Issuu on Google+

Publicación interna del Obispado de Osorno

Año 3. Número 29. Noviembre 2012

Un impulso de la diócesis de Osorno a la Misión Continental

Año de la Fe y Segundo Sínodo Diocesano “El Año de la Fe desea contribuir a una renovada conversión al Señor Jesús y al redescubrimiento de la fe, de modo que todos los miembros de la Iglesia sean para el mundo actual testigos gozosos y convincentes del Señor resucitado, capaces de señalar la “puerta de la fe” a tantos que están en búsqueda de la verdad”. Con estas palabras el Papa Benedicto XVI, señaladas en el texto “Nota con indicaciones pastorales para el Año de la Fe”, nos invita a vivir este hermoso tiempo eclesial iniciado en Osorno junto con el Segundo Sínodo Diocesano, el pasado 11 de octubre con una extraordinaria Eucaristía en la Catedral “San Mateo”, celebración que contó con la presencia de un gran número de fieles. Especial participación tuvieron niños y jóvenes en la santa Misa, llamados igualmente a ser apóstoles buscando que hermanos y hermanas centren su vida en el Señor, pues así ha exhortado Su Santidad: “Que la Palabra del Señor siga avanzando y sea glorificada (2 Tes 3, 1): que este año

de la Fe haga cada vez más fuerte la relación con Cristo, el Señor, pues sólo en Él tenemos la certeza para mirar al futuro y la garantía de un amor auténtico y duradero”. Así, en el contexto de este Año de la Fe y del Segundo Sínodo Diocesano, en que la Palabra de Dios será fuente vital para fortalecer la fe de los jóvenes, presente y futuro de la Iglesia, Monseñor René Rebolledo, obispo de Osorno, nos invita a vivir esta “gracia del Señor, que debemos saber agradecer, asumir con seriedad, sabiendo que es una oportunidad par dar a conocer a Cristo el único salvador del mundo. Por ello asumamos, con nueva vitalidad, los desafíos que conlleva la evangelización de nuestra diócesis; sin temores porque estaremos actuando con Cristo, por Cristo y en Cristo”. El Papa Benedicto XVI, en la homilía en la que dio inicio al Año de la Fe en la Plaza de San Pedro, refiriéndose a la actual “desertificación espiritual” que aqueja al mundo, señaló: “en el desierto se vuelve a descubrir el valor de lo que es esencial para vivir; así en el mundo contemporáneo son muchos los signos de la sed de Dios... y en el desierto se necesitan sobre todo personas de fe que, con su propia vida, indiquen el camino hacia la Tierra prometida y de esta forma mantengan viva la esperanza”. Roguemos al Señor para que la juventud diocesana sea ejemplo en este caminar espiritual que hemos iniciado. Que en conjunto celebremos el Año de la Fe y el Segundo Sínodo Diocesano como una Iglesia joven, en la que experimentemos el gozo que proviene de la fe en el Señor y de la comunión con el Santo Padre.


Colaboran con el Misionero

Ubicada en Los Carrera 1071 Fono (64) 235135

Hermoso inicio en Catedral “San Mateo” Con una solemne Eucaristía presidida por el obispo diocesano, Mons. René Rebolledo Salinas, la diócesis, unida al Papa Benedicto XVI, dio inicio al Año de la Fe y al Segundo Sínodo Diocesano.

Ubicado en Barros Arana 1361 Fono: (64) 223200

En el templo Catedral donde se dieron cita centenares de fieles, el obispo René Rebolledo manifestó que “ambas instancias son una oportunidad extraordinaria para que afirmemos, confesemos, celebremos, anunciemos y defendamos nuestra fe. No son primeramente un programa que debamos cumplir o desarrollar, agregando responsabilidades a nuestra cargada agenda pastoral. Son una gracia del Señor, que debemos saber agradecer, asumir con seriedad, sabiendo que son una oportunidad par dar a conocer a Cristo el único salvador del mundo. Por ello asumamos, con nueva vitalidad, los


desafíos que conlleva la evangelización de nuestra diócesis; sin temores porque estaremos actuando con Cristo, por Cristo y en Cristo”. Uno de los momentos más emotivos de la celebración se inició tras la homilía del pastor diocesano, con la procesión encabezada por una familia, la cual llevó la cruz de la Misión Joven. Posteriormente, les secundó un grupo de niños de la Catequesis que se dirigió al Altar, donde fueron recibidos por sus padres, quienes portaban el Catecismo de la Iglesia Católica. A continuación,

representantes del Ejército, de la Policía de Investigaciones, Carabineros, Bomberos y de otras instituciones sociales presentes en la diócesis, se sumaron a la procesión llevando en sus manos la santa Biblia. Por último, se integró un grupo de jóvenes, que presentaron sus ideales y proyectos para dar a conocer su fe. En conjunto, formaron la imagen de una barca encabezada por la cruz, ideando de esta forma el logo oficial del Año de la Fe. En ese instante, la asamblea rezó el símbolo Niceno Constantinopolitano, manifestación de Fe.


