Page 1


editorial / ESPECIAL VIAJAR CON NIÑos

EDITORIAL viAJAR CON NIÑOS QUE SEA UNA GRAN EXPERIENCIA DEPENDE DE TI

¿

¿Conoces a alguien que no se emocione con la palabra mágica “vacaciones”? La mayoría de las personas que conocemos, incluyéndonos, “saltan de alegría” cuando la escuchan y hacen mil planes sin siquiera haber definido cuándo, dónde o con quién serán esas vacaciones… Eso, en un principio, no importa. Uno sencillamente está feliz con la idea. Casi siempre que se habla de viajar la gente sonríe, se entusiasma, y hasta terminan suspirando profundamente, como cuando algo importante ocurre. Al principio parece un suspiro sólo de felicidad y alivio. Luego, de mucha expectativa y, finalmente, ese suspiro también tiene algo de preocupación. ¿De dónde vienen entonces esos asomos “inofensivos” de preocupación en un panorama que sólo pareciera tener diversión, descanso y/o aventura? La respuesta, creemos, es sencilla: vienen de la ansiedad y del deseo

de querer tener unas vacaciones muy buenas. De hecho, no nos digamos mentiras: en realidad, las queremos perfectas, así sepamos que eso es poco probable. Y ¿qué pasa cuando en esa idea de viaje perfecto nos acompañan niños? Conocemos algunas personas que disfrutan el viaje con las exigencias adicionales normales de viajar con chiquitos; otras familias se estresan más de la cuenta pensando qué hacer para que sus hijos se “porten a la altura”; hay mamás que están acostumbradas y no le ponen “mayor misterio” y otras personas no sólo aprecian, sino que además agradecen todas las ventajas de viajar con niños. Disfrutan su espontaneidad, su alegría, su frescura, su energía y su curiosa manera de ver las cosas. Este especial es una invitación a que seamos mamás, papás, tíos, tías, abuelos y abuelas que cuando piensan en la ecuación viajar + niños, puedan pensar = MAGIA Y DIVERSIÓN.

www.happilyimperfect.com 2


editorial

3


Antes del viaje / EN SUS MARCAS, LISTOS...

EN SUS MARCAS, LISTOS...

viAJAR: un eStilO de viDA

yo también viajo A la hora de viajar ten presente la personalidad, los hobbies y los gustos de cada persona que va. Sí, eso también te incluye a TI. Son tus vacaciones y tú también necesitas pensar cómo la puedes pasar bien, qué necesitas empacar, a dónde quieres ir, qué quieres probar, etc. 4

Tus prioridades a la hora de viajar también son precisamente eso: prioridades. Si tú estás bien y disfrutas el viaje, seguramente tus hijos también lo harán.


Antes del viaje

{

NO HAY QUE VIAJAR MUCHAS MILLAS PARA DESCUBRIR NUEVOS LUGARES Y NUEVAS EXPERIENCIAS Comienza por tu ciudad. Visita museos con tus hijos así sean pequeños. Ve a atracciones turísticas y también a lugares que puedan ser interesantes, aunque no sean tan conocidos.

Si nunca nos desconectamos de nuestros dispositivos electrónicos, ¿cómo esperamos que de repente ellos lo hagan durante las vacaciones? Si nunca caminamos en familia, visitamos museos ni vamos a eventos culturales o deportivos, ¿cómo esperamos que ellos los disfruten cuando estamos fuera? No podemos esperar que de la noche a la mañana los niños estén preparados para viajar porque, a veces, esto es algo CAMINA EN FAMILIA Este es un gran que toma tiempo, requiere apoyo, ejercicio y también una forma de compartir paciencia y ejemplo.

tiempo de calidad. Es, además, una oportunidad interesante de ver el lugar donde vives con una nueva perspectiva.

