Page 1

BROS & y juveniL I L e d a il revist ura infant t litera

uince número q 2013 IEMBRE |

NOV

ESPECIAL

TERROR EN LA LIJ

Perspectivas, títulos claves y sugerencias

Alejandra Acosta Los estilos son imitables. La mirada propia, no Luis María Pescetti

“El terror suena freak”

SECCIÓN TEEN


editorial

noviembre 2013

El número quince de la Revista Había una Vez coincide con la celebración de Halloween, también denominada Noche de Brujas o Noche de Difuntos, y no es fruto del azar que se trate de un Especial sobre el terror en la literatura infantil y juvenil. Por nuestra parte, hay premeditación (mas no alevosía) al desarrollar este tema en el contexto de una fiesta de origen pagano que suscita polémica, entre otras razones por ser la imposición de una cultura foránea y por tener un fuerte componente comercial. Una intensa maquinaria de mercadeo se activa por estas fechas en los medios de comunicación masivos y los espacios públicos, invadiendo nuestro imaginario de espectros blancuzcos, brujas vestidas de negro y púrpura, calabazas anaranjadas y osamentas amarillas. La literatura y el cine, por desgracia, no logran restarse de este engranaje y surgen los siniestros best-sellers y los horrorosos éxitos de taquilla en torno a los demonios, los vampiros, los zombies, las epidemias futuristas y el apocalipsis. Terminamos por asociar el terror al marketing, lo siniestro a lo calculador, lo ominoso a la opacidad de la materia, los fenómenos sobrenaturales a las construcciones publicitarias. Nos olvidamos que el terror, el miedo a lo desconocido, la angustia frente a lo incierto, la ansiedad por lo amenazante, son parte esencial de la condición humana y son expresiones de la inteligencia y la sensibilidad del hombre que se vinculan con su entorno. Por lo demás, son sentimientos, sensaciones y emociones que no son monopolio de un pueblo o de una cultura en particular, sino patrimonio de toda la humanidad. Experimentar el miedo es tan natural como sentir tristeza, tener capacidad de asombro, buscar la felicidad…Y expresarlo o conjurarlo a través de la literatura o el arte también es intrínsecamente propio del ser humano. En ese contexto, este Especial se propone hacer un recorrido diferente por la literatura infantil y juvenil de terror, ese género tan manido. En el artículo principal, Macarena Areco escribe sobre el género literario y sobre su modo de reflejar las inquietudes de una determinada época. Claudia Olavarría reconoce en la LIJ de horror un espacio privilegiado para enfrentar y purgar los miedos que nos asedian sobre todo durante

Había una Vez

2


la infancia. Pablo Álvarez y Lucas Costa, por su parte, revisan novelas gráficas que perturban al lector y vuelven extraño su entorno familiar. Y como broche de oro, el Laboratorio de Lectura de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez nos entrega pautas para reconocer y valorar una novela de terror para niños y jóvenes. En la sección Mirada Iberoamericana, Manuel Peña Muñoz nos deleita con los personajes del folclor iberoamericano que viven en nuestro imaginario colectivo y que han asustado a nuestros niños generación tras generación. Desde la sicología, Andrea Cerfogli destaca la importancia del acompañamiento de los padres frente al temor, y afirma que los cuentos son estrategias indirectas para lidiar con las ansiedades infantiles. Finalmente, los títulos recomendados por nuestros especialistas y jóvenes colaboradores terminan por erizarnos los pelos y provocarnos escalofríos: Hambre de ogro, El Hombre Niebla, Los cuentos de terror del Barco Negro, Las historias de terror del Libro Rojo de David, Mortis Comic Store, El Loco, La transformación, El chiflón del Diablo, El salvaje, Casa tomada, entre otros títulos. Por otra parte, continuando con su labor de promoción de la lectura y de formación de mediadores, la RHUV comparte con sus lectores los destacados del Comité de Evaluación del Banco del Libro de Venezuela y los recomendados de los jóvenes a sus pares; conmueve con la experiencia de la Defensoría Penal Pública de la Sexta Región con sus bibliotecas carcelarias; entretiene con la entrevista a Luis María Pescetti; sorprende con el perfil de la ilustradora Alejandra Acosta –autora de la sugerente portada de este número–, y mucho más.

¡Esperamos que lo pasen de miedo con esta horrorosa edición! ▪

3

Había una Vez


índice

06

Cartas nuestros lectores

08 Actualidad 16

56 RECOMENDADOS:

Seis títulos de miedo

Noticias del mundo lij

68

Columna

70 Comité de Evaluación

Xosé Ballesteros:

del Banco del de Venezuela

El reto de editar para niños

18

especial

Terror al cubo: tres miradas sobre un género COLUMNA DE CLAUDIA CERFOGLI:

48

Mirada Iberoamericana:

54

78

86

46

DESDE EL CRA: Lecturas terroríficas y mucho más

Había una Vez

Libro

Entrevista

Luis María Pescetti Ilustradora: Perfil de

Alejandra

Acosta

Temores en la infancia y la responsabilidad parental

Personajes infantiles que nos asustaron

RECOMENDADO TEÓRICO DE FHUV

96

efemérides cuándo & qué

98 ¿Por qué soy lectora?: Cecilia Beuchat

4


índice

INICIATIVA DE FOMENTO LECTOR:

Leer te hace libre

102 tips para padres:

Papás bajo la lupa

104 buena idea:

Bolsas ilustradas

108 COLUMNA DE:

120 Desde Lee Chile Lee: Desafío Saga

122 JIL RECOMIENDA:

Entre NOSOTROS ¡ NOS entendemos 130

COLUMNA DE ESTEBAN CABEZAS: El Salgari gráfico

134

DOSIS CLÁSICA:

142

MALIKI CONVERSA CON:

146

NOVEDADES DE NOVIEMBRE

R. DOMÍNGUEZ Y C.P. HERNÁNDEZ:

Un viaje para aprender sobre la lectura

110 Recordando A:

María de la Luz Uribe

114 116

Mis favoritos: Karina Vargas

DESDE EL SNBP:

Biblioteca Regional de Antofagasta

5

¡

100

El huevo de Pascua (Saki) Sol Díaz y Frannerd

NUEVOS TÍTULOS 166

MUNDO LECTOR

Había una Vez


cartas

Estimada Directora: ¡Revisé la Revista HUV N°14 y me encantó! Opino que la oralidad es un componente esencial en la transmisión de los mensajes lingüísticos y literarios, motivo por el cual es fundamental también en la promoción de la lectura. Los felicito sinceramente por este número y por otros. Tanto por el contenido como por la forma, pienso que realmente se logra uno de los grandes objetivos de la revista, que es transmitir el amor y la fascinación por la lectura. Mis comentarios están motivados, por un lado debido a la gratitud por el material de apoyo que brindan a Currículum en Línea, y por otro, porque realmente considero a la Revista HUV un excelente aporte al país. Un cordial saludo, Magdalena María Flores Ferrés Currículum en Línea - Mineduc

escríbenos a: contacto@revistahabiaunavez.com Había una Vez

6


Estimada Directora, Junto con agradecer a todo el equipo de RHUV por la reseña a mi sitio www.lectoaperitivos.com en el Nº 14, quiero felicitarles por toda la pasión y excelencia puesta en cada edición de la revista, desde el primer número hasta hoy. Con el paso del tiempo, RHUV ha ido madurando, se ha adaptado a los nuevos tiempos, dejándonos cada vez con material diverso, muy atractivo, que nos abre a compartir y seguir aprendiendo en este dinámico mundo de la LIJ. Me encanta la vitrina de títulos y las recomendaciones para todos los gustos lectores; que los temas sean tratados en profundidad (¡excelente el de narración oral!); conocer las miradas de expertos chilenos y extranjeros y también las experiencias de usuarios in situ… En fin, por favor sigan con esa pasión y búsqueda abierta de la excelencia; sigan siendo “la plaza” de la comunidad LIJ desde donde va creciendo el aprecio por la lectura de calidad en todos sus formatos y por el trabajo que existe en torno a ella. Un abrazo, Astrid Valderrama Máster en libros y LIJ Universidad Autónoma de Barcelona www.lectoaperitivos.com

7

Había una Vez


actualidad www.nobelprize.org

Nobel para Alice Munro Como “la maestra del cuento contemporáneo” definió la Academia Sueca a Alice Munro, la autora canadiense que acaba de recibir el Premio Nobel de Literatura. La autora, de 82 años, no podrá asistir a la ceremonia de entrega en diciembre en Estocolmo por motivos de salud. “Es aclamada por su delicado arte de narrar, su claridad y su realismo sicológico. Es fantástica para describir al ser humano”, se dijo en la justificación al premio.

Dos muestras imperdibles Sobrevuelo de Chile se titula la exposición que el ilustrador francés Olivier Balez presenta desde el 25 de octubre en PLOP! Galería. Desde su llegada a nuestro país, Balez –autor de numerosos libros– ha recorrido Chile captando su geografía y paisaje. Sus experiencias y mirada quedaron plasmadas en una serie de afiches que se exhiben hasta el 1 de diciembre. Y entre el 8 de noviembre y el 8 diciembre, la misma galería exhibirá el trabajo de la artista colombiana Power Paola, reconocida internacionalmente por su cómic Virus tropical (recientemente editado en Chile por Catalonia/La Editorial Común). La muestra contempla una treintena de dibujos y pinturas originales.

▪▪

Había una Vez

8


actualidad

FILSA 2013

Hasta el 10 de noviembre tendrá abiertas sus puertas la 33ª Feria Internacional del Libro de Santiago, que este año tiene al lector como invitado principal. Con un programa cultural que incluye música, teatro, fotografía, política y hasta fútbol, el principal evento literario de Chile presentó un espacio renovado en su tradicional emplazamiento en el Centro Cultural Estación Mapocho, que incluye un Salón Infantil y Juvenil con talleres temáticos e iniciativas especialmente diseñadas para niños y jóvenes. Entre las actividades programadas se cuentan el conversatorio Terror en la Literatura Infantil, con Ricardo Chávez, Alejandra Acosta y Esteban Cabezas (1 nov., 18:00 hrs); un Taller de ilustración para niños impartido por Magdalena Armstrong y Garvo (3 nov., 12:30 hrs), y una invitación a descubrir el mundo de Gaturro con Nik (9 nov., 17:00 hrs).

Más información y programa en www.camaradellibro.cl

Este año la FILSA tiene su propio “Bestiario de Lectores”, con personajes como el Dramaturnio (que tiene una capacidad asombrosa para mover con independencia sus globos oculares y siempre sapea lo que otra persona está leyendo) y el Fisicolecturista (que se dedica a volúmenes de no menos de 800 páginas). Los personajes son parte de una campaña que busca hacer cómplice al público, invitándolo a identificarse con estas inusuales creaciones.

9

Había una Vez


actualidad

Un libro, una huella La Guía de Literatura, Libros y Lecturas para niños y jóvenes 2013 Un libro, una huella –realizada por el Comité de Evaluación de LIJ del Centro Lector de Lo Barnechea y financiada por el Fondo del Libro y la Lectura 2013 del CNCA–, se presentará y se distribuirá gratuitamente el lunes 11 de noviembre en BiblioGAM y el jueves 14 del mismo mes en la Biblioteca Pública de Chillán.

Más información y descarga en PDF en www.lobarnecheacultura.cl

Adiós a Álvaro Mutis A los 90 años falleció, en septiembre pasado, el reconocido escritor y poeta colombiano Álvaro Mutis. El autor, que residía hace más de cincuenta años en Ciudad de México, recibió en vida múltiples galardones, entre los que se cuentan el Premio Cervantes 2001, el Príncipe de Asturias de las Letras 1997 y el Reina Sofía de Poesía 1997.

Diario de vida El 23 de noviembre se realizará la última sesión del taller Mi primer diario de vida, dirigido a niños entre 8 y 11 años y organizado por segundo año consecutivo por el equipo de Chile para Niños. La actividad se llevará a cabo en la sala de la sección Referencias Críticas de la Biblioteca Nacional.

Para más información escribir a memoria.chilena@bibliotecanacional.cl

Había una Vez

▪ 10


actualidad

Premio Iberoamericano El escritor español Jordi Sierra i Fabra obtuvo el IX Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil. El jurado del galardón destacó su “voluntad renovadora, incansable creatividad y desbordante versatilidad “. El autor recibirá el reconocimiento el 3 de diciembre en la 27ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Feria en Mocha Dick Concepción DISTINGUIDO Stands con textos para niños, material didáctico, charlas con autores, cuentacuentos, actividades culturales y recreativas contempla la primera versión de la Feria del Libro Infantil, FLIN UST 2013, que se realizará el 8 y 9 de noviembre en la Universidad Santo Tomás de Concepción (Avenida Prat 879, esquina Los Carrera).

La novela gráfica Mocha Dick. La leyenda de la ballena blanca, de Francisco Ortega y Gonzalo Martínez, editada por Norma en 2012, resultó ganadora del prestigioso Premio Marta Brunet a la Mejor Obra de Literatura Infantil, otorgado por el Consejo Nacional del Libro y la Lectura de Chile.

11

Había una Vez


actualidad Juan Carlos Palomino

Catálogo de ilustración El ilustrador mexicano Juan Carlos Palomino es el ganador del IV Catálogo Iberoamericano de Ilustración, certamen que convocan la Fundación SM, El Ilustradero y la FIL de Guadalajara, dirigido a ilustradores de publicaciones infantiles y juveniles de cualquier país iberoamericano. El jurado otorgó además cinco menciones especiales. Entre ellas, a dos ilustradoras chilenas que participan en este número de RHUV: Alejandra Acosta, autora de la portada, y Karina Cocq, quien ilustró Mirada iberoamericana. Las otras menciones fueron para Joan Fernández (España), María Luque (Argentina) y Gerardo Suzán (México). El Catálogo estará integrado por los trabajos de 45 ilustradores – seleccionados entre 607 participantes–, entre los que también figuran los chilenos Leonor Pérez, Daniel Blanco y Alexis Díaz. La presentación se llevará a cabo el 1 de diciembre en el marco de la FIL de Guadalajara 2013, en donde se expondrán los trabajos seleccionados.

