

De: Poesía Pequeña y en Poemas (1997)

19


RÍO LÍA III -Aves-

Aves invisibles que cantan ¿Dónde se esconden? ¿Se vistieron de ramitas De hojas o cortezas vegetales? ¿Se cubrieron de río De tierra o de humo liviano? ¿Dónde se esconden Aves invisibles? Solo veo sus cantos dulces Y me dejo caer en su ternura ¿Qué palabras me dicen al oído Aves invisibles? ¿Qué misterios nos desvelan Con sus coros celestes? Aves invisibles Quiero ir con ustedes Y alejarme de los cantos grises Que opacan su luz Y la ocultan En estos Sus dominios legítimos.

De: Poesía Pequeña y en Poemas (1997)

20


NOMBRES El pájaro quiere ser nube y la nube pájaro. R. Tagore

Y los versos salen como un pájaro Detrás de una nube Y la nube es mi alma Y el pájaro es el verso Y el verso es la nube Y el pájaro es mi alma Y mi alma es el verso Y el pájaro Y el pájaro es el pájaro Y la nube la nube.

De: Hojas Finales y Gotas (1997)

21


HOMBRE

Sobre muelles Miras en silencio Y esperas que algo ocurra Que cambie tu mirada En alegrĂ­a de vida En canto de aves En nuevo alimento.

De: Trihumus (2006)

22


CAPRICE 3

Me transformo en un cisne gigante Blanco y arcano Como esos que se ven en los sueños Y me poso sobre los pétalos del sol Para no tener ninguna pena Que me impaciente la risa o el vuelo Soy cisne y bebo del agua de las vertientes Que se me entregan como joven amada E integran mi ser sediento renovando Todo el néctar que mi corazón volador requería Un cisne blanco y tenue Como esos que se sueñan en la noche Como esos que miran en silencio Mientras toda la realidad duerme.

De: Escampes desde la Música (2007)

23


CAPRICE 5

Las aves salpican el cielo con sus juegos de niños Y yo las atrapo en mi artefacto cazador de colores Las aves me miran como preguntando alguna cosa Y no saben que ya me pertenecen en secreto Yo les vuelvo a capturar en pleno vuelo Y ellas se quedan detenidas para mí por siempre Huelo sus retratos de prisión de cuatro ángulos rectos Y descubro abrumado que se han escapado realmente Y solo he logrado cazar colores que ya no son los de ellas.

De: Escampes desde la Música (2007)

24


QUELTEHUES

1 Ahí van los queltehues Anuncian lluvias violentas Ahí van Con sus cantos de rocas Con sus arañazos bellos al aire.

2 Yo me quejo de frío En esta tierra de granito Me quejo de hambre Y los queltehues pasan Suspendidos sobre mi frío Flotando como esporas Sobre mi aire y mi hambre.

3 De dónde vienen Pájaros de buen agüero A dónde van Trehülers fugaces Queltehues de mi infancia Que se fue con ustedes.

4 Nunca solos Siempre en manada ligera Como jauría etérea

25


Como cardumen volátil Pues la soledad de la lluvia Solo se vive en la tierra.

5 Queltehues Niños oscuros Que profetizan el agua Vengan a profetizar También el sol Apuren la primavera Que tanto se tarda.

6 Si partiera con ustedes Si me fuera a las dunas A las tibias estepas Si aprovechara Vuestra bandada silvestre Para mi anhelado escampe.

7 Aves de mis años remotos Dónde llegan sus vuelos Que no logro descubrirlo En qué sitio están los nidos Donde se refugian del ciclón De la tormenta y el huracán Que sus voces presagian.

26


8 Me iré a dormir con ustedes Justo cuando pasen cantando Me iré en sus alas En su grito belicoso Me iré por siempre Y me quedaré en silencio Hasta que brote en sus cantos Nueva y eternamente.

De: Escampes desde la Música (2007)

27


28


ALGUNAS INVENCIONES

8 Se abrió la puerta Y el corazón Se escapó Como pájaro enjaulado Solo Sin mirar atrás Pero me quedó Una honda pregunta Que nunca sabré contestar ¿Sabía volar?