Para las personas a las que les gusta realmente viajar todo lo anterior se convierte en su día a día, es un estilo de vida que les ayuda a ser prácticas, flexibles y mantenerse curiosas. Este estilo de vida, además, es un legado que podemos dejarles a nuestros hijos y, al mismo tiempo, compartir y disfrutar con ellos.

{

DESDE PEQUEÑOS ENSÉÑALES A TUS HIJOS A COMER DE TODO Ensaya comidas diferentes. Prepara recetas de varias partes del mundo. Cuando comas con tus hijos por fuera, ve más allá del menú infantil; invítalos a que prueben otras comidas.

{

{

{

Por ejemplo, si nunca les ofrecemos comidas diferentes en nuestra casa, ¿cómo podemos obligarlos a probarlas cuando viajamos?

5

{

A

veces no somos justos con las expectativas que tenemos de nuestros hijos cuando se trata de viajar. Puede que nos molestemos porque no actúan como “deberían” cuando, en realidad, depende de nosotros mismos prepararlos.


Antes del viaje / EN SUS MARCAS, LISTOS...

PREPARANDO EL VIAJE

destino plata contante y sonante

Escojan el destino en familia.

Haz tu sueño de viajar parte de tu ahorro mensual. Sé realista y elabora un presupuesto. $ Busca ofertas y pide recomendaciones de conocidos. $ Sé flexible. Si tienes hijos pequeños aprovecha la temporada baja. $ Disfruta millas acumuladas, programas de lealtad y otros descuentos especiales.

6

Los niños disfrutan cosas sencillas como el agua, ver animales y caminar. Ten eso en cuenta para escoger. Combinen actividades intensas con otras más relajadas. Lean libros, artículos, vean películas y fotos del lugar que van a visitar. Si aplica, enséñale a tus hijos algunas palabras en el idioma del lugar que van a visitar.


Antes del viaje

documentos la salud es lo primero... y lo segundo también Ten al menos dos copias de cada documento importante, incluyendo el itinerario. Deja un paquete con alguien más y el otro llévalo aparte de los originales. Asegúrate de que tú y los niños estén sanos. Si alguien usa gafas o lentes, lleven un par adicional. Verifca que las vacunas estén al día y si se necesitan algunas adicionales. En zonas con malaria, tomen precauciones. Por ejemplo: usen manga larga, repelente, medias y zapatos y duerman bajo un toldillo. Si se necesitan medicinas especiales, lleva suficiente, junto con la fórmula traducida. Anota el tipo de sangre de quienes viajan e información para casos de emergencia.

CuANDO CAMBIAS DE HuSO HORARIO

Presta atención a lo que firmes. Lee cuidadosamente la letra menuda. Revisa la cobertura de los seguros que tienes. Si vas a manejar, asegúrate que tu licencia esté vigente. Además, familiarízate con las normas de tránsito.

La planeación es muy útil y más aún si involucramos a nuestros hijos. Recuerda que el plan es solo una guía. Los recuerdos no se pueden planear, así que deja espacio para la espontaneidad. Sé flexible y disfruta el viaje.

El jet lag ocurre por el desequilibrio entre el reloj interno del cuerpo y los cambios de horario cuando estamos en zonas diferentes a la que habitualmente habitamos. Puede haber cansancio, irritabilidad y cambios en el sueño. Para sentirse mejor, planeen llegar en la tarde, ajusten comida y sueño al nuevo horario y eviten la cafeína y las bebidas alcohólicas.

¡El sol y los líquidos ayudan a que el cuerpo se adapte mejor! 7


A EMPACAR SE DIJO

E

l mejor consejo para empacar es: hazlo con suficiente tiempo, escuchando música que te guste y con la ayuda de tu familia. Tener una lista en un lugar visible te ayudará a asegurarte de que llevas todo lo que necesitas.

