Page 1

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

SEMIOLOGÍA OFTALMOLÓGICA Dra. Marisa Cáceres de Benítez

INTRODUCCIÓN Con frecuencia el médico general es quien examina primero al paciente que presenta molestias oculares; por esta razón todo médico debe saber cómo practicar un examen oftalmológico básico para obtener e interpretar correctamente datos fundamentales. En ocasiones, la identificación rápida de un síntoma puede ser crucial para referir con prontitud al paciente con el oftalmólogo, lo cual a veces evita la pérdida irreversible de la vista. Los ojos no deben considerarse órganos aislados y examinarlos como si no tuvieran relación con el resto del organismo. Las enfermedades oculares se reflejan en otros partes el cuerpo, de igual manera que las enfermedades de otros sistemas pueden presentar importantes manifestaciones oculares; por ejemplo, la exoftalmía puede sugerir hipertiroidismo y la ptosis palpebral puede ser manifestación de miastenia grave (enfermedad neuromuscular autoinmune y crónica caracterizada por grados variables de debilidad de los músculos esqueléticos -voluntarios- del cuerpo). El propósito de esta revisión es poner en contacto al estudiante con los síntomas y signos oftalmológicos más frecuentes con los que se enfrentará como médico general.

ANAMNESIS DATOS DE FILIACIÓN Los elementos de identificación del paciente siempre son importantes en el razonamiento diagnóstico oftalmológico, sobre todo edad, ocupación y hábitos de vida. EDAD Durante el período de recién nacido se presentan con relativa frecuencia la oftalmía gonocócica neonatal que aparece como conjuntivitis purulenta casi siempre bilateral, con graves complicaciones oculares cuando no se trata oportunamente; el glaucoma congénito ( trastorno del ojo en el que el nervio óptico sufre un daño permanente lo cual afecta la visión y avanza a ceguera completa si no se trata. Se asocia a menudo, aunque no siempre, con un aumento de la presión del humor acuoso) que se manifiesta por fotofobia, epifora (lagrimeo), opacidad de la córnea y aumento del diámetro corneal; ambos deben diagnosticarse lo más pronto posible para que el tratamiento sea eficaz y evitar complicaciones. La dacriocistitis (inflamación del saco lagrimal) es otra afección común en este período.

1


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

El estrabismo (desviación de un ojo que tiene como característica que ambos órganos oculares no se dirijan al mismo objeto en el mismo momento, lo cual es ocasionado por esfuerzo desigual de uno o más de aquellos músculos que se encargan de mover los globos oculares, o bien, porque uno de ellos se paraliza) ocurre poco después del nacimiento o en la infancia y no debe confundirse con incoordinación motora ocular, que aparece hasta los tres meses de vida cuando el niño no fija correctamente los ojos. Ciertos tipos de neoplasias intraoculares, como el retinoblastoma se observan con mayor frecuencia en la infancia, así mismo en este período es alta la incidencia de conjuntivitis, blefaritis (inflamación del párpado), y xeroftalmía (sequedad de la çórnea) debida a carencia de axeroftol (vitamina “A”) la cual es una de las principales causas de ceguera en los países en vías de desarrollo. En la adolescencia, las causas más frecuentes de reducción de la agudeza visual son los defectos de refracción (miopía, hipermetropía) La miopía evoluciona de manera progresiva en la adolescencia y tiende a estabilizarse en la edad adulta. En los adultos, son más frecuentes las lesiones de origen laboral, dacriocistitis agudas, uveítis, melanoma de coroides. Los fenómenos de la senescencia están presididos por la presbicia (hipermetropía adquirida por la pérdida del poder de acomodación que se produce por la edad -después de los 40 años-), posiblemente el síntoma más precoz de que envejecemos: en cambio, la agudeza visual se deteriora poco, pudiéndose afirmar que por el solo hecho de la edad no puede perderse la visión, aún en la extrema vejez. La desaparición del panículo adiposo subcutáneo y la pérdida de la elasticidad de la piel próxima a las comisuras causa las llamadas vulgarmente “patas de gallo”, cuyos pliegues se fruncen al contraer el orbicular. También a causa de la progresiva disminución de la grasa orbitaria aparece el “hundimiento” senil de los ojos. Son frecuentes el entropión, pinguécula, gerontoxón (arco senil) cataratas, lesiones vasculares degenerativas de la retina, glaucoma y el epitelioma del párpado. OCUPACIÓN El trabajo en locales mal ventilados y con polvo favorece la blefaritis y la conjuntivitis y, según su índole, las contusiones, heridas, quemaduras (directas o por excesiva luz) y cuerpos extraños corneales (los más frecuentes), orbitarios e intraoculares, ya sea metálicos (los oxidables son los más dañinos) como el hierro (motivo de siderosis) o el cobre: o no metálicos de naturaleza mineral (vidrio, plástico), vegetal (astillas de madera) o animal (pelos, partículas óseas). Los que trabajan con soldadura autógena y los artistas de cine y televisión presentan con cierta frecuencia diversos grados de la llamada 2


