Page 1

VPAZ erdadera


L

ucas 1:30 al 33, dice:

Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

JESUS es la razón y el motivo de la navidad. Él es la luz del mundo.


!

G

loria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres! Fueron las palabras del coro celestial que escucharon los pastores en aquella frĂ­a noche, cuando JesĂşs naciĂł.


L

a paz que Dios ofrece es un don divino que no depende de las circunstancias que estamos viviendo sino de la relación que tenemos con él, por medio de Jesucristo. En Juan 14:27, Jesús le dice a sus discípulos:

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.


C

uando los discípulos navegaban en medio de una gran tormenta, y ya casi habían perdido la esperanza de vivir; de repente, de entre las sombras, apareció Jesús caminando sobre las olas que amenazaban sus vidas. Mateo 14:24 y 25, dice:

Y ya la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario. Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar.


L

a historia cuenta que cuando Jesús subió a la barca, todo volvió a la calma. Mateo 14:26 y 27, dice:

Y los discípulos, viéndole andar sobre el mar, se turbaron, diciendo: !Un fantasma! Y dieron voces de miedo. Pero en seguida Jesús les habló, diciendo: !Tened ánimo; yo soy, no temáis! Una vez más, Jesús les demostró que lo que para ellos era un problema imposible de solucionar, estaba bajo sus pies y sujeto a su autoridad.


Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andarรก en tinieblas, sino que tendrรก la luz de la vida. (Juan 8:12)


T

al ve de tu vid muy des tu situac el Príncip vigente p amor, sin 107, en su

Alguno aprisiona

Por cu Jehová, y

Por es cayeron,

Luego libró de

Yo, la luz, he venido al aquel que cree en mí no (Juan


ez, así como le pasó a los discípulos, la barca da parece estar a punto de naufragar, estás sesperado y no logras ver ninguna salida a ción; pero, no te rindas. Jesús sigue siendo pe de paz, y la promesa de Dios aun está para todo aquel que cree en su gracia y n importar cual sea su condición. El Salmo us versículos 10 al 14, dice:

os moraban en tinieblas y sombra de muerte, ados en aflicción y en hierros,

uanto fueron rebeldes a las palabras de y aborrecieron el consejo del Altísimo.

so quebrantó con el trabajo sus corazones; y no hubo quien los ayudase.

o que clamaron a Jehová en su angustia, los sus aflicciones...

mundo, para que todo permanezca en tinieblas. 12:46)


D

ios es bueno y anhela lo mejor para cada ser humano. La Biblia, en Lucas 2:9 al 11, dice:

Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. El nombre Jesús, en el idioma hebreo, significa: “Dios salva”. Eso es, precisamente, lo que Dios está haciendo con todo aquel que cree en su palabra y lo recibe por fe. Jesús es la esperanza de salvación para toda persona.


Porque yo JehovĂĄ soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo. (IsaĂ­as 41:13)


!Bendito el rey que viene en el nombre del Señor; paz en el cielo, y gloria en las alturas! (Lucas 19:38)

L

a Salvación es el regalo de Dios para toda la humanidad. La Biblia, en Lucas 3:16 y 17, dice:

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.


J

esús es esperanza de vida, de paz y de libertad para los que viven en prisiónes. En él, todos somos libres: libres para creer, libres para amar, libres para perdonar, libres para reir, libres para soñar, libres para confiar y esperar que cumpla nuestros sueños. El Salmo 37, versos 5 y 6, dice: Pon tu vida en l as manos del Señor; confía en él, y él vendrá en tu ayuda. Hará brillar tu rectitud y tu justicia como brilla el sol de mediodía. (DHH)


Yo sĂŠ los planes que tengo para ustedes, planes para su bienestar y no para su mal, a fin de darles un futuro lleno de esperanza. Yo, el SeĂąor, lo afirmo. (JeremĂ­as 29:11)


E

sta navidad y el año nuevo, tú tendrás paz, aunque estés en medio de la tormenta. Por cuanto haz puesto tu fe en Jesús, verás su gloria; tendrás verdadera esperanza y no serás avergonzado.

Eeliz Navidad


MINISTERIOS LUIS CAICEDO Urdenor 2, Mz. 201, casa 4 Telf.: 099 580 2548 - 238 0171 E-mail: luiscaicedos@hotmail.com Sitio web: www: ministeriosjuda.org Guayaquil - Ecuador


VERDADERA PAZ  

Folleto de navidad creado por Luis Caicedo.

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you