De: De Invenciones a Danzas (2009)

29


EL ÁRBOL DE LOS TORDOS

Ángeles pequeños Vestidos de noche Llenos de cantos De buen agüero Cómo me deleito Viéndolos comer Arrimados a su árbol Cómo me deleito Cuando los escucho Contar sus historias Sus andanzas por la urbe No se alejen Pequeños mensajeros No se alejen De mi sabia y amada locura Quédense hablando Pues yo entiendo vuestras voces Tal como lo hizo Sigfrido Pues ustedes hablan La lengua de los Yámanas Y yo soy Yékamush Sabio loco sanador austral De un pueblo que se fue Es por eso que me torno ave Tordo oscuro y reluciente Como la anciana Yagán Solitaria Que casi murió de hambre y de frío En un islote perdido Allá por la Tierra del Fuego Pero que escapo feliz

30


Transformada en ave Como yo Algún día Hacia el eterno árbol de los tordos.

De: El Árbol de los Tordos (2010)

31


MAÑANA FRÍA

Una mañana fría En el sur A las afueras del verde Osorno En medio de las aves De praderas perfectas Miro los coigües Que se alzan Pequeños e inmensos Como telodendrias Altas y pardas A lo lejos otras aves Cientos y miles A lo lejos el metálico canto De un vuelo del norte Y aquí Frente a la ventana Sabiendo que me faltan Las exactas palabras Para nombrar tanta sencilla belleza Aquí te miro Lejos Y te prefiero a ti Amada y querida En esta mañana bella Pero fría Al sur De nuestra clara y tibia hoguera.

De: El Árbol de los Tordos (2010)

32


VERDADES

2 El río corre Justo por mi casa Las aves Múltiples Rebosantes de vida Me hablan De un paraíso Que no se perdió Me cuentan Una historia Distinta De un Adán Y de una Eva Que no partieron Sino que simplemente Bajo un extraño sopor Quedaron dormidos Ante el instante Y anclados A un lenguaje Que los llevó Lejos del encanto Del río que corre Justo por las casas Y de las aves Múltiples Y rebosantes de vida.

De: Paisajes Musicales (2011)

33


TORDOS

Los tordos Los tordos Cantan Sobre el árbol Es otoño Frío Deshojado Sin embargo Los tordos Cantan Alegres Multitudinarios Como si las hojas No cayesen Como si el otoño No llorase Sobre la ciudad.

De: Trastienda Otoñal (2011)

34


HOY

1 Hoy Me han saludado Amablemente Los tricahues Y los tordos Hoy He soĂąado ser Sigfrido Conocedor Del lenguaje De las aves.

De: Trastienda OtoĂąal (2011)

35


CONTRAPUNTO DE HERMOSURA Y DESASTRE

6 Pero las aves mueren veloces Solas Magras Y nadie las verá más Mueren absurdamente Tal como un destello Como un salpicar de vida Que se enciende y se apaga Como luz navideña Vacía Inocua Tenue y fugaz.

De: Con Cioran (2011)

36


POIESIS

8. Illgresi Ha llegado el tiempo estival El día de las aves Las horas tibias del sol Que se deja abrazar por todos Y el pecho se llena de sones Como los gorriones y los zorzales Mi ventana está abierta Y entran por ella El viento Y los ruidos de esta urbe Y mis ojos cansados Miran a lo lejos Allí donde el cielo de junta con los Andes.

De: Sonidos y Colores Mínimos (2012)

37


CUANDO LA MÚSICA

Cuando la música se posa como sol otoñal Sobre nuestras cabezas Y absorbe las ansias y la pena Todo marcha bien Y un segundo se expande Como un beso y un abrazo Cuando la música nos toma de la mano Y nos guía por caminos claros Donde crecen flores Y no mueren las gentes Donde le viento nos besa la boca Y las aves nos hablan comprensiblemente Y el pesar del pasado cae como una hoja Secándose lentamente Siendo dispersado por la brisa Cuando la música se nos ancla en el pecho Y nos penetra como ola de luz Solo partimos a los quehaceres menos Si nos llaman con la urgencia del encuentro.

