Page 1

HALCONtigo

Adviento 13’

VIAJES

Adviento 13’

DISTINTA

UNA FORMA DE VIAJAR


tigo


A veces es inesperado...en medio de la vida cotidiana surge la idea, el plan, la oportunidad de salir y poner tierra por medio. Un día en plan excursión, a veces un fin de semana, si hay suerte nos pillamos el puente entero, si son vacaciones podemos disfrutar una semana, 10, 15 días, ¡un mes!, o tres… algunos se pasaron viajando años incluso. Y otros alcanzaron viajar sólo en sus sueños. Los hay que van solos, o en parejas, en familia, entre amigos, en plan grupo-organizado; a lo que salga o con todo previsto de antemano. Viajes culturales, de aventuras, típicos o exóticos, solidarios a veces. Moverse en el espacio y en el tiempo, adentrarse en la historia de hoy o retrotraerse al pasado... Pero para viaje, el de la VIDA, de este no se escapa nadie… por qué no sentirnos en este tiempo de ADVIENTO viajeros al estilo del Evangelio y recordar el “no llevéis nada para el camino: ni bastón ni alforja, ni pan ni dinero, ni dos túnicas” (Lc 9,3). Para dejarnos sorprender solo por la Palabra y la Vida que se entretejen formando en el día a día un plan de ruta extraordinario…


, O G I T N O C ar j a i v en s o m Quere aso, etapa a etapa.. paso a p po de ADVIENTO. este tiem


...cuatro sema nas Subir montaùa , cuatro lugares: s, viajar al inte rior, disponernos a sumergirnos e na refrescantes y llegar al Centro guas par luego‌ Salir de nuestra tierra h a acia esa otra que ÉL sie mpre nos mue stra.


conte

mplan

¿Y quién es Él?

Jesús de Nazaret Fran

do


¿Y quién es Él?, pues Jesú s, uno que irrumpió en nuestra hi storia, en medio de uno de los lu gares menos turísticos de aquel tiempo, en una casa humilde dond e casi ningún viajero querría hosp edarse pero que cautivó a nuestro Dios… sigamos sus pasos en este apasionante tiempo del AD VIENTO y dejémonos guiar por su Palabra escuchando los ecos de su historia que vuelve a hacerse nues tra historia.

ndo

ina cam


ESTO VA DE

GRATIS

s mortales lo e d n ú m o c l e ra Es verdad, pa s, la crisis je ia v e d s to s e s o p no son tiem do… pero ta re p a n ró tu in c l e nos tiene con siempre de a v R O M A l ¡e , s ti esto va de gra os es solo m e n o p ro p te e u q gratis! Este viaje de gestos, y s ra u rn te e d r, o cuestión de am e dejarnos d , s o rn a tr n o c n e y de perdernos os planes 5 tr s e u n r ja e d y r a ñ acompa de silencio. o c o p n u s o n o d n minutos regalá

I s e j a i V O G I T I N I O s C l e aj Ha i V O G I I I I T N s e O j C a l i a V H O G I T N O C l a H


Viaje cono mos jun a la I cidos y d tos, uni d crey glesia, a esconoc os a e toda ntes, a creyente idos, l más , especia a human s y no prim sufren y lmente idad a por e er viaje, después los que las p l camino transfor de este m alab ras d , sigamo ados s el M aest oyendo ro...

ino, e R l e hacia a lucha n e g i r en l os di n s o e n u al o q o . d d .. n n é i a j t a e , vi om compr y la Justicia s, errantes az do por la p s empobreci unciando la lo en e d no , d s e o a u t d q e a f l a o r m como p de este siste ando vías ci ón opresi VIDA y anun s para esta e la ivo permit inos alternat creación que y cam idad y esta en la o d n a j human ontinuar via beración. i c desea ria hacia la l Histo


Desde Halcontigo te proponemos una forma distinta de viajar, a través de un concepto nuevo de Tú-rismo. Tú mismo has de programar tu viaje, prepararlo todo y ponerte en camino. En nuestro catálogo puedes encontrar muchos destinos a los que dirigirte en este Adviento. Agrupamos nuestras propuestas por semanas, y para cada día podrás encontrar algunas recomendaciones y retos para tu viaje.

Algunos d ic de moda, en que ya están p as p siendo un ero las brújulas sig adas o u orientaci de los instrument en ón os ella enco más fiables… Jun de nt to a bíblicos q rarás cada día los te u de la Igle e nos propone la li xtos sia tu ayudarte . Perderte en ello rgia a encontr s puede arte.

Adviento te s e e d ra o n o s a La band artistas s o h c u m e d o rg a c corre a riencia y e p x e u s n la a g re s que no nuestros r a im n a ra a p d a id sensibil l Encuentro. pasos y provocar e o dejes de N ! s o ll e s o d to a s ¡Gracia vivir a Su y s e n io c n a c s la r a escuch ritmo.