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

“oftalmía eléctrica”, cuyo signo más evidente es la dificultad para abrir los ojos a causa del edema palpebral. HÁBITOS DE VIDA En la avitaminosis “A”, destacan los síntomas oftálmicos con falta de la secreción lagrimal, sequedad de la córnea, xeroftalmía (sequedad de la conjuntiva) y queratomalacia (reblandecimiento de la córnea) consiguientes; además de la hemeralopia (disminución de la visión en la penumbra) por menoscabo regenerativo de la púrpura retiniana, trastornos de la visión cromática y escasa resistencia a las infecciones; ocasionalmente se encuentran engrosamientos de la conjuntiva lindante de la córnea, en forma de placas triangulares de color blanco amarillento y aspecto escamoso (manchas de Bitot Fig. 1).

Fig. 1 Manchas de Bitot Pueden dañar el aparato ocular algunos deportes como el boxeo (heridas en la región supraciliar y el propio ojo) y la natación en piscinas, motivo de conjuntivitis vírica o química por las sustancias empleadas en su desinfección.

SÍNTOMAS Los principales síntomas de las enfermedades oculares son: astenopía (vista cansada), sensación de cuerpo extraño, dolor ocular, cefalea, prurito, lagrimeo o epifora, sensación de ojo seco, visión confusa lejana (miopía), visión confusa cercana (hipermetropía), visión confusa a cualquier distancia, pérdida de la visión ( ceguera o amaurosis), fotofobia (sensibilidad a la luz), escotomas (puntos ciegos) y diplopía (visión doble). ASTENOPÍA (VISTA CANSADA) Entre los síntomas subsidiarios de la astenopia cuentan la fotofobia, parpadeo aumentado (30 a 40 por minuto), blefaroespasmo, conjuntivitis con sensación de arenillas, secreción lagrimal anormal por exceso o defecto y cefalea. Entre sus causas podemos mencionar las de origen ocular tales como los defectos de refracción (hipermetropía, astigmatismo, miopía). Defectos de la motilidad ocular (exoforia: estrabismo divergente latente, endoforia: estrabismo convergente latente).

3


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

Y como causas generales descanso, embarazo y lactancia.