De: Sonidos y Colores Mínimos (2012)

38


EUCALIPTOS Y COLIBRIES

Sobre un esbelto eucalipto Revolotean tres colibríes Toman su néctar vital Y emprenden el vuelo Yo los descubro Al oír su campanilleo Agudo y único Sobre mi cabeza Y me detengo a guardar Poéticamente el instante.

De: Sonidos y Colores Mínimos (2012)

39


SOL DE INVIERNO

Rodeado de aves Que no migraron de esta ciudad Me encuentro con el sol Maravilla enmarcada Por la imponente cordillera blanca Y por el canto de tordos y zorzales De gorriones y colibrĂ­es.

De: Sonidos y Colores MĂ­nimos (2012)

40


HAIKUS I

1 Un pájaro canta bajo la lluvia Y aunque el cielo llora Su trino ríe.

De: Adagios (2012)

41


AQUÍ / TRANSPARENCIA A Leonardo Boff

El viento en ráfagas perfectas Campesinos cortando gavillas a lo lejos El cielo pleno de su azul Pájaros de todos los cantos Entonando sus sinfonías junto a los álamos Yo sumergido en la clara belleza De estos paisajes del sencillo Poñén Recordando las palabras Sobre la trascendencia Del viejo y sabio Boff Que me susurran al oído más hondo Que somos como árboles Enraizados aquí Como sitio particular y límite Pero con copas Abiertas al diálogo con el universo entero.

De: Adagios (2012)

42


IDIOMA DE LAS AVES

Santiago en silencio Solo las aves me hablan Claramente En ese idioma que aprendí La lengua Del diáfano presente leve.

De: Poética Ipseidad I (2012)

43


EL DIOS-GORRIÓN

Si Dios existiera Nada cambiaría Decía Sartre Desde su bizca perspectiva Pero está claro Que el dios platónico O el aristotélico O el no-dios del príncipe Gautama O el Logos estoico O el de Spinoza En fin Nada podrían cambiar Como el dios deísta Relojero loco Parlanchín lejano Impotente por definición Apático por excelencia suprema Ese dios Nada Cero a la izquierda Definitivamente Sartre estaba en lo cierto Cero aporte Un dios frío y calculador Impertérrito Nada Pero no me podrán negar jamás Que el Dios-gorrión El Dios empobrecido El Dios apasionado por su obra de arte El Dios loco de remate por amor El Dios mártir

44


Este y solo este Dios Lo cambia todo Todo lo deja en deconstrucción Como los danzarines átomos.

De: Dios Mendigo. Teografías (2012)

45


46


MAÑANA INVERNAL

En medio de la bruma Cuando los pájaros guardan silencio Y el cielo luminoso y azul Es un recuerdo leve Busco en medio de las rendijas Y en los bolsillos rotos Un poco de paz Azul o verde Limpia Para llevarla puesta Como abrigo Durante este día húmedo Del frío invierno que apareció.

De: Poética Ipseidad II (2013)

47


FRASES (IM)PRESCINDIBLES

4 El que no suele oír a las aves Aún no ha despertado.

De: Poética Ipseidad II (2013)

48


ZORZAL

Un zorzal En un alambre Se tambalea La vida Es un alambre Donde el viviente Se tambalea El zorzal De pronto vuela El viviente De pronto Muere.

De: Zorzal (2013)

49


HAIKUS AL ZORZAL

1 Atardece El canto del zorzal Amanece

2 Su trinar Cubre de vida El abismo

3 El frescor De la tarde estival Se escucha

4 En mi jardĂ­n La vida canta Muy alto

5 A quien llamas Zorzal gris y pardo Con tu insistencia

50


6 Besas Mis oídos tiernamente Y me calmas

7 Un trino Que logra escapar De la miseria

8 Quédate aquí Zorzal en mi árbol Y en mi piel

9 Hay luz En tu canto agudo Que me deja ver

10 Sabes callar De hecho tu canto Tiene silencio

51


11 Duerme zorzal Que maĂąana requerirĂŠ Tu santo trino.

De: Zorzal (2013)

52


POEMA SIN TÍTULO II

En mi jardín viven los zorzales En mi mente canta de pronto La tristeza su canción Los zorzales me observan Con su sabiduría ingenua En mi cuarto es probable Que habite también mi pena Los zorzales han cantado frente a mí Algunas de sus preguntas En mi casa no reina el silencio Pero la música también lo representa Los zorzales saben hablar Un idioma que a veces entiendo.