Karina Cocq

Alejandra Acosta

Había una Vez

12


actualidad

Lista de Honor

IBBY 2014

La primera quincena de octubre se dieron a conocer los títulos seleccionados para la Lista de Honor IBBY-Chile 2014, que representarán a nuestro país en el Congreso Mundial de IBBY en México en 2014 y en importantes ferias internacionales. Los escogidos son:

Diálogos de otoño Bajo el epígrafe general de Diálogos de Lectura, Casa del Lector –el Centro Internacional para la Investigación, el Desarrollo y la Innovación de la Lectura de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez ubicado en Madrid– ha programado nuevos cursos de formación destinados a profesionales y mediadores de lectura. Dentro del ciclo Diálogos de Otoño se contempla la realización de las jornadas Álbumes ilustrados. Educar la mirada (15 y 16 de noviembre) y el curso La biblioteca escolar de calidad, ¿utopía o ilusión? Dinamización de la lectura desde la biblioteca escolar en educación infantil y primaria (12, 13 y 14 de diciembre).

Categoría Texto: Aventuras y orígenes de los pájaros de Sonia Montecino y Catalina Infante, con ilustraciones de Alejandra Acosta (Catalonia). Categoría Ilustración: La Araucana de Alonso de Ercilla, con ilustraciones de Alberto Montt (Quilombo). Categoría Traducción: Diez pequeñas orugas de Bill Martin Jr., con ilustraciones de Lois Ehlert, traducido por Valerie Moir (Zig-Zag).

Más información en http://casalector. fundaciongsr.com/766/Dialogos-de-Lectura

13

Había una Vez


actualidad

Desde el

jardín

Ya está disponible en www.leechilelee.cl la guía para educadoras de párvulos Leer, adaptar e interpretar narraciones, elaborada por el Plan Nacional de Fomento de la Lectura Lee Chile Lee y la Unidad de Educación Parvularia del Ministerio de Educación. En el documento pueden encontrarse una serie de orientaciones acerca de por qué y cómo favorecer el desarrollo de la competencia narrativa, la lectura y la interpretación de textos narrativos.

Talleres en PLOP! Conocer autores importantes de la ilustración de Chile y el mundo es el objetivo del taller Historia de la Ilustración, que impartirán Claudio Aguilera e Isabel Molina, dos de los socios fundadores de PLOP! Galería. Pueden inscribirse ilustradores, escritores y público general. El taller se extenderá por cuatro clases a partir del jueves 14 de noviembre y las sesiones se realizarán en PLOP! Galería (Merced 349 N°7, Barrio Lastarria).

Para más información de este y otros cursos: http://talleresplopgaleria.blogspot.com/

Libro de Memoriosa

Con motivo de los 200 años de la Biblioteca Nacional, la entidad presentó el Libro de Memoriosa, publicación ilustrada que, a través de las aventuras de una curiosa niña, invita a los más pequeños a conocer los tesoros que resguarda la Biblioteca Nacional y a familiarizarse con el patrimonio cultural y natural chileno. Desde su lanzamiento, a fines de agosto pasado, se han repartido gratuitamente cientos de ejemplares en distintas actividades de difusión y promoción de la lectura organizadas por la Dibam y la Biblioteca. El libro está a la venta en la librería LOM ubicada al interior del centenario edificio de calle Alameda.

Más información en www.chileparaninos.cl y www.memoriachilena.cl

Había una Vez

14


actualidad

Reconocimiento a Sonia Montecino La antropóloga y escritora Sonia Montecino fue reconocida con el Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales, otorgado por el Ministerio de Educación de Chile. El jurado destacó “la originalidad de su trabajo, la importancia social que han alcanzado sus estudios sobre antropología de género y etnografía nacional y su aporte sostenido a la formación de nuevos investigadores en estos campos”.

DISTINCIÓN INTERNACIONAL El poeta cubano radicado en Chile Aramís Quintero, acaba de ser galardonado con el Premio Hispanoamericano 2013 de Poesía para Niños, convocado por la Fundación para las Letras Mexicanas y el Fondo de Cultura Económica. Quintero actualmente forma parte del equipo de Lectura Viva.

Premio Álbum Ilustrado Hasta el 8 de noviembre está abierta la convocatoria al III Premio Internacional de Álbum Ilustrado Edelvives. Pueden participar escritores e ilustradores de cualquier nacionalidad. El premio está dotado con 12.000 € y el resultado se dará a conocer la segunda quincena del mes de enero de 2014.

Bases en http://www.edelvives.com/premios/album-ilustrado/bases-castellano

15

Había una Vez


columna

columna

Xosé Ballesteros Editor de Kalandraka Escritor y especialista en literatura infantil

El reto de editar para niños Durante la celebración de la última edición de Liber que tuvo lugar en Madrid, la Ministra de Cultura de Colombia, Mariana Garcés, presentó el proyecto Leer es mi cuento: un programa gubernamental que tiene como objetivo dotar de material bibliográfico a las bibliotecas escolares de su país. Colombia forma parte de ese grupo de países latinoamericanos entre los que figuran México, Argentina, Chile, Brasil y Perú, entre otros, que destinan año tras año importantes cantidades para que sus ciudadanos más jóvenes tengan acceso a la lectura en establecimientos públicos. En un momento de su intervención, la ministra enfatizó: “deseamos que la lectura ayude a que los lectores más jóvenes puedan llegar a ser ciudadanos críticos, libres y no meros ciudadanos consumistas”. Han leído bien: ciudadanos críticos, es decir, con capacidad para razonar por sí mismos y establecer juicios de valor autónomos. Ese deseo en positivo de Mariana Garcés, que cualquier persona bienintencionada asume, me recordó los postulados de Gianni Rodari, explícitos en su imprescindible Gramática de la fantasía: “Todos los usos de la palabra para todos me parece una buena frase, con un buen tono democrático. No para que todos sean artistas, sino para que nadie sea esclavo”. Y pensar en Rodari me recordó asimismo el reto que tenemos los que desarrollamos nuestra profesión en el ámbito de la LIJ, puesto que lo que las editoriales publicamos ahora es lo que estamos ofreciendo a los ciudadanos del mañana: ¡estamos construyendo la memoria del futuro! De ahí la gran responsabilidad de los editores a la hora de elegir qué publicar y la de los comités de lectura a la hora de elegir qué seleccionar. Pero es muy difícil hacer frente a la banalidad, al consumismo, a la literatura-basura.

Había una Vez

16


André Schiffrin, en La edición sin editores, ya explicaba bajo qué parámetros se edita hoy mayoritariamente en el mundo (también para los más jóvenes): la literatura se ha convertido en un producto más de consumo, de usar y tirar. Ante esta realidad, está circulando por la red un Manifiesto en favor de la educación ética y estética para niños y jóvenes, que promueve Tantágora (www.tantagora.net) desde Cataluña (España). Un documento que dice, entre otras cosas: “…desde hace tiempo, constatamos una progresiva banalización de los productos culturales que se ofrecen a las nuevas generaciones y que empobrecen paulatinamente sus valores éticos y estéticos en nuestro país. Corremos el peligro de reproducir una sociedad con más educación formal pero más pobre culturalmente…“ He ahí el dilema: ciudadanos críticos o simples consumidores. Lecturas (además) educativas o propuestas banales. ¡Y pensar que hay quien cree que publicar para niños es un juego de niños! Que cualquier cosa ocurrente, ingeniosa o con mucho colorido ya puede ser un libro para niños. Nada nuevo bajo el sol. Hace muchos años, en 1958, el pedagogo italiano Giovanni Calò escribió en el prólogo del Avviamento crítico alla letteratura giovanile de Enzo Petrini: “De acuerdo con la evolución de toda la experiencia y

17

de toda la crítica moderna acerca de la literatura para la infancia, el libro para niños y adolescentes debe ser sustancialmente obra de arte…”. Quizás publicar obras de arte no sea más que un ideal que pocas veces se consigue alcanzar. Me conformaría con que toda obra que se publique para nuestros infantes y jóvenes cumpla con uno de estos requisitos: que emocione, que divierta o que aporte una nueva visión a un tema que haya sido tratado anteriormente pero, en cualquier caso, como desea la ministra Mariana Garcés: “que la lectura ayude a que los lectores más jóvenes puedan llegar a ser ciudadanos críticos, libres y no meros ciudadanos consumistas”.

“…lo que las editoriales publicamos ahora es lo que estamos ofreciendo a los ciudadanos del mañana: ¡estamos construyendo la memoria del futuro!” Había una Vez


PLAN LECTOR

LECTURAS

82 títulos con

¿Cómo preparamos un Plan lector para su colegio? Editorial Vicens Vives les ofrece un Plan lector para su colegio organizado por cursos y trimestres. El plan puede ser definido por el propio centro escolar o bien propuesto por los especialistas en literatura de nuestra editorial. El Plan lector se diseñará al objeto de que el alumnado disfrute de una amplia y variada lista de autores, estilos y géneros literarios a lo largo del recorrido académico.

¿Qué ventajas y elementos les ofrece el Plan lector Vicens Vives? Como complemento a las actividades que aparecen en las obras sugeridas, Vicens Vives les entregará unos cuadernos de actividades sobre valores éticos y sociales correspondientes a los títulos seleccionados. Guías didácticas de las actividades publicadas en el apéndice de los títulos escogidos. CD Proyecto didáctico del plan lector.


LECTOR VICENS VIVES

S A LA CARTA

n valores, a elegir

Para el alumno - Lecturas seleccionadas. - Cuadernos con actividades sobre valores de las lecturas adoptadas.

Para el docente - Copia del Plan lector del centro. - Lecturas seleccionadas. - Cuadernos con actividades sobre valores. - Guías didácticas. - CD del proyecto didáctico.

¡SOLICITE EL PLAN LECTOR PARA SU COLEGIO!


especial

terror en la LIJ

Terror al cubo: tres miradas sobre un gĂŠnero

HabĂ­a una Vez

18


Miedos infantiles, temores universales, situaciones inexplicables, personajes siniestros… En este número de RHUV, cuatro expertos analizan el horror desde tres perspectivas: el terror en la historia de la literatura, de la LIJ, y en apuestas ilustradas que rompen esquemas. Además, recomendaciones inquietantes para todas las edades y algunas pautas para valorar libros que apuestan por el horror.

19

Había una Vez


Ilustración de Alfredo Cáceres

http://www.flickr.com/alfredocaceres Había una Vez

20


especial

terror en la LIJ

Cuéntame una historia de terror y te diré a qué le temes En este artículo, la doctora en Literatura Macarena Areco presenta una breve historia del terror como género literario. Además, analiza cómo la literatura de horror representa, de manera directa o desplazada, los temores y preocupaciones de su autor y de la época en la cual se inserta. Por Macarena Areco Doctora en Literatura Académica Facultad de Letras Pontificia Universidad Católica de Chile

Fantasmas, maquinarias de tortura, monstruos, mansiones encantadas, castillos sangrientos, brujas seductoras, locos perversos; las figuras que la literatura de terror pone ante nuestros ojos suelen aparecérsenos como el resultado de la imaginación desbocada de un poeta fuera de sus cabales, quien nos cuenta situaciones fantásticas, completamente alejadas de la vida cotidiana. Pero, si vamos más allá y les prestamos oído a los ecos que surgen de estos relatos, percibimos que de lo que nos hablan es de esperanzas no realizadas, de violencias extremas, de poderes conocidos o desconocidos; en suma, de hechos de la historia o del presente que han truncado las vidas y las trayectorias de personajes, quienes, más allá de la tumba y de toda esperanza, se obstinan en hacerse presentes, en materializarse en el aquí y el ahora, dando cuenta de una experiencia individual que de alguna manera nos involucra a todos. Historia del terror: de cultos satánicos a fuerzas desconocidas “Tan viejo como el pensamiento y el lenguaje humanos” (13), dice el escritor estadounidense Howard Phillips Lovecraft 1, el relato de terror tiene su origen en ritos de fertilidad europeos

21

Había una Vez


especial

terror en la LIJ

en los que se practicaban la brujería y el culto a Satanás, que formaron una tradición que se transmitió durante miles de años entre los campesinos, a pesar de la dominación de las religiones druida, grecolatina y cristiana. Según este autor, de ella formaron parte los astrónomos, cabalistas y alquimistas, y también los constructores de catedrales que incluyeron imágenes fantásticas en estos monumentos. En esta corriente subterránea se prefiguran una serie de personajes característicos de la literatura de terror, como son el fantasma, el hechicero, el hombre-lobo y el amante diablo, entre otros. Integran esta tradición obras clásicas y medievales, como el incidente del hombre-lobo que relata Petronio, el Libro de las maravillas de Flegón, los Eddas y sagas escandinavas, el Beowulf, los relatos de los Nibelungos, los escritos de Dante y, en el teatro isabelino, dramas como Macbeth y Hamlet, por nombrar algunas de las más importantes. Durante el siglo XVII y comienzos del XVIII, este tipo de literatura aumenta, hasta que, a mediados del siglo XVIII, surge la novela gótica, en la cual el relato de terror toma por primera vez una forma literaria fija, con argumentos que se sitúan en un castillo o en un monasterio misterioso, de preferencia ubicado en España o en Italia, por donde se pasean fantasmas en busca de reconocimiento o monjes malignos en un ambiente medieval. Es lo que ocurre normalmente en los episodios de ScoobyDoo y, como en la serie de dibujos animados, al final suele suceder que se trata de un montaje, pues el procedimiento utilizado es el de lo fantástico explicado, en palabras del teórico Tzvetan Todorov.2

...el relato de terror tiene su origen en ritos de fertilidad europeos en los que se practicaban la brujería y el culto a Satanás... Había una Vez