el exceso de trabajo y poco

También cuentan los factores ambientales: Iluminación (exceso, defecto, mal distribuida) color de la pintura del techo, paredes y hasta maquinaria. El predominio de los colores puros produce fatiga, como también los contrastes fuertes de colores, ya sea en los tabiques de separación en las mismas máquinas o el mobiliario. SENSACIÓN DE CUERPO EXTRAÑO Es una sensación desagradable, casi siempre acompañada de dolor, causada por la presencia de cuerpo extraño en la córnea, conjuntiva bulbar o conjuntiva palpebral, pestañas volteadas hacia adentro rozando la córnea (triquiásis) inflamación corneal (queratitis) por lesiones abrasivas de la córnea y conjuntivitis. DOLOR OCULAR Puede ser debido a blefaritis, glaucoma, irítis, queratitis, cuerpo extraño en la córnea etc. CEFALEA La cefalea de origen ocular por lo general se localiza en la región frontal, de localización periorbitaria y retroocular; se manifiesta al final del día, principalmente después de trabajos donde se emplea mucho la visión cercana; cede durante el sueño excepto si se trata de procesos inflamatorios de la úvea o glaucoma (en este último caso, por aumentar la tensión intraocular debida a la estasis venosa y la dilatación de las pupilas por la oscuridad). Puede presentarse en defectos de refracción, procesos inflamatorios de los ojos y sus anexos. PRURITO Si es muy intenso casi siempre es signo de alergia, pero también puede deberse por ejemplo a blefaritis o conjuntivitis alérgica. LAGRIMEO Ó EPIFORA Ocurre por secreción excesiva de lágrimas o por drenaje defectuoso de las mismas. Las principales causas patológicas son la conjuntivitis, queratitis, obstrucción de la vía lagrimal excretora, presencia de cuerpo extraño y glaucoma congénito. SENSACIÓN DE OJO SECO El paciente siente como si el ojo no tuviera lágrimas, sensación que empeora con el sueño. Ocurre en el síndrome de Sjôgren (enfermedad autoinmune sistémica que se caracteriza por afectar principalmente a las glándulas exocrinas que conduce a la aparición de sequedad), en la conjuntivitis crónica por exposición de la conjuntiva bulbar debido a la versión hacia afuera del borde palpebral (ectropión).

4


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

TRASTORNOS DE LA VISIÓN VISIÓN LEJANA CONFUSA Este síntoma se debe, por lo común, a la miopía (defecto visual en el que la mayor refracción del ojo hace que la imagen de objetos distantes se forme antes de llegar a la retina), es frecuente en niños, quienes no suelen darse cuenta del defecto. Para mejorar su visión, adoptan generalmente un gesto característico, en el que arrugan los párpados y la nariz. VISIÓN CERCANA CONFUSA Este síntoma se puede encontrar por ejemplo con el uso de atropina, presbicia e hipermetropía (estado del ojo en el cual los rayos luminosos paralelos forman un foco más allá de la retina). VISIÓN CONFUSA A CUALQUIER DISTANCIA Este síntoma requiere un examen oftalmológico completo, pues nos enfrentamos a la posibilidad de astigmatismo (defecto de la curvatura de los medios refringentes del ojo que impide la convergencia en un solo foco de los rayos luminosos de diferentes meridianos), cataratas, glaucoma o lesiones de la córnea, vítreo, retina, nervio óptico o vías ópticas superiores. PÉRDIDA SÚBITA O PAULATINA DE LA VISIÓN DE UN OJO La pérdida súbita sin dolor ni otros síntomas se observa en oclusión de la arteria central de la retina. Se trata casi siempre de personas ancianas, y no es raro que el episodio ocurra de noche, de modo que el paciente despierta ciego de un ojo. La amaurosis (ceguera) gradual puede deberse a oclusión de la vena central. Si la pérdida de la visión se acompaña de dolor intenso puede deberse a glaucoma agudo o iritis aguda. PÉRDIDA INTERMITENTE DE LA VISIÓN UNILATERAL La pérdida intermitente de la visión unilateral por unos pocos minutos de duración, es síntoma que revela insuficiencia de la arteria basilar y/o carótida. VISIÓN CONFUSA INTERMITENTE EN AMBOS OJOS Si los intervalos de visón confusa son de varias horas o hasta de un día, es posible que se trate de diabetes, pues las fluctuaciones de la glucemia repercuten en la densidad del cristalino, lo que provoca variaciones en el poder de refracción, a veces hasta de tres dioptrías. FOTOFOBIA Se debe a inflamación de la córnea, ausencia de cristalino (afaquia), albinismo ocular, etc.