Te invitar em algunas im os también a con te dejarte in ágenes y vídeos, y mplar terpelar p a or ellos.

tigo

Todo lo que te ofrecemos lo hemos recibido de alguien. Agradecemos a todos aquellos que consciente o inconscientemente han colaborado en este proyecto y pedimos disculpa si hemos abusado de la generosidad o de los “derechos” de alguien (canciones, imágenes, vídeos,…). Nos creemos de verdad eso de que “todo es de todos” y por eso también autorizamos y recomendamos la difusión de este catálogo...


Adviento 13’

DISTINTA

UNA FORMA DE VIAJAR


Subiendo montaĂąas 1-7 de diciembre

Viaja en el interior

8-14 de diciembre

Hacia aguas refrescantes 15-21 de diciembre

En el centro

22-25 de diciembre

ÂĄPonte en camino! 26-31 de diciembre


¡Subiendo

montañas!

Estamos invitados a pasar nuestra primera semana en la montaña. Allí donde el aire es más puro, donde los paisajes nos dejan embelesados, donde resulta más fácil el Encuentro. Sabemos que cada dos por tres Jesús subía al monte a orar… Subamos al monte con Jesús, no solo para orar, sino también para ver mejor como viven las gentes, para mirar con misericordia, para dejarnos contagiar por la fuerza y el estilo del Evangelio. ¿Preparado? ¡Pues a subir! (Ah, no olvides que en la lógica del Evangelio se sube bajando…)


16

1 diciembre

ยกPermaneced despiertos!


¡Con lo que nos gusta dormir! Sin embargo, dice el refranero que «quien mucho duerme, poco aprende». Y es verdad. Si viajas con intención de dormir mucho, es poco lo que vas a poder conocer, visitar o experimentar.

Is 2, 1-5 Sal 121 Rm 13, 11-14 Mt 24, 37-44

Así que la invitación es a estar despiertos, muy atentos, a tratar de reconocer Su presencia. Te dejamos para las rutas de hoy un poema de Fernando Pessoa que te puede ayudar a vivir con consciencia e intensidad.

Pon cuanto eres en lo mínimo que hagas Para ser grande, sé entero. Nada tuyo exageres o excluyas. Sé todo en dada cosa. Pon cuanto eres en lo mínimo que hagas, Así en cada lago la luna entera brilla, porque alta vive.


No hay mejor sitio que la alta montaña para entrenarte en confianza. Para superar sus dificultades hay que fiarse de la sabiduría de quien conoce el lugar, del material del que nos valemos y, sobre todo, de las propias capacidades. Por eso, en este paisaje, te invitamos a confiar, y a hacerlo al estilo del centurión que hoy nos acompaña: «Señor, basta que digas una palabra… me fío de ti… sé de qué eres capaz… ¡ya hemos salido de otras!» Oramos para que nuestra fe, nuestra confianza, no sea teórica, sino que se convierta en actitud de vida, en escucha atenta de los deseos de Dios, en entrega y servicio animados por el Espíritu. Hagamos caso a Isaías: «Venid, subamos a la montaña del Señor para que él nos enseñe sus caminos y nosotros sigamos sus senderos.»

Basta que digas una palabra…

Tengo Fe Nico Montero


19

Is 2,1-5 Sal 121 Mt 8, 5-11

2 diciembre


20

3 diciembre

ยกSed felices! Is 11,1-10 Sal 71 Lc 10,21-24

ยกSed felices! Ain Karem


Nos dice hoy Jesús: “Felices quienes vean lo que estáis viendo vosotros…” Así que disfrutemos de las vistas que nos ofrece la montaña. Y de paso aprovechemos para repasar el concepto de felicidad que nos ofrece Jesús. Y así, felices al estilo de Jesús, bailemos y cantemos en este día, veamos las cosas con una mirada nueva, llena de esperanza y compasión, comprometámonos, oremos con sencillo corazón.


“Jesús subió al monte y se sentó” y entonces empezó a llegar su gente: “cojos, ciegos, mancos, mudos y otros muchos enfermos”. Y “la gente estaba asombrada al ver que los mudos hablaban, los mancos quedaban sanos, los cojos andaban y los ciegos veían” y todos alababan a Dios. Y todo porque Jesús miraba con compasión y sentía en las entrañas toda la vida de todas las vidas que tenía cerca. Y por eso pudo dar de comer a todos, aunque solo tenía 7 panes y unos pocos peces. Pídele al Señor que te de esa mirada compasiva, misericordiosa, audaz, arriesgada, rebelde… y vive tu día ayudando a Dios a “enjugar las lágrimas de todos los rostros” (Isaías).