LA MALETA DE LOS MÁS CHIQUITOS Deja que tus hijos empaquen un morral con sus cosas favoritas. Revisa que no esté muy pesado y que sea cómodo. Recuérdales llevar:

Uno o dos juguetes Colores, crayolas, plastilina Un suéter Una cobija pequeña Algo para tomar


Antes del viaje

viajar cómodo no tiene precio

LA bolsa de las sorpresas Llevar una bolsa llena de sorpresas divertidas para mantener a los chicos entretenidos durante el viaje puede ser un salvavidas. Puedes llevar:

Usa ropa de fibras naturales como el algodón que es muy fresco. Evita fibras sintéticas que puedan ser inflamables.

Diferentes juegos de cartas

Ponte pantalones cómodos con bolsillos para esas cosas pequeñas que necesitan un sitio (llaves, vueltas, chicles, etc.)

Juegos magnéticos pequeños como scrabble o ajedrez Plastilina JUGUETES PEQUEÑOS Dulces o caramelos sorpresa

Para el vuelo lleva una chaqueta o suéter ligero.

Los niños deben usar zapatos que cubran bien sus pies para casos de emergencia, pero fáciles de quitar en los chequeos de seguridad. A los bebés, ponles ropa vieja durante el vuelo (más aún si es un trayecto largo).

NO OLVIDES Coche pequeño Te va a servir en sitios muy llenos o con calles no aptas para que tus hijos caminen.

Un look elegante para alguna ocasión especial

Suficientes pañales para los bebés y para los chiquitos que están aprendiendo a ir al baño.

Impermeable

9


Antes del viaje / EN SUS MARCAS, LISTOS...

2

8

Tu MORRAL

6

Antes de escoger tu bolso de mano para un viaje en avión consulta las condiciones de cada aerolínea (Peso, dimensiones y objetos permitidos).

Lleva un bolso o morral cómodo, resistente, fácil de cargar y ojalá también fácil de diferenciar.

Nunca pierdas de vista tu bolso. Trata de no quitártelo.

Si viajas con niños pequeños o bebés, escoge un bolso amplio, resistente y que se pueda limpiar fácilmente.

1 10

ACUERDOS Antes de viajar acuerda con tus hijos algunas cosas que los puedan ayudar a tener un viaje cómodo y tranquilo. Por ejemplo: horarios de descanso, manejo de dispositivos electrónicos, espacios familiares y presupuesto para antojos. Incluso, ¿por qué no firmar un acuerdo en algún papel bonito? (Mejor aún si está decorado por tus propios hijos). 10

3

4


Antes del viaje

1 Una muda extra para

los niños y una para ti

9

2 Objetos de valor, como cámara y otros dispositivos electrónicos

3

7

Un atomizador pequeño con agua para refrescar la cara porque el aire en los aviones es seco

4 Humectante para los labios 5 Comida y agua 6 Algo para leer 7 Un cuaderno para tomar notas 8 Música

11

5

9 Maquillaje y joyas sencillas 10 Documentos 11 Bolsas, kleenex y

toallitas húmedas

12 Juegos sencillos y

colores para tus hijos

5 1

Aunque suene imposible, no llenes demasiado tu morral para que encuentres fácilmente lo que necesites. Si tienes bebés utiliza tu morral como pañalera y cartera. Así tendrás que cargar una sola cosa.

? PREGUNTAS 11

MUCHAS VECES EN EL AFÁN DE EMPACAR Y PREPARAR UN VIAJE, NO NOS SENTAMOS UN RATO CON NUESTROS HIJOS PARA ESCUCHAR SUS DUDAS RESPECTO AL VIAJE. COMPARTE CON ELLOS UNOS MINUTOS TRANQUILOS, TOMÁNDOSE O COMIENDO ALGO RICO, Y DARLES RESPUESTAS CLARAS Y OPORTUNAS. 11


Durante el viaje / NOS FUIMOS

En un viaje, ya sea en avión, tren, bus o carro, tu actitud y paciencia con los niños pueden hacer la diferencia entre un trayecto estresante y uno agradable.