5


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

ESCOTOMA Es una región de ceguera parcial o completa dentro de campo visual normal o relativamente normal. El punto ciego situado a 15° fuera del sitio de fijación es un escotoma fisiológico que corresponde a la entrada del nervio óptico. Los escotomas pueden ser unilaterales o bilaterales. Se menciona como causas de los mismos el glaucoma crónico simple, lesiones en el quiasma óptico y edema papilar entre otros. DIPLOPÍA Es el resultado de la falta de alineación de los globos oculares que se manifiesta en la visión binocular y desaparece al ocluir uno y otro ojo en forma alternativa. Impone un completo examen neurológico y oftalmológico, pues puede indicar un trastorno cerebral grave; también aparece a causa de paresia de alguno de los músculos extraoculares.

SIGNOS CEJAS Las cejas pueden perderse totalmente en afecciones causantes de alopecia total. Una pérdida parcial de su cola se ha descrito como característica del hipotiroidismo. PÁRPADOS, BORDE CILIAR Deben examinarse primero cerrados y luego abiertos. Los párpados son asiento frecuente de edema (Fig. 2 y 3) por la laxitud de su tejido subcutáneo, que les permite distenderse ampliamente; puede llegar al extremo de presentarse como una tumefacción saliente, y la hendidura palpebral, transformarse en una línea escasamente reconocible. Se produce por causas generales que incrementan la acumulación de líquido en el espacio intersticial (p. ej., síndrome nefrótico) en cuyo caso es bilateral y simétrico, muy intenso al despertar y atenuado con el correr del día por transferencia hacia las zonas de declive (miembros inferiores).

Fig. 2 Edema palpebral

Fig. 3 Edema palpebral unilateral

6


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

En el mixedema hipotiroideo no se modifica con la postura y acompaña a la facies hipotiroidea característica. El edema palpebral de causas locales puede ser asimétrico (picaduras de insectos, traumatismos, infecciones intraorbitarias y extraorbitarias). Es importante reconocer si su origen es inflamatorio (rubicundez, dolor, aumento de temperatura). Los hematomas de los párpados (generalmente extendidos a regiones periorbitarias), con edema o sin él, se deben a traumatismos locales. Debe diferenciarse del hematoma por fractura de la fosa anterior de la base del cráneo, que queda delimitado por la aponeurosis palpebral al reborde orbitario en forma circular y tiene un color purpúreo desde el comienzo (“ojos de mapache” Fig. 4).

Fig. 4 “Ojos de mapache” El epitelioma basocelular (tumor de la edad avanzada que aparece casi siempre en las partes expuestas de individuos ancianos) es frecuente, se ubica en el párpado inferior y tiene el aspecto de una pápula brillante con el centro ulcerado. (Fig. 5)

Fig 5 Epitelioma basocelular El ectropión, es la eversión del párpado (Fig. 6 y 7) obedece a una reacción cicatrizal o a parálisis del orbicular de los párpados. La acompañan blefaritis y epífora.

Fig. 6 Ectropión

7


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

Fig. 7 Ectropión El entropión (Fig. 8 y 9) es la inversión del borde palpebral causada por afecciones conjuntivales retráctiles (p. ej., quemaduras) o por hipertonía del músculo orbicular. El roce de las pestañas contra la conjuntiva bulbar puede ser extraordinariamente molesto.

Fig. 8 Entropión

Fig. 9 Entropión

8


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

La triquiais (Fig. 10) es la dirección de las pestañas hacia la conjuntiva ocular, a la que irritan: es consecutiva a un entropión ordinariamente.

Fig. 10 Triquiasis La ptosis palpebral (descenso o caída palpebral Fig. 11 y 12) puede ser unilateral (parálisis del III par creaneano) o bilateral (miastenia gravisenfermedad neuromuscular autoinmune y crónica caracterizada por grados variables de debilidad de los músculos-), en general asimétrica. El lagoftalmos es la oclusión incompleta de los párpados causada por exoftalmos (protrusión del globo ocular) o parálisis facial periférica.