22


Para el estudioso español Rafael Llopis, la literatura de horror surge cuando se ha dejado de creer en lo sobrenatural. A partir de esto, distingue cuatro etapas en el desarrollo de lo que llama el cuento de miedo3. La etapa preterrorífica, que incluye el prerromanticismo inglés y alemán y la novela gótica inglesa con autores como Horace Walpole, Clara Reeve, Ann Radcliffe y M. G. Lewis. La fase terrorífica, que comprende los últimos años de la época victoriana hasta comienzos del siglo XX, cuando los recursos románticos se agotan y surge la ghost story cuyas características principales son la brevedad, el realismo y el humorismo. Su precursor es Edgar Allan Poe, su iniciador es Sheridan Le Fanu y su mayor exponente Montague Rhodes James. La neoterrorífica, que incluye el primer tercio del siglo XX, en que se buscan formas cada vez más racionalizadas y se profundiza en lo numinoso, entendiendo por esto la emoción inexplicable que surge de la manifestación de poderes mágicos o religiosos. Destacan aquí Algernon Blackwood y H. P. Lovecraft. Y finalmente, la etapa metaterrorífica, que surge a mediados de la década de los sesenta, de la ciencia ficción, llamada “nueva cosa”, en que ya no se busca provocar terror en el lector, sino adentrarse en lo desconocido. Terror y experiencia histórica “Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo”, escriben Marx y Engels en su Manifiesto de 1848, utilizando una metáfora que expresa de qué modo, más allá de los confines de la razón ilustrada, que separa el conocimiento de lo verificable de las supersticiones irracionales, historia e imaginación se mezclan cuando se trata de miedos sociales compartidos. Esto es lo que ocurre a mediados del siglo XIX, cuando la Restauración triunfa en Europa y se imponen el poder del capitalismo y la sociedad de consumo, pero se sigue temiendo el retorno de las grandes masas populares que irrumpieron en la escena política durante la Revolución Francesa. Más de medio siglo después, otro de los grandes pensadores de la modernidad, Sigmund Freud, plantea que el sentimiento de lo ominoso o lo siniestro (Unheimlich) es provocado por experiencias que provienen de la prehistoria de la humanidad o de la infancia de la persona, las cuales fueron entonces familiares, pero luego pasaron a ser reprimidas y terminan retornando como terroríficas. Siguiendo estas ideas, propone que en el cuento El hombre de arena, del escritor alemán E. T. A. Hoffmann –en el que se relata la admiración que un joven siente por una muchacha que ve detrás de una ventana y

23

Había una Vez


especial

terror en la LIJ

...historia e imaginación se mezclan cuando se trata de miedos sociales compartidos. que resultará ser una autómata–, lo que causa miedo no es la muñeca Olimpia, sino la amenaza de castración de parte del alquimista que le quiere quitar los ojos, y que representa la figura del padre. Así, la literatura de horror aparece como un género especialmente propicio para representar, a veces de manera directa, aunque más generalmente de forma desplazada, temores y preocupaciones experimentados por el autor, y por la época en la cual se inserta. Es esta tesis la que intentaré mostrar a través de dos ejemplos.

Había una Vez

24


Una historia de monstruos y otra de fantasmas Un joven ginebrino, muy talentoso e inteligente, estudia con gran éxito filosofía natural (lo que ahora denominaríamos ciencias naturales), tanto así que es capaz de crear, a partir de la tecnología del galvanismo y de partes de cadáveres, un ser vivo. A pesar de la importancia de su descubrimiento, la fealdad del ser al que ha dado vida le provoca tal horror, que huye y cae enfermo. Por su parte, la criatura va lentamente conociendo el mundo, aprende a leer (Vidas paralelas de Plutarco, El paraíso perdido de Milton y Las desventuras del joven Werther de Goethe) y a escribir; admira de lejos a una familia ejemplar a la que aspira a integrarse, pero esta la rechaza violentamente debido a su aspecto. Poco después, salva a una niña que se estaba ahogando, pero el padre, en lugar de agradecerle, le dispara. Más adelante comete, sin quererlo, un primer asesinato –William, el pequeño hermano del científico– y luego continúa a conciencia su carrera de asesino, causando la muerte de toda la familia de su creador. La historia es, por supuesto, la de Frankenstein o el moderno Prometeo, novela publicada por Mary Shelley en 1818, momento en que las críticas conservadoras a la Revolución Industrial y a la Revolución Francesa se hacen oír con fuerza. Se argumenta entonces que la razón desprovista de fe, que toma el lugar de dios y se expresa en la

25

ciencia y en la política, crea monstruos imposibles de controlar, los cuales guillotinan a los inocentes y destruyen la paz del hogar y de la familia. La autora, hija de un influyente filósofo político anarquista inglés y de una conocida feminista, integró, junto a su marido Percy Shelley y a Lord Byron, la tercera generación romántica inglesa, muy comprometida con la política de izquierda de la época, y conocida como escuela satánica, por su idea del artista rebelde, individualista y titánico. La muerte de la madre de Mary como consecuencia del nacimiento de su hija, la falta de apoyo de su padre en su relación inicial con Shelley, la muerte de un hijo, el nacimiento de otro y la pérdida de otro durante el embarazo mientras escribe el libro, están en el origen de una obra que plantea los temores y las contradicciones de la feminidad, la maternidad, lo público y lo privado, la política, la ciencia y la tecnología en un periodo clave del desarrollo de la modernidad.4 Una joven exiliada que ha vivido casi toda su vida en Europa, luego de sufrir un accidente automovilístico en el que su madre muere, viaja a su lugar de origen, Chile, para conocer la historia de su familia y del país. Mezclado con el relato de las mentiras y la violencia que se ocultan debajo de los distintos periodos de la historia nacional –la Conquista, la Colonia, el Chile republicano y la dictadura de Pinochet–, se presenta el descubrimiento que hace la joven de que su padre

Había una Vez


especial

terror en la LIJ

ha sido un colaborador del régimen militar y que ha escrito una historia oficial del país, en la que se borran o edulcoran los episodios siniestros. Mientras recorre la ciudad, cada cierto tiempo pedazos de vidrio caen de su cabeza y la sangre corre por su cara. Nos damos cuenta, entonces, que ella también murió en el accidente y que es un cadáver que, como los asesinados en 1973, baja por el río Mapocho, mientras su alma vaga por el Santiago de fin de siglo intentando comprender lo que ha ocurrido con su familia y con su país. Esta historia corresponde a Mapocho de la escritora chilena Nona Fernández5, una novela híbrida que mezcla historia, mito y terror, y en la cual, al igual que otras obras publicadas en Latinoamérica durante el siglo XX –como La amortajada de María Luisa Bombal o Pedro Páramo de Juan Rulfo–, las almas en pena, o más bien los cuerpos muertos que recorren ya sea física o mentalmente el tiempo o el espacio, intentan explicarse cómo han llegado a la muerte y se han convertido en espectros que han quedado fuera de la vida y de la historia. El enigma que estos personajes plantean sigue reverberando y sus preguntas continúan repitiéndose como en un eco, porque, como dice el crítico argentino Daniel Link, “el fantasma no es un mito sino una potencia pura de gesticulación y no viene a resolver ninguna contradicción sino precisamente a sostenerla”6 .

Referencias Bibliográficas: 1 El horror en la literatura. Madrid: Alianza Editorial, 1973. 2 Introducción a la literatura fantástica. Barcelona: Ediciones Buenos Aires, S.A., 1970. 3 “M.R. James o el apogeo del fantasma”, en Trece historias de fantasmas. Madrid: Alianza Editorial, 1973. 4 Ver la “Introducción” de Isabel Burdiel en Frankenstein o el moderno Prometeo. Madrid: Cátedra, 2007. 5 Mapocho. Santiago: Planeta, 2002. 6 Fantasmas. Imaginación y sociedad. Buenos Aires: Eterna cadencia, 2009.

Había una Vez

26


12 LIBROS DE TERROR INDISPENSABLES: Macarena recomienda

Melmoth el errabundo, de Charles Maturin. Frankenstein, de Mary Shelley. Narraciones extraordinarias, de Edgar Allan Poe. El extraño caso del doctor Jekyll y Mister Hyde, de Robert Louis Stevenson. Drácula, de Bram Stoker. El caso de Charles Dexter Ward, de H. P. Lovecraft. En las montañas de la locura, de H. P. Lovecraft. Los mitos de Cthulhu, de H.P. Lovecraft y otros autores. Psicosis, de Robert Bloch. El resplandor, de Stephen King. Entrevista con el vampiro, de Anne Rice. Libros de sangre, de Clive Barker.

27

Había una Vez


Ilustración de Maritza Piña Bustamante

www.cargocollective.com/maripinia

Había una Vez

28


especial

terror en la LIJ

Me da miedo la LIJ… “Los cuentos de hadas superan la realidad no porque nos digan que los dragones existen, sino porque nos dicen que pueden ser vencidos.” (Gilbert Keith Chesterton). Esta cita ilustra, gráficamente, lo que aquí quiero exponer: que los miedos infantiles están más que presentes en los niños y que la literatura es un tremendo espacio para hacerlos evidentes y, por qué no, para purgarlos. Por Claudia Olavarría Editora de Gata Gorda Ediciones Académica Facultad de Educación Pontificia Universidad Católica de Chile

Uno de los primeros acercamientos académicos que tuve con la literatura infantil y juvenil fue a través del teórico austríaco Bruno Bettelheim y su Psicoanálisis de los cuentos de hadas (1977). Fue gracias a él que me acerqué a las primeras certezas de que la literatura tiene un poder especular, un poder de reflejarnos –consciente o inconscientemente– a nuestro yo interior. Ese yo interior que, como adultos, debiéramos (en teoría) tener visualizado, no es tal en los niños y niñas en formación. Es allí, en ese espacio de cobijo que brinda la literatura, las historias bien contadas, los relatos contados a la luz de la lumbre, donde el niño puede reconocer y reconocerse, especialmente en los miedos que lo albergan, que lo superan y que desconoce cómo afrontar. Pienso en el miedo al abandono, a la muerte, al rechazo. Como menciona Bettelheim, el cuento de hadas nos permite evidenciar ciertos miedos y, eventualmente, nos permitiría sanarlos y avanzar a la siguiente etapa de aprendizaje del yo. Plantea que los cuentos de hadas ofrecen guía y seguridad al niño en su etapa de crecimiento.

29

Había una Vez


especial

terror en la LIJ

En cierta medida, estimulan la esperanza de que sus miedos y frustraciones pueden ser vencidos. Por ejemplo, plantea que La Cenicienta es un buen recurso literario para enfrentar el miedo al abandono propiciado por la aparición de hermanos menores. Recordemos que Cenicienta pierde a su madre –primer acercamiento al miedo a la muerte– y luego es abandonada a su suerte por el padre y la madrastra, además de recibir los maltratos de sus hermanastras. ¿Qué mejor manera de acercarles la esperanza de que el estado de la situación original puede ser restituido, que mediante el calor y el afecto de una historia contada antes de dormir? ¿Y la nueva LIJ?

algunos ejemplos que pueden iluminar esta perspectiva.

Outside over there, de Maurice Sendak: el miedo al rapto Este es, quizás, uno de los álbumes más espeluznantes del autor estadounidense. Trata sobre el rapto de una pequeña bebé quien, estando al cuidado de su hermana mayor, es arrebatada por unos duendes. Aquí, probablemente, la perturbación no necesariamente está dada por el texto –en sí mismo perturbador– sino por las imágenes realistas de Sendak. Por ejemplo, en el momento del rapto de la niña, se nos muestra cómo los duendes la alejan de su cuna y la reemplazan por una figura similar a ella, pero construida en hielo.

Claro es el aporte de la LIJ tradicional, del cuento maravilloso, respecto de la relación que se puede establecer entre la evidencia de los miedos y su posible restitución. No obstante, ¿qué nos aporta la nueva LIJ al respecto? Fanuel Hanán Díaz, en su artículo Libros perturbadores: una categoría a la sombra (2009), expone acerca de la perturbación como un fenómeno de recepción, asociado mayoritariamente al mundo adulto. ¿Nos complica hablar de la muerte, del maltrato o del abandono? Probablemente, a nosotros los adultos, mucho. Pero, y a los niños, ¿les perturba necesariamente? Hoy, la LIJ está plagada de ejemplos de libros que tratan temas que, desde nuestra mirada de adultos, pueden ser perturbadores pero que, sin embargo, podrían cumplir una función reparadora similar a la que ejercen en los cuentos de hadas. Propongo Outside over there, Maurice Sendak (Harper Collins). Había una Vez

30


¿Nos complica hablar de la muerte, del maltrato o del abandono? Probablemente, a nosotros los adultos, mucho. La imagen se completa con el siguiente texto: “So the goblins came. They pushed they way in and pulled baby out, leaving another all made of ice” (“Entonces vinieron los duendes. Se abrieron camino y sacaron al bebé dejando a otro, hecho completamente de hielo.”) Aquí se presentan dos posibles miedos: el miedo a la desprotección y al abandono, representado por la pequeña niña raptada, y el miedo a la pérdida y a la ausencia, representado por la hermana mayor. Esta última cumple una doble función en el texto: ser la guardadora de su pequeña hermana y la protectora de su madre, deprimida por la ausencia del padre, quien ha salido a navegar. ¿No habrá aquí otra representación más del temor? Esa falta del padre y esa ausencia mental -no física de la madre- me hacen pensar nuevamente en el abandono, en la carencia… Volvamos a la perturbación del rapto infantil. Sendak, desde el texto y la imagen, nos presenta un mundo fantástico, muy cercano a los mundos creados en los cuentos de hadas, donde la maravilla es la norma. Aquí, el hecho de que un niño sea raptado desde su cuna, probablemente perturba a mayores y menores; se ve reflejado un miedo ancestral a perderse en lo profundo de lo desconocido –visto ya en diversas historias de corriente popular: Hansel y Gretel, Caperucita roja, Blancanieves, entre otras-. Entonces, ¿cómo se restituye el orden inicial en Outside over there? Es la hermana mayor, cual heroína de cuento de hadas, quien sale en la búsqueda de su hermana pequeña, a internarse en lo profundo del bosque y sus peligros. ¿Cuántos niños no han sentido ese miedo a lo desconocido, representado muchas veces en el bosque, en la oscuridad, en lo indómito? ¿Quién más adecuado para salvarnos de los peligros que nuestros hermanos mayores? ¿Qué mejor que evidenciar que el bien puede ser restituido a través de esta compleja historia de Sendak?

