Page 1

H.C. ELIAS LOS TRES SÍMBOLOS DE LA NADA


LOS TRES SÍMBOLOS DE LA NADA H.C. ELÍAS


Los Tres Símbolos de La Nada ©H.C. Elías REG. INDAUTOR 03-2016-100312500900-01


CONTENIDO

PRÓLOGO

5

CAPITULO I

El Palacio Perdido de Cleopatra

7

CAPÍTULO II

Campaña de Alejandro en la India

18

CAPÍTULO III

Primer encuentro con Ashru

23

CAPÍTULO IV

Segundo encuentro con Ashru

30

CAPÍTULO V

La Nada

33

CAPÍTULO VI

Natasha Demirova

41

CAPÍTULO VII

El Secreto de Aornos

42

CAPÍTULO VIII

La divinidad de Alejandro

55

CAPÍTULO IX

ABYDOS

59

CAPÍTULO X

La espera

64

CAPÍTULO XI

El dios RA

68

CAPÍTULO XII

OSIRIS

73

CAPÍTULO XIII

Los tres misterios de OSIRIS

79

CAPÍTULO XIV

El Canon Real de Turín

82

CAPÍTULO XV

Los símbolos en el Osirión

89

CAPÍTULO XVI

El primer hallazgo

93

CAPÍTULO XVII

Natalia y el Arcón

98

CAPÍTULO XVIII

El Nombre sin pronunciación

101

CAPÍTULO XIX

La Cena

111

CAPÍTULO XX

La Confrontación

113

CAPÍTULO XXI

La Geometría del Nombre

117

CAPÍTULO XXII

El asedio ruso

133

CAPÍTULO XXIII

La Diosa Madre

137

CAPÍTULO XXIV

El Poder del Nombre Mashiaj

150

CAPÍTULO XXV

El escape de Libia

157


CAPÍTULO XXVI

La Piedra de Magdala

161

CAPITULO XXVII

Destino

164

CAPÍTULO XXVIII

Los muros del Templo

168

CAPÍTULO XXIX

El número π

172

CAPÍTULO XXX

El encuentro en Jerusalén

190

CAPÍTULO XXXI

Sophía Alexandra

192

CAPÍTULO XXXII

El Dije

195

CAPÍTULO XXXIII

ASHERÁH

198

CAPÍTULO XXXIV

Lo oculto en Babilonia

205

CAPÍTULO XXXV

El arcón de la Vida

211

CAPÍTULO XXXVI

El ADN de la Realidad

214

CAPÍTULO XXXVII

Entrelazamiento

224

CAPÍTULO XXXVIII

El plan

227

CAPÍTULO XXXIX

Una nueva realidad

230

CAPÍTULO XL

Leyendas

235

EPÍLOGO

240


PRÓLOGO

La historia se desarrolla en torno a ciertos escritos desconocidos y perdidos del Rey Alejandro Magno, estos contienen indicaciones dadas a su General Ptolomeo para ocultar tres extraños objetos que su ejército habría encontrado y retirado de una misteriosa ciudad muy antigua, tanto que su arquitectura no se asemejaba a nada que hubieran visto antes en ninguna de las ciudades que habían conquistado. La ciudad se hallaba cerca de la cordillera del Tibet. A lo largo de los diferentes capítulos van apareciendo los personajes que darán forma, colorido, mensaje y realismo a la historia. La trama se desarrolla a través de una serie de indicios, no siempre evidentes, que llevan a los protagonistas a descifrar en qué lugares fueron escondidos esos extraños y poderosos objetos a los que Alejandro se refería como arcones. Con cada hallazgo los personajes van descubriendo algo sobre ellos mismos, hasta que al final entienden que la realidad cambia solo si el interior de cada ser se transforma alcanzando el verdadero estado de amor perfecto o sebyana. Al igual que fuera el sueño de Alejandro de unir naciones, en la narrativa se exploran Escrituras Sagradas de diferentes pueblos mostrando que, en última instancia, todas conducen a un mismo conocimiento que trasciende a las religiones. Cuando los protagonistas entienden y experimentan el poder oculto en los tres arcones, la realidad se reestablece conforme a la transformación interior que cada uno sufrió en el camino por descifrar los secretos que encerraba cada arcón. La narrativa es ligera, amena y muy interesante. Es un viaje en el que se revelan secretos ancestrales. Al término del último capítulo no dudo que más de un lector se preguntará en silencio ¿acaso lo que narra el autor es cierto?, ¿verdaderamente ocurrió? Para quienes no han leído mis publicaciones de corte científico en las que llevo a cabo investigaciones basándome en experimentos que recientemente se han


llevado a cago en diferentes universidades en el ámbito de la neurociencia y de la física cuántica, relacionando los resultados obtenidos con verdades ocultas en escritos cabalísticos, en los Vedas, en las enseñanzas Budistas, en las tradiciones de los antiguos pueblos de América del Norte, en la cultura Celta, en la mitologías Egipcia, Griega y Sumeria y con la Geometría Sagrada, no dudaran que es una amena novela de ficción. Quienes conocen mi obra, dirán ¡claro que es posible!, pero para aquellos que han estudiado mis publicaciones, que las han desmenuzado y han llevado al terreno de la experiencia los principios que se enuncian y la manera expuesta de cómo ser parte del universo a través de ellos, se percatarán sin lugar a dudas de que mucho de lo escrito en las subsecuentes páginas es verdad.


CAPÍTULO I

En noviembre de 1996 el arqueólogo y buzo francés Frank Goddio después de realizar alrededor de 1000 inmersiones en las costas de Alejandría, observó en las turbias aguas de la isla de Antirrodos restos de grandes avenidas flanqueadas de columnas y bloques de granito, muros de templos, y diversas formas de arquitectura milenaria que, de acuerdo a los estudios de Strabon, se ajustarían a las más antiguas descripciones del arte que rodeó a Cleopatra. Goddio declaró: “a lo largo de cinco o seis metros hacia el fondo encontramos numerosas columnas, estatuas, capiteles, enormes bloques de piedra, ánforas, esfinges, muelles y restos de zonas pavimentadas. Todas las piezas arqueológicas descubiertas pertenecen a la época de la dinastía Ptoloméica”. Fue así que el legendario palacio de Cleopatra, después de permanecer alrededor de 1600 años bajo el mar, debido a desastres naturales como terremotos y muy posiblemente un devastador tsunami volvió a mostrar sus tesoros, secretos y esplendor. Cleopatra VII cuyo nombre completo era Cleopatra Filopátor Nea Thea reinó del año 51 al 30 a.e.c., fue la última reina del antiguo Egipto, perteneció a la dinastía ptoloméica fundada por Ptolomeo I Sóter quien fuera uno de los generales de Alejandro Magno. En la década de los noventas un joven arqueólogo egipcio cuyo nombre era Asim Chisise notó algo interesante en la manera en la que se representaban, como hijos de Ra (Sa-Ra), los nombres de Alejandro Magno y Cleopatra VII. En ambos había una esfinge, la cual significa “imagen viviente” o “estatua viviente”, así como una especie de rombo alargado, cuyo significado es boca, además de otros pictogramas.


ḳ l w p t r (Qleupater) Cleopatra

ˁ l k s i n d r s (Aleksanders) Alejandro

En agosto del año 1998 Amir decide bucear clandestinamente en las ruinas del Palacio de Cleopatra para buscar la boca de la esfinge. Siguiendo su corazonada de que algo que relacionaría a Alejandro con Cleopatra debería estar oculto en una de las esfinges, inicio el descenso. Desde luego no contaba con un gran equipo pero si con una férrea determinación. No sabía que encontraría, pero su intuición le decía que era algo muy importante, tanto que valía la pena arriesgar su libertad y su incipiente carrera en el ámbito académico. Como siempre el agua estaba muy turbia dificultando en gran medida la visibilidad, estuvo por espacio de 40 minutos pero no encontró nada. Así transcurrieron 8 meses de zambullidas clandestinas hasta que un día de abril, cuando estaba a punto de darse por vencido los efectos de una fuerte tormenta habían removido algo de arena en el fondo y alcanzó a ver en la base de una de las esfinges el pictograma de boca (rombo alargado).


Desde luego no podía sacar la esfinge y tampoco disponía de tiempo para descubrir cuál era el secreto que escondía aquella “imagen viviente”. Entre la excitación y la frustración subió a la superficie y como siempre salió del mar como fantasma, para que nadie notara su atrevida incursión. Ahora sabía que su corazonada era cierta, si la esfinge con la boca se encontraba en el palacio de Cleopatra, algo debería esconder, un importante secreto que dataría de los días del mismo Alejandro y que sin duda habría confiado a su querido general Ptolomeo. Cuando llego a su casa Amir seguía recordando la imagen de la esfinge y sobre todo el símbolo de la boca en su base, de pronto comprendió, la boca representaba una cámara secreta debajo de la esfinge, pero ¿cómo podría acceder a ella? Lo primero de lo que se percató fue que no podría hacerlo solo, así que fue con su amiga y colega la egiptóloga Amunet Maat. Después de ponerla al día con lo ocurrido en los últimos meses Amunet en un principio reaccionó con gran escepticismo por lo que Amir la invitó a bucear para que viera la esfinge con el símbolo de la cámara secreta por sí misma. Y así lo hicieron, juntos bucearon y llegaron a la ubicación que buscaban, la esfinge estaba muy deformada por la continua corrosión causada por el mar, casi no podían distinguirse sus facciones, solo el cuerpo de león y la “boca” en la base. En esta ocasión no intentaron acceder a la supuesta cámara en la base de la esfinge, pues estaba parcialmente cubierta por la arena del fondo del mar, así que se retiraron y una vez en la oficina de Amunet juntos comenzaron a planear la forma de acceder a la cámara. Como reconocida egiptóloga Amunet tenía acceso a permisos para explorar regiones arqueológicas, por lo que deciden dejar la clandestinidad y realizar los trámites necesarios con las autoridades egipcias para bucear en las ruinas del palacio de Cleopatra. Con el equipo adecuado, en enero de 1999 realizaron una inmersión, pero no encontraron ningún tipo de acceso o cámara en la esfinge, con gran decepción


abandonaron el palacio y regresaron a la oficina de Amunet, reportando lo sucedido a las autoridades egipcias, quienes dieron por terminado el proyecto, cerrando así el expediente. Esto decepcionó a Amir, sin embargo era un joven muy obstinado y ni por un momento pensó en darse por vencido. Sabía que el hecho de que la esfinge con el símbolo de la boca se encontrara en el palacio de Cleopatra, tal como él lo había intuido de ambos nombres, es decir, de ella y Alejandro no podía ser una simple casualidad. Amir decidió volver a la clandestinidad y realizo una nueva inmersión, él estaba seguro que habían pasado algo por alto así que comenzó a inspeccionar minuciosamente cada palmo de la esfinge y su base, tomó fotografías con cámara de alta resolución y cuando las reveló notó símbolos que no habían visto antes por la erosión.

Aunque eran muy pequeños cuando agrandó la imagen notó que correspondían al nombre Jufu o Keops. De pronto se percató que la esfinge con la cámara secreta no era la que se encontraba en el Palacio de Cleopatra, sino que, esa esfinge hacía referencia a la Esfinge de Gizeh. Debido a lo ocurrido 2 meses atrás no se sentía bien con la idea de comentarle su hallazgo a su amiga Amunet, pero por otro lado, no había forma de acceder a la cámara secreta de la Esfinge sin su apoyo. Armándose de valor Amir le comentó lo ocurrido enseñándole las fotografías a su amiga, ella quedo impresionada.


A pesar de la importancia del hallazgo Amunet no mostró gran entusiasmo pues sabía perfectamente que no hay permisos para explorar las cámaras secretas debajo de la esfinge de Gizeh. Sin embargo si se percató de algo interesante, de acuerdo a sus estudios no había indicio alguno que mostrara que en la época de Cleopatra se supiera o conociera la ubicación de las cámaras subterráneas de la Esfinge, por lo que la inscripción del nombre de Jufu no podría hacer alusión a la Esfinge de Gizeh. Así que juntos intentaron encontrar un significado alterno al hecho de que tal inscripción se encontrará en la base de la esfinge del palacio. Acto seguido Amunet sacó un mapa de Alejandría con la ubicación del palacio de Cleopatra y lo puso sobre la mesa de trabajo, luego sobrepuso un mapa de la planicie de Gizeh para determinar qué punto correspondía a la ubicación relativa de la pirámide de Jufu o Keops respecto a la Esfinge en el mapa de Alejandría.

Esfinge

Faro de Alejandría Palacio de Cleopatra

Pirámide de Keops

“¡Mira Amir!, al sobreponer los mapas haciendo coincidir la ubicación del palacio con la ubicación de la esfinge, la pirámide de Jufu o Keops coincide con la posición del Faro de Alejandría”.


“La cámara secreta que buscas no está en ninguna de las esfinges sino en lo que fue el faro de Alejandría”. Amir dirigiéndose a Amunet le dice: “¿lo que sugieres es que busquemos en los restos del Faro, es decir, en la actual fortaleza de Quatibay?”. Amunet le respondió “Así es Amir, eso es justamente lo que propongo”. “¿Acaso tienes la menor idea de la titánica empresa que esto significa?, sin algún indicio o pista adicional sería como buscar una aguja en un pajar, y quizá peor”. “Al menos no tendremos que buscar en la fortaleza, sino solo en la base sobre la cual fue construida así como en los restos sumergidos del Faro”, comentó Amunet. Entonces Amir, se quedó pensativo por unos minutos y dijo: “tienes razón la cámara secreta debe estar en la base o incluso en los cimientos del Faro, podríamos iniciar la búsqueda con equipo de ultrasonido y cámaras térmicas, y veamos que sucede”.

Fortaleza Quatibay Una vez que consiguieron el equipo ambos fueron a la fortaleza Quatibay y con un grupo conformado por 20 estudiantes se dieron a la tarea de buscar alguna cámara secreta usando ultrasonido y lecturas de calor. Tres meses después a mediados de marzo del 2000 uno de los estudiantes de origen árabe cuyo nombre era Anuar descubrió con la cámara térmica algo que podía ser una pequeña cámara de 1 m³ de volumen. Afortunadamente no estaba


muy alejada de la superficie por lo que solicitaron permiso para escavar, mismo que les fue concedido. Al iniciar los trabajos de excavación el grupo estaba muy nervioso, había gran expectación en el ambiente, nadie sabía a ciencia cierta que esperar, ¿Qué encontrarían?, ¿habría valido la pena todos esos meses de arduo trabajo?, o ¿simplemente sería una cámara vacía que se había formado a consecuencia de alguno de los terremotos que destruyeron el Faro? Así pasó una semana, y por fin el equipo de perforación llego a la cámara, Amir y Amunet se apresuraron a ponerse las máscaras de oxígeno para poder entrar a la cámara, además por lo pequeño de la misma no podrían entrar juntos, así que Amir entró primero llevando una potente lámpara. Lo primero que noto fue que era perfectamente cúbica, por lo que no podía ser el resultado de antiguos derrumbes, además estaba tallada en su interior, y lo más extraordinario, había una especie de pedestal sobre la que se encontraba una caja dorada. Antes de retirarla Amir salió para que Amunet pudiera entrar, ver y fotografiar la caja en el estado en que había sido hallada. Hecho esto Amir vuelve a entrar una vez que Amunet sale y retira la caja dorada, ya a plena luz ven la cara de Alejandro Magno tallada en la cubierta superior y una inscripción en jeroglíficos egipcios que podía traducirse como “Alejandro hijo de Amón”. Inmediatamente trasladaron la caja al Instituto de Investigaciones Arqueológicas donde trabajaba Amunet, al llegar la expectación estaba en su máximo, el nerviosismo aceleraba los corazones de todos los presentes en el momento en que con el máximo cuidado y bajo las más estrictas normas de seguridad se procedía a abrirla, pasaron algunos minutos hasta que por fin la tapa cedió y la caja revelo el contenido, lo gratificante fue que no estaba vacío, pero el contenido era tan intrigante como la manera en la que habían llegado a él. En el interior sólo había un dije de oro con la imagen de un león rugiente.


Parecía otro callejón sin salida, ¿por qué tantas molestias para ocultar un “simple” dije?, se preguntaban Amir y Amunet. De pronto el estudiante que había hallado la cámara hizo una interesante observación: “Considero que deberíamos tomar muy en cuenta para comprender el porqué del dije en la caja, la inscripción que está en su cubierta, es decir, Alejandro hijo de Amón”. Amunet como experta en egiptología de inmediato asocia la frase con el oráculo de Amón el cual se ubicaba en la antigua ciudad de Siwah, y de pronto le asalta una idea. “Rápido permítanme la cubierta de la caja”. La mira y observa que la inscripción está a la izquierda de la imagen de Alejandro, luego le dice a Amir, “muéstrame la fotografía de la posición en la que se encontraba el dije dentro de la caja”. Inmediatamente nota que el león está mirando hacia Siwah. “Amir”, dice Amunet, “debemos ir a Siwah, seguramente ahí habrá respuestas o al menos más indicios”. En el 2001 Amir, Amunet y Anuar inician su viaje hacia Siwah, y aunque aún no saben que deberán buscar, y mucho menos que encontraran parten con la firme convicción de que las respuestas que tanto anhelan los están esperando en aquella mística ciudad. Cuando llegaron al pueblito de Aghurmi en el Oasis de Siwah después de buscar un lugar para hospedaje fueron a visitar el templo dedicado a Amon, con la esperanza de encontrar algún grabado en sus muros, paredes o columnas que se pareciera al dije del León.


Templo dedicado al dios Amón en el Oasis de Siwah Pasaron varios días buscando, pero no encontraron nada, así que decidieron cambiar la estrategia y comenzaron a preguntar a los lugareños si aún vivía alguien que fuera descendiente de aquellas sacerdotisas o conociera los misterios del viejo oráculo. Como en toda comunidad sus recelosos habitantes temiendo no conocer las verdaderas intenciones de Amir y sus colegas, eran muy cautos y parcos con las respuestas que daban a las preguntas que les formulaban. Estando así las cosas, cierto día Anuar salió a caminar y como buen joven no puso demasiado cuidado en la ruta que había seguido al salir de la casa de huéspedes y literalmente se perdió. Confiando en su buen sentido de orientación simplemente siguió caminando y sin percatarse de pronto se encontró en uno de los barrios más antiguos del lugar, ahí conoció a una amable anciana llamada Ashru. Ella había notado que el joven no era de la región y se había dirigido a él para ofrecerle un poco de agua, pues se vía sediento y cansado.


Asru lo miró fijamente mientras él bebía el agua y le dijo: “Ve por tus amigos hoy encontrarán las respuestas que han venido a buscar. Sigue el camino que voy a trazarte en este pedazo de papel para que puedas regresar sin perderte. ¡Ande ve!, que aquí los estaré esperando”. Anuar termino su bebida vio el mapa y de inmediato salió en busco de sus amigos. Al llegar a la casa de huéspedes le faltaba el aliento por haber corrido tan rápido, pero una vez repuesto les contó a Amir y a Amunet lo que había ocurrido y de inmediato salieron en busca de la anciana Ashru. Caminaron por unos 20 minutos en los que la ansiedad los consumía a cada paso que daban, Amir llevaba consigo el dije del León que encontraron en Alejandría. Por fin al final de una estrecha vereda se alcanzaba a ver una humilde vivienda y ahí, sentada a las afueras de la casa una anciana de mirada profunda y aspecto místico. Al verlos venir les dijo: “Vamos acérquense realmente los he estado esperando”. Los tres se sentaron en un medio círculo frente a Ashru, entonces se dirigió a Amir, “muéstrame lo que has traído contigo”. Amir confundido al principio no está seguro acerca de lo que la anciana quiso decir con tal comentario, pero ante la mirada firme y sostenida de Ashru, comprendió que se refería al dije con imagen de León, así que lo sacó de la bolsa de su pantalón y lo entregó a Ashru. Ashru lo toma en sus manos lo besa y luego lo coloca en su tercer ojo, lo vuelve a acercar a su boca pronunciando una serie de palabras que no alcanzan a escuchar. Hecho esto devuelve el dije a Amir. Luego Ashru comienza a contar una interesante historia: “yo Ashru soy descendiente de las antiguas sacerdotisas del oráculo de Amón, mi familia ha custodiado por siglos la sabiduría que aún se preserva en este oráculo. Siempre supimos que algún día tres viajeros de otras tierras llegarían por lo que hemos guardado celosamente”. Ashru continuo su relato, “hace muchos siglos el general Ptolomeo por instrucciones directas de Alejandro hijo de Amón y verdadero Faraón de Egipto confió a la


sacerdotisa Anahí unos papiros escritos por el mismo Alejandro. Se nos dijo que no serían descifrados hasta que el gemelo del León de Pella llegara a reclamarlos”. Terminado su relato se levantó y se dirigió a la parte trasera de su vivienda, minutos después regreso con un cilindro para portar papiros de metal en el cual estaba grabada la imagen del gemelo del León que Amir tenía.

Asru se dirigió a ellos y conforme hacía entrega del cilindro metálico les dijo: “En el interior encontrar los papiros de Alejandro, en ellos están las claves para descubrir el misterio de la vida, y el fundamento secreto de la formación del cosmos. Tres caminos de iniciación, tres revelaciones, misterios que los ancestros conocían como LOS TRES SÍMBOLOS DE LA NADA”.


CAPÍTULO II

En el 326 a. C. Alejandro puso toda su atención en el subcontinente indio e invitó a todos los jefes tribales de la anterior satrapía de Gandhara, al norte de lo que ahora es Pakistán para que se acercaran a él y se sometieran a su autoridad. Āmbhi, rey de Taxila, cuyo reino se extendía desde el Indo hasta el Hidaspes, aceptó someterse, pero los rajás de algunos clanes de las montañas, incluyendo los aspasioi y los assakenoi de la tribu de los kambojas, conocidos en los textos indios como ashvayanas y ashvakayanas (nombres que se refieren a la naturaleza ecuestre de su sociedad, de la raíz sánscrita ashva, que significa ‘caballo’), se negaron a ello.

Alejandro tomó personalmente el mando de su ejército y lo condujo a luchar contra la tribu de los kamboja integrada por hombres valientes, rasgo que hizo difícil aguantar sus acometidas, especialmente en Masaga y Aornos”.

Alejandro se enzarzó en una feroz contienda contra los aspasioi en la que le hirieron en el hombro con un dardo, ganando la batalla y tomado 40 000 de sus hombres prisioneros. Los assakenoi fueron al encuentro de Alejandro con un ejército de 30 000 soldados de caballería, 38 000 de infantería y 30 elefantes, lucharon valientemente y opusieron una tenaz resistencia al invasor en las batallas de las ciudades de Ora, Bazira y Masaga, ciudad esta última cuyo fuerte fue reducido sólo tras varios días de una sangrienta lucha en la que hirieron a Alejandro de gravedad en el tobillo.

Según Quinto Curcio Rufo, “Alejandro no sólo mató a toda la población de Masaga, sino que redujo sus edificios a escombros”. Una matanza similar ocurrió en Ora, otro bastión de los assakenoi.


Mientras

todas

estas

matanzas

ocurrían

en

Masaga

y

Ora,

varios assakenoi huyeron a una alta fortaleza llamada Aornos, pero como sabían que Alejandro había prometido salvar la vida de quienes capitularan, y lejos de eso ejecutó a todos los soldados que aceptaron rendirse, algunos soldados y sus familias que vivían en Aornos intentaron huir hacia la cordillera del Himalaya, pero Alejandro ya había dado la orden de no dejar un solo habitante de Aornos con vida, así que un grupo de la caballería de su ejército comandado por Ptolomeo Sóter siguió a estos desertores y los embosco camino a Pamir, donde fueron literalmente masacrados.

Para el regreso a la región de Aornos, Ptolomeo decidió no utilizar la misma ruta que habían recorrido, así que tomó un camino más al oriente, alejándose de la cordillera del Himalaya, después de un día de camino decidieron acampar, al día siguiente, y antes de reanudar la marcha, Ptolomeo envío un grupo pequeño de exploradores para asegurarse que no hubiera peligro de emboscadas, pues la selva era densa en la región donde habían pasado la noche.


Después de un cierto tiempo los soldados de avanzada regresaron y solicitaron a Ptolomeo que formara un pequeño grupo de avance ya que habían encontrado algo que consideraban era importante que viera.

Ptolomeo deja encargado del grueso de su ejército a Anfímaco y se apresura a dirigirse al lugar que sus soldados le indican. Después del equivalente a 2 horas de camino llegaron a un lugar donde podían verse antiguas ruinas de una cultura desaparecida.

Había una serie de montículos circulares cubiertos casi en su totalidad por la selva, Ptolomeo y cinco de sus hombres desmontaron y se dirigieron a pie hacia aquellas extrañas construcciones para verlas más de cerca. Los que estuvieron con Ptolomeo aquel día, luego contarían a sus nietos que el lugar emitía una extraña luz de tono verde pero solo casi a nivel del suelo, como si fuera una bruma que no se despegara de la tierra. Continuaron avanzando pues había muchas construcciones del mismo tipo, de pronto se toparon con una gran piedra con una serie de inscripciones en una lengua totalmente desconocida para ellos.

Ptolomeo inmerso en un sentimiento que estremecía su cuerpo a pesar de ser un valiente general, no estaba seguro si debería avanzar al interior de aquellas extrañas construcciones, dado que parecían poseer una especie de entrada, la cual tenía escalones hacia el interior.

Dejando a dos vigías apostados al exterior de la estructura entró acompañado de tres de sus hombres. Prendiendo antorchas comenzaron el descenso, al principio solo era una especie de túnel pero al final había una cámara redonda y en el centro tres especies de arcones de piedra. En la parte superior cada una tenía un símbolo grande grabado junto con otros más pequeños. Al levantar las piedras que cubrían cada uno de los arcones, encontraron algo que aún hoy es un misterio.


Al salir Ptolomeo ordenó a dos de sus hombres fueran con Anfímaco para que trajera el resto del ejército. Pocas horas después llegó el resto del ejército, Ptolomeo ordeno que acamparan en el lugar.

Al día siguiente organizó expediciones al interior del resto de las construcciones, se dice que encontraron un sinfín de objetos, al igual que un conjunto de tablas de cristal con extrañas inscripciones talladas en cada una de ellas.

Dada la importancia del hallazgo Ptolomeo dibujó sobre un papiro la apariencia de las construcciones así como la manera en la que las habían encontrado. También identificó el sitio en un mapa codificando su ubicación.

Se cuenta que se llevaron los tres arcones, los objetos y las tablas que encontraron. Días después se reunieron con el grueso del ejército comandado por Alejandro en el río Hífasis.

Cerca del río Ganges estaba el poderoso Imperio de Magadha gobernado por la dinastía Nanda. Temiendo la perspectiva de tener que enfrentarse con otro gran ejército indio y cansados por una larga campaña, el ejército macedonio se amotinó en el río Hífasis negándose a seguir hacia el Este.

Alejandro, tras reunirse con su oficial Coeno, se convenció de que era mejor regresar. Alejandro no tuvo más remedio que dirigirse al sur. Por el camino su ejército se topó con los malios. Los malios eran las tribus más aguerridas del sur de Asia por aquellos tiempos. El ejército de Alejandro desafió a los malios, y la batalla los condujo hasta la ciudadela malia. Durante el asalto, el propio Alejandro fue herido gravemente por una flecha malia en el pulmón. Sus soldados, creyendo que


el rey estaba muerto, tomaron la ciudadela y descargaron su furia contra los malios que se habían refugiado en ella, llevando a cabo una masacre, y no perdonaron la vida a ningún hombre, mujer o niño. A pesar de ello y gracias al esfuerzo de su cirujano, Critodemo de Cos, Alejandro sobrevivió a esa herida. Después de esto, los malios supervivientes se rindieron ante las fuerzas macedónicas, y éstas pudieron continuar su marcha. Alejandro envió a la mayor parte de sus efectivos a Carmania (al sur del actual Irán) bajo el mando del general Crátero, y ordenó montar una flota para explorar el golfo Pérsico bajo el mando de su almirante Nearco, mientras que él conduciría al resto del ejército de vuelta a Persia por la ruta del sur a través del desierto de Gedrosia (ahora parte del sur de Irán y de Makrán, en Pakistán).

Se dice que Alejandro dividió en tres los objetos traídos por Ptolomeo de la región cercana a Aornos. El llevó un arcón junto con objetos y una tercera parte de las tablas de cristal, otro arcón lo confió a Crátero con los objetos y tablas de cristal correspondientes, y el último grupo fue asignado a Nearco.

De esto no existe testimonio escrito que avale tan fantástico relato, o al menos no que se conozca, y por lo mismo nadie sabe al día de hoy si los arcones existieron y si así fue, donde se encuentran junto con las tablas y demás objetos.

Sin embargo dentro del ámbito del mito y la leyenda se cuenta que el mismo Alejandro envió a Ptolomeo varios papiros dentro de un cilindro de metal con la imagen del León gemelo de Pella la ubicación de los tres arcones, los objetos y las tablas de cristal, junto con las indicaciones de lo que debería hacer con ellos.

El 13 de junio del 323 a.c. murió Alejandro en Babilonia dentro del palacio de Nabucodonosor II. A su muerte el general Ptolomeo Sóter fundó la dinastía Ptoloméica en Egipto.


CAPÍTULO III

Al recibir el cilindro con los papiros de Alejandro, Amir, Amunet y Anuar se alejaron de la vivienda de Ashru. Al verlos partir Ashru dijo para sí: “Hoy ha dado inicio el cumplimiento del oráculo”.

De regreso a la casa de huéspedes, con el mayor cuidado posible, Amunet abre el cilindro y extrae varios papiros enrollados unos dentro de los otros. Los extiende con gran cuidado y desde luego ven que están escritos en griego, y aunque su estado de conservación es bastante bueno, hay lugares en los que no se distingue claramente la escritura.

Al discutir la situación Amir y Amunet deciden fotografiar los papiros, pues a pesar de ser arqueólogos no podían leer griego y menos de la época de Alejandro. Además al no tener la capacidad de conocer el contenido de esos papiros creyeron que sería peligroso llevarlos a manos de personas que tal vez no harían el mejor uso de lo escrito en aquellos documentos, optaron por devolverlos a Asru. Si su familia los había custodiado por más de 2000 años, bien podían seguir protegiéndolos por un poco más de tiempo.

En lo que Amir y Amunet llevan el cilindro con los papiros de vuelta con Asru, Anuar se queda en la casa de huéspedes tratando de descifrar en la medida de lo posible el contenido de algunas partes que copio de los papiros.

Cuando llegan con Ashru le comentan la razón por la cual han decidido devolver el cilindro y su valioso contenido. Ashru se muestra complacida y concordante con la decisión. Recibe el cilindro y les desea un buen viaje, besa a ambos en la frente (tercer ojo) y les agradece el haberla encontrado.


De regreso en Alejandría llevan a revelar las fotografías con un amigo al cual no le hacen mayores comentarios, imprimiendo solo una copia de las mismas.

Dado que Anuar tenia ciertos conocimientos de Griego se enfocó a realizar estudios del lenguaje usado en la época de Alejandro con el propósito de llevar a cabo la traducción o al menos poder tener una idea general del contenido de los papiros sin involucrar a nadie más.

Dos semanas después de haber regresado a Alejandría, Amir y Amunet mueren en un trágico accidente de tránsito, quedando en posesión de Anuar la única copia impresa de las fotografías tomadas a los papiros de Alejandro. Desgraciadamente el rollo original estaba en posesión de Amunet y jamás le comento a Anuar donde se encontraba, así es que, para efectos prácticos estaba perdido.

Bajo tales circunstancias Anuar decidió no comentar ni mostrar las fotografías a ningún colega o investigador, pensó que si se esforzaba, con el tiempo lograría realizar una traducción, sino precisa, por lo menos aceptable de los papiros.

Los años comenzaron a transcurrir y con ellos el interés por su contenido se fue enfriando, hasta que una tarde de mayo del 2014, Anuar estaba en el internet cuando encontró la página de una distinguida Arqueóloga investigadora especialista en el periodo Alejandrino. Ella no solo publicaba comentarios sobre la vida y obra de Alejandro, sino también, tenía un enlace a la página de su esposo quien era investigador en el área de física cuántica, él había publicado una gran cantidad de artículos sobre el tema de la realidad, la mística cuántica, las posibilidades de la conciencia, etc. Esto le causo una buena impresión, pues al menos parecían personas comprometidas con la verdad y que difícilmente se atreverían a hacer mal uso de los secretos ocultos en los pergaminos, si es que había alguno.


Después de seguir sus publicaciones por espacio de dos meses por fin se decidió a contactarlos. Ambos eran ingleses y juntos habían viajado por varios lugares que en sus días formaron parte del imperio de Alejandro.

Al principio Anuar no sabía qué les iba a decir para atraer su atención pero sin revelarles demasiado. Por fin se decidió y envió a través del Facebook una solicitud de amistad a ambos. Los dos respondieron, tanto Alexander como Leslie aceptando la solicitud. Pasados tres días, Anuar le envió a Leslie un mensaje en oculto: “Dra. Hawk tengo en mi poder fotografías de antiguos escritos de la época de Alejandro que me gustaría me diera su opinión acerca de su autenticidad”. Sin duda el mensaje despertó la curiosidad de Leslie, y de inmediato lo contesto: “Desde luego estoy en la mejor disposición de analizar las fotografías que me comenta, le envío la dirección de mi correo electrónico para que me mande el material”.

Al día siguiente la Dra. Hawk recibió la fotografía en su correo y aunque estaba algo fuera de foco y era difícil llevar a cabo su traducción, sí se alcanzaba a distinguir lo suficiente como para dictaminar que sin duda se trataba de un escrito de la época de Alejandro.

Entusiasmada le envía un nuevo mensaje a Anuar para comunicarle su opinión positiva acerca de la fotografía, así como su imposibilidad de traducirla por la mala calidad de la fotografía o del revelado.

Es entonces que después de 14 años de mantener en secreto las fotografías, Anuar guiado por el sentimiento de confianza que le inspiran los Doctores Hawk toma la decisión de invitarlos a Alejandría para que miren de primera mano el resto de las fotografías y pensó: “quizá hasta podría llevarlos a Siwah con Asru y ver si aún vive”.


En octubre del 2014 los Doctores Alexander y Leslie Hawk fueron recibidos en el aeropuerto internacional de Alejandra por el ahora Doctor Anuar Hakme egiptólogo y reconocido académico de la Universidad del Cairo. Su encuentro fue bastante cordial, quizá rayando en lo efusivo, la pareja estaba feliz de conocerlo, al igual que él a ellos.

Anuar llevó a Leslie y a Alexander a su hotel, luego paso por ellos para llevarlos a cenar, durante el tiempo de la cena no tocaron el tema de las fotografías, hablaron un poco acerca de la vida de cada uno, de sus aportaciones al ámbito académico, de sus áreas de interés y de sus actuales investigaciones. Aunque Anuar no era casado iba acompañado de su novia, joven simpática y muy culta que cautivo la atención de Alexander y Leslie.

Al día siguiente Anuar invita al matrimonio a su oficina en la ciudad de Alejandría, ahí les muestra el resto de las fotografías, Leslie estaba más que entusiasmada, realmente eran escritos auténticos de la época de Alejandro, aunque Anuar no les había dicho que, según la leyenda, fueron escritos por la mano del propio Alejandro.

De inmediato Anuar le asigna una oficina a Leslie para que trabaje en la traducción, mientras él y Alexander conversan sobre diversos temas de mutuo interés.

A pesar de la poca definición de las fotografías Leslie logra descifrar algo: “acerca de los tres arcones…… Crátero y Nearco …… cristales……. Himalaya…….. protege………secreto………..en el misterio….”

Después de varias horas, las cuales se pasaron como “agua”, Leslie sale de la oficina y se dirige a Anuar y a Alexander mostrándoles lo poco que pudo descifrar. Por lo que le pregunta a Anuar, ¿tú sabes algo más acerca de esto?, ¿tienes alguna


idea de lo que significa? Al ver la curiosidad y la sinceridad en la mirada de Leslie y de Alexander, se atreve a lo impensable, “tal vez yo no tenga mucha idea al respecto, pero conozco alguien que sí sabe mucho de lo concerniente al contenido de esos escritos. Leslie, Alexander prepárense para viajar, mañana salimos rumbo al pueblito de Aghurmi ubicado en el oasis de Siwah”.

Después de varias horas de viaje al fin llegaron a Siwah, como aún existía la casa de huéspedes en la que 14 años atrás se había hospedado con sus colegas y amigos Amir y Amunet, decidió que en reconocimiento a la labor de ambos, hospedarse ahí sería una manera de honrar su memoria.

Una vez hospedados caminaron por las angostas callecitas y veredas del pueblito hasta llegar a la vivienda de Ashru, como el pueblito a pesar del paso del tiempo prácticamente no había cambiado, no le fue difícil encontrar la casa.

Anuar no estaba seguro de que Ashru aún viviera, pues de ser así debería tener más de 80 años. Al llegar a la casa vieron a una mujer de unos 50 años en el patio exterior, de inmediato Anuar le preguntó por Ashru, y ella contesto “es mi abuela”, y ¿podemos verla?, replico Anuar, “desde luego” dijo la mujer, permítanme un momento.

Un hombre de edad madura les acercó sillas para que no tuvieran que esperar de pie. Al fin del interior de la vivienda la silueta de una anciana apoyada en un bastón fue tomando forma al dejar la oscuridad para salir a la luz. Aunque había envejecido, Anuar reconoció sin lugar a dudas a Ashru.

La nieta de Ashru la tomó del brazo y la ayudó a sentarse.


Una vez en la silla, Ashru antes de saludarlos o preguntarles cualquier cosa solo dijo: “no serían descifrados hasta que el gemelo del León de Pella llegue a reclamarlos”.

Anuar tenía una vaga idea de lo que significaba aquella frase, pero Alexander y Leslie, estaban visiblemente desconcertados.

Entonces Ashru comenzó a hablar: “hace algunos años viniste acompañado de un hombre y una mujer, el hombre me mostró el dije del León gemelo de Pella, por lo que les entregue el cilindro con los papiros que luego devolvieron. Estoy segura que has regresado porqué aún no has descifrado lo escrito en ellos”.

“Además solo tú eras extranjero por lo que en aquella ocasión el oráculo no se había cumplido ya que habla de tres extranjeros, por lo que ahora se ha cumplido”

“En cuanto al gemelo del León de Pella, bueno es otro asunto, el oráculo habla del gemelo del León de Pella, no del dije con la imagen del león gemelo. Se trata de una persona”.

Apenas había terminado la frase cuando le pide a su nieta que se acerque y la ayude a levantarse, Ashru camina hacia Alexander y le indica que se ponga de pie, “tú eres el gemelo del León de Pella, tu eres Alejandro. Yo soy Ashru la antigua Anahí, hace más de 2000 mil años te declaré hijo de Amón. Ahora el oráculo se ha cumplido y te entrego lo que es tuyo”. Y así le entrega el cilindro con los papiros.

Alexander no alcanza a asimilar lo que está ocurriendo, reconoce que tanto el cómo su esposa Leslie siempre habían tenido un gran interés por conocer más acerca de


la vida de Alejandro de Macedonia, pero de ahí a que el tuviera un vínculo tan fuerte como para haber nacido con el poder y el espíritu de Alejandro, era otra cosa. Ashru lo contempla por un largo rato y le dice “tu apariencia cambió pero tu penetrante mirada es la misma. Ahora puedo viajar a la eternidad, pues el oráculo se ha cumplido”.

Ni Leslie ni Anuar salían de su asombro cuando algo hizo que Anuar reaccionara y antes de que Ashru se retirara le preguntó, ¿qué sabes de los tres símbolos de la nada que mencionaste hace 14 años?

Ashru le respondió “lo importante no es lo que yo sé, lo que realmente importará será lo que ustedes podrán saber, solo déjense llevar por el sendero místico de cada símbolo, así como yo los encontré aunque no los buscaba, igual será con los tres símbolos, porque aquello que crees buscar es lo que de hecho ya te ha encontrado”.

Leslie tomó cariñosamente la mano de Ashru y sin decir palabra alguna, con una tierna mirada le dijo “gracias”.

Ashru llena de paz se despidió besando a todos en la frente (el tercero ojo). Esa fue la primer y última vez que Leslie y Alexander vieron a Ashru.


CAPÍTULO IV

De regreso a la casa de huéspedes Alexander iba muy callado y pensativo. Leslie y Anuar comentaban lo sucedido, sobre todo aquello que se refería a lo que Ashru había denominado “los tres Símbolos de la Nada”.

Leslie estaba ansiosa por regresar a Alejandría para trabajar en el Instituto de Investigaciones Arqueológicas junto con Anuar y comenzar la traducción de los escritos de Alejandro.

Una vez en la casa de huéspedes Anuar se fue a su habitación para tomar un baño, en tanto Alexander y Leslie bajaron al comedor y juntos salieron hacia el Oráculo de Amón. En el trayecto Alexander, visiblemente confundido y profundamente afectado por la revelación acerca de él que Ashru le había hecho tomó la mano de Leslie y viéndola a los ojos, le dice: “tú eres la persona que más conoce acerca de Alejandro, ¿qué piensas acerca de lo dicho por Ashru sobre mí?”. Leslie lo ve a los ojos, guarda silencio por unos segundos y le responde: “Tienes razón, no hay nadie que te conozca más que yo”.

Alexander lejos de tranquilizar su alma, quedó aún más desconcertado con la respuesta de Leslie, sin embargo, siguieron su camino hacia el Oráculo de Amón tomados de la mano.

Por la mente de Alexander pasaban varios pensamientos, recordaba su infancia, los momentos más importantes de su vida buscando algún indicio que lo ligara a Alejandro.


Poco a poco, conforme se iba acercando al Oráculo de Amón iban aflorar recuerdos que habían quedado profundamente guardados en su memoria. Recordó que a los 12 años su madre que era psíquica y podía ver el pasado, presente y futuro solo tocando la mano de las personas le había revelado que antes de su nacimiento ella había tenido un sueño al ver salir la manita de un bebe de la tierra y escuchar una voz que decía “tu hijo va a ser hombre y será un ser muy especial, revelará lo oculto y conquistará los mundos de la mentira abriendo el sendero para los que vienen de la luz”.

Este recuerdo sin duda estremeció a Alexander, también recordó que los hermanos de su padre le habían puesto por sobre nombre “Fili”. Ahora veía claramente que había tres cosas que lo ligaban con Alejandro, su padre Fili-Filipo, su madre ambas “hechiceras”, y una profecía respecto al propósito de su vida.

Al fin llegaron al antiguo Oráculo de Amón y comenzaron a recorrer sus ruinas, Alexander soltó la mano de Leslie y se acercó al punto donde se interpretaba el oráculo, se quedó parado por un rato sin decir nada y toco con su palma izquierda una de las piedras del oráculo, al hacer esto una corriente eléctrica pasó por todo su cuerpo, su visión se nubló y su cuerpo se desplomó perdiendo el sentido.

Leslie corrió hacia él para tratar de reanimarlo, pero durante varios minutos su esfuerzo fue en vano, desesperada pidió la ayuda de los guardianes del lugar, quienes de inmediato corrieron a auxiliarla, pero cuando llegaron Alexander ya había recuperado la conciencia.

El guardia se acercó a Alexander y le preguntó si todo estaba bien, o si requería algún tipo de ayuda especial, pero él dijo que no, que ya todo estaba bien.


En cuanto se retiró el guardia, Leslie le preguntó a Alexander ¿qué te ocurrió, en verdad te sientes bien? Alexander se sentó en una de las piedras y comenzó a relatar su experiencia en tanto Leslie escuchaba muy atenta.

“En cuanto toque la piedra del oráculo me vi rodeado de un grupo de sacerdotes, todos con atavíos propios del antiguo Egipto, uno de ellos, el de mayor edad de inmediato se dirigió a mi tratándome de “hijo”, afirmando que mi padre Amón-Zeus me había otorgado ese título, luego todo se oscureció y nuevamente estaba rodeado de las ruinas del oráculo, fue cuando llegaron tú y el guardia a preguntar si me encontraba bien”.

Interior del Oráculo de Siwah Así las cosas ambos se dirigieron a la salida del Oráculo, Alexander se detuvo a pocos pasos de la entrada, se volvió al Oráculo pronuncio un par de frases que Leslie no alcanzó a escuchar, luego se hincó sobre una de sus rodillas, tomó con su mano izquierda un puñado de tierra lo sostuvo con la mano cerrada y luego la dejo caer entre los dedos lentamente. Se levantó le dio la mano a Leslie y juntos reanudaron el camino hacia el hostal.


CAPÍTULO V

De regreso al hostal Anuar los esperaba impaciente, al verlos llegar sintió una sensación de tranquilidad, ya que no se había podido contactar con ellos en un lapso de tres horas y ya comenzaba a pensar lo peor, sobre todo al recordar el trágico destino de su dos colegas anteriores.

Nuevamente juntos, Anuar destacó la importancia de ponerse en marcha hacia Alejandría lo antes posible para apresurar la traducción de los escritos de Alejandro utilizando el equipo con el que se cuenta en el Instituto de Investigaciones Arqueológicas. Desde luego Leslie estuvo de acuerdo, así que ella y Alexander subieron a su habitación, se dieron un baño, arreglaron sus cosas e iniciaron el camino hacia Alejandría en el vehículo de Anuar.

Una vez en Alejandría, Anuar sugirió guardar en la caja de seguridad del Instituto el cilindro con los papiros de Alejandro y solo sacarlos durante el tiempo de su análisis por él y Leslie.

Como llegaron un sábado por la tarde, el estudio dio inicio la mañana del siguiente lunes.

De inmediato Anuar y Leslie procedieron a realizar las pruebas de carbono 14 para determinar la antigüedad de los papiros, los resultados fueron contundentes, sin lugar a dudas correspondían al periodo de las conquistas de Alejandro. Sin embargo, y con el fin de no dejar lugar a dudas o ambigüedades, procedieron a corroborar los resultados de la prueba mediante un estudio espectroscópico de tinta, un análisis de caligrafía y una comparación gramática de la época.


Para esto recurrieron a un antiguo papiro escrito en griego, en él se muestran las primeras palabras de la obra de Platón “La República”, en la cual se narra un diálogo entre Sócrates y otros personajes. El papiro fue hallado en Oxirrinco, Egipto y data del año 380 a.c.

Al final todas las pruebas resultaron positivas, no había dudas ¡era de la época de Alejandro!, solo faltaba determinar si habían sido o no escritos por él mismo Alejandro, lo cual desde luego no sería fácil.

Al enfocarse en la traducción de los papiros Leslie notó que en la última frase del último papiro se podía leer: “Recuerda que de la conducta de cada uno depende el destino de todos”, frase que se ha adjudicado a Alejandro. Aunque eso no representaba ni por mucho una prueba definitiva de la autoría de los papiros por parte de Alejandro, al menos planteaba la posibilidad de que así fuera.


Terminados los días dedicados a comprobar la autenticidad de los papiros, Leslie y Anuar se sentían bastante satisfechos por los resultados, a pesar de no tener una prueba determinante en cuanto a si habían sido o no escritos por el propio Alejandro.

Decidieron tomar unos días de descanso antes de iniciar propiamente la traducción de los papiros.

En esos días Leslie le manifestó su curiosidad acerca de lo dicho por Ashru en relación a lo que ella llamó “los Tres símbolos de la Nada”.