Siento compasión de esta gente…


22

4 diciembre

Is 25,6-10a Sal 22 Mt 15,29-37

Una sola convicción Álvaro Fraile


24

5 diciembre

...los que hacen la voluntad de mi Padre...

Is 26,1-6 Sal 117 Mt 7,21-27


Menos “Señor, Señor” y un poquito más de compromiso, un poquito más de coherencia, un poquito más de transparencia. Un poquito más de esfuerzo, que la montaña no es un spa. Y un poquito más de escuchar a Dios con apertura de corazón. “¿Señor, qué quieres que hagamos? ¿Por dónde vamos a ir en el día de hoy? ¿Me guías Tú?” Que en la soledad y en el silencio la “paloma blanca” no nos deje en paz y siga soplando por dónde hemos de caminar.

Reencontro bandAlegre


“Otra vez la gente humilde volverá a alegrarse en el Señor, y los hombres más pobres se regocijarán en su Dios”. Eso nos dice Isaías… ¿nos lo creemos? Y si lo creemos, ¿estamos poniendo todo de nuestra parte para que eso se haga realidad? “Creéis que puedo hacer esto? – pregunta Jesús. Contestemos que sí, como esos dos ciegos que lo siguieron hasta su casa… “Sí, creemos que puedes darnos una nueva luz, dar un nuevo enfoque a nuestra vida, llenarnos de tu fuerza sanadora y creativa, empujarnos hacia tus caminos…” Que a lo largo de nuestro día, en todo lo que vaya aconteciendo, mantengamos vivo en nosotros este estribillo: “Nada es imposible para ti…”. Hagamos lo imposible por amor.


27

6 diciembre

Hágase conforme a la fe que tenéis Is 29,17-24 Sal 26 Mt 9,27-31

Nada es imposible Ixcís


28

7 diciembre

Gratis lo habéis recibido, ¡dadlo gratis!

Contigo Ixcís

Is 30, 19-26 Sal 146 Mt 9,35-10,8


¡Qué suerte! Jesús nos invita a todos a formar parte de su club de montaña. Ya hemos visto cómo va por los caminos, cómo es Buena Noticia, cómo se compadece… y ahora nos dice algo así como “¡Hala, vamos! Que esto también es cosa vuestra. Id por los caminos anunciando la Salvación, especialmente a las ovejas perdidas que encontréis. Gratis lo habéis recibido, ¡dadlo gratis!”. Recordemos que somos comunidad apostólica con Él en el centro, tengámoslo siempre como fuente y referencia, y seamos, como Él, BUENOS.


Viaja

en el interior

Comenzamos esta segunda semana en la que seguimos ofreciendo rutas nuevas para seguir haciendo camino, pero... ¿Quién dijo que hay que irse lejos para encontrar nuevos caminos que recorrer, que nos permitan crecer? ¿Es necesario irse muy lejos para encontrar paisajes, monumentos, edificios, calles... dignos de ver? Desde HalContigo decimos rotundamente “¡NO!” a esa idea, y durante esta semana te proponemos viajar a sitios mucho menos exóticos, más cotidianos y rutinarios. Lugares que aparentemente conocemos, pero que si visitamos y contemplamos en profundidad, siguen siendo capaces de sorprendernos. Es un viaje por tu propia tierra, por los lugares que recorres día a día; esos sitios donde has crecido, que tienen un significado especial aunque sean “conocidos”. Y más concretamente es también un viaje a tu interior, a la profundidad del corazón, ya que aunque es una “caminata” difícil, es allí donde nos encontramos con el Dios de la esperanza que nace estos días... Bon voyage mon amie!


32

8 diciembre

Is 11,1-10 Sal 71 Rm 15, 4-9 Mt 3,1-12

¿Quién es aquél que viene? ¿Cómo es?

El Siervo Ain Karem


Estos días, si salimos a la calle podemos ver cómo está todo diferente... ¡las calles se han vestido de fiesta! Y en casa también parece que hay algo distinto... adornos festivos, religiosos e incluso calendarios con “regalito” para los más pequeños y golosos. Pues igual que preparamos lo externo ante este acontecimiento que parece tan importante, se nos invita hoy a vestirnos de fiesta también por dentro, para ir cayendo en la cuenta de lo que celebramos; que la esperanza que aparentemente no era posible ¡va a nacer! ¿Como quiero prepararme?