31

Había una Vez


especial

terror en la LIJ

Tot, de Dominique Schwarzhaupt: miedo a la oscuridad En este álbum –que espero disculpen la cercanía, pero no puedo dejar de nombrar-, la pequeña niña vestida de rojo no le teme a nada, excepto a la oscuridad. Tot, un monstruo enorme –ni tan espeluznante– le teme a todo, excepto a la oscuridad. En el descubrimiento de sus miedos, los propios y los ajenos, irán purgándolos, hasta hacerlos invisibles. Casi tan invisibles como Tot… Este libro permite acercarse a uno de los miedos más recurrentes de la infancia: la oscuridad. Pero, ¿es la oscuridad misma la que nos aterra cuando niños? Probablemente no. Es lo desconocido, los monstruos que ella alberga, las pulsiones más ocultas como diría Bettelheim. Todos, en algún momento de nuestra infancia, necesitamos de esa lucecita prendida para poder dormir, de ese Tot que nos ayuda a pasar a una nueva etapa de crecimiento, o quizás, solo nos conforta saber que esa oscuridad es parte de nosotros mismos…

Hansel y Gretel, de Anthony Browne: el miedo atmosférico Retomando a Bettelheim y actualizándolo en Browne: “[…] sin embargo, la angustia de separación –el temor a ser abandonado– y el miedo a morir de hambre, junto con la voracidad oral, no son exclusivos de ningún período de desarrollo en particular. Tales temores se dan en todas las edades en el inconsciente, por lo que dicho cuento tiene también sentido para niños mayores, a la vez que los estimula.” (1977). Hago referencia a la historia de los Grimm, ilustrada por Browne (2011), por dos razones: primero, porque probablemente Hansel y Gretel sea una de las narraciones que mejor retrata el miedo al abandono y, segundo, porque Browne le otorga un nuevo cariz al miedo: una atmósfera escalofriante a través de las imágenes. Evelyn Arizpe y Morag Styles, en el capítulo “Dejar que salga la historia. Encuentros visuales con El túnel, de Anthony Browne” del texto Lectura de imágenes. Los niños interpretan textos visuales (2004), analizan la obra de Browne con Hansel y Gretel, Anthony Browne (FCE). Había una Vez

32


niños de entre 5 y 11 años. Algunos de ellos notan que Browne –quizás deliberadamente– intenta crear una atmósfera de miedo, apropiándose de otros cuentos de hadas para crear visualmente dicha sensación. El trazo hiperrealista de Browne propicia el encuentro con el espacio asociado al terror, probablemente a lo desconocido, tal como podemos observar en la imagen de Hansel y Gretel, donde se presenta a la bruja de la casa de galleta, especialmente en el trabajo con los claroscuros. Pero atención, Browne no solo presenta una atmósfera de miedo asociada a lo desconocido (el bosque, la bruja), sino que también lo hace respecto de lo conocido: la madrastra.

Hansel y Gretel, Anthony Browne (FCE).

Claro es el aporte de la LIJ tradicional, del cuento maravilloso, respecto de la relación que se puede establecer entre la evidencia de los miedos y su posible restitución. 33

Había una Vez


especial

terror en la LIJ Observemos cómo se potencia un símil escalofriante entre ambos personajes femeninos, quienes en la narración representan el mal: el abandono y la posibilidad de ser devorados. Como en todo cuento de hadas, Browne se hace cargo de la restitución del orden, a través del encuentro (textual) de los niños con el padre y la muerte de la madrastra, pero también a través de un nuevo manejo de los claroscuros, mediante un haz de luz que ilumina la escena con esperanza, que a su vez devuelve el estado de la situación al origen. Como justificadamente mencionó Chesterton, los dragones (y las brujas y los bosques y los monstruos) de la LIJ están allí para mostrarnos que pueden ser vencidos, que podemos superarlos. Entonces, y como ya se ha mencionado, qué mejor manera de hacerlo que a través de las múltiples posibilidades que nos otorga la LIJ, ya sea antigua o nueva. Permitamos que los lectores en formación se sumerjan en las historias de abandono, de miedo, de ausencia, de muerte, que les permitirán vivenciar especularmente aquello que los aqueja en su más profundo interior y, quizás, purgarlo.

Hansel y Gretel, Anthony Browne (FCE).

Bibliografía: Arizpe, E. & Styles, M. (2004). Lectura de imágenes. Los niños interpretan textos visuales. México: FCE. Bettelheim, B. (1977). Psicoanálisis de los cuentos de hadas. Barcelona: Crítica. Browne, A. (2011). Hansel y Gretel. México: FCE. Díaz, F. (2009). “Libros perturbadores: una categoría a la sombra” en Barataria nº 10. Schwarzhaupt, D. (2012). Tot. Santiago: Gata Gorda Ediciones. Sendak, M. (1981). Outside over there. Nueva York: Harper Collins.

Había una Vez

34


Claudia comparte con RHUV su selección de

13 títulos inquietantes:

Birgit, historia de una muerte, Gudrun Mebs / Beatriz Martín Vidal (il.), El Jinete Azul, 2011. Detrás del muro, Isabelle Carrier y Elsa Valentin, Juventud, 2011. Donde viven los monstruos, Maurice Sendak, Alfaguara, 2009. El libro triste, Michael Rosen y Quentin Blake, Serres, 2005. El pato y la muerte, Wolf Erlbruch, Barbara Fiore, 2011. El túnel, Anthony Browne, FCE, 1993. Hansel y Gretel, Anthony Browne, FCE, 2011. Juul, Gregie de Maeyer y Koen Vanmechelen, Lóguez, 2005. Los cuentos de los hermanos Grimm, Noel Daniel (Compilador), Taschen, 2011. Los tres osos, Anthony Browne, FCE, 2010. Outside over there, Maurice Sendak, Harper Collins, 1981. Ramón preocupón, Anthony Browne, FCE, 2006. Tot, Dominique Schwarzhaupt, Gata Gorda Ediciones, 2012.

35

Había una Vez


Ilustración de Tomás Moya

http://trabajosretorcidos.blogspot.com Había una Vez

36


especial

terror en la LIJ

Lecturas siniestras (o de cómo asustarse con la luz prendida) En este artículo, Pablo Álvarez y Lucas Costa postulan el terror en la literatura para jóvenes desde su esencia perturbadora, y no desde los múltiples géneros que lo representan o desde las fórmulas convencionales con que suele abordarse. Por Pablo Álvarez F. Encargado Área Juvenil Centro Lector de Lo Barnechea y Lucas Costa A. Licenciado en Letras. Poeta, autor de Encomienda (Editorial Cuneta, 2013)

Vivimos rodeados de imágenes cruentas; diariamente nos enfrentamos a escenas y situaciones dignas de un filme de los años ‘80. Viernes 13 (o Jason, como la conocemos popularmente) parece haber encarnado en los noticiarios, en las páginas web sensacionalistas o en los videos de Youtube, donde el morbo genera una alta cantidad de visitas diarias. Recordamos entonces los años ‘90, cuando Internet comenzaba recién a masificarse en nuestra generación, entre amigos y compañeros de curso. Era habitual revisar páginas web que exhibieran escenas reales –al menos eso nos hacían o queríamos creer– de violencia extrema: hombres mutilados, rostros reventados, cuerpos ensangrentados o accidentes que terminaban con familias completas repartidas por el suelo, como pequeñas piezas orgánicas de Lego.

37

Había una Vez


especial

terror en la LIJ

Pero esos filmes que en nuestra infancia nos aterrorizaban, ya sea por la masacre, por lo sangrientos o por esa ilusión que hacía temer ser la próxima víctima de la sierra redentora de Jason, ya no asustan a nadie. No consideramos que esto sea producto de un refinamiento en el espectador o que este sea ahora más exigente en cuanto a las imágenes o los textos que lo aterran. Lo que pasa es que el miedo que triunfa hoy es el que se enmarca en el género del terror psicológico, como suelen llamarlo los críticos periodísticos, los espectadores o los lectores de sagas. Pero, ¿qué entienden los periodistas, los espectadores o los lectores por terror psicológico? En la pantalla grande, el hecho de desconocer la forma de aquello que nos acecha. En la literatura para jóvenes, la amenaza de que el héroe no logre su objetivo o que sea eliminado por su antagonista. Ejemplos hay muchos: El aro, Saw o El conjuro en el cine, y Maze Runner, Los juegos del hambre o Cazadores de sombras en los libros juveniles. Pero tal como Jason dejó de ser terrorífico para algunos de nosotros, Frankenstein o Drácula, sobre todo en sus versiones cinematográficas, también dejaron de serlo para otros en décadas anteriores. No sería raro pensar que ese pretendido terror psicológico de los filmes y libros que los jóvenes devoran hoy dejen, en las próximas generaciones, de provocar el espanto que actualmente producen en sus consumidores. Es por eso que proponemos abordar un corpus literario que no se enmarque en el género del terror, sino en lecturas que nos

Había una Vez

perturban en su sentido más siniestro. Por tanto, vamos a intentar fijar la vista en ciertos mecanismos de la LIJ contemporánea que nos provocan o nos hacen experimentar horror. Entenderemos esa perturbación desde lo que Freud denomina como unheimlich, también llamado ominoso, y define de la siguiente manera: “Aquella variedad de lo terrorífico que se remonta a lo consabido de antiguo, a lo familiar desde hace largo tiempo”. Consideramos que los textos, imágenes y lecturas más cercanas al horror son aquellas que perturban al lector, que lo desorientan en su forma de concebir el mundo y las cosas que lo rodean; imágenes de lo familiar extrañado, aquello que nos desfamiliariza con nuestro entorno. Ominosas lecturas para jóvenes Dejemos a Jason (léase Lleison) y entremos a Jason (léase Jasón), autor noruego de novelas gráficas publicadas en español por la editorial Astiberri. Su trabajo es perturbador por donde se lo mire. Todo es aparente en Jason: la inexpresividad de los ojos vacíos y blancos de los personajes, las situaciones inverosímiles pero cargadas de profundos cuestionamientos existenciales, el coqueteo con los géneros. Perturbadores son los movimientos mecánicos de los personajes, sus silencios prolongados, la paleta de colores simples y planos que no saturan los espacios, sino al contrario, le otorgan una profundidad abismal. Los relatos Émilie le envía un saludo y Proto film noir, pertenecientes al libro Low Moon (Astiberri, 2009), son breves narraciones donde el humor negro da paso, paulatinamente, a imágenes donde

38


lo ominoso, lo rarificado, la angustia de la imagen, comienza a asomarse. Encubiertos en el género detectivesco, la ciencia ficción o el relato amoroso, las narraciones gráficas de Jason son, en su esencia, profundamente perturbadoras. Los personajes, animales antropomorfos, se desplazan y actúan de manera poco habitual por contextos enrarecidos. En el primer relato de Low Moon, una chica encarga a un sicario exterminar a una serie de hombres, quienes deben, antes de ser ejecutados, escuchar un mensaje críptico, indescifrable para nosotros: “Émilie le envía un saludo”. Con este leitmotiv se traza una trama oscura donde el silencio y los escenarios juegan un rol preponderante, sobre todo los fondos teñidos de negro, el decorado minimalista y la situación enturbiada por la presencia constante de la muerte. Nunca explícita, nunca vulgarizada, asistimos a la muerte de manera sutil e indirecta: a través del asesino a sueldo, quien reporta por medio de una grabadora, el deceso de los hombres en la lista. La presencia ausente de los asesinados, que logramos identificar por medio de fotografías tachadas con una cruz y adheridas a una pared, registros macabros de una revancha que no logramos entender, que nos es extraña, produce una abismal angustia. Low Moon, Jason (Astiberri). 39

Había una Vez


especial

terror en la LIJ

Low Moon, Jason (Astiberri).

El coqueteo con los géneros no se agota en lo anterior. En el relato gráfico Proto film noir o en la novela gráfica ¿Por qué haces esto? (Astiberri, 2007), Jason dialoga con el relato policial, la serie negra y la ciencia ficción nuevamente. Citas a La ventana indiscreta de Hitchcock o al realismo sucio de Carver, son solo una forma de narrar que va más allá de las fórmulas propias de los géneros. La obra de Jason no produce terror sino que altera, conmociona en su relato a partir de los desajustes, los quiebres con lo familiar, con lo reconocible. Insistimos en los ambientes enrarecidos, en la expresión a través del color y la infinidad de sentidos que el silencio aporta. En un ejercicio similar, abordaremos el siguiente texto. Podríamos estar en el Berlín amurallado, en un gueto de la Polonia del Este o en un campo de concentración bordeando el estilo Matrix. Pero lo cierto es que el relato pasa y no pasa en esos lugares. Podría transcurrir en cualquier parte del mundo. Porque En el país de la memoria blanca (Barbara Fiore, 2013) no se hace referencia a un lugar exacto. Es ahí donde también podemos detectar su valor, su manera oblicua de hacernos ver diversas realidades en una sola. Así, lo que pareciera enunciar este libro es de qué manera esos lugares tienen algo en común: cómo el horror de la violencia, en cierta forma política, se vive de igual forma aquí o en la quebrada del ají.

Había una Vez

40


En el país de la memoria blanca, Carl Norac y Stéphane Poulin (BFE).