En esta ocasión se encontraba con ellos Alexander, al escuchar a Leslie hablar sobre la Nada, se dirigió a ambos comentando “como Alejandro no puedo ayudarles, nada recuerdo al respecto, pero como Alexander desde luego que puedo hablarles acerca de lo que es la Nada desde una perspectiva cuántica”. “Por favor instrúyenos al respecto”, comentó Anuar. “Bien comenzare por decirles que la Nada dista mucho de serlo, por el contrario, esta pletórica de sonidos, luz y formas en tal cantidad que casi tocan lo infinito.” “Si escuchásemos una sinfonía no tendríamos problema para identificarla, pero si simultáneamente escucháramos otra y luego otra y así sucesivamente llegaría un momento en que solo podríamos escuchar un único zumbido y con el paso del tiempo, ni siquiera eso seriamos capaces de distinguir, confundiendo tal bullicio de sonido con silencio.” “Lo mismo ocurriría con la luz y con la forma, la totalidad se confundiría con la ausencia en ambos casos.” “Todo cuanto hay en la Nada existe per se, por lo que algo que no existe en la Nada, no existirá jamás.” “La Nada existe, carece de forma pero comprende toda forma posible, es silencio pero contiene todo sonido posible, es oscuridad pero en ella se


encuentra cada luz, es reposo pero es matriz del movimiento, es conciencia viviente no consciente de sí misma descubriéndose desde lo inmutable.” “Esto es el origen y sustrato de todo, es todo y está en todo, cada realidad está en ella y ella es cada realidad.” “La creación no tiene cabida en ella, solo el autodescubrimiento de sí misma.” “Cada nuevo universo, cada nuevo mundo, cada nueva especie no son resultado de creación alguna, pues existen en sí de manera atemporal, sin embargo su percepción implica un nuevo descubrimiento de lo que la Nada es”. Anuar interrumpe para preguntar: “¿Lo que nos quieres decir es que la Nada es lo que las diferentes culturas han llamado <dios>?” “Bueno Anuar, para responder a tan interesante cuestión comenzare por explicar de dónde proviene la palabra dios”. “Dios proviene del vocablo latín deus y este a su vez de una raíz indoeuropea dyeu cuyo significado es “luz diurna”. Así deus terminó por adoptar el significado de -ser de luz-.” “De acuerdo a la raíz de la palabra dios y considerando que se refiere a un ser de luz, y como la Nada no solo es toda luz, sino toda forma y todo sonido, resulta claro que la palabra dios no es adecuada para referirse a ella, es más inconmensurable y menos limitante que aquello que se encierra en el vocablo <dios>”. “Es importante que entiendan muy bien esto,”, pero apenas Alexander iba a continuar con su explicación, la puerta de la oficina de Anuar se abrió después de un breve toque, era Natalia Davidson, novia de Anuar. “Perdón no sabía que estabas ocupado”, dice Natalia. Anuar le responde: “No te preocupes son Alexander y Leslie, la pareja con la que cenamos hace apenas unos días”. “Es cierto, ¡hola chicos!, veo que se han integrado muy bien con Anuar para trabajar en aquello que sea que estén haciendo”. Leslie le dice “¿por qué no te quedas, Alexander nos está hablando acerca de la Nada?, Natalia comenta con picardía y buen humor “en ese caso nada me haría más feliz”. “Bien, continuemos”, dice Alexander. “La Nada es inmaterial y sin embargo es la matriz de la materia, es atemporal y es el origen del tiempo, es amorfa e indefinida y el espacio surge de ella.”


“Pero, ¿si no es posible referirse a la nada como dios ya que es algo más vasto (de acuerdo a la etimología de la palabra dios), de qué manera habrá que referirse a ella?” “Creo que en este punto debemos recordar el contenido de antiguos libros sagrados y cosmologías pertenecientes a diferentes culturas.” “En el libro fundamental del Taoísmo, el Tao Te Ching, atribuido a Lao-Tse, podemos encontrar el siguiente texto:” -Tao es el Origen de todo. Es la Esencia de todas las cosas. Se parece al vacío, pero es omnipotente. Es la Luz Brillante. Tao mora en la Profundidad Primordial. No se puede denominar con nombre humano. Tao es eterno y no tiene apariencia humana. Tao —siendo infinito— es incorpóreo y no tiene rostro. No se puede describir su origen, pues Tao es Primordial. Tao es aquello sobre lo cual el mundo material existe. Tao y su Creación son, en sustancia, Uno.-En Tao están aquellos Espíritus que salen de Tao y que son idénticos a este, y todos ellos están unidos en Tao en Uno solo. Tao es igual arriba y abajo. Es lo que nació antes que el cielo y la tierra, lo que vive en la tranquilidad, lo que no tiene forma, lo que reside en todas partes, Ilimitado, Invulnerable, la Madre de todo.Anuar y Natalia ambos comentan, “que interesante, por favor continúa, nos tienes fascinados con tu plática”. “Por cierto ¿no gustan tomar algo?” dice Natalia. Leslie y Alexander responden “sí por favor, agua estará bien”. “Continuemos con en el mito del pueblo nativo americano Hopi, el cuál narra lo siguiente:” -El Primer Mundo fue Tokpela [Espacio Infinito]. Antes estaba sólo el Creador, Taiowa. Todo lo demás era espacio infinito. No había principio ni fin; no había tiempo ni forma ni vida. Sólo un vacío inmenso cuyo principio y fin, tiempo, forma y vida estaban en la mente de Taiowa el Creador. Entonces él, el infinito, concibió lo finito,


y creó a Sótuknang, diciendo: “Te he creado a ti, la primera fuerza en forma de persona, para llevar a cabo mi plan de vida en el espacio infinito…“Por su parte, el libro Popol-Vuh, libro del consejo de los Mayas Quichés, dice:” -He aquí el relato de cómo todo estaba en suspenso, todo tranquilo, todo inmóvil, todo apacible, todo silencioso, todo vacío, en el cielo, en la tierra. He aquí la primera historia, la primera descripción. No había un solo hombre, un solo animal, pájaro, pez, cangrejo, madera, piedra, caverna, barranca, hierba, selva. Sólo el cielo existía. La faz de la tierra no aparecía; sólo existían la mar limitada, todo el espacio del cielo. No había nada reunido, junto. … Solamente el agua limitada, solamente la mar tranquila, sola, limitada. Nada existía. Solamente la inmovilidad, el silencio, en las tinieblas, en la noche.“El Rig Veda, texto védico (pre-hinduista), tiene su propia versión:” -Entonces no existían ni lo existente ni lo inexistente, no existía el espacio etéreo, ni el cielo que está más allá. ¿Qué cubría? ¿Dónde? ¿Bajo la protección de quién? ¿Existía el agua, insondable, profunda? Entonces no existía la muerte ni algo inmortal; no existía aparición de la noche, del día. Sólo aquel Uno [ekam] respiraba sin aire, por su propia naturaleza. Aparte de él no existía cosa alguna. En el comienzo sólo existían tinieblas envueltas en tinieblas. Agua indiferenciada era todo esto. Aquel Uno, estando a punto de surgir, estaba [todavía] rodeado por el vacío, nació por el poder de su ardor [ascético]. En el comienzo vino a él el deseo, [de crear] que fue el primer semen de la mente. Buscando en su corazón, gracias a su sabiduría, los sabios encontraron en lo inexistente el vínculo con lo existente [del vacío, la materia].-


“En cuanto a Egipto la Ogdoida se encontraba en Hermepólis y representaba las cualidades de lo no manifestado. Nun y Naunet lo amorfo o caótico; Kuk y Kauket las tinieblas u oscuridad; Heh y Hehet lo infinito o ilimitado; Amón y Amunet lo escondido o no manifiesto.” “Distintas cosmologías egipcias coincidían en que al principio de los tiempos sólo existía el Nun, las aguas cósmicas primordiales, y todo era silencio, tinieblas y vacío. Era el caos y el desorden, era el ancestro de todo cuando iba a existir a partir de él. El Nun contenía un formidable poder donde se encontraba la esencia de la Creación. Esta esencia era el principio creador que sentía la vida dentro de sí. Cuando este tuvo conciencia de la vida que llevaba en su seno comenzó a moldearse a sí mismo hasta alcanzar una forma tangible. Se había producido la separación entre el principio creador y el Nun.” “En la Kabbalah hebrea el Ein Sof se define como lo infinito, sin forma, perfectamente simple e infinitamente complejo, la nada y el todo, oculto y revelado, realidad e ilusión.” “En los Upanishads (textos sagrados del hinduismo) se señala al Brahman como lo absoluto, que se encuentra en todo el universo, que es la esencia de todo, que transciende a todo, que es inmanente y causa eficiente del cosmos.” “De acuerdo a lo que nos has relatado, considero que existen ciertas coincidencias que vale la pena remarcar,” comenta Leslie. “La Nada es el origen y la esencia, es primordial, es la madre de todo y todo está en ella, reside en todas partes, se asemeja a un vacío inmenso, infinita, eterna, incorpórea, no tiene forma, no posee tiempo, inmóvil, silenciosa, tranquila y caótica, es oscuridad y luz, perfectamente simple e infinitamente compleja, en ella todo está oculto y es la fuente de todo lo revelado, es realidad e ilusión. Es conciencia descubriéndose a sí misma. No tiene nombre y sin embargo todo nombre está en ella. Es incorpórea y toda materia se manifiesta en ella”.


“Así es Leslie, sin embargo hay otro aspecto muy importante que vale la pena remarcar y es que la Nada no es creadora, pues como bien has señalado, todo está en ella…, sino conciencia descubriéndose a sí misma.” Interviene Alexander. “La pregunta en este punto es ¿qué tiene que ver Alejandro con la Nada?,” interviene Anuar. “Eso es algo que ustedes tendrán que descubrir, recuerden lo dicho por Ashru, la respuesta está en los papiros que me confió”. Comenta Alexander. En tanto esto ocurría Natalia en silencio meditaba sobre lo ocurrido, “sin duda había algo muy valioso e importante oculto en los escritos perdidos de Alejandro”.


CAPÍTULO VI Natalia Davidson era hija de inmigrantes rusos, adoptó la ciudadanía Egipcia habiendo nacido bajo el nombre de Natasha Davirova. A sus 30 años se dedicaba al diseño gráfico por computadora en el Instituto de Investigaciones Arqueológicas, donde había conocido a Anuar. Natalia o mejor dicho Natasha, durante su juventud y adolescencia pasaba meses en Rusia. Nadie, ni siquiera Anuar sabía que Natalia tenía una doble vida, ella era agente del servicio secreto ruso infiltrado en el Instituto con la misión de fotografiar los documentos clasificados extraídos de las cámaras secretas bajo la esfinge de Gizeh.

A pesar de su juventud Natalia era considerada como astuta, fría, obstinada y capaz de pasar desapercibida, con una intuición muy desarrollada, pero que a pesar de todo, no había podido obtener ni un solo de los documentos clasificados en los que el servicio secreto ruso estaba interesado. Quizá por esto vio la conversación en la que fortuitamente se vio involucrada con Alexander, Leslie y Anuar como una oportunidad de reivindicar su trabajo.

De cualquier forma pensó que era mejor no informar nada a Rusia hasta que tuviera un poco más de información acerca del contenido de los papiros, no quería quedar mal prometiendo algo de gran importancia que al cabo de la investigación no lo fuera.

Así que simplemente siguió adelante jugando el papel de amorosa compañera de Anuar, y excelente anfitriona de Leslie y Alexander, tratando de pasar el mayor tiempo con ellos, sobre todo durante las conversaciones referentes a los resultados obtenidos de la traducción de los papiros. Su belleza, carisma, sencillez y buen humor seguían siendo sus armas para cautivar a sus nuevos amigos.


CAPÍTULO VII

Después de unos días Leslie reinició junto con Anuar el trabajo de traducción de los papiros.

Debido a lo delicado de la manipulación del material, no resultaba fácil poder ver con claridad las palabras escritas en los papiros, pero a pesar de la situación iban avanzando, traduciendo palabras salteadas, algunas no hacían sentido, pero otras al menos daban la esperanza de constituirse en un indicio que los pudiera llevar a conclusiones certeras.

“¡Mira Anuar encontré la palabra Aornos!, es la fortaleza donde varios assakenoi se ocultaron al huir de Alejandro, después de 4 días de sangrientas batallas tomó el lugar matando a todo guerrero, mujer y niño dentro de los muros de la fortaleza.”

“A pesar de todo no es ni por mucho una de sus más importantes batallas, ¿entonces cuál es la importancia de mencionarlo en escritos que desde luego Alejandro consideraba de gran importancia, tanto que le pidió a Ptolomeo que los dejara en custodia de las sacerdotisas del Oráculo de Siwah?”

Anuar le responde: “no lo sé, lo que si intuyo es que algo sucedió en ese lugar que la historia oficial no conoce y que para haber inquietado a alguien como Alejandro debió haber sido algo muy extraño e impactante. Ahora te toca a ti descifrar más del contenido del documento que pueda darnos información que nos lleve a desentrañar el misterio de lo ocurrido en Aornos”.


Motivada por este pequeño avance, Leslie redobló sus esfuerzos y descifró otras palabras “tres arcones, tres misterios,… flor, círculo, 6 serpientes,… el nombre que oculta, el nombre que revela”.

Leslie y Anuar consideraron que era momento de involucrar a Alexander, tal vez los ayudaría a comprender que podrían representar esas enigmáticas frases y palabras.

Al día siguiente se unieron nuevamente en la sala de juntas de la oficina de Anuar Leslie, Alexander y él, pero de alguna manera Natalia se enteró de la reunión y usando sus artimañas logro que Anuar la invitara.

La reunión dio inicio con las palabras que Leslie había logrado traducir, “tres arcones, tres misterios,… flor, círculo, 6 serpientes,… el nombre que oculta, el nombre que revela.”

Leslie y Anuar miran a Alexander como en espera de un comentario, pero Alexander permanece en silencio, así que interviene Natalia. “¡Wou que intenso!, si Alexander se quedó sin palabras, a mí me está volviendo loca el misterio que guardan, pero estoy segura que si alguien puede encontrarle sentido es Alexander, ¿o no, querido amigo?”

Alexander comienza la plática. “De todo lo que he escuchado lo que tiene algo de sentido para mi es el asunto del nombre pues desde mi punto de vista está vinculado con la magia de transformar lo inmaterial en material, lo incorpóreo en corpóreo, lo amorfo en forma viviente, lo infinito en finito, lo atemporal en temporal, el reposo en movimiento.”


“Retomemos nuestra anterior conversación, y recordemos que a pesar de que la Nada como tal no tiene nombre, el hombre desde tiempos remotos y quizá en un intento por establecer un vínculo entre lo inmaterial y lo material, lo incognoscible y lo perceptible le asigno uno, así a manera de ejemplo los indios Hopi a la Nada la denominaron Taiowa, los Cheyenne y los Sioux la conocieron como Gitche Manitu o Gran Conexión. En el Hinduismo le dieron el nombre de Brahman cuyo significado es Expansión. Para el Juidaismo a la Nada se le conoce como Ein Sof o Sin Fin. En Egipto tuvo el nombre de Itemu (Atum Ra en griego). Tao en el Taosimo y Ekam en los textos védicos.” “En diversas culturas se relata que esta Nada, principio inmutable o conciencia absoluta, no es capaz de conocerse a sí misma, sino a través de su poder de revelar lo finito dentro de lo infinito.” “Ahora voy a reproducir un fragmento extraído del texto cabalístico conocido como Sefer HaZohar o Libro del Esplendor.” -Cuando el más misterioso quiso revelarse a sí mismo, primero produjo un punto singular que fue transmutado en un pensamiento, y en éste ejecutó innumerables diseños e innumerables grabados. Luego grabó en la sagrada y mística lámpara un dibujo místico y más santo que fue un edificio maravilloso que surgía de en medio del pensamiento.-Este es el llamado MI (quién) y fue el comienzo del edificio, existente y no existente, hondamente sepultado, incognoscible por el nombre. Solamente fue llamado MI (quien). Deseó volverse manifiesto y ser llamado por el nombre y entonces se vistió en una vestidura refulgente y preciosa y creó ELeH (estos) y ELeH adquirió un nombre.- “Las letras de las dos palabras se entremezclaron formando el Nombre completo ELOHIM.” Comenta Alexander -Mientras aún fue llamado MI fue improductivo (sin cambio), y no trajo a la existencia las fuerzas latentes, pero en cuanto creo ELeH (estos) y asumió su


adecuado Nombre, ELOHIM entonces, por el poder de este Nombre, produjo formas acabadas”.“De manera similar y como mencioné anteriormente, en la mitología Hopi TAIOWA, el Creador, creó a SÓTUKNANG, sólo diciendo su nombre y comentó: -Te he creado a ti, la primera fuerza en forma de persona, para llevar a cabo mi plan de vida en el espacio infinito…”“Análogamente en la mitología hinduista el primer ser creado por el BRAHMAN es el dios creador BRAHMÁ.” “La nada no puede tener Nombre porque es infinita. Solo lo finito puede ser nombrado ya que el mismo nombre lo es. Por esto los nombres que cada cultura da a la nada son nombres “huecos” pues intentan nombrar lo innombrable. Es así que podemos pensar en tales nombres como etiquetas y no como esencia”. Continua Alexander, “de aquí se desprende que cuando la Nada descubre en su esencia infinita lo finito, un nombre surge de ella y es a través del poder de tal nombre que la diversidad contenida de manera indiferenciable en la Nada comienza a mostrarse dando lugar al auto conocimiento consciente de la conciencia absoluta.” Ahora comprendo, dice Anuar, “es así que a estos nombres los hombres de diversas culturas los identifican como su dios”. Así es Anuar, pero aún hay algo más profundo, dice Alexander, “dado que el nombre es un canal finito a través del cual la Nada se manifiesta, el poder del autoconocimiento radica en el Nombre mismo”. Agrega Leslie “es por esto que en las diferentes mitologías los dioses son en extremo recelosos en cuanto a revelar su verdadero Nombre.” “De hecho recuerdo un relato que se encuentra en la mitología egipcia, un mito respecto del nombre no revelado de Ra.” Continúa hablando Leslie


“En el Libro del Conocimiento de las Creaciones de Ra se lee a Ra hablando en primera persona.” -Numerosos fueron los seres que surgieron de mi boca antes de que el cielo hubiera venido a la existencia…“Este texto parece insinuar que su poder residía en su propio Nombre, motivo por el cual lo guardaba en secreto para que nadie pudiera usarlo.” “Más adelante en el mismo texto se relata que en cierta ocasión RA tuvo la siguiente conversación con la diosa Isis:” -Isis: “Si me dices tu nombre secreto, podré hacer uso de mis poderes mágicos y podré sanarte”.-Ra: “Yo soy el que hizo el cielo y la tierra. El que creó las aguas, los vientos, la luz, la oscuridad. Soy el creador del gran río Nilo. Yo soy Khepera (Jepri) por la mañana, Ra al mediodía y Atum al atardecer”.-Isis: “Tú sabes bien, padre todopoderoso, que esos nombres son conocidos por todos. Lo que yo necesito para curarte es tu Nombre secreto”.“Luego, como condición para decirle su nombre, Ra le hace jurar que no se lo diría a nadie, ni a dioses ni a hombres, salvo a su hijo Horus. Isis hace su juramento y el conocimiento del Nombre secreto, pasó del corazón de Ra al corazón de Isis.” “En el papiro Bremner-Rhind podemos encontrar una referencia al nombre de Ra:” -… Yo usé mi propia boca y ‘Magia’ (HkAw) fue mi nombre. Fui yo quien vino a la existencia en (mi) forma, habiendo venido a la existencia en la forma de Jepri.“Tienes razón Leslie, pero no es la mitología egipcia el único caso donde hay referencias al poder del nombre”, comenta Alexander. “En varios pasajes de los textos mitológicos podemos encontrar que no solo los dioses, sino que el


“surgimiento” de cosas tan variadas como el universo, el mundo y el hombre, han “aparecido” mediante el sólo uso de la palabra, con el simple acto de darles nombre.” “En la Tora se lee,” -Y dijo Di-s: Sea la luz; y fue la luz… Luego dijo Di-s: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas… Y fue así. Dijo también Di-s: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así.“El Enuma Elish lo expresa de la siguiente forma:” -Cuando ninguno de los dioses había sido llamado a existir, al no poseer todavía nombre, los destinos aún no estaban escritos.“El Popol Vuh lo mencionaba como sigue:” -…Que la tierra nazca, se afirme”, dijeron. … Así hablaron, por lo cual nació la tierra. Tal fue en verdad el nacimiento de la tierra existente. “Tierra” dijeron y en seguida nació.“En la mitología andina:” -Viracocha, el Creador de Todo, comienza el proceso de creación de la humanidad tallando en piedra las figuras de los primeros seres humanos (hombre y mujer), que después va situando en los sitios correspondientes y, a medida que les da nombre, se animan y toman vida.“Regresando al mítico Egipto cuenta la leyenda que Ra tenía la capacidad de crear a partir de lo que él nombraba, por lo que nombró a Shu, y los vientos se congregaron por primera vez y comenzaron a soplar. Cuando Ra nombró a Tefnut, la lluvia se hizo presente con sus gotas.”


“Más tarde nombró a Geb y con solo nombrarlo, se formó la tierra y para hacerle compañía nombró a la diosa Nut, y el firmamento se arqueó sobre la tierra. Cuando quiso coronar a Egipto con el río Nilo, nombró a Hapi. Y el Nilo comenzó a fluir a través de Egipto fertilizando su amplio valle.” “Ra fue nombrando todas las cosas que existen sobre la tierra y estas se hicieron visibles y crecieron. Así creó la vegetación y los seres vivos a partir del Nun para llenar el vacío de la Tierra. Finalmente les dio nombre a los hombres y a las mujeres, y desde entonces la humanidad pobló la tierra.” “En la tradición de los nativos de Australia, una leyenda cuenta que las Hermanas Wagilag tuvieron que emigrar de su clan tras haber cometido incesto al no respetar las leyes de la Moiety. Y mientras andaban el camino, ellas iban creando plantas y animales tan sólo nombrándolos.” Interrumpe Natalia, “jamás había escuchado algo así, es verdaderamente impresionante que tantas culturas, diversas e incluso separadas en el tiempo coincidan en sus mitologías respecto al poder del Nombre. Y ¿cómo se relaciona esto con la física cuántica, Alexander?” “Para entender qué relación tiene el poder del nombre dentro de las diferentes mitologías con la física cuántica les hablaré acerca de un interesante experimento que se conoce como el experimento de la doble rejilla”. “¿Anuar?” dirigiéndose Alexander a él, “¿sí?” Responde Anuar, “necesito utilizar el pizarrón para explicar de la manera más simple y clara posible el experimento”, solicita Alexander. “Adelante Alexander”. Le indica Anuar. Alexander inicia su exposición. ”Imaginemos que disparamos un electrón a través de una lámina con una rendija, lo que esperamos es que el electrón, que es una partícula, pase a través de esta y choque con la pantalla formando un patrón con la forma de la rejilla, lo cual de hecho ocurre.”


Fig. 1 “Pero a los físicos, que siempre están buscando la manera de complicarse la vida, se les ocurrió algo -y ¿si en vez de una rendija ponemos una segunda rendija al lado de la primera, que pasará? Si el electrón como creemos es una partícula se observaran en la pantalla dos líneas paralelas con la forma de la rejilla, al disparar un haz de electrones unos pasaran por una y otros por la otra-, pero ¡oh sorpresa!, lo que se observó en la pantalla fue un patrón de interferencia como el de las ondas.

Fig. 2


Fig. 3 “Entonces dijeron, -tal vez después de pasar las rendijas lo que ocurre es que unos chocan con otros y se forman ese tipo de patrones-, así que decidieron repetir el experimento pero ahora disparando un electrón a la vez esperando que unos pasaran por una rendija mientras que otros lo hicieran por la otra formando el esperado patrón en la pantalla, dos líneas de impacto paralelas (figura 2), pero ¿qué creen?, ¿listos para oír algo verdaderamente sorprendente?, eso no ocurrió ¡volvió a aparecer el patrón de interferencia!” (figura 3).

Fig. 4 “Esto solo podía explicarse si el electrón simultáneamente pasaba por una rendija, por la otra, por ambas o por ninguna, y ¿cuál suponen que fue la


expresión de los físicos cuando se toparon con esto?, sin duda dijeron, -¿de qué rayos está hecha la materia?-“ “Estos resultados los llevaron a concluir que el electrón se comportaba como una superposición de ondas de probabilidad.” “Por la expresión de sus caras estoy seguro que están pensando ¿Y qué significa eso?, bueno sino son capaces de comprenderlo plenamente no se preocupen, los físicos de ese tiempo tampoco tenían la menor idea de lo que esto significaba”. “Pero sigamos con el experimento, entonces decidieron poner un instrumento de observación cerca de las rendijas para ver cómo era posible que un mismo electrón pasara simultáneamente por ambas rendijas, por una, por la otra, o por ninguna y lo que descubrieron fue que si el electrón era observado el patrón que se obtenía en la pantalla ya no era un patrón de interferencia, sino que era el que originalmente se había esperado bajo la suposición de que el electrón se comporta como partícula… el de dos líneas paralelas bien definidas.” (fig. 2). “¿Qué implica esto?, que cuando el electrón no es observado se comporta como onda de probabilidad y cuando es observado, como partícula de experiencia.” “En otras palabras el observador y lo observado no son independientes, sino que están entrelazados.” “La gran enseñanza que esto nos deja es que, de acuerdo con la física cuántica, las posibilidades o estados posibles se materializan solo mediante la participación de la conciencia mediante la observación.” “Y respecto a tu inquietud Natalia, los dioses a través de la pronunciación del nombre eran capaces de materializar posibilidades o estados posibles de la nada.”


“Es claro que desde una perspectiva cuántica la pronunciación del nombre no era otra cosa que el ejercicio de la observación consciente por parte del aspecto finito de la conciencia o dios. He aquí la respuesta a tu pregunta.” “Lo anterior tiene importantes y profundas implicaciones, señala Alexander, la primera es que observar y pronunciar un nombre, es decir, generar un sonido finito cuyas armónicas específicas son capaces de materializar la indeterminada nada son equivalentes. La segunda es que la nada dentro de sí se fractaliza en unidades finitas de conciencia con poder a través del Nombre y esto es válido no solo para aquellos entes denominados dioses, sino también para todo ser consciente. El Nombre es así la forma que tiene la conciencia absoluta o nada de descubrirse a sí misma.” “Alexander, ¿podrías explicarnos de una manera más sencilla lo que has dicho?” Comenta Anuar. “Desde luego Anuar, toda conciencia finita posee un nombre no revelado el cual puede o no conocerlo la entidad consciente, pero es en ese Nombre en donde radica el poder ser materializada y de materializar cada posible realidad.” “Por esto cada observación no es más que la pronunciación de dicho Nombre que opera a manera de código de la conciencia para materializar una posibilidad vinculada a la esencia del ser. De esta suerte el Nombre no es otra cosa que la esencia del yo soy.” “La realidad es un reflejo del ser y la esencia de este está codificado en un grupo finito de armónicas de sonido o Nombre desconocido, pues ¿quién además de un dios es capaz de conocerse a sí mismo plenamente?, si el ser desconoce su esencia, desconoce su nombre.” “Pero como la esencia del ser no depende del pleno autoconocimiento, siempre está presente reflejándose en la realidad que materializa mediante la observación.” “Creo que ya entendí la idea”, dice Leslie “la realidad materializada es un medio de autoconocimiento de la conciencia absoluta mediante el reflejo de la


esencia de cada conciencia finita codificada en un Nombre oculto. Y este es justamente el proceso al que la física cuántica denomina observación.” “Ahora es clara la razón por la cual en el relato egipcio acerca de Isis y Ra él no quería revelar su Nombre oculto, pues al hacerlo cualquiera que lo supiera no solo tendría el poder de auto conocimiento o “creación”, sino que al conocer el código de su esencia, Isis y cualquiera que lo supiera podría ejercer transformaciones en su ser.” Nuevamente toma la palabra Alexander, “vayamos al Salmo 82:6 donde se lee textualmente” -Yo dije: Vosotros sois dioses-. Y luego en el Evangelio de Juan 10:34 leemos, -Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra ley: Yo dije, dioses sois?“Toda conciencia finita consciente es digna de ser llamada dios en tanto posee la habilidad de observar a través del código secreto de su Nombre oculto los nombres ocultos en la Nada para materializarlos en su realidad. Sin embargo no debemos perder de vista que este es el contexto en el cual se utiliza la palabra “dios”. Afirma Alexander. “Hay Nombres que representan una integración más completa o congruente de la esencia del ser por lo que su Nombre tiene más poder de revelación para el autoconocimiento de la nada.” “El poder del dios codificado en su nombre depende del nivel de congruencia en su esencia”. “Nuevamente regresando a las Sagradas Escrituras vale la pena notar que siempre que el Di-s de la Biblia habla en primera persona nunca dice por Mí, sino que por amor de mi Nombre, por el poder de mi Nombre, etc.” “Sin duda ha sido muy interesante la relación que describes entre la física cuántica y el poder del Nombre, ¿me pregunto si Alejandro sabía su verdadero Nombre y por eso logró conquistar gran parte del mundo conocido de su época? ¿Era este


conocimiento algo propio de un semi-dios, y le había sido revelado por su madre?”, comento Natalia. Después de estos comentarios, Leslie tomó la palabra “en realidad nunca había oído hablar a Alexander al respecto de esta increíble relación que el descubrió entre el poder del nombre y la observación de la conciencia, pero aún no lo asimilo lo suficiente como para poder emitir opinión alguna respecto a las dudas que nos has compartido, querida Natalia, pero sin duda es algo en lo que meditaré los próximos días.” Yo me uno a la idea de Leslie, antes de continuar tratando de encontrar el significado de las palabras descifradas del papiro, meditemos un poco más acerca de esto, ¿les parece que lo hagamos así?, propuso Anuar. Todos respondieron “desde luego que sí”.


CAPÍTULO VIII Natalia quedó muy intrigada e impresionada por la plática de Alexander, lo que más daba vueltas en su cabeza era el mito que afirmaba la naturaleza semi divina de Alejandro. Después de escuchar los relatos sobre el poder del nombre que Alexander había mencionado haciendo referencia a muy diversas culturas, se dio cuenta que valía la pena considerar desde una perspectiva más profunda y seria los relatos mitológicos que sus maestros le habían enseñado con cierto desdén, tratándolos como simples “cuentos”, relatos producto de la imaginación de los pueblos en el afán de mitificar y exaltar las vidas y hazañas de sus héroes. Pero ¿y si hubiera algo de verdad en toda aquella sucesión de relatados “supuestamente” fantásticos?, se preguntaba Natalia. Investigando descubrió como había surgido el mito de la divinidad de Alejandro. Natalia tuvo acceso al relato de Plutarco en el que el historiador griego comentó: “la noche anterior a la consumación de su matrimonio, Olimpia soñó que un rayo caía sobre su vientre y encendía un gran fuego. Después del matrimonio, Filipo también soñó que ponía un sello en el vientre de su esposa, que contenía el dibujo de un león. La interpretación de Aristandro fue que Olimpia estaba embarazada de un hijo, cuya naturaleza era como la de un león.” Este sueño de Olimpia fue el que provocó que ella tuviera la total convicción de que Zeus la había embarazado tomando la apariencia de un rayo, y por eso siempre sostuvo que Alejandro era un semi-dios. Siendo Natalia una persona naturalmente curiosa e inquisitiva y estando muy motivada, decidió averiguar más acerca de los dioses griegos. Natalia aprendió mucho en lo referente al Panteón griego, pero muy poco sobre su origen, averiguó que siete de los dioses olímpicos eran hijos de los titanes Cronos y Rea: Zeus, Poseidón, Hades, Hera, Hestía, Deméter y Metis. Y los demás fueron


concebidos por estos dioses ya sea mediante matrimonios entre ellos, o por uniones con hombres y mujeres mortales. Por ejemplo, a Dionisio se le consideraba hijo de Zeus y de la mortal princesa de Tebas Sémele. Apolo por su parte, nació de Zeus y Leto, quien era hija de los titanes Ceo y Febe, hijos gigantes de Urano y Gea. Dentro de los dioses primordiales estaban Urano y Gea, luego Cronos, Rea, Ceo y Febe conocidos en la mitología griega como titanes, quienes eran hijos gigantes de ambos. Natalia se percató, por lo que había estudiado acerca de la genealogía vinculada a Alejandro, que en ella se hacía mención a gigantes, dioses y semidioses. Pensó que si lograba establecer que aquellos seres no eran el mero producto de la vívida imaginación de antiguos escritores, sino que en realidad habían existido, el asunto del poder del Nombre se tornaría en algo verdaderamente valioso. Así que se preguntó, recordando la manera en la que Alexander había llevado la plática que tanto le impactó, “¿acaso habrá referencias a dioses, semi-dioses y gigantes provenientes de uniones entre dioses y mortales en escrituras sagradas de otras culturas?” Lo primero que le vino a la mente fue buscar información al respecto en el Génesis Bíblico, y aunque encontró una breve mención acerca de gigantes, no fue suficiente para satisfacer su curiosidad. Siguió buscando y por casualidad en Google books encontró un libro “El Legado Olvidado de los Adám”, en el descubrió, a su parecer, la confirmación acerca de la existencia de esos seres cercanos a la divinidad denominados dioses, semidioses y gigantes, pues planteaba una muy poco ortodoxa teoría acerca del origen del hombre, según se narra en el génesis Bíblico. Natalia notó que el autor del libro afirmaba que si uno se remonta a los textos originales y se realiza una traducción directamente del hebreo sin prejuicios en la medida de lo posible, descubrirá que el texto narra cosas difíciles de creer. Y pensó “¿cómo dudar, si están escritas en un texto considerado sagrado por tres religiones, la judía, la cristiana y la musulmana?”


El autor afirma que en el Génisis se narra la aparición de diversas razas de seres inteligentes sobre la tierra. La primera formada por Elohim habría sido de reptiles erguidos, la segunda de tipo Adámica con seres de gran estatura, algunos de ellos alados, y todos eternos pero no inmortables. A consecuencia de manipulaciones genéticas realizadas por esta raza, surgieron seres con cuerpo humano y cabeza de animal, animales con cabezas de hombre, unos alados y otros no. Luego está raza fue aún más allá y por contacto sexual con la raza de los reptiles erguidos dio origen a una nueva clase de seres, los que el autor denomina raza serpiente, de la que sin duda hay muchísimos testimonios grabados en piedra en templos, pirámides y demás monumentos de la antigüedad. Entre los primeros Adám algunos descubrieron y supieron usar el “Poder del Nombre”, otros simplemente eran gigantes con una impresionante fuerza física, según el autor son estos gigantes a los que se hace referencia en el Génesis bajo el nombre de “Nefilim”. Con el fin de restaurar la pureza de la primera raza Adámica, la Nada formó un nuevo ser con el Poder del Nombre HVHI y en este Nombre fue formada la segunda raza Adámica, de la cual se desprende el mito del jardín del Edén y de la primera pareja de humanos conocidos como Adán y Eva. Con el paso de los siglos seres de las tres primeras razas desarrollaron una civilización propia y la capacidad de viajar a otros mundos, donde se establecieron, dejando atrás a los Nefilim. Tiempo después algunos de los primeros Adám regresaron y tuvieron acercamientos sexuales con las hijas de los segundos Adám, de aquellas uniones nacieron semi-dioses que fueron considerados por los hombres como valientes héroes.” Para Natalia este libro abrió su mente y cambio sus paradigmas, ahora estaba convencida de que los dioses del Olimpo habrían sin duda pertenecido a la raza de los primeros Adám, y estaba totalmente convencida de que sí existieron, y sí concibieron hijos como Heracles, Aquiles, Alejandro y muchos más. Esto la llevó a concluir que las mitologías de otras culturas también debían ser ciertas. Ahora tenía la total convicción de que el Poder del Nombre era verdad, que Alexander tenía razón, la observación de la conciencia es equivalente a la palabra pronunciada por un dios y en ese contexto todos somos dioses,


donde el poder de cada quien depende únicamente de su propia esencia, es decir, de lo que es, y lo que es, refleja la integración de sus diversos yo´s internos. Natalia comentó para sí “esta investigación me ha permitido entrelazar la mitología, la física cuántica y la psicología, y más aún, no solo estoy convencida de que Alejandro sí fue un semi-dios, sino que estoy segura, que sin importar lo que revele lo escrito en los papiros, incuestionablemente será verdad.” Consideró que había llegado el momento de informar acerca de la existencia de los papiros perdidos de Alejandro a sus superiores en Rusia y así lo hizo, se contactó con su jefe el Coronel Nicolai Kaparov, a quien le comunicó todo lo que había escuchado y las conclusiones a las que había llegado después de profundizar en algunos aspectos de lo revelado hasta el momento por la Dra. Leslie. El Coronel Kaparov se mostró interesado y le ordeno que siguiera muy de cerca los nuevos hallazgos de la Doctora Hawk, en tanto ellos se encargarían de investigar a la pareja de Alexander y Leslie. También le pidió que lo mantuviera informado, aún si no comprendiera las frases descifradas, debía enviarlas a Rusia tan pronto como le fuera posible sin despertar sospechas.


CAPÍTULO IX De regreso a la mesa de trabajo Leslie reinicia el análisis a partir de las palabras que ya había logrado traducir “tres arcones, tres misterios…”, flor, círculo, seis serpientes… Natalia le comentó a Anuar lo que había investigado y las conclusiones a las que había llegado respecto al Nombre y su relación con Alejandro. Esto le pareció muy interesante a Anuar, así que de inmediato se lo comunicó a Leslie. Aunque aún no había aflorado la relación entre el asunto del nombre y el resto de las frases y palabras en el contenido de los documentos, el análisis de Natalia sin duda era valioso y en su momento ayudaría a entender el papel que jugaba dentro del misterio de los papiros. Obsesionada por descubrir qué contendrían los arcones mencionados y dónde podrían encontrarse, con profunda dedicación y bajo un minucioso escrutinio de manera sistemática fue buscando la palabra “arcón” en cada parte de los papiros. Al hacer eso descubrió algunos importantes indicios. Después de anotar las palabras cercanas al vocablo “arcón”, Leslie le compartió la lista a Anuar, en ella aparecían los nombres y frases: “saliendo de Aornos, en dirección a los Himalaya…, extrañas construcciones circulares como jamás hemos visto, casi cubiertas por la maleza…, seguramente muy antiguas…, tres piedras sobre tres arcones, grabadas con herramientas desconocidas…, geometría, nombres y figuras… flor, círculo, seis serpientes… Ptolomeo…, Hefestión, Crátero, Nearco, Babilonia. “¿Qué opinas de los fragmentos que te acabo de mostrar?” Le pregunta Leslie a Anuar, “sin duda al dejar Aornos muy probablemente persiguiendo a los pocos que lograron escapar de la matanza, encontraron el lugar que describen, y en ese sitio fue donde hallaron las tres piedras cubriendo cada una un arcón, aunque no hace


referencia a lo que había dentro, si podemos deducir que en una estaba grabada la figura de una flor y un nombre, en otra un círculo con un nombre y en la tercera la imagen de seis serpientes y un nombre, aunque no explica, al menos en lo que has logrado traducir, cómo era la figura que contenía las seis serpientes.” Leslie, “¿Qué me dices respecto a los nombres de los generales que menciona?”. “Primero considero que tu análisis es muy acertado, y estoy completamente de acuerdo contigo en la suposición que has hecho. En cuanto a los nombres que menciona me indica que los arcones fueron separados y llevados a Babilonia por tres rutas diferentes, una en la que el mismo Alejandro iba al frente confiando la seguridad del arcón al propio Hefestión a través del desierto de Gedrosia. Otra por la ruta a Carmania, ubicada al sur del actual Irán, al mando del General Crátero y la restante a través del golfo Pérsico bajo la custodia de su Almirante Nearco.” “Pienso que los tres arcones fueron reunidos nuevamente en Babilonia. Así que me pregunto ¿Qué habrían contenido esos arcones de tanto valor para Alejandro que no quiso arriesgar su traslado por un solo grupo de su ejército?” “Tampoco entiendo, en este punto por qué menciona a Ptolomeo.” “Quizá deba buscar las palabras cercanas a Ptolomeo en los escritos para así tener idea de qué papel jugó el General en todo este asunto de los tres arcones”, comentó Leslie. “¡Qué esperamos! hagámoslo y resolvamos al menos esta parte del misterio,” dice Anuar. Leslie con renovado entusiasmo reanudó la tarea, usando el mismo procedimiento. De forma minuciosamente sistemática analizó cada parte de cada papiro. Al cabo de dos días de intenso trabajo descubrió una extraña frase junta al nombre de Ptolomeo: “Alejandro… Babilonia… ydénticos… dos… Oráculo Siwah”.


Anuar y Leslie consideran que es tiempo de involucrar nuevamente a Alexander, ponerlo al tanto de lo descubierto y ver qué opina acerca de tan extraña frase. Al día siguiente en la sala de juntas se reunieron Anuar, Leslie y Alexander después de ponerlo al día respecto a los avances realizados, Leslie le mostró la frase en la que estaban interesados a Alexander y preguntó “¿Qué te parece, crees que puedas encontrar algún sentido a tan extraña frase?” “Bien, en virtud de lo que me han platicado y lo que vivimos en Siwah considero que se refiere a los papiros escritos por Alejandro en Babilonia que fueron enviados a Ptolomeo para que hiciera una copia perfecta y confiara su custodia al Oráculo de Siwah, sin embargo hay algo que me inquieta y que estoy seguro que provee la clave para entender un significado paralelo oculto en la frase misma y es que intencionalmente Alejandro escribió la palabra “idénticos” usando una “gama” y no una “iota” al principio.” Veamos nuevamente la frase con más detenimiento: “Alejandro Babilonia ydénticos dos Oráculo Siwah”, después de observar detenidamente la frase, Alexander la reescribe palabra por palabra verticalmente, Alejandro Babilonia Ydénticos Dos Oráculo Siwah Remarcando las primeras letras de cada palabra se lee ABYDOS. Leslie y Anuar no podían ocultar su emoción al escuchar ese nombre, pues correspondía a la antigua ciudad egipcia donde se encuentra el templo de Seti I y la tumba de Osiris. Este enorme hallazgo los había dejado sin habla, algo relacionado con los arcones “perdidos” estaba en ABYDOS.


Alexander los dejó celebrar mientras guardaba silencio, segundos después, se dirigió a ellos para comentarles algo más. “Si esto que he descubierto los ha sorprendido y motivado tanto, esperen a oír lo que aún tengo que decir”. “En griego las letras que utilizó Alejandro para iniciar cada palabra son: Alfa, Beta, Gama, Delta, Omega y Sigma, me pregunto ¿qué pasaría si asociamos su correspondiente letra hebrea?, en ese caso estaríamos hablando de Alef, Bet, Gimel, Dalet, Vav y Sameg”. “Por la expresión de su cara estoy seguro que se estarán preguntando ¿cuál es el propósito de esta relación?” “El año pasado publiqué un artículo donde utilizo un código que relaciona a cada letra hebrea un significado esotérico, además de la bien conocida correspondencia numérica de cada letra.”

Alexander se acerca al pizarrón y escribe las letras en griego con su equivalencia hebrea, el número correspondiente a cada letra y su significado esotérico.

Alfa

Alef

1

Nada

Beta

Bet

2

Casa

Gama

Gimel

3

Revelación

Delta

Dalet

4

Puerta / Palabra

Omega

Vav

6

Enlace

Sigma

Sameg

15

Secreto / Fundamento

Total 31 Sumando los dos dígitos del total se obtiene lo que se conoce en Kabbalah como valor reducido, el cual en este caso es 4.

Tomando todo lo anterior en cuenta, me atrevería a formular la siguiente hipótesis: “Dado que en la frase aparecen las primeras cuatro letras de ambos sistemas lingüísticos y aunado a esto el número reducido es 4, supongo que el nombre al que


se refiere Alejandro ligado a la flor, la geometría o las 6 serpientes es uno de 4 letras, pero no está formado por ellas. Este nombre de 4 letras, el cual desconocemos en este punto, representa “la casa de la Nada revelándose a través de la palabra, constituye una puerta de enlace con el fundamento secreto… y en este punto agregaría ¿de la realidad?”. “Vaya que si es una hipótesis interesante”, comentó Anuar, y “aún más” intervino Leslie, “tu hipótesis nos facilita aquello que debemos buscar una vez que arribemos a ABYDOS.”


CAPÍTULO X Desde luego el viaje a ABYDOS no sería turístico, sino de exploración por lo que Anuar tendría que solicitar un permiso para estudiar la zona al gobierno Egipcio, cosa que hizo de inmediato. En esta ocasión Natalia había permanecido ajena a lo expuesto por Alexander en la junta que había tenido en días pasados con Leslie y Anuar. Sin embargo como tenía gente que le informaba todo cuanto ocurría fuera de la rutina del Instituto, se enteró del permiso que estaba solicitando Anuar para visitar ABYDOS. Lo que le inquietaba era que Anuar no le hubiera comentado nada, así que decidió regresar. Ella se encontraba en el Cairo realizando labores vinculadas a su trabajo en el Instituto. De regreso en Alejandría Natalia visitó a Anuar, el cuál con gran entusiasmo la recibió y de inmediato le comento “estoy más que emocionado, en cuanto el gobierno me autorice el permiso para realizar estudios diversos en ABYDOS iré con Leslie y Alexander a buscar un Nombre de gran poder.” Natalia muy sorprendida le dice “no imagine que en tan solo dos semanas de ausencia lograrían tanto avance”. “Tienes razón, yo también estoy sorprendido,” agrego Anuar. “¿Qué sabes acerca del Nombre que deben buscar?”, preguntó Natalia. Anuar le responde: “Alexander dijo que tendría 4 letras, estaría vinculado de alguna forma ya fuera con una <flor>, un <círculo> o con <6 serpientes>, y representaría la casa de la Nada revelándose a través de la palabra, constituyendo además una puerta de enlace con el fundamento secreto de la realidad”. “¡Cómo me gustaría acompañarlos en su viaje!, estoy segura que será toda una aventura,” apunta Natalia. No tengo duda de que así será, pero no creo que debas


comprometer tu trabajo en el Instituto por acompañarnos, te prometo que te mantendré informada de todo cuanto hallemos.” Le respondió Anuar. “Sé que lo harás, pero nada se iguala al trabajo de campo, el ver los hallazgos, el tocar las evidencias, el ir deduciendo los nuevos caminos de investigación, en verdad nada se compara con la emoción de vivir cada uno de esos momentos”, comento Natalia algo decepcionada por la imposibilidad de acompañarlos. “Yo no pude haber descrito mejor la sensación de realizar descubrimientos de primera mano en el lugar mismo de la investigación. Sé que te mueres de envidia”, comenta Anuar en tono de broma, “pero que quieres, así es la vida, los grandes descubrimientos no son para todos”. Ella le responde, “eres perverso, ojala te coma un lagarto”, ambos rieron. Así las cosas, la espera por el permiso comenzó, Anuar contaba con tenerlo en no más de 7 días, durante ese tiempo, aprovechó para terminar algunos reportes pendientes que debía presentar para el Instituto. En tanto Leslie y Alexander optaron por visitar la moderna Biblioteca de Alejandría, tenían la idea de estudiar lo más posible acerca de Abydos, del Templo de Seti I y del Osirión, la Tumba de Osiris. Natalia distaba mucho de pensar en actividades como las de su novio y amigos, de inmediato contactó a su superior en el servicio secreto ruso, el Coronel Nicolai Kaparov lo puso al tanto de lo que estaba ocurriendo y del próximo viaje del grupo a la antigua ciudad de Abydos. Le mencionó que buscaban un Nombre de gran poder, el cual, de acuerdo a los estudios de Alexander, representaría “la casa de la Nada revelándose a través de la palabra, constituyendo además una puerta de enlace con el fundamento secreto de la realidad”. El Coronel perdió el habla al escuchar semejante frase, “al igual que tú, aún no sé en que irá a terminar la búsqueda de los Doctores Hawk, de lo que sí estoy seguro es que están en el umbral de un descubrimiento de inimaginables alcances para la humanidad, y dado que no tenemos la menor idea de sus implicaciones será mejor que Rusia lo posea antes que cualquier otra nación.”