Fig. 11 Ptosis palpebral

Fig. 12 Ptosis palpebral

9


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

El borde libre de los párpados puede ser asiento de infecciones (blefaritis Fig. 13 y 14) agudas o crónicas, que se manifiestan por pequeñas costras descamativas.

Fig. 13 Blefaritis

Fig 14 Blefaritis El orzuelo es una protuberancia inflamatoria aguda, habitualmente estafilocócica, que afecta las glándulas de Zeis y Môll, localizado en el folículo piloso de una pestaña, doloroso, tenso, rojizo y saliente en el borde palpebral, que puede supurar en forma espontánea. (Fig. 15 y 16)

Fig. 15 Orzuelo

10


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

Fig. 16 Orzuelo El chalazión (calazio) es un tumor crónico del borde libre del párpado secundario a la obstrucción de una glándula de Meibomio a consecuencia de la obstrucción de su conducto. Hace procidencia en la cara interna del párpado y no en el borde, es indoloro, a diferencia del orzuelo, (Fig. 17 y 18)

Fig. 17 Chalazión

Fig. 18 Chalazión

La dacriocistitis es la inflamación del saco lagrimal; se presenta como una tumefacción entre el párpado inferior y la nariz puede ser aguda o crónica; el lagrimeo es constante y su compresión provoca extrusión de líquido hacia el párpado superior. (Fig. 19)

Fig. 19

Dacriocistitis

11


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

La dacrioadenitis es la inflamación de la glándula lagrimal. (Fig. 20)

Fig. 20 Los xantelasmas son placas amarillentas ligeramente salientes, con límites netos, que aparecen en la porción nasal de uno o ambos párpados. No se corresponden necesariamente con dislipidemias, pero suscitan ansiedad en los pacientes no sólo por razones estéticas, sino también porque se los presupone un signo de de enfermedad grave. (Fig. 21 y 22).

Fig. 21 Xantelasmas

Fig. 22 Xantelasma

GLOBO OCULAR 12


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

Se debe examinar con detenimiento el tamaño, protrusión y simetría de los globos oculares. El exoftalmos es la protrusión del globo ocular, y puede ser unilateral o bilateral. El exoftalmos bilateral es muy frecuente en el hipertiroidismo y puede adquirir proporciones muy importantes (exoftalmía maligna), con el riesgo de graves lesiones corneanas. La forma unilateral, menos frecuente, obliga a pensar en tumores, aneurismas, quistes o procesos infecciosos retrooculares. (Fig. 23)

Fig. 23 Exoftalmos

El enoftalmos (hundimiento anormal del ojo) se observa en pacientes deshidratados. Nistagmo es el nombre con el cual se designa al movimiento ocular rítmico e involuntario, casi siempre biocular que se presenta principalmente en la mirada lateral externa. Atendiendo a su causa puede ser ocular o vestibular. CONJUNTIVAS, CORNEA, IRIS, PUPILAS, CRISTALINO La disminución del su tono rosado a palidez de la conjuntiva es un signo de anemia. A través de la conjuntiva bulbar se reconoce el color amarillo de la esclerótica ictérica, que se hace más evidente al iluminarla con luz natural. La quemosis es el edema inflamatorio o no inflamatorio de la conjuntiva bulbar. (Fig. 24)

Fig. 24 Quemosis

En la conjuntivitis, se observa un enrojecimiento con inyección conjuntival y dilatación vascular de predominio periférico, con secreción serosa, mucosa, mucopurulenta o fibrinosa. Aparece en muchas enfermedades 13


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

infecciosas o alérgicas. Se debe diferenciar de otras afecciones que se presentan con el ojo rojo. (Fig. 25, 26, 27 y 28). (Ver cuadro de síndrome de ojo rojo).