Como en un filme donde la sobreexposición de luz inunda la pantalla, este relato se inicia desde la blancura incandescente de la imagen. Rousseau, sobreviviente de un atentado, narra en primera persona su desmemoriado despertar. La mirada subjetiva de las primeras cuatro viñetas registran una blanca habitación, repleta de pliegues, como la memoria, que constituyen el cuerpo amortajado del protagonista. La pérdida de la memoria es el renacer de Rousseau, quien debe reconocer los espacios, callejones y edificios de una ciudad hostil, represiva y violenta, dominada por los perros y donde los gatos son el principal enemigo. La memoria en este caso (aquello que nos constituye como personas) es blanqueada y, por tanto, no puede aferrarse a la posibilidad de un pasado. Los lazos constitutivos con los recuerdos fueron quebrados a la fuerza por el hecho traumático del atentado inicial y la realidad se vuelve “un agujero sin estrellas” (4). Es esa extrañeza la que nos produce un vértigo inmenso desde el comienzo del relato. Desde esa perspectiva, la memoria borrada se rearma desde un presente bizarro; un ambiente que genera un profundo extrañamiento en el lector. Como lo afirma el mismo protagonista: “Además de ser una prisión, el mundo en el que renazco está embrujado.” (65) Ya no quedan espacios para estrechar lazos, menos para pensar en un vínculo afectivo con el otro. La tensión en la trama se da por la superposición de detalles, donde no sabemos con qué versión de la historia quedarnos: ¿con aquello que el texto sugiere o con eso que las imágenes explicitan? Ambos registros suelen correr por senderos paralelos. En ese vacío es donde se genera una luminosidad siniestra; textos e imágenes parecieran comulgar en busca de un fin específico: desorientar al lector, dejarlo marcando ocupado, a la espera de un detonante que no se gatilla. Una trama arrolladora en cuanto a los sucesos que van pasando, donde no hay un regreso sino un constante devenir. Sin pasado ni sueños, este relato se hace parte de

41

Había una Vez


especial

terror en la LIJ

una realidad que constantemente se desvanece, a través de saltos y cortes que dan cuenta de la violencia del vacío. ¿Cómo se representa el horror (la guerra, la represión, el encarcelamiento o el terrorismo)? Desde la imposibilidad del entendimiento, donde no cabe más que hacerle forados a la realidad como método de escape, asumiendo el horror. Así, lo que pareciera plantear este libro es cómo construir una memoria en medio del espanto: empezando desde cero. Pero ese vacío nos enfrenta como lectores a lo siniestro, haciendo hincapié en lo que no se quiere mirar. Un espacio en blanco que debemos rellenar sin poder hacerlo. A modo de declaración póstuma No entendemos entonces el horror –lo siniestro, lo ominoso o cualquiera de sus variantes– desde los géneros o desde las fórmulas convencionales para abordarlo, sino desde su esencia perturbadora. El fenómeno comercial del terror, entendido como género, es algo que no podemos desconocer. Las salas de cine se llenan con las nuevas versiones de El juego del miedo o con cualquier adaptación norteamericana del nuevo cine de terror japonés. Las sagas juveniles son devoradas por lectores que, como sus vampíricos héroes, tienen sed de nuevas y sangrientas aventuras. Pero el Drácula de Bram Stoker no produce horror por el hecho de morder un cuello, ni el Frankenstein de Mary Shelley aterra a sus lectores por la monstruosidad de la más grande creación del doctor. Pensamos en el horror que produce la lectura de Kafka, en los infortunios de Josef K., el extrañamiento de Gregorio que produce horror a sus familiares o la imposibilidad de K. de reconocerse en un espacio abismal, en una estructura en espiral para llegar al castillo, cumbre de sus deseos y proyecciones. Más allá del género, entonces, consideramos lecturas dinámicas, textos e imágenes que, si bien se apropian de algunas fórmulas, son capaces al mismo tiempo de desprenderse de estas y conformar un universo y estilo propios, siniestros por lo que callan, por lo que dejan de significar o resignifican a través de la imagen, por lo que entraman en la utilización del color o en la expresión del lenguaje justo, a ratos ambiguo y a ratos preciso en extremo. Lecturas que horrorizan aunque se intente dormir con la luz prendida.

Había una Vez

42


12 OMINOSAS RECOMENDACIONES de Lucas y Pablo:

En el país de la memoria blanca, Carl Norac / Stéphane Poulin (il.), Barbara Fiore, 2012. Low Moon, Jason, Astiberri, 2009. El salvaje, David Almond / Dave McKean (il.), Astiberri, 2008. La trágica comedia o la cómica tragedia de Mr. Punch, Neil Gaiman / Dave McKean (il.), Norma Editorial, 2001. Sandman, Neil Gaiman, Planeta DeAgostini, 2010. La montaña, Einar Turkowski, Libros del Zorro Rojo, 2012. El corazón coronado, Alejandro Jodorowsky / Moebius (il.), Norma Editorial, 2012. Auschwitz, Pascal Croci, Norma Editorial, 2009. Los conejos, John Marsden / Shaun Tan (il.), Barbara Fiore, 2009. La fábrica de vinagre, Edward Gorey, Libros del Zorro Rojo, 2010. En la colonia penitenciaria, Franz Kafka, Valdemar, 2010. Kafka, D. Z. Mairowitz / Robert Crumb (il.), La Cúpula, 2010.

43

Había una Vez


especial

terror en la LIJ

Pautas para reconocer y valorar una novela de terror para niños y jóvenes Lectura Lab Fundación Germán Sánchez Ruipérez www.lecturalab.org

El misterio se transforma en miedo cuando se dan cita antagonistas (seres maléficos, fantásticos o sobrenaturales) que causan angustia y ansiedad a los personajes y que suponen una seria e inquietante amenaza para ellos. El lector también reconoce este peligro como tal, lo experimenta de una forma directa y cobra intensidad frente a él, al sentirse implicado en la acción. En la narrativa de miedo y terror el autor busca despertar la ansiedad del lector y provocar en él inquietud o desasosiego, ya sea procedente de la violencia, de un terror psicológico o de un miedo sobrenatural.

Había una Vez

44


¿Qué valoramos en estas obras? Las amenazas: que surjan de forma gradual para percibir los riesgos y consecuencias y que crezcan en intensidad para dar tensión al relato. Los acontecimientos: que las situaciones de terror se sucedan con altibajos, con crestas y mesetas respecto al conflicto y no de una manera plana. La tensión narrativa: que el enfrentamiento de las fuerzas en pugna tenga la tensión e incertidumbre suficiente para no decantarse de antemano hacia un lado y que los progresos de unas y otras estén justificados y no sean gratuitos. El ambiente o atmósfera: que la acción y los personajes estén envueltos en una atmósfera oportuna que aporte intensidad al devenir de los acontecimientos: ambientes propicios al miedo, que despierten en el lector sensaciones y sentimientos acordes a la acción. Las circunstancias: que los escenarios y contexto en el que se mueven los personajes refuercen la sensación de abandono, debilidad, confusión o pérdida de la seguridad que les convierten en víctimas y resulte verosímil la amenaza que cae sobre ellos. La implicación del lector: que el autor provoque inquietud y desasosiego en él, despierte su ansiedad; que sea hábil y le ofrezca pistas pero que deje, a la vez, espacio para que este observe y especule. ▪

45

Había una Vez


columna

columna

Claudia Andrea Cerfogli F. Psicóloga clínica y supervisora acreditada Terapeuta Familiar Docente Pontificia Universidad Católica de Chile

Temores en la infancia y la responsabilidad parental Los adultos estamos llamados a dar a los niños y niñas un ambiente de seguridad, afecto y estimulación. Es en ese contexto que el niño puede ir explorando y probándose de acuerdo a sus capacidades, que se van enriqueciendo en las distintas etapas de su desarrollo. En este proceso el miedo tiene un carácter positivo de adaptación propia a circunstancias desconocidas y, por tanto, potencialmente amenazantes. En los niños estos miedos se van experimentando principalmente de acuerdo a su etapa evolutiva y a sus circunstancias vitales. Es de esta manera que el temor se instala como experiencia desde que el niño nace, con su miedo a los estímulos intensos. En torno a los seis meses comienza a temerle a lo desconocido, por la capacidad consolidada de reconocer lo familiar de lo no familiar. En los primeros años, seguirá con miedo a lo desconocido y a lo que sensorialmente le parezca inusual e intenso: ruidos, ojos grandes de los muñecos, payasos, entre otros. En la etapa preescolar, gracias a la emergencia de la imaginación y la fantasía, aparecerán los monstruos y miles de figuras fantásticas posibles. Los objetos también podrán ser fuente de temor al moverse y cobrar vida, cual película Fantasía de Disney. En los escolares, gracias a la irrupción del pensamiento lógico, este tipo de miedos disminuirá, pero surgirá el temor a eventos posibles y reales, como son los ladrones, la muerte de alguno de los padres o las enfermedades. Los adultos podemos ayudar y acompañar a los niños en este proceso de vérselas con lo temido conteniendo las vivencias más extremas. ¿Cuándo estar alerta? Cuando el miedo se vuelve una constante que interfiere en el devenir adecuado del niño en otras áreas. Por ejemplo, cuando es incapaz de ir a un cumpleaños por la posibilidad de encontrarse con algo temido, cuando no puede separarse de sus figuras de apego porque se siente amenazado,

Había una Vez

46


“…el acompañamiento de estos temores infantiles debe ser constante y sutil. Hay que estar atento, pero permitirle al niño resolver su miedo con sus propias herramientas.” cuando mantiene pesadillas recurrentes o deja de socializar y disfrutar. En estos casos, es importante dilucidar qué necesidades especiales tiene ese niño para facilitarle un mejor bienestar. En casos más usuales, el acompañamiento de estos temores infantiles debe ser constante y sutil. Hay que estar atento, pero permitirle al niño resolver su miedo con sus propias herramientas. Ante una pesadilla, un pequeño necesita consuelo y una mirada tranquilizadora; ante el temor a un animal, necesita sentir resguardo y experimentar un acercamiento progresivo a ese animal sin presión, sin que se instale el rótulo de que “él le teme a…”. Los cuentos sirven como una estrategia indirecta para poder lidiar con las ansiedades infantiles. La mayoría tiene implícito un conflicto propio de esta etapa y será la sabiduría del niño la que tomará lo que necesita de él. Es importante que el adulto no lo interprete, solo le permita al pequeño usarlo para su propio alivio y goce. Narrar alguna estrategia que a nosotros mismos nos impulsaba a enfrentar el miedo también puede ayudarles, pero es importante

47

permitir que el niño busque su propia estrategia, alentándolo a probar distintas opciones. También es fundamental el tratamiento de la información que llega a manos de los menores en sus distintas edades. En los más pequeños y preescolares es aconsejable filtrar la información negativa y catastrófica del entorno, ya que no cuentan con la capacidad cognitiva ni emocional para procesar los accidentes de tránsito, la caída de un avión, el asalto de un banco. Más bien, si se saturan de este tipo de información favoreceremos una mirada ansiosa sobre su entorno. Con escolares, es importante mostrarse atento a sus necesidades y evitar la sobreexposición a estímulos adversos como son los medios informativos que se centran en eventos negativos. Internet también es una fuente de estímulos amenazantes para los niños que están transitando entre lo fantasioso y lo real. Debemos procurar supervisar todos estos medios, de modo tal que los niños vayan teniendo una exposición acorde a sus capacidades de discriminar y contener las experiencias. Cada niño es diferente y son los adultos quienes deben estar atentos a sus necesidades.

Había una Vez


Ilustraciones de Karina Cocq www.monitologia.blogspot.com

HabĂ­a una Vez

48


mirada iberoamericana

Personajes infantiles que nos asustaron Por Manuel Peña Muñoz Escritor Especialista en Literatura Infantil y Juvenil

En el pasado, se solía amedrentar a los niños con personajes misteriosos que infundían miedo. Muchos de ellos pertenecen al folclor infantil iberoamericano. En mi casa había una empleada hija de italianos llamada Marta Reale, a quien acompañaba a comprar a una botica muy distante de nuestra casa familiar en el Cerro Placeres de Valparaíso. Tomado de su mano, me llevaba por la Avenida Portales bordeando las altas rejas verdes de la Universidad Federico Santa María. Al pasar por allí, me mostraba los hornos donde los alumnos de la escuela de metalurgia fundían metales. Desde la reja, los veíamos con sus máscaras protectoras y sus sopletes en medio de llamas rojas, un humo espeso y un fuerte olor a quemado. Salían chispas naranjas y azules de aquellas maquinarias infernales. Marta me dijo un día que ahí estaban quemando vivos a los niños que se portaban mal. Me tenía amenazado con que me iba a llevar “a los hornos” si no le obedecía en todo. Crecí angustiado con esta imagen de los niños quemados y solo mucho tiempo después supe la verdad.

49

Había una Vez


mirada iberoamericana

Los miedos infantiles nos acosaban. El miedo estaba presente en la educación. Miedo a las sombras, a la oscuridad, a ser castigado con los brazos en cruz sobre el pupitre o a ser encerrado en “el cuarto oscuro”. Se decía que por la noche iba a venir el Malulo a llevarse a los niños que no querían dormir. Cuando se escuchaba el paso de una carreta a medianoche, se nos decía que era el diablo que estaba pasando en su carroza tirada por caballos negros. La escritora chilena Marcela Paz, autora de Papelucho (1947), cuenta que una vez vio deslizarse al Cuco por su dormitorio y quedó aterrada. Varias noches se le aparecía en forma de silueta monstruosa merodeando alrededor de la cama, hasta que una noche descubrió a la empleada en cuatro patas con una manta en la espalda. Y cuando iba a misa en la catedral, recordaba la misma autora, no se soltaba del vestido de su abuela porque le habían dicho que los gitanos la podían raptar. Estas situaciones y personajes conseguían mantener a raya a los niños, educándolos a través del miedo. Muchos de estos seres inventados por la imaginación popular tienen su origen en la tradición oral española. En varias nanas o canciones de cuna castellanas aparecen las gitanas como “asusta-niños” y también en los pueblos de Cantabria, donde se amenaza a los niños con frases cotidianas como: “Si no te comes toda la comida, vendrán a buscarte las gitanas”.

Había una Vez

El hombre del saco

El hombre del saco es uno de los personajes de miedo más característicos del folclore infantil hispánico. Su origen se remonta a una leyenda urbana que nace en Almería (España) donde un hombre raptó a un niño dentro de un saco para darle muerte. A partir de entonces se ha aterrorizado a los niños españoles, y de paso a los latinoamericanos, con que este hombre va a venir a buscarlos con su saco si no se toman la sopa o se duermen temprano. En Galicia, este personaje tiene forma de mujer y se llama la meiga del saco o la Marimanta. A veces se la encuentra en la orilla de los ríos, tentando a los niños para que se sumerjan en sus aguas con la intención de ahogarlos. En Colombia se llama el viejo del costal y en Chile el viejo del saco. En Valparaíso también existía el loco Horacio, que recorría las calles porteñas cargando un saco y que en cualquier momento podía llevarse a los niños si no se dormían. En Alemania, en tanto, las madres les dicen a los pequeños que cierren bien los ojos porque va a venir el hombre de la arena esparciendo granitos de arena en los ojos de los niños que no se quieren dormir. El Cuco Otro personaje “asusta-niños” es el Cuco, que

50


mirada iberoamericana

en España y Portugal se llama Coco. Por lo general se le representa en forma de un hombre envuelto en una larga túnica con una cabeza en forma de coco que tiene tres agujeros. El Coco aparece ya en un cancionero medieval español del siglo XV:

En Brasil se llama Tutú Marambá, nombre de un libro de poesías y canciones infantiles de la escritora argentina María Elena Walsh, quien recreó las palabras de los niños iberoamericanos, especialmente aquellas que pertenecen al folclore. La luna como asusta-niñas

Tanto me dieron de poco que de puro miedo temo como los niños de cuna que le dicen ¡cata el Coco! El pintor Francisco de Goya lo representó en el siglo XVIII mostrándolo como un enigmático hombre envuelto en una gruesa capa acercándose a una cama donde hay dos niños aterrorizados que se aferran a su madre. El Coco o Cuco también aparece en numerosas canciones de cuna del folclore infantil iberoamericano:

Duérmete niño, duérmete ya que viene el Cuco y te comerá. Y en España las madres cantan:

Duérmete niño, que viene el Coco y se lleva a los niños que duermen poco.