“Concuerdo con usted Coronel”, replicó Natalia. El Coronel Kaparov procedió a darle indicaciones, “Ponte en contacto con los agentes Piotr Gamarov y Helena Demitrova, instrúyelos en todo lo referente a los papiros perdidos de Alejandro, y los hallazgos hechos hasta el momento por los Doctores Hawk. Ellos irán como turistas a Abydos para seguir muy de cerca el trabajo del grupo.” “Cuente con ello Coronel,” respondió Natalia. “Veremos la manera de mandarte a Abydos para que te integres al grupo sin despertar sospechas”, comento el Coronel Kaparov. “Eso sería perfecto, espero noticias suyas, juntos por la grandeza de Rusia”. “Juntos por la grandeza de Rusia”. Así terminó su conversación.

En tanto esto sucedía en Alejandría el servicio secreto inglés, el MI6 informaba de actividad de espionaje sobre las actividades y trabajos de los doctores Hawk. Esto llamó la atención del servicio secreto pues Alexander era un reconocido físico con una gran cantidad de publicaciones sobre variados temas, algunos muy profundos sobre el entendimiento de la realidad desde la perspectiva cuántica, también había publicado comentarios sobre la antigua ciencia y ciencias sagradas. Por su parte Leslie era una reconocida arqueóloga especialista en la época de Alejandro Magno. Como se trataba de figuras públicas muy prestigiadas en sus áreas, la actividad del servicio secreto ruso sobre estas personas llamó la atención del MI6. “¿Por qué los estarían investigando? Se preguntaban los encargados de analizar el caso dentro del MI6. De inmediato comenzaron a hacer lo mismo, pronto descubrieron que se encontraban en Alejandría colaborando con el Doctor Anuar Hakme en el Instituto de Investigaciones Arqueológicas. Aunque habían logrado averiguar que trabajaban en algo relacionado con antiguos manuscritos perdidos de Alejandro Magno, aún no habían sido capaces de descubrir en qué con precisión. Sin embargo sí sabían que estaban a punto de viajar a Abydos, cosa que el servicio secreto ruso también conocía.”


Como ciudadanos ingleses y sin necesidad de su conocimiento y consentimiento el MI6 sintió que era su deber protegerlos así que formó un grupo de trabajo integrado por 5 agentes, uno en la central, otro de enlace y tres de campo.

El grupo estaría liderado por un experimentado agente de Scotland Yard, el comandante James Taylor, un experto en informática y comunicaciones, el ex teniente de marina Steve Harris, y los agentes de campo Albert Hill, Elizabeth Morgan, y Alice Solomon .

De inmediato Steve, Albert, Elizabeth y Alice salieron rumbo a Alejandría. Todos entrarían a Egipto con nombres falsos en calidad de turistas. Steve permanecería en Alejandría como enlace entre Londres y el grupo en Abydos integrado por Albert, Elizabeth y Alice.

El juego por poseer los secretos encerrados en los escritos perdidos de Alejandro había comenzado.


CAPÍTULO XI Durante el compás de espera por el permiso para realizar estudios en Abydos, Leslie y Alexander decidieron pasar los días en la moderna Biblioteca de Alejandría con el propósito de conocer más acerca de Abydos. Había tanto que estudiar, pero decidieron comenzar por la mitología en torno a Osiris. Lo primero que obtuvieron fue su cartucho. Observaron que en él se muestra el nombre con el que los pobladores egipcios lo conocían, Asir o Usir. Osiris es la helenización de ese nombre.

Asir o Usir (Osiris)

Pero aún más importante era su relación con el dios Ra, así que buscaron información acerca de este dios. Y encontraron en antiguos escritos algo acerca de Ra. El texto decía -en un principio no había luz, solo existía la oscuridad y una gran extensión de agua con el nombre de Nun. El poder de Nun era tan grande que desde el interior de la penumbra hizo brotar un huevo grande, brillante y flameante. Del interior de ese huevo surgió Ra-. Ra tenía el poder de hacer lo que quisiera, incluso cambiar su apariencia. Lo que él nombraba adquiría forma y se volvía real. Esto reafirmaba lo dicho por Leslie en días pasados acerca del cuidado que tenía Ra respecto a dar a conocer su Nombre oculto, pues para él era tan importante el Poder del Nombre, que guardaba en secreto el suyo propio para que nadie pudiera usarlo. Ra se dispuso a crear el sol diciendo: -Al amanecer me llamo Jepri, al mediodía Ra y al atardecer Atum-. Y entonces, el sol apareció por primera vez iluminando la oscuridad, se elevó sobre el horizonte y al atardecer descendió para volver a ocultarse,… Más tarde nombró a Geb y con solo nombrarlo, se formó la tierra y para hacerle compañía nombró a la diosa Nut, y el firmamento se arqueó sobre Geb. Ra, comenzó a nombrar una por una todas las cosas que existen sobre la tierra y estas


se hicieron visibles y crecieron. Finalmente les dio nombre a los hombres y a las mujeres, y desde entonces la humanidad pobló la tierra.- “¿Es el mismo texto que nos compartiste en días pasados?,” pregunta Alexander a Leslie, “Así es Alex”. En textos del historiador griego Plutarco, Leslie y Alexander encontraron más información, en una parte del texto mencionaba: -Cuando Ra todavía gobernaba el Mundo, fue advertido de que su hija Nut (Rea), diosa de los espacios celestes, tenía relaciones en secreto con Geb (Cronos), dios de la tierra, y que si en algún momento diese a luz un niño, este gobernaría la humanidad, por lo que Ra maldijo a Nut de manera que nunca pudiese tener un hijo en ningún día y ninguna noche del año. Así nunca Nut podría dar a luz niño alguno ni en el transcurso del mes, ni en el transcurso del año. Nut pidió consejo al gran Thot (Hermes), dios de la sabiduría. Este, utilizando su sabiduría encontró la forma de evadir la maldición aunque no de anularla. Thot acudió a Jonsu, dios lunar cuyo brillo era entonces casi como el del Sol y lo desafió a un juego de mesa en el que Jonsu apostaba su propia luz. Ambos jugaron y la suerte siempre estaba de parte de Thot, hasta que Jonsu fue derrotado. La apuesta consistía en 1/72 parte de la luminosidad diaria de la Luna. Al perder la apuesta Jonsu ya no tuvo suficiente fuerza para brillar a lo largo del mes con la misma intensidad por eso se hace menguante y luego creciente. Con esta luz Thot creó 5 nuevos días, conocidos como epagómenos, los cuales fueron añadidos al final del año, el que hasta entonces constaba de 12 meses de 30 días cada uno, así no pertenecerían ni al año viejo ni al nuevo. Gracias a la sabiduría de Thot, Nut pudo tener a sus 5 hijos, y al mismo tiempo no contravenir la maldición de RA. Así nacieron Osiris, dios bondadoso y benefactor del pueblo, luego nació Horus el viejo, en tercer lugar Seth de quien se cuenta que no nació ni en el tiempo que le correspondía ni por camino adecuado, sino rasgando el costado de su madre Nut. El cuarto día nació Isis y el último Neftis. Isis, la más inteligente de los 4 hermanos, obtuvo con destreza el Nombre secreto de Ra, el nombre que le otorgaba poder y grandeza.


Como la información que hasta el momento habían reunido en relación al dios Ra, no los satisfacía del todo, decidieron ir más a fondo y ver qué otros escritos mencionaban la epopeya del ese dios. Buscando encontraron el llamado: “Libro del Conocimiento de las Creaciones de Ra y de la destrucción de Apep”, contenido en el papiro de Bremner-Rhind. En el primer monólogo de Ra se lee: -Para ser pronunciado: Así hablo el Señor de Todas las Cosas, después de que hubiese venido a la existencia: Fui yo quien vine a la existencia como Jepri. Cuando vine a la existencia, <el Ser> vino a la existencia y todos los seres vinieron a la existencia después de que viniera a la existencia; numerosos fueron los seres que surgieron de mi boca antes que el cielo hubiera venido a la existencia, antes de que la Tierra hubiera venido a la existencia, antes de que la tierra y los reptiles hubiesen sido creados en este lugar. Yo cree algunos de ellos en Nun como los Inertes cuando aún no podía encontrar un lugar en el que permanecer. Encontré favor en mi corazón, examiné con mi vista, y, estando solo, hice todas las formas antes de que hubiera escupido a Shu, antes de expectorar a Tefnut, antes de que viniera a la existencia cualquier otro que pudiera actuar conmigo. Yo concebí con mi propio corazón y allí vinieron a la existencia multitud de formas de criaturas vivas, a saber, las formas de los hijos y las formas de sus hijos.-Yo surgí de las raíces, creé a todos los reptiles y todo lo que existe entre ellos. Shu y Tefnut engendraron a Geb y Nut, y Geb y Nut engendraron a Osiris, Horus [Mejentienirti], Seth, Isis y Neftis de su útero, uno tras otro, y ellos dieron origen a las multitudes que habitan esta tierra. Dentro del mismo papiro existe un segundo monólogo atribuido a Ra, el cual muestra algunas variaciones respecto al primero, por lo que Alexander consideró importante tomarlo en cuenta: -Para ser pronunciado: Así habló el Señor de Todas las cosas: “Cuando vine a la existencia, <El Ser> vino a la existencia. Yo vine a la existencia en la forma de Jepri que vino a la existencia en la Primera Ocasión; Cuando vine a la existencia lo hice en la forma de Jepri, y así es como <El Ser> vino


a la existencia, porque yo era más primigenio que los más primigenios a los que yo había hecho; era el más primigenio de los primigenios y mi nombre era más primigenio que los suyos porque creé el tiempo primigenio y a los primigenios. Yo hice todo lo que deseé en esta tierra, estaba todo impregnado en ella. Yo uní mi propia mano, estando solo, antes de que ellos hubieran nacido, antes de que yo hubiera escupido a Shu, o expectorado a Tefnut. Yo usé mi propia boca y “Magia” (HkAw) fue mi nombre. Fui yo quien vino a la existencia en mi forma, habiendo venido a la existencia en la forma de Jepri. Vine a la existencia entre los primigenios y allí vino a la existencia una multitud de seres al principio, antes de que cualquier otro ser hubiera venido a la existencia en esta tierra; Yo, solo, llevé a cabo todo lo que fue hecho, antes de que hubiera venido a la existencia cualquier otro que pudiera actuar conmigo en este lugar.“Al menos tu sabías algo de esto, sobre todo acerca del poder del nombre y del nombre no revelado de Ra, ¿no es así Leslie?,” “dese luego Alexander, pero debo admitir que hoy aprendí nuevas cosas”, “también yo Leslie, de hecho cuando mencionaste el nombre oculto de Ra, hace algunos días, no me di cuenta de algo que sin duda te parecerá interesante, y que a raíz de la lectura de sus monólogos acabo de intuir.” Alexander toma una hoja de papel y comienza a explicar su idea a Leslie “en primera el nombre secreto de Ra está formado por 4 letras, como el que estamos buscando, HKAW, recordemos que en lengua hebrea al nombre Elohim se le escribe y pronuncia como Elokim, con el fin de ocultar su correcta pronunciación, lo que indica una equivalencia entre las letras h y k, pudiendo intercambiar una con la otra, esto nos permite escribir el nombre de Ra como HHAW, en hebreo la W equivale a la letra vav, con lo que el nombre se transforma en HHAV”, de pronto Leslie lo interrumpe “apuesto que la “a” que se corresponde con la alef puede sustituirse por la iud”, así es Leslie, así es”. Continúa Alexander “las letras madres hebreas son alef, mem y shin, las cuales se corresponden con la iud, hei, y vav respectivamente. ¿Te das cuenta que el nombre secreto de Ra de acuerdo a esta equivalencia con


las letras semíticas es HHIV?” señala Leslie, “una permutación del nombre revelado de Dios HVHI en la Biblia Judeo Cristiana”. Alexander asiente con la cabeza. Alexander comenta “el nombre que buscamos representa el fundamento secreto de la realidad, todo cuanto existe en la nada, existe en ese nombre. Aparentemente es una permutación del nombre revelado de Dios HVHI, aunque es un gran avance aún no estoy seguro que relación precisa hay entre la permutación que representa Ra a través de su verdadero nombre “judeisado” HHIV y el Tetragramatón HVHI.” Leslie toma el teléfono “hablemos con Anuar, quiero preguntarle acerca de la autorización que solicitó en días pasados para ir a Abydos”. Como iba distraída hablando al salir de la Biblioteca, no se percató de que una pareja de turistas se interponían en su camino, accidentalmente golpearon a Leslie tirando su bolso, el hombre muy apenado, de inmediato se agachó para recogerlo y entregándoselo se dirige a ella para decirle: “le pido disculpas, estábamos tan absortos observando la magnificencia de la Biblioteca que no nos fijamos”. Leslie responde “no se preocupen fue un accidente, a cualquiera le pasa y más si la causa es la Biblioteca de Alejandría, insisto no hay porqué apenarse”. La mujer le dice a su acompañante, deberíamos invitarlos a comer para compensar el mal rato que les hicimos pasar. “Por favor acepten comer con nosotros, no será nada caro”. Alexander intervino “realmente no es necesario, ahora los apenados somos nosotros”. Pero la pareja nuevamente insistió, y para no parecer groseros acabaron por aceptar, así que los cuatro fueron a comer a un restaurante típico del lugar. Resultó que Alexander y Leslie pasaron un rato muy agradable, la pareja había estado en diferentes países de Europa y en unos días tomarían un crucero por las islas griegas. Les dijeron que eran originarios de Eslovaquia y manifestaron su interés de volver a verse antes de partir a Grecia, así que intercambiaron teléfonos y se despidieron. Lo que ni Alexander ni Leslie podían imaginar era que aquella simpática pareja pertenecían al servicio secreto ruso y acaban de establecer el primer contacto con ellos.


CAPÍTULO XII Una vez en su hotel, Alexander y Leslie intentan nuevamente comunicarse con Anuar, en esta ocasión tienen éxito, “Anuar ¿qué noticias hay acerca de nuestro viaje a Abydos?” “Aún no tengo respuesta del ministerio, creo que debemos tener un poco más de paciencia, sé que han estado muy ocupados con otros asuntos, pero estoy seguro que en pocos días tendremos la autorización”. “Gracias, estamos en contacto”, se despide Leslie. Alexander le pregunta a Leslie “¿crees conveniente mostrarle a Anuar lo que descubrimos en los escritos que encontramos en la Biblioteca?,” “no lo sé, pero creo que deberíamos averiguar algo más antes de exponerle lo que sabemos”. Motivados por sus recientes hallazgos se encaminaron nuevamente a la Biblioteca de Alejandría donde decidieron continuar con sus estudios sobre Osiris. Buscando en diferentes escritos, Leslie y Alexander encontraron mucha información, pero solo algunos párrafos les parecieron importantes porqué en cierta forma se relacionaban con aquello que buscarían en Abydos. “Osiris era el jefe de la tríada Osiriaca, formada por Él, Isis (su mujer) y Horus (su hijo). El mito de Osiris introduce en la religión las nuevas ideas del bien y del mal. En el mito inicial, Osiris (el bien), es asesinado por su hermano Seth (el mal), quien lo arroja al Nilo, en donde lo encontrará Isis que ayudada de su sobrino Anubis le devuelve la vida con su amor. Con esa resurrección se establece el triunfo del bien sobre el mal.” “Osiris fue un héroe cultural, rey mítico, fundador de la nación egipcia, que enseñó a los hombres la civilización, las leyes, la agricultura y cómo adorar a los dioses. Muere como hombre pero resucita como inmortal gracias a Thot.” En otros escritos Alexander y Leslie descubrieron que el nombre de Osiris y sus epítetos variaron a lo largo de la Historia del Antiguo Egipto. Como Necher aa "Gran


dios", fue venerado en muchos santuarios, reflejándose en sus títulos: Neb Abydu "Señor de Abydos", Neb Dyedu "Señor de Dyedu". En Abydos se celebraban los "Misterios de Osiris", una de las más importantes festividades durante el Imperio Medio; consistían en rememorar la muerte, entierro y resurrección de Osiris, con la consiguiente promesa de vida eterna para los asistentes y sus difuntos. Constaba de cinco partes: 

la procesión, encabezada por Upuaut, que culminaba en un combate contra los enemigos de Osiris, como simbolismo de la expulsión de las fuerzas del caos;

la procesión funeraria de Osiris, como Jentyamentiu, por la necrópolis de Abydos;

el viaje en barca del dios hasta Poker, donde estaba su mitológica tumba (la que fue del faraón Dyer);

la noche de vigilia del difunto Osiris, con su posterior regeneración, transfiguración en espíritu y coronación (la parte más desconocida y secreta de los misterios);

el retorno gozoso de la imagen del dios a su templo de Abydos, entre la alegría general.

Según la tradición, en los catorce lugares donde Seth enterró cada parte del cuerpo de Osiris, los egipcios erigieron un templo: 

En Abydos estaría su cabeza, y era Osiris-Jenti-Amentiu, el "Señor de los Occidentales"; se le erigió un gran santuario de peregrinación para los egipcios. Era venerado como símbolo de la vida eterna.

En Busiris estaría la columna vertebral (asociada al pilar Dyed), y era dios principal de esta ciudad, de donde procedía la divinidad.

Alexander está fascinado con el contenido de los escritos, le pide a Leslie que se detengan por un momento y nuevamente toma una hoja de papel. “Leslie, tengo una idea que me surgió a raíz de estos escritos, y no quiero perderla, permíteme unos minutos en lo que le doy forma y en cuanto termine te comentó, ¿ok?”.


Después de unos minutos en los que Alexander escribe varias palabras, casi garabateando por hacerlo rápido no puede esconder su emoción y comienza a explicarle a Leslie lo que descubrió. “Dentro del nombre revelado de Dios HVHI la primer H representa la Madre Shejináh superior también conocida como Madre Divina Kundalini.” ¿Te acuerdas el ejercicio que hice cambiando letras griegas por hebreas cuando analicé el nombre ABYDOS?, bueno, volví a hacer lo mismo pero ahora con el nombre DYEDU, mira”, Alexander utiliza otra hoja de papel y escribe el nombre de la ciudad de forma vertical, D

dalet

Puerta, Palabra

Y

gimel

Revelación

E

alef

Nada

D

dalet

Puerta, Palabra

U

vav

Enlace

“Si unimos las palabras obtenemos la frase: La puerta de revelación de la Nada es la palabra, ella es el enlace.” Viendo esto me pregunté “¿qué sucede si enlazo ABYDOS CON DYEDU? Era como unir la cabeza con la columna vertebral.” Para que puedas comprender la importancia de lo que esta unión representa dentro del marco de la primera H del nombre revelado de Dios HVHI, la cual es asociada a la Madre Divina Kundalini en la Kabbalah, es necesario que te pregunte si sabes ¿qué es la energía Kundalini?, Leslie responde “he escuchado a maestros de Yoga comentar algo acerca de este tema pero no podría decir que lo conozco a fondo.” “Entonces será mejor que te explique el tema antes de continuar.”


“Dentro del hinduismo, la Kundalini es una energía invisible o inmedible representada simbólica y alegóricamente por una serpiente, que duerme enroscada en el muladhara el primero de los 7 chakras o círculos energéticos, ubicado en la zona del perineo.” “Respecto a la representación simbólica de la kuṇḍalinī como una serpiente, cabe recordar que en varias culturas las serpientes han sido veneradas como animales sagrados. Así pues en la antigua civilización egipcia, la serpiente Renenutet que los faraones llevaban en sus coronas, representaba su divinidad y alta iniciación (era símbolo de alta maestría).” “Mediante la práctica del yoga, la "serpiente" kuṇḍalinī subiría verticalmente a través de la columna vertebral hasta el vertex craneal, atravesando todos los chakras, hasta alcanzar la cima de la cabeza. Sería una energía evolutiva, y según el grado de activación en el individuo, condicionaría su estado de conciencia.” “¿Ahora comprendes Leslie?, Osiris se relaciona con una serpiente la cual representa la energía Kundalini contenida en la primera H del nombre de Dios HVHI, y no solo eso, sino que en última instancia, se vincula con el nivel de conciencia del ser.” “Por otra parte hay autores, estudiosos e investigadores que ven un fuerte paralelismo entre la mitología de Osiris y el relato de la vida de Jesús de Nazareth al que muchos asocian con el mesías o Mashiaj. Esta asociación gira básicamente en torno a la muerte, resurrección y ascensión al cielo de ambos.” “Además no es lo único, en hebreo “najas” significa serpiente y la suma del valor numérico de sus letras es 358, el mismo valor o guematría de la palabra “Mashiaj”. De alguna manera tal relación fortalece el lazo de unión entre ambos.” “Otro aspecto importante que se conecta con lo que te mencioné acerca de la relación de la serpiente Kundalini con el nivel de conciencia del ser, es el que surge de las palabras hebreas “moaj iesh”, cuyos significados son cerebro y realidad respectivamente, así, la moaj iesh se refiere a un cerebro que puede percibir la


realidad tal y como es, y lo más sorprendente es que la guematría de ambas palabras juntas suma 358, el mismo valor guematrico que el de serpiente y Mashiaj.” Termina Alexander “ahora sabemos que Osiris es el eje en el que convergen el nombre revelado de Dios HVHI, la palabra Mashiaj y el símbolo de la serpiente.” “Creo que ahora estamos mejor preparados para nuestro viaje a Abydos” comentó Alexander. Leslie, que no solo había prestado atención sino que tomaba notas y realizaba anotaciones, después de revisarlas le hizo varios comentarios a Alexander. “Pienso que en Abydos debemos enfocarnos a la tumba de Osiris, el Osirión y no perder tiempo en el templo de Seti I. Además, de acuerdo a lo que descifré en los escritos de Alejandro pienso que la flor, el círculo y las 6 serpientes, que se mencionan en ellos, deben relacionarse de alguna manera con el Tetragramatón, el nombre Mashiaj y la energía Kundalini. ¿Qué opinas?,” “Estoy seguro que la respuesta está en ABYDOS, pero creo que tu observación es muy acertada. Mi intuición me dice que cada vez nos acercamos más a la solución del misterio encerrado en los papiros.” No muy lejos de la Biblioteca la pareja con la que habían comido en días pasados Leslie y Alexander escuchaban algunas de sus conversaciones. Cuando el hombre golpeo a Leslie colocó un micro transmisor en su bolsa. La recepción no era buena, pero aun así escucharon lo suficiente como para saber que algo importante se encontraba en el Osirión, algo relacionado con la serpiente kundalini, el Mashiaj, el nombre revelado de Dios y la conciencia como parte de la realidad. La mujer que se había presentado con Leslie y Alexander utilizando el nombre de Sophía les hizo una llamada a su celular para invitarlos a tomar un café, pues habían quedado fascinados con su plática. “¿Leslie?, hola soy Sophía nos conocimos en la Biblioteca cuando mi esposo sin querer tiró tu bolsa”. “Ha, sí claro que te recuerdo, pero dime, ¿cómo han estado?, ¿qué tal se la están pasando en su viaje?, ¿qué lugares han visitado?” “Estamos encantados, nos gustaría reunirnos con ustedes antes de continuar nuestro viaje, y aprovechamos para contarles todo lo que hemos


hecho, ¿te parece bien hoy por la tarde?”, “permíteme un segundo, le comento a Alexander,” Leslie le comenta a Alexander, “me parece buena idea, sirve que descansamos un poco cambiando de ambiente y temas”. Leslie retoma la llamada “está bien Sophia nos vemos a las 5:00 p.m en el café Saqqara”. “Hasta entonces”, “Hasta entonces”. Ambas dieron por terminada la llamada.


CAPITULO XIII Leslie y Alexander regresaron a su hotel después de pasar una agradable tarde con sus nuevos amigos, Sophia y Anthony. Se tomaron fotos, intercambiaron pequeños regalos y se despidieron pues al día siguiente Sophia y Anthony continuarían su viaje a Grecia. Alexander y Leslie no podían imaginar que sus fotografías habían sido enviadas al servicio secreto Ruso, ellos tenían ya un grupo de 4 agentes quienes habían memorizado los rostros de ambos, y estaban por partir a Abydos. Lo que el servicio secreto Ruso ignoraba, al menos por el momento, era la presencia en Abydos de agentes del MI6 Británico. Aun no era mediodía cuando Alexander y Leslie decidieron nadar un rato en su hotel para relajarse en tanto recibían la llamada de Anuar. Sabían que el viaje a Abydos estaría cargado de intenso trabajo y sin duda muchas emociones. Mientras tanto el agregado cultural en la embajada Rusa hablaba con su homólogo Egipcio (quien era su informante) para convencerlo de la importancia de incluir a Natalia en el grupo de investigadores que irían a Abydos. Ella podría colaborar en el manejo de la información producto de los estudios realizados, y de esa manera evitar que los investigadores invirtieran tiempo en escritos, reportes de avance, etc., liberándolos para realizar mayores avances. (Aunque el verdadero propósito era el acceso de primera mano a la tan ansiada información). Estando así las cosas, alrededor de las cuatro treinta de la tarde, por fin recibieron la tan anhelada llamada de Anuar, todo estaba listo, partirían al día siguiente. Alexander le comenta a Leslie “considero que es necesario informar a Anuar sobre todo cuando hemos desentrañado basados en los escritos que encontramos en la Biblioteca de Alejandría”. Leslie concordó con Alexander y de inmediato invitaron a Anuar a su hotel.


Alexander no quería entrar en demasiado detalle, consideró que bastaba una breve semblanza, así que se limitó a comentar que se había percatado de algunas cosas que al inicio no parecían tener relación alguna, pero en el fondo, no solo estaban relacionadas, sino que daban la pauta para saber qué y en dónde deberían buscar al llegar a Abydos. Anuar, sorprendido por las palabras de Alexander, le dice: “Te suplico me pongas al tanto, no puede esperar, sé que viniendo de ti sin duda es algo importante”. “En la Biblioteca descubrimos que Osiris es el eslabón o eje central de enlace entre tres secretos aparentemente desligados, pero fuertemente unidos. El primero es que cuando se sustituyen letras hebreas en el nombre oculto de Ra se revela una extraordinaria correspondencia con una de las 12 permutaciones del Tetragramatón HVHI, en particular HHIV, que leída de derecha a izquierda se pronuncia Hiheyva. También encontramos que según la mitología los lugares donde Seth enterró la cabeza y la columna vertebral de Osiris fueron ABYDOS y DYEDU, y al unirlos forman la figura de la serpiente Kundalini, lo que nos conecta nuevamente al Tetrgramatón ya que en Kabbalah se le conoce a la H superior, como la Madre Divina Kundalini. Vayamos a otro aspecto que envuelve la mitología de Osiris, se dice que murió y por el amor de Isis y la participación de su sobrino Anubis resucitó y subió al cielo, lo que demuestra un punto de unión con los Evangelios Cristianos, en el que Jesús, a quien muchos consideran el Mesías pasó por la misma suerte, murió, resucitó y ascendió a los Cielos. La relación se fortalece cuando notamos que la guematría o valor numérico de la palabra Mashiaj (Mesías en hebreo) es 358, exactamente el mismo que la palabra Najas que sorprendentemente significa “serpiente”.” “Todo esto nos llevó a concluir que en ABYDOS debemos abocarnos a la tumba de Osiris más que al Templo de Seti I, en el Osirión está lo que buscamos respecto a la importancia del nombre y su papel en la conformación de realidades. Y si esto no fuera suficiente aún hay un indicio más que señala en esta dirección. 358 también


es la guematría de la frase Moaj Iesh cuyo significado es “cerebro que puede percibir la realidad tal y como es”. ¿Qué opinas de todo esto Anuar? “Perdón que te interrumpa”, interviene Leslie, “pero otro cosa que vale la pena remarcar es que esto debe relacionarse de alguna manera con los tres misterios de los papiros de Alejandro, ¿recuerdas?, flor, círculo y 6 serpientes.” Agrega Alexander. “Aunque aún no sabemos claramente cuál es la relación entre los tres secretos en torno a Osiris y los tres misterios nombrados por Alejandro, si estamos seguros que tal relación existe y que sin duda la respuesta la encontraremos en el Osirión.” La expresión de Anuar lo decía todo, estaba muy sorprendido por lo que había escuchado. “Amigos, lo que han dicho es estremecedor, jamás imagine que este tipo de relaciones pudieran hacerse en torno a la mitología de Osiris, aunque se trata de una propuesta audaz, solo queda por ver si se trata de un interesante juego de relaciones, o va más allá encontrando su confirmación en ABYDOS. Dejemos que el propio Osiris afirme o descarte tus hallazgos, Alexander”. “Que así sea”, le responde Alexander. “Por cierto hay algo que quiero comentarles, y es que el Ministerio de Antigüedades de Egipto, recomendó la integración de Natalia al grupo, por lo que ella se encargará de los reportes de avance, la organización de la información, y demás asuntos administrativos, para que nosotros podamos dedicarnos de tiempo completo a la investigación de campo”. Comenta Anuar “¡Maravilloso!”, exclaman al unísono Alexander y Leslie. Ambos sentían gran empatía con Natalia, por lo que les dio mucho gusto que fuera con ellos, y no solo por el asunto del trabajo administrativo, sino porque verdaderamente disfrutaban de su compañía.


CAPÍTULO XIV Después de un largo viaje finalmente llegaron a ABYDOS, de inmediato se hospedaron en el hotel mejor recomendado del lugar. Se dieron un baño y bajaron al comedor. Los cuatro, Natalia, Leslie, Anuar y Alexander estaban felices y listos para iniciar los trabajos de campo al día siguiente. En la comida Anuar comentó: “Me dejó muy impresionado lo que me contaste respecto a tus hallazgos, y aunque no estoy muy seguro de cuál fue la razón o en qué estaba pensando pero de pronto me vino a la mente el Canon Real o Papiro Real de Turín.” “Ahora les hablaré acerca de este documento, el Canon Real o Papiro Real de Turín es una lista de los faraones que reinaron Egipto, como también de los dioses que les precedieron, los semidioses, y los seguidores de Horus. Entonces, ¿quiénes eran estos dioses que gobernaron Egipto, anteriores a la dinastía I?” “La lista de reyes del Canon Real de Turín comienza con los dioses que según las creencias de los antiguos egipcios gobernaron Egipto al principio. Y aquí es donde radica el problema para los egiptólogos, pues aseguran que esto es mitología y sólo dan por cierta la cronología a partir de la Dinastía I.” “Al comienzo de la lista se encuentra el dios Ptah que, según la cosmogonía de Menfis, creó el mundo con el corazón y la palabra. Le sucede Ra, el dios sol creador de la vida, y después su hijo Shu, el aire, que separó el cielo (Nut) de la tierra (Geb) interponiéndose entre ambos. A Shu le sucede Geb, y después el hijo de éste, Osiris, que es asesinado por su hermano Seth.” “Luego aparece Horus, el hijo póstumo de Osiris, que luchó contra Seth por el trono de Egipto.” “Resumiendo, según el Canon Real de Turín, varios dioses gobernaron Egipto: Ptah, Ra, Shu, Geb, Osiris, Seth, Thot, Maat y Horus; cada cual durante inmensos períodos de tiempo. Después reinaron los Shemsu Hor durante 13.420 años, antes


de surgir la primera dinastía de faraones. Así, los predecesores de Menes ocuparon el trono egipcio durante 36.620 años.” “A Ptah se le conoció por diferentes nombres, entre ellos “Señor de la Magia”, “Señor de la Oscuridad”, “Señor de la Verdad”, “Señor de las serpientes y de los peces”. “Nuevamente la ascendencia de Osiris nos remonta a un dios cuyo nombre es Ptah el cual materializa el mundo físico con el poder de su corazón y a través de la palabra.” Continua Anuar, “y aún más, en el himno a Ptah se lee: <el espacio se desdobla, el corazón se da a conocer, la voz se esclarece, la vida se crea>. Aunque no comprendo a fondo el posible significado de la frase, si me deja claro que los primeros gobernantes de Egipto podían materializar a través de la palabra y de acuerdo a esto, antes de que esto ocurriera, algo le sucedía al espacio. Quizá tú puedas comprender mejor esta estrofa del himno”, dirigiéndose a Alexander. “Tal vez pueda encontrarle un sentido claro, por lo pronto percibo una estrecha relación con la física cuántica en la estrofa, pero en este momento, no podría decirte más al respecto”. “Lo único que me queda claro es que todo apunta a la importancia del nombre y la palabra en el proceso de materialización de la realidad.” “Hay otro aspecto de Ptah que me parece interesante remarcar”, comenta Alexander. “Como señor de la magia se vincula con el nombre secreto de RA y por tanto con el TETRAGRAMATÓN, además se relaciona explícitamente con las serpientes. Si recordamos que el pez es un símbolo que se identifica con Jesús, el Mashiaj, entonces tenemos nuevamente la triada, HVHI, Mashiaj y serpientes.” Leslie interviene: “recordemos que a pesar de la gran cantidad de dioses que conforman el panteón egipcio, ellos reconocían un poder divino único que estaba detrás de todas las cosas y presente en todas sus deidades.”


Natalia estaba encantada con todo cuanto había escuchado y a pesar de que ella no podría ir a realizar trabajo de campo, sabía que sería la primera en conocer cualquier hallazgo del grupo. Terminaron de cenar y ambas parejas se retiraron a sus habitaciones, sin duda les esperaba un gran día. Al arribar a la tumba de Osiris, Alexander de inmediato notó algo que magnificaba el misterio, observó que el Osirión fue construido unos 8 metros por debajo del nivel de los cimientos del templo de Seti I, sin razón aparente. Esto le hizo pensar que quizás se construyó cuando era precisamente ese el nivel del estrato superior de la tierra, y que luego con el paso del tiempo y la acumulación gradual de sedimentos, se fue elevando hasta quedar en el nivel del templo de Seti I. Esta implicaría que el Osirión se construyó en una era previa al tiempo en que fue construido el templo de Seti I. “Estamos de acuerdo contigo”, comentan Leslie y Anuar. “Según tu hipótesis el Osirión sería anterior al periodo de la desglaciación, ¿estoy en lo correcto? pregunta Anuar. “Quizá sea así”, respondió Alexander. Al empezar a estudiar más de cerca los bloques megalíticos de piedra con el que el santuario fue construido Leslie notó algo que no esperaban, encontró crustáceos incrustados en algunas piedras, pero ¿cómo era posible?, no hay crustáceos en el Nilo, es de agua dulce. Al escuchar esto Anuar interviene “suponiendo que dichas conchas no se encontraban ya en las piedras de la cantera, se podría inferir que el Osirión podría haber estado cubierto por el mar en algún momento remoto. De ser así el Osirión ya existía en el momento de la desglaciación, hace más de 12,000 años.” Alexander también notó casi de inmediato que el estilo arquitectónico del Osirión, así como sus materiales y montaje, eran diferentes a los del templo de Seti I. El


estilo megalítico del Osirión no se suele ver en otros templos egipcios, así como tampoco su método de construcción a base de rocas ensambladas.

Alexander continúa hablando: “miren estos bloques de piedra, pienso que pesan más de 50 ó 60 toneladas y a pesar de eso se ensamblan entre sí con absoluta precisión”. “Si los vemos”, comentan Leslie y Anuar. “Caminemos, les mostraré más de esto, aquellos bloques en la parte alta tienen forma de “L”, en ángulos perfectos de 90° con el fin de encajar a la perfección en las esquinas.”


Continúa Alexander “si miramos detenidamente observaremos pasillos de muros construidos con rocas irregulares (como las vistas en las pirámides) de forma simétrica entre muros opuestos.


“Si comparamos esta construcción megalítica con el templo de Seti I es fácil ver una total diferencia entre ambos”. “Pienso que debemos realizar una inspección más detallada de cada parte” Comenta Alexander. Con este propósito en mente se separan los tres e inician la búsqueda, no habían pasado más de 15 minutos, cuando Leslie se comunica con Alexander y con Anuar y les pide que se reúnan en la entrada. “Síganme, miren lo que encontré grabado en el interior de uno de los megalitos. Yo diría que parece una flor”. “¿Se dan cuenta?, ¡Una flor!”. Dice Alexander “parece que encontramos el primer símbolo mencionado en los papiros de Alejandro, ¡la Flor de la Vida!”.

“Es muy extraño que un símbolo así se encuentre en Egipto, no existe un grabado igual en ningún templo ni del alto ni del bajo Egipto.” Apunta Anuar Y prosigue: “acérquense miren la perfección de sus curvas y el parejo del grosor de sus líneas. Geométricamente es perfectamente simétrica y proporcional. ¿Con qué tipo de herramienta crees que se haya realizado?”, dirigiéndose a Alexander. “Desde luego no con herramientas manuales como las utilizadas para realizar los grabados del templo de Seti I, parece que se trata de un trazo continuo y con la


misma profundidad, no puedo imaginar que técnica utilizaron para realizarlo, además no conozco herramienta aún en nuestros días capaz de hacer algo así.” Continúa Alexander “quizá lo que diré parecerá una muy audaz hipótesis, pero en base a lo que escuchamos de Anuar acerca del Papiro Real de Turín, lo que sabemos de Balbek, del Templo de Salomón y otros lugares sagrados, puedo atreverme a suponer que las civilizaciones aceptadas por la arqueología ortodoxa no construyeron esos lugares, sino que los utilizaron para construir sobre ellos, o cerca de ellos, de inmediato se sigue que el Oridión es mucho más antiguo que el tempo de Seti I, y que los grabados a excepción del de la flor de la vida fueron realizados durante esa dinastía.” “Bien ya es tarde y no creo que podamos avanzar más, recomiendo que nos retiremos a descansar”, dice Anuar, “estamos de acuerdo”, responden Leslie y Alexander.


CAPITULO XV Al llegar al hotel el grupo se reúne con Natalia, le informan de los principales hallazgos, entre ellos el grabado de la flor de la vida, y la hipótesis de Alexander acerca de la verdadera antigüedad de la tumba de Osiris, el Osirión. Natalia le pide a Alexander que le dé más detalles para poder elaborar el informe diario que debe enviar al Instituto. Después de una cálida noche y de sueño reparador están listos para reanudar el trabajo de campo. Una vez en el Osirión, Leslie, Anuar y Alexander se separan para buscar indicios de algún nombre o palabra, ya sea en escritura jeroglífica o en cualquier otro tipo. Pasan varias horas sin hallar lo que buscan, hasta que Anuar localiza a Leslie y Alexander, “vengan al ala Norte, parece que encontré algo, pero está muy cerca del nivel del agua, así que es difícil verlo”. Cuando llegaron con Anuar este les señalo el sitio en el megalito donde estaba la inscripción, pero casi no se veía por lo que Alexander agitó el agua y logró ver un poco mejor los símbolos grabados en ella. Continuo agitando el agua mientras le pedía a Leslie que tomara fotografías, después de varias tomas decidieron dejar el Osirión para ir a un lugar donde pudieran sentarse a ver detenidamente las fotografías y copiar los símbolos en papel. Notaron, aunque no de forma muy nítida, que se podían observar 4 símbolos, esto los animó, sabían que justamente estaban buscando un Nombre o palabra de 4 letras o en su defecto símbolos. Después de varios minutos lograron dibujar entre los tres, los símbolos de las fotografías de Leslie,


Alexander se dirige a Leslie y a Anuar “¿tienen idea de a qué cultura pertenece este tipo de escritura?”, “en realidad no”, le responden ambos. Toman unos minutos para buscar en internet letras antiguas, pero no hay nada que se parezca. Algo decepcionados y a punto de darse por vencidos Alexander hace una interesante y quizá obvia observación, los símbolos segundo y cuarto son iguales. Toma una hoja y escribe debajo de los símbolos letras hebreas,

I

H

V

H

“Quizá les parezca algo “forzado”, pero ¿alguien tiene una mejor idea?, ¿no es así?, entonces déjenme terminar”. “¿Recuerdan el nombre secreto de Ra, HKAW, y su equivalencia semítica HHIV?, ¿qué pasaría si sobreponemos ambos nombres?” I H

H H

V I

H V

“Es claro que la única coincidencia se da en la segunda posición. Anuar, ¿tienes a la mano un plano de ABYDOS, donde se vea claramente la distribución del Templo de Seti I?”, “Si claro, permíteme”, Anuar saca varios papeles de su portafolios, y entre ellos aparece el mapa que Alexander le solicitó.


Alexander toma el mapa y señala un área dentro del templo, las capillas de Osiris, Amón, Ra y Ptah. Luego escribe los nombres de los 4 dioses debajo de los nombres que había puesto en la hoja. I H Os

H H Am

V I Ra

H V Pt

“¿Notan que la coincidencia se da justo arriba de Amón?”, otro aspecto importante que debemos considerar es que en Egipto a Alejandro se le conoce como Hijo de Amón.” “Antes de estar totalmente seguro sobre este indicio me gustaría que regresáramos a dónde se encuentra el nombre en la roca.” Anuar guarda el papel donde escribió Alexander y los tres regresan al Osirión. Una vez frente a la roca, Alexander se mete al agua y toca los símbolos, se da cuenta


que no se grabó con la misma técnica que la flor de la Vida, eso le sugirió que el nombre fue grabado en una época posterior. Después de palpar detenidamente la roca, Alexander sale del agua y comenta: “pienso que el grabado lo hizo Ptolomeo cuando trajo uno de los arcones, el cual ocultó en la sala de Amón. Los símbolos que están en la roca, seguramente los copio del arcón.” “Sin lugar a dudas debemos buscar en la capilla de Amón”. Aunque no había demasiado rigor científico en las deducciones de Alexander, lo cierto era, que sin su propuesta, estaban en un callejón sin salida. A pesar de no estar totalmente convencidos, decidieron apoyar la idea de Alexander y programar la búsqueda para el día siguiente. Los tres regresaron al hotel, y nuevamente le dejaron la información obtenida en el día a Natalia para que realizara su informe.


CAPÍTULO XVI Natalia sabía que el grupo estaba haciendo grandes avances, pero que no era el momento de enviar la información al Coronel Kaparov, ella estaba haciendo una copia de todo en una memoria micro. El grupo se levantó temprano, desayunaron fruta y se dirigieron al templo de Seti I, específicamente a la capilla de Amón. Al llegar a la capilla no tenían idea de lo que habrían de buscar, si estaría oculto en las paredes, o en el piso, si habría alguna señal que indicara la posible ubicación de lo que suponían sería un arcón. Comenzaron a ver las figuras en los muros y no pasó demasiado tiempo cuando vieron un grabado que les llamó la atención de inmediato a los tres,

Se trataba de la imagen de un hombre colocado a la derecha de algo que parecía ser un arcón. Los tres se miraron unos a otros, y con una expresión facial en la que se leía ¿y por qué no? Anuar informó la situación al Instituto de Investigaciones


Arqueológicas para solicitar la autorización de escavar en la capilla de Amón. Como era de suponerse, le pidieron que esperara unos días en los que evaluaban la situación para decidir sobre si darían o no dicho permiso. Pasaron 4 días de desesperante espera hasta que la tan ansiada autorización llegó a través de una llamada al celular de Anuar. El equipo para llevar a cabo la excavación estaba en camino, cerrarían la capilla al público durante la realización de los trabajos. Al llegar el equipo de arqueólogos calificados para llevar a cabo la excavación, le preguntaron a Anuar sobre el lugar exacto donde debían realizarla, él les señalo el piso debajo de la figura con el “arcón”. Los tres sabían que la excavación llevaría tiempo, algo así debía llevarse a cabo con mucho cuidado. Pasaron 5 días sin que nada se encontrara, pero en la mañana del sexto día los arqueólogos encargados de la excavación encontraron algo, una laja de piedra con algo grabado en ella, grabado que no podrían distinguir claramente hasta quitar toda la tierra de encima. Antes de comenzar a descubrir la laja en su totalidad llamaron a Leslie, Alexander y Anuar. Los tres veían impacientes como iban descubriendo los grabados en la piedra laja. Cuando al fin quedó libre de tierra y polvo la superficie de la piedra no podían dar crédito a lo que se revelaba ante sus ojos, era el grabado de la flor de la vida en el lado izquierdo y en el derecho los mismos cuatro extraños símbolos que encontraron en el monolito del Oridión. Alexander pide permiso al grupo de excavadores para bajar y ver más de cerca la piedra, al tocarla se da cuenta de algo impactante, el grabado tanto de la flor de la vida, como de los 4 símbolos había sido hecho bajo la misma técnica desconocida


que se utilizó en los grabados de la flor de la vida en el Oridión. Su idea acerca de que Ptolomeo había grabado los símbolos tomaba fuerza. Sin duda los había copiado de la piedra laja que cubría el arcón, antes de enterrarlo en la capilla de Amón de acuerdo a las indicaciones dadas por el propio Alejandro. Lo siguiente era desenterrar el arcón completo y sacarlo. Y así lo hicieron ayudados de una grúa traída especialmente para tal efecto. Durante los días que duró la búsqueda, hallazgo y extracción del arcón de Alejandro, el MI6 llevó a cabo un estrecho seguimiento del trabajo del grupo. Sin que ellos se percataran habían estado muy cerca, tanto que el operador de la grúa encargada de la extracción del arcón era un agente del MI6. Una vez que el arcón fue colocado en el piso Anuar solicitó le fuera entregada la herramienta necesaria para abrirlo, y pidió que todos salieran de la capilla a excepción de Leslie y Alexander. Haciendo uso de la herramienta después de algunos intentos Alexander y Anuar logran despegar la piedra de la cubierta de la base. En unos minutos estarían en posición de quitarla y ver aquello que miró Alejandro y que causo tremendo impacto en él. El corazón de los tres latía aceleradamente, no podían esperar para retirar la piedra de la cubierta, pero al mismo tiempo los invadía una cierta sensación de temor a lo desconocido. Llego el momento, se vieron los tres y sin decir palabra solo asintieron con la cabeza. Cuando terminaron de deslizar la cubierta, los tres se quedaron “helados” observando el interior del arcón de piedra. Es difícil saber cuánto tiempo pasaron en ese estado de shock pero la experiencia terminó cuando uno a uno fue perdiendo el conocimiento, desvaneciéndose a un costado del arcón. Pasaron varios minutos y la primera en recobrar el conocimiento fue Leslie, de inmediato se acercó a Alexander quien pronto abrió los ojos y al ver que todo estaba


bien, Leslie lo dejó para verificar el estado de Anuar, el también comenzaba a volver en sí. Al estar plenamente conscientes, lo primero que notaron fue que la cubierta estaba nuevamente sobre el arcón. Cuando estuvieron totalmente recuperados de la experiencia, se hicieron entre ellos la obvia pregunta ¿Qué experimentaron ustedes? Alexander fue el primero en contestar. “Yo vi una esfera de luz amarilla que se revelaba ante mí como un vacío cuántico”. “Qué extraño,” comentó Anuar “Yo vi la misma esfera de luz amarilla pero ante mí se me reveló como la flor de la vida. “Vaya que es desconcertante, yo también vi la misma esfera de luz amarilla, pero a mí se me reveló como un huevo que tenía grabado en él los 4 símbolos que no hemos podido descifrar, sin embargo escuche un extraño sonido, que no puedo repetir, pero que estoy segura correspondía a lo correcta pronunciación del Nombre asociado a esos 4 símbolos.” Explico Leslie. “Me pregunto ¿qué habrá visto Alejandro, como se le habrá revelado a él la extraña esfera de luz amarilla?” Prosigue Leslie. “Creo que lo importante en este momento es decidir ¿qué debemos hacer con el arcón?, ¿lo regresamos a dónde estaba?, ¿lo llevamos con nosotros a Alejandría?,” se preguntaba Alexander. Anuar interviene “Dejemos aquí el arcón por esta noche en custodia de las autoridades del Templo, mañana con la mente más clara, seremos capaces de tomar la mejor decisión, ¿están de acuerdo?” “Estamos de acuerdo”, responden Alexander y Leslie. Al final del día los tres se retiraron a su hotel. Al llegar informaron a Natalia del hallazgo, pero todos acordaron no comentar nada acerca de la experiencia vivida ese día en torno al arcón.