Él se hizo servidor Preparad el camino del Señor


¡Creatividad en la búsqueda! Seguimos viajando y el día de hoy nos ofrece una palabra con mucha fuerza: No nos demos por vencidos aunque parezca difícil el encuentro con Jesús; siempre hay nuevas formas de acceder al interior de “la casa”, con la promesa de que ahí dentro sucede la salvación. Al menos esa es la experiencia de este grupo de hombres (paralítico y amigos), que viendo la dificultad de acceder a esa casa donde Jesús se encuentra, no se paran ni deciden irse. Han venido para ese encuentro y hay tal deseo de que se dé, que son capaces de subirse al tejado y “desmontarlo” para tener una forma (nueva y creativa, aunque no fácil precisamente...) de acceder al interior. Hoy te invitamos a introducir la creatividad en este apasionante viaje; así, cuando parezca que no hay salida, que es complicado o imposible continuar, será más fácil dar con la salida, que nos lleve al encuentro que deseamos.

Sed fuertes, no temáis...


35

9 diciembre

Is 35,1-10 Sal 84 Lc 5,17-26

Levantテ。te y anda... Alvaro Fraile

テ]imo y recuerda... ツ。Creatividad, que nada te pare!

Continuando con nuevas formas... que nada te pare en tu bテコsqueda...


36

10 diciembre

“Cuando descubrí quién era yo para Dios no quise otra cosa que vivir para él” Párate a pensar quién eres para Dios… cae en la cuenta de que eres único y diferente… ¿Qué te pide en este momento de tu vida? ¿A dónde quiere guiarte? Al fin y al cabo…

“Dios nos quiere como somos, ¡pero nos sueña un poco mejores!” Nadie fue ayer, ni va hoy, ni irá mañana hacia Dios por este mismo camino que yo voy. Para cada hombre guarda un rayo nuevo de luz el sol... y un camino virgen Dios.

En lo profundo Luis Guitarra


Is 40,1-11 Sal 95 Mt 18,12-14

Entre los viajes por el interior, no podían faltar las excursiones a lo profundo que preparamos exclusivamente para ti… Para cada persona, un viaje organizado a los rincones más pintorescos de su interior. Te acompañará el guía turístico que mejor conoce tus recovecos: Jesús. Recorre la ruta que tiene preparada para ti, deja que te muestre tus luces y tus sombras, las maravillas de tu interior y tus debilidades. Y no tengas miedo, porque ¡no dejará que te pierdas!

«Lo mismo vuestro Padre del cielo: no quiere que se pierda ni uno de estos pequeños.» (Mt 18)


Hoy el evangelio nos invita a hacer un viaje muy particular: un “viaje de regreso a casa”. Siguiendo con la temática de estos días de viajar al interior no podía haber un texto más claro: “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré”. La invitación es a volver a esa profundidad, esa intimidad personal, en definitiva, a volvernos a Dios, no para hacer grandes proyectos, sino con el único fin de descansar; con Él y en Él; y esto es también recordar por qué lo sigo, qué es aquello que me lleva a entregarle mi tiempo, mi vida... Así que, sin más, volvamos a casa, descansemos estos días, pero que este descanso sea fecundo y nos sirva para volver “sabiendo de quién nos hemos fiado”.

Los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas...


39

11 diciembre

Is 40,25-31 Sal 102 Mt 11,28-30

El Se単or es compasivo y misericordioso

Venid conmigo Ain Karem


40

12 diciembre

Is 41,13-20 Sal 144 Mt 11,11-15

Los mansos y humildes Ixcís

Tan preocupados en el “hacer, hacer, hacer” que se nos olvida que lo que se nos pide es mucho más sencillo y humilde.


¿Cómo es el castillo de tu interior? ¿Vistoso, adornado, lujoso? Ojalá no.

Ante estos majestuosos castillos no cuesta imaginarse a un gran rey con una poderosa corte y valientes caballeros y damas al servicio de su Señor.. Si tan espléndidos son estos reinos de antaño… ¡cómo será el Reino de Dios! Te proponemos viajar a ese castillo que está más cerca que cualquier otro: el Reino de Dios, dentro de ti.

Y es que es mejor ser «el más pequeño en el Reino de los cielos» (Mt 11), mejor ser «gusanito de Jacob, oruga de Israel» (Is 41)… porque en depender de Dios, el buen rey, está nuestra grandeza. Nos encanta llamar la atención, que nos vean… ¿qué tal un poco de desaparecer en Dios?


Cuanto más superficiales y caprichosos somos, más nos enredamos en las cosas. Por eso, frente a una sociedad de consumo que solo quiere que compres, te invitamos a los lugares más sencillos, a un paso de ti. Ven a estas realidades, dedícales tu tiempo, profundiza en la experiencia de compartir tu vida con ellos. Esa es la única forma de reconocer a Jesús, que viene como pobre y necesitado. De lo contrario, no seremos más que niños caprichosos y superficiales, no nos conformaremos con nada ni encontraremos a Dios en nada. Y nos podrán decir con razón: «Hemos tocado la flauta y no habéis bailado, hemos cantado lamentaciones y no habéis llorado»

Is 48,17-19 Sal 1 Mt 11,16-19


43

Cuando el gorrión hace su nido en bosque, no ocupa más que una rama. Cuando el ciervo apaga su sed en el río, no bebe más que lo que le cabe en la panza. Nosotros acumulamos cosas porque tenemos el corazón vacío. Anthony de Mello.