51

En ciertas comarcas de los Pirineos, se asusta a las niñas que se resisten a dejarse peinar diciéndoles que si no se están quietas, les ocurrirá lo que le pasó a una niña a quien la luna se la llevó junto a su madre. Por eso, al mirar la luna llena, se ve claramente la figura de una mujer que está peinando a una niña. Esa figura muestra el castigo que tendrán las niñas lloronas que no se dejan peinar... La llorona Otro personaje que infunde miedo en los niños iberoamericanos es la Llorona. Se la representa como una mujer de pelo largo y descalza que va llorando en forma lastimera por las noches, bordeando un río o junto a una fuente, arrepentida de haber dado muerte a sus hijos. Esta Llorona aparece en las narraciones orales de España y en el folclore de toda América Latina, incluso en narraciones orales aztecas, aunque guarda también relación con la cultura griega. Se trata también de la representación de Medea en la tragedia de Eurípides, como la madre arrepentida que llora por sus hijos muertos por

Había una Vez


mirada iberoamericana su propia mano. En muchos países latinoamericanos, entre ellos Venezuela y Guatemala, las madres asustan a sus hijos diciéndoles que si no les obedecen, vendrá la Llorona a buscarlos por la noche. Este personaje mítico asociado a la infancia tiene sus variantes en toda Latinoamérica. En Panamá y Costa Rica recibe el nombre de Tulevieja y se la representa como una mujer con alas en su espalda y con los senos cargados de leche buscando a su niño perdido para darle de mamar. En las comunidades rurales de estos países, las madres temen su paso pues puede entrar a las casas a amamantar al niño recién nacido. Por eso procuran que no llore por las noches. La Tulevieja tiene tanta leche que se desborda de sus senos y por eso siempre hay una larga hilera de hormigas que van bebiendo la leche materna derramada en el camino. En República Dominicana se la llama Ciguapa y aparece en el fondo de los bosques con los pies invertidos. Así confunde al que la busque, pues creyendo que se ha alejado, en realidad se ha acercado. Todas estas variantes de la Llorona han sido la base para que muchos narradores la recreen en sus novelas y cuentos en toda Iberoamérica. El caballero de lata En las islas de Chiloé, en el sur de Chile, hay muchos mitos y leyendas que coinciden con la rica mitología del norte de España. No por azar Chiloé se llamó en sus inicios Nueva Galicia. Uno de los personajes de fábula que infunden miedo a los niños en este archipiélago, es el caballero de lata. Este caballero fantasma se aparece en las noches de temporal vestido con una armadura idéntica a las usadas por los soldados españoles en tiempo de la Conquista, cuando los soldados custodiaban los fuertes coloniales. Al parecer, el soldado murió, pero sigue apareciendo con su traje de acero en los bosques del canal de Chacao montado en su caballo negro con crines de fuego. El miedo en el folclore infantil El miedo aparece también en forma lúdica en el folclore infantil iberoamericano, como en

Había una Vez

52


mirada iberoamericana el juego donde un niño prueba que no le teme al león si no parpadea cuando le soplan los ojos:

En tanto que la escritora española Gloria Fuertes escribe:

-¿Fuiste al cerro? -Sí. -¿Viste al león? -Sí. -¿Le tuviste miedo? -No El niño que pregunta sopla los ojos del otro, y si este los cierra, es señal que sí le tuvo miedo al león.

Llegó vestido de azul ¿quién llegó? ¡El Bú!

También aparece en el juego infantil de juguemos en el bosque, en el que el miedo va creciendo en forma gradual mientras el Lobo se viste:

Todas estas figuras son estudiadas por los investigadores del folclore infantil, aunque los psicólogos y el sentido común del siglo XXI aconsejan no amedrentar a los niños infundiéndoles miedo. Por el contrario, estimulan que los niños sean como el sastrecillo valiente del cuento y sepan afrontarlo.

-Juguemos en el bosque mientras el Lobo no está. ¿Lobo estás? -No, me estoy poniendo la camisa. Y finalmente:

- Sí, y ahora salgo para comérmelos a todos. En España se asusta también al niño en forma lúdica, soplándole los ojos y diciéndole “¡Buuuú!”. Este personaje infantil también aparece en una rima cantada en Talavera de la Reina (Toledo):

Landú, Landú Serenadito Landú Cierra tus ojos, niñito o vendrá el Bú.

53

Había una Vez


bibliotecas escolares CRA

Crrr, crrr: ¡CRAAA aaaaghhh!

s á m o h c u m y s a c fi í r o Lecturas terr A R C s e r a l o sc e s a c te io l desde las Bib Ilustración del libro Los misterios del señor Burdick, de Chris van Allsburg (FCE) Cuando hablamos del terror en la literatura infantil y juvenil, generalmente nos referimos a historias que generan una intensa sensación de miedo. Esta puede gatillarse por distintos motivos, como la irrupción de algo desconocido en un espacio familiar, o bien una aparición súbita, amenazante o monstruosa. Freud describió este efecto como una “inquietante extrañeza”, y en ocasiones lo demoníaco y la muerte juegan también en ella un importante papel. Esta es la lección principal de algunos de los maestros clásicos del género, como Edgar Allan Poe, H.P. Lovecraft o Guy de Maupassant.

Había una Vez

54


Quisiéramos invitarlos a leer algunas excelentes y aterradoras obras para jóvenes. La primera es In Absentia Mortis (+12 años), una colección chilena de relatos gráficos que busca traer de vuelta al mítico Doctor Mortis. La segunda, Animales fabulosos y demonios (+10), un asombroso bestiario que permitirá a los lectores aproximarse a los distintos especímenes del imaginario terrorífico. Luego, Los misterios del señor Burdick (+9), un libro álbum estremecedor que lleva hasta sus consecuencias finales el potencial del microcuento y la ilustración. También les recomendamos volver sobre la prosa de Silvina Ocampo, quien escribió algunos de los relatos más estremecedores que puedan imaginarse. Y en el terreno de la poesía, las lecturas terroríficas han de buscarse en el romanticismo. ¡William Blake sobre todo! El terror, sin embargo, también es relevante en campos como la biología y la química, pues nace desde una reacción corporal que implica la producción de sustancias químicas que afectan el sistema nervioso. Para aprender más sobre esta dimensión del terror, podemos consultar la Enciclopedia de Biología de Curtis o Química. La ciencia central de Brown, Le May y otros. Asimismo, el terror ha estado siempre presente en el dominio del arte. Contamos con esculturas como la de Laocoonte, las representaciones del infierno del Bosco, las monstruosidades representadas por Goya en Saturno devorando a sus hijos o por Picasso en

55

Guernica; los cuadros de José Clemente Orozco, El Grito de Edward Munch, los gigantes humanos de Ron Mueck o, en Chile, los inquietantes espacios de Ignacio Gumucio. Por otra parte, el séptimo arte tiene entre sus filas a algunos indiscutidos maestros, desde la obra ya clásica de Hitchcock hasta las impecables cintas de John Carpenter (+14). En música, la canción El fantasma de doña Mercedes o la aparición del lobo en Pedro y el lobo de Prokofiev también despiertan gran temor en los más pequeños. En el mundo del cómic, les recomendamos series como Hellblazer o The Sandman (+14). El siglo XX nos ha legado, además, otra variante del terror. Tras las traumáticas experiencias históricas del siglo pasado, la literatura infantil y juvenil también se ha hecho cargo del llamado terror político en libros álbum como Rosa Blanca (+12) de Roberto Innocenti o La composición (+12) de Antonio Skármeta.

Los invitamos a visitar sus bibliotecas en busca de historias terroríficas, relatos para sorprenderse y de los que no podrán escapar fácilmente… Por último, una pregunta: ¿a qué edad creen que se puede leer el escalofriante cuento Barbazul de Perrault? ▪

Había una Vez


recomendados “El hambre es el primero de los conocimientos: tener hambre es la cosa primera 0 que se aprende. años Y la ferocidad de nuestros Hambre de ogro sentimientos, allá Autor: Jean Leroy donde el estómago Ilustraciones de Matthieu Maudet se origina, se Océano Travesía, 2013 ISBN: 9786074008944 enciende”. Miguel Hernández

Luz Yennifer Reyes Coordinadora de Proyectos de Promoción de Lectura Fundación Había una Vez

Había una Vez

56


En una noche llena de estrellas, un terrible ogro malhumorado grita con desenfreno: “¡Tengo Hambre! ¡Tengo Hambre!...” El impulso por saciar su apetito voraz lo conduce al bosque, donde encuentra a dos de sus típicos habitantes: la bruja de los dulces y el lobo feroz, conocidos también por sus grandes dotes gastronómicas y expertos en atractivos manjares para atraer a niños inofensivos e ingenuos. ¿Serán suficientes para el ogro los aperitivos ofrecidos por la astuta bruja y el feroz lobo? Aparentemente no y el ogro sigue vociferando, mientras los temerosos personajes ingenian soluciones para saciar al hambriento y salvarse de ser bocados del ogro. ¿Tendrán los lectores que ayudar al ogro a satisfacer su graaan apetito?.

Es así como el francés Jean Leroy nos sorprende con esta original propuesta y une sus dotes con el ilustrador, también francés, Matthieu Maudet, dedicado a la historieta y a la ilustración de álbumes infantiles. Las ilustraciones de Maudet son simples, pero expresivas. Con trazos gruesos y seguros, con una paleta de colores basada en el negro, el azul y pequeños toques de amarillo, construye imágenes atractivas, legibles y claras para los lectores más pequeños. Un excelente libro para compartir desde la primera infancia no solo por su formato, sino por su evocador, encantador y sorprendente contenido. Ideal para compartir en voz alta sorprendiendo a toda la familia.

Esta sencilla pero divertida historia nos remite a esos espacios y personajes clásicos de la literatura infantil, que trascienden y se reescriben más y mejor con los años (Hansel y Gretel o Los tres cerditos). Leroy nos hace guiños en este entretenido relato que toma la intertextualidad y la metacognición como herramientas para crear su argumento y, mejor aún, involucrar a sus lectores en la trama, movido por lo que ha impulsado a muchos de los personajes de la literatura clásica infantil: el hambre. Esa misma hambre que, como Miguel Hernández describe, emerge de la ferocidad de nuestros íntimos sentimientos.

57

Había una Vez


recomendados En una época en que abundan los álbumes centrados en la originalidad estética o en tramas sofisticadas, 6 encontrarse con años esta historia de El Hombre Niebla Tomi Ungerer Autor: Tomi Ungerer –clásica, bien Lóguez, 2013 contada y ISBN: 9788496646919 notablemente ilustrada– es como hallar un oasis.

Bernardita Cruz M. Editora RHUV

Había una Vez

58


En la portada, dos niños opacos navegan en un bote gris sobre un mar calmo, pero misterioso. El pico de una montaña sobresale entre una espesa neblina y, sobre ella, se lee el título: El Hombre Niebla. Sin abrir el libro todavía, miles de ideas vienen a la cabeza: de seguro es una historia tenebrosa, con dos niños indefensos y un hombre-monstruo amenazante. Pero, al contrario de todo pronóstico, las primeras páginas del libro nos muestran una realidad distinta: Finn y Cara son los hijos de un matrimonio agradecido de la vida, pobre pero feliz. Viven en la costa irlandesa, el padre es pescador, la madre cuida la granja y los niños se preocupan de las ovejas. En todas las ilustraciones se les ve contentos. La preocupación es inevitable: ¿qué cosa horrible le espera a esa familia? Porque con ese título y esa portada, está claro que algo dramático sucederá. La amenaza no tarda en llegar: los niños reciben de regalo una pequeña canoa y una advertencia, que no salgan de la ensenada ni se acerquen a la Isla de la Niebla, porque de allí nadie ha vuelto. Y, cómo no, resulta que Finn y Cara son arrastrados por la corriente justo hasta ese lugar lúgubre y de niebla densa. Al llegar, descubren una escala y la curiosidad los impulsa a subir. Arriba, se encuentran con una puerta, tocan y aparece el mencionado Hombre Niebla, un señor de pelo y barba larguísimos, con

59

pantuflas y una vela en la cabeza, que amablemente los convida a entrar. A esas alturas del cuento, el lector ya comprendió que esta no es una historia de misterio como las demás. Que si bien hay ilustraciones grisáceas, dos niños extraviados y situaciones amenazantes – la de Finn y Cara asomados a un pozo de magma incandescente es particularmente perturbadora–, las cosas son mucho menos graves de lo que parecen. Los niños están siempre contentos, el señor barbón resulta ser un encanto y el único momento de real riesgo, en que los hermanos casi naufragan al volver a casa, se salva gracias a la ayuda del padre que viene a rescatarlos. Una historia de estructura clásica –niños curiosos, lugar misterioso, cuota de aventura y final de ¿habrá sido un sueño?– que desarma todos los prejuicios del adulto página tras página y que nos lleva a añorar esa etapa de la vida en que se está menos cargado de aprensiones y suspicacia.

Había una Vez


recomendados Quizás, la imagen de ojos asustados de la cubierta de Las historias de terror del libro rojo de David sea 10 un espejo de lo años que sucederá con Las historias de terror el joven lector de del libro rojo de David estos cuentos. Autor: José María Plaza Ilustraciones de Medusa Dollmaker Edebé España, 2011 ISBN: 9788468302980

María Teresa Mujica, Lorena Rodríguez y Marta Rosselló www.yomelolei.com

Había una Vez

60


En el prólogo, el autor, José María Plaza, justifica esta selección explicando al lector que surge a partir de un personaje de la serie Los sin miedo, también de su autoría. En ella, una pandilla de amigos escucha una y otra vez siniestras historias narradas por David, quien ha encontrado en la casa de su abuelo un tomo con varias de ellas. El libro que el lector tiene en sus manos es, entonces, el libro que David ha encontrado. Con una cuidada edición en negro y rojo, la Editorial Edebé España acompaña magistralmente la intención de “asustar” del autor, quien nos pasea por diecinueve cuentos en los que el suspenso, la intriga y la incertidumbre nos atrapan. Estos emergen como dedos finos y fríos de cada personaje, y nos trasladan por un siniestro corredor en que, por momentos, no sabemos qué es real y qué fantasía, qué puede ser cierto y qué no… Una ilustración de Medusa Dollmaker precede a cada historia. Sus imágenes, de influencias góticas, muestran representaciones definidas y potentes, que ocultan un fondo poblado de sombras que invitan a vislumbrar y a predecir, predisponiendo a una lectura que mantendrá la tensión a lo largo de todo el cuento. Asimismo, la guarda acompaña la atmósfera del libro con una ilustración en negro y sepia en la que se pueden entrever cráneos y florituras.

