Page 55

En mi caso ese microcosmos tiene su centro en la playa de Doniños, y no se extiende, salvo en contadas ocasiones, mucho más allá de los 8 kilómetros de costa que hay entre las playas de Doniños y San Jorge. Para otros, estoy seguro que esta unidad la conforman binomios como Esmelle-Ponzos, Campelo-Valdoviño o incluso Pantín-Villarrube. En invierno es distinto, y ese radio se ha de ampliar por necesidad un poco más, pero tampoco mucho: hacia el Norte, hasta la costa de Lugo; hacia el Sur, no más allá de la ría de Betanzos. Asumo esta excepción estacional para poder seguir disfrutando de buenas olas cuando los temporales convierten nuestras playas habituales en insurfeables. Solo en este caso, el hacer unos cuantos kilómetros en coche, está justificado. Hoy que está tan valorado viajar, este planteamiento puede parecer un tanto fuera de lugar, pero muchas veces pienso también en que para conocer realmente un lugar, y disfrutar plenamente de él, la clave está en persistir, en permanecer en él. Y no vale sólo con unos días, o incluso unos meses. Hace falta más tiempo. Y eso es lo que hago. Y aunque en nuestras playas los fondos sean de arena, y estén por tanto en continuo movimiento y sujetos a cambios constantes, es posible, a base de observar y surfear una y otra vez en estas olas, llegar a entender sus rompientes, sus corrientes, y sacarles todo el partido que nos pueden dar. Evidentemente exige atención, y en ocasiones supone un esfuerzo, pero la recompensa en forma de buenos baños, con aún poca gente en el agua, vale la pena. Ese “permanecer” te lleva también a conocer las leyendas, historias y particularidades del lugar en el que vives, lo que no solo te hace disfrutar más de ese lugar, sino que crea también un sentimiento de pertenencia muy profundo. Tras este poder de atracción estoy seguro que se encuentra la capacidad que en da en Galicia de que un lugar acumule múltiples valores. El tramo de costa entre Doniños y San Jorge no solo suma varias rompientes excelentes que funcionan con casi cualquier condición de viento. Aquí puedes encontrar también vestigios de nuestro pasado celta, historias y restos de numerosos naufragios, un castillo protagonista del desembarco, frustrado, de más de 15.000 ingleses en el año 1800, historias de héroes como la de Adolfo Ros, un pinar que es el paraíso de los aficionados al atletismo, un faro, plantas endémicas, caballos salvajes, un lago que esconde entre otros misterios una ciudad hundida, dragones que te llevan hasta las Islas Gabeiras, …

10 6 Hangten Magazine 55

Hangten Longboard Magazine N6  

Sri Lanka-Andrea Coleman-Mi primera vez en Europa

Hangten Longboard Magazine N6  

Sri Lanka-Andrea Coleman-Mi primera vez en Europa

Advertisement