13 diciembre


44

14 diciembre

“Cuando no quise nada, lo tuve todo” escribió san Juan de la Cruz, cuya fiesta celebramos hoy. Piensa en lo que tienes… incluso en aquello que necesitas para vivir… aquello que te constituye… Deja que esta canción cale en ti, para que puedas hacer esta oración.

Más que el oro Ixcís

IS 48,17-19 Sal 1 Mt 11,16-19


¿Acaso solo somos “fans” de Jesús… o algo distinto? Entra en otra forma de seguimiento. Los espectáculos y eventos a los que puedes viajar con nosotros no exigen que hagas largas colas ni que te gastes tus ahorro, sino ¡mucho más!

En esta fiesta de San Juan de la Cruz, párate con estas palabras apasionadas… descubre en ti el deseo del encuentro con Jesús, que es llama de amor, el único que puede apasionarnos:

Jesús nos pide pasión por él y por su Reino, compromiso con la propia cruz y la del mundo… para ser algo así como «un profeta de fuego» (Eclo 48), como lo fue Elías. Y que este entusiasmo por Jesús nos lleve a identificarnos con Él y a seguir sus pasos. Porque, al fin y al cabo, Jesús no quiere admiradores, sino seguidores.

¡Oh llama de amor viva, que tiernamente hieres de mi alma en el más profundo centro! Pues ya no eres esquiva, acaba ya, si quieres; ¡rompe la tela de este dulce encuentro!


Hacia

aguas refrescantes

¡Vamos a la playa! A bañarnos en esas aguas refrescantes que tienen la fuerza de la renovación y la novedad. Tirémonos al agua con José y Zacarías, chapuceemos alegres con María e Isabel, bebamos un poco de agua también, de esa fresca que ofrece Jesús a los ciegos, a los cojos… Esta semana vamos a cambiar de escenario. En nuestro viaje vamos a conocer alguna cascada, haremos buceo, y, con valentía, nos vamos a atrever con deportes de aventura. Y al final de este recorrido podremos anunciarlo a nuestros amigos, a nuestros familiares. Con la mochila preparada, nos ponemos en marcha.


48

15 diciembre

Água Simplus

Is 35, 1-10 Sal 145 St 5,7-10 Mt 11,2-11

¿Puedo quedarme callado ante lo que veo?


¿Qué nos traerá esta parte del viaje?

Qué imagen tan preciosa, que los ciegos vean, los inválidos anden, los sordos oigan…


Empezemos poniéndonos confiadamente al lado del Señor, para que nos enseñe su camino. Vivimos nuestro día de la mano de aquel que nos ilumina el camino, vivimos esta aventura sabiendo que no vamos solos, sino disfrutando de la compañía del Señor y de los hermanos que nos pone cerca.

Señor, instrúyeme en tus sendas Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas: haz que camine con lealtad; enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador. Recuerda, Señor, que tu ternura y tu misericordia son eternas; acuérdate de mí con misericordia, por tu bondad, Señor El Señor es bueno y es recto, enseña el camino a los pecadores; hace caminar a los humildes con rectitud, enseña su camino a los humildes.


51

16 diciembre

Señor enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas.

Nm 24,2-17 Sal 24 Mt 21,23-27


52

17 diciembre

¿Cuáles son mis orígenes?

Nm 24,2-17 Sal 24 Mt 21,23-27

¿y mis fechas más importantes?

Todos los ríos tienen su nacimiento, su recorrido y su desembocadura… ¿Cuáles son los tuyos?


Hoy recordamos los inicios de nuestro viaje, de nuestra propia historia para poder después saltar al vacío… Yo mismo traigo una historia, una familia, unos amigos, un recorrido, que puede parecer largo en unos momentos, difícil en otros y soleado en otras muchas ocasiones.

Al final, la vida llega, la alegría surge, las promesas se cumplen...


Como con José, son sueños que cambian toda nuestra vida, que le dan un giro inesperado, es como saltar al vacío, como dejarse llevar por la corriente… ¿te atreves aunque sea sólo por un día?

¿Conoces los sueños que tiene Dios para ti? Prueba hoy vivir en medio de las corrientes, de las turbulencias, como si de una aventura se tratara... prueba poner por obra los sueños que Dios tiene para ti.


55

18 diciembre

¿Con qué sueñas?