61

El índice tiene una particularidad: enumera los cuentos del uno al diez, y a partir de allí comienza una cuenta regresiva que el lector entiende solo al llegar a ese último relato. Una cámara de fotos que contiene una sola toma, pero que conecta al que la observa con el objeto retratado; un estuche maravilloso que se convierte en objeto de deseo entre las compañeras de un curso; una prueba para entrar a una pandilla; un tatuaje que sellará para siempre la amistad entre tres amigas. Cada relato tiene elementos que pueden existir en la vida del lector, lo que los hace más creíbles, y por tanto, más espeluznantes. José María Plaza es un prolífero autor español. Su obra abarca todas las edades y temáticas, siendo reconocido por ella con prestigiosos premios internacionales. Pero, sin lugar a dudas, la colección de Los sin Miedo le ha dado gran presencia, precisamente porque el terror es una temática que fascina a los jóvenes.

Había una Vez


recomendados Una novela cautivadora y siniestra que, a cualquier edad, cala hasta los huesos y acelera la respiración.

10

años

Cuentos de terror del Barco Negro Autor: Chris Priestley Ilustraciones de David Roberts Grupo Editorial Norma, 2010 ISBN: 9789584529022

María José González C. Directora Ejecutiva RHUV Jefa Área de Estudios e Investigación Fundación HUV

Había una Vez

62


La Vieja Posada, ubicada en la cima de un acantilado de la costa de Cornualles, es el escenario donde transcurren los relatos de gente de mar que Thackeray cuenta a Ethan y Cathy, mientras amaina la tormenta que lo obliga a buscar refugio en el hotel.

anglosajones de terror como Lovecraft, Blackwood, Poe o Saki, deleita con una lectura apasionante para niños, jóvenes y adultos.

Su estructura es original: se trata de una novela cuyos capítulos son a la vez relatos independientes, resaltando la Los niños, gravemente enfermos, importancia de la narración oral y de están solos y esperan al padre que la experiencia vívida de los marinos. ha salido en busca del médico del Situada en un tiempo indeterminado, pueblo. Acostumbrados a escuchar tiene como espacio físico el mar en las conversaciones de los pasajeros, todos sus estados –desde la arrasadora Ethan y Cathy acogen entusiasmados tormenta hasta la exasperante quietud las narraciones del recién llegado: “Por atemorizantes que fueran, las historias eran de un día sin viento-; los protagonistas tan familiares y nos consolaban tanto como son siempre niños o jóvenes adolescentes enfrentados a situaciones pavorosas. Las lo hubieran hecho las rimas de una nana para cualquier otro niño; a ellas acudíamos descripciones son precisas, y acompañadas de las elocuentes ilustraciones de David con la esperanza de que nos alejaran Roberts, permiten recrear los ambientes de nuestras penas y preocupaciones misteriosos y sanguinarios de las historias. presentes”, afirma Ethan, el narrador. Los acontecimientos no son previsibles Los cuentos de Thackeray les permiten y concluyen recurrentemente en finales descubrir que lo terrorífico también se abiertos y espeluznantes. encuentra en alta mar, encarnado en personajes como una bella inmigrante, un niño náufrago de risa demoníaca, unos gemelos contrabandistas, o en animales inofensivos como un caracol, un gato negro o un mono.

Chris Priestley y sus libros (Cuentos de terror del Barco Negro, Cuentos de terror de mi tío y Cuentos de terror de la boca del túnel) constituyen una auténtica revelación. Inserto en la mejor tradición de autores

63

Había una Vez


recomendados libro/ App

Es un orgullo decir que esta novedad y primicia digital de la editorial Arcano IV es nacional, y que es buena.

Ipad

12

años

Mortis Comic Store Desarrollador: Mingga Labs

Carolina Maturana Coordinadora de Proyectos Fundación Había una Vez

Había una Vez

64


Esta aplicación comienza con In Absentia Mortis, el primer libro impreso de la trilogía El Retorno de Mortis (Eterno retorno e In nomine son los otros). Sin embargo, es como volver a los inicios de la serie en una versión 2.0, ya que nació como un conjunto de historietas creadas para ser leídas en computador desde el sitio web www.mortis.cl. Proyecto encabezado por Felipe Benavides, Miguel Ángel Ferrada y Carlos Reyes, realizado con la venia de Juan Marino Cabello, creador de Mortis.

gesto de mostrar en color la ilustración de cada una de las portadas de las diferentes historias, dándoles vida, reviviendo a Mortis. En lo personal, me encantaría que se agregara además audio, una buena selección de música y sonidos que ayuden al lector a transportarse al estado de alerta, ese que logra que salgan al exterior los miedos profundos, y que a la vez permitan recordar o tener una aproximación al programa de radioteatro El Siniestro doctor Mortis.

Esta entrega digital está dividida en 3 publicaciones y cada una de ellas contiene 6 historias autoconclusivas. La primera es gratuita y resulta un excelente gancho: al verla y leerla es inevitable comprar las otras dos, uno quiere tenerlas todas.

Actualmente, Mortis Comic Store se encuentra disponible solo en App Store para sus dispositivos iPad y iPhone, a un precio totalmente accesible. Esperamos que se sumen los otros libros de la trilogía y que pronto estén disponibles para Android.

Cada historia está realizada por varios escritores e ilustradores, destacados nacional e internacionalmente, y en ellas se nota la dedicación; el gusto por el género del terror queda plasmado en cada narración e ilustración, logrando calidad en la comunión de ambos. Este formato favorece enormemente a las novelas gráficas y cómics: tener la opción de agrandar las viñetas y poder observar cada detalle de las ilustraciones es una experiencia que no tiene cabida en el papel, y que se agradece.

En esta versión se incluye el delicado

65

Había una Vez


recomendados libro/ App

Ipad

Este cuento fue escrito en la segunda mitad del siglo XIX, cuando a Maupassant ya lo acechaban los trastornos 15 años mentales y El loco nerviosos que Autor: Guy de Maupassant sufrió durante todo Desarrollador: Crocobee el final de su vida. Y se nota.

Jennifer King Editora Confín Ediciones

Había una Vez

66


Esta es una aplicación de lectura, un cuento corto que interactúa con el lector. Una constante sorpresa que en una segunda, y hasta en una tercera lectura, sigue entregando cosas por descubrir. Personalmente, me pasó que cuando me preparaba para leerlo por segunda vez, y mientras conversaba con una amiga, escuché que desde el iPad salía mi propia risa con una campana de catedral de fondo. Al mirar la pantalla me di cuenta de que el personaje en el retrato fotográfico –bastante lúgubre, por lo demás– que representa “el loco” protagónico, movía su boca al son de mi voz… Cada cosa que yo decía, volvía a salir de su boca en movimiento. Miedo. El loco es un relato tenebroso que, sumado a la música incidental e insectos asquerosos que cruzan la pantalla durante gran parte de la lectura (que se pueden correr con el dedo), se transforma en una experiencia realmente espeluznante y algo cinematográfica.

guillotina ejercitaba constantemente, El loco llega a provocar incertidumbre por todas las personas aparentemente normales que tienen poder. Es una experiencia fuerte leer este relato de la literatura clásica. Para los amantes de Poe, una lectura perfecta para aterrorizar octubre. Y también es una buena opción para adolescentes que no se entusiasman con ninguna lectura (en general, los más de 300 cuentos cortos que escribió Maupassant son excelentes para lectores difíciles de enganchar). Corto e impactante, El loco contiene todos los ingredientes de una gran película de terror: gore, suspenso, locura, sorpresa y engaño. Está en inglés y español y permite al lector interactuar con todos los elementos que aparecen. ¡Ojo con tirar el iPad!

El cuento logra llegar a la médula de cualquier lector y lo obliga a cuestionarse todos los cánones de la normalidad. Permite mirar dentro de la mente del personaje principal: el presidente de los tribunales de justicia, un hombre respetado e intachable que acaba de fallecer, y del que encuentran unos escritos que remecen a cualquiera. En una época en la cual la

67

Había una Vez


editorial


columna FHUV

recomendado teórico

Una casa de palabras En torno a los cuentos maravillosos Por María Paz Garafulic Directora Fundación Había una Vez

Una casa de palabras. En torno a los cuentos maravillosos Autor: Gustavo Martín Garzo Océano Travesía, 2013 ISBN: 9786074007572

“La verdadera vida, la única vida realmente vivida es la literatura. Gracias a ella se nos revela el mundo. Sin la literatura, nuestra propia vida nos sería desconocida” Marcel Proust

No. No creo que este sea un libro que alguien se “devore”, que quite el sueño o el apetito, en que se encuentren respuestas, claves y soluciones. No. No es ese tipo de libro. Se trata de otro tipo de obra. Un libro para reflexionar, profundizar, por momentos, en el sentido de la literatura, para encontrar voces de destacadas figuras de la literatura en relación al poder de los cuentos, su importancia, misterios y trascendencia. Voces como la de Borges, Nabokov, Proust, Bloom, Rilke, Keats, Chesterton, Kafka, Tolkien o Faulkner no son frecuentemente encontradas en libros que tratan sobre la Bella Durmiente, Pinocho o Caperucita Roja, pero sí han entrado en esta “casa de palabras”. Quienes trabajamos por el fomento de la lectura y la promoción de la literatura, quienes creemos en ellos como ejes del desarrollo personal y social, buscamos y, por cierto, muchas veces encontramos, libros que nos entreguen información, claves, herramientas y prácticas que podamos aplicar y transmitir a otros en aras de una sociedad más lectora. Asimismo, quienes compartimos esta línea

Había una Vez

68


de pensamiento hemos reflexionado respecto del impacto e importancia de la literatura, pero nuestro quehacer cotidiano –cierta visión pragmática o la escasez de tiempo– muchas veces nos impide detenernos en las posibilidades de análisis y lecturas que los cuentos, en especial los clásicos, proporcionan. Este libro, formado por una serie de artículos, ensayos y notas publicadas en distintos medios, nos entrega esa visión, una mirada un poco más profunda sobre los cuentos y su presencia en nuestras vidas y en la de los niños que nos rodean, mirada que surge de la autorizada voz de un filósofo y psicólogo. Confieso que la calidad de los ensayos y su aporte a la reflexión no son homogéneos. Algunos capítulos conmueven y hacen sentir que el camino de quienes creemos en la palabra literaria es el acertado y nos animan a seguir. No así otros en que se pierde el eje y es difícil comprender hacia dónde se dirige la reflexión. Esta disparidad no alcanza a dañar la calidad global de la obra, que inspira y nos recuerda el mundo de las preguntas, más que el de las respuestas: “No leemos para buscar lo que existe, un espejo que nos dé la imagen de lo que sabemos, sino para ver más allá. No para acercarnos a lo que somos, sino a lo que deberíamos ser: para ser lo que no hemos sido” (12).

69

Es cierto que algunas de las ideas plasmadas por el autor nos resultarán conocidas; sin embargo, siempre es importante rescatarlas y recordarlas para dar energía a nuestra labor de padres, maestros, bibliotecarios, formadores. Está bien, no será un libro para desvelarse, pero sí uno para mantener por largo tiempo sobre el velador, disponible para una lectura pausada, breve o extensa, según nuestro estado de ánimo, que no nos exigirá buena memoria ni retener datos. Solo nos proporcionará un “hogar” para escuchar y entender las palabras, para pensar en la vida y la muerte, en la fantasía, en el sentido de la existencia y su relación con los cuentos y lo que ellos esconden y muestran, insinúan y enseñan. Un libro que, cada tanto, nos ayudará a rescatar del olvido pensamientos profundos respecto de la lectura y la literatura en sí mismas, y que nos recordará dulcemente la necesidad que tienen los niños de una guarida, un lugar de cobijo y sosiego, un espacio para “enfrentarse a la angustia, para crecer y entender el mundo que les rodea, pero, sobre todo, para vivir su propia verdad” (149).

Había una Vez


banco del libro

destacados

Comité de Evaluación del Banco del Libro de Venezuela destaca El Comité Interdisciplinario de Evaluación de Libros del Banco del Libro de Venezuela discute y evalúa periódicamente las nuevas publicaciones. Año a año, con la ayuda de un jurado calificado, la institución elabora un listado con Los mejores libros para niños y jóvenes, una selección prestigiosa e influyente en el ámbito de la LIJ iberoamericana.

Había una Vez

70


banco del libro

destacados

A

partir de 0 años

En su pequeña casa del bosque, el ciervo recibe una sorpresiva visita: un conejito que huye despavorido del zorro. Pronto empiezan a llegar más visitantes. Cada uno ha venido huyendo de algo y llega tan asustado como el conejo. Ciervo los invita a conocerse dándose la mano como señal de aceptación y garantía de protección. De esta manera, el zorro, el cazador y su perro terminan, junto con el conejo, en la sala del ciervo compartiendo una gran merienda. Esta sencilla historia está construida sobre la estructura del relato acumulativo, muy cercana a los lectores más pequeños. Las cálidas ilustraciones logran representar tanto las emociones de los personajes como el tono acogedor de la casa que los recibe.

Una pequeña casa en el bosque

Autora: Jutta Bauer (texto e ilustraciones) Lóguez, 2012

71

Había una Vez


banco del libro

destacados

Comité de Evaluación del Banco del Libro de Venezuela destaca

A

partir de 4 años

¿Un abuelo como mascota? Este libro abre una ventana excepcional a la perspectiva infantil, instalando una serie de situaciones imaginativas alrededor de la idea de tener una mascota, que finalmente resulta ser un personaje entrañable en la vida de casi todos los niños. La adecuada relación entre textos e ilustraciones hacen de este un libro álbum redondo y resonante. La frescura del tono narrativo se potencia con las ilustraciones muy particulares que crean escenarios con sensación de profundidad, a pesar del soporte bidimensional.