Fig. 25 Conjuntivitis

Fig. 27 Conjuntivitis purulenta

Fig. 26 conjuntivitis

Fig. 28 Conjuntivitis gonocóccica neonatal

La hemorragia subconjuntival (Fig. 29) motivo frecuente de consulta, se presenta como un área homogénea rojiza, netamente demarcada, que en pocos días se torna amarillenta y desaparece luego sin ningún otro signo. Por lo general es intrascendente (pequeños traumatismos, aumento súbito de la presión venosa, etc.) y no depende del aumento de la tensión arterial, como temen los pacientes, alarmados por la espectacularidad del signo.

Fig. 29 Hemorragia subconjuntival

14


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

La pingûécula es un engrosamiento conjuntival triangular amarillento, graso, avascular, que puede observarse a ambos lados de la córnea. (Fig. 30 y 31). Aparece en la edad avanzada y carece de significación clínica. El observador inexperto puede confundirla con ictericia.

Fig. 30 Pingûécula

Fig. 31 Pingûécula

El pterigión es un engrosamiento vascularizado de la conjuntiva en forma triangular, que aparece en ambos ángulos del ojo y puede invadir la córnea. (Fig. 32)

Fig. 32 Pterigión La córnea debe examinarse mediante una iluminación oblicua. Se puede reconocer el arco corneano (gerontoxon o arco senil), anillo blanco-

15


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

grisáceo ubicado por dentro del limbo, que aparece en la edad avanzada y no tiene significación patológica. (Fig. 33)

Fig. 33 Gerontoxon

El arcus juvenilis (embriotoxon) anillo periférico blanquecino, separado de la esclera por una zona clara, se presenta en una edad temprana (30 a 40 años de edad) puede sugerir dislipidemias. La queratitis (Fig. 34 y 35) cualquiera que sea su causa (traumática, inflamatoria, etc.) se manifiesta por intenso dolor, fotofobia, lagrimeo o epifora, blefaroespasmo y disminución de la agudeza visual. La córnea aparece deslustrada, como cubierta por un vaho, a veces ulcerada y supurante. Rodeando su limbo se encuentra un anillo rojizo, formado por la dilatación de los pequeños vasos ciliares anteriores, de disposición radiada y rectilínea.

Fig. 34 Queratitis

Fig. 35 Queratitis

16


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

Las nubéculas (opacidades tenues en la còrnea) y los leucomas (blancos) usualmente se deben a lesiones cicatrizales de la queratitis que se hacen crónicas. (Fig. 36)

Fig. 36 Nubéculas

La iritis aguda se inicia con una inyección periquerática acompañada de dolor moderado y fotofobia. La visión disminuye, no hay secreciones, la pupila es pequeña (miótica) y a veces irregular (discoria) la córnea puede observarse levemente “nubosa” (Fig. 37 y 38). Puede presentarse después de un traumatismo local, procesos virales (herpes zoster) entre otras.

Fig. 37 Iritis

Fig. 38

Iritis

Las pupilas normales son centrales, circulares, iguales entre sí y simétricas. La discoria se produce por adherencias del iris al cristalino en las uveítis ( inflamación de la úvea, lámina intermedia del ojo situada entre la esclerótica y la retina, consta de tres estructuras: el iris, el cuerpo ciliar y la coroides Ectopía es la ubicación excéntrica; acoria, su ausencia; policoria, la existencia de varias pupilas. El diámetro pupilar normal es de 2 a 5 mm., su disminución se denomina miosis y su aumento midriasis. (Fig. 39). Anisocoria es la desigualdad en el tamaño de las pupilas. (Fig. 40)

17


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

Miosis

Midriasis Fig. 39

Fig. 40 Anisocoria

Leucocoria es una palabra que deriva del griego y que literalmente quiere decir “pupila blanca” (Fig. 41). Este término es utilizado en pacientes generalmente pediátricos, en los cuales se observa una masa blanquecina detrás de la pupila, o en los que a la exploración no se observa el reflejo rojo del fondo normal y en su lugar se observa un reflejo blanquecino. Fig. 41 Leucocoria