De: Zorzal (2013)

53


COMO UN ZORZAL

Transpiro todo el cielo Y la noche Lluevo de atropellos Y de duelo Goteras caen Desde mi azotea Y mojan mi pan Soy tenue herido Y resucitado Y a veces canto Sobre los tejados Como un zorzal.

De: Zorzal (2013)

54


ADAGIO E CANTABILE

Me voy a caminar En medio de la aves Que me rondan Con un paso Taciturno y pardo Voy a ningún lugar Pues allí nadie me espera Canto una melodía Que he olvidado Para siempre jamás Miro de reojo a los cuervos Que no saben mi nombre Murmuro un acertijo Que oculta el sentido de todo Pienso en paz Y como un dulzor Como de flores Camino por la calle Y me miran los zorzales Me vuelvo para ver Como se disfrazan las nubes Y de pronto todo cambia El sol se enciende De un color tibio Y el corazón pardo

55


Comienza a galopar Como revivido Todo se torna bello Y lloro de paz Y de gratuidad Luego me miro los pies Y los veo muy claros Como quien ha encendido El charol de sus zapatos Y sigo un camino limpio Que me lleva a otra parte Justo donde me esperan Voy caminando Y una melodĂ­a me atrapa Y me libera del gris DĂĄndome un nombre Y un color nuevo Como los de la tierra Como los del atardecer Voy en medio de las aves Que me rondan.

De: Seis Ăšltimas Sonatas (2013)

56


EL CANTO DE LOS TORDOS

1 He oído un canto bellísimo Una hermosa sonata que corría Invisible sobre los árboles

2 Mis ojos han buscado El encuentro de aquellas aves Pero nada han visto

3 Por fin sobre un gran árbol Vi una breve sombra cantora Un tordo en sinfonía

4 El anciano jardinero Que regaba amablemente el verdor Me confirmó la visión

5 Era un tordo quien cantaba La belleza musical más diáfana Vestía de intensa tiniebla.

De: Canto de Tordos (2013)

57


58


LA RELIGIÓN DE LAS AVES Al grupo de jóvenes de los miércoles

1 Quiero tener La religión de las aves Tenue Alta Honda Leve Quiero tener Sus rezos y sus ritos Su liturgia imprescindible Quiero tener El aire y vida Desde esa precisión La mínima La exacta La del instante

2 La religión de las aves Es la más clara La que no pide muertos La que no clama por sentido Ni aguarda permanencia La religión de las aves Es como la del árbol y la flor

59


Es la misma De la montaña y la nube La religión de las aves Es la que me llama A una vida más clara Que no pide muertos Ni clama por sentido Ni aguarda permanencia

3 Un picoteo en busca de semilla Un salto breve Un escampe Un vuelo Eso basta Como eucaristía Como liturgia y ceremonia Una mirada Un palpitar Un revoloteo Y ya está rezada la plegaria El escúchanos-Señor-te-rogamos Un reclinar el cuerpo Un tender las alas Y el evangelio ya está leído Anunciado su sello Su verdad rotunda Y su luz que confronta y anima

60


4 La religión de las aves No sabe de horas ni de días Simplemente es en todo tiempo y lugar En lo hondo del bosque En el claro desierto En la diáfana altura En lo azul del abismo Pues la religión de las aves Está en su respirar Inmediato y pequeño Mínimo y vital

5 En la religión de las aves Dios no tiene nombre Pues no alcanza a pensarse Solo en El se vuela Solo en El se anda Es nido y copa de árboles Semilla y larva nutricia También es trino claro Que se suma a la bandada En la religión de las aves Dios no tiene templo Pues todo el espacio Es su casa perfecta Su rostro y su tibio pecho Que ama.