Jr 23,5-8 Sal 71 Mt 1,18-24

Quiero verTe Ixcís


56

19 diciembre

“No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado”

Y mientras Icxís


Jc 13,2-25 Sal 70 Lc 1,5-25

Descubriendo los planes del Señor, muchas veces nos podemos quedar mudos de sorpresa, de alegria, de incertidumbre… como con algo que no nos deja hablar…

Aprovechamos hoy estos momentos para hacer buceo y aunque no podamos hablar, si nos dejamos guiar por aquel que sabe y conoce las aguas, contemplaremos y descubriremos maravillas.

Sabemos que lo contemplado es real, que aunque ahora no podamos dar testimonio de lo que vemos, muy pronto podremos salir y contarle a todo el mundo lo que hemos visto, para que ellos también se acerquen y puedan disfrutar como nosotros, para que descubran en sus vidas la presencia de Dios.

¿Cuándo llegará ese momento?


Desde el principio de nuestra vida está anunciado que Dios está con nosotros. Por eso, como María, podemos estar alegres, y escuchar del ángel “no temas, dichosa tú, llena de gracia”. Dejamos reposar las aventuras vividas esta semana de viaje. Hoy es viernes, te proponemos que te relajes en estas termas y recuerdes las experiencias vividas. Ahora, sereno y haciendo memoria, actualiza el mensaje del ángel a María.

¿Qué te anuncia Dios hoy? Desde ahí podrás salir con el corazón repuesto y dispuesto.


59

La promesa C.Fones

Is 7,10-14 Sal 23 Lc 1,26-38

20 diciembre


60

21 diciembre

Ct 2,8-14 Sal 32 Lc 1,39-45

¿Cuáles son los sueños que Dios tiene para ti y que están a punto de llegar?

En comunidad Almudena


Terminamos esta semana de viaje. ¡Y qué mejor manera de hacerlo que con una excursión en buena compañía! Disfruta hoy del encuentro con las personas más cercanas, recorriendo los senderos, disfrutando de la naturaleza… y si tienes ocasión, comparte con alguien con quien tengas más confianza algo de lo que está suponiendo esta experiencia de viajar a la espera de que llegue el día en que nazca la vida nueva, en que se renueven a la luz de Dios, desde lo sencillo, aquellas situaciones que más deseas, y que, poco a poco, se irán haciendo realidad. Disfruta de la excursión de hoy, del encuentro con otro.

Pero nuestro viaje no termina aquí… todavía quedan muchas aventuras que vivir, sitios que conocer. Y lo más importante, seguir preparando la mochila y el corazón con lo necesario para la llegada de Dios.


En

el centro...

Os invitamos a recorrer el centro, ahí donde la vida entre vecinos se organiza desde el inicio de la ciudad, guardando en sus calles el aroma a historia y a sueños, a conflictos y batallas, a arte y belleza que se entrelazan y que tanto se parecen a la propia VIDA… y es ahí en el centro de la Historia y de la Vida que viene a nacer Este a quien esperamos. Y para decirnos que es el Centro, nos des-centra y nos pone la mirada en los márgenes, en la sencillez de una mujer, en la casa de un pequeño pueblo, en el establo, en la ausencia de palabras, en el encuentro con los más pobres, en la desnudez de lo humano… Acércate al Centro ¡y recuerda que esta es una forma diferente de viajar!


64

22 diciembre

Contigo sue単o Emilia Arija

Is 7, 10-14 Sal 23 Rom 1, 1-7 Mt 1, 18-24


Típica estampa turística… un grupo que busca (Sal 23)… algunos que piden señales, referencias (Is 7, 1014) para encontrar al Dioscon-nosotros, y tras mucho recorrer ahí llegan al centro de Nazaret donde Mateo, como buen guía, nos recrea la escena… No te quedes hoy en lo turístico. Entra dentro, ponte “en la piel” de José, vive su estupor, su enfado, su asombro, su fe, su acogida…


Ciertos de que hay quien nos va mostrando el camino (Sal 24), y con el corazón dejándose convertir en la ruta (Mal 3, 24), llegamos a otro lugar de referencia: la casa de Isabel en el centro de Caná de Galilea. ¡Pasad sin miedo!, vivid la alegría con sus vecinos y entablad diálogo con Zacarías que ahora ya puede hablar, pues el misterio lo había dejado mudo hasta que pudo reconocerlo y acogerlo… y a ti ¿qué MISTERIO te deja sin palabras?


67

23 diciembre

Hay quien espera Javier Maroto

Ml 3, 1-24 Sal 24 Lc 1, 57-66

¿Qué MISTERIO te deja sin palabras?