Anuar quería que Natalia los acompañara para saber que veía ella, tenía mucha curiosidad por averiguarlo, aunque nada de esto comentó con Leslie y Alexander. Ya en su habitación Leslie y Alexander comentan lo ocurrido en el día. Leslie le pregunta a Alexander, “¿qué tiene que ver la flor de la vida con lo que experimentamos esta tarde? ¿Cómo actúa el extraño nombre grabado en la cubierta junto a la flor de la vida?, ¿tienes alguna idea?” “Leslie, en verdad estoy muy cansado, dejemos estas preguntas para mañana, prometo que trataré de dar respuesta a tus inquietudes, pero por hoy solo quiero dormir, ¿está bien?” “Ok, duerme ya no te voy a molestar, al menos por hoy”. “Lo sé”, comenta Alexander. Ambos rieron.


CAPÍTULO XVII Al día siguiente casi con el amanecer se levantaron Anuar y Natalia, ella estaba muy entusiasmada por la propuesta que le hiciera Anuar acerca de ir a la capilla de Amón con ellos y ver el interior del arcón. Solo había un problema, Alexander y Leslie debían estar de acuerdo y aún no lo sabían. Anuar se adelanta al restaurante del hotel para encontrarse con Alexander y Leslie, a quienes convence sin mayor problema para que aprobaran la idea de que Natalia los acompañara y viera el interior del arcón. A ambos les pareció una buena idea, básicamente por dos razones, una, saber que vería ella y segunda porque en realidad la apreciaban y estaban dispuestos a compartirle una experiencia tan especial. Así las cosas los cuatro partieron al Templo de Seti I, una vez en la capilla de Amón pidieron a los guardianes del arcón que abandonaran el recinto. Al igual que lo hicieran el día anterior, Alexander y Anuar toman la herramienta apropiada y comienzan a deslizar la piedra, los tres habían acordado previamente no ver el interior del arcón. Cuando por fin dejaron descubierto el interior, Natalia se acercó y con gran sorpresa comentó “¿para esto me trajeron?, no hay nada, el arcón está vacío”, visiblemente confundidos con el comentario de Natalia, el primero que reacciona es Anuar “En realidad no te dijimos nada para no predisponerte pero queremos saber si tu alcanzas a ver algo en el interior que nosotros no hayamos notado, ¿es así, ves algo, un símbolo, cualquier cosa grabada en el fondo o las paredes?,” Natalia se asoma más de cerca utilizando una pequeña lámpara. “La verdad es que tampoco veo nada, lo siento, no hay más que aire y paredes de piedra”. “Qué lástima chicos, parece que alguien se les adelantó y sacó lo que había aquí, si alguna vez hubo algo.” “Tienes razón, es decepcionante, pero al menos encontramos el arcón” comentó Leslie. “Bueno, chicos, siento no haberles sido de gran utilidad, sino les importa debo regresar al hotel, tengo mucho que escribir, por cierto, ¿quieren que ponga esto en


el informe, o prefieren que espere a ver si con un análisis más minucioso encuentran algo?,” “Preferiríamos que esperaras”, comentan al unísono los tres. “Ok, los veo más tarda, Chao”, se despide Natalia saliendo de la capilla de Amón para dirigirse al hotel. Ya solos, entre ellos hacen varios comentarios. Leslie inicia la conversación: “¿por qué no vería nada Natalia?,” Anuar continúa “no lo sé, sin embargo el que ella no haya visto nada, no debe demeritar lo que nosotros vimos y experimentamos, pues fue algo que tuvo aspectos similares y personales, situación que es muy poco probable que hubiera surgido a raíz de algo como una alucinación colectiva”. Alexander interviene. “Estoy de acuerdo con Anuar, nuestra experiencia no fue producto de alucinaciones, aunque nuestras convicciones si tuvieron que ver en lo que cada uno de nosotros fue capaz de percibir”. Alexander, por su profundo conocimiento de la física cuántica se dio cuenta que el arcón era capaz de reflejar en la mente de quien observa su propia esencia mostrando las propias convicciones, pero manteniendo oculta la verdadera esencia de la Nada. Alexander, “¿qué piensas?, vamos dinos, estoy segura que tienes alguna respuesta a lo que acabamos de presenciar con Natalia,” interviene Leslie. “Supongo que este arcón de piedra es mucho más que eso, representa un tipo de tecnología que ni siquiera hoy en día somos capaces de imaginar, ¿cómo fue hecho?, no lo sé, de lo que sí estoy seguro es que es una especie de puente entre la Nada y cada conciencia, cada vez que el arcón realiza la función para la cual fue construido, la Nada permanece oculta a los ojos de los incrédulos y solo se revela a través de las convicciones del creyente, mostrando así a cada conciencia su verdadera esencia.” “Este arcón es capaz de llevar a la conciencia que observa a una realidad alterna conforme a su propia esencia, en otras palabras, aquí es donde participan los 4 símbolos grabados en la cubierta, no los conocemos y por lo mismo no sabemos la


manera en la que deben pronunciarse, sin embargo, estoy seguro que la pronunciación no es única, se trata de una extraña palabra cuya pronunciación es diferente para cada conciencia, así que supongo que representa el verdadero nombre de cada ser o esencia en el momento en el que observa el interior.” “Ayer el arcón nos reveló tres cosas que sin duda están relacionadas y son parte de la solución del primer misterio que Alejandro nos dejó en sus escritos y que encomendó su cuidado y ocultamiento a su querido general Ptolomeo.” “Gracias a lo que nos ocurrió el día de ayer ahora sé que en la conformación de realidades a partir de posibilidades de la Conciencia o Nada, participan el vacío cuántico, la flor de la vida, y el nombre oculto de cada ser. Además creo que no debemos olvidar las 4 estrofas del himno a Ptah, <el espacio se desdobla, el corazón se da a conocer, la palabra se esclarece, la vida se crea>”. Anuar se apresura a realizar una oportuna observación “entonces ¿si abrimos el arcón cualquiera de nosotros conociendo nuestro nombre secreto, percibiríamos una realidad diferente?, ¿qué sucedería conmigo en esta realidad?” Contesta Alexander, “la respuesta a tu primer pregunta es sí, en cuanto a la segunda, no estoy seguro, prefiero meditar un poco más al respecto antes de darle solución a tu inquietud.” Continua Alexander “bajo las condiciones en las que opera el arcón, creo que no hay mayor riesgo si lo enviamos al Instituto de Investigaciones Arqueológicas, ¿qué opinan ustedes?, ¿están de acuerdo?” “En esto tu eres el experto, si crees que no hay peligro de que se haga mal uso de esta formidable tecnología adelante, enviémoslo al Instituto,” comenta Anuar. Mientras ustedes hacen los arreglos necesarios y supervisan las maniobras de embarque, yo regreso al hotel, necesito trabajar para encontrar la manera en la que se relacionan, el nombre, el vacío cuántico y la flor de la vida.


CAPÍTULO XVIII De regreso en el Hotel, Alexander se dirige a su habitación y de inmediato comienza a trabajar en aquello que le interesaba relacionar. Se comunica con un colega, quien ha publicado varios escritos sobre la Nada, la importancia del nombre, el Tetragramatón HVHI, y la flor de la vida. Alexander toma el teléfono y le marca a su amigo el Dr. Elias “Doctor, como estás, soy Alexander estoy en ABYDOS, ya sabes, el lugar donde está grabada en piedra la flor de la vida”, “Hola Alexander que gusto saber de ti, dime, ¿en qué te puedo ayudar?” “Doc, sé que has escrito mucho acerca de la Flor de la Vida y su relación con el vacío cuántico y el nombre revelado de Dios HVHI, ¿Crees que puedas enviarme un <abstract> de tu trabajo?”, “desde luego que sí, solo dame tu correo, y te lo envío lo antes posible, ¿te parece bien?”, “¡Ah!, no pienses que esto te saldrá gratis, tendrás que compartir información conmigo”. “Me parece bien doc., estaré esperando tu artículo, y cuando tenga algo importante lo compartiré contigo, nos comunicamos luego”. No paso mucho tiempo para que le llegara la tan ansiada información, Alexander abrió el documento y comenzó a leer: En el texto del correo había una nota del Dr. Elías, “Alexander, lee todo el documento, desde el inicio. A primera vista podrías pensar que poco o nada tiene que ver con el asunto que te ocupa, pero no lo descartes, es importante, al final verás que sí tiene relación con lo que te interesa, saludos. Cualquier cosa que quieras comentar márcame”. Al abrir el correo, venía un documento de PDF, que contenía gran cantidad de información, y comenzaba diciendo -Om es una sílaba en sánscrito que simboliza al divino Brahman [nombre dado por la cultura hindú a la nada]. Significa unidad con lo supremo, la unión de lo físico con lo espiritual. Es la sílaba sagrada, el primer sonido del Todopoderoso, es el sonido del que emergen todos los demás sonidos del lenguaje divino.-


-La repetición constante y rítmica del Om lleva a la conciencia finita hacia una conexión con la nada.-Alexander, considero importante remarcar que cómo aquello que se pretende es la conexión con la nada, el que se utilice un sonido ligado a un nombre dado por el hombre en lugar de algún nombre revelado es irrelevante, aquí no tratamos de ser para revelar lo oculto a través de la materialización de alguna posibilidad, sino simplemente de entrar en comunión con la nada.-El mantra Hari Om Tat Sat significa “esto es verdad” y está formado por la unión de dos mantras, Hari que representa la realidad manifiesta, y Om lo imperceptible, el aspecto oculto de la nada. Así el mantra sugiere que lo que la conciencia finita es capaz de percibir y lo que no es capaz de percibir no son diferentes, son lo mismo.-Alexander, cuando pronuncies el mantra Hari Om Tat Sat ten en mente que no hay diferencia entre lo perceptible y lo no perceptible.-Seguramente aun no sabes porqué incluí lo anterior en la información que te he enviado, pero no te detengas a meditar sobre lo que has leído, sigue adelante y luego vuelves a leer, solo así veras dónde encaja esta información.-

-Lo siguiente toca un tema que conoces muy bien: el vacío, en la Teoría Cuántica de campos, el vacío cuántico (también llamado el vacío) es el estado cuántico con la menor energía posible. Generalmente no contiene partículas físicas. El término <energía del punto cero> es usado ocasionalmente como sinónimo para el vacío cuántico de un determinado campo cuántico, ¿estoy en lo cierto Alexander?, seguro que sí. Con tu tácita aprobación continuaré.-Estarás de acuerdo que el vacío cuántico no está verdaderamente vacío sino que contiene ondas electromagnéticas fluctuantes y partículas que saltan dentro y fuera de la existencia. Te preguntarás al igual que yo, y si salen de la existencia, ¿adónde van?, ¿a la no existencia? No lo creo, de acuerdo a los estudios que he realizado, no van a ningún lado, solo dejan de ser percibidos por el observador en su realidad relativa. Piénsalo, estoy seguro que concordarás conmigo.-


-Según las modernas teorías de las partículas elementales, el vacío es un objeto físico, se puede cargar de energía y se puede convertir en varios estados distintos. La física anticipa vacíos diferentes. El tipo de partículas elementales, su masa y sus interacciones están determinados por el vacío subyacente. La relación entre las partículas y el vacío es similar a la relación entre las ondas del sonido y la materia por la que se propagan. Los tipos de ondas y la velocidad a la que viajan varía dependiendo del material.-Ahora viene el párrafo que te va a interesar, la relación que encontré entre el vacío y el mantra que menciono al inicio del artículo, lee con cuidado,-Al vacío podemos concebirlo como un canal finito mediante el cual a través del Nombre, lo oculto e infinito de la nada se manifiesta, y por esto pensar en el vacío deber ir de la mano del mantra Hari Om Tat Sat el cual nos recuerda que el vacío, lo manifiesto, y la nada lo oculto, son lo mismo.Alexander se dio cuenta del papel que jugaba este poderoso mantra, no para materializar una realidad, pero si para entrar en resonancia con el vacío cuántico y así ser una con la infinidad de posibilidades no manifiestas de la Nada. De inmediato se preguntó “¿Aquellos 4 símbolos indescifrables representarían las cuatro palabras del mantra Hari Om Tat Sat?” Y continuó leyendo. -Cuando la Nada descubre lo finito en ella le da su poder a través del Nombre… (Elohim, Brahmán, Taiowa, Tao, Amón Ra, etc.), pero el verdadero Nombre permanece oculto. En cierto sentido el vacío es la contraparte del Nombre, la matriz finita de la materia y por tanto el verdadero Nombre, el de la deidad fundamental de la Nada debe ser parte de él.-En este momento te estarás preguntando, ¿cuál es el verdadero nombre de la primera conciencia finita revelado para sí misma en la nada?-De acuerdo a la Tora este Nombre es HVHI conocido como el tetragramatón. formado por las letras hebreas HEI VAV HEI IUD y cuya pronunciación más


aceptada es Yahweh. En este nombre se encierra todo el poder de la Nada para conocerse a sí misma mediante auto revelación.-Yo, al igual que tú (estoy seguro), me pregunté “¿Por qué este nombre y no uno vinculado al hinduismo, al taoísmo, o a cualquier otra forma de culto a lo divino?-En todas las escrituras sagradas los nombres de dios se refieren a aspectos descriptivos de lo que cada cultura concibe como dios, en este sentido la lista de nombres es interminable, pero ¿Cuál de ellos es el verdadero?, ¿bajo qué criterio seríamos capaces de discernirlo?, ¿acaso será aquel que en su nombre se encierre su eternidad, su infinitud, su omnipresencia, su omnipotencia, su omnisciencia?-

-Sinceramente no lo creo, no pienso que un solo nombre pueda contener todo nombre, todo aspecto cognoscible u oculto, el poder de lo infinito en lo finito, a menos que dicho nombre no lo fuera como tal. Es decir, que se tratara de un conjunto de letras cuya pronunciación individual fuera conocida pero indefinida como parte del Nombre, y con el único Nombre revelado dentro de toda escritura sagrada en que ocurre tal cosa es en la Torá con el Tetragramatón (HVHI). Cuando Alexander terminó de leer el párrafo, pensó para sí, “sin duda los 4 símbolos que encontramos no tienen pronunciación en conjunto, tal vez de forma individual la tienen, ¿pero cómo saberlo? Y continúo leyendo.” -Aunque se le asigna por tradición o costumbre la pronunciación Yahweh la realidad es que varios estudiosos del tema aseguran que no se puede estar totalmente seguros de que sea la pronunciación correcta.-Desde mi punto de vista, mi querido Alexander, estoy seguro que no existe pronunciación para este Nombre y la razón es simple, el tetragramatón (HVHI) no es parte de un lenguaje verbal, más bien de un lenguaje holográfico, solo así un Nombre podría contener tal cantidad de información.Alexander pensó, “es cierto, se trata de un lenguaje holográfico en el que las vocales separadas si tienen pronunciación pero juntas como parte del Nombre, no. Ahora


entiendo, esto equivale a lo diferenciable materializado y a lo no diferenciable en la nada.Continúa leyendo, -Dado que la conciencia absoluta o Nada se auto descubre a través de un esquema fractal, el verdadero Nombre de cada entidad de conciencia consciente capaz de materializar mediante la observación los misterios ocultos en la Nada, no tiene pronunciación.-No así aquello que es revelado o materializado, esto si posee un nombre con pronunciación.Alexander nuevamente interrumpe la lectura para meditar un poco sobre lo que acababa de leer, si entendí bien, “el único Nombre sin pronunciación que contiene a todo nombre es HVHI, pero al momento de fractalizarse genera copias de sí mismo que tienen Nombres pero tampoco pueden ser pronunciados, sino que, son de naturaleza holográfica, estos Nombres corresponden a conciencias capaces de ser conscientes. Y cada conciencia sin Nombre pronunciable, con Nombre holográfico, es parte de una realidad inmersa en la holografía del propio Nombre, así realidad y conciencia capaz de ser consciente son lo mismo, luego mediante nombres pronunciables a través de los cuales puede materializar las infinitas posibilidades de su realidad, es capaz de conocerse a sí misma a través de la percepción. ¡Esto es extraordinario!” Continúa leyendo, -Concluyendo, mi buen Alexander, una conciencia que no es consciente de sí misma, se forma para sí un nombre de naturaleza holográfica (el verdadero - HVHI) donde lo infinito, indefinido e indeterminado queda contenido, lo finito conteniendo lo infinito, conforme comienza a auto descubrirse esta conciencia finita con la habilidad de ser consciente, revela para sí de forma fractal nuevas conciencias capaces de conocerse a sí mismas, es decir, capaces de ser conscientes. Pero estas conciencias con la habilidad de ser conscientes no pueden conocerse a sí mismas sino es a través de una realidad y entonces da nombres finitos y


pronunciables a lo que hay en la conciencia que no es capaz de ser consciente de sí misma, pero sí de revelar a la conciencia consciente lo que su esencia es.Nuevamente Alexander interrumpe la lectura, “vaya que entendí, me anticipé a las conclusiones de mi amigo, y veo que hablamos de lo mismo.” Alexander cierra la computadora, y medita en silencio por uno minutos. Las letras HVHI, y por qué no, los 4 símbolos que hayamos, representan una forma de lenguaje holográfico, suponiendo que individualmente pronunciadas se escuchan como el mantra Hari Om Tat Sat, o el equivalente en el idioma en el que se hayan escrito, entonces mediante estos sonidos podríamos conectarnos con la nada a través del vacío cuántico, pero sin olvidar que las letras HVHI o los 4 símbolos que hallamos, representan el nombre finito que contiene holográficamente lo infinito, y me atrevo a suponer que su poder de materialización puede ejercerse a través de sonido, color y forma. “Al menos en lo que a sonido se refiere el mantra representa un avance,” pensó. Alexander sigue meditando y decide explorar más en base a la información que su colega y amigo, el Dr. Elías acababa de enviarle. Y pensó, veamos que ocurre al sustituir cada letra que compone el nombre HVHI por su valor ordinal, a la Hei le asignó el número 5, a la Vav el 6 y a la Iud el 10, así el valor gemátrico sería 26. Recordó que el dos corresponde a la letra Bet, y el seis a la letra Vav, las cuales de acuerdo a la Kabbalah tienen un significado especifico, la Bet representa la casa de Di-s, en otras palabras, se refriere a lo infinito morando en lo finito, la nada en su cara oculta morando en la cara revelada, lo inmaterial en lo material, lo espiritual en lo físico. También recordó que la Vav representa la interacción continua entre el poder de auto revelación y la realidad revelada. Pero había aún más acerca de la letra Vav, por una parte diferenciaba los varios aspectos de la realidad y por la otra representaba la interinclusión inherente de sus distintos aspectos. Alexander había tomado un curso de hebreo Bíblico en la Universidad de Jerusalén, así que fue por sus notas, ahí encontró que la letra vav tenía también la función de invertir el tiempo aparente de un verbo a su opuesto, de pasado a futuro o de futuro a pasado (vav hahipuj). Y continuo leyendo sus viejas lecciones, ahí re-descubrió que la primera aparición en la Torá de este tipo de vav era la vav con la que


comienza la palabra número veintidós desde el comienzo del Génesis, "Y Di-s dijo, sea la luz y fue la luz”. El verbo futuro del verbo ser, “sea” es invertida del tiempo futuro al pasado por la vav convirtiéndose en la forma pasada del verbo ser, “fue”. “Sea la luz y fue la luz". Esto significa que la luz es atraída desde el futuro al pasado permeando el espacio, constituyendo así el misterio del tiempo. Alexander pensó, “no me cabe la menor duda que Aharanov tiene razón, es el futuro el que define el pasado y no el pasado el que condiciona el futuro como la física clásica nos ha hecho creer. De esa forma no habría algo tal como eventos aleatorios, sino eventos cuya causalidad se originaría en el futuro.” La información tenía tantas y delicadas

implicaciones que Alexander decidió

comunicarse con su amigo el Dr. Elías para comentarle todo cuando había pensado después de leer el documento que le había enviado. “Doc., ¿qué opinas?, ¿tengo razón, voy por buen camino?, le dice Alexander, “me parece interesante tu manera de analizar la guematría del nombre HVHI, sobre todo porque fortalece la idea de un Nombre sin pronunciación, con propiedades holográficas”, le responde el Dr. Elías. “Estoy seguro que lo que voy a decirte acerca de la letra vav, te será de gran utilidad, escucha con atención”, continua el Dr. Elías “La letra vav representa los 12 pilares de la creación o 12 líneas de un cubo. Un pilar de creación del futuro, o Mashiaj-Mesías. Y las seis “alas” del “Maguen David” (esquinas del escudo de David).” “Veo que te gusta encontrar información oculta detrás de la guematría Alexander, ¿Qué te parece si vemos a donde nos lleva el cálculo del valor reducido de la guematria del Nombre HVHI?,” comenta el Dr. Elías “Bien ¿quién comienza, tu o yo?,” pregunta Alexander. “Aunque tú eres el experto en esto me gustaría iniciar el análisis, ¿te parece bien?,” pregunta el Dr. Elías. “Pefecto” exclama Alexander.


“Partamos de la guematría del Nombre HVHI que es 26, y sumemos ambos números para determinar el valor reducido, 8. Ahora te voy a sorprender,” comenta el Dr. Elías, “como bien sabes la letra correspondiente al valor numérico 8 es Jet. Aquí viene lo bueno Alexander, esta es la letra de la vida jaim, de la raíz jaiá, cuya letra más importante es jet. ¿Recuerdas?, en jasidismo se explica que hay dos niveles de vida, vida esencial y vida que vitaliza.” “¡Ha! ya estoy entendiendo, la Nada en sí misma, está en el estado de Vida Esencial y su poder de auto revelación, que permea continuamente toda la realidad es vida que vitaliza.”, “¿Qué te parece, concuerdas conmigo?, pregunta Alexander . “Totalmente”, le responde el Dr. Elías, pero dime Alexander ¿cuál es el propósito de todo esto?, ¿a qué quieres llegar?,” “Necesito probar que las letras HVHI en verdad encierran una gran cantidad de información sin necesidad de pronunciar su nombre, eso mostraría que en realidad tiene propiedades holográficas”, comenta Alexander. “En ese caso, te voy a ayudar,” dice el Dr. Elías, “tal vez desconozcas lo que te diré a continuación, pero sin duda te va a ser de gran utilidad. De acuerdo con el Arí zal la letra jet está construida combinando las dos letras previas, vav y zain, con una fina línea a modo de puente, conocida como el jatoteret ("joroba"). La nueva luz que aparece con la unión de la vav -or iashar- y la zain -or jozer- es el secreto de rondar o sobrevolar, a la manera de tocar sin tocar. La imagen de sobrevolar aparece en el mismo comienzo del Génesis Bíblico: -Y el espíritu de Di-s sobrevuela por sobre las aguas-. La palabra sobrevuela (merajefet) es la palabra número ochenta en la Torá.” “¡Espera! dime si tengo razón en lo que acabo de detectar. ¿Has dicho que es la palabra 80, o en valor reducido 8?, nuevamente la jet” “es correcto Alexander, ¿ves cómo esto se auto contiene de la misma manera en la que lo hace un fractal?,” comenta el Dr. Elías y prosigue “regresemos con la susodicha palabra <merajefet>, fíjate en esto Alexander, es importante, sucede que se trata de la primera palabra en la Torá que es numéricamente múltiplo de veintiséis, el valor del nombre HVHI (merajefet = 728 = 26 veces 28). Veintiocho es el valor numérico de coaj, poder. Así, el secreto último implicado en el valor numérico de la palabra sobrevolar, es el poder del nombre HVHI. En Kabaláh esta palabra es, en particular, el secreto del poder Divino de redimir las 288 chispas caídas, que "murieron" en el proceso de ruptura


de los recipientes (merajefet es una permutación de met rapaj, 288 han muerto). La frase el "espíritu de Di-s", se refiere aquí de hecho al alma del Mashiaj (que se permuta en shem jai, el nombre viviente).” “Es extraordinario cómo el Nombre Mashiaj está contenido en el Nombre HVHI”, apunta Alexander. “Permíteme proseguir,” lo interrumpe el Dr. Elías, “la letra jet sugiere el delicado balance entre la revelación de la Presencia de Di-s, (la vav de la jet) y el ocultamiento de Su poder de auto revelación frente a Su esencia revelada (la zain de la jet).” “La jatoteret, esa delgada línea sublime que conecta los dos componentes o facetas de la vida que vitaliza, y vida esencial representa la paradoja de una esencia que llena y sostiene toda la realidad revelada, mientras que simultáneamente sobrevuela, es decir, es insondable y por encima de toda percepción humana.” “Creo que es momento de hacer una breve recapitulación de todo cuanto hemos dicho, ¿puedo?,” pregunta Alexander, “Adelante,” le responde el Dr. Elías “En el Nombre no pronunciado HVHI lo infinito mora en lo finito, los aspectos revelados de la nada se materializan de manera diferenciada pero sin perder su interconexión entre ellos y con la Nada. En cuanto al espacio y el tiempo, el secreto de la auto revelación consiste en que es el futuro el que define el pasado y no como engañosamente pensamos, que es el pasado el que define el futuro, encerrándose la totalidad de este poder en el nombre viviente Mashiaj. También contiene tanto la idea de vida que vitaliza como de vida esencial. Las doce líneas del cubo de Metatrón y las seis aristas del Escudo de David o Merkabah. Todo dentro de lo que en física definimos como vacío cuántico. Y ante esto me pregunto Doc, ¿Qué más misterios oculta el Nombre HVHI?, considerando que, a pesar de todo cuanto hemos desentrañado, no hemos requerido de su pronunciación, y esto confirma su carácter holográfico y por tanto una infinidad de información aún no descifrada”, comenta Alexander.


“Doc necesito que viajes de inmediato a ABYDOS, es imprescindible que vengas para trabajar juntos en el color y forma vinculados al nombre HVHI, y que veas los 4 símbolos que encontramos, creo que estando tú aquí será más fácil, y avanzaremos más rápido, ¿qué me dices?, ¿puedes venir?” comenta Alexander. “No lo sé Alexander, tengo una agenda muy comprometida, pero en realidad me interesa tu invitación, que te parece si veo que puedo hacer, te confirmo en 1 hora.” Comenta el Dr. Elías Apenas habían pasado unos 50 minutos, cuando Alexander recibió una llamada era el Dr. Elías, “Alexander, te saliste con la tuya, llego mañana por la tarde, dale mis saludos a Leslie”, “perfecto vamos por ti al aeropuerto”, comenta Alexander.


CAPTIULO XIX Mientras Alexander estaba en la habitación de su hotel leyendo y conversando con el Dr. Elías, Leslie y Anuar supervisaban las maniobras para el traslado del arcón al Instituto de Investigaciones Arqueológicas en Alejandría. Alistar el arcón para su envío demoró varias horas, pero por la tarde todo estaba listo, el arcón partió rumbo a Alexandria escoltado por un grupo de arqueólogos y varios militares egipcios. Al ver que no había nada en el arcón Natalia considero irrelevante informar del traslado al Coronel, estaba segura que solo era una pieza arqueológica antigua y nada más. Este gran error de su parte permitió que el arcón fuera trasladado sin riesgos al Instituto en Alejandría, donde al llegar, se le colocó en una ala con la mayor seguridad. Natalia tenía un informante en el Instituto, quien le avisó de la llegada del arcón, describiéndole la increíblemente compleja seguridad con la que fue resguardado. Esto desconcertó a Natalia, ¿Por qué algo que a su juicio no era más que un objeto inútil pero antiguo sería merecedor de un trato así?, ¿qué fue lo que no vio?, ¿cómo era posible que algo se le hubiera escapado, si toda la información pasaba por ella?, además, había visto el interior con sus propios ojos y estaba segura que ahí no había nada. Realmente estaba muy preocupada, si el Coronel Kaparov se enteraba de su error, la iba a pasar muy mal. Tenía que pensar en algo, y hacerlo rápido. Pensando se dio cuenta de que aquello que no sabía y que los demás del grupo sí, no provenía de la información que le daban cada día, sino del arcón mismo, era un hecho que ella no había visto nada en el interior, pero ¿y los otros?, ¿tampoco vieron nada, o si?, entonces si vieron algo, ¿qué fue?, ¿cómo saberlo?


Natalia sabía que era una mujer atractiva y que Anuar estaba muy enamorado de ella, por lo que organizó una cena romántica en su habitación, si algo ignoraba, esa noche sabría que era. De regreso al hotel Leslie y Anuar estaba exhaustos, así que cada uno se fue a su habitación respectiva. A Anuar le esperaba una inolvidable noche romántica que Natalia había preparado cuidando todo detalle para halagar a su novio. Leslie llegando se quitó la ropa, se puso cómoda y se tiró en la cama, estaba literalmente muerta de cansancio. Solo le pregunto a Alexander ¿cómo estuvo tu día?, mejor no me digas, del mío ni preguntes. Que tengas lindos seños. Alexander ni siquiera tuvo oportunidad de compartir sus hallazgos realizados en el día, y mucho menos darle la noticia de la incorporación al grupo del Dr. Elías a partir del siguiente día.


CAPÍTULO XX Por la mañana Natalia ya estaba enterada de las experiencias que Anuar, Leslie y Alexander habían tenido en torno al arcón. Consternada se preguntaba ¿por qué no vi nada?, ¿acaso no tengo convicciones? Esto la llevo a evaluar su forma de vida. Decía para sí, tengo un novio a quien no amo, solo es parte de mi trabajo; soy agradable, espontánea y sencilla, para atraer a Leslie y Alexander, pero al final también es parte de mi trabajo. Si los intereses de mi país me llevan a traicionar su confianza, o incluso a matarlos, simplemente lo hago. Pero ¿Qué hay de mí?, ¿quién soy? O peor aún ¿qué soy? Me siento como un ente sin identidad, ¡soy solo lo que otros esperan que sea! ¿Solo así puedo pertenecer a un grupo social, o ser un ciudadano leal? Soy un ser insensible, no sé quién soy en realidad, el arcón tenía razón, ¡solo soy vacío! Anuar nota a Natalia muy distante, eso lo hace sentirse desconcertado, sobre todo después de la hermosa noche que había compartido con ella, por lo que preocupado le pregunta, ¿qué pasa Natalia? ¿Te sientes bien?, si Anuar no te preocupes, cosas de mujeres. Anuar no entiende, pero como la ama, respeta su sentir, y sin decir nada la abraza. Por su parte, Alexander le comenta a Leslie la interesante conversación que tuvo con el Dr. Elías respecto al vacío cuántico, a la naturaleza holográfica de algunos nombres, en particular el revelado de Dios HVHI, y de cómo el futuro condiciona el pasado. Aunque algo de eso había hablado con Alexander en ocasiones pasadas, le impactaba el hecho de que esos temas tuvieran estrecha relación con lo que el arcón representaba. También Alexander le comunicó que el Dr. Elías llegaría por la tarde para incorporarse al grupo, al menos algunos días, en lo que podían descifrar por


completo la relación entre los símbolos que ahora asumía que podía representar un Nombre holográfico, el vacío cuántico y la flor de la vida. Considerando que Anuar debería saber acerca de la participación del Dr. Elías, lo citaron en el área de restaurante del hotel, en esta caso también estaría presente Natalia. Alexander comienza por hacer un breve resumen de las importantes y reveladoras conclusiones a las que había llegado con la ayuda de su amigo y colega el Dr. Elías. Alexander se dirige a Anuar y Natalia, “prepárense para lo que van a escuchar, estoy seguro que los dejará sin habla. Lo primero de lo que nos percatamos fue que los 4 símbolos sin duda representaban un Nombre sin pronunciación pero con características holográficas, también creemos que la pronunciación individual de cada símbolo conforma un mantra, que permite a la conciencia penetrar en los misterios de la Nada y ser uno con ella. Encontramos que el vacío cuántico hacía las veces de un canal a través del cual, lo oculto de la Nada se manifiesta mediante las propiedades holográficas del Nombre.” “Pero no es todo hay algo más que es desconcertante. pero que el Dr. Aharonov ya ha adelantado, y es que es el futuro el que modifica o condiciona el pasado y no el pasado el que determina el futuro, como la física clásica nos había hecho creer. Y lo que sigue estoy seguro que jamás lo hubiéramos imaginado. El poder encerrado en el futuro para modificar el pasado está representado por el nombre… ¿cuál creen que sea?,” todos hacen una cara de “no tenemos idea”. Alexander prosigue, “el Nombre al que me refiero es Mashiaj, ¿no les parece increíble?”. Anuar se apresura a comentar “tenías razón nos dejaste sin habla”. “Es por esto que necesito al Dr. Elías integrado al grupo, al menos por unos días, para poder completar la investigación que iniciamos ayer. ¿Estás de acuerdo?, explica Alexander.


“Aunque estoy de acuerdo debo informar al Instituto, ellos deben aprobar la participación del Dr. Elías en esta investigación.” Entonces solicita la aprobación rápido, porque el doctor llega hoy por la tarde”. Sonríe Alexander. Alexander y Leslie se van a la zona de alberca para nadar y relajarse en lo que llega la hora de ir al aeropuerto por su amigo el Dr. Elías Por su parte Natalia está llena de conflictos internos, la información que tanto anhelaba ya la tenía, pero ahora ya no estaba segura si debía o no informarla. ¿Había llegado el momento de renunciar a lo que había pretendido ser toda su vida, y comenzar a recorrer el arduo camino de encontrar su identidad? No reportar la información al coronel Kaparov sería una deslealtad a su país, pero hacerlo ¿no sería traicionarse a sí misma? Finalmente decidió no informar nada, hasta aclarar la confusión en su cabeza y corazón. No habían pasado ni dos horas cuando Anuar le informa a Alexander que el Instituto había aprobado la participación del Dr. Elías en la investigación, por lo que podía trabajar con el grupo en Abydos, pero que si surgía alguna vertiente debería evaluarse su consecuente participación. “¿Qué te parece?” Pregunta Anuar, “¿suficiente por ahora?, contesta Alexander, “así es” replica Anuar. Por la tarde Alexander y Leslie van al encuentro del Dr. Elías en el aeropuerto, al verse se saludan con cariño y gran entusiasmo. De regreso al hotel platican sobre todo de asuntos personales. Al llegar cada quien se va a su habitación a descansar y a prepararse para la cena. Ya en la cena Alexander presenta al Dr. Elías con Anuar y Natalia, la velada resulta muy agradable, se siente un ambiente de expectación acerca de lo que el Dr. Elías podrá aportar a la investigación, pero para ello tendrán que esperar al día siguiente. El Dr. Elías pregunta ¿puedo ver el arcón?, Anuar contesta “lo siendo Doctor, hemos enviado el arcón a Alejandría, pero tenemos muy buenas fotografías, también si


quiere, ¿te puedo hablar de tu?”, “Si claro”, contesta el Dr. Elías, “si quieres mañana podemos ir a Abydos para que veas el grabado de la flor de la vida, los símbolos en uno de los megalitos, y el salón donde encontramos el arcón, ¿te parece bien?” “Excelente”, comenta el Dr. Elías. Por la mañana Anuar, Leslie, el Dr. Elías y Alexander van al Osirión y al Templo de Seti I, ahí le muestran todo cuanto descubrieron, el Dr. Elías estaba fascinado. Cuando llegaron al megalito donde está grabada la Flor de la Vida, el Dr. Elías hizo una observación, y aunque una vez hecha parecía obvia, lo cierto es que ninguno lo noto en su momento. “¿Ya se dieron cuenta de que hay tres grabados de la flor de la Vida?” ¿También notaron que los tres están en el mismo megalito y no hay un grabado similar en el resto del Osirión, o al menos no en la parte que se ha descubierto? ¿Por qué creen que el artista que hizo el grabado lo repitió tres veces?, si la idea era presentar la geometría de la Flor de la Vida, un grabado hubiese sido suficiente, ¿o no? Tienes razón Doc., le responde Alexander, “no advertimos esto, seguramente el que sean tres Flores y no una no es algo incidental, estoy seguro que el artista lo hizo así porque era importante para él comunicar una idea tan trascendente como la propia Flor, pero ¿cuál podría ser?”, “eso, mi querido Alexander, nos corresponde a nosotros descubrir”. De regreso en el hotel alquilaron un pequeño salón de eventos para trabajar cómodamente.


CAPÍTULO XXI Una vez instalados en la sala de juntas, el Dr. Elías tomó la palabra, “creo que es momento de ver si el nombre HVHI puede ser representado por un color y una forma, pues en cuanto al sonido, ya hemos avanzado lo suficiente.” “En uno de los muchos artículos que he publicado propuse la hipótesis de que existía una estrecha relación entre los colores y las 22 letras hebreas. Recordando lo que nos enseñaron en secundaria sabemos que hay tres colores primarios, seis secundarios y 12 terciarios, siendo el blanco la conjunción de todos desde la perspectiva lumínica. Por otro lado, de la Kabbalah se sabe que las 22 letras hebreas se dividen en 3 madres, 7 dobles y 12 sencillas. Dentro de las 7 dobles se considera a la letra Tav aunque es la única del grupo que no tiene compañera. Considerando esto supuse que Tav correspondería al color blanco y luego bajo ciertos criterios que no creo necesario comentar en este momento concluí que la Hei podía asociarse al color azul, la Iud al amarillo y la Vav la rojo. “Bajo este código de colores, que en este momento esquematizaré en la pizarra, al Tetragramatón HVHI le corresponderían los siguientes colores, azul + amarillo + azul + rojo, mezcla que de acuerdo al criterio de colores luz arroja el blanco. Pero que en términos de colores pasta, es decir, colores plasmados en superficies, sería negro. En este nombre converge la absorción total y reflejo completo de la luz y si recordamos la ecuación de Einstein para la energía asociada a un quantum de luz, E = hν/2π, estaríamos aseverando que este nombre es capaz de absorber toda energía, así como de emitir toda energía. De acuerdo a la física clásica en el mundo material, debido a la ley de entropía no existe nada 100% eficiente, es decir, ningún objeto es capaz de emitir o absorber el 100% de la energía. Es por esto que este resultado de ninguna manera es inesperado, por el contrario, es totalmente congruente con la idea de que sus letras tengan pronunciación, pero su Nombre ¡no!. Es decir, sus letras tienen color, energía finita, pero su nombre los contiene a todos y por tanto no tiene color, es blanco o es negro.”


TET

SHIN REISH VAV

CUF

GUIMEL TZADIK

PEI ZAIN

BLANCO

JET

LAMED

TAV

MEM BET HEI

ALEF CAF IUD

SAMEJ

AYIN DALET NUN

“¿Qué opinas de esta hipótesis de asociación entre colores y letras hebreas Alexander?” “Bueno, una vez que lo has expuesto, hasta cierto punto resulta obvio, pero confieso que no se me hubiera ocurrido, no por ello reconozco que es interesante y no veo manera de objetar la idea, aunque tal vez no sea el único criterio aceptable el que utilizaste, la contribución es haberte dado cuenta que tal relación existía”. “No sé, como dije, si sea el único o el más acertado criterio el que usaste, pero lo que es un hecho es que bajo tal relación, el color que le corresponde al Tetragramatón es consistente con todo cuanto hemos hablado acerca de él hasta el momento.”


“Es totalmente válido lo que comentas” reconoce el Dr. Elías, pero ¿qué te parece si dejamos este asunto y nos enfocamos en la posible existencia de algún tipo de geometría vinculada al Tetragramatón?” “Mi intuición me dice que debemos determinar las permutaciones posibles de 4 elementos (las letras HVHI) de tres en tres con repetición. ¿Se preguntaran por qué de tres en tres?, no lo sé, quizá porque hay tres flores de la Vida grabadas en el megalito del Osirión, o por simple intuición, pero empecemos y veamos a donde llegamos” El Dr. Elías nuevamente se acerca a la pizarra y comienza a desarrollar sus ideas en ella. “Comencemos por generar una tabla con las combinaciones posibles de tres en tres de las cuatro letras del Nombre, tal y como propuse.”

H

V

H

I

H HHH HHV HHH HHI

V HVH HVV HVH HVI

H HHH HHV HHH HHI

I HIH HIV HIH HII

H V H I

VHH VHV VHH VHI

VVH VVV VVH VVI

VHH VHV VHH VHI

VIH VIV VIH VII

H V H I

HHH HHV HHH HHI

HVH HVV HVH HVI

HHH HHV HHH HHI

HIH HIV HIH HII

H V H I

IHH IHV IHH IHI

IVH IVV IVH IVI

IHH IHV IHH IHI

IIH IIV IIH III

H V H I


“Lo siguiente que se me ocurre es generar una gráfica hexagonal con información de la tabla.”

H

V I

H

I

I V

H

H

V

V

I H

H V

I V

H

I

“Lo primero es resaltar en la gráfica las combinaciones de tres letras diferentes.” Continúa el Dr. Elías

H

V

H

I

H HHH HHV HHH HHI

V HVH HVV HVH HVI

H HHH HHV HHH HHI

I HIH HIV HIH HII

H V H I

VHH VHV VHH VHI

VVH VVV VVH VVI

VHH VHV VHH VHI

VIH VIV VIH VII

H V H I

HHH HHV HHH HHI

HVH HVV HVH HVI

HHH HHV HHH HHI

HIH HIV HIH HII

H V H I

IHH IHV IHH IHI

IVH IVV IVH IVI

IHH IHV IHH IHI

IIH IIV IIH III

H V H I


“Resaltemos las celdas indicadas en la tabla en la gráfica hexagonal, ¿me están siguiendo? Anuar, Leslie y Alexander, responden al unísono “sí claro”. ”Desde luego”. “Sigue adelante”. H

V I

H

I

I V

H

H

V

V

I H

H V

I V

H

I

“Si miran con atención, la gráfica muestra una forma hexagonal que al observarla se ve como cubo.” “¿Recuerdas Alexander?, 12 líneas de un cubo.” “Sin duda te refieres a uno de tantos significados de la letra hebrea Vav, ¿no es así, Doc?”. “Así es”. “Lo siguiente que se me ocurre es graficar círculos cuyo perímetro toque cada grupo de tres letras en los seis triángulos,” H

V I

H

I

I V

H

V

H V

I H

H V

I V

H

I


“Por último, grafiquemos dos círculos concéntricos, ¿qué te recuerda la figura resultante Alexander?, ¿acaso no se asemeja a la semilla de la vida,

figura

reconocida en la Geometría Sagrada?”

H

V I

H

I

I V

H

V

H V

I H

H V

I V

H

I

“Ahora comienzo a ver la relación del Tetragramatón con la Flor de la Vida.” “Doc., tu manera de relacionar el Nombre con la geometría me ha dejado muy impresionado”. Comente Alexander. “Esto no es todo, solo es el inicio, permíteme continuar, presiento que aún hay mucho por obtener de esta extraña relación”, “Adelante Doc., sigue sorprendiéndonos”. Aunque ni Leslie, y mucho menos Anuar hacían comentario alguno, era claro, por la expresión de sus caras, que estaban impresionados por la ponencia del Dr. Elías. Retomando el análisis el Dr. Elías regresa a la tabla de las 64 permutaciones de tres en tres de las letras HVHI, pero ahora marca las celdas que corresponden a permutaciones que contienen dos letras iguales.


“Anuar”, Si Doc., “¿puedes pedir más colores?”, “claro, en seguida”. En tanto llegan los colores, Alexander, Leslie y el Doctor Elías aprovechan para tomar un poco de agua. Anuar regresa en seguida con el encargo del Dr. Elías y de inmediato retoma su análisis rellenando las celdas correspondientes.

H

V

H

I

H HHH HHV HHH HHI

V HVH HVV HVH HVI

H HHH HHV HHH HHI

I HIH HIV HIH HII

H V H I

VHH VHV VHH VHI

VVH VVV VVH VVI

VHH VHV VHH VHI

VIH VIV VIH VII

H V H I

HHH HHV HHH HHI

HVH HVV HVH HVI

HHH HHV HHH HHI

HIH HIV HIH HII

H V H I

IHH IHV IHH IHI

IVH IVV IVH IVI

IHH IHV IHH IHI

IIH IIV IIH III

H V H I

“Nuevamente voy a identificar en la gráfica las celdas marcadas en la tabla.”


“Ahora, al igual que lo hiciera antes, dibujaré círculos cuyos perímetros toquen tres letras,”

“Nuevamente llegamos a la flor de la Vida, o al menos a una sección de ella, lo importante en este punto es que esta sección es justa la adecuada para sobreponer en ella el Árbol de la Vida.” Enfatiza el Dr. Elías


“De nuestra aventura hemos obtenido al momento dos cosas, la Semilla de la Vida y el Árbol de la Vida, ambas estructuras contenidas en la Flor de la Vida.” “Para terminar retomaré nuestra tabla “mágica” de permutaciones y marcaré las celdas que correspondan a la aparición de tres letras iguales.” Prosigue el Dr. Elías, borrando, reescribiendo y coloreando las celdas correspondientes en la susodicha tabla.


H

V

H

I

H HHH HHV HHH HHI

V HVH HVV HVH HVI

H HHH HHV HHH HHI

I HIH HIV HIH HII

H V H I

VHH VHV VHH VHI

VVH VVV VVH VVI

VHH VHV VHH VHI

VIH VIV VIH VII

H V H I

HHH HHV HHH HHI

HVH HVV HVH HVI

HHH HHV HHH HHI

HIH HIV HIH HII

H V H I

IHH IHV IHH IHI

IVH IVV IVH IVI

IHH IHV IHH IHI

IIH IIV IIH III

H V H I

“Ahora haré lo mismo que he hecho en los dos casos anteriores, voy a representar estas celdas en nuestra gráfica bi- hexagonal” Comenta el Dr. Elías muy entusiasmado. V V

I V

I

V

I

I

I V

V I

V


Comenta Alexander “supongo que vas a hacer lo mismo para el hexágono externo, ¿estoy en lo cierto?” “Así es, veo que ya sabes hacia donde voy.”

V V

I V

I

V

I

V

I

V

I

I

V

Alexander exclama “¡El cubo de Metatrón!”, el Dr. Elías asintió con la cabeza. Anuar y Leslie no podían ocultar su asombro. “Quizá piensen que hemos terminado, pero aún nos falta la contribución gráfica de la permutación HHH, ¿están de acuerdo?” continúa el Dr. Elías H V

I

H V

H I H

H V

I H


“No olvidemos que la H es la única que tiene componente en el centro del diagrama, esto sugiere que se trata de dos tetraedros entrelazados, en otras palabras,” y Alexander se une al Dr. Elías, ambos exclaman al mismo tiempo “¡El Merkabáh!” H V

I

H V

H I

H

H

H V

I H

“En el nombre revelado de Di-s o Tetragramatón está contenida la semilla de la vida, el árbol de la vida, el cubo de Metatrón y la Merkabá, lo que en conjunto significa…, así es Alexander, ¡La Flor de la Vida!”