61


6 Las aves en bandadas Inmensas o pequeñas Las aves en sinfónicos diálogos De dulce galanteo O urgente hambre Preludio de primavera O anuncio de lluvias Así las aves viven su liturgia Su comunión cotidiana De plural y diáfana voz Que hermosamente se repite

7 Vengan los hombres y mujeres Dulces o macabros Claros o en penumbra Vengan a reunirse Al servicio santo de las aves Vengan a sumarse A la religión que ellas profesan Junto con toda la multicolor creación Junto a la vida que deslumbra Vengan todos los habitantes De este planeta esmeralda Y unámonos a este encuentro sagrado Sencillo y extenso De la religión de las aves.

De: La Religión de las Aves (2013)

62


BELLA INTEMPERIE

7 El ruiseñor Visto rampante Ha venido dos veces hoy. Matsuo Basho

Los milagros me buscan Me inundan Me detienen y lanzan Me circundan como mar En medio de ellos Camino Sonriendo ante el espectáculo Del atardecer De la hoja que cae De la flor que se abre Del zorzal que se posa Justo ante mis ojos Aquí.

De: Bella Intemperie (2013)

63


BELLA INTEMPERIE

88 La primavera pasa Lloran los pájaros y son lágrimas Los ojos de los peces. Matsuo Basho

La muerte es un agravio En el corazón de lo viviente Todos escapan de ella Como quien se sabe presa De la bestia mayor La muerte es un silencio En el canto de las aves En el chapoteo de los peces En el juego de los niños Y el beso de los amantes La muerte es una lágrima Que nos ahoga en su frío Y nos deja sedientos de más luz De otra mañana nueva Que esperamos como flor La muerte también llora Pues intuye en su pecho En su propio esqueleto Que tiene sus días contados Ante el advenimiento del Sol final.

De: Bella Intemperie (2013)

64


BELLA INTEMPERIE

93 En medio de la llanura Canta la alondra De todo libre. Matsuo Basho

Las aves viven dentro del segundo Somos nosotros Los que nos escapamos de él Y nos instalamos en tierras lejanas Allá lejos En la tristeza del pasado O allá lejos En la angustia del futuro Pero los que tienen El palpitar de las aves Albergado en sus pechos Logran sumergirse Más acá del mañana Que aun no nace Y más allá del ayer Que ya murió De todo libres como una alondra.

De: Bella Intemperie (2013)

65


GORRIONES

Los gorriones No se asustan De mi esposa Tan leve Tan bella Tan frรกgil Y esbelta Solo la dejan pasar Con un trino reverente.

De: Depoemas (2013)

66


UN COLIBRÍ

1 Tu mano Sostiene un colibrí Ebrio y delicado Y mi memoria Ha guardado la escena De inusual claridad

2 Tu mano sostiene un colibrí Como la mano De una princesa remota Y yo me siento colibrí Y me aferro a tus yemas Para no volar incauto Palpitante En el espacio infinito Vacío de ti

3 Tu mano sostiene un colibrí Que furtivo Entró a nuestro cuarto Tú lo llevas al jardín Y lo posas en un arbusto

67


Para que escampe Y asĂ­ lo hace DespuĂŠs de un instante Bellamente torpe.

De: Depoemas (2013)

68


HAIKUS RURALES

22 Las aves Se esconden del viento Como semillas.

De: Depoemas (2013)

69


PREGUNTA

+ ¿Son felices las aves? Claro que no La felicidad Solo está reservada Para los que pueden Perderla.

De: La Poesía (no) tiene Sentido (2013)

70


71


JARDÍN BOTÁNICO

2 Las aves Me hablan del disfrute Del instante.

De: Oraciones Fuera del Tiesto (2013)

72


AVES(YO)HOY

Es verano No hay luz verdadera Cantan las aves Todo es carcomido Su trinar es leve Por un gusano gris Su trinar es ágil Cuando me juzgas mal Vuelan y revolotean Pues soy leve aquí Es verano Y no tengo alegría Y las aves viven Para dar ni recibir. Plenamente su día.