68

24 diciembre

2 S 7, 1-16 Sal 88 Lc 1, 67-79

Alégrense-preocúpense Luis Guitarra


Ante ustedes el Palacio de David… y cerca de él podemos contemplar “la tienda” del Arca. En este céntrico lugar Dios le recordó a David el lugar poco céntrico del que lo había sacado y le prometió permanecer a su lado y darle la Paz ¿¡Cómo no cantar de alegría!? (Sal 88) Y para conducirnos al verdadero centro, Zacarías, un poco nervioso aún, se deshace en alabanzas, indicaciones y avisos: ¡Atentos!, ¡no tengáis miedo, que ya llega!, ¡servid con JUSTICIA!, ¡vayamos a quien nos salva!… ¿Habéis preparado el camino?... ¿Qué queda aún por iluminar?... ¡Venid por el camino de la PAZ!... Aprovecha la invitación de Zacarías y presenta hoy todos los lugares que se encuentran en conflicto… y todos tus conflictos… poniendo en Este que ya viene toda la ESPERANZA.


En el centro… ¿de Belén? Quizá...(Lc 2, 1-14). Según lo prometido, este es el culmen de nuestro viaje. ESTE es nuestro centro, la VIDA en medio de lo pobre, de los pobres, la sencillez máxima y la vida también máxima. Luz para las tinieblas (Is 9, 1-3.56) en que nos sume la crisis (paro, desencanto, desestructuración). Alegría en medio de toda tristeza (desastres, muertes…). Salvación para todos (también los “sin papeles”, los que saltan las vallas o cruzan los mares, los perseguidos, los refugiados…) (Tt 2, 11-14). PAZ en esta tierra (Siria, Egipto, Congo, Pakistan…) Porque todo está atravesado por el AMOR más apasionado y hondo, y ya nos dijo que no descansaría hasta romper la aurora con su JUSTICIA (Is 62, 1-5).


71

25 diciembre

Y es que este bebĂŠ, Emmanuel... Dios-con-nosotros, viene a habitar el centro de nuestras vidas.

Nacer Gustavo Cordera

Is 52, 7-10 Sal 97 Hb 1, 1-6 Jn 1,1-18


¡Ponte

en camino!

¡Parece que hemos terminado este viaje del Adviento…! Ya nos hemos encontrado cara a cara con la Vida… A la vez, sin casi darnos cuenta se nos va terminando el año, lleno de proyectos, de nombres, de sueños cumplidos y de nuevos retos… Hacemos repaso… y parece que ya está todo. Ya puedo coger la mochila y volver a casa a deshacerla. Pero… ¡espera! ¿Ya termina todo? ¿Todos estos encuentros, y este Encuentro, van a quedar así? ¿Es tiempo de volver… o de salir y re-comenzar? Aprovecha esta semana entre descanso y fiesta, para recoger las cosas, tomar nota de lo vivido, recordar paisajes, miradas, encuentros, aquellas fotos que han marcado este tiempo… Guárdalo todo en el corazón, y ¡ponte en camino! Ahora te toca a ti… a contar lo vivido, ya sabes… lo que no se da, se pierde.


Lo primero es hacerte consciente de todo lo recibido en este tiempo. ¡No es solo para ti! Toca anunciar lo que hemos contemplado… pero hoy ya dice Jesús que no es tarea fácil, que conlleva riesgos, que Él nació en un pequeño y pobre pesebre porque no lo recibieron en otro sitio… Haz silencio, y rézale esta vez al Espíritu… pídele que te habite, que te anime, que te posea de tal manera que sea Él quién guíe tus pasos… Tú, solamente fíate.

¿Qué es para ti dar testimonio?


75

¿Estás dispuesto a ser juzgado por hablar de Jesús?

Hch 6, 8-10;7,54-60 Sal 30 Mt 10,17-22

¿Te crees realmente que será el Espíritu quién pondrá las palabras en tu boca…?

Ven Espíritu de Dios Icxís

26 diciembre


76

27 diciembre

Corazón de Jesús C. Fones

1Jn 1,1-4 Sal 96 Jn 20,2-8

¿Es importante para ti compartir las buenas noticias? ¿Y la Buena Noticia?


Hoy celebramos en la Iglesia la fiesta del apóstol Juan… gracias a la tradición lo conocemos como el discípulo amado de Jesús, el que reclinó en su pecho la cabeza en la Última Cena, y el que recibió el encargo de Jesús de cuidar a su madre María. Se dice que él escribió el cuarto evangelio… escrituras que desbordan una mirada y una sensibilidad especiales, marcada especialmente por la ternura y el amor de Dios.

Juan puede hablar con amor hondo de Jesús, porque estaba cerca de Él…

¿y tú, cómo hablas de Jesús?

Después de todo lo contemplado en este tiempo pasado… el mismo Juan nos da testimonio.

