Issuu on Google+

ww

el

m.mx insa.co m a@ line n e do n ea .com.mx/minsa/ ot .minsa a e n i enl do n tea o l e w.


NUESTRA EMPRESA

¡Somos un equipo triunfador! 2

Es del conocimiento de todos nosotros que el 2009 fue un año sumamente complejo en muchos sentidos. Desde el punto de vista económico y financiero, vivimos no solamente en México sino en todo el mundo, la peor crisis desde los años de la posguerra, miles de empresas entraron en graves problemas de flujo de efectivo, lo que llevó a muchas de ellas a reducir sus operaciones, a buscar consolidaciones o la venta de las propias compañías e incluso a cerrar las puertas, como consecuencia de ello tristemente millones de personas perdieron su empleo. Llegó un momento en que nos acostumbramos a escuchar en la radio, a ver en la televisión y a leer en los periódicos malas noticias todos los días, la pregunta era ¿cuál será la siguiente mala nueva?. Seguramente todos tenemos algún amigo que nos platicó con decepción la compleja situación que vivía en su trabajo, en muchas ocasiones transmitiendo pesimismo y desesperanza. Es cierto que nosotros no podemos controlar los factores externos, tales como la crisis financiera a la que me he referido, las manifestaciones de violencia e inseguridad o el pobre desempeño económico del país, lo que sí está en nuestras manos es la actitud que cada uno de nosotros tomamos ante esos eventos. Hay quien agacha la cabeza, se deja apabullar por los problemas y pasa el día quejándose de lo mal que está el mundo, echándole la culpa de sus malos resultados a un tercero y a la mala suerte, pero también están las personas que levantan la mirada y entienden que siempre hay algo que hacer para mejorar las cosas y que la suma de voluntades, compromiso y esfuerzo hacen la diferencia. En Minsa hemos demostrado ser un equipo que opta por esta segunda actitud, ante una muy complicada situación hemos logrado por sexto año conse-

cutivo, mejorar sustancialmente los resultados de nuestra empresa. Mientras otros caen dándose por vencidos, nosotros hemos logrado un año récord en todos los sentidos desde que se liberó el mercado de la tortilla: en volumen de ventas, en rentabilidad, en eficiencia de las operaciones, en optimización de costos y gastos. Ha sido sin duda un año ejemplar, resultado del trabajo en equipo y compromiso de cada uno de nosotros. Debemos sentirnos orgullosos de los resultados que hemos alcanzado, pero también debemos estar conscientes que los retos que enfrentaremos durante este 2010 serán aún mayores y demandarán de todo nuestro compromiso, debemos exigirnos entre nosotros y a nosotros mismos un esfuerzo inteligente, decidido y visionario, orientado a mejorar el servicio a nuestros clientes, a optimizar la calidad de nuestros productos, a intensificar la presencia en el campo y en las operaciones a través de una mejor planeación, ejecución y supervisión y a diversificar los servicios y productos que ofrecemos a nuestros clientes. Que el 2010 sea un mejor año depende de nosotros y de nadie más,

¡Te invito a tomar este compromiso y demostrar una vez más porqué somos un equipo triunfador! José Cacho


¡A la gran familia MINSA! 3

Cada vez que termina un año generalmente decimos ¡qué año…!; pensé en no mencionarlo, está muy trillado, al fin y al cabo casi siempre lo decimos y nos asombramos de los sucesos que enmarcaron la vida. Sin embargo, a pesar de lo anterior no me quedaré con las ganas y diré ¡QUÉ AÑO…!, así, con mayúsculas y negritas por lo que pasamos; desafortunadamente aunque nuestro gobierno se empeña en decir que lo peor ya pasó, todavía el panorama económico no está lo suficientemente claro y la incertidumbre sigue vigente, aderezado por el clima de violencia que cada vez va en aumento.

También habría que decir “no alcanzamos el objetivo de volumen que nos propusimos al inicio del año” y nos queda la espina para superar los retos marcados, pero el 2010 pinta para eso, para seguir avanzando en un marco de orden y compromiso, para afianzar nuestra posición en el mercado y cumplir con nuestra mejor expectativa.

En diciembre, en una entrevista que tuve con un directivo de una importante cadena de tiendas de autoservicio, al preguntarle cómo están terminando el año, su respuesta sin dudar fue “hoy lo mejor que nos está sucediendo es eso precisamente, que el año ya se terminó”.