Geometría del Nombre HVHI


“Creo que hay algo más que debemos tomar en cuenta antes de cerrar el análisis, Doc.” Comenta Alexander, “te escucho”. “¿Puedo?” comenta Alexander al tiempo que se dirige a la pizarra y toma el marcador para comenzar a escribir. “Es importante notar en relación a las últimas figuras que en tanto la estrella de seis picos correspondiente al hexágono interno se forma con las celas VVV e III, la correspondiente al hexágono exterior lo hace con HHH y HHH. Esta observación nos va a llevar a un asunto interesante, solo que para poder entenderlo correctamente necesitamos regresar a la tabla fuente, en donde marcaré ciertas celdas.” “Me imagino a dónde quieres llegar”. Interviene el Doctor Elías. Alexander escribe nuevamente la tabla marcando las celdas que le interesa resaltas en diferentes colores.

H

V

H

I

H HHH HHV HHH HHI

V HVH HVV HVH HVI

H HHH HHV HHH HHI

I HIH HIV HIH HII

H V H I

VHH VHV VHH VHI

VVH VVV VVH VVI

VHH VHV VHH VHI

VIH VIV VIH VII

H V H I

HHH HHV HHH HHI

HVH HVV HVH HVI

HHH HHV HHH HHI

HIH HIV HIH HII

H V H I

IHH IHV IHH IHI

IVH IVV IVH IVI

IHH IHV IHH IHI

IIH IIV IIH III

H V H I

Alexander prosigue con su explicación. “Como podemos ver de la tabla claramente se ve que se forman dos grupos de seis triángulos del cubo-hexágono.”


HIV

HVI

VIH

VHI

IVH

IHV

PRIMER GURPO

HIV

HVI

VIH

VHI

IVH

IHV

SEGUNDO GRUPO

Interviene Anuar, “Alexander, ¿no estás jugando con nosotros, verdad? ¿Cómo puedes distinguir entre ambos grupos si son exactamente iguales?”. En parte tienes razón, pero aunque aparentemente ambos grupos son iguales, el asunto es que sí hay una muy sutil diferencia, opuesto a lo ocurrido en los bloques 2 y 4 es decir para V y para I, donde las “copias” de sus permutaciones están en el bloque mismo, las “copias” del primer bloque H, se encuentran fuera del propio bloque, de hecho están en el tercer bloque.” ¿Aún te siguen pareciendo iguales? Le pregunta Alexander a Anuar. “Tal vez ya no son <tan iguales>”, “prosigue por favor”, le pide Anuar a Alexander. “Esto es muy importante Anuar porque sugiere que una representa lo oculto y lo indefinible, en tanto la otra lo revelado y definido y a pesar de hacer referencia a dos cosas aparentemente distintas, no lo son. He ahí la razón por la cual la Hei debe aparecer dos veces en el Nombre (HVHI), ya que de esta forma no solo vincula ambos dominios, sino que nos deja claro que son lo mismo.” “Hari Om Tat Sat, ¿no es así Alexander?”. Comenta Leslie. “Así es Leslie”. “Ahora es claro, al menos para mí,” comenta Leslie, “la razón por la cual aparece en la piedra superior del arcón la figura de la Flor de la Vida junto con un nombre de 4 símbolos donde 2 de ellos son iguales.” “Así es Leslie, sin embargo, no cualquier conjunto de 4 letras con dos iguales cumple con todos los requisitos para ser identificado con la Flor de la Vida, deben tener una correspondencia numérica que establezca un todo orgánico entre cada una de ellas. Y aún más, las 4 palabras deben representar un texto absoluto, ya que en un texto de tal naturaleza nada puede ser obra del azar.” Continua Leslie, “Creo que entiendo el grabado en la roca que sella el interior del arcón.” “Significa que la conciencia y su realidad son lo mismo, su verdadero


nombre, el holográfico es el que amalgama a ambos. Como el nombre está vinculado con la esencia del ser, si la esencia cambia, el nombre también y por tanto su realidad, siendo la Flor de la Vida una forma de almacenamiento de la información de todo cuando existe y puede ser percibido por la conciencia ligada a esa realidad. También entiendo que los 4 símbolos al pronunciarse por separado deben ser reconocidos como un mantra que permite a la conciencia entrar en resonancia con todo cuanto su realidad es.” “Otro punto que ahora me queda claro es que La unión o el puente entre la flor de la Vida – o geometría de información de la realidad- y el mundo material es el vacío cuántico,” señala Leslie. “Aunque sabemos lo que significan los grabados en la piedra del arcón, y eso sin duda representa un gran avance en relación al misterio de los arcones contenido en los viejos papiros secretos de Alejandro, la verdad es que no tenemos ni la menor idea de cómo utilizar el arcón para modificar la realidad. Pero sabemos que representa una tecnología capaz de lograrlo.” Interviene Alexander Y continúa “con anterioridad nos preguntamos ¿Por qué tres flores de la vida y no una o dos?, estoy seguro que para resolver el misterio de los misterios, debemos hallar y comprender el significado de cualquiera que sea lo que esté grabado en los arcones que aún no hemos encontrado”. “¿Tengo razón?” Pregunta Alexander. “Tienes razón, pero ¿de dónde partiremos para encontrar el siguiente arcón?” Pregunta Anuar. “Creo que tengo una leve noción, pero siento que es momento de descansar, por hoy ha sido suficiente, avanzamos mucho pero veo reflejado en el rostro de cada uno el cansancio. Vayamos a dormir, mañana será otro día y juntos encontraremos el camino hacia el siguiente arcón.” Ya se comenzaban a retirar, cuando Anuar los detiene diciendo “¡esperen un momento!, ¿qué sucede?, preguntan los demás. “Creo que aún no debemos informar la relación entre la flor de la vida, la conciencia, el Nombre y el vacío cuántico. Es algo demasiado delicado y no creo que la gente del Instituto esté preparada para asimilarlo en su correcta dimensión y con la debida prudencia.” “Yo esto de acuerdo”, comenta el Dr. Elías, “¿Y ustedes?”, “también nosotros responden” Leslie y Alexander.


Natalia solo observaba pero no por ello era ajena a la información que se estaba presentando, por el contrario, comprendía perfectamente la magnitud de aquello que tenía frente a sus ojos, y hablando para sí, dijo “estoy con ustedes, nadie debe conocer acerca de esto, el mundo no está preparado”.


CAPÍTULO XXII Habiendo trasladado el arcón a Alejandría y después de los días que trabajaron en conjunto con el Dr. Elías, ya no había razón para permanecer en Abydos, así que inician el viaje de regreso a Alejandría. En el salón de juntas donde el Dr. Elías había llevado a cabo su presentación al grupo acerca de la relación entre el Nombre y la Flor de la Vida, Natalia en un descuido difícil de imaginar en un agente entrenado como lo era ella, rompió sus notas y las depositó en el cesto de basura del salón. Esto después de que el grupo acordara no informar sobre lo expuesto por el Dr. Elías acerca del significado de la los grabados en la piedra que cubre el interior del arcón. El grupo y mucho menos Natalia, podían saber que entre las personas que realizaban la limpieza y mantenimiento en el hotel estaban infiltrados agentes del MI6. Cuando el grupo abandonó el salón, de inmediato uno de los agentes vació el contenido de los cestos de basura en bolsas y los entrego a uno de sus compañeros para su inmediato análisis. Por su parte los agentes rusos que se encontraban en Abydos para apoyar el trabajo de Natalia, estaban inquietos y decepcionados. Natalia parecía ya no estar actuando como le fue ordenado, la información había dejado de fluir y era obvio que algo importante estaba sucediendo, de lo contrario no habrían llamado al Dr. Elías. En cuanto los agentes del MI6 lograron reconstruir la información contenida en las notas de Natalia, se dieron cuenta de que se trataba de algo muy serio y que se relacionaba con una tecnología ancestral, que de alguna manera lograba integrar el mundo espiritual con la física cuántica, para, a través de la palabra manifestar posibilidades en la realidad del observador para luego ser percibidas por este. Por la información que tenían sabían que el arcón se encontraba resguardado bajo seguridad de muy alta tecnología dentro del Instituto de Investigaciones Arqueológicas en Alejandría, pero también poseían información acerca del itinerario


del Dr. Elías, quien se dirigiría después de despedirse de sus amigos en Alejandría a España para participar en un simposio sobre mitología y cuántica. Por su parte el servicio secreto ruso, aún sin tener la información fundamental acerca del arcón, al igual que el MI6 considera al Dr. Elías como la mejor vía para obtener la información que están seguros, su propio agente, por alguna razón desconocida, les estaba negando. En tanto esto ocurría, el grupo llegaba a Alejandría sin novedad. Alexander, Leslie y el Dr. Elías se despidieron de Natalia y Anuar, ella irían su casa, en tanto los demás al hotel. El Dr. Elías se hospedaría por una noche. Su avión salía hacia España el día siguiente. Agentes del MI6 ya estaban listos para interceptar al Dr. Elías a su llegada a España, lo que no fueron capaces de anticipar eran los planos del servicio secreto ruso. Ellos habían enviado agentes al hotel, esperaban secuestrar al Dr. Elías esa misma noche. De una manera inesperada Natalia se entera de los planes de sus compatriotas y de inmediato avisa a Alexander. Desde luego lo hace sin revelar su doble vida. Como Alexander confiaba en Natalia, no pidió demasiadas explicaciones acerca de la manera en la que se había enterado, lo importante era actuar de inmediato. Como se trataba de cuartos dobles con puerta de separación dentro de la habitación, Alexander le llama al Dr. Elías para pedirle que quite el seguro de la puerta, y lo haga rápido pues se trata de algo urgente. “Doc. te tengo que sacar de aquí los rusos andas tras de ti” le dice Alexander. “No entiendo porque”, “no tiene que ver con tu trabajo, sino con el nuestro. Están seguros que tu podrás decirles lo que hay en el arcón y cuál es el misterio que lo rodea.” “Como sea, es hora de irnos. Leslie se quedará para no despertar sospechas.” La habitación daba a la parte trasera del hotel donde había una pequeña alberca rodeada por una barda no muy alta. Afortunadamente la habitación


se encontraba a nivel de piso, así que fue fácil salir por atrás y con ayuda de Alexander, el Dr. Elías logró saltar la barda. Alexander le habla a unos amigos en Italia, les explica la situación y no dudan en ayudarlos. Caminando por diferentes suburbios de Alejandría, logran llegar a la marina donde el yate de sus amigos esperaba al Dr. Elías para llevarlo a Italia. En tanto esto sucedía, los agentes rusos, haciéndose pasar por empleados, tocan la puerta de la habitación del Dr. Elías para ofrecer servicio a cuartos, pero después de mucho insistir no obtiene respuesta. Hacía media hora que Leslie había salido de la habitación a realizar compras en un bazar cercano. Sospechando que algo no andaba bien, los rusos se las ingenian para conseguir la llave de la habitación del Dr. Elías, la encontraron con sus cosas, aparentemente nada faltaba, era como si solo hubiera salido a cenar. Eso los tranquilizó un poco. Así que decidieron esperar a su regreso. Lo que no sabían era que ninguno de los tres regresaría al hotel, ni Alexander, ni Leslie y mucho menos el Dr. Elías. Alexander se comunica con Leslie para que les de alcance en la marina, asegurándose de que nadie la sigue. Poco tiempo después los alcanza Leslie y juntos zarpan hacia la isla de Sicilia. No tardan demasiado los rusos en darse cuenta de que habían sido burlados, lo que no sabían era como se habían percatado de sus intenciones. Una vez en Sicilia y bajo la protección de los amigos de Alexander se comunican con la ayuda de un hacker para poder ocultar su verdadera ubicación con Anuar. Al escuchar lo ocurrido, Anuar se siente amenazado, perturbado y asume que podría estar en peligro. De inmediato informa a la dirección del Instituto para que redoble la seguridad en torno al arcón, y pide que garanticen su seguridad y la de Natalia, trasladándolos a un sitio seguro. Con la mayor discreción posible esa misma noche, en un avión del gobierno egipcio, Natalia y Anuar son enviados a la ciudad de Trípoli en Libia.


A la mañana siguiente en la lista de pasajeros del vuelo en el que viajaría el Dr. Elías, había dos nombres que correspondían a agentes del MI6, quienes habían planeado volar con el Doctor, y detenerlo al llegar a Barcelona. Pero su sorpresa fue grande cuando el Doctor no llegó al aeropuerto, perdiendo su vuelo. Ambos agentes tampoco abordaron el avión, tenían que averiguar dónde estaba, y llevarlo a Inglaterra bajo la protección del MI6. Estando así las cosas, la búsqueda del segundo arcón sería mucho más compleja, claro, sin considerar que por el momento nadie tenía la menor idea de dónde podría estar.


CAPÍTULO XXIII En Sicilia, Leslie, Alexander y Marcus (el Dr. Elías), habían encontrado un ambiente de gran armonía, con una hermosa vista al mar, lo que les facilitaba realizar su trabajo de investigación para lograr averiguar dónde podría estar el segundo arcón. Reunidos en una de las terrazas ubicadas en el jardín de la casa donde se hospedaban con el marco de una bella vista al mar, Leslie inicia la conversación “¿qué les parece si retomamos algunas de las líneas que logre traducir de los escritos de Alejandro para comenzar desde ahí nuestra búsqueda de la ubicación del segundo arcón?” Alexander y Marcos manifiestan su acuerdo con la idea. “El escrito menciona un círculo con una línea y un nombre; también menciona seis serpientes entrelazadas y un nombre.” Dice Alexander, “recordemos como dimos con el primer arcón”. “El nombre secreto de Ra jugo un papel determinante, sobre todo cuando sustituí sus letras por letras hebreas, ¿recuerdas Leslie?”. “Si Alexander, “si entiendo bien ¿estás proponiendo retomar este nombre y ver hacia dónde nos lleva?”, “Así es Leslie”, “bien hagámoslo”. Alexander, quien durante los días que habían pasado desde que llegaron a Sicilia había meditado un poco en el asunto, tenía nociones de cómo iniciar la búsqueda, así que abrió la conversación diciendo “como bien sabes”, mirando a Marcus, “el nombre revelado de Di-s HVHI posee 12 permutaciones, veamos a cuál de ellas corresponde el nombre oculto de Ra”. Alexander escribe en su cuaderno, las doce permutaciones y se las muestra a ambos.


“¿Recuerdan?, el nombre oculto de Ra es HKaW, transformándolo a letras hebreas, sería HHIV, pero como el hebreo se lee de derecha a izquierda, debemos reescribir el nombre para conservar su pronunciación en el correcto orden: VIHH.” “Se trata del último nombre en la tabla, Hiheyva que corresponde al mes de Adar, pero más importante aún es que representa a la tribu de Neftalí, una de las doce tribus de Israel.” “Leslie, por favor ayúdanos, ¿qué sabes de esta tribu?” “Desde luego que sí, pero creo que para entender mejor a la tribu de Neftalí, debo iniciar hablando de la importancia del mes de Adar” ¿qué les parece, están de acuerdo?” ”Sí”, respondieron ambos al unísono. “Para el pueblo hebreo Adar es un mes para que la verdadera identidad del ser sea revelada. Esta identidad de la que se habla está vinculada al mundo espiritual o


invisible, no al natural. “¿Acaso no les recuerda el asunto del Nombre oculto o verdadero de cada conciencia?” “Algo más que deben saber es que la letra hebrea conectada con el mes de Adar es la Kuf. Letra que tiene muchos significados, entre ellos el de <reir> y el de <máscara>. Así Adar sería el mes para remover máscaras, y con ello poder entrar en el gozo de la risa.” “A ver si entendí”, interrumpe Marcus. “Lo que tratas de mostrarnos es que la remoción de la máscara de la vieja identidad es lo que permitirá entrar al verdadero gozo de quién realmente uno es.” ¿Estoy en lo cierto? “Así es Marcus.” Responde Leslie. “Esto implica que al quitarnos la máscara, nos percibiríamos como realmente somos y esto equivaldría a conocer nuestro Nombre oculto”, apunta Alexander. Leslie retoma conversación. “Como mencioné al inicio, Adar es el mes vinculado a la tribu de Neftalí. Y una de las cosas asociadas a esta tribu es <dulzura>. En la tradición hebrea se dice que cuando tu maldición es removida, las cosas comienzan a ser dulces.” “Neftalí fue el sexto hijo de Jacob, nacido de Raquel por medio de su sierva Bilha. Cuando él nació Raquel dijo. “He luchado con mi hermana y he prevalecido”. De aquí que Neftalí signifique: <luchar y prevalecer>”. “Jacob bendijo a su hijo diciendo: Nefalí es una gacela libre, que pronuncia hermosas palabras. En las épocas del Antiguo Testamento, bendecir equivalía a marcar el destino de aquél a quien se bendecía.” “Luego, cuando la tierra prometida se reparte entre las 12 tribus de Israel, Moises pronuncia una segunda bendición: Neftalí rebosa del favor del Señor, y está lleno de sus bendiciones; sus dominios se extienden desde el mar hasta el desierto.” “Hubo un tiempo en el que la tribu de Neftalí se alejó de su Di-s HVHI y acogió la idolatría, entonces fue maldecida, pero Isaías, profetizó acerca de ella: -Más no habrá siempre oscuridad para la que está ahora en angustia tal como la aflicción


que le vino en el tiempo en que livianamente tocaron la primera vez a la tierra de Zabulón y a la tierra de Neftalí; pues al fin llenará de gloria el camino del mar, de aquel lado del Jordán, en Galilea de los gentiles. El pueblo que andaba en tinieblas vio gran luz; a los que moraban en tierra de sombra de muerte, luz resplandeció sobre ellos.Leslie tiene cautivados con su relato a Marcus y a Alexander, “prosigue Leslie”. “Bien para los tiempos del Nuevo Testamento, Neftalí era una tierra que adoraba al verdadero Di-s. Y la profecía de Isaías se cumplía en Mateo 4:12-17:” -Cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea. Dejando Nazaret, fue y habitó en Capernaúm, ciudad marítima en la región de Zabulón y Neftalí, para que se cumpliera lo que dijo el profeta Isaías; -¡Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles! El pueblo que habitaba en tinieblas vio gran luz, y a los que habitaban en región de sombra de muerte, luz les resplandeció-. Desde entonces comenzó Jesús a predicar y a decir. -¡Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado!“Nazaret fue la ciudad donde Jesús creció y Capernaúm fue el centro de su ministerio, ambos en la región norteña de Neftalí, Galilea de los gentiles. Todos los discípulos de Jesús, a excepción de Judas Izcariote y de Mateo procedían de la tribu de Neftalí. La profecía de que surgiría como una cierva cuando es liberada y que proclamaría buenas palabras, se había cumplido.” Comenta Leslie “permítanme un momento en lo que bajo un mapa de galilea o región de Neftalí para que nos demos una mejor idea de la ubicación de la zona”.


Marcus interviene, “Leslie al principio mencionaste algo sobre un círculo y un recta, ¿es así?,” “Así es Marcus”. “¿Ustedes saben de dónde proviene el nombre de Galilea?”, “no en realidad”, responden Leslie y Alexander. “Pues creo que les va a interesar lo que voy a comentarles a continuación”. “El término Galilea tiene su origen en el hebreo gál, de la raíz gálál "algo que gira o es redondo". El nombre aparece seis veces en el A. T. bajo la forma femenina gelah, o en plural gellot para designar un objeto que gira, un objeto redondo o circular, un círculo, región o distrito geográfico delimitado, particular-mente de la llanura cercana al mediterráneo; o del valle del Jordán. En la forma masculina galil es nombre común y significa "círculo" o "región". Y empleado con el artículo


definido hag-galil se refiere siempre a una región del norte de Palestina. En esta forma es empleado seis veces en el texto hebreo. En la forma arameizada, galila, aparece ya en el siglo III a.e.c. en los papiros de Zenón, de donde deriva la forma del gentilicio galilaia.” “Parece que Galilea es el círculo que están buscando” “Hay algo que me llama la atención”, comenta Alexander, “y es que la palabra en sus formas femenina y masculina aparece 6 veces en el texto Bíblico, además Leslie nos comentó que Neftalí fue el sexto hijo de Jacob. No sé lo que pueda significar, pero estoy seguro que no es coincidencia, hay una importante relación entre ambas condiciones”. Recapitulando “tenemos una región que significa círculo – Galilea -, ligada al ministerio de Jesús a quien muchos le asignaron el título de Mashiaj. Palabra que ya habíamos encontrado ligada en cierta forma con el primer arcón. Aparentemente tenemos el círculo, quizá el nombre, pero ¿cuál es la recta?” interviene Alexander. “Leslie, ¿mencionaste dos ciudades en Galilea, Nazaret y Capernaúm, como relevantes en lo concerniente al ministerio del Mashiaj?”, pregunta Marcus, “así fue”, responde Leslie. “Veamos nuevamente el mapa”, sugiere Marcus,


“¿Qué les parece si dibujamos una línea que una Nazaret con Capernaúm?, pregunta Marcus”, adelante, hagámoslo. Responden Leslie y Alexander. “Ahora tenemos una línea dentro del círculo”, agrega Marcus.


Alexander, se acerca al mapa para verlo más de cerca, “¿se dan cuenta?, la línea pasa exactamente por Magdala. Y no sólo eso Magdala viene de la palabra Migdal que en hebreo significa <torre>.En otras palabras, la línea dentro del círculo (la torre en Galilea) relacionada con el nombre Mashiaj señala la antigua ciudad de Magdala. Sugiero que investiguemos lo más posible sobre esta ciudad antes de aventurarnos a emitir una hipótesis sobre la ubicación del siguiente arcón, ¿todos de acuerdo?”, “Si.” A Leslie, como era la arqueóloga del grupo se le encomendó llevar a cabo la investigación sobre Magdala, después de un par de días, expuso sus hallazgos, “en 2009 el israelí Argan Najar, arqueólogo general descubrió la que nombró “piedra de Magdala” dentro de una sinagoga del siglo I e.c. Muy probablemente Jesús habría predicado ahí. “Lo que más les va a sorprender son las fotografías de la piedra.”, comenta Leslie. Como las llevaba impresas, se las fue mostrando a cada uno. Veamos el frente de la piedra,


Ahora la parte superior,

Parte lateral y posterior,


Parte posterior

Cuando ven las fotografías, Marcus y Alexander no pueden esconder su asombro y entusiasmo, ahí frente a ellos se revelaban claras alusiones ¡a la flor de la vida! “Veamos la parte de atrás nuevamente, si observas cuidadosamente, Alexander, verás dos estrellas de 6 puntas, pero sus centros son diferentes, tal vez una se refiera al círculo masculino y la otra al círculo femenino, esto haciendo alusión al significado de galilea, 6 veces un tipo de círculo asociado al principio generador femenino y 6 veces una clase de círculo asociado al principio generador masculino. Las 6 veces pudieran estar aludidas en la flor de 6 pétalos.” Señala Marcus. Alexander hace una observación similar al referirse a la cubierta de la piedra, donde se representa una sección de la flor de la vida, pero en esta no hay círculo que una los pétalos en el centro. “Me atrevo a aventurar una audaz hipótesis, la Piedra de Magdala nos sugiere a la flor de la vida como principio acumulador de información, cosa que ya consideramos en Abydos, pero nos indica que aunado a ese principio hay dos más, ambos generadores, uno femenino y otro masculino.” “Interesante observación Alexander,” comenta Leslie, “pero hay algo que ni tu ni Marcus notaron,


vean nuevamente la parte posterior de la piedra, debajo de cada flor de seis pétalos está lo que parecen ser dos estrellas de 8 picos”. “¡Claro!, tienes razón, ¿cómo pudimos pasar por alto algo tan importante?”. “¿Ustedes conocen el significado de esta estrella?”, pregunta Leslie, “solo sé que tiene que ver con la Deidad Femenina”, comenta Marcus, “en particular creo que se relaciona con Ishtar de los sumerios”. ¿Y tú Alexander, sabes algo acerca de este símbolo esotérico?,” “En realidad no, Marcus, pero estoy seguro que Leslie si”. “Así es Alexander, realmente hay un gran trasfondo detrás del símbolo, y aunque no estoy muy segura en dónde podrá encajar dentro del marco de nuestra búsqueda, creo que fue grabada ahí por algo, así que considero importante que todos conozcamos al respecto, para juntos averiguar si es, o no, parte del rompecabezas que intentamos armar, ¿de acuerdo?”. Ambos asienten con la cabeza. “Las estrellas de 8 puntas más antiguas datan de al menos unos 30,000 años y se vinculan a la idea de Diosas-Madre, su presencia se extiende por toda Europa, Asia, África, Australia y América. La estrella consiste de dos cuadrados sobrepuestos girados uno respecto al otro 45°. A lo largo del tiempo y a través de las diferentes culturas, a la estrella se la ha conocido por diversos nombres, ۞ Spica, estrella tartésica, rosa de los cielos, rosa de los vientos o estrella de Salomón.” “Algo que siempre me ha fascinado de este asunto es su relación con el hinduismo, cultura en la que nombran a este símbolo, <estrella de Lakshmi>, así que, ¿quién es Lakshmi? En el hinduismo Lakshmi es la consorte eterna del dios Vishnú, diosa de la belleza y de la buena suerte.” “Según el Rig Veda Lakshmi significa marca, signo o señal, proviene de la raíz en sánscrito <lag> que significa, aquello que esta fijo, adjunto o pegado.” “Más tarde en el Ramaiana aparece por primera vez el relato más famoso acerca del origen de Lakshmi, en el que se dice que nació de la espuma del mar durante el batido del océano.” Interrumpe Alexander, “lo que acabas de narrar me recuerda al mito del


nacimiento de la diosa Venus de la mitología romana.” “Tienes razón hay un gran paralelismo entre ambos.” Apunta Marcus. Leslie prosigue “en la época de los textos llamados Puranas, compuestos entre el siglo II a. C. y el siglo XI d. C., la diosa llegó a ocupar el papel que hoy le corresponde como consorte del dios Vishnú acompañando siempre a su divino esposo Vishnú cuando este desciende a la Tierra en forma de avatar, en particular como Radha (la pastora amante del dios pastor Krishna)”. “Después de lo que les he compartido, ¿acaso no resulta extraño que sean justamente estos símbolos los que estén grabados en la Piedra de Magdala, de donde se dice que provenía María Magdalena, a quien algunos consideran la compañera de Jesús?” “Perdón, recordé algo más, y es que en el hinduismo se considera que Radha y Krishna juntos constituyen la verdad absoluta.” Agrega Leslie. “Todo parece guiarnos a la Piedra de Magdala, objeto que contiene gran cantidad de información pero que no se corresponde con las características de lo que estamos buscando, ya que fue realizada en el siglo I de nuestra era, no es un arcón, aunque si se parece a uno.” Comenta Alexander. “¿Y si en el grabado superior de la piedra de Magdala el artista hubiera incluido uno o varios símbolos que copió de algo que vio con la forma de la actual piedra?” Agrega Marcus. “¿Insinúas que el arcón está o estuvo en Magdala al menos hasta el siglo I de nuestra era?” Así es Alexander. “¿Consideran que debemos viajar a Magdala?”, pregunta Leslie. ”Aún no” responde Alexander, “hasta que obtengamos más información relacionada con los símbolos de la Piedra de Magdala, tal vez en ellos no solo estén las claves para descifrar el misterio del segundo arcón, sino que, su actual ubicación. Además está el asunto


de los rusos, estoy seguro que aún buscan a Marcus, y en consecuencia a nosotros.” Estando exhaustos por lo intenso de los estudios del día, deciden cenar en la bella propiedad donde se encontraban hospedados. Al terminar se dirigen a sus respectivas habitaciones, ahí Alexander, le pregunta a Leslie “¿qué piensas como mujer de la posibilidad de una relación más allá de la que habría entre Jesús y una discípula con María Magdalena?”. Leslie le responde, “después del libro de Dan Brown la especulación creció mucho respecto al tema, desde luego la iglesia se opuso tajantemente, pero me pregunto si algo así ¿anularía las hermosas palabras del sermón del monte, o invalidaría los milagros de sanación, sería razón suficiente para negar su crucifixión, o el que haya resucitado?, por vivir el amor puro entre dos seres, ¿dejaría de ser hijo de Di-s?, no soy teóloga, pero mi corazón me dice que no.” “Tal vez en la Piedra de Magdala esté parte de la respuesta,” comenta Leslie. “Y en el arcón perdido la otra parte”, comenta Alexander. “Descansa Leslie, estoy seguro que mañana nos esperan más sorpresas”, “eso espero, hasta mañana Alexander, te amo”, “Yo también Leslie, yo también”. Se voltea hacia a ella y la abraza tiernamente.


CAPÍTULO XXIV En Libia Natalia y Anuar pasaban los días incomunicados, con todas las comunidades, pero no podían abandonar la pequeña casa en la que el gobierno egipcio los resguardaba. Desde luego se encontraban aburridos y desesperados, su esperanza era que los 3 miembros restantes del grupo estuvieran trabajando para hallar el segundo arcón y cuando lo encontraran lo hicieran sin que los rusos, los egipcios, y sabe “Alá” quienes más, se percataran de lo que estaban haciendo. Desde luego los agentes del servicio secreto ruso estaban ya muy cerca de averiguar la ubicación de Anuar y Natalia, sabían que el gobierno Egipcio los había enviado fuera de Egipto por seguridad. Este acto los convencía una vez más que el descubrimiento del grupo era demasiado importante y por tanto incrementaba su interés en encontrar a los miembros del grupo para interrogarlos al respecto. En cuanto al MI6 investigaban las amistades de Marcus, Leslie y Alexander con la capacidad de ayudarlos en Egipto, o fuera de ahí. A pesar de la aparente seguridad y tranquilidad con la que trabajaban y vivían temporalmente en Sicilia, Alexander no bajaba la guardia, insistía en apresurar sus estudios para poder moverse lo antes posible, él sabía de los alcances del servicio secreto ruso. Nuevamente en la mesa de estudio, los tres reanudan sus investigaciones y aportaciones. Leslie inicia la sesión del día “¿recuerdan lo que hablaron acerca del nombre viviente Mashiaj en relación al poder contenido en el para modificar el pasado desde el futuro?” “Claro que sí” “podrían comentar algo más al respecto, mi intuición me dice que será una pieza importante en el rompecabezas que estamos intentando armar” “¿quién inicia, tu Marcus?” “Me parece justo, inicio yo”. “La física de Newton se entiende como determinista dado que se caracteriza por definir claramente el comportamiento de un sistema a cada instante conociendo sus condiciones iniciales y las fuerzas que actúan sobre él. En base a esto puede


asegurar que dos objetos iguales se comportarán de la misma manera bajo las mismas condiciones iniciales y fuerzas externas. Sin embargo esto no ocurre en el mundo cuántico. En virtud del principio de incertidumbre de Heisenberg, si se conoce la posición de una partícula, no se puede saber nada sobre su velocidad o momento. El determinismo Newtoniano se transforma en incertidumbre en el dominio cuántico.” “La incertidumbre del mundo cuántico puede observarse en el laboratorio, por ejemplo en el decaimiento de los átomos radioactivos. Si se tienen dos átomos radioactivos idénticos, uno puede decaer en un minuto y el segundo puede tardar una hora en hacerlo. Simplemente no hay forma de explicar los diferentes comportamientos de cada átomo o de predecir cuándo decaerán observando su historia (condiciones iniciales y fuerzas externas) y, en apariencia, no hay causa definitiva que produzca estos efectos. Este indeterminismo hace necesario plantearse la pregunta, ¿dónde está la información que determina lo que le sucederá a las partículas? Como mencioné en días pasados Aharanov cree que no podemos percibir esa información (condiciones iniciales y fuerzas externas) que regula el comportamiento de la materia porque no existe en el pasado, ¡proviene del futuro!” “Continua por favor, estas rompiendo muchos de mis paradigmas pero, si en realidad así funciona el universo, las implicaciones son impensables.” Comenta Leslie. “Bien, estas observaciones llevaron a Aharanov a concluir que -La naturaleza nos está tratando de decir que existe una diferencia entre dos partículas aparentemente idénticas con destinos distintos, pero esa diferencia solo puede ser encontrada en el futuro-” “Marcus detente ahí por favor”, le pide Alexander. “Al escucharte me vino una extraña idea a la mente, ¿y si las dos flores de seis pétalos dibujadas en la parte posterior de la Piedra de Magdala representaran dos “partículas” idénticas con destinos diferentes?”


“Nos estarían dando el mensaje de que los acontecimientos aparentemente producto del azar que ocurrieron en su tiempo, fueron resultado de un determinismo que se originó en su futuro?” Observa Alexander. “Quizá Alexander, pero recuerdo lo que significa Teshuvá en la mística hebrea.” Comenta Marcus. Continúa Alexander, “si mal no recuerdo,

el secreto de la

Teshuvá, radica en convertir desde el presente completamente el pasado en bien por amor.” “Solo que no debemos perder de vista que este es un trabajo interior, en un nivel espiritual” “Es cierto Alexander, pero de acuerdo a los trabajos que realizamos en Abydos, es claro que el mundo material surge del espiritual, si cambiamos en nuestro interior, se materializará una nueva historia cuyo destino se establecería desde el futuro”. Observa Marcus. “Tienes razón Marcus.” Aclara Alexander “Ahora llegamos al punto culminante de este asunto, pues en la mística hebrea se dice que la totalidad del poder de la Teshuva que es el cambio del pasado desde el futuro por amor o equivalentemente redimirse, como acabo de mencionar, radica en el nombre viviente Mashiaj.” Explica Marcus. Leslie interrumpe. “Si observan nuevamente los grabados y relieves en la parte superior de la Piedra de Magdala, claramente verán figuras que parecen corazones. ¿Acaso querrán sugerir una relación con la Teshuvá?” “Si suponemos que algunos grabados y relieves fueron copiados del segundo arcón, por el momento perdido, es claro que tal vez la palabra implicada no sea la misma, tenga una fonética diferente, pero lo que sí creo es que su significado es idéntico. El poder de cambiar el pasado desde el futuro por el poder que radica en el Nombre viviente” Concluye Leslie. Motivado por los recientes avances, Alexander, atrapado en su pasión por inmiscuir la guematría en todo cuanto puede, recuerda que a la palabra Mashiaj le


corresponde el valor guemátrico de 358. Y como buen físico de inmediato nota algo interesante, esta secuencia es parte de la serie de Fibonacci, 1,1,2,3,5,8,13,21,…” Marcus interviene nuevamente “esto sugiere que si en el nombre Mashiaj está el poder de redimir cambiando el pasado desde el futuro, la espiral de Fibonacci como una aproximación asintótica a la espiral aurea juega un papel importante, aunque aún no veo cual pueda ser”.

Alexander sugiere tomar un receso, el cual aprovecha para investigar qué otras palabras o frases se relacionan con este valor y hacen sentido con lo que han encontrado, además de las que ya se habían mencionado en Abydos. Dos horas después regresan, Alexander inicia la sesión “me interesaba ver como se relaciona este nuevo hallazgo con el asunto del nombre, pues en última instancia supongo que debe haber vínculos entre ambos arcones, con esto en mente obtuve la guematría de la palabra “HaShem” (el Nombre) la cual tiene el valor numérico 345, luego a esta palabra le agregue la palabra “ejad” (único) cuya guematría es 13, la expresión “HaShem ejad” (el Nombre es uno) arrojó el valor de 358 que es justamente el equivalente numérico de la palabra Mashiaj.” Continua Alexander, “por casualidad me topé con otro aspecto importante proveniente del análisis de las últimas dos palabras de la frase contenida en el Génesis Bíblico -y como Adam llamó a cada criatura viviente, ese fue su nombre-, en hebreo la frase -ese fue su nombre- se pronuncia hu shemó, que literalmente significa -él es su nombre-, cuya equivalencia numérica es nada más, ni nada menos 358 el valor del nombre Mashíaj.” Continua Alexander “la expresión en hebreo para la palabra lenguaje es Shafá cuya guematría es 385 una permutación del valor correspondiente a la palabra Mashiaj.”


“Al relacionar estos significados, llegue a la siguiente conclusión”, explica Alexander “cada criatura viviente con una conciencia capaz de percibir conscientemente su realidad posee una chispa del Mashíaj, una chispa en la que fue depositada el poder de cambiar el pasado desde el futuro trayendo redención a su “porción” de realidad, cambiando su esencia-nombre y redimiendo su lenguaje.” ¨Para terminar y con el afán de asociar todo esto con lo que encontramos en Abydos, quisiera recordarles que nombrar para el mundo antiguo era lo mismo que observar para la ciencia actual, y de la misma forma que se requiere ser observado para observar, es necesario ser nombrado para nombrar,” “¿estamos de acuerdo?”, ambos asienten con la cabeza. Antes de que Alexander pueda continuar, Marcus se adelanta “de aquí se intuye la idea de un observador final o primordial, y por tanto la existencia de un nombre primigenio.” “Bien dicho Marcus, por eso me gusta trabajar contigo”. Todos sonríen. Leslie haciendo gala de su gran capacidad intelectual, hace un comentario que deja sorprendidos a Marcus y a Alexander. “Por todo cuanto he escuchado de ustedes dos me atrevo a suponer que la palabra Mashiaj es un vocablo de gran poder, poseedor de la energía suficiente para modificar o redimir nombres, cambiar realidades y construir una historia desde el futuro hacia el pasado donde la congruencia es tal que su determinismo se confunde con aleatoriedad de eventos cuando se percibe en una secuencia temporal de pasado a futuro.” “Al fractalizarse el Nombre Primigenio, surgen Nombres de gran poder (dioses) con realidades en ellos, pero todos poseen un lado femenino o Ruaj haKodesh (la Sagrada Espíritu) a quien muchas culturas identifican con la sabiduría o alma del Mashiaj, o Nombre Viviente”. “Es así como cada realidad contiene la capacidad de redimirse a sí misma a través del fractal del Nombre Mashiaj, el cual es parte de su esencia.” Interviene Alexander. “¿Lo que nos estás tratando de decir es que la Nada genera Nombres Primigenios cada uno con su realidad conformada por un infinito de posibilidades a las que podríamos referirnos como realidades alternas dentro de esa realidad


única, y unido a ese nombre siempre está el de la sabiduría y el de Mashiaj?” Comenta Marcus. “Así es, por aventurado que parezca tal conjetura,” responde Alexander. Y continúa “de acuerdo a la guematría el valor numérico de HaShem ejad es 358 el mismo que el del nombre Mashiaj, pero si ahora agregamos a esta frase las palabras BeIHVH, el nuevo valor numérico de la frase completa HaShem ejad BeIHVH (el nombre único es IHVH) equivale a 386 el valor gemátrico del nombre Mashiaj Yahshua”. “¿Pueden ver a lo que me refiero?”, “Para el nombre Primigenio HVHI la personificación del nombre Mashiaj es Yahshua”. “Esto nos abre la puerta a otras personificaciones o “encarnaciones” del nombre Mashiaj, que desde luego tendrían una semántica diferente para otros Nombres Primigenios, según entiendo.” Comenta Leslie. “Cada realidad se redime a sí misma en sus fractales conforme a la esencia del Nombre Primigenio a través del poder de la palabra Mashiaj.”¿Estoy en lo cierto?” pregunta Leslie. “Lo que no me queda muy claro, es ¿qué tiene que ver todo esto con el segundo arcón?” Comenta Marcus. “Si como suponemos algunos de los símbolos de la Piedra de Magdala fueron copiados del segundo arcón, parte de su misterio estaría relacionado con la redención de realidades, con la modificación del pasado desde el futuro, y con el papel que juega el principio femenino en todo eso.” Responde Alexander. “De acuerdo a los símbolos de la Piedra de Magdala, las dos estrellas de 8 puntos podrían representar a Maria Magdalena y a Radha, compañeras respectivamente de Yahshua y de Krishna este último, avatar del dios Vishnú.” “Es bien sabido que existen varias coincidencias entre las vidas de ambos, pero esta sería una más. ¿Por qué no suponer que en tanto Yahshua es la encarnación de la palabra Mashiaj dentro de la realidad del Nombre HVHI, Krishna es la “encarnación” de la palabra


Mashiaj dentro de la realidad del Nombre Brahmá.” Alexander se levanta y comenta “creo que llego la hora de ir a Magdala.”


CAPÍTULO XXV Durante los días en los que Anuar y Natalia estuvieron en Trípoli no habían tenido comunicación con Alexander, Leslie y Marcus. Inquietos y angustiados por esta situación, sin saber si sus amigos estaban bien, y si así era, ¿dónde se encontraban y qué hacían? Haciendo gala de sus encantos femeninos Natalia logra robar el teléfono de uno de sus guardias, logrando enviar un mensaje al teléfono de Leslie. Cuándo el mensaje es recibido, los tres se alegran de tener noticias de sus amigos, y saber que, a pesar de encontrarse en Libia, en general estaban bien. Sabiendo que en cualquier momento podrían descubrirlos Alexander le dicta un texto a Leslie: “Vayan hacia Málaga, ahí los recibirá Israel, él llega en el tren 385, corrijo, 358, nosotros salimos mañana”. Obviamente al momento en que Leslie está escribiendo el texto, ni ella ni Marcus entienden. Pero al finalizar el envío Alexander les explica. Si les quitan el teléfono no sabrán a dónde los veremos realmente. Estoy seguro que entre Anuar y Natalia no tendrán problema para descifrarlo. Y como prueba ¿por qué no tratan de resolverlo ustedes dos?, de hecho es más sencillo pues ustedes dado que ustedes si conocen nuestro verdadero destino. Leslie inicia respondiendo al desafío. “Es obvio que ningún Israel va a encontrarlos pues ellos saben que no conocemos a nadie de ese nombre”. Además comenta Marcus “Málaga y Magdala, se parecen mucho, de hecho si permutamos las sílabas –la- y –ga- en Málaga, obtenemos Magala, los números 385 y 358 nos sugiere que hagamos eso. Por último es claro que Magala es un lugar en Israel, o sea Magdala.” “Los felicito chicos, lo hicieron bien,” agrega Alexander. Al recibir el mensaje, Natalia gracias a su preparación como agente secreto, está capacitada para resolver mensajes encriptados, por lo que no tarda mucho en darse


cuenta cuál es el verdadero lugar de encuentro. Ahora debían escapar y ver la manera de llegar a Magdala lo antes posible. Ambos servicios secretos, el ruso y el MI6 continuaron con sus esfuerzos por ubicar al Dr. Marcus Elías, los rusos ya sabían que Anuar y Natalia estaban en algún lugar de Trípoli, y aunque les importaba ubicarlos, realmente iban tras Marcus. Por su parte el MI6 ya sabía que Alexander, Leslie y el Dr. Elías estaban en la isla de Sicilia. Si los agentes del MI6 no se habían desplazado a Sicilia era porque querían saber a dónde se dirigirían, pero pasaba el tiempo y no había señales de que salieran de la isla, por lo que finalmente toman la decisión de ir allá a buscarlos. Los amigos italianos de Alexander eran muy adinerados y poderosos, así que les asignan otro yate para trasladarlos a las costas de Israel, esta vez irían con bandera griega para evitar sospechas. No había pasado ni media hora de haber zarpado hacia Akka en las costas de Israel cuando los agentes del MI6 estaban desembarcando en Sicilia, desde luego nadie les daba información acerca de tres ingleses que habían llegado a la isla en días pasados. En Tripoli Natalia y Anuar elaboran un plan para escapar y poder llegar a Magdala, sin ser detectados. En cada guardia solo hay tres militares resguardando la casa en la que los tienen bajo custodia, dos hombres y una mujer. El cambio de guardia se realiza por las mañanas. Durante el día Natalia se las arregla para preparar un fuerte somnífero con las medicinas en la casa. Por la noche ofrecen café a los tres militares, pero solo dos aceptan. Esto definitivamente era un problema, solo dos se iban a dormir, ¿qué harían con el tercero?, sobre todo cuando se diera cuenta que habían drogado a los otros dos.


Natalia pensó rápido y le dijo a Anuar “finge que pierdes el sentido”. Alarmada le pide en un estado de ánimo muy alterado y visiblemente angustiada al guardia que haga algo, pero el guardia visiblemente sorprendido por la situación de momento no reacciona, entonces Natalia le dice “ve al botiquín del baño, trae alcohol, rápido”, el guardia que era muy joven e inexperto, y que sentía gran atracción por Natalia hace de inmediato lo que le pide, de regreso Anuar y Natalia lo golpean y dejan inconsciente. De inmediato les quitan los uniformes a los tres, los amarran y amordazan. Ellos se ponen sus uniformes, toman sus armas, radios, equipo y se llevan el vehículo militar. Durante la noche se dirigen a la ciudad de Al Khums, como viajaban en vehículo militar y estaban uniformados no tuvieron problema durante todo el trayecto. Al llegar a la ciudad volvieron a usar su ropas civiles, escondiendo el vehículo, el equipo y las armas. Natalia comienza a hacer preguntas y da con las personas que se dedican al tráfico de armas en la zona. Les ofrece el equipo e incluso el vehículo militar. Para esta gente no era difícil darse cuenta de que Anuar y Natalia estaban en graves problemas por los que les pagan muy poco por el lote, pero para ellos al menos era suficiente para alquilar una embarcación y viajar a la Costa de Israel. Cómo era de madrugada y Natalia parecía extranjera, el capitán de la pequeña embarcación no sospecho nada extraño, estaba seguro que se trataba de una pareja de turistas que querían zarpar temprano para aprovechar lo más posible del viaje. En Akka los amigos de Alexander y Leslie ya les tenían listo un jeep para trasladarse a Magdala, así no habría rastros de ellos. Días después Natalia y Anuar desembarcan en la zona de Haifa, de ahí abordan un camión hacia Tiberías y un segundo transporte hacia Magdala. Al amanecer en Trípoli la guardia de reemplazo arribaba a la casa de seguridad, al llegar notaron que el vehículo no estaba, por lo que cambiaron su estado al de alerta. Con las armas desenfundadas entran en la casa unos cubriendo a los otros. No encuentran rastros de agresión externa, solo los tres guardias, amordazados y en ropa interior. Era obvio que Anuar y Natalia se habían escapado. De inmediato


avisaron al gobierno Egipcio, y estos emitieron una señal de alerta en aeropuertos, carreteras y muelles. En tanto sucedía esto en Trípoli, el MI6 había interceptado el mensaje que había enviado Leslie a Anuar. Los analistas no creían que sabiéndose perseguidos por el servicio secreto ruso, Alexander, siendo tan inteligente simplemente cometiera el error de informar su verdadero destino. Por lo que los mandos del MI6 deciden no mover a nadie a España, hasta haber interpretado correctamente el mensaje. Por su parte el servicio secreto ruso ya sabía de la fuga de Anuar y Natalia, pero desconocían hacia donde se dirigían, de lo que sí estaban seguros era que Natalia ya no estaba con ellos.


CAPITULO XXVI Leslie, Alexander y Marcus son los primeros en llegar a Magdala, de inmediato se dirigen al sitio arqueológico donde se encuentra la sinagoga, ubicación de la Piedra de Magdala. Al llegar sienten un escalofrío que recorre todo su cuerpo, definitivamente no es lo mismo ver la Piedra en fotografías, a sentir su enorme legado y su fascinante magia. Los tres recorren la Piedra alrededor de su perímetro, observando detenidamente la parte superior y cada uno de sus costados. De pronto Alexander se percata de un relieve que no notaron en las fotografías, porque no había ninguna que correspondiera a ese costado.