LOS NIÑos NO SON ADULTOS

¡NOS FUIMOS!

¿

Alguna vez has escuchado la expresión “al pan, pan y al vino, vino”? Es un dicho aparentemente obvio y fácil de aplicar, ¿cierto? Sin embargo, cuando se trata del nivel de exigencia que a veces tenemos con los niños pareciera que le damos al pan, vino, y al vino, pan. Día a día se presentan situaciones en las que les pedimos a los niños actitudes y comportamientos de adultos. Es como si, de repente, olvidáramos que cada niño está viviendo su momento y que debería dar y divertirse según su edad. Ni más ni menos. Si los tratamos como niños, seguramente disfrutaremos más de su compañía y espontaneidad. Esta “regla de oro” con los chiquitos es clave a la hora de viajar. Además, verlos y respetarlos como niños nos facilitará: • Entender cuando les da sueño de repente o si un día quieren caminar y otro, sencillamente, no. • Ser más pacientes si hacen pataletas por cosas que parecen insignificantes para nosotros, pero que para ellos no lo son.

12

• Enseñarles a disfrutar los viajes explicándoles que hay cosas que no son fáciles de cambiar y otras que, aunque quieran, no siempre pueden hacer.


Durante el viaje

Llega temprano al aeropuerto para evitar carreras.

Escucha con tus hijos el mensaje de seguridad al inicio del vuelo y habla con ellos al respecto.

Durante el vuelo es mejor que los niños siempre tengan el cinturón de seguridad. Para entretenerlos sentados ten juegos a la mano.

En las nubes Si tu hijo está sentado en el pasillo revisa que sus manos y piernas no se salgan de la silla. Así se pueden evitar accidentes con los carritos de comida.

Si el vuelo es largo y van a pasar la noche en el avión, trata de seguir con los niños la rutina de sueño. Ponles pijama, lávales los dientes, léeles un cuento.

SEGUROS Y TRANQUILOS

E

n un viaje a veces estamos tan ocupados que podemos bajar la guardia y olvidar que aún en vacaciones la seguridad debe ser una de las prioridades. Ten en cuenta: • Compartir medidas de seguridad con los niños. • Enseñarles a tus hijos palabras clave para pedir ayuda en el idioma del país que visitan. • Acordar puntos de encuentro.

• Conocer los teléfonos de emergencia y compartirlos con tus hijos. • En lugares donde haya multitudes, colocar en los bolsillos de los niños datos de contacto. También, un silbato pequeño en su ropa. Así, si se pierden, ellos mismos lo puedan usar para pedir ayuda. • Enseñarles a tus hijos que no deben aceptar comida ni bebidas de extraños. • Evitar hablar de temas personales o de planes e itinerarios con desconocidos.

• Utilizar taxis autorizados y, si es posible, pedirlos por teléfono. • No llevar mucho dinero en efectivo encima y evitar cambiarlo todo a la moneda local. Al pagar con tarjetas, mantenerlas a la vista. • Estar alerta ante personas que los puedan distraer con preguntas. • Evitar tours ofrecidos en la calle sin ningún tipo de respaldo confiable. • En el hotel, verificar que ventanas y balcones de la habitación estén asegurados.

Y, SOBRE TODO, SIGUE TUS INSTINTOS. 13


Durante el viaje / NOS FUIMOS

14


Durante el viaje

15


Durante el viaje / NOS FUIMOS

¡A divertirse!

C

ada momento del viaje puede ser una aventura. Tanto lo planeado como cuando hay tiempo libre o hay que cambiar actividades por el clima. En estos ratos pueden: Inventar una obra de teatro. Organizar una fiesta en la habitación del hotel con bombas y torta.

16

Adivinar diferentes comidas probándolas con los ojos cubiertos. Jugar a completar historias construyéndolas por turnos.

y por qué no...