Les envío mi saludo, mi agradecimiento y el deseo sincero para que el inicio de un nuevo ciclo esté lleno de salud y de éxitos, es mi más sincero deseo para esta gran familia que en MINSA conformamos, de todo corazón.

Para nosotros también terminó, pero no lo menciono en el tono que ese directivo lo hizo, lo digo con la certeza que cerramos el año con números favorables, el 2009 es el mejor año de los últimos seis años. Terminamos vendiendo alrededor de 22,000 tm más con respecto del 2008 (que ya venía precedido de un importante crecimiento), lo mejor de todo es que lo hemos hecho en un año de los llamados difíciles por todo lo que ya sabemos, y esto nos da una señal muy importante: si avanzamos con vientos en contra, seguramente seguiremos haciéndolo aún mejor cuando éstos soplen a nuestro favor.

¡Iniciamos una nueva década en este milenio y es un momento idóneo para revitalizar nuestro plan de vida, hagámoslo con entusiasmo, con la consigna de la superación permanente y el respeto a nuestro entorno, en todas sus facetas!

Tony


¡En MINSA, Somos Mejores! 4

Todavía tengo en la memoria, tendría entre 9 y 10 años de edad, cuando en casa mis padres escuchaban con sorpresa y preocupación al entonces Secretario de Hacienda y Crédito Público (Mario Ramón Beteta), anunciar la devaluación del peso mexicano y la implementación de medidas para disminuir su impacto: mayores impuestos y derechos, incremento en gasolina, energía eléctrica, etc., etc., etc. Desde aquel entonces la CRISIS ha estado latente en mi familia, en mi comunidad y en mi país. Surgiendo y escondiéndose, pero siempre ahí. Nuevamente, a finales de 2008 y durante todo 2009, volvió a hacer acto de presencia: ¿que si se originó fuera de México?, ¿Que si México estaba “preparado” para afrontarla? (según varios de nuestros funcionarios públicos), ¿que siempre no?; y finalmente, estamos entre los países a los que más ha golpeado. Ante esta panorámica, ¿Qué debemos hacer para enfrentar este 2010? •Desde el punto de vista laboral: poner nuestro máximo esfuerzo (tanto físico como mental), prepararnos día con día para ser mejores trabajadores, mejorar nuestras actitudes hacia los compañeros, mayor dedicación y empeño, etc. todo ello para conservar nuestros empleos y mejorarlos. •Desde el punto de vista personal: buscar la unión familiar, educar mejor a nuestros hijos, mantener un control estricto sobre nuestras finanzas personales (evitando gastos superfluos, comparando periódicamente precios, no dejarnos llevar por las campañas de consumo, ni por las “modas” ni por las “marcas”) y no dejar de agradecer a ese Ser superior por cada día de vida.

Como es de esperarse, la CRISIS también le ha pegado a MINSA, sin embargo, hemos estado preparados para enfrentarla: 2009 ha sido uno de los mejores años de su historia y queremos que también 2010 lo sea. ¿De qué depende? DE TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS. Nos podrán catalogar en el 2º lugar, pero habría que preguntarnos ¿Por qué?: ¿Por tener menos plantas que la competencia?, ¿Por vender menos?, ¿Por tener menos vendedores?, ¿Por tener menos bodegas?, todo ello no son más que razones CUANTITATIVAS; pero démosle un vistazo a las razones CUALITATIVAS: la calidad de nuestras harinas es superior, nuestra organización es más flexible, nuestros resultados por tonelada son mejores, nuestros vendedores están mejor preparados, nuestro personal está más calificado, en fin, SOMOS MEJORES, es decir, los NÚMERO 1. “Lo difícil no es llegar, sino mantenerse”, vuelvo a preguntar: ¿De quién depende? DE NOSOTROS Y SOLAMENTE DE NOSOTROS, no del jugador de la selección que falló el penal, ni del entrenador que no hizo los cambios adecuados, ni del funcionario público que no busca el bien del pueblo y se enriquece groseramente, DEPENDE DE LOS ACTOS, LA RESPONSABILIDAD Y LA ACTITUD, de los que estamos aquí y tenemos el destino en nuestras manos.