Sin saber porque Alexander siente el impulso de tocar el relieve, se coloca en cuclillas y pone su palma izquierda sobre él, al hacerlo siente que se nubla su vista y pierde el conocimiento. Como estaba en cuclillas, Marcus y Leslie no se percatan de inmediato del desvanecimiento de Alexander, quien no tarda mucho en volver en sí. Aturdido se levanta y se aleja de la piedra para tomar asiento en una de las rocas de la sinagoga.


Leslie y Marcus que estaban ensimismados viendo la piedra, se percatan de que Alexander no está, así que lo buscan con la mirada y se dan cuenta que está sentado a la entrada de la sinagoga. Suponen que el calor lo había hecho sentir agotado, y Leslie se dirige hacia él. Cuando llega lo ve pálido y de inmediato le consigue agua para que beba. “Alex, ¿te sientes mejor?”, “si Leslie gracias”, “¿qué te pasó?”, “¿recuerdas el episodio que viví en Siwah?, “Sí, recuerdo que en aquella ocasión te desmayaste y tuviste una especie de visión o conexión con otro tiempo”. “Bueno, acaba de ocurrirme algo similar. En esta ocasión cabalgaba al frente de mi ejército y al llegar a las afueras de Jerusalén el Sumo Sacerdote había salido a mi encuentro, entonces al verlo, detuve la marcha, desmonte a Bucéfalo y me dirigí hacia aquel hombre, cuando estuve frente a él me incline a manera de reverencia, luego me levante y aquel hombre me bendijo en su lengua hebrea. Le dije que eran libres del yugo Sirio y que Alejandro era amigo del pueblo hebreo. Luego regresé y monté a Bucélfalo, ordenando la reanudación de la marcha. A mi lado marchaba Parmenio, quién me dijo, Alejandro tu nunca te has inclinado ante nadie, ¿por qué lo hiciste ante aquel hombre?, yo le respondí, no hice una reverencia ante él, sino ante el Dios que lo ha honrado con el Sumo Sacerdocio; pues he visto a esta misma persona en un sueño, con esta misma apariencia". “El relieve en la Piedra me recordó a la letra hebrea Samej, luego sentí un fuerte impulso por tocarlo y me desmayé, cuando recobre el conocimiento estaba mareado, confundido y sentía mucho calor, por lo que me vine a sentar a esta roca.” “No te puedo asegurar que recuerdo, tal vez solo es algo que surge muy dentro de mí, pero sé que Alejandro le pidió a Ptolomeo que le entregara el segundo arcón al Sumo Sacerdote para que él lo ocultara, además no sé cómo, pero estoy seguro que el arcón que estamos buscando a diferencia del que encontramos en Abydos es pequeño, solo un poco más grande que un alhajero.” Leslie busca con la vista a Marcus y con la mano le hace una señal para que se acerque. Marcus se dirige hacia donde ambos se encuentran. “Marcus, ahora que sé porque teníamos que venir, a pesar de que Alejandro no sabía nada acerca del Mashiaj y mucho menos de Magdala, también sé que aquello


que venimos a buscar no está aquí, debemos desplazarnos a Jerusalén. Esperemos dos días a Anuar y Natalia, espero que sea tiempo suficiente para reencontrarnos.” “Mejor siéntate, te va a impactar lo que me acaba de platicar Alexander.” Leslie lo pone al tanto de todo cuanto Alexander le acaba de comentar, Marcus no podía ocultar su sorpresa, y solo dijo, “ahora que lo pienso, siempre has tenido un temperamento muy similar al de Alejandro, mi querido Alex”. “En fin, vayamos a Jerusalén”. Había pasado un día y la mitad del otro cuando a lo lejos las siluetas de un hombre y una mujer comenzaron a definirse en el camino hacia la sinagoga de Magdala, con el sol de frente era difícil distinguirlos con claridad, pero conforme se iban acercando la posibilidad de que se tratara de sus queridos amigos Anuar y Natalia aumentaba, por fin, a unos cuantos metros se percataron de que efectivamente se trataba de ellos, por fin estaban juntos. Natalia y Anuar cuentan su “epopeya” para huir de Trípoli y poder llegar a Magdala. Pero al final lo único que importaba es que estaban libres y nuevamente juntos. De inmediato abordan el Jeep y comienzan el camino hacia Jerusalén. “Vamos, en el camino les contamos porque vamos hacia allá”, comenta Leslie. En tanto esto sucedía los analistas del MI6 descifraban el mensaje, ahora sabían que deberían enviar agentes a Magdala. Lo que de inmediato hicieron. Por su parte el servicio secreto ruso siguiendo la senda de Natalia y Anuar, solo habían logrado averiguar que dejaron Libia con dirección a Israel y habían desembarcado en la zona de Haifa. Por lo que también enviaron agentes a Israel. En Washington agentes de la CIA comienzan a notar un cierto patrón entre algunos movimientos del MI6 y el servicio secreto ruso, aunque no saben si deben investigar más a fondo el asunto, por lo pronto solo se mantienen a la expectativa, monitoreando los movimientos de ambos servicios secretos.


CAPITULO XXVII Una vez en Jerusalén buscan un discreto hotel donde hospedarse, después de todo, llamar la atención no es buena idea. Leslie y Natalia consiguen pelucas para cambiar su apariencia, compran ropa en mercados de la zona. Anuar afeita su barba y consigue ropa de marca, Alexander trenza su cabello y se cubre con un atuendo que lo hace ver como judío y Marcus se afeita la cabeza y parte de su barba quedando esta tipo candado, también compra ropa de marca.

Tres de ellos

adquieren una apariencia de residentes de la zona, en tanto los otros dos de turistas. Con sus nuevos atuendos deciden iniciar su estancia en Jerusalén visitando el museo de Israel. En él hay más de 500,000 objetos, está el Santuario del Libro donde se encuentran los Manuscritos del Mar Muerto. A un costado se exhibe el segundo Templo y la Jerusalén de aquella época. Al llegar al museo se sienten fascinados por la enorme cantidad de interesantes y hermosos objetos que se encuentran exhibidos. Sin embargo saben que su visita no es turística, sino de búsqueda, así que deciden separarse. Y aunque no saben a ciencia cierta qué están buscando, todos intuyen que al verlo podrán reconocerlo. Ya han pasado varias horas y ninguno ha encontrado nada que a su juicio tenga que ver con lo que están buscando, cansados y hambrientos deciden continuar al día siguiente. Se reúnen y dejan el museo para comer y dirigirse a su hotel. Una vez en su habitación de hotel Alexander le pregunta a Leslie, “tú que conoces muy bien la vida de Alejandro, ¿no recuerdas como se llamaba el sumo sacerdote que lo recibió a la entrada de Jerusalén?,” “no de momento, pero se dónde buscarlo, permíteme un segundo, déjame prender la computadora y recuerdo que en uno de mis artículos escribí al respecto, permíteme…, ok..., ok…,¡ya está! El sacerdote que lo recibió se llamaba Yadoua, pero en la época posterior de la muerte de Alejandro lo sucedió su hijo Onias I, así que Ptolomeo seguro le entregó a él, el arcón.”


Mañana en el museo debemos buscar objetos pertenecientes a la época del Segundo Templo, y en particular los correspondientes al período del Sumo Sacerdote Onias I. Por la mañana durante el desayuno, Alexander comentó lo que Leslie le había dicho la noche anterior. “Busquen en el museo objetos correspondientes a la época del Segundo Templo durante el Sumo Sacerdocio de Onias I hijo de Yadoua.” Pues fue a Yadoua a quien Alejandro conoció a la entrada de Jerusalén, y Onias I ocupó esa posición después de la muerte de Alejandro, por lo que tuvo que ser él a quien Ptolomeo entregó el segundo cofre.” Al llegar al museo vestidos en sus originales atuendos preguntan en el módulo de informes, acerca de dónde podrían encontrar objetos correspondientes al periodo del Segundo Templo, de inmediato les indican una enorme área en el mapa, así como su ubicación dentro del museo. Agradecen la información y los cinco se dirigen a la sala, una vez en ella nuevamente se separan para buscar. No habían pasado ni dos horas cuando Alexander encuentra un documento que tímidamente se asomaba entre un grupo de objetos, al observarlo de cerca en la parte superior tenía la letra hebrea Samej, por debajo la leyenda “el destino está oculto a la vista” y en la parte inferior el nombre Onias I ben Yadoua. Alexander llama a los demás y solicita permiso a las autoridades del museo para fotografiar el escrito. Las autoridades no lo permiten, a menos que se haga con cámara digital y sin ningún tipo de flash. Aceptan y delante de las autoridades, con sus restricciones, Natalia toma una serie de fotografías. Con el material fotográfico regresan al hotel, pero para evadir posibles persecuciones, se cambian de hotel. En su nueva base, se reúnen en la habitación de Natalia y Anuar para tratar de encontrarle sentido a las palabras en el escrito. “Empezemos por la Samej”, comenta Alexander “después de todo el relieve que observe en la Piedra de Magdala, mismo que me recordó a esta letra, me atrajo a


tocarla y ahí comenzó todo esto.” Alexander dirige la mirada hacia Marcus, “si mal no recuerdo un significado relacionado a esta letra es -su final está insertado en el comienzo, y el comienzo en su final- ¿acaso esto no nos sugiere la idea de destino?” “Así es Alexander”, comenta Marcus. Leslie se apresura a tomar la palabra “en días pasados logramos establecer que el segundo arcón estaba relacionado con la modificación del pasado desde el futuro, conformando el primero a este último y eso, mis amigos, es otra forma de entender el destino, ¿o no?” Natalia que gozaba de una mente muy inquisitiva y perceptiva, de pronto y para asombro de todos comentó “lo que sea que encierre el segundo arcón llevo a que Onias I lo nombrara destino, así que la frase que escribió en ese pequeño y aparentemente insignificante papel, “el destino está oculto a la vista”, representa un indicio respecto a la ubicación del segundo arcón.” “Seguramente Onias I conocía las profecías que hablaban acerca de la destrucción del segundo templo, sabiendo de la importancia de ese arcón, y de quien provino la instrucción de entregárselo a él para su custodia, tenía que asegurarse que no fuera profanado con el paso de los siglos, así es que si fuéramos Onias ¿dónde, a la vista, lo esconderíamos?” Comenta Anuar. “¡Tengo una idea!” Comenta Marcus, “yo lo escondería en los muros del Templo, sabemos que si algo sobrevive al tiempo es justamente la piedra y nadie profana los muros, por lo general roban y destruyen lo que hay en el interior, pero no en la parte externa de los muros, eso es muy raro, a menos que un fenómeno natural los destruya.” “¡Es cierto!, no perdemos nada si iniciamos la búsqueda en los muros del Templo, después de todo, cosas más locas y a primera vista sin sentido nos han traído hasta aquí” comenta Leslie. ¿Pero que debemos buscar? Pregunta Natalia. Pienso que el grabado o relieve de un círculo con una línea y junto a ellos un nombre, así lo manifestó Alejandro en los escritos que encontramos, ¿recuerdan?”


Como ya era casi el atardecer decidieron postergar la búsqueda para el día siguiente. En tanto esto ocurría, el MI6 ya se encontraba en Magdala haciendo preguntas. Los rusos por su parte estaban en Tiberías siguiendo el rastro de Anuar y Natalia.


CAPÍTULO XXVIII Al día siguiente el grupo se dirigió a los muros del templo, como siempre se separaron, pero pasaron las horas y ninguno encontró nada. De pronto por casualidad Anuar escucho la explicación de un guía de turistas a un grupo de personas reunidas frente al muro. El comentó que el muro se había realizado en la época de Herodes, pero los restos del muro original estaban por debajo del nivel de piso, y que recientemente los habían encontrado. Al escuchar esto Anuar pide a los demás que vayan al punto de encuentro acordado, ahí les expone lo que acaba de oír. Leslie comenta “¡es cierto!, recuerdo haber visto algo referente a lo que comentas en un documental hace un año o dos”. “Debemos ir a las excavaciones”, comenta Leslie. “Sólo que no va a ser fácil, no están abiertas al turismo”, apunta Marcus. “Entonces tendremos que encontrar la manera en la que uno de nosotros se haga pasar por trabajador de la excavación”, comenta Natalia. “El único que conoce el lenguaje hebreo eres tú Alexander”, comenta Marcus. “Entonces tu irás”, apunta Natalia. “¿Quién de nosotros tiene la mejor resolución en la cámara de su teléfono?” pregunta Natalia. “Veamos la mía es de 8 pixeles,” comenta Marcus,” la mía es de 15 pixeles, interviene Leslie”, los demás revisan sus teléfonos y coinciden con que el que tiene la mejor resolución es el teléfono de Leslie. Natalia se levante acercándose a Leslie le pide su teléfono, “vamos Anuar, acompáñame, en el camino te explico, los demás espérenos aquí”. Natalia le expone su plan a Anuar en el trayecto al sitio de las excavaciones. Al llegar Anuar se queda a una distancia prudente, en tanto Natalia se acerca con el teléfono en una mano. Se asoma un poco y ve a un trabajador, le pregunta en inglés ¿Hola, que hacen aquí?, entonces el trabajador se acerca a ella, diciéndoles “señorita esta no es una zona turística, no puede acercarse más”. “Me gustaría que me permitiera sacar una fotografía”, “no lo sé tendría que avisar a mi supervisor”.


“No se moleste, le importaría tomarme una foto con la entrada a la excavación al fondo?”, Como Natalia era una mujer muy atractiva y persuasiva, el trabajador accedió. Después de esa foto Natalia le hizo una discreta seña a Anuar para que se acercara como si pasara por ahí coincidentemente. Al ver que Anuar iba hacia ella le pregunto al trabajador si se podía tomar una foto con él, desde luego la idea le encantó al trabajador, y viendo a Anuar, le dijo, “Sr. Disculpe ¿puede tomarnos una foto?, Anuar le dice “desde luego que sí”, entonces Natalia le entrega el teléfono para la foto. Luego Natalia le dice al trabajador que si le puede prestar su gafete para bromear en casa, diciendo que había trabajado en la zona arqueológica durante su viaje. El trabajador encantado con la belleza, sencillez y simpatía de Natalia, no dudo ni un momento. Natalia intencionalmente se puso el gafete al revés y Anuar se apresuró a tomar la foto, entonces el trabajador se percató de que el gafete estaba por la parte posterior y le hace la observación a Natalia, ella dice “que tonta soy, lo voy a voltear para que se vea bien”, Anuar toma otra fotografía. Natalia le agradece y él le entrega el teléfono continuando su aparente camino. Natalia se despide del trabajador agradeciendo mucho su atención retirándose en dirección opuesta a la de Anuar. Al unirse con el grupo, todos se levantan y van tras de Anuar, fuera de la zona del templo se reúnen y se dirigen nuevamente al hotel. Ahí Natalia utilizando las fotografías del gafete, elabora uno con la fotografía de Alexander y un nombre falso. Al día siguiente Alexander se hace pasar como trabajador del turno de la tarde y se introduce a las excavaciones, a la par de realizar las labores que le fueron asignadas no perdía oportunidad para buscar el Círculo, la Línea y el Nombre. Cerca del final del turno, por fin, arriba de la que se considera una de las piedras más grandes y de mayor peso utilizada en alguna construcción antigua encontró grabados en una pequeña piedra un círculo y una línea dentro, como si fuera su diámetro, al igual que cuatro símbolos parecidos a los que hallaron en la piedra de Abydos. Se las arregló para esconderse y permanecer en la zona durante la noche. Como su nombre no estaba registrado en la lista, nadie noto su ausencia a la hora de la salida.


Como los túneles estaban iluminados tenía la suficiente luz para trabajar sacando la piedra, además había herramientas suficientes para hacerlo. Tardó varias horas para liberar la piedra pero finalmente lo logró, luego dudó respecto a si debería o no abrir el arcón, no sabía que ocurriría, además en esta ocasión estaba solo, pero por otra parte, a eso había ido, a ver que contenía ese arcón. Después de una pequeña lucha interior, decidió abrir el arcón, para su sorpresa en esta ocasión no pasó nada, no hubo luz, ni imagen en la mente, ni desmayos, nada, absolutamente nada. Sin embargo si había una diferencia tanto en el fondo como en las cuatro paredes interiores, había símbolos grabados. La técnica de grabado era similar a la utilizada en Abydos, para él desconocida. Copió los 7 símbolos y pensando en las amenazas que había sobre ellos, decidió no sacar el arcón, y lo colocó en el mismo lugar donde estaba, tratando de que no se notara el que había sido removido. Empezaba a amanecer cuándo terminó de colocarlo en su lugar, se escondió y esperó a que el turno de la mañana entrara, se confundió con ellos y cuando todos estaban concentrados en su trabajo, aprovechó la oportunidad para salir sin ser visto. Con los dibujos en su bolsa se dirigió al hotel donde los demás lo esperaban ansiosos. Al llegar los demás lo interrogaron, cada quien tenía varias preguntas, hasta que Alexander, les dijo, “tranquilos, uno por uno”. La primer pregunta y más importante sin duda era la que le intentaba hacer Leslie “¿Lo encontrase?”, “Sí Leslie, si lo encontré”, “¿dónde estaba?”, pregunta Anuar. “Se confundía con una de las rocas arriba de un monolito muy especial, el más grande que puedan imaginarse.” El turno es de Marcus, “bien muéstranos el arcón”. “Bueno, eso no lo puedo hacer,” explica Alexander, “bajo las condiciones de inseguridad que nos rodean, pensé que lo mejor era dejarlo donde estaba, después de todo, ha estado ahí por 23 siglos y nadie lo ha descubierto, no puedo pensar en lugar más seguro para ocultarlo, al menos por el momento en lo que encontramos el tercer arcón.” Natalia pregunta “¿lo abriste, que pasó?”, “claro que lo abrí, sobreponiéndome a mis temores lo hice, pero a


diferencia de lo ocurrido en Abydos en esta ocasión no pasó nada, absolutamente nada.” Continúa Natalia, “pero, ¿había algo en el interior?, en el interior nada, pero si tenía 7 grabados, tres en el fondo y uno en cada una de sus paredes interiores, desde luego dibujé los símbolos”. Se los voy a mostrar para que meditemos cada uno de nosotros sobre ellos y mañana discutamos al respecto, a ver que logramos descubrir, ¿están de acuerdo? Sí contestaron todos al unísono. Muestra los símbolos extendiendo sobre la mesa las hojas de papel donde los había copiado, cada uno tomo un cierto tiempo para verlos, entonces, Leslie se le ocurrió una idea para optimizar el análisis de los símbolos, “¿por qué cada uno de nosotros no escogemos uno o dos símbolos y trabajamos sobre ellos?, de otra manera pienso que vamos a divagar y poco o nada podremos aportar mañana.” De acuerdo dijeron todos, así que observaron con atención sus símbolos, cuando terminaron Alexander guardó las hojas, y todos se retiraron a sus habitaciones.


CAPTIULO XXIX El grupo se levantó muy temprano, todos acordaron dejar el hotel para salir de la Ciudad de Jerusalén, si habían llegado de Magdala, lo mejor era no regresar hacia esa zona, pero tampoco ir hacia la costa, mejor buscarían un poblado pequeño en la región de Hebrón, así se ubican en un lugar llamado Kiryat Arba. Ahí se sienten seguros, al menos por el momento, y lo suficientemente relajados como para iniciar la interpretación de los 7 símbolos. Alexander inicia la conversación “como pudieron notar algunos de los símbolos coinciden con los relieves y grabados de la Piedra de Magdala, pero ¿cómo creen que llegaron del siglo III a.e.c. al siglo I de nuestra era? Desde luego no ocurrió lo que pensamos en un principio. Que el escultor había visto el arcón. Lo que pienso que ocurrió fue, que al igual que yo lo hice, el Sumo Sacerdote Onias I copió en algún escrito los símbolos y estos al paso de los años se perdieron, sin embargo no sé si el original o una copia llegó a manos de quien labró la piedra de Magdala, además estoy seguro que los símbolos venían con un comentario acerca de su significado y poder. Tal vez el artista trató de duplicar el arcón, pero jamás logro duplicar su poder.” Ayer no les mostré la hoja donde dibujé el grabado de la cubierta del arcón, lo haré hoy pero hasta que hayamos analizado los 7 símbolos del interior. Lo que sí puedo decirles es que la técnica con la que hicieron estos grabados es idéntica a la del primer arcón y a la de los grabados de la Flor de la Vida en Abydos, por lo que no tengo la menor duda que se trata del arcón original, y desde luego fue hecho por los mismos autores que el primero. Comencemos con los tres símbolos en la base interior del arcón, pondré las hojas sobre la mesa,


“Antes de iniciar con el análisis de estos símbolos, recordando que el arcón estaba vacío, y no solo eso que ocurrió nada, me pregunto ¿sino representa una alusión al vacío cuántico?” Explica Alexander. “Y lo digo no solo por la experiencia que tuve, sino por estos tres símbolos, pero para que entiendan a lo que me refiero, creo que es necesario que escuchen algo sobre el vacío.” “Como ya les explique anteriormente en la Nada está todo, aunque de forma inerte y no diferenciada, en cambio en el vacío que desde luego es parte de la Nada, también está todo, pero diferenciado y de forma activa.” “Quizá si imaginamos el vacío como una lente de aumento o lupa a través de la cual se distinguen los detalles no diferenciados de la Nada nos dé una más clara idea de porqué son lo mismo y sin embargo sus atributos son diferentes.” “En sánscrito el vacío al que me refiero se denomina sunyata y representa el sustrato dinámico de toda existencia y toda realidad, en sí el vacío cuántico.” “Desde la perspectiva de la geometría sagrada en el vacío todo existe potencialmente, y la vida solo puede darse en el momento en el que la conciencia se ubica en el vacío.”


“Dado que la Nada existe y tiene vida, todo cuanto surge del vacío comparte tales atributos, es decir, existe y tiene vida. ¿Todo bien hasta aquí, me van entendiendo?” “Claro que te vamos entendiendo, pero lo que no comprendo es ¿Cómo puede el vacío funcionar como el canal de materialización de la realidad desde lo inmaterial de la nada?” Interviene Leslie. “Sin duda es una de las más profundas preguntas que el ser humano puede plantearse, así que trataré de darle respuesta en base a los resultados de estudios que he realizado durante muchos años.” “Cuando la Nada toma conciencia del vacío que mora en ella, es decir, del potencial de diferenciación que hay en sí misma, este es interpretado como una especie de lente de aumento de dimensión cero cuyo “vehículo” de apertura se equipara a un conjunto de espirales áureas girando en el sentido opuesto de las manecillas del reloj. A este conjunto de espirales se les asocia con la energía femenina. Se dice que forman un toroide de implosión en el que lo indiferenciable de la nada se manifiesta en el vacío como diferenciable, por lo mismo representa el aparente paso del caos al orden, volviendo lo oculto en manifiesto.” “Este conjunto de espirales

femeninas almacenan energía e información

provenientes de la Nada en estructuras de orden. A este efecto se le conoce como implosión.” “También lo contrario se da en otro tipo de espirales áureas, las que giran en sentido de las manecillas del reloj y que se considera representan el principio masculino. En este caso el orden se transmuta en caos, como si la lente de aumento (el vacío) se cerrara nuevamente, ocultando el orden y mostrando el caos. A este efecto se le conoce como explosión.” “Esto implica que a través del vacío la realidad se “diluye o destruye” y se “genera o regenera” continuamente.”


“Alexander, la idea de un toroide que genera o regenera la realidad y otro en el que se diluye o destruye, me trae a la memoria la Trimurti Hindú, Brahama, Vishnú y Shiva” Agrega Marcus. “Tienes razón Marcus”, interviene Anuar, “en los textos sagrados hindús

de

Brahama se dice que en él están todos los mundos, a Vishnú se le asigna la preservación, en tanto que a Shiva la destrucción.” “Esto se empieza a poner muy interesante,” comenta Natalia. Alexander retoma la exposición, “recordemos que el primer ser auto revelado en la Nada a la que el hinduismo asocia con Brahaman es justamente Brahama.” “En Brahma está de forma inerte pero diferenciable toda realidad posible, por esto los textos sagrados se refieren a él como creador de una creación concluida.” “Vishnú representa el poder de preservación de la realidad, en otras palabras, encierra el misterio de la congruencia de cada historia posible o destino”. “S Shiva se le asigna la función de destrucción pero bajo un doble matiz, ya que nada se destruye sino que se transforma para aparecer bajo otra forma, así Shiva es el dios destructor y a la vez el fecundador.” “Alexander, ¿Qué relación tiene esto con el nombre Mashiaj, pues intuyo que hay una pero no logro ver cuál?,” comenta Marcus. “Desde luego hay un paralelismo con la trinidad cristiana. En este caso el vacío estaría representado por Elohim cuyo nombre revelado es HVHI, la preservación o toroide femenino por el Mashiaj cuyo nombre revelado es Yahshua y la destrucción o poder de recreación continua, toroide masculino por Ruaj ha Elohím o espíritu de Elohim. El cual hasta hoy no posee nombre revelado, o al menos, no que yo conozca.”


Leslie toma la palabra “es interesante notar que el nombre masculino Mashiaj actúa como principio femenino, en tanto el nombre femenino ruaj ha Elohim (la espíritu de Di-s o Sagrada Espíritu) actúa como principio masculino.” “Buena observación Leslie,” comenta Natalia. Continúa Alexander “vale la pena recordar que el principio femenino es un principio de implosión y restaurador del orden el cual está representado por el nombre Mashiaj, lo cual concuerda totalmente con la propiedad inherente adscrita a dicho Nombre de redimir o equivalentemente de cambiar el pasado desde el futuro.”

“Por analogía, ¿podemos suponer que Vishnú representa el poder de la palabra Mashiaj, siendo Krishna uno de sus avatares, habiendo una fuerte relación entre ambos, tal y como lo planteaste anteriormente?” Comenta Marcus. “Si Marcus, Vishnú es el Nombre equivalente al Nombre Mashiaj asociado al Nombre primigenio Brahma, cuyo octavo avatar es Krishna, paralelamente, Mashiaj corresponde al nombre primigenio HVHI, cuya encarnación o “avatar” es Yahshua.” Comenta Alexander. “De hecho hay varias similitudes entre ambos, pero solo citaré dos a manera de ejemplo”, continua Alexander. “Comenzaré con un texto del Bhagavada-gita 6.30” Yo mam pasyati sarvatra sarvam ca mayi pasyati tasyaham na pranasyami sa ca me na pranasyati -Aquel que Me ve en todas partes y que ve todo en Mí, Yo nunca lo pierdo a él, y él nunca Me pierde a Mí“Ahora lo comparare con el apotema 3 del Evangelio Apócrifo de Tomas” -…la soberanía {de Dios} existe dentro de vosotros y existe fuera de vosotros… Quien se conoce a sí mismo la hallará y cuando os conozcáis a vosotros mismos, sabréis que sois los Hijos del Padre viviente…“Vayamos a un segundo ejemplo tomando otro texto del Bhagavad-gita 10.41”


Yad yad vibhutimat sattvam srimad urjitam eva va, o tat tad evavagaccha tvam mama tejo-'msa-sambhavam -Sabed que todas las creaciones opulentas, hermosas y gloriosas brotan tan sólo de una chispa de Mi esplendor“Ahora recordemos el versículo 1.3 del Evangelio de Juan,” -Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.Marcos hace una interesante observación “Krishna habla en primera persona, en cambio Yahshua lo hace en tercera persona, y pareciera ser que Krishna se maneja al nivel de Di-s, en tanto Yahshua como hijo de Di-s”. “Cierto Marcus, pero recuerda Juan 1-1, dice: -En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Esto pone de manifiesto que la manera de expresarse de ambos, solo representa una diferencia de semántica, pero no de esencia.” “Bien, yo ya acaparé demasiado la plática, ¿qué nos dices acerca de los tres símbolos del fondo del arcón, Marcus?” “Conforme a los estudios que he realizado les diré que la estrella de 12 picos es el principio generador de información ya que no solo permite la focalización de la observación en la realidad actual, sino que facilita el acceso a diversos niveles de conciencia con sus respectivas realidades generando la información del futuro hacia el pasado.” “De forma similar la pentaflor representa el principio distribuidor de la información la cual utiliza como vehículo las componentes presente y pasado del tiempo secuencial.” “Por último es la flor de la vida la que actúa como principio acumulador de la información utilizando para ello el espacio con todas sus dimensiones.” “Perdón” interrumpe Natalia, “pero no me queda muy claro la diferencia entre la pentaflor y la flor de la vida a pesar de que la primera está contenida en la segunda”


“Si entendí bien” comenta Leslie, “la Flor de la Vida no manifiesta vida, ni la distribuye, mucho menos genera un flujo de abundancia o un movimiento cíclico, sino que contiene todo aquello que la conciencia revela para sí misma mediante la Pentaflor, pero sí es la expresión más refinada de la auto revelación de la conciencia HVHI-Brahma ya que contiene todo lo que la Nada es en un nivel holográfico. Por su parte la geometría Pentaflor sirve para la auto revelación del punto cero o vacío en la nada, y representa un movimiento continuo de implosión y explosión para la manifestación de lo oculto y la generación y regeneración de la materia en la realidad.” Nuevamente interviene Marcus “esto me lleva a suponer que el interior del arcón es el vacío cuántico, un canal entre el mundo espiritual y el material, y una especie de generador de destino, en tanto permite que el futuro altere el pasado y construya una nueva historia con una línea de tiempo totalmente congruente.” “Si recordamos Génesis 1:3, el arcón atrae la luz del futuro para permear el espacio, lo que en sí representa el misterio del tiempo.” Interviene Alexander. “¿Qué les parece si intentamos hacer lo mismo con los otros 4 símbolos que observé en las paredes internas del arcón?” “Antes debo decirles dónde estaba cada símbolo, al frente se ubicaba la samej, en la parte posterior, la estrella de 8 puntas y en ambos costados, dos secciones centrales de la flor de la vida una con un centro y la otra sin él, tal y como las vimos en la Piedra de Magdala.” Nuevamente Alexander coloca las cuatro hojas sobre la mesa,


“Anuar y yo estuvimos meditando sobre estos símbolos, pensamos que representan la importancia de la acción del principio femenino en el cambio de destino, nuevamente el futuro cambiando el pasado, pero no sin la participación de la Diosa Madre.” Comenta Natalia. “Estamos de acuerdo contigo”, comentan Alexander, Marcus y Leslie. “Parece que Onias I, comprendió en gran medida lo mismo que nosotros y por eso llamó al arcón DESTINO”, comenta Leslie. “Guardé para el final el grabado en la cubierta del arcón, el cual es muy sencillo, pero créanme, no por ello menos importante”. Comenta Alexander. De inmediato coloca otra hoja sobre la mesa,

“Con todo cuanto hemos comentado hasta el momento estoy seguro que, a pesar de desconocer el lenguaje, y sin importar como pueda pronunciarse, se trata de un equivalente al nombre Mashiaj.” Comenta Alexander. “Estoy contigo”, agrega Marcus. “Durante la noche medite mucho acerca de lo que podría simbolizar el círculo con la línea en su interior, y llegue a una conclusión muy simple, solo representa lo que es, un círculo con su diámetro, es decir, el número π”. Agrega Alexander Π es considerado por los matemáticos actuales como un número trascendental, estos son extraños números que expresan funciones, pero que no pueden ser la solución de una ecuación algebraica.


“Para las culturas de la antigüedad π es el símbolo numérico de la energía formadora a través de la cual se manifiesta la Nada en la realidad relativa de la conciencia que observa, es también la energía sustentadora (Mashiaj-Vishnú) y destructora (Ruaj haElohim-Shiva) que rige la naturaleza en todos sus planos.” “Lo consideraban un número sagrado representando la irrupción del espíritu en la materia, la cristalización en formas de lo indefinido, la relación entre lo conocido y lo desconocido, entre lo limitado y lo ilimitado, entre la unidad y la multiplicidad, entre lo permanente y lo efímero, entre lo homogéneo y lo heterogéneo.” “En las Escuelas Esotéricas a lo largo de las diferentes épocas fue conocido como el número llave del Movimiento de la Naturaleza, es decir, símbolo de su dinamismo, que nace siempre de estos principios opuestos. Para estas escuelas π representa la relación no “satisfecha” entre la circunferencia y el doble diámetro, originando el primer movimiento, el giro de la cruz o esvástica, que puede ser dextrógira (giro a la derecha-principio masculino- Shiva) o levógira (giro a la izquierda-principio femenino-Vishnú). Esvástica es una palabra sánscrita que significa “la que se agita por sí misma”, o sea, la voluntad de manifestación, el primer movimiento.”

“Al hablar de relación no “satisfecha” entre la circunferencia y el diámetro aquellos sabios se referían a que π no se puede expresar como un número racional, como una fracción simple, o relación numérica. Los infinitos decimales que presenta en una danza “aleatoria”, es la danza misma de la vida.” “Permítanme mostrarles algo que imprimí ayer, es la secuencia de números decimales que representa una aproximación al número π.”


Antes de que Alexander tomara nuevamente la palabra, Marcus se adelanta “tal y como nos mencionaste anteriormente los eventos “aparentemente” aleatorios no son otra cosa que el reflejo de una relación “retro causal”, es decir, de un flujo causal de futuro a pasado. Ahora comprendo que desde esta perspectiva π representa una especie de código encriptado que encierra la información que fluye del futuro hacia el pasado, modificando esté último desde el primero. El orden dentro del caos de una aparente aleatoriedad de eventos, predeterminados por variables que no conocemos, provenientes del futuro.”

Retoma la palabra Alexander, “observen la secuencia de los tres números subrayados en rojo. ¡Adivinaron! 358, el valor guemátrico de la palabra Mashiaj, de la que ya dije que tiene el poder de redimir la realidad cambiando el pasado desde el futuro. ¿Acaso no es algo más que una simple coincidencia que dentro de la secuencia estén justamente estos números? y no solo eso, sino como también ya comente, ¿represente una sección de la serie de Fibonacci?” “Ahora viene la mejor parte,” señala Alexander “en la cultura Aryavarta procedente de la India Védica existe un himno a Krishna a quien se le considera, como ya comenté, encarnación del dios Vishnú y en el cual se menciona también al dios Shiva contenido en los Vedas, al cual, aplicándole el código védico, esto es, una de las relaciones criptográficas números-sílabas del alfabeto Devanagari (que da origen al sánscrito) resulta ser ¡EL NÚMERO PI CON 32 DECIMALES!”


“Ahora escribiré el himno tal y como se pronuncia” gopi bhagya madhuvrata srngiso dadhi sandhiga khala jivita khatava gala hala rasandara “Cuyo significado es: “¡Oh señor ungido con el yogur del culto de las lecheras, oh salvador del caído, oh maestro de Shiva, por favor, protégeme!” Más tarde la frase “salvador del caído” será importante, no la olviden” Remarca Alexander “La aplicación del Código Védico que sólo afecta a las consonantes, ya que considera las vocales como variables, se basa en la siguiente tabla”. Alexander escribe la tabla. ka, ta, pa, y ya son, todos, el 1; kha, tha, pha, y ra son todos el 2; ga, da, ba, y la para el número 3; Gha, dha, bha, y va son el número 4; gna, na, ma, y sa el 5; ca, ta, y sa el 6; cha, tha, y sa el 7; ja, da, y ha el 8; jha y dha para el 9; y Ka significa el cero. “Marcus, haznos el honor, aplica el código al himno mientras Natalia va apuntando la secuencia de números según se los vayas dictando”. El resultado es una cadena de 32 números. 31415926535897932384626433832792 “Pongan mucha atención en lo que voy a mostrarles,” intervienen nuevamente Alexander “comparando este resultado con la aproximación numérica a π, vemos


que la coincidencia es casi perfecta, la única diferencia es el último número, en la tabla corresponde al número 5, en tanto que en el himno al número 2.” “Lo sobresaliente de este himno es que numéricamente representa el valor del número π pero fonéticamente involucra a los dos dioses que rigen la cruz giratoria, los cuales representan el poder de emanación y de absorción (energía oscura y fuerza de gravedad) permanentes en la Naturaleza. Tal y como dijimos, Shiva, el regenerador, rige la esvástica que gira hacia la derecha y Vishnú, el conservador, hacia la izquierda. Por lo que no resulta extraño que la esvástica girando en ambas direcciones constituya una adecuada representación pictográfica de π.” “En el Himno se suplica también a Krishna como Maestro de Shiva y “salvador del caído” su protección. Shiva es el dios de los Ascetas y por tanto, del sacrificio, el dios que sostiene con su visión interior el Universo entero. Krishna aparece aquí como una forma de Shiva “salvador del caído” porque es el poder que renueva, que permite levantarse una y mil veces para continuar la marcha, es la Fuerza Interior, es el Gran Poder que mora en todos los seres conscientes. Nuevamente este magnífico poder está insinuado en π.” “Desde la más remota antigüedad el número π ha sido asociado con el Fuego primigenio, pilar que sostiene íntegramente la naturaleza y cuyo símbolo, la letra pi griega (π), divulgada por el matemático Euler aluda a la Puerta de un Templo, insinuando así el acceso a los Misterios de la Creación, en virtud de que todo aquello que vive y palpita surge y mora en π, y por tanto, en el poder del Nombre Meshiaj. Esto fortalece la idea de que hay un interesante vínculo entre Yahshua, quien poseía el poder del Nombre Meshiaj y Krishna, con quien sucedía lo mismo al poseer el poder del Nombre Vishnú.” “Meditando llegue a una conclusión, audaz, atrevida, sí, pero sin duda cierta y de gran trascendencia,

el valor total del número π en su infinita extensión

representa la guematría del verdadero Nombre del Mashiaj, aquel que trasciende la realidad cognoscible.”


“Por esto creo que la piedra que cubre el interior del arcón representa toda realidad imaginable e inimaginable, conteniendo en cada una de ellas el poder de redimirse a sí misma.” “Pero no es todo, hay otro aspecto interesante, y es que el himno representa una aproximación del número π a 32 cifras, justamente el número de senderos de la sabiduría mencionados en la Kabaláh y cuyo total lo componen las 22 letras más las 10 sefirót. Sin embargo como lo mencioné anteriormente, en la ubicación 32 del himno aparece el número 2 en esta aproximación numérica” Alexander señala la hoja con la secuencia de decimales para la actual aproximación numérica del número π, “fácilmente puede verse que en esa posición aparece el número 5. Por lo que me preguntaba ¿Qué puede implicar esta diferencia?” “Antes de intentar dar respuesta a esta cuestión es importante remarcar el hecho de que solo hay 32 números, justamente el total de senderos de la sabiduría. Considero que esto es muy importante pues nos da a entender que la guematría completa del Nombre Mashiaj dentro de la realidad correspondiente al actual nivel de conciencia colectiva contiene 32 cifras y no solo tres (358).” “Vayamos ahora al asunto de la cifra 32. El valor en el himno es, como mencioné anteriormente 2, en tanto que en la aproximación numérica como pueden ver es 5.” Alexander señala sobre el papel. “Es claro que la diferencia entre ambos es 3. Ahora si multiplicamos la diferencia por cada valor, es decir, 3 x 2 =6 y 3 x 5 = 15, y revisamos a que letra hebrea corresponden ambos valores encontramos que representan el valor ordinal de…, adivinen cuál letra,” Leslie se adelanta para responder,” ¡No me digas!, la letra Samej”, así es Leslie, a esta letra le corresponde un valor ordinal de 15, con su correspondiente valor reducido, 6.” “Además de acurdo a la Torá durante la descripción de los 7 días de la creación no participan las 22 letras, hay una que no lo hace, ¿no adivinan cuál?, correcto ¡la Samej!”


“Dentro de este mar de sorpresas no debemos perder de vista que fue partiendo del Himno a Krishna que llegamos a la verdadera guematría del Nombre Mashiaj, así como a la Torá, interesante ¿verdad?” “Ahora hagamos un pequeño “juego”, veamos ¿qué ocurre si buscamos a qué sílabas se corresponden los valores 6 y 15 en el Código Védico?” “Voy a colocar las sílabas cuyos valores se corresponden con los números 6, 1 y 5” ca

ta

sa

6

ka

ta

pa

ya

1

gna

na

ma

sa

5

ta

sa

15

“Como podemos ver de lo que acabo de escribir, las únicas sílabas en las que concuerdan los tres renglones que tienen los valores que estamos usando, son ta y sa.” Interviene Marcus “entonces las sílabas ta y sa representan en sánscrito esa diferencia en los valores de la posición 32 en el número π, ¿no es así Alexander?” “Y hay algo más” continúa Marcus “si tanto la Samej como las sílabas TA SA provienen de la misma diferencia numérica en la cifra 32 del número Π, es de suponer que deben estar relacionadas de alguna forma, ¿estoy en lo cierto?” “Así es,” responde Alexander. “¿Puedo intentar algo?” pregunta Marcus. “Adelante, le responde Alexander.” “La samej se conforma de las letras samej, mem y jet, a su vez la samej proviene de samej, mem y jet. La mem de mem, alef y mem y la jet de jet, alef y tav. Ahora pondré esto de otra forma para verlo más claramente.” Marcus toma una hoja y escribe lo que acaba de comentar.


Samej Samej Samej mem jet

mem mem alef

jet mem

Samej mem alef

jet

alef

tav

tav

Samej mem tav

“Si eliminamos las letras repetidas tal y como lo he hecho en el esquema conforme a la manera en la que las flechas lo indican, nos quedan tres letras, Samej, Mem y Tav. Y no es necesario ser demasiando intuitivo para que nos vengan a la mente la sílabas SA, OM, TA” “O reacomodando las sílabas se obtiene OM TAT SAT.” “Gracias Marcus, cada vez me impresiona más la perfección detrás de lo aparente que rige esta bella, maravillosa y misteriosa realidad,” comenta Alexander atónito por la extraordinaria demostración que acaba de presenciar. “Para terminar con esto”, continua Alexander, “recapitulando, del Himno a Krishna obtuve la relación que existe entre la letra hebrea samej y el mantra OM TAT SAT. Otro aspecto importante que confirma la fuerte relación entre el himno a Krishna y la samej es que en kabaláh representa el poder Divino de apoyar y alzar al caído, exactamente la misma esencia del himno. La samej también representa la luz trascendente de la Divinidad que abarca por igual cada punto de la realidad, tanto lo oculto como lo manifestado. Esto recuerda el significado del mantra OM TAT SAT.” “Nuevamente surge el mantra Hari OM Tat Sat en relación al segundo arcón, como ocurriera en el primero, otro punto de relación entre ambos. Además el que no fuera de ninguna manera una relación obvia o expresada directamente, contribuye a nuestra suposición de que estos arcones fueron realizados por una cultura muy


antigua y que representan una forma de tecnología desconocida en nuestros días, pero muy poderosa, porque involucra leyes de la realidad y su materialización.” Comenta Leslie. “Todo esto es muy interesante y revelador, no puedo negarlo, pero hay algo que aun no comprendo y es ¿Por qué Alexander no vio, ni percibió nada al abrir el arcón? Comenta Natalia. “Tal vez debiste haber recitado el mantra Hari Om Tat Sat antes de abrir el arcón,” le dice Anuar a Alexander. “Tal vez, pero en Abydos tampoco lo hicimos y ahí sí ocurrió algo”. Anuar retoma el diálogo, “entonces es claro que hemos pasado algo por alto, o el mensaje del arcón es la Nada inerte.” “No lo creo, yo pienso que está relacionado con la dinámica del vacío, tal y como hemos supuesto, aunque no sepamos como activar su funcionamiento.” Interviene Marcus. Continúa Marcus “sin embargo sí concuerdo contigo en algo Anuar, tal vez hemos pasado algo por alto, así que propongo un descanso que nos permita asimilar lo que Alexander ha expuesto, y tal vez repasando cuidadosamente la información, alguno de nosotros pueda encontrar lo que no estamos viendo.” Perfecto, que les parece si vamos a comer, ahora les toca a ustedes elegir el lugar, los seguimos.” Anuar y Natalia los llevan a un lugar con comida regional, el cual es muy recomendado, y cumple por demás con las expectativas, la comida había estado deliciosa. Era momento de regresar al hotel, reposar la comida y reunirse nuevamente por la tarde para continuar con lo que estaban haciendo mientras disfrutaban de un buen café. De regreso y después de una reparadora siesta, Marcus inicia la plática “pensando acerca de lo que platicamos durante la mañana, me di cuenta que mucho de lo que nos mostraste provino del número 32, así que recordé un verso del Sefer Yetzirá o libro de la Formación, que estoy seguro conoces muy bien Alexander”. “Desde luego se trata de un texto difícil de interpretar, Marcus” “En este libro se lee “con 32 rutas maravillosas de sabiduría Dios grabó y creó Su mundo….” (mishná 1), luego en la segunda mishná continúa, diez sefirot y las veintidós letras. Y si representamos esto mediante círculos 32 sería el tamaño [aprox.] de la circunferencia alrededor de un diámetro de 10. Y si se divide el


diámetro de 10 en dos segmentos uno de 3 letras correspondiente a las letras madre [ y ] ‫ ש‬y , ‫א‬, ‫מ‬otro de 7 correspondiente a las letras dobles [‫ ת‬y ‫ב‬, ‫ג‬, ‫ד‬, ‫כ‬, ‫פ‬, ‫] ר‬, para el diámetro de 7, la circunferencia [aprox.] será de 22 y para el diámetro de 3, la circunferencia [aprox.] será de 10. La división de 10 en 3 y 7 se refiere no sólo a las letras madre y a las letras dobles del alefato hebreo, sino también a la división de las 10 sefirot en las 3 sefirot intelectuales y en las 7 emotivas. Alexander, “¿me permites una hoja?” Marcus dibuja en la hoja lo que acaba de comentar.

3 10

32

10 22 7

“¿Se dan cuenta?, el perímetro correspondiente al número 32 proviene de un diámetro de 10, formado por dos segmentos uno de 7 y otro de 3.” Ahora regresemos a los símbolos en el arcón, de acuerdo a lo que nos mostraste había 3 símbolos en el fondo, uno en cada una de las paredes internas, en total 7 dentro del arcón y sólo 2 en la cubierta, ¿creó que hay un tercer símbolo que no viste? Y que es el que de alguna manera indica que hacer para que el arcón se “active”. Has memoria Alexander, ¿revisaste el arcón por todos sus lados?” Alexander guarda silencio en tanto hace memoria. Después de unos minutos Alexander comenta “estoy seguro que en las paredes laterales externas no había nada” de repente Natalia lo interrumpe, “¿no te fijaste en la parte interna de la cubierta?, si hemos de seguir el patrón sugerido por Marcus, 7 símbolos forman un grupo, y en este caso corresponden a la base del arcón, y los


otros tres deberían integrar otro grupo, el de la cubierta, y si dos están en la parte superior, sin duda el tercero debe estar en la inferior, ¿qué opinas Marcus?” “Tu lógica tiene sentido, solo que en este momento considero muy arriesgado regresar al Templo para probar tu hipótesis, así que por el momento la asumiremos como cierta”. “Después de encontrar el tercer arcón regresaremos a Jerusalén a buscar el escurridizo símbolo.” Comenta Anuar Lo que no podían saber en aquel momento es que Marcus y Natalia tenían razón, había un tercer símbolo en la cubierta del arcón, solo que, como lo anticipó Natalia, estaba grabado en la parte interna y consistía de dos círculos concéntricos “la rueda dentro de la rueda” como la visión de Ezequiel, pero con una serie de formas irregulares en el anillo que forman ambos círculos.