La leucocoria puede atribuirse a diversas causas, siendo las más comunes catarata, retinoblastoma y desprendimiento de la retina. Si se ilumina la pupila en forma tangencial para ver el iris, se debe investigar la formación de una sombra semilunar en el lado opuesto (signo del eclipse). Esto sucede cuando el iris se proyecta hacia delante y forma un ángulo inusualmente cerrado con la córnea en lugar del ángulo abierto normal. Este ángulo estrecho aumenta el riesgo del glaucoma de ángulo cerrado, cuando se bloquea el drenaje del humor acuoso. En el glaucoma agudo, la pupila se dilata y la córnea se torna opaca y nubosa, adquiriendo un color verdoso característico (de allí deriva su nombre – glaucos: verde-). Se observan vasos dilatados alrededor del iris que se 18


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

disponen en forma radiada, no aparecen secreciones, el dolor es intenso, la visión está disminuida y requiere tratamiento urgente. (Fig. 42)

Esquema de la fisiopatología del glaucoma

Fig. 42 Glaucoma

El tonómetro es el aparato utilizado para tomar la presión intraocular la cual normalmente oscila entre los 13 a 22 mmHg.

19


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

El cristalino debe observarse a través de la pupila en busca de opacidades grisáceas, causadas por cataratas, que pueden ser centrales y redondeadas o corticales periféricas en forma de manchas que apuntan hacia el centro. (Fig. 43 , 44 y 45).

Fig. 43 Fig. 44

catarata

Fig. 45 (gerontoxon o arco senil y catarata)

SÍNDROMES OFTALMOLÓGICOS SÍNDROME DE OJO ROJO CUADRO 1 Diagnóstico diferencial de “ojo rojo” Iritis aguda

Secreción

Glaucoma agudo No

Dolor

Intenso

Moderado

Visión

Mala

Córnea

Opaca por edema Midriasis

Regular o mala Puede estar edematosa Miosis

Vasos Sanguíneos

Dilatados alrededor del iris en forma radiada

Otros síntomas

Náuseas, vómitos

Pupila

Conjuntivitis aguda Clara o mucopurulenta

Hemorragia subconjuntival No

Sensación quemante Normal

No

Normal

Normal

Normal

Normal

Dilatados alrededor del iris en forma radiada

Dilatados, no llegan al iris y no tienen distribución radiada

Hemorragia localizada entre la conjuntiva y la esclerótica

Regular o mala Opaca, deslustrada Normal o miótica Dilatación de pequeños vasos ciliares anteriores, de disposición radiada y rectilínea.

No

No

No

No

No

Normal

Queratitis A veces secreción purulenta Intenso

20


UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS -C.U.M.FASE II TERCER AÑO, CICLO 2014 UNIDAD DIÁCTICA SEMIOLOGÍA MÉDICA II

DEFECTOS DE REFRACCIÓN (AMETROPIAS) Un ojo emétrope es aquel en el que los rayos luminosos que provienen de un objeto situado a más de 6 metros, después de atravesar el globo ocular, convergen exactamente sobre la retina cuando el ojo está en reposo. Los estados refractivos en los que la imagen no se forma correctamente en la retina se denominan ametropías, y son básicamente: miopía, hipermetropía, astigmatismo y las posibles combinaciones de éste con los anteriores. El astigmatismo como ya fue mencionado es un defecto de la curvatura de los medios refringentes del ojo que impide la convergencia en un solo foco de los rayos luminosos de diferentes meridianos. Su síntoma fundamental es la visión borrosa tanto de lejos como de cerca. Hay dos tipos fundamentales de astigmatismo: a) irregular, debido fundamentalmente a la falta de regularidades de la córnea, y b) regular, debido a que el sistema dióptrico del ojo no es esférico.

BIBLIOGRAFÍA: 1. Surós, Semiología Médica, 8va. Edición, editorial Masson. 2. Celeno, Semiología Médica, 3era. Edición, Mc Graw Hill Interamericana. 3. Argente, Semiología Médica, Editorial Médica Panamericana.

21

Doc oftalmo  

Documento de lectura Unidad Didactica de Semiologia Oftalmologica