Durante el viaje

MERECIDO DESCANSO

s

i hay algo que se puede hacer en cualquier destino es DESCANSAR. Muchas veces escuchamos decir que "uno llega más cansado de las vacaciones”. ¿Es eso necesariamente cierto? Puede que sí, puede que no. Nadie va a negar que los aeropuertos son agotadores, así como muchas horas de vuelo en un avión. Sin embargo, ¿qué tal si uno se propone, cuando lo necesita y cuando quiere, descansar… realmente descansar? Compartimos algunas ideas para lograr ese merecido descanso durante el viaje:

Desde el principio puede ser útil decirles a los niños que siempre habrá un rato de descanso durante el día. Así es más fácil que ellos respeten la rutina y “recarguen baterías”.

Respetar las horas de sueño que nuestros hijos y nosotros necesitamos. Esto no implica tener horarios estrictos. Lo importante es dormir el tiempo suficiente.

Tener ratos libres sin actividades planeadas es una forma inteligente de descansar. Deja también que tus hijos se relajen.

Considerar la ayuda de un amigo, familiar o niñera cuando sea posible.

Decirles a los niños que en el momento en que se sientan cansados, avisen. El tiempo en silencio o tranquilo es importante para poder absorber lo que hemos observado y vivido.

yo también viajo Toma tiempo para ti. Durante el viaje, también haz tus cosas. Puede ser descansar en una hamaca, leer o dormir un rato, salir de compras,

tomarte un café, tomar el sol, visitar un museo, hacer ejercicio o sencillamente estar un rato a solas. 17


DESPUÉS... / LA MAGIA DE RECORDAR

LA MAGIA DE RECORDAR

LA MAGIA DE RECORDAR

P

18

uede que después del viaje tengas muchas cosas por hacer. Aun así, deberías sacar tiempo para organizar una de las partes más lindas del viaje: los recuerdos. Formas de hacerlo hay muchas. Lo importante es que elijas con tus hijos una que realmente disfruten. Aquí van algunos ejemplos:

BAÚL DE TESOROS

Si durante el viaje recolectaron tiquetes, servilletas marcadas, conchitas, entradas, notas o cosas que les recuerden algo especial, cada niño puede escoger una caja o baúl para ir guardando con cuidado esos recuerdos que se van convirtiendo con el tiempo en verdaderos tesoros.

COLECCIONES

Una forma práctica de recordar los viajes es teniendo colecciones de cosas pequeñas, fáciles de empacar y que no ocupen mucho espacio en las maletas. Pueden ser imanes para la nevera, llaveros, pocillos pequeños o lápices.

MAPA DE VIAJES

Tener un mapa grande del mundo o de tu país, que puedan colocar en alguna parte visible en la casa, es una manera didáctica de ubicar con los niños los lugares que han visitado. Lo pueden hacer juntos colocando estrellas... Es emocionante empezar a ver estrellas en el mapa y planear el próximo destino.

TEN PRESENTE QUE Para los niños más pequeños es muy valioso que en un futuro puedan ver estos recuerdos. Es interesante compartir experiencias. Los niños pueden llevar al jardín o al colegio algunos dulces típicos del lugar que visitaron. Si recibiste un servicio increíble o conociste a alguien especial durante el viaje, sería grato tener un detalle una vez hayas vuelto a casa. Una llamada, un mail o una tarjeta pueden ser buena idea.


DESPUÉS...

ÚLTIMA PALABRA

N

o esperes a que tus hijos sean grandes para viajar con ellos… de pronto ya no van a querer ir o van a estar muy ocupados en sus propias cosas. Viajar juntos es una oportunidad para crear lazos fuertes y compartir lindos recuerdos. Aprende de tus hijos a vivir el momento, a disfrutar de los pequeños detalles y a observar mejor a tu alrededor. Convierte los viajes en una tradición familiar que se mantenga por generaciones. 19


www.happilyimperfect.com @happilyIam

Viajar con niños  
Viajar con niños  

Que sea una gran experiencia depende de ti

Advertisement