CAPÍTULO XXX En poco tiempo habían logrado grandes avances, pero lo que todos se preguntaban era, ¿a dónde iremos?, ¿cómo sabremos dónde buscar el tercer arcón? ¿Acaso la clave de hacia dónde dirigirnos se encontrará en el segundo arcón? Se preguntaba Marcus. Como sea se reunieron nuevamente en la terraza del hotel manifestando todos su inquietud y nerviosismo, parecía que habían llegado a un camino sin salida, y por si esto no fuera suficientemente estresante, estaban seguros que no tardarían mucho los agentes rusos en dar con ellos, así que debían moverse y hacerlo rápido, pero ¿hacia dónde? Marcus comenta, “he tenido la sospecha de que en el segundo arcón debe haber un indicio que indique la ubicación del tercer arcón, pero aún no doy con él.” De pronto y sin pensarlo mucho Alexander levanta la voz “quizá lo que buscamos esté en el segundo arcón, como bien señala Marcus, pero tal vez la clave también se encuentre en algo más,” “¿Cómo en qué Alex?” pregunta Leslie. “No sé cómo explicarlo pero me ha venido a la mente el hecho de que la ubicación de los dos primeros arcones han estado en sitios en los que Alejandro tuvo importantes encuentros con la Divinidad. En Egipto el oráculo de Siwah le confirmó su naturaleza divina al declararlo verdadero hijo de Amón-Zeus. Luego en Jerusalén reverenció al Di-s de Abraham, de Isaac y de Jacob. ¿Por qué no investigamos más al respecto de lo que sucedió aquel día a la afueras de Jerusalén ante el Sumo Sacerdote del Templo de Salomón Yadoua?,” “Estoy de acuerdo contigo Alex” señala Natalia. Pasada una media hora, Alexander regresa con la información “permítanme leer un extracto del libro “Antigüedades de los Judíos, Tomo 2, Libro 11, capítulo 8, sección 5, escrito por el historiador Romano Flavio Josefo” -Los fenicios y caldeos que estaban en compañía del rey (Alejandro) se imaginaban que éste les permitiría saquear la ciudad y encarnizarse con el sumo sacerdote, lo que parecía muy verosímil por su indignación contra el último; pero pasó todo lo contrario. Alejandro, al contemplar desde lejos a la multitud con vestidos blancos, a cuyo frente iban los sacerdotes con túnicas de lino, y el sumo sacerdote con su


vestidura de color púrpura violeta tejida con oro, con el turbante en la cabeza y la plancha de oro en su frente en la que estaba escrito el nombre de Di-s, se acercó solo y, antes de saludar al sacerdote, veneró este Nombre. Todos los judíos entonces a una voz saludaron a Alejandro y lo rodearon. Los reyes de Siria y los restantes se admiraron y sospecharon que Alejandro había perdido el espíritu. Parmenio fue el único que se le acercó y le preguntó qué pasaba, que mientras todo el mundo lo adoraba a él, él se inclinaba frente al gran sacerdote de los judíos. - No lo adoré a él - dijo Alejandro - sino al Di-s cuyo sumo sacerdocio ejerce. Lo vi en esta forma, en sueños, en Dión de Macedonia, mientras me preocupaba la forma de apoderarme de toda Asia, y me exhortó a que no dudara, y que procediera confiadamente; él conduciría mi ejército y me entregaría el imperio de los persas. Por esto, puesto que a ninguno otro vi en esta forma, ahora recordé la aparición y la exhortación. Creo que mi expedición se ha realizado por inspiración divina; es así como he vencido a Darío y me he impuesto a los persas y tendré éxito en los proyectos que elaboro en mi espíritu. Luego que dio esta respuesta a Parmenio, entró en la ciudad, dando la derecha al sumo sacerdote y seguido de todos los sacerdotes; subió al Templo y ofreció un sacrificio a Di-s, de acuerdo con lo prescrito por el sumo sacerdote y dio pruebas de gran respeto al sumo sacerdote y a los sacerdotes. Le enseñaron el libro de Daniel, en el cual se anuncia que el imperio de los griegos destruirá al de los persas; creyendo que se refería a él, satisfecho despidió a la multitud.“Si mal no recuerdo, se cree que el libro profético de Daniel, fue escrito por el profeta mismo en tiempos de Nabucodonosor II, Rey que había invadido Israel y llevado cautivo al pueblo a Babilonia- comenta Leslie. –Además el 13 de Junio del 323 a.e.c., Alejandro murió en el antiguo palacio de ¡Nabucodonosor II!” “Lo que sugiere que es ahí adonde debemos viajar, a Babilonia, la actual Irak” comenta Anuar. “Aunque comparto su entusiasmo considero que debemos buscar más evidencias que confirmen la necesidad de viajar a Irak” señala Marcus.


“Lo que es un hecho es que debemos movernos de aquí y pronto, pero para salir de Israel vamos a necesitar conseguir pasaportes falsos“ comenta Natalia “pero no se preocupen, yo me encargo, conozco a alguien que puede ayudarnos” Natalia se levanta y se aleja unos pasos para realizar una llamada, misma que no realiza desde su celular, sino desde el teléfono del hotel. Se intenta comunicar con un viejo colega que al igual que ella había desertado del servicio secreto ruso. Al segundo intento por fin logra comunicarse “Dimitri soy Natasha, como te habrás dado cuenta estoy en Israel con un grupo de amigos, no puedo explicarte la situación ahora, pero necesitamos nuevas identidades y pasaportes para salir de Israel, ¿puedes ayudarnos?, somos 5, tres ingleses y dos egipcios” Dimitri le responde a Natasha “ya sabes que por ti hago lo que sea necesario, mi querida amiga, cuenta con ello, dame dos días para organizar todo, por lo pronto diríjanse a Bet lahem (Belén), ahí busquen a Shimon Herzog, él es dueño de una pequeña posada llamada Astarte, haré los arreglos para que los reciba mañana” Gracias Dimitri, estoy en deuda contigo,” “ni lo menciones Natasha” Pasados unos 20 minutos regresa Natalia “todo arreglado, viajaremos a Belén, ahí nos recibirá mi contacto, y en dos días tendremos nuevas identidades para salir de Israél” “Sugiero descansar y alistarnos para salir muy temprano por la mañana hacia Belén” comenta Anuar, estando todos de acuerdo se dirigen a sus respectivas habitaciones.


CAPÍTULO XXXI En mayo de 1988 Leslie y Alexander se casaron en su natal ciudad de Londres, Inglaterra, en 1989 nació su primer hijo Michael, y en 1992 su segundo hijo Henry, sin embargo Leslie deseaba una hija, y aunque tuvo varios embarazos, todos terminaron en abortos, paso el tiempo, y llegó el año 2010, para entonces aún deseaban una hija con todo su corazón, Leslie nuevamente se embarazo, o al menos fue lo que ella pensó, animada por su ginecóloga y amiga, quien le aseguró que así era, prosiguió con su idea de estar embarazada, así pasaron los meses y una noche cercana al séptimo mes, ella sintió que la niña estaba naciendo, desde luego no alcanzó a ir a un hospital, además Alexander estaba de viaje y sus dos hijos no se encontraban en casa. Habiendo tenido dos hijos y varios abortos, conocía perfectamente la diferencia entre ambos, y esto no parecía un aborto, pensó-, cuando el trabajo de parto terminó, no había nada, la niña había nacido, pero no estaba ahí. Leslie estaba muy desconcertada, con una extraña mezcla de emociones, entre alegría, asombro, desconcierto, tristeza, literalmente su cuerpo se estremecía y con dificultad podía controlar su nerviosismo. Pasado un tiempo por fin logro relajarse y en ese nuevo estado comenzó a tratar de aclarar su mente y aquietar su corazón. ¿Realmente había estado embarazada?, ¿había sido un embarazo psicológico por su gran deseo de tener a su niña?, pero si era así, ¿cómo había sido posible que su amiga ginecóloga que había tratado a cientos de mujeres embarazadas le confirmara su embarazo?, y de pronto recordó que en los primeros meses conoció coincidentalmente a una mujer curandera, que le dijo- ¡hija tu estas embarazada de una niña muy especial!- Pero entonces -¿Qué pasó con Sophía Alexandra?,- se preguntaba en silencio. Además como madre podía intuir, e incluso en breves momentos hasta sentir su presencia. Así transcurrió la noche, en la madrugada llegaron sus hijos, a quienes desde luego no comentó nada. Al día siguiente regresó Alexander de su viaje, a él sí le contó lo sucedido.


Alexander escuchó con ternura, compasión y mucha atención, cuando hubo terminado el extraordinario relato, Alexander comentó

“sino fuera porque te

conozco, y conozco a la doctora, la idea de un embarazo psicológico sería, desde mi perspectiva la más factible, sin embargo, siendo una persona convencida de que este universo está hecho de posibilidades, lo que creo que te sucedió, es que en alguna realidad paralela, Sophia Alexandra nació ayer como hija de ambos, y tú por el intenso deseo de tu corazón de gozarla en esta realidad te entrelazaste cuánticamente de forma consciente con ella en su mundo. Nuestra hija, sin importar en que realidad se encuentre está en nuestros corazones, y tú siendo muy sensible eres capaz de percibirla.” Comentó Alexander, mientras la abrazaba y acariciaba con gran ternura su cabeza, así estuvieron por varios minutos. Ambos limpiaron las lágrimas de sus ojos y se regocijaron, sabían que Sophía Alexandra siempre estaría con ellos, y tal como la curandera dijo, sería una niña muy especial. Alexander y Leslie tenían una característica física que los distinguía a ambos, ella tenía unos hermosos ojos miel, y el a pesar de que a la distancia sus ojos parecían marrón oscuro, de cerca se veían como un mándala, su iris tenía destellos miel, verde, azul, gris, violeta, algo en verdad extraño, pero que nadie conocía más que ellos dos, pues solo de cerca y a la luz se podía observar esta extraña propiedad de los ojos de Alexander. Además él nunca había visitado ni oftalmólogos ni optometristas, su visión era perfecta.


CAPÍTULO XXXII Con los primeros rayos de luz emprenden el viaje a Belén, en tanto en Jesuralén ya se encuentran los miembros del MI6 y los del servicio secreto ruso. Además cada día la CIA muestra un mayor interés en el seguimiento de los movimientos de sus homólogos ingleses y rusos. Una vez en Belén preguntan por la posada Astarté, y sin mayor problema al cabo de un corto tiempo, y sin dar demasiadas vueltas la encuentran, ahí los esperaba Dimitri, quien les dio una calidad bienvenida. De inmediato se instalaron en sus habitaciones, y en lo que los demás tomaban un baño para refrescarse, pues había sido muy caluroso el trayecto, Natalia bajo a platicar con Dimitri, quien le confirmo que pronto irían a un lugar donde les tomarían fotos para elaborar su nueva documentación. Belén era una pequeña ciudad con una gran tradición histórica, teológica y mística, así que decidieron tomar el día libre para dar un paseo por sus calles, y pronto llegaron a una especie de bazar donde había hermosas artesanías regionales, así como raras antigüedades. Natalia y Anuar se entretuvieron en uno de los puestos de artesanías, Marcus, busco un lugar donde sentarse a tomar un poco de agua, Alexander y Leslie se adelantaron unos pasos a una tienda de antigüedades, estando ahí Leslie se quedó en uno de los pasillos, en lo que Alexander caminaba. no había dado ni dos pasos fuera de la tienda cuando una bella mujer como de unos 30 años con ropas que cubrían todo su cuerpo, cara y cabeza dejando ver sólo su ojos se le acercó y le mostró un extraño dije “esto es tuyo” luego pasó la cadena que sujetaba el dije por encima de la cabeza de Alexander quedando colgado de su cuello “nunca te lo quites, ni para dormir ni para tomar un baño”, en ese momento Alexander bajo la vista para ver el dije que colgaba de su cuello pero cuando levantó la vista, la mujer se había ido. Sin embargo cuando ella se acercó a él para colocarle el dije, alcanzó a ver sus ojos, de hecho por un instante ambos se vieron fijamente. Cuando Alexander recordó ese momento se percató que los ojos de aquella mujer se


parecían a los de Leslie pero tenían los destellos que poseían los suyos. De inmediato regresó al interior de la tienda para buscar a Leslie a quien desde la noche anterior le comenzó a decir Les “amor me acaba de suceder algo increíble” le dice, “ven acompáñame, y van a una esquina discreta de la tienda, donde Alexander puede contar con emoción y desconcierto el increíble acontecimiento que acaba de vivir”. “Muéstrame el dije.” Le dice Leslie. “Míralo Les”. Leslie se acerca- “es hermoso, extraño, nunca vi nada igual, ¡en ninguna cultura existe un dije similar!” “Yo también debo compartirte algo Alex, hace unos momentos sentí algo extraño como un sentimiento agradable, envuelto en nostalgia y amor. No lo sé quizá alguno de nuestros hijos está pensando en mí, ¿no lo crees?,” “tal vez Les, tal vez.” De regreso en la posada, Natalia y Leslie, como buenas mujeres, llegaron mostrando lo que cada una había comprado. Una vez terminada la emoción de las compras, Alexander contó al grupo su increíble historia y les mostró a todos el dije. Como lo supuso el asunto del dije lejos de aclarar la falta de claridad en cuanto al siguiente paso a seguir, venía solo a incrementar la confusión en la que habían caído en los últimos días. Al día siguiente Dimitrí los llevó a un lugar en un barrio pobre de Belén, ahí les tomaron fotografías y les dieron nuevas identificaciones, Alexander, Leslie, Marcus y Natalia tendrían identificación, licencia y pasaporte Mexicano, Anuar sería Libanes. Al día siguiente Natalia les comenta que el viaje a Irak es muy peligroso, de hecho casi no hay visas de turista, solo y con muchas reservas a la región kurda del Norte de Irak, región a la que se puede llegar, ya sea por avión saliendo del aeropuerto de Amman en Jordania y llegando al aeropuerto de Erbil, o por autobús también partiendo de Jordania. Las visas se consiguen en la frontera misma o en consulados con los que Irán mantiene relaciones diplomáticas y se extienden principalmente para periodistas, trabajadores y empresarios. “Sugiero que vayamos a Tel Aviv y tomemos un avión a Amman en Jordaniacomenta Natalia.


Alexander concuerda con Natalia, “lo primero es salir de Israel cuanto antes, ahí podremos investigar más acerca del dije, y buscar nuevos elementos o indicios que apoyen la idea de ir a Irak, antes de meternos a la boca del lobo” Ríe Alexander. Nadie en el grupo puede negar que al presentar sus pasaportes e identificaciones en Tel Aviv estaban algo nerviosos, pero todo salió bien, y solo bastó media hora para que se encontraran en Jordania. De inmediato se ubicaron en un hotel cómodo pero discreto. Mientras que ustedes encuentran nuevas evidencias que confirmen la necesidad de ir a Irak y en particular a Babilonia, yo voy a moverme para conseguir visas de periodistas para Alexander y para mí, los demás tendrán que esperarnos aquí, ir todos no es posible, como sea ambos podemos pasar por periodistas pero nada más. “¿Estás de acuerdo Les?” Pregunta Alexander dirigiéndose a Leslie “no me entusiasma la idea, pero concuerdo con Natalia, es la única forma” afirma Leslie.


CAPÍTULO XXXIII En el hotel de Ammán en ausencia de Natalia se reúnen los restantes 4 miembros del grupo, Marcus no ha abandonado su idea de profundizar en algunos de los símbolos del segundo arcón, pues su intuición le dice que hay más de lo que ya han encontrado, y esa cantidad de información que aún desconocen los guiará hacia el tercer arcón. “Estuve revisando viejas notas y encontré algo muy interesante respecto a la letra samej, de ella se dice que simboliza el camino que se sigue sin discernimiento, sin cuestionarse y sin precaverse del riesgo de encerrarse recorriendo un círculo vicioso. Representa los apegos y las pasiones sobre las que uno se apoya, y que al final nos encierran como en una trampa. Paradójicamente, se sigue este camino buscando la seguridad y el apoyo, sin darse cuenta que se ha hecho un pacto difícil de romper. En ese sentido, Samej se muestra como el destino, un movimiento circular, que puede ponerse en tensión como la cuerda de un arco o como la serpiente del Génesis. “Esta letra también simboliza el “soporte del mundo”, sin el cual éste se desmoronaría. Es el árbol de la Vida, y el árbol del conocimiento del bien y del mal del jardín del Edén.” comenta Marcus “Desde luego ya habíamos establecido su relación con la noción de destino, pero ahora hay tres elementos nuevos y que atraen mi atención” comenta Leslie. “La mención al Edén en cuanto a la serpiente y a los dos árboles, el de la vida y el del conocimiento del bien y del mal.” Continúa Leslie. “Concuerdo contigo Leslie, estos tres elementos que antes no había mencionado relacionados a la samej, atrajeron mi atención, así que recordé que en uno de mis primeros libros escribí algo relacionado a la gematría de ambos árboles, les voy a leer el texto: -El poder del Nombre de Di-s Tzevayot es unir la esencia de los dos árboles del paraíso, para traer al mundo su deseado estado Divino de vida eterna y


el conocimiento del verdadero bien Divino que convierte todo aparente mal en bien.“La Teshuva”, interrumpe Leslie, “así es. Continuo” “El valor numérico de "el árbol de la vida" es 233; el valor de "el árbol del conocimiento del bien y del mal" es 932. 932 = 4 veces 233 (por lo que el valor promedio de las cuatro palabras que componen "el árbol de conocimiento del bien y del mal" [Etz ha-da´at tov va-ra] = "el árbol de la vida.”]Etz jaim]) De modo similar, el valor promedio de las cuatro letras que componen la palabra "vida" [jaim = 68] guarda la misma relación con la palabra "bueno" [tov = 17]) en virtud de que 68 = 4 veces 17. El valor combinado de los dos árboles, 233 más 932 = 1165, el valor exacto del deletreo total de Tzevayot (el Nombre Divino manifestado por el secreto de los dos árboles).” “Esto significa que la experiencia vivencial del conocimiento del bien y el mal es la puerta hacia la Teshuvá y por tanto fuente de vida en la morada de Di-s en los mundos inferiores.” “Desde luego esto reafirma que el segundo arcón estuvo atinadamente nombrado por el sacerdote Onias I “Destino”, pero aún no veo ningún indicio referente al tercer arcón” comenta Leslie. “Tienes razón Leslie, pero solo aparentemente, recordemos que la samej es la letra 15 dentro del alefato hebreo, y ¿Qué importancia tiene esto en este momento?, pronto lo verán” dice Marcus “El símbolo dentro del arcón que ocupaba la posición opuesta o de frente a la samej era la estrella de ocho picos, símbolo que representa a la diosa Ishtar de Babilonia, la cual ocupa el lugar ¡15! En el panteón Babilonio de dioses.” “A Ishtar se le conoció como Inanna en Sumeria, Anahit en la antigua Armenia (Urartu), Astarté o Asherah en Canaán, Fenicia y en las regiones Abrahámicas, ellas representan el arquetipo de la diosa madre, recibiendo los títulos de Reina del Cielo y Señora de la Tierra.” Continua entusiasmado con su ponencia Marcus.


“Y se pone mejor” agrega Marcus, ” Una inscripción en una antigua vasija hallada en la Península del Sinaí, más específicamente en un lugar conocido como Kuntillet Arjud en pleno desierto, contenía una escritura en hebreo que según los traductores manifestaba una súplica de bendición a la dualidad divina compuesta por Yahweh y Asherah". Continua Marcos captando plenamente la atención del grupo “de igual forma, los hallazgos de una serie de amuletos y figuras al norte de Israel y el sur de Siria, permiten entender que ciertamente existió una devoción real por "Asherah", unida a la adoración a Yahweh.” Marcus prosigue “Al parecer, eran definitivamente una pareja. Probablemente, Yahweh hacía las veces de "Dios Padre" o "esposo" de Asherah. Y ella, por su parte, era la "Diosa madre", la que dio origen a todos los hombres.” “Otras referencias a esta diosa en la Biblia derivan del libro de Deuteronomio, en un marco siempre hostil. El Rey Manases es juzgado como alguien que hizo mal ante Di-s cuando colocó el poste en el Templo, símbolo del árbol de Asherah”. “Asherah, diosa de la fertilidad y del amor sexual, era representada normalmente por un "árbol frondoso" como símbolo de su fertilidad. Y, aunque su nombre suele traducirse como la "diosa del árbol de la vida", a veces también se le vincula con el mar. Uno de sus nombres "Athirat, rbt ʼaṯrt ym" o "rabat ʼAṯirat yammi", puede traducirse precisamente como "Señora del Mar" o "aquella que camina sobre el mar".” “Asherah era la deidad femenina que representaba al Árbol de la Vida, el mar y el cielo, en la Biblia fue equiparada con la falsa idolatría, con Baal, alejando al hombre de la adoración de la pareja divina y de la mujer.” “Esto se relaciona con algo más profundo, pero para que entiendan la relación que quiero hacerles ver, recordemos que la diosa cananita Asherah regía sobre las


aguas primales y esta era considerada la esposa de Él y posteriormente de Yahweh.” “En días pasados Alexander se refirió a Génesis 1:2 en el que se lee…- Y la Espíritu de Di-s sobrevuela por sobre las aguas.- “¿Acaso no es una velada alusión a una tímida pero firme identificación de la Sagrada Espíritu con la diosa Ashera?” “Pero no me contesten hasta que hayan escuchado todo cuanto tengo que decir” Aclara Marcus. -En el Antiguo Testamento se hace referencia a un personaje, o metáfora femenina de Di-s, llamada Sabiduría. En Proverbios 3:18 dice: -ella es árbol de vida…- “Luego en Proverbios 8:22.31 se lee:” -HVHI me poseía en el principio, ya de antiguo, antes de sus obras. Eternamente tuve el principado, desde el principio, antes de la tierra. Antes de los abismos fui engendrada; antes que fuese las fuentes de las muchas aguas, antes de los collados, ya había sido yo engendrada; No había aún hecha la tierra, ni los campos, ni el principio del polvo del mundo. Cuando formaba los cielos, allí estaba yo; cuando trazaba el círculo sobre la faz del abismo; cuando afirmaba los cielos arriba, cuando afirmaba las fuentes del abismo; cuando ponía al mar su estatuto, para que las aguas no traspasasen su mandamiento; cuando establecía los fundamentos de la tierra, con él estaba yo ordenándolo todo. Y era su delicia de día en día, teniendo solaz delante de él en todo tiempo. Y mis delicias son con los hijos de los hombres.“Aunque completamente subordinada a Yahweh, la sabiduría, tal y como se describe en proverbios no es otra que la diosa Asherah.” Pero no es todo, afirma Marcus, “otra alusión velada a Asherah se encuentra en la Shejináh o presencia de Di-s, la cual también es de carácter femenino. Así que tenemos una diosa que proviene desde Sumeria y Babilonia y termina como el aspecto femenino de la Divinidad, cuando es más que eso, es una Divinidad Femenina por mérito propio.”


“Esto me lleva a apoyar la hipótesis de que el tercer arcón está en Babilonia, y aún más que está relacionado con el poder de la Sagrada Espíritu o Asherah como dadora de vida.” Asevera tajantemente Marcus. “Ahora solo falta entender la relación de la serpiente con todo lo que nos has presentado Marcus” interviene Alexander. “El dije que te entrego la misteriosa mujer tiene 6 serpientes, ¿estoy en lo cierto?” pregunta Marcus a Alexander, “así es.” “Si mal no recuerdo en hebreo la letra teht se asocia al símbolo de la serpiente, si consideramos que dicha letra tiene el valor ordinal de 9 y la asociamos con tu dije, 9+6 da nuevamente 15, es decir, la samej, y con ello el mantra Hari OM TAT SAT. Esto deja muy en claro, al menos para mí, que tu dije tiene un fuerte vínculo con el tercer arcón, aunque aún no sé cuál pueda ser.” aclara Marcus. “Ahora que mencionas esto, me viene a la mente algo de lo que ya hemos hablado anteriormente, pero que es en este contexto que veo la relación que en su momento no percibí, miren, la guematría de la palabra Mashiaj es 358 y es la misma que la de la palabra Najas que significa serpiente. Además las palabras Shafáh que significa lenguaje y Shejináh que representa la presencia de Di-s y que se relaciona con la diosa Asheráh comparten la misma guematría, la cual sorprendentemente es 385, una permutación del valor que acabo de mencionar. Esto implica dos cosas, la primera es que en el aspecto femenino de la Divinidad o Shejináh (originalmente Asheráh) se manifiesta el poder del Mashiaj, y la segunda es que la serpiente representa un lenguaje, esto es una velada alución al ADN. Nuevamente confirma lo que tú crees respecto al tercer arcón Marcus, en el sentido de que está relacionada con la vida, y agregando mi aportación, con el ADN, lo que es perfectamente congruente con tu ponencia.” Comenta Alexander “Pienso que el dije representa tres hélices de ADN, a diferencia del ADN que conocemos, el cual determina la genética de la vida, y aun más que el ADN que conocemos está contenido en el ADN que se simboliza en el dije”. Agrega Alexander


“De acuerdo a la tradición alquimista la virgen del mar (Asheráh) representada por la estrella de ocho picos a la que denominaban Stella Maris, estaba ligada a la energía Kundalini, la cual, como ya sabemos se representa como una serpiente.” Interviene Leslie. “El aspecto no manifestado de la energía Kundalini, se asocia con la sustancia primordial de la naturaleza, ella es la Madre Espacio, es la Madre Cósmica. En su aspecto manifestado esta energía es sabiduría, amor y poder y es por medio de ella que el prana, la electricidad, el magnetismo, la gravedad y las otras fuerzas de la naturaleza se manifiestan en este universo. En los antiguos textos Vedas, DeviKundalini representa la Divina Madre Cósmica individual, pues cada uno tenemos la nuestra y puede adoptar cualquier forma porque ella origina todas las formas.” Continúa Leslie. Súbitamente interviene Alexander “Les lo que acabas de decir es muy interesante, sobre todo la última frase, si ella origina todas las formas, es la que materializa la realidad de cada ser, y esto me lleva a proponer otra loca hipótesis, que el ADN simbolizado en el dije, y por tanto involucrado en el tercer arcón, es ¡el ADN de la realidad!, en otras palabras, en él está contenida la información “genética” necesaria para dar forma a la realidad reflejo de la esencia del ser o Nombre. ¡Esto enlaza de una manera increíble los tres arcones!” Visiblemente entusiasmado Alexander se levanta y besa a Les. Nuevamente toma la palabra Marcus “estamos hablando de la energía del Espíritu en la materia, es la energía de vida que se encuentra enraizada en cada célula, en cada átomo, en cada partícula elemental, en todo lo que denominamos materia, es aquello que emerge del vacío vitalizando y dando forma a cada realidad.” “El ADN de las seis serpientes o ADN de la realidad abarca tanto la doble hélice que conocemos, como la serpiente kundalini, ¿estoy en lo cierto?” pregunta Anuar.


“Así es Anuar, además pienso que la sabiduría representada por la serpiente y el árbol de la vida por Asheráh, son lo mismo. Si yo tengo las serpientes, entonces el arcón que buscamos debe contener el símbolo del árbol de la vida, además del secreto de cómo unir ambos, arcón y dije. También estoy seguro que en la cubierta del arcón, además del árbol de la vida habrá 4 símbolos que pronunciados individualmente serán el mantra HARI OM TAT SAT y desde luego representarán el nombre de la diosa Asheráh como la presencia de Di-s, la Shejináh.” asegura Alexander. “Ahora que estamos seguros acerca de lo que buscamos y a dónde debemos dirigirnos, solo queda esperar a Natalia, para iniciar la jornada hacia la antigua Babilonia.” Comenta Alexander.


CAPITULO XXXIV Como toda espera, la ansiedad y el nerviosismo invadía al grupo, sentían que estaban muy cerca de algo verdaderamente especial e importante, y al mismo tiempo tan lejos. Todo dependía de que Natalia consiguiera las visas de periodistas para ella y Alexander. El tiempo pasaba lentamente, el corazón latía aceleradamente, todos aparentaban estar en calma, pero en silencio sentían la angustia de los demás. Algo que caracterizaba a Alexander y a Leslie era que siempre procuraban tomarse de las manos, así que en estos momentos de espera el que ambos se amaran tanto, de alguna manera relajaba la tensión de Marcus y Anuar, ellos inspiraban confianza y seguridad a todo aquel que los conocía y convivía con ellos. Y ahora no era diferente, sabían que no habían llegado tan lejos para dar la vuelta e irse con las manos vacías. Lo que estaban por encontrar cambiaría la vida, las creencias, las convicciones y la fe de muchos, pero al igual que en un sueño se le revelara a Alejandro su destino, Leslie que jamás dudo sobre el destino de Alexander, sabía que las profecías se cumplen y el destino de Alexander estaba unido a los tres arcones. Así se había escrito y así sería. Esta confianza que Leslie sentía al recordar la profecía sobre Alexander invadió de paz al grupo, ahora comenzaron a bromear y ya totalmente relajados, el tiempo tomo su cauce y cuando menos lo esperaban, recibieron llamada de Natalia, todo estaba arreglado, ella y Alexander saldrían temprano por la mañana al día siguiente desde el aeropuerto de Amman rumbo a Erbil en la región kurda de Irak. La felicidad se reflejaba en los rostros de cada uno de ellos. Leslie segura de que toda estaría bien abraza a Alexander, lo besa, le toma ambas manos y mirándolo a los ojos le dice “mi amor ve y cumple tu destino, te amo.” Alexander, le contesta “te amo más allá de te amo, pronto estaremos de regreso, ven vayamos a comer algo, nos hace falta.” Los cuatro se fueron a cenar juntos. Natalia llegó temprano al la mañana siguiente para despedirse del grupo en general y de Anuar en particular. Ella y Alexander partieron con dirección al aeropuerto de Amman. Natalia no solo había conseguido las visas de periodistas, sino que llevaba equipo de filmación portátil, vestuario adoc e identificaciones que los acreditaban


como

periodistas

independientes

mexicanos.

Ambos

hablan

español

perfectamente. Al llegar al mostrador de registro documentaron el equipo y sin problema les otorgaron los pases de abordaje, tampoco tuvieron contratiempos al pasar la aduana. Después de unas horas de vuelo aterrizaron en el aeropuerto internacional de Erbil, su preocupación al llegar a Irak giraba en torno al hecho de que solo llevaban boleto de ida, así que se pusieron de acuerdo para dar la misma respuesta, por si eran interrogados al respecto en la aduana. En tanto esto ocurría, en Amman, Leslie, Marcus y Anuar, desayunaban e intercambian impresiones respecto a lo que creían sucedería al abrir el tercer arcón. Hubo toda clase de ideas, desde las más serias y formales, hasta chuscas e irreverentes, en fin, se estaban divirtiendo con el fin de alejar la incertidumbre y la preocupación natural por el viaje de Natalia y Alexander. De regreso a su habitación Anuar encontró una carta de Natalia sobre su buró, cuando la abrió contenía una serie de indicaciones que deberían llevar a cabo de inmediato. Después de leerla en silencio en su habitación, de inmediato cito a Marcus y a Leslie en el loby, -hay algo muy importante que tengo que comunicarles, pues acabo de encontrar y leer una carta que Natalia me dejó, en ella nos pide que salgamos de Amman de inmediato y volemos a la isla de Creta, ahí debemos buscar una empresa de renta de yates, llamada Knosos, donde nos recibirá Helena, ella nos llevará con su tripulación en uno de sus barcos a la isla de Náxos. Cuando tengan el arcón, nos encontran en la isla. Al final se despide enviando saludos a todos y nos pide que confiemos, está segura que Alexander y ella lo lograrán, pero insiste en que es imprescindible que vayamos a Grecia de inmediato.” Natalia dejó este mensaje, pues tuvo que contactar algunas personas que hacía mucho no veía para conseguir lo que necesitaban en su aventura a Irak, sabiendo que en el campo del espionaje, nada es seguro, y mucho menos la lealtad, su instinto le avisaba que entre menos tiempo estuvieran los demás en Amman, sería


garantía de seguridad para todos. Y su instinto no la engañaba, los agentes Rusos, los del MI6 y la misma CIA, ya habían enviado personal a Jordania. Los tres deciden partir de inmediato al aeropuerto y tomar el primer vuelo hacia Atenas y de ahí abordar un chárter o un ferri a la ciudad de Heraklion en la isla de Creta. Tal y como lo sospechara Alexander, al momento de ingresar a Irak, a ambos les hicieron varias preguntas, pero como lo esperaban, de antemano habían ideado una historia por demás convincente, y al término del interrogatorio finalmente los dejaron entrar al país. No sin antes declarar y dejar debidamente registrada la entrada de su dije, para que no hubiese problema al salir, y pensaran que estaba robando acervo cultural de la nación. Ya en la zona kurda de Irak, como periodistas consiguieron que un grupo local los guiara y acompañara al Parque Arqueológico de Babilonia, Natalia había hecho los arreglos para pagar al gobierno 6000 euros por el permiso para firmar durante dos días un documental en la zona del parque. Después de largo y difícil viaje llegaron al Parque Arqueológico, ahí bajo una estricta seguridad comenzaron a firmar, el primer día fueron a la icónica Puerta de Ishtar, el Palacio del Norte y el Palacio de Darío. Durante la filmación buscaron visualmente todo cuanto pudiera parecer un arcón, pero no había nada, decepcionados y algo presionados, pues solo les quedaba un día de permiso, se fueron a descansar para comenzar el siguiente día desde muy temprano. Decidieron hacerlo con el Palacio de Nabucodonosor II, donde sospechaban que se encontraba lo que buscaban, pero pasaban las horas y no había nada, fueron al Palacio de Verano que también construyo Nabucodonosor II, pero seguían igual, nada que ni remotamente pareciera un arcón, al medio día se trasladaron a la fortaleza del este y a la del Oeste, nada. Comenzaba a caer la tarde y ya estaban desesperados, para el regreso al punto de unión con el grupo que los cuidaba a las afueras del Parque Arqueológico, debían pasar nuevamente por el Palacio de Nabucodonosor II, ahí víctimas de la ansiedad por no encontrar nada aún, Natalia se tropieza y cae,


Alexander deja a un lado la cámara y se apresura para ver si se encuentra bien, pero al agacharse para recogerla el dije cuelga de su cuello fuera de su camisa y toca una piedra rectangular sin nada que llamase la atención en ella, pero al momento en que el dije tocó la piedra de inmediato apareció en su parte superior la figura de un árbol con cuatro letras en su base, y en uno de sus costados una especie de cerradura, cuando Alexander se levantó para poner en pie a Natalia y vio nuevamente la piedra, esta no mostraba nada especial, era solo una piedra rectangular. Pensando que quizá el cansancio, la ansiedad y el calor le habían jugado una mala pasada, de momento no le comentó nada a Natalia, pero no había dado ni dos pasos para alejarse del lugar, cuando sintió un imperioso deseo de regresar a donde se ubicaba la piedra y tocarla nuevamente con su dije, y para su asombro y ahora también el de Natalia, ahí estaban el árbol, los 4 símbolos y la cerradura. Alexander sabía que su dije era la llave, pero no se atrevió a introducirla, lo que hicieron fue desarmar la cámara, meter la piedra en la maleta y solo dejar encima el tripie y los micrófonos. Así llegaron hasta donde los estaban esperando. Quienes los esperaban y custodiaban les recordaron que el permiso había terminado, que deberían retirarse, les recomendaron pasar la noche en el mismo lugar que el día anterior y unirse al grupo de turistas que llegaría al día siguiente, podrían visitar nuevamente el Parque pero no podrían filmar. Ellos estuvieron de acuerdo. Al día siguiente sin separarse de la maleta ni por un momento visitan con guía de turistas los puntos más destacados del Parque al terminar, suben al autobús que los llevará de regreso a la frontera con Jordania. Una vez en la frontera deben pasar el punto de revisión para salir de Irak, desde luego les preocupa pero como pertenecen al grupo que fue al Parque escoltado por militares Irakies y llevan pasaportes mexicanos, prácticamente no los revisan, lo mismo sucede al entrar a Jordania. Una vez en Amman deciden rentar un auto para viajar por carretera hasta Haifa, ahí rentan un yate hacia la isla de Creta, donde se encuentran con Helena, una vez a


bordo del “Stella Maris” zarpan con rumbo a Náxos, donde el resto del grupo los espera ansiosos, pero sin tener la menor idea de que van en camino, pues por motivos de seguridad no debían contactarse bajo ninguna circunstancia. Después de 5 días de incomunicación total, Leslie ve a lo lejos las siluetas de dos personas, un hombre y una mujer, de inmediato en su corazón siente que se trata de Alexander y Natalia, y sale a su encuentro. Al ver a Alexander lo abraza y besa, luego también abraza a Natalia, Anuar y Marcus observan desde la terraza de la casa y desde luego no pueden ocultar su felicidad al verlos llegar. Todos se abrazan y una vez recuperados de la gran alegría que les provocó verlos nuevamente, Marcus hace la pregunta obligada “¿Qué tal les fue, lo consiguieron?” Natalia voltea a ver a Alexander con una pícara sonrisa, “¿tú que crees?” comenta Alexander “por la cara de ambos, par de sínicos, estoy seguro que lo hicieron” comenta Marcus. Nuevamente Alexander y Natalia cruzan pícaras miradas, “¿quieren verlo?”, dice Natalia, “¡claro!,” contestan los tres al unísono. Alexander saca de la maleta de equipo, los micrófonos, el tripie de la cámara y finalmente la piedra, cuando Anuar, Marcos y Leslie la ven, casi se desmayan de la impresión “¿qué es eso?, ¿están bromeando?, es, buen es… dilo Marcus, es una simple y común piedra.” “Eso mismo pensamos nosotros, tanto que pasamos varias veces por dónde se hallaba y no supimos que esa era la piedra que buscábamos” comenta Natalia, y continúa, “hasta que me tropecé, y cuando Alexander se agachó para ayudarme a levantar, el dije tocó por accidente la piedra y se reveló en su parte superior la figura de un árbol con cuatro símbolos en su base, además en el costado frontal vimos una especie de cerradura, en la que de inmediato Alexander supo que debía introducir el dije, en ese momento él supo que era la llave del arcón.” “¿Y qué pasó cuando introdujeron la llave?” pregunta Anuar, “la verdad es que no la introdujimos,” comentó Alexander, “no nos pareció prudente hacerlo en aquel lugar” agrega Natalia.


“Creo que debemos descansar el día de hoy y mañana temprano introducir la llave y ver qué sucede, por ahora voy a acercar el dije a la piedra para que vean lo que nosotros vimos” Alexander sin quitarse el dije se acerca a la piedra hasta que ambos hacen contacto, en ese instante se revelan el árbol, los 4 símbolos y el orificio de la cerradura, donde Alexander está seguro que deberá introducir el dije a manera de llave. Y así se disponen a descansar, sin saber a ciencia cierta que les deparará el día de mañana cuando abran el arcón. Ninguno se percató de la hermosa luna llena cuyos rayos bañaban la superficie del mar, como si expresaran su gozo por la presencia del arcón de la vida en la isla. Cuando los rayos de luz lunares iluminaron el arcón, el Árbol de la Vida y los 4 símbolos se hicieron visibles. Después de todo, Ishtar o Asheráh según la mitología Babilonia era hija de Sin dios de la luna y de Nannar, la luna.


CAPITULO XXXV Muy de mañana se levantaron los 5 no podían esperara para introducir el dije-llave en la piedra-arcón. Se reunieron en la terraza y con una hermosa vista del mar mediterráneo como marco colocaron en una base la piedra, Alexander se quitó el dije del cuello y lo acercó al arcón, de inmediato aparecieron el árbol, los 4 símbolos y el orificio para la llave. Al introducir el dije en el orificio, arriba de la parte superior de la piedra como a unos 30 centímetros se formaron 3 grupos de luz entrelazada en forma de dos hélices cada uno en una bella danza interminable. Sabemos que la luz viaja en línea recta sin detenerse, pero estas “serpientes” de luz entrelazadas dos a dos estaban formadas de luz que no pasaba sus propios límites y tampoco se movía en línea recta, sino en patrón de hélice. Observaron por varios minutos y no paso más nada, ninguno tuvo visiones, la realidad no se alteró. Así que Alexander se acercó nuevamente y giró la llave en sentido contrario, al hacer esto las luces desaparecieron, finalmente sacó la llave de la piedra y esta volvió a su estado inerte. Marcus se apresura a emitir un comentario “Creo que debimos haber pronunciado el mantra HARI OM TAT SAT antes de abrirlo” “Opino lo mismo,” comenta Natalia. “Aunque estoy de acuerdo con ustedes, si consideramos, como ya lo habían anticipado que la serpiente y el árbol son lo mismo, y por tanto la llave y el arcón, entonces ¿por qué no ir un poco más allá suponiendo que la conciencia del ser y aquello que estamos observando son lo mismo?” comenta Leslie. “A pesar de que comparto tu planteamiento no veo cómo puede ayudarnos para activar el poder del arcón” interviene Anuar. “Creo entender lo que Les quiere compartirnos, el ADN de la realidad es sin duda lo que acabamos de presenciar, pero ¿cómo puede materializar algo, sino hemos visualizado en nuestras mentes y deseado con nuestros corazones ese algo? Sugiero que pronunciemos el mantra HARI OM TAT SAT, antes de abrir el arcón, pero lo primero es ponernos de acuerdo en algo que pensemos y sintamos.” Explica Alexander. “¿cómo qué?” le replica Anuar.


“¿Qué tal algo sencillo?, ¿qué les parece si nos imaginamos una manzana roja, si sentimos su textura exterior, si recordamos su sabor y su aroma, su forma? “¿Estamos listos?”, pregunta Alexander “danos unos minutos para relajarnos y armonizar nuestra respiración para poder visualizar y sentir la manzana.” Comenta el grupo. “Está bien háganme saber cuándo estén listos” agrega Alexander. Pasados unos minutos uno por uno fue declarando que se encontraba listo y cuando todos lo estuvieron, comenzaron a pronunciar repetidas veces el mantra HARI OM TAT SAT. En el instante en que Alexander sintió en su corazón que era el momento de introducir la llave y abrir nuevamente el arcón. Lo hizo. Cuando Alexander giró la llave dentro del orificio en el arcón, nuevamente se formaron las seis serpientes de luz entrelazadas en 3 grupos de 2 hélices, y luego ocurrió lo inimaginable, la luz aun revolviéndose en los patrones helicoidales siguió una especie de patrón de implosión y se fue concentrando en un punto, luego surgió otra luz que formaba una esfera y que emanaba del punto donde la anterior había desaparecido, cuando la luz se disipó a manera de bruma, sobre la piedra “apareció” una manzana roja. Alexander giro la llave y la sacó del arcón. Tomó la manzana y le dio un mordisco, luego la paso a los demás para que hicieran lo mismo. La manzana era dulce, suave al tacto, con una fragancia que deleitaba el olfato. Ahora estaban seguros que el ADN de la realidad estaba vinculado a lo conciencia al igual que el destino y la flor de la Vida. Todos estaban pálidos por la experiencia que acababan de compartir, Anuar que era el más escéptico, al momento se había vuelto un ferviente creyente. Pero aún había dudas por resolver. Marcus quería averiguar cómo estaban conformados los codones de este ADN, ya que era claro que no estaban formados por las cuatro bases o nucleótidos guanina, citosina, adenina y timina, sino por algo más. Leslie se preguntaba si al abrir un arcón los demás tendrían algún tipo de reacción, algo como lo que Alexander le había explicado en varias ocasiones acerca del misterioso entrelazamiento cuántico. Natalia por su parte se preguntaba si el amor jugaba algún papel en todo esto. Alexander tenía curiosidad por presenciar el resultado de


la acción conjunta y simultánea de los tres arcones. Anuar solo estaba impresionando repasando en su mente lo que había presenciado pocos minutos antes. Finalmente Natalia rompió el silencio “ya tenemos los tres arcones, solo que únicamente poseemos uno, ¿qué haremos ahora?, si lo piensan, aunque lograremos burlar a todos los que nos persiguen y sacáramos el arcón que está en el Templo de Jerusalén, no podríamos mover el arcón que está en el Instituto de Investigaciones Arqueológicas en Alejandría, no hay manera de trasladarlo y ni siquiera de sacarlo del Instituto sin que alguien lo note. Así que nuevamente les pregunto ¿qué haremos ahora?”


CAPITULO XXXVI Durante las siguientes horas, a pesar de la alegría que embargaba al grupo, había un profundo sentimiento de frustración, habían encontrado tres arcones, a los que denominaron Realidad, Destino y Vida, y sólo poseían el tercero. Tenían muchas dudas que solo podrían resolver si entraban en contacto simultáneamente con los tres, pero eso era algo que difícilmente podrían lograr si las cosas continuaban como estaban en aquel momento. Alexander estaba convencido que siendo el grupo que eran, inteligentes, preparados, audaces, no habían llegado tan lejos para simplemente quedarse cruzados de brazos, aquella no era su naturaleza. Leslie toda su vida se había manejado bajo un estandarte propio, “a mí no me digan que no se puede”. Natalia tenía una experiencia de vida que respaldaba un brillante ingenio para resolver lo irresoluble. Marcus tenía una mente muy inquisitiva y deductiva, podía ver más allá que cualquier persona promedio. Anuar era pragmático y carismático, no había persona que se resistiera a su encanto y humilde personalidad. Entonces en vez de simplemente reconocer las dificultades que enfrentaban, por qué no aceptar el reto y ponerse a trabajar en ello de inmediato, pensaban todos en silencio. El primero en hablar fue Marcus “estoy seguro que en el equipo hay las capacidades y habilidades suficientes, además de la fuerza y entusiasmo para resolver el problema, así que ¿qué esperamos?, por mi parte quiero investigar un poco más acerca de los constituyentes o codones del ADN de la realidad, aunque a simple vista no pareciera tener nada que ver en la búsqueda de la solución a nuestro problema, yo intuyo lo contrario, pues estoy seguro que los tres arcones, Realidad, Destino y Vida están entrelazados cuánticamente, como lo están sus nombres, así que si me permiten me retiro a trabajar en ello” “Adelante Marcus me parece muy inteligente tu postura” comenta Natalia “yo voy a estudiar a fondo el sistema de seguridad con el que está protegido el arcón en el Instituto” asegura Natalia “creo que me uniré con Natalia, como miembro del Instituto conozco mucho de la manera en la que piensan sus directivos, el personal y quizá encuentre algún punto débil dentro de los sistemas operativos” agrega Anuar.