La alegría de Juan no está completa hasta que no comparte con todos nosotros aquello que es Buena Noticia para él, que Jesús ha nacido…


No podemos terminar el año sin poner en el corazón de Dios a todas aquellas víctimas inocentes que hoy día siguen muriendo por causa del fanatismo, la envidia, el egoísmo, la guerra… especialmente ten un recuerdo por todos aquellos niños que sufren la violencia y que en su vulnerabilidad son maltratados. Hoy tu tarea de anunciar tiene que ser un grito profético que diga:

¡Basta ya! ¡Señor, que venga tu paz!

1Jn 1,5-2,2 Sal 123 Mt 2, 13-18


79

28 diciembre

Únete al pueblo de Israel, y con confianza puedes rezar lentamente: Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti. Que la palabra del Señor es sincera, y todas sus acciones son leales; él ama la justicia y el derecho, y su misericordia llena la tierra. Los ojos del Señor están puestos en sus fieles, en los que esperan en su misericordia, para librar sus vidas de la muerte y reanimarlos en tiempo de hambre. Nosotros aguardamos al Señor: él es nuestro auxilio y escudo. Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti.


80

29 diciembre

Si 3,2-14 Sal 127 Col 3,12-21 Mt 2,13-23

Jesús, tú que naciste entre los brazos de María y José, ayúdanos a hacer de nuestra familia otro Nazaret, donde reine el amor, la paz y la alegría. Que sea profundamente contemplativa, entregada como tú y vibrante con alegría. Ayúdanos a permanecer unidos en los momentos de gozo y de dolor. Enséñanos a verte entre nosotros especialmente en los momentos de angustia. Que tu corazón haga los nuestros mansos y humildes como el tuyo. Haz que nos amemos más y más unos a otros cada día como Dios nos ama a cada uno de nosotros y a perdonarnos como tú lo haces. Ayúdanos a recibir todo lo que nos das y a dar todo lo que quieres recibir con una gran sonrisa. Acompáñanos, guíanos y protégenos. Amén


Ha sido en la soledad de la noche, en el frío de la oscuridad, del rechazo… donde se ha dado la Vida… Jesús nace como todo humano débil, dependiente… Es gracias a José y a María que crecerá en estatura y en espíritu… Siendo acunado, cuidado, sostenido… ¿Qué mejor momento que este final de año para pararte y dar gracias por tu familia…? Por aquellos que te cuidan, que velan por ti, que te conocen, que te quieren con tus virtudes y con lo que no lo son… Hoy, es un buen momento para dar gracias por ellos, y porque también gracias a ellos, eres quién eres.

Gracias Ixcis

Coge una Foto de tu familia, de aquellos que consideras tus padres, hermanos… párate y contempla sin prisa… da gracias por lo sencillo, lo cotidiano, también lo excepcional… Y hazte consciente de que ahí también está Dios, velando por ti.


Hoy anímate a contemplar a esta mujer que aparece en el Evangelio. Ella es Ana, una mujer mayor, viuda la mayor parte de su vida, por lo tanto con experiencia fuerte de soledad. Pero sin embargo su vida fue una entrega fiel a Dios… entrega discreta, oculta, día y noche junto a Él… esa fidelidad la lleva a salir de ella y a contar a todos la mejor noticia que podría recibir: por fin, ha nacido el Salvador.


83

30 diciembre

1Jn 2,12-17 Sal 95 Lc 2,26-40

Oración

Compartir Confianza

Acompañada Fidelidad Constancia Alegría

Sé fiel Brotes de Olivo


84

31 diciembre

1Jn 2,18-21 Sal 95 Jn 1,1-18

Tiempo 180ยบ

ยกAdelante, caminante!


Hoy, sin duda, es el momento para dar gracias por el año vivido, por todo lo regalado, por todo lo aprendido, y por todo lo sufrido… Ahora comienzas un año más, otra nueva oportunidad regalada para poder ponerte más al servicio en el Reino de cada día, para encontrarte con los hermanos más pequeños; una nueva oportunidad para crear hogar y familia en casa, para disfrutar y ahondar en tus relaciones con tus amigos; en definitiva, una nueva oportunidad para ir siendo cada vez más de Dios… Ahora es tiempo de ponerte a la escucha y descubrir qué quiere ir haciendo de ti en este año, cada día, cada momento… Sal de ti, sal de tu tierra… es tiempo de cargar la mochila y ponerte a caminar.


o g i t N O C L VIAJES A H 3’

1 Adviento

o g i t n o c #hal

...


Susi

Pablo

Hermanas y

Hermanos

es Sagrados Corazon

Bea

Jorge

Lucía

Rui

Fábio


Profile for Estoy a tu puerta y llamo

Halcontigo es  

Halcontigo es  

Advertisement