Comunidad celebró Día de Oración por Chile El domingo 30 de septiembre se realizó la tradicional procesión en honor a la Virgen del Carmen en el marco del Día de Oración por Chile, celebración que, como cada año, tuvo su inicio en la parroquia “Nuestra Señora del Carmen”. En el templo, las Comisiones Diocesanas de Pastoral Juvenil y Pastoral Vocacional motivaron a los presentes con la “Cantata por Chile”, actividad que fue animada por diversos coros juveniles. Una vez finalizado el acto musical, los fieles iniciaron la procesión que los condujo hasta la Catedral “San Mateo”, lugar en el que el obispo, Mons. René Rebolledo Salinas, presidió la Eucaristía. El P. Francisco Triviño, párroco la parroquia “Nuestra Señora del Carmen”, señaló que ésta “fue ocasión oportuna para entregar nuestro testimonio de fe, aún más este año 2012 en que el Santo Padre Benedicto XVI nos ha llamado a todos a vivir un Año de la Fe”.

Comunidad de Las Quemas, en Osorno, bendice capilla Con gran fervor la comunidad del sector de Las Quemas vivió el domingo 14 de octubre la bendición de la capilla “Santa María del Camino”, construcción que vino a concretar el anhelo de cientos de fieles que por más de 10 años soñaron con la idea de contar con un lugar adecuado para expresar su fe al Señor. Asimismo, en la Eucaristía se confirió el Sacramento de la Confirmación a 20 adultos de la comunidad perteneciente a la parroquia “San Juan Nepomuceno”.

Fiesta Patronal en Entre Lagos

El lunes 15 de octubre los feligreses de la parroquia “Nuestra Señora de Fátima” de Entre Lagos, celebraron su Fiesta Patronal con una Eucaristía que fue presidida por Mons. René Rebolledo Salinas.

El P. Janusz Rozalski, párroco de “Nuestra Señora de Fátima”, junto con resaltar la gran participación de los jóvenes en cada una de las actividades, destacó, en el marco del Año de la Fe, que esta Fiesta Patronal “fue una linda oportunidad para motivar, aún más a las comunidades de las zonas rurales, a sumarse a este hermoso camino que la Iglesia ya ha iniciado. Esperamos poder incentivar a todos los fieles a generar diversos espacios, además de la Eucaristía, para profundizar en nuestra fe, acogiendo así la invitación hecha por el Santo Padre Benedicto XVI”.

Mes de María Madre y Educadora en la Fe ¿Cómo expresar en palabras lo que significa María, Madre del Señor, en nuestras vidas? ¿De qué manera Ella ha influido y ha sido ejemplo vivo de cómo amar a Dios sobre todas las cosas, y mostrarnos con su ejemplo de primera discípula al decir “SI” en ese abandono total? Ella nos invita a crecer en nuestra Fe en estos tiempos en que muchas cosas brillan y encandilan y que hacen al hombre contemporáneo perderse y alejarse del camino de Dios. Acojamos la oración que la Iglesia está pidiendo en este año de la Fe y que junto a nuestro obispo repetimos en la Eucaristía en que celebramos con tanta alegría este inicio, diciendo: “Señor, con María te pedimos: Auméntanos la Fe”. No podemos hablar de Dios haciendo a un lado nuestras propias vivencias y nuestra vida. De alguna manera tenemos que integrarlo a Él, y qué mejor forma sino a través de nuestra madre, la Virgen María. Ella es la gran compañera y colaboradora en la obra redentora de su Hijo Jesús. Ya pronto a comenzar el Mes de María, reflexionemos cómo podemos demostrar este amor a nuestra madre. Para ello tenemos un mes completo en que diariamente oramos el Santo Rosario. Dejemos que Ella nos eduque y nos ayude cuidadosamente a ser lo que debiéramos ser. María es la Madre, refugio de ternura, de compasión y de misericordia, que nos alumbra en nuestro camino. Ingrid Neumann y Santiago Bavestrello Movimiento de Schoenstatt Osorno


misionero2