¡Mis mejores deseos para este año que comienza! Héctor Hurtado


HACIENDO EQUIPO

Segundo proceso de certificación 5

Hace aproximadamente 5 meses, el equipo FODI realizó por primera vez un periodo de evaluación con la finalidad de certificar los conocimientos de todo el personal, así como también detectar necesidades de capacitación. Uno de los resultados de este periodo de certificación fue el plan de capacitación desarrollado por cada jefe de área, basándose en los conocimientos que eran necesarios reforzar. Durante un periodo de 4 meses (de septiembre a diciembre) los jefes tuvieron la oportunidad de preparar a su personal impartiendo dichas capacitaciones. De esta manera, esta semana (del 18 al 23 de Enero) se realizará el segundo periodo de certificación para realizar las evaluaciones referentes a los CONOCIMIENTOS DE TU PUESTO.

¡Te invitamos a que te prepares y te acerques a tu jefe de área para solicitar capacitación!


¿SABIAS QUÉ?

Proceso de envasado 6

Cernido y Remolienda

Como lo hemos venido haciendo, en este boletín explicaremos la última etapa del “Proceso de elaboración de harina”. En el mes de diciembre explicamos que la harina una vez elaborada se almacena en los silos, hasta el momento en que será envasada, bajo un estricto control de cuidado. En nuestra empresa contamos con dos tipos de envasado: -Presentación granel (20 kg, 40 kg y 50 lb) -Presentación paquete (1kg) y fardos de 10 paquetes Limpieza del maíz

Molienda y secado

Almacenaje de harina en silos

Reciba de Maíz

Conservación de maíz en silos

Nixtamalización

Envasado de producto

Cada presentación tiene su propio proceso y sus especificaciones; sin embargo, en la siguiente página te presentamos un breve resumen de las dos:


7 Muestreos de calidad Alimentación del producto a saco (GRANEL) - El envasador granel toma el saco y lo coloca en la boquilla de la máquina envasadora. - Al accionar un mecanismo la máquina detiene el saco y descarga en automático la cantidad de harina necesaria. - Es pesado por la máquina, con el fin de verificar que se cumpla con los requisitos reglamentarios. - Después, los sacos (que ya contienen la harina) son cerrados en la parte superior por medio de una costura. - Finalmente, pasa por un aparato que imprime el No. de lote, con el objetivo de identificar el producto envasado, fecha y hora de elaboración.

Antes de iniciar el envase, es necesario verificar los inventarios y tipos de harina que hay en cada silo para saber de dónde descargar el producto.

Verificar calibración de máquinas

Es importante calibrar las máquinas envasadoras para cumplir con el rango aceptable de peso, determinado por la Norma Oficial Mexicana Vigente para contenido neto.

Alimentación del producto

Preparación para envasar

Alimentación del producto a paquete - Es necesario alimentar de papel la máquina que imprimirá el diseño del paquete, de acuerdo a la presentación que se empacará. Esta impresión lleva también el el No. de lote. - El papel proveniente de la impresora pasa a la máquina formadora de bolsas, la cual contiene plegadores y brazos dobladores para que el papel impreso adquiera la forma rectangular de una bolsa, para ser llenada de harina. - Los paquetes pasan por un dosificador para ser rellenados de harina, y por una banda con vibradores para compactar la harina y así facilitar su cerrado. - Los paquetes pasan un carrusel, donde por medio de dobleces y adhesivo sellará la bolsa. La misma máquina envasadora pesa automáticamente los paquetes para asegurar los requisitos de peso. - Los paquetes pasan a la máquina de enfardado (la cual previamente imprime el diseño del fardo), agrupa 10 paquetes de harina y los envuelve. - Finalmente, los fardos pasan por la máquina que imprimirá el No. De lote y caducidad.

Para asegurar los requisitos de peso, se realizan muestreos aleatorios por parte de los analistas de aseguramiento de calidad de envase.

Estibación del producto Se acomoda el producto que ya está terminado, en tarimas de madera o plástico. El acomodo puede variar, pero su finalidad siempre será evitar algún deterioro por el movimiento al trasladado.

Traslado a almacén El montacarguista traslada el producto terminado al almacén. El almacenaje de la harina lleva un control muy extricto para identificar el tipo de producto y fecha y así cumplir con el método PEPS (Primeras Entradas Primeras Salidas)


Somos Minsa L a Revista ENERO