De: Cierres y Despedidas (2013)

73


NIÑA DE LOS PÁJAROS

Niña De los pájaros Que revoloteas En tus sueños Y en tu día cantas Muy bajito Cantas y lloras Sola Y sin saber Que cada ave Es un beso Del silente Arcano En tu pelo Y en tu rostro verdadero.

De: Signo del Símbolo (2014)

74


INICIO

Santiago en silencio Todos se han ido Solo quedaron las aves Palomas y codornices Gorriones y tiuques Tordos y queltehues Incluso yo soy un ave En este aĂąo que escampa.

De: Fado y Existir (2014)

75


TRASLADO DE RESTOS

11 Las aves Monรณtonas y absurdas Cantan la nada.

De: Fado y Existir (2014)

76


OTRA VEZ AQUÍ

Los queltehues a lo lejos Llamando una lluvia Que no vendrá Cientos de aves pequeñas Cantando un canto Que nadie entiende El viento cambiando Su ritmo y su espesor Dejándose oír en los álamos Un deambular del día De la paz a la tristeza Y de la duda al murmurar.

De: La Más Tenue Eternidad (2014)

77


QUÉ MÁS DECIR

Junto a mi ventana Hay un árbol Con un nido de zorzales Bueno Eso es todo el poema Qué más decir.

De: Estupidez Mayor y Otros Poemas (2014)

78


SIN PENSAR

Zorzal Haces tu nido Tu compañera Te sigue Juntos Recogen ramitas De otros lugares Y vuelan a lo alto Que bellos son Zorzales Es deslumbrante Verlos así Tan simples Tan vivos Sin pensar siquiera Que sus vidas No van A ningún lugar.

De: Estupidez Mayor y Otros Poemas (2014)

79


POEMAS BREVES PARA TOCAR EN ACORDEON

11 Demasiado cuerdo soy Como para migrar Aprovechando Una bandada De aves silvestre.

De: Black Session (2015)

80


MI MUJER ES DE ESAS

Mi mujer es de esas Que arroja semillas de avena A su jardín Simplemente Por el delicado gusto de ver llegar A los gorriones y zorzales A buscar su gratuito alimento Mi mujer es de esas Que dispensan bondad En soledad silenciosa Y sonríen Sin que nadie las vea.

De: Apego Ido y Otros Desvaríos (2015)

81


82


VARIACIONES SOBRE CANTOS DE AVES EN UN CAMPO

1 Qué cadenas Son las que golpeas Con tu martilleo Qué libertad Es la que viene Al son de tu canto.

2 Un pequeño espiral Brota a lo lejos De trinares diminutos Que suben Y llenan de alegría Estas soledades.

3 Así como una sombra Negra y veloz Es el canto que oigo Y olvido Pero que logra quedarse Como anuncio De un encuentro Que nunca llega.

83


4 Muy lejos Detrás de los bosques Se escuchan Llamados diminutos Y agudos Que piden Comida o agua O simplemente Existencia.

5 Anuncian lluvias Casi imposibles Anuncian un sol Aunque ya amaneció Anuncian la madrugada Aunque ya es medio día Anuncian tormenta Que no logra llegar.

6 Cantos pequeños Que corren Por el aire Llegan a mi oído Y me trasladan Justo al centro Del instante.

84


7 Me voy en el trinar De estas innumerables aves Que hilvanan el cielo Con hilos invisibles De sonidos Tejiendo un lienzo De claridad Que me lleva y me trae A una belleza Que ya no llora.

De: A Veces el Mundo es una Lรกgrima (2015)

85


THE TWINS

El cielo se desangra A granizos Y algunas aves lloran Yo tambiĂŠn.

De: Invernalidades (2015)

86


POEMAS DEL ROBOT

6 un día me dediqué a escuchar los sonidos en un parque con los ojos cerrados se oían voces lejas murmullos también las aves pequeñas que pueblan los árboles el sonido de las hojas era todo impresionante pues nunca había estado ahí de verdad para oír pero no duró mucho pues llegó el tedio el espanto y cuando empecé a buscar mi propio cantar los sonidos de mi cuerpo mis entrañas nada estaba habitado por el más robusto silencio sin corazón sin respirar solo un exacto y puro vacío que me enloqueció y salí corriendo al instante parecido a quienes rondaban en ropa deportiva

87


aquel parque habitados de la mรกs profunda soledad.