Alexander y Leslie optan por analizar los efectos del posible entrelazamiento cuántico entre los tres arcones. Durante dos días cada quien hizo lo suyo, el primero en comunicar a los demás sus hallazgos sobre la estructura del ADN de la Realidad fue Marcus “La Kabaláh nos dice que la Biblia es un documento codificado en el cual los verdaderos secretos del universo se encuentran escondidos, incluyendo la increíble tecnología espiritual conocida como los 72 Nombres de Di-s.” Comienza su plática Marcus. “Los 72 nombres de Di-s no son palabras propiamente dichas, ni siquiera nombres en el sentido habitual, como Natalia, Leslie o Alexander, sino 72 secuencias compuestas por tres letras hebreas que tienen la extraordinaria facultad de controlar el poder de la naturaleza en todas sus formas, incluyendo la naturaleza humana.” “Estas combinaciones de tres letras hebreas conectan con una corriente espiritual infinita que funciona a nivel del código de formación similar al ADN, pero mucho más general. Los nombres ayudan a liberar nuestros poderes divinos y lograr el control de la realidad física o realidad actual.” “¿Ven el paralelismo con la energía Kundalini?” pregunta Marcus. “A mí no me resulta muy claro” interviene Anuar. “Esta energía está ligada con poderes paranormales como la telepatía, la clarividencia, etc., además representa una fuerza de vida o fuerza vital dentro del cuerpo humano en la cual están concentradas todas las facultades universales.” Comenta Marcus. “ Creo que comienzo a entender, pero continua, tal vez si avanzas acabe por comprender mejor la idea de la similitud” agrega Anuar. Continúa Marcus “Es en el relato bíblico del Éxodo y en particular en los versículos 19,20, y 21 que menciona el cruce del Mar Rojo por los Israelitas saliendo de Egipto donde se encuentran codificados los 72 Nombres de Di-s.” “De acuerdo al código de transcripción que publique el año pasado, los números 19, 20 y 21 corresponden en el alefato hebreo a las letras Kuf, Reish y Shin, cuyo significado codificado es llave, espíritu vital y conciencia respectivamente, ¿qué te


parce Anuar, ahora si vas viendo más claramente la relación entre Kundalini y los 72 nombres de Di-s?” pregunta Marcus. “Claro que si, por favor continúa” le pide Anuar. “Cada uno de los tres versículos involucrados contiene 72 letras. Y es en estos versículos

donde

se

encuentra

codificada

y

oculta

una

tecnología

extraordinariamente poderosa, que se conformó al unir una letra de cada versículo. Como se trata de tres versículos se formaron los 72 conjuntos de tres letras, conocidos como los 72 Nombres de Di-s. Estas combinaciones crean una vibración espiritual a través de la cual se puede controlar los efectos físicos de la naturaleza, así como neutralizar la energía negativa del ego humano.” “Para poder lograr que el Mar Rojo se abriera delante del Pueblo de Di-s, Moisés combinó el poder de la certeza y la convicción con una tecnología espiritual muy poderosa. Él estaba en posesión de una herramienta que le daba literalmente acceso al reino subatómico de la naturaleza.” “Herramienta que ahora decodificada recibe justamente el apelativo de “los 72 Nombres de Di-s”.” “Cada una de las tres letras tiene una función particular, la primera representa una carga positiva (cátodo), la segunda (un medio conductor) y la tercera una carga negativa (ánodo). Juntas forman un circuito generador de “energía” que se “transmite” directamente a la realidad conformada como el reflejo de la esencia del ser o Nombre. No es necesario leer o comprender el hebreo para gozar de esta energía, simplemente basta con mirar las letras de derecha a izquierda, como si se estuviesen escaneando, o cerrar los ojos y conservar la imagen de las tres letras en la mente.” “Inhibir el ego, influir en las fuerzas de la naturaleza y acceder a realidades alternas es el propósito de esta tecnología espiritual. En esto punto, ¿acaso no es clara la identificación con lo que hemos nombrado ADN de la realidad?”, pregunta Marcus. Marcus prosigue “Con el fin de utilizar una metáfora física para describir lo que ocurre cuando se utilizan los 72 Nombres de Di-s, pensemos en un diapasón que


se utiliza para establecer un tono preciso. Cuando acercas un diapasón que vibra a otro que no vibra, el segundo diapasón empieza a vibrar debido al fenómeno llamado “transferencia simpática”.” “Los 72 Nombres de Di-s funcionan como diapasones que entran en fase con lo que podría llamarse el ADN de la realidad reflejada, por eso tal conexión impacta directamente en la esencia del ser y por tanto en su Nombre. Eso significa que es posible afinar el cuerpo y la realidad reflejada con las frecuencias espirituales que los ojos no perciben.” “En este punto creo que la analogía entre los codones del ADN y los 72 nombres de Di-s es inevitable” comenta enfáticamente Marcus “Recordarán que en días pasados mencioné que los aminoácidos están formados por cadenas de codones, es decir por cadenas de grupos de tres letras. Similarmente como acabo de explicarles cada Nombre de Di-s está formado por tres letras, resulta evidente que en tanto los aminoácidos están asociados con el ADN, los 72 Nombres de Di-s lo están con el ADN de la realidad reflejada.” ¿Qué opinas Alexander, crees que tengo razón?” pregunta Marcus. “Creo que tu análisis es formal y bien fundamentado, así que no veo manera de objetarlo” comenta Alexander. Pregunta Natalia “¿Y cuáles son esos 72 nombres?” Marcus les muestra una hoja que coloca sobre la mesa. “Recuerden que deben recorrer las celdas en la tabla de derecha a izquierda y de arriba abajo.”


“-Otro aspecto importante y de seguro tú lo sabes Alexander, es que este número, 72, corresponde a la guematría del nombre de la sefirá Jesed la cual representa armonía y amor perfecto en la realidad, de aquí que los 72 Nombres de Di-s conecten en forma conjunta y en perfecta armonía la realidad existente.” “Quien ha estado en contacto con la energía vital de forma consciente asegura que durante una buena experiencia con la Kundalini, ninguna palabra puede expresar el amor maravilloso que se derrama en el corazón. Esto muestra un aspecto más de coincidencia entre la Kundalini y los 72 Nombres de Di-s.” Remarca Marcus

“Otro aspecto interesante ligado a la guematría es el que involucra a la sefirá Guevuráh, cuyo valor numérico es 216 o 3 x 72, como cada nombre de Di-s posee 3 letras y son 72, el total de letras que conforman los Nombres de Di-s es justamente 216. En la Kabaláh mística, Guevuráh está asociada con la serpiente de fuego, la energía y la destrucción, entre otras cosas. Nuevamente una clara alusión a la Kundalini y en cuanto a la destrucción, como fecundador de nuevos mundos o realidades a Shiva.”

“Descubrí algunos aspectos y cualidades de Shiva que considero importante compartirles, por ejemplo, el tercer ojo en su frente es el ojo de la sabiduría conocido como bindi. Es el ojo que ve más allá de lo evidente. Esto representa un vínculo con Asheráh o Jojmáh la sabiduría.” “Shiva también es conocido como Nageswara (señor de las serpientes). Las cobras alrededor de su cuello representan la energía dormida y yaciente. Lo que recuerda la fase de energía dormida y enrollada de la Kundalini. Y recordando la palabra nagas-serpiente, evidencia un sutil relación con el Nombre Mashiaj. “El ondeo del cabello de Shiva lo identifica como el dios del viento o Vayu, que representa la forma sutil de aliento presente en todas las formas vivientes. Por esto


Shiva se constituye como la línea vital de todos los seres vivos. Para mí una clara alusión al ADN de la realidad. “Por último y regresando a la Kabbalah en sus escritos se dice de Guevuráh y Jojmáh que son las dos manos que trabajan juntas. Y considerando lo anterior yo agregaría, para conformar la realidad reflejo de la esencia del ser o Nombre.” Explica Marcus. “En resumen lo que he querido hacerles ver es que los codones del ADN de la realidad son los nombres de Di-s, un lenguaje inscrito en las seis serpientes de fuego.” Remarca Marcus. “Creo que otro aspecto importante y que también incluiste en tu presentación es el de la participación del amor en todo esto.” Interviene Natalia. “Tienes razón Natalia, no solo es importante, sino fundamental, así que ahora hablaré a cuál amor se refiere tanto la mística hebrea como la Kundalini, en otras palabras, cual es el secreto que envuelve el tercer arcón en torno al amor.” Comenta Marcus. “Nuevamente regresare a la tradición hebrea, en ella se contemplan tres tipos de amor, rehem, ahabah y sebyana.” Marcus retoma la plática. “Comenzaré con rehem, esta palabra por su raíz se vincula y más aún se deriva del vocablo hebreo rahm que significa vientre y que también se relaciona con jokhmahsabiduría. Este tipo de amor evoca la compasión y la misericordia, e indica un sentimiento que viene de lo profundo del ser.” “Rehem es un tipo de amor que transforma por afinidad, si lo enfocamos a la Divinidad, nos volveremos cualesquiera de sus Rostros, si lo diluimos y lo enfocamos a las criaturas, nos haremos criaturas y si lo enfocamos a las riquezas,


mammon, estas se irán convirtiendo en la definición de nuestro propio ser. En última instancia nos “transformamos” en objetos.” “Y yo que creía que el amor era un sentimiento difícil de definir” comenta Natalia. “Pues parece que es más que eso y por eso consideré importante que todos estuviéramos en el mismo “canal”, en cuanto a lo que debemos entender por amor en el contexto del poder encerrado en los tres arcones.” aclara Marcus. “Estamos de acuerdo.” Interviene el resto del grupo. “Pasemos a la segunda palabra, esta se deriva de un antiguo vocablo hebreo, ahabah, que evoca la imagen de un fuego que arde con facilidad, como la hojarasca. De forma paradójica, la misma palabra puede significar cultivar o producir algo en un espacio cercado o en un lugar secreto.” “Este amor en cierta manera sana la parte del alma más cercana al mundo material, pues libera luz y calor atrapado en yo´s internos que son renuentes a tomar su lugar correspondiente en la integración del Yo soy.” “Mientras que el amor-rehem opera un tipo de transformación en el que el ser toma las características de aquello en lo que enfoca su amor, el hab, produce una transformación de liberación, donde la luz y el calor atrapados en la oscuridad del yo que se niega a integrarse, se libera, y fortalece al rehem, en tanto el yo del que se ha obtenido luz y energía queda confinado al olvido.” “Esto me recuerda la acción destructiva y fecundadora de Shiva.” Interviene Leslie. Continúa Marcus. “La acción conjunta de ambos tipos de amor sugiere un trabajo interno de transformación tanto por resonancia con aquello a lo que se quiere integrar por afinidad, como por destrucción con aquello que no puede integrar.” De pronto interviene Alexander, quien había estado muy callado escuchando atentamente a Marcus. “Quizá este en lo correcto, pero si no es así házmelo ver Marcus, creo que el amor rehem se relaciona con jojmáh en tanto el amor ahaba


con guevuráh”. “Así es Alexander, el amor dentro del marco de estas dos sefirót está en la esencia del ADN de la realidad.” Agrega Marcus. “Pasemos al tercer tipo de amor, el sebyana. Por sus raíces se vincula a la voluntad, al deseo, al anhelo o la delicia.” “En cierta forma el amor ahabah, está vinculado al aspecto de partícula, o puntual; en tanto el amor rehem lo está a la manifestación continua o de campo. Lo interesante es que el amor sebyana es tan profundo e intenso que provee la energía necesaria para unificar ambos aspectos el continuo y el puntal, esto es, el de campo y el de partícula.” De pronto interviene Alexander. “ Esta propiedad desde el punto de vista de la física cuántica es asombrosa, pues sitúa a cualquier manifestación en el plano físico a nivel de campo unificado. Por la expresión de sus caras se estarán preguntando, ¿Cuál es su importancia?” “Por favor Alexander, explica brevemente lo que representan las palabras “campo unificado”.” Interviene Leslie. “Este término se aplica a la región en la cual las cuatro fuerzas conocidas en la naturaleza, es decir, la fuerza de gravedad, la fuerza electromagnética, la fuerza nuclear fuerte y la fuerza nuclear débil aún no se separaban o diferenciaban. De acuerdo a la teoría del Big Bang, este estado era previo a la gran explosión durante la cual la fuerza de gravedad se separó de las tres restantes.” “Asomarnos de alguna manera a esa región de campo unificado, nos deja una sensación de que somos parte de un todo, por un momento somos conscientes de nuestra pertenencia a la Unidad reflejada en la indefinición del mundo material, situación que nos ubica más allá de la diversidad aparente que percibimos cotidianamente. Esta región es importante porque funciona como un crisol de realidades.” “Gracias Alexander, ahora lo que diré a continuación será más fácil de comprender para todos”. Comenta Marcus.


“Sebyana es en cierta forma la energía en su forma más primigenia o pura, es decir, la energía de la que proviene toda materia en un estado de indefinición, tal y como ocurría en la zona de campo unificado.” Continua Marcus “es aquí donde surge la comprensión del papel que juega cada uno en el Plan Divino y donde, a través de este amor entendemos el porqué y el para qué, y llenos de sebyana encontramos la fuerza que hay en ese amor, misma que nos permite cumplir el deseo y el deleite de la Unidad. Así que sin importar cuál sea ese deseo lo que verdaderamente hemos encontrado es la actitud amorosa con la que deseamos realizarlo.” “La energía del sebyana podría no considerarse como una clase de amor, sino fuera porque expresa el llamado profundo de nuestro ser cuando estamos en armonía con el universo. Este es un llamado a integrarnos completamente en una imagen distinta y nueva, más allá de la manifestación de las imágenes en este plano de existencia.” “Sebyana representa un poder que es un amor que sustenta y se mueve a través de cada ser. En otras palabras, la Divina Madre Kundalini, la H superior del Nombre HVHI, el padre y la madre, el cielo y la tierra, el campo y la partícula, el espíritu y la materia unidos.” “A manera de conclusión Marcus se levanta para enfatizar las palabras que está por pronunciar “el amor necesario para activar los tres arcones requiere de la práctica del amor rehem, del ahaba, y sobre todo de experimentar en nuestro ser la energía Kundalini, por lo que propongo que en los días que pasemos en este lugar, aprendamos a despertar ese increíble poder que mora en cada uno de nosotros.” Natalia visiblemente entusiasmada se dirige al grupo “yo estoy dispuesta a aprender y al mismo tiempo enseñarles la disciplina de la Kundalini, al menos durante el tiempo que permanezcamos en este lugar” Al resto del grupo les pareció una excelente idea.


“ No sé ustedes, pero yo estoy algo cansada, la sesión ha sido muy interesante, e incluso fascinante, pero desgastante, sugiero que descansemos y continuemos mañana.” comenta Leslie. “Estamos de acuerdo-.”


CAPITULO XXXVII Natalia tenía una buena y muy leal amiga en Egipto que se hacía llamar Neith, ella conocía el poder de la Kundalini enseñando desde hacía varios años su práctica. De alguna manera con la ayuda de Helena en Creta, logra contactarla y le pide que se desplace a Creta de la manera más discreta posible. Como existía una gran hermandad entre Neith y Natalia, ella sin dudarlo viaja con total discreción y hermetismo hacia a Atenas y de ahí a Creta, donde Helena la estaba esperando para trasladarla en un pequeño yate a la isla de Náxos. En pocos días había llegado a Náxos donde fue recibida con gran cariño por Natalia, y de inmediato presentada al grupo. Neith estaba ahí para prepararlos en el aprendizaje y manejo de la energía Kundalini. No todos compartían la idea de integrar a alguien desconocido al grupo, así que decidieron realizar sus reuniones a puerta cerrada en tanto no estuvieran seguros de si era o no una persona confiable, y más aún, identificada con sus ideales. Pasaron 30 días, durante ese tiempo Neith les enseño mucho, pero lo más importante es que paso a paso fue ganándose su confianza. Entonces el grupo toma una decisión desconcertante, todos estuvieron de acuerdo en contar a Neith todo sobre los tres arcones, cómo los encontraron, qué sucedió con cada uno de ellos cuando los abrieron y lo que cada uno representa. Esto con el fin de que participara encontrando la manera de activarlos simultáneamente. Desde luego Neith estaba honrada por la confianza que todos le habían manifestado, pero su agradecimiento estaba lejos de compararse con su asombro por lo que la historia que había escuchado. Y sí, si estaba dispuesta a participar en la elaboración de un plan activar los tres arcones. Ya con Neith como parte del grupo retoman algunos asuntos que habían quedado pendientes. Alexander reúne al grupo para hablarles acerca del entrelazamiento cuántico.


Inicia Alexander su plática

“el entrelazamiento cuántico se entiende como un

proceso en el que una sola función de onda describe dos objetos separados, los cuales comparten una misma existencia no obstante lo lejos que puedan estar entre sí, como si estuvieran unidos por un cordón umbilical invisible o una onda que, en teoría, se puede propagar por todo el universo. Dos partículas que se han entrelazado tienen una descripción definida juntas, pero cada partícula por separado yace en un estado completamente indefinido: podemos decir que no existe la una sin la otra. Aunque desde luego no lo definían como entrelazamiento cuántico el efecto era claramente conocido por los antiguos chamanes y hechiceros de diferentes culturas, no le llamaban ciencia, sino magia. El principio dice así: -Las cosas que han estado alguna vez en contacto entre sí siguen influyéndose mutuamente a distancia tras haberse cortado el contacto físico.-“ Y continua Alexander “dado que los tres arcones representan, como dije antes, tres conceptos que no pueden concebirse separadamente, realidad, destino y vida, deben estar entrelazados cuánticamente, así que no requieren estar en el mismo lugar para ejercer su poder conjunto. Ni tampoco es necesario activarlos al mismo tiempo, pero creo que si deben ser abiertos bajo la misma intensión y calidad de amor. Ya que no hay nada como simultaneidad absoluta, aunque sincronizáramos relojes para abrirlos en lugares diferentes simultáneamente, no sería así ya que habría una necesaria diferencia de tiempo, y esto por el hecho del valor finito de la velocidad de la luz. Creo que esto nos ayuda porque ahora sabemos que podemos activarlos sin que necesariamente estén en un mismo lugar y la activación por cuestión de organización es conveniente intentarla lo más en sincronía posible, pero si no hay una sincronía exacta no pasa nada, el efecto, cualquiera que sea no se verá afectado.” “Ahora lo único que resta es realizar el plan de acción y seguir trabajando con la Kundalini hasta el momento en que estemos listos para llevarlo a cabo.” Sugiere Anuar.


“¿Y por cierto, como van con su parte del plan?2 le pregunta Leslie a Anuar. “Algo hemos avanzado, pero requerimos cierta información que debemos obtenerla a través de la red pero sin ser rastreados, eso es lo que nos está deteniendo.” Responde Anuar. “¿Creen que puedan contactar al hacker que los ayudó en Italia?” le pregunta a Leslie. “Tal vez, ¿Qué datos tienen de él?, ¿les dio alguna dirección en internet?,” pregunta Anuar. “No solo nos dio una tarjeta donde apunto unos números, quizá tú o Natalia sepan interpretarlos” responde Leslie. “¿Tienes la tarjeta a la mano?” pregunta Anuar. “Si claro, está en mi bolso, voy por ella a la habitación no tardo.2 Comenta Leslie. “¡Perfecto!” Exclaman Natalia y Anuar. Ya de regreso con la tarjeta se la entrega a Anuar quien la ve y la turna a Natalia, y exclama “¡claro que puedo localizarlo!, estoy segura que él me ayudará a conseguir la información que necesitamos.” Cinco días después Anuar y Natalia están listos para comentar la propuesta de plan que han elaborado.


CAPITULO XXXVIII Natalia comienza a explicar el plan “nos dividiremos en tres grupos, Marcus y Neith se quedan aquí en Náxos con el tercer arcón, Leslie y Alexander van al Templo de Jerusalén con el segundo arcón, Anuar y yo regresamos al Instituto en Alejandría. El hacker, quien pidió que nos dirigiéramos a él como Vinchenzo nos hará llegar con Helena en estos días, tres teléfonos que no pueden rastrearse. Vinchenzo también revisó y nadie busca a las personas que somos según nuestras identificaciones y pasaportes falsos, así que no tendremos problemas para movernos por aire, mar o tierra. En estos días le hicimos llegar las características del sistema de seguridad con el que está protegido el primer arcón a Vinchenzo, y él nos ha dicho que puede hackearlo sin problema, y aún si hubiera algún imprevisto, está seguro que podría resolverlo, ya que las características de ese tipo de sistema no permite muchas variantes. Se estarán preguntando ¿cómo va entrar Vinchenzo para hackear el sistema?, bien, en el Instituto los empleados acostumbran comprar alimentos en un pequeño restaurante que se encuentra justo al cruzar la calle. Por suerte la dueña es amiga de Anuar, él ha sido algo así como su amor platónico. Vamos a aprovechar esta situación para pedirle un favor muy especial, cuando el guardia del turno de noche tome su acostumbrado café antes de iniciar su turno, ella le pondrá un fuerte somnífero en el café. Entonces Vinchenzo se hará pasar por el guardia que cubrirá su ausencia. Desde luego llevará una carta con papel de la empresa y la firma del gerente de operaciones donde se autoriza el reemplazo por ese turno del guardia habitual, pero si a pesar de eso, el guardia se niega a entregar el turno hasta confirmar con su superior, un amigo de Vinchenzo en Italia desviará la llamada haciéndose pasar por su gerente autorizando el reemplazo. De hecho Vinchenzo ya hakeo los teléfonos de ambos guardias y lleva días escuchando sus llamadas. Una vez que todo el personal se haya retirado, y aquí no hay riesgo, pues es política del Instituto que ningún trabajador se quede después de su hora de salida en sus instalaciones, realizará el rondín de rigor para verificar que no haya riesgos y las oficinas estén cerradas. Al terminar y reportar a su central que todo está en orden, tendrá 30 minutos para neutralizar el sistema de seguridad antes de realizar el siguiente rondin y reportar nuevamente a la central.” Anuar toma la palabra “una vez


neutralizado el sistema de seguridad, Natalia y yo que habíamos permanecido ocultos en la parte trasera de la cocina del restaurante de enfrente, recibiremos un mensaje de aviso, entonces de forma discreta y sigilosa entraremos por la puerta principal. Una vez adentro les informaremos a los otros grupos, es decir a Marcus y Neith y a Alexander y Leslie, que estamos en posición y listos para abrir el arcón en cuanto Alexander nos mande el mensaje a nosotros y al grupo de Marcus.Natalia toma la palabra nuevamente “Alexander, tú y Leslie tendrán que llegar al muro del Templo de Jerusalén. El plan es que utilices la identificación que te elaboré para que te introduzcas con el grupo del segundo turno, ahí tienes dos opciones, sacar en tu caja de la cena el arcón, si es que cabe, o que después de cerrado el lugar Leslie encuentre la manera de entrar y alcanzarte al interior de la excavación, “¿tú cual crees que sería la vía de acción más factible?” Pregunta Natalia. “Es algo que no puedo responder en este momento, creo que debemos estudiar un poco los movimientos que se llevan a cabo por la tarde noche, hay que saber si cierran el acceso al público y si lo hacen a ¿qué hora ocurre? ¿si realizan rondas de vigilancia?, en fin una serie de circunstancias acerca de las que tú puedes averiguar mejor que nosotros.” le responde Alexander. “Tienes razón voy a investigar para establecer la mejor manera de llegar a ese arcón” comenta Natalia. Nuevamente toma la palabra Alexander. “Si todo sale como nos los has comentado, creo que lograremos activar los tres arcones con solo pequeños defasamientos de tiempo.- Natalia propone que le den un día para solucionar la cuestión de Jerusalén. Al día siguiente Natalia llego con una propuesta con la que posiblemente podrían resolver la situación. “La zona que nos interesa está abierta al público las 24 horas, pero creo que la mejor opción es que ambos se hagan pasar por trabajadores de la excavación. Alexander tu entrarás en el primer turno, y al igual que lo hicieras antes te ocultas. Leslie tú te integrarás al segundo turno, te haré tu identificación como lo hice con Alexander y al término te ocultaras, cuando no haya nadie, buscarán el arcón, nos mandaran un mensaje de prueba, para saber si todos estamos listos, y un segundo mensaje de sincronía, en el que nos dirás “en tres minutos a partir de


la llegada de este mensaje abriremos el arcón”. ¿Qué les parece?, ¿lo creen factible?” pregunta Natalia. Responde Leslie “¿tú crees que puedas enseñarme a vestirme como hombre para pasar como uno sin despertar sospechas?” Claro, la forma más simple es con una almohada para que te veas como un hombre obseso, aquí vamos a ensayar tu vestuario, así estando allá podrás vestirte sin problema. Claro que tendrás que recortarte un poco el cabello” contesta Natalia. “Prefiero hacerme una cola de caballo, actualmente son muchos los hombres que se dejan crecer el cabello” comenta Leslie. “Está bien lo haremos así.” agrega Natalia. “Ahora solo queda esperar a que lleguen los teléfonos, para probarlos y ponernos en marcha a nuestros respectivos destinos.” Comenta Natalia.


CAPÍTULO XXXIX Tres días después recibieron los teléfonos, los probaron y acordaron que la apertura simultánea de los tres arcones la harían en la madrugada del 5 de septiembre. Corría el año 2016. Natalia y Anuar salieron rumbo a Alejandría, Leslie y Alexander se dirigieron hacia Jerusalén, Marcus y Neith se quedaron en Náxos. Todos conocían bien lo que debían hacer. El 4 de septiembre por la tarde Natalia y Anuar llegaron al restaurante de la amiga de Anuar que se ubicaba justo enfrente del Instituto de Investigaciones Arqueológicas en Alejandría. Tal y como esperaban el guardia del turno de noche llego a las 6:30 a tomar su café como todos los días. Natalia se encargo de disolver el somnífero en su taza de café, y la masera de llevárselo, minutos después el guardia estaba profundamente dormido, entre ella y Anuar lo llevaron a la parte trasera del local. Le avisaron mediante mensaje a Vinchenzo para que tomara el lugar del guardia y así lo hizo. Precisamente a las 7:00 p.m se presentó al cambio de guardia, desde luego el guardia en turno pidió una confirmación de su identidad como reemplazo de su habitual compañero, Vinchenzo le mostró el memorándum de la compañía que ofrecía el servicio con las debidas firmas, pero el guardia prefirió realizar una confirmación telefónica pues se le hacía raro que no le hubiesen hablado para informarle. El guardia realiza la llamada, pero esta es desviada al celular del amigo de Vinchenzo en Italia, el cual estaba a la espera de que pudiera ocurrir tal situación. Después de cambiar algunas palabras, el guardia cuelga y le entrega el servicio a su reemplazo. Vinchenzo hace su primer rondín y al terminar, después de reportar a la central el clásico, “todo sin novedad”, comienza a hackear el sistema de seguridad, 9 minutos después manda un mensaje a Natalia “todo listo, pueden entrar” Anuar y Natalia cruzan la calle y de la manera más discreta entran rápidamente por el acceso principal. Lo que Natalia no sabía era que varios agentes del servicio secreto ruso los estaban observando, ellos tenían órdenes precisas de protegerlos para que pudieran llegar


al arcón sin contratiempos, luego con sensores térmicos ubicarían su posición en el interior del recinto, tres agentes entrarían y observarían el momento de la apertura del arcón, documentarían el hecho y al final tomarían fotografías del arcón, algunas muestras si era posible, y los llevarían a ambos a Rusia. Una vez que Natalia y Anuar estuvieron en el interior del Instituto y conociendo bien sus instalaciones, de inmediato se dirigieron a la zona de seguridad donde sabían que se encontraba resguardado el arcón. En tanto esto ocurría tres agentes rusos también entraban a las instalaciones. Todo parecía marchar bien, pero estaba en proceso un evento para el que ni Natalia, ni Anuar, ni Vinchenzo y ni siquiera los agentes rusos estaban preparados. En la última semana las autoridades del instituto habían hecho una pequeña modificación en los protocolos de seguridad, el trabajo de Vinchenzo aunque aparentemente impecable había activado una alarma silenciosa conectada con la policía local. No habían pasado ni dos minutos cuando tres autos de la policía llegaron al instituto, los agentes rusos no tuvieron más remedio que enfrentar a la policía para evitar que entraran, sin embargo esto complicaba las cosas, pues el tiempo que les quedaba a Natalia y Anuar, aunque no lo sabían era muy corto. En el interior uno de los agentes va en busca de Vinchenzo para obligarlo a que active la seguridad en la puerta principal con el fin de evitar el acceso de la policía, los otros dos agentes siguieron con el plan original de seguir a Anuar y Natalia. En Jerusalén había agentes del MI6 y del MOSSAD siguiendo muy de cerca los movimientos de Alexander y de Leslie. Tal y como lo planearon, Alexander entro como trabajador del primer turno y se quedó en el interior, luego Leslie entró en el segundo turno y ambos permanecieron en el interior sin que aparentemente nadie lo notara. Lo que ellos ignoraban era que el MOSSAD había girado indicaciones para que les permitieran llevar a cabo su plan sin ser molestados, aunque no sabían a ciencia cierta que harían, solo se limitaron a seguirlos y a quitarles cualquier obstáculo que pudieran enfrentar. Una vez en el interior de los túneles Alexander y Leslie se unieron para dirigirse al sitio donde estaba el segundo arcón, sacándolo del lugar donde había estado por siglos, lo cual fue relativamente sencillo, pues


Alexander lo había vuelto a poner recientemente. Con equipo térmico el MI6 seguía cada movimiento de ambos en los túneles, una vez que se ubicaron en un lugar sin desplazarse, se ordenó a un grupo de agentes tanto del MI6 como del MOSSAD que se acercaran discretamente para observar sin intervenir, documentando cuando vieran y al término de la experiencia, si era posible debido a las dimensiones del objeto trasladarlo a Inglaterra junto con Alexander y Leslie. En la isla de Náxos Marcus y Neith estaban algo ansiosos esperando el mensaje para iniciar el proceso de apertura. Su espera no era como suponían, a la isla estaban arribando agentes del servicio secreto ruso y agentes del MI6. Al igual que los otros grupos tenían la indicación de no actuar, y más aún de ni siquiera hacerse notar hasta que, ubicándose a una distancia prudente, pudieran documentar lo ocurrido para después trasladar el objeto y a las dos personas a Rusia o Inglaterra respectivamente. La propiedad se encontraba en alto, más precisamente en la cima de un hermoso risco cercano al faro de la isla. Los agentes del MI6 que habían llegado primero pronto notaron la presencia del grupo ruso, entonces el comandante Ingles tomó una extraña decisión. Se puso en contacto con el comandante ruso sabiendo que eso podría comprometer su misión, pero sabía que lo que buscaban y debían presenciar era algo tan grande que si las personas en la casa sospechaban algo no se realizaría, lo cual seguramente ocurriría si se iniciaba una confrontación entre ambos grupos. El comandante Arthur Klein le propuso a su homólogo Ruso Sasha Dimitrovich una especie de tregua, para poder documentar lo que sea que ocurriera aquella noche en ese lugar, luego harían lo que fuera necesario cada grupo para cumplir con su nación. Ambos estuvieron de acuerdo, tomando cada grupo una ubicación estratégica propia. En Jerusalén Alexander y Leslie estaban en su posición y listos para proceder, así que enviaron el tan ansiado mensaje a los otros dos grupos, -estamos en posición y listos, todo despejado- , de inmediato los otros grupos contestaron igual – en


posición y listos, todo despejado- Alexander envía de inmediato otro texto – en tres minutos a partir de la recepción del mensaje iniciamos procedimientoLa idea era utilizar esos tres minutos para despertar la Kundalini de cada uno tal y como lo aprendieron de Neith, repitiendo continuamente y sin descanso el mantra HARI OM TAT SAT. Cuando sonó la alarma de cada reloj transcurridos los tres minutos, el proceso dio inicio. En Jerusalén Alexander levantó la cubierta para mirar la parte interior, en efecto había un símbolo más tal y como lo habían anticipado, era un círculo dentro de otro círculo con extraños símbolos en el área del anillo que formaban, de inmediato estos símbolos empezaron a encenderse en diferentes secuencias como si cada uno emitieran fuego, la velocidad con la que ocurría cada vez era mayor hasta que se formó una esfera de luz como a 30 centímetros sobre el arcón abierto, el cual estaba en el piso, ellos sentados tomados de las manos en torno a él. Luego la esfera comenzó a adquirir un grado tal de definición que en su superficie se veían claramente los rasgos de la Flor de la Vida, segundos después el anillo se colocó de tal forma que parecía envolver la esfera que representaba la flor, continuo emitiendo luces como pequeñas llamas que formaban una especie de secuencia. En Náxos después de que Neith introdujera la llave en la piedra se formaron 3 grupos de luz en patrones helicoidales, luego como si algo se abriera paso dentro del espacio que los haces confinaban surgió una pequeña esfera de luz que fue creciendo como si se tratara de un globo inflándose, cuando llego a un cierto diámetro, como a unos 30 cm. sobre la parte superior de la piedra adquirió tal nitidez que era fácil ver que se trataba de la Flor de la Vida, rodeada por una especie de frenética danza alrededor de ella, como si esas serpientes de luz la envolvieran en un amoroso abrazo. Los eventos en el Instituto amenazaban la realización del evento, pero el tiempo fue suficiente para que Natalia y Anuar lograran abrir el arcón, cuando esto ocurrió vieron que a 30 centímetros sobre el lugar donde estaba la cubierta se formaba un esfera de luz que al irse conformando iba tomando la forma de la Flor de la Vida,


luego se formó un anillo alrededor de la esfera y del anillo empezaron a emerger rayos de luz de diferentes colores uno tras otro como si se tratara de secuencias que evidenciaban una especie de lenguaje, finalmente otros haces de luz que asemejaban el movimiento de serpientes, también de diferentes colores comenzaron a envolver el anillo y la esfera como si los abrazaran, en ese momento todos, es decir, Anuar, Natalia, Alexander, Leslie, Marcus y Neith sintieron como cada célula de sus cuerpos vibraba en un tono indescriptible de amor puro, habían alcanzado el estado de sebyana. Lo que ocurrió después fue que las tres esferas, es decir, la de Náxos, la de Jerusalén y la de Alejandría comenzaron a hacerse pequeñas reduciendo su diámetro, pero no su forma ni cambiando su comportamiento, finalmente se hicieron tan pequeñas que dejaron de ser perceptibles a la vista, un instante después del punto donde prácticamente habían desaparecido emergió súbitamente y a una gran velocidad una luz que irradiaba en todas direcciones.


CAPÍTULO XL Jerusalén 5 de octubre del 2036. “¡Esther hija!, es hora de hacer tu tarea, ¿qué te encargaron para mañana?Pregunta su madre. En la clase de historia me pidieron hacer un resumen de la vida de Alejandro Magno, y tú sabes que eso me entusiasma mucho pues mi mayor ilusión es llegar a ser historiadora o arqueóloga como tú”, “lo sé Esther”. Comenta la Madre y prosigue. “Por eso te voy a ayudar para que tu trabajo sea el mejor y más original.” “Gracias Mamish.” “Empecemos con su vida y conquistas, y luego la mejor parte, las leyendas en torno a su mítico paso por esta vida.” “Comencemos el trabajo, a ver hija escribe” comenta la “mamish” de Esther Alejandro III de Macedonia, más conocido como Alejandro Magno o Alejandro el Grande, fue el rey de Macedonia desde 336 a. C. hasta su muerte. Nació en Pela, Grecia el 21 de julio del año 356 a.e.c. Murió en Babilonia, Irak el 8 de marzo de 292 a.e.c. Sus padres fueron Filipo II de Macedonia y Olimpia de Epiro. Se casó con la princesa Estatira en el 329 a.e.c. quien fue su única esposa, con ella tuvo tres hijos Heracles de Macedonia, Alejandro IV de Macedonia y Sophía Alejandra de Macedonia. Tuvo una hermana, Cleopatra de Macedonia. Su padre lo preparó para reinar, proporcionándole una experiencia militar y encomendando a Aristóteles su formación intelectual. Alejandro Magno dedicó los primeros años de su reinado a imponer su autoridad sobre los pueblos sometidos a Macedonia, que habían aprovechado la muerte de Filipo para rebelarse. Y enseguida —334 a.e.c.— lanzó a su ejército contra el poderoso y extenso Imperio persa, continuando así la empresa que su padre había iniciado poco antes de morir: una guerra de venganza de los griegos —bajo el liderazgo de Macedonia— contra los persas.


En su reinado de cuarenta y cuatro años, cambió por completo la estructura política y cultural de la zona al conquistar el Imperio aqueménida, el norte de África, gran parte de Europa, desde lo que hoy es España hasta la frontera con la actual Rusia, sin incluir Suecia y Noruega, pero si Inglaterra, Escocia e Irlanda y la península Arábiga. Dando así inicio a una época de extraordinario intercambio cultural, en la que los griegos se expandieron por los ámbitos europeo, mediterráneo y próximo oriental. Es el llamado Período helenístico (292 a.e.c.-30 a.e.c). Tanto es así, que sus hazañas lo han convertido en un mito y, en algunos momentos, en casi una figura divina, posiblemente por la profunda religiosidad que manifestó a lo largo de su vida. Alejandro promovió la integración de los pueblos sometidos a la dominación macedonia auspiciando su incorporación al ejército y favoreciendo los matrimonios mixtos. Él mismo se casó con una mujer persa de noble cuna. Alejandro falleció en míticas circunstancias, dejando un imperio totalmente consolidado. La región europea se la dejó a su hijo Herácles, la zona asiatica la heredó a su hijo Alejandro IV, el norte de Africa, Egipto, Israel, Palestina, Jordania, Siria, Arabia, Irak e Irán se lo encomendó a su hija Sophía Alejandra, los tres fueron reyes sabios que supieron conservar los ideales de incorporación y unión entre pueblos que su padre les legó. “Mamish, cuéntame sobre las leyendas en torno a la vida de Alejandro, eso es lo que me interesa, lo que me has dictado, cualquiera lo encuentra en sitios de internet, pero lo que tú sabes muy pocas personas lo conocen, así que no me dejes que me consuma la ansiedad, ¡comienza ya!” Interviene Esther. “Hay tres leyendas que quiero contarte, hija, escucha con atención” “Las leyendas siempre están unidas a los mitos, ¿son reales?, tal vez nunca lo sabremos, pero nuestro deseo de que lo sean, les da la fuerza que los lleva a trascender el tiempo y a convertirse en parte de cada cultura, de cada pueblo, de cada persona. Cuando Alejandro regresó de la campaña de la India después de someter al rey Poros y luego devolverle su reino, llevaba un extraño dije al cuello,


nadie supo a ciencia cierta de dónde provenía, pero se decía que lo habían encontrado cerca de las regiones del Himalaya en una antigua y rara ciudad para aquel entonces abandonada y deshabitada, sin embargo, los habitantes de la región decían que al inicio de los tiempos existió un Gran Maestro, hombre sabio y bueno que fundó lo que se conoció como la Escuela de Misterios del Nombre. El enseñaba que todo existe y tiene vida, que hay un solo ser y que todos somos él y en él, que el amor abre las puertas de la realidad y construye puentes entre lo imaginable y lo impensable. Se le conoció en la antigüedad como El-Yah.” “Alejandro dispuso que después de su muerte el dije de las 6 serpientes se le entregará a su hija Sophia Alejandra.” “¿Y qué pasó con el dije mamish?, ¿está en algún museo?, ¿podemos verlo?” pregunta ansiosa Esther. “No hija, nadie sabe dónde quedó ese dije, ni siquiera que apariencia tenía.” Contesta la mamish. “Yo lo voy a encontrar, ya verás, voy a investigar, y a estudiar mucho para poder ubicarlo, y algún día las dos sabremos cómo era el misteriosos dije.” Comenta Esther. “Vayamos a la siguiente leyenda” interrumpe la mamish. “Cuando Alejandro llegó a Egipto se dirigió al oráculo de Siwáh, ahí escucho una extraña leyenda en la que se contaba el origen del oráculo. La sacerdotisa Anahí le contó que cuándo aún el pueblo Egipcio no se había ubicado en la región, cierto día un pequeño grupo de personas que se habían establecido en la zona vieron un intenso destello de luz y una mujer con un atuendo extraño emergió de la luz, su nombre era Net y desde entonces se le veneró en la región como la diosa de la sabiduría, madre de todos los dioses, capaz de crear con la palabra. Ella les enseño grandes cosas y durante el tiempo que estuvo con ellos, la región se pobló y sus habitantes gozaron de un periodo de gran prosperidad, pero un día se fue, desapareció y nadie más volvió a saber de ella, así que sus seguidoras construyeron el oráculo de Siwáh con la esperanza de seguir contando con su sabios y amorosos consejos. Con el tiempo otros hombres vinieron y el culto se fue apagando hasta que él oráculo se dedicó al dios Amón. Sin embargo hasta el día de hoy todos recordamos a la diosa Net y rendimos culto a todas sus enseñanzas. Un día el oráculo revelo que Net había sido


la madre de Ra, así comprendieron el que la diosa no se opusiera a que su oráculo fuera dedicado a su hijo.” “La tercera leyenda es acerca de la muerte de Alejandro, pero esa te la contaré después de que hayamos cenado” dice la mamish. Pero Esther está fascinada y no quiere esperar. “ ¡Mamá no seas así cuéntamela ya!” exige Esther. “No, primero la cena”. Con una visible actitud de fastidio, Esther no tiene otra opción que cenar y esperar para la tercera leyenda. “Ahora si mi niña, ponte cómoda y escucha la leyenda en torno a la muerte de Alejandro” comenta la mamish. - El 8 de marzo del 292 a.e.c. Alejandro y Estatira a quien el amo cada día de su vida, y de cariño llamaba “Es”, se fueron temprano a descansar a sus aposentos, fuera de sus habitaciones siempre había sirvientes y guardias custodiando el acceso. Apenas había caído la noche cuando los sirvientes escucharon un gran estruendo, como él muchos rayos, espantados corrieron hacia dónde se encontraban los guardias, de inmediato se dirigieron a la recámara Real, pero una cegadora luz no los dejó entrar, cuando la luz cesó uno de los guardias se acercó a la cama donde reposaban Alejandro y Estatira, ambos estaban abrazados y parecían dormidos, su rostro tenía una expresión de paz y ambos esbozan una suave sonrisa. Dos guardias corrieron a las ventanas y alcanzaron a ver un resplandor que se alejaba hacia los cielos, uno de ellos exclamó ¡es Zeus que ha venido por su Hijo!, pronto se dieron cuenta que ambos cuerpos estaban sin vida. De inmediato llamaron al sacerdote y el reveló que esa noche al acostarse había visto en sueños que un enorme rayo fundía en una resplandeciente imagen, las estatuas de un león y una leona, luego la imagen resplandeciente ascendía a los cielos para ocupar el lugar que Zeus le había reservado. Cuando Sophia escucho el relato del sacerdote de inmediato comprendió que Zeus había concedido a sus padres la eternidad unidos en perfecto amor irradiando su fuerza al mundo que juntos habían construido desde los cielos, como una brillante estrella en el firmamento nocturno. “Sean por siempre Alejandro y Estatira que el mundo que


forjaron no los olvidara” después de pronunciar estas palabras Sophia se desvanece sobre el cuerpo de sus padres llorando su partida. Conforme avanza en su relato, a la mamish se le va quebrando la voz, cuando llega al final Esther y ella no pueden contener más el llanto, era como si un par de seres muy queridos hubieran partido. Cuando por fin se recuperaron ambas, Esther le comenta “tus relatos han sido fascinantes, sin dura el mío será el mejor trabajo, pero, ¿por qué no he encontrado ninguna referencia en la red a estas leyendas, mamish?” “porque son eso hijita, leyendas, y esas se transmiten de boca en boca y son muy pocas personas las que tienen la dicha de conocerlas”. “¿No será que todo esto lo has inventado?” “Tal vez, pero te diré lo que un viejo amigo me enseño alguna vez. -La tela que separa lo que creemos que somos y sentimos de lo que deseamos ser y experimentar esta tejida con un infinito de posibilidades, al final ambas se entrelazan y no hay más diferencia que aquella que nosotros mismos queramos hacer-.” “¿Lo que quieres darme a entender es que es tan cierto como la convicción con la cual sea capaz de creerlo?,” pregunta Esther. “Así es mi amada niña.” “Entonces es cierto, en mi alma algo me dice que todo ocurrió tal y como me lo narraste” interviene nuevamente Esther. “Estoy segura que algún día encontraré el dije y así sabré.” Con este comentario termina la plática Esther.


EPÍLOGO La leyenda que se encierra en los escritos perdidos de Alejandro no tiene fin, como tampoco las historias de cada ser, cuando concluyen y se diluyen, se convierten en la materia prima de un nuevo comienzo, un infinito fractal sin inicio ni fin, una rueda que parece girar pero jamás se mueve, todo es. El Universo y sus leyes son un reflejo de las leyes de la Realidad, si las partículas están entrelazadas, las posibilidades también, no hay que brincar de una a otra, dado que no hay separación entre ellas, cada vez que el ser se transforma la realidad que está ligada a él también lo hace como ocurre en cualquier holograma, dado que es un todo orgánico e inseparable. La realidad del ser es su esencia, es el ser mismo, no es algo separado a lo que la conciencia accede, es la conciencia misma. Por otra parte está es la percepción la que facilita el autoconocimiento de todo cuanto la conciencia es. Así el supuesto cambio de realidad no se reduce a un salto sino que se trata de percepción, pues la realidad es la misma. No puedo ir a un lugar si yo soy el lugar, pero sí puedo aprender a explorarme percibiéndome en mi totalidad. Al igual que ocurre en el entrelazamiento cuántico donde una misma función de onda se manifiesta a través dos partículas, Alexander y Alejandro no representan dos realidades sino una sola realidad-una sola conciencia percibiéndose a sí misma, explorándose, conociéndose. La conciencia que todo lo abarca, tanto la realidad como la percepción consciente de sí misma es el equivalente a la rueda estática exterior de la visión de Ezequiel, el devenir que provee su autoconocimiento se equipara a la rueda dinámica interna de la visión. ¿Cómo es posible que lo estático, la conciencia sea capaz de percibirlo en movimiento?


Estoy seguro que cuando la conciencia se fractaliza en una infinidad de conciencias capaces de ser conscientes, el todo como tal sufre un desequilibrio y eso es lo que provoca la ilusión del tiempo. Seguro que no entendieron a qué me refiero. Para aclarar esta idea imaginen un grifo del cual cae agua, luego golpeen la tubería con una cierta frecuencia, por ejemplo un golpe por segundo, iluminen la caída del agua con luz estroboscópica a una frecuencia de un ciclo por segundo, ¿qué ocurrirá? Verán como si cada gota de agua estuviera suspendida en su lugar en el espacio, aparentemente no se estaría moviendo, pero si cambian la frecuencia con la que golpean el tubo, o el número de ciclos por segundo con el que alumbran la caída de agua, volverán a percibirla en un movimiento descendente e incluso ascendente como si desafiara la línea de tiempo y se desplazara hacia el pasado. ¿Ahora ven lo que trato de explicar, la percepción del tiempo surge de un desequilibrio en las fuerzas internas de la Conciencia Divina o Nada al fractalizarce, por eso la transformación de cada conciencia fractalizada implica una restauración del equilibrio interno de esas fuerzas, que al ser alcanzado logra la integración con la Nada y la plena percepción de la simultaneidad, pero en tanto el equilibrio se alcanza, las transformaciones internas conllevan aparentes desplazamientos en el tiempo. ¿Existen los tres arcones?, claro, en tanto representen la realidad, el destino y la vida. Los tres poseen un secreto único para cada ser, el misterio de los misterios, la verdad de las verdades. Cuando seas realidad, comprenderás la realidad, cuando comprendas la realidad, serás realidad; cuando seas destino, comprenderás tu destino, cuando comprendas tu destino, serás destino; cuando seas vida, comprenderás la vida, cuando comprendas la vida, serás vida. Cuando seas realidad, destino y vida, serás sebyana y sebyana estará en ti por toda la eternidad, Nada será tu Nombre.


El Dije

Todo sĂ­mbolo encierra un misterio. La nada es el misterio de misterios que abre puertas a nuevas realidades.

Profile for H.C. Elías

Los tres símbolos de la nada 1  

Novela que narra el descubrimiento de tres símbolos ancestrales provenientes de la época de Alejandro Magno. Una representa la realidad, otr...

Los tres símbolos de la nada 1  

Novela que narra el descubrimiento de tres símbolos ancestrales provenientes de la época de Alejandro Magno. Una representa la realidad, otr...

Profile for hcelias
Advertisement