De: Poemas del Robot (2015)

88


DIBUJOS DE INVIERNO

1 En esta gris ciudad Llueven pétalos blancos De flores de ciruelo Los pájaros cantan Como si fuese primavera Sin embargo aún Somos este invierno

2 Niebla sobre la ciudad Ayer los pájaros Mentían una primavera Hoy se callan Avergonzados En medio de esta nube Que todo lo cubre

3 El sabio enseñaba a otros Sobre el vivir pleno Sobre la gratitud inefable Y la lúcida mirada Pero un día invernal se cansó Y siete moscas cayeron En su dulce perfume

89


4 Un pequeño pájaro Casi invisible Canta su alegre trino Desde la copa de mi árbol Yo lo escucho atento Pero no logro creerle Y emprendo la fría jornada

5 Qué hacer si el peso Insoportable en ocasiones Luego se torna absurdo En el sentido más amplio Y ya no queda nada más Que un largo invierno Que no promete fuga

6 Cuando la pena se hace carne Y palpita debajo de la piel Y respira muy dentro El poeta mira por la ventana Pero no logra ver más Que una luz álgida y pura Que le dice exactamente nada.

De: Little Blue y Otros Poemas (2016)

90


LEJOS

A lo lejos Escucho el canto de las aves Lejos Muy lejos Detrás de una ventana Que no existe Y los sonidos vienen de adentro De otro mundo Dulce y claro Allá lejos En un espacio y tiempo remoto Escucho las aves Y también el correr del agua Que me atraviesa Y me hace suya Y ya soy agua Y también canto de aves Allá Lejos Muy lejos.

De: Abismo Luminoso (2016)

91


VUELVO AL FADO

5 Estoy cansado De leer árboles De subirme a los libros De hablar con las aves Y mirar el silencio Qué me queda por hacer En esta tierra Que se hunde cada segundo Unos centímetros más En su propio olvido Para siempre.

De: Estúpido Poeta (2016)

92


TANKAS DE OTOÑO EN LA CIUDAD

12 Allá muy alto Canta un herido zorzal Dice que nada Que nada tiene un norte Que todo se vuelve al frío.

De: Caos Primero (2016)

93


SH hay quienes descansan sobre la hierba seca y blanda en hondo silencio escuchando las aves pequeĂąas cantar su trino sin esperar nada de nada en cambio yo descanso siendo esas aves que cantan por nada su trino.

De: BD (2016)

94


SB vuelan pĂĄjaros extraĂąos que presagian un tiempo que no atisbo se acercan y se alejan como sombras negras que me persiguen emiten graznidos amargos y punzantes que me marcan la piel.

De: BD (2016)

95


DONDE EL TIEMPO NO IMPORTA

La poesía esta mañana Se disfrazó del canto de queltehues De canción en mi memoria Y de insomne madrugada Quiebran el aire Estas aves que siguen anunciando Una lluvia que de seguro Ya no vendrá tan pronto Los relojes marcan Un tiempo que aquí no importa Llevan el ritmo de horas Que son una leve caricia El silencio se trenza Con el sonido lejano de aves Pequeñas e incógnitas Que crean una sinfonía Yo me levanto temprano Y respiro este nuevo instante de paz En estas tierras verdepardas Donde el tiempo no importa.

De: El Otro como Quiebre (2016)

96


OTRO EDÉN

El Edén existe Bajo los peumos Al ritmo Del viento puelche Que se asoma En este nuevo estío A lo lejos Flores silvestres Como pequeños soles Danzan con gracia Al ritmo del viento Aromático y casi salvaje Aves de todos los tipos Me hablan de nada Y yo comprendo Que de nada hay que hablar Que el Edén Debajo de los peumos Va tres pasos Más allá del lenguaje.

De: El Otro como Quiebre (2016)

97


98


ÍNDICE

7

PÓRTICO

9

EL CIELO Y LA TIERRA

19

POESÍA PEQUEÑA VI

20

RÍO LÍA III

21

NOMBRES

22

HOMBRE

23

CAPRICE 3

24

CAPRICE 5

25

QUELTEHUES

29

ALGUNAS INVENCIONES 8

30

EL ÁRBOL DE LOS TORDOS

32

MAÑANA FRÍA

33

VERDADES 2

34

TORDOS

35

HOY 1

36

CONTRAPUNTO DE HERMOSURA Y DESASTRE 6

37

POIESIS 8

38

CUANDO LA MÚSICA

39

EUCALIPTOS Y COLIBRIES

40

SOL DE INVIERNO

41

HAIKUS I

42

AQUÍ / TRANSPARENCIA

43

IDIOMA DE LAS AVES

44

EL DIOS-GORRIÓN

47

MAÑANA INVERNAL

48

FRASES (IM)PRESCINDIBLES 4

49

ZORZAL

50

HAIKUS AL ZORZAL

53

POEMA SIN TÍTULO II

99


54

COMO UN ZORZAL

55

ADAGIO E CANTABILE

57

EL CANTO DE LOS TORDOS

59

LA RELIGIÓN DE LAS AVES

63

BELLA INTEMPERIE 7

64

BELLA INTEMPERIE 88

65

BELLA INTEMPERIE 93

66

GORRIONES

67

UN COLIBRÍ

69

HAIKUS RURALES

70

PREGUNTA

72

JARDÍN BOTÁNICO 2

73

AVES(YO)HOY

74

NIÑA DE LOS PÁJAROS

75

INICIO

76

TRASLADO DE RESTOS 11

77

OTRA VEZ AQUÍ

78

QUÉ MÁS DECIR

79

SIN PENSAR

80

POEMAS BREVES PARA TOCAR EN ACORDEON 11

81

MI MUJER ES DE ESAS

83

VARIACIONES SOBRE CANTOS DE AVES…

86

THE TWINS

87

POEMAS DEL ROBOT 6

89

DIBUJOS DE INVIERNO

91

LEJOS

92

VUELVO AL FADO 5

93

TANKAS DE OTOÑO EN LA CIUDAD 12

94

SH

95

SB

96

DONDE EL TIEMPO NO IMPORTA

97

OTRO EDÉN

100


101


102


103


Luis Cruz-Villalobos (Santiago de Chile, 1976). Poeta y editor. Ministro presbiteriano, psicólogo clínico y candidato Ph.D. (VU Amsterdam). Cuenta con una amplia producción poética (además de trabajos académicos en sus áreas de especialidad), con más de cincuenta obras publicadas, dentro de las cuales se destacan: Poesía Teológica / Theological Poetry (2014 / 2015), prologada por el reconocido filósofo norteamericano John D. Caputo, y Como Abrazo Exacto (2015), antología seleccionada y prologada por el destacado poeta Alfredo Pérez Alencart, de la Universidad de Salamanca. También ha realizado un número importante de trabajos de “fotopoesía” con fotógrafos/as como David Gysel, (Chile), Rosa Gómez (España), Julie de Waroquier (Francia), entre otros/as. Varios de sus trabajos han sido traducidos a más de siete idiomas, destacándose la reciente traducción de su libro Con Cioran (2011), al rumano, por la poeta Carmen Bulzan (Cu Cioran, Editura Kult, București, 2018). Actualmente vive en Santiago con su esposa y sus tres hijos.

104

Tierra de Aves. Poesía (2018). Luis Cruz-Villalobos  

Libro de poesía selecta del poeta chileno Luis Cruz-Villalobos con trabajos en torno al tema de las aves. Cuenta con ilustraciones en acuare...

Tierra de Aves. Poesía (2018). Luis Cruz-Villalobos  

Libro de poesía selecta del poeta chileno Luis Cruz-Villalobos con trabajos en torno al tema de las aves. Cuenta con ilustraciones en acuare...

Advertisement