Un abuelo, sí

Autor: Nelson Ramos Castro Ilustraciones de Ramón París Ekaré, 2012

Había una Vez

La figura de autoridad aparece desdibujada para dar rienda suelta a la improvisación de escenas festivas donde prevalece un tono desenvuelto, que instala el poder de los deseos infantiles. El ritmo del libro se sucede in crescendo hasta el final, donde se resuelve la cadena de acontecimientos en una secuencia poética y reconfortante. Lectura amena y aciertos editoriales, que se manifiestan hasta en el formato y las guardas.

72


banco del libro

destacados

A

Pez, una niña reflexiva y tímida, desea fervientemente ver cumplido su mayor sueño: nadar en el mar. Pero su madre no tiene tiempo para llevarla, pues trabaja mucho para poder criarla ella sola. Al menos le permite llevar un pargo en la cabeza, que es como un pedacito de mar al que se ha aferrado de tal manera que lo ha convertido en parte de sí misma.

partir de 6 años

Como Pez pasa la mayor parte de su tiempo en el hogar de ancianos, acompañando a su tía Amalia, aprende a observar y a comprender a las personas que viven allí y establece con ellas una relación afectiva profunda. Estos amigos, que conforman para la niña una peculiar estructura familiar, terminarán por ayudarla, de manera ingeniosa y emotiva, a concretar su sueño.

Pez quiere ir al mar

Autora: Alejandra Algorta Ilustraciones de Gerald Espinoza Ediciones SM Colombia, 2012

Las ilustraciones imprimen a este libro una atmósfera cálida, íntima, que representa de manera precisa el mundo interior de Pez y la manera como ella percibe su entorno.

73

Había una Vez


banco del libro

destacados

Comité de Evaluación del Banco del Libro de Venezuela destaca

A

partir de 6 años

El perro y la liebre

Autora: Rotraut Susanne Berner (texto e ilustraciones) Juventud, 2012

Había una Vez

Una vieja rencilla ha separado a las familias Perro y Liebre por años. Sus miembros más jóvenes han aprendido a odiarse y a agredirse con saña. Lo que no saben es que tienen más elementos en común de lo que serían capaces de admitir. Esto queda en evidencia el día de la Gran Carrera, cuando los pequeños de ambas familias compiten con tanto ahínco que no notan que una fuerte tormenta ha disuelto la competencia. En su ciega carrera, van a dar a un sitio fuera del recorrido original. Allí, los viejos conflictos heredados de sus familias terminan por disolverse de manera insospechada y divertida, cuando se ven en la necesidad de aunar fuerzas para atender una situación inesperada. Las excelentes ilustraciones de Rotraut Susanne Berner logran caracterizar con precisión a los personajes y generar distintas atmósferas, marcadas por el estado emocional de los protagonistas. Se trata de una historia sencilla que deja una alerta sobre los prejuicios que se pueden heredar sin siquiera darse cuenta.

74


banco del libro

destacados

A

La convivencia familiar no suele ser fácil, y lo es menos aún si se tiene una visión demasiado crítica sobre los demás habitantes de la casa. Esto es lo que le ocurre al loro de este relato, quien se ve convertido, en contra de su voluntad, en la mascota de una familia que no le agrada. Todos en casa esperan que diga algunas palabras como cualquier loro familiar, así que se plantan con frecuencia frente a la jaula a decirle palabras que debería repetir; él simplemente se niega a hablar. Se dedica más bien a observar y a escuchar, a detectar las flaquezas de cada uno. En el momento menos esperado, termina por revelarlas públicamente y a gritos, aprovechando las ocasiones en las que están todos juntos. Inevitablemente, su pequeña venganza se vuelve contra sí mismo.

partir de 9 años

El desplumado

Autor: Javier García-Galiano. Ilustraciones de Armando Hatzacorsian Ficticia Editorial, 2012

Esta divertida historia está contada con un afilado sentido del humor y con imágenes que representan de manera acertada la perspectiva del protagonista y su incómoda posición en la familia.

75

Había una Vez


banco del libro

destacados

Comité de Evaluación del Banco del Libro de Venezuela destaca

A

partir de 12 años

Los sueños de Helena Autor: Eduardo Galeano Ilustraciones de Isidro Ferrer Libros del Zorro Rojo, 2011

Había una Vez

Al despertar, algunas veces los sueños son difíciles de recordar. Cuando esto sucede, hay quien toma como inspiración sueños prestados. “Helena me humilla cada mañana, a la hora del desayuno, contándome sus sueños prodigiosos”, nos dice Eduardo Galeano en el prólogo de este libro y él, como venganza, “escribe los sueños que ella vuela”. En los sueños de este libro hay recuerdos de la casa de la infancia y también memorias del exilio. Galeano los transforma en una prosa sencilla y poética que se convierte en susurros que llegan desde el mundo onírico. En cada página, las ilustraciones nos ofrecen una narración particular de los sueños, desde la colección de texturas y objetos cotidianos rescatados por Isidro Ferrer, con los que crea curiosos personajes en escenas memorables y lúdicas que conmueven tanto como los textos. En ellas encontramos diferentes significados posibles para los sueños de Helena y también para los nuestros. Un trabajo editorial impecable que conjuga las palabras e imágenes de las que están hechas los sueños.

76


banco del libro

destacados

A

Esta edición de Libros del Zorro Rojo destaca porque congrega sin censura las sofisticadas ilustraciones del art nouveau de Beardsley para la versión inglesa de esta pieza de Wilde publicada en 1894, además de cuatro dibujos no incluidos en aquella edición. Asimismo, agrega el artículo Una nota sobre Salomé que Robert Ross dedicó a la edición inglesa de 1907, acompañado del facsímil de la primera función de la obra en Londres en 1905 y el de la famosa ópera de Richard Strauss estrenada el mismo año en Alemania.

partir de 16 años

Sugerente y licenciosa, Salomé reunía los elementos necesarios para agitar los ideales flemáticos de la sociedad victoriana. Wilde recrea la fábula bíblica de la danza erótica ofrecida por Salomé a Herodes a cambio de la cabeza de San Juan Bautista de tal modo que dominan la sensualidad mortuoria y la perversidad en los personajes capitales. Por su parte, las ilustraciones de Beardsley distan de ser fieles al drama original, pero logran emular de forma precisa el efecto que la pieza produce.

Salomé

Autor: Oscar Wilde Ilustraciones de Aubrey Beardsley Libros del Zorro Rojo, 2011

77

Había una Vez


E D I T O R I A L


entrevista

Había una Vez

FOTO: SEBASTIÁN GRINGAUZ

Pescetti

78


Luis María Pescetti:

“Para mí el humor es algo inevitable” De paso por Santiago, el reconocido escritor y músico argentino conversó con RHUV sobre sus múltiples facetas creativas y su irrefrenable facilidad para hacer reír a grandes y chicos. Por Bernardita Cruz M. Editora Revista HUV

79

Había una Vez


Pescetti

entrevista

a mamá de Jorge tiene que salir y su papá aprovecha de contarle un cuento antes de la comida. Sentados frente a frente, el padre comienza su relato de Caperucita Roja, una versión muy tradicional de la historia, pero que en la imaginación del niño cobra tintes inusuales: Jorge supone que Caperucita en vez de una canasta lleva pizza a su abuelita, que vuela con su capa colorada y que es rescatada por un leñadorsuperhéroe muy parecido a su papá. Caperucita Roja (tal como se lo contaron a Jorge) es buen ejemplo de cómo su autor, el argentino Luis María Pescetti, ha hecho del humor ingenioso e irreverente un sello. Actor, comediante para adultos y niños, exhombre de radio, compositor, músico y escritor de más de una veintena de libros, ha recibido numerosos reconocimientos a lo largo de su carrera, entre los que se cuentan un Grammy Latino (EEUU, 2010), el Premio Gardel (Argentina, 2009), tres distinciones en The White Ravens (Alemania, en 1998, 2001 y 2005) y el Premio Pregonero radial 2005 (Fundación El Libro, Argentina), entre otros. Frente a la multiplicidad de sus facetas creativas, resulta inevitable preguntar en qué faceta se siente más cómodo. “Todas son muy distintas: cuando escribís estás solo en tu casa y te hace falta cada cierto tiempo una salida, y cuando estás actuando o estás de gira, te hace falta aterrizar también. O sea, las dos cosas son necesarias.”

“…el humor es un sanísimo ejercicio de eficacia en el lenguaje: cuando decís algo que es gracioso produce gracia o no, pero no hay otra oportunidad.” Había una Vez

80

Caperucita Roja (tal como se lo contaron a Jorge) Autor: Luis María Pescetti Ilustraciones de O’Kif Alfaguara Infantil, 2008 ISBN: 9789562395779


Pescetti

entrevista

¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión? Las respuestas de los chicos y de sus papás cuando termina el show, cuando se cierra el libro, cuando se apaga el CD… Lo que ocurre después en la familia. Me divierto como un mono durante el espectáculo, pero lo que más me conmueve es lo que pasa cuando yo no estoy. ¿Y hay algo que no te guste? Me irrita, como a cualquiera que quiere mucho su oficio, cuando se dan condiciones malas para trabajar. Viajas mucho también… Cuando me preguntan “¿te gusta viajar?”, respondo “me gusta llegar”. Ahora mismo, para venir a Chile, me pasé más tiempo en los aeropuertos que en el avión; una lata. Hace justo una década decías en una entrevista que todo lo que se hacía en relación a los niños tenía una lógica “almidonada”. ¿Sigues pensando igual o crees que ha habido un cambio en la literatura infantil? Sí, ya hubo muchos cambios, muchos. Me parece que hoy la producción infantil tiende a acercarse mucho más a los niños reales y a sus experiencias de vida. Creo que dentro de todas las expresiones de entretenimiento o cultura para niños, la que más cerca está de ellos es la literatura. ¿En qué observas esos cambios? En los temas que se abordan. La mala literatura, así como cualquier producción artística mala, es como si llegaran a tu barrio con una caja diciendo “venimos a hacer esta donación”. Y uno diría, “¿y a ti quién te ha dicho qué necesito yo?”. La buena literatura es ir primero a ver cómo están, si tienen alguna necesidad y luego llegar con la caja apropiada. Creo que lo que cambió, y lo que está cambiando más, es

81

Había una Vez

Frin Autor: Luis María Pescetti Ilustraciones de O’Kif Alfaguara Infantil, 2000 ISBN: 9789562391948

Lejos de Frin Autor: Luis María Pescetti Alfaguara Juvenil, 2006 ISBN: 9789562395588


Pescetti

entrevista

El pulpo está crudo Autor: Luis María Pescetti Ilustraciones de O’Kif Alfaguara Infantil (Argentina), 1999 ISBN: 9789870400714

que hay más oído a lo que los niños quieren que hacia lo que queremos transmitirles nosotros. ¿Qué autores de esta nueva generación consideras indispensables? De los nuevos-nuevos no conozco mucho, pero me parece que Isol aborda temas cercanos y los cuenta con mucha libertad. También has dicho que el lenguaje es un juguete. ¿A qué te refieres con eso? Se puede hacer con él lo que se puede hacer con los juguetes: ensayar para hacer cosas en serio y también nada más entretenerte; si se rompe sin querer, no pasa nada, se pega. Se dijo demasiado que “hay que jugar con el lenguaje” y eso para los chicos es un poco vago. Si en cambio les decimos “chicos, tomen las palabras de esta página y hagan con ellas lo que harían con un juguete” resulta mucho más tangible. El humor está muy presente en tu obra. ¿Qué es el humor para ti? Algo que es inevitable, que me surge naturalmente. Desde chico me gusta hacer chistes. Además, el humor es un sanísimo ejercicio de eficacia en el lenguaje: cuando decís algo que es gracioso produce gracia o no, pero no hay otra oportunidad. Si lo explicas puede que te entiendan, pero ya no causó gracia.

Había una Vez

82


Pescetti

entrevista

Los diálogos son muy importantes en tus libros, incluso hay historias que son solo un gran diálogo. ¿Tienes una predilección por ellos? Sí, me gusta mucho escribirlos. Hay momentos en que siento que solo estoy transcribiendo un diálogo que de verdad existe. Realmente pasa eso de que los personajes cobran vida, de que son seres conocidos que, puestos en una u otra ocasión, hablan. Cartas al Rey de la Cabina, Frin y Natacha, tres libros que están disponibles en librerías chilenas, tienen estilos muy diferentes: uno es más poético, otro más dramático y otro derechamente divertido. ¿Te sientes más a gusto con alguno de esos estilos? No, poder pasar de uno a otro es muy sano; no quedarte encasillado. Por ahí Natacha me fluye y ante cualquier situación me puedo imaginar cómo reaccionaría ella, qué diría, y eso da pie para un cuento. Pero para mí es muy sano no quedarme solo en Natacha. Frin nació de un programa de radio. ¿Cómo se gestó? Yo leía cuentos en la radio y un día no encontré qué libro leer. Entonces pensé que quizás yo mismo podía escribir una historia y surgió la primera frase: “Odiaba el deporte. Esas estúpidas clases de educación física”. Me gustó, y cuando la desarrollé descubrí que no era un cuento, que ahí había algo que debía ser continuado. Fue una lectura continua durante 7 meses y resultó muy grato leerlo en la radio. No me lo esperaba.

“…hoy la producción infantil tiende a acercarse mucho más a los niños reales…” 83

Cartas al Rey de la Cabina Autor: Luis María Pescetti Fondo de Cultura Económica, 2010 ISBN: 9786071602404

Había una Vez


Pescetti

entrevista

“Me divierto como un mono durante el espectáculo, pero lo que más me conmueve es lo que pasa cuando yo no estoy.” Y te exigía estar todo el tiempo escribiendo… No era que me exigía, yo no veía la hora de que llegara el domingo para poder leerlo. Es como cuando tenés un buen chiste y no ves la hora de llegar a la casa para contárselo a tus padres.

Natacha Autor: Luis María Pescetti Ilustraciones de Pablo Fernández Alfaguara Infantil, 1998 ISBN: 9789562396578

Natacha es protagonista de muchas de tus historias. ¿Te inspiraste en alguien conocido para crearla? Natacha fue más que una niña, pero el nombre y la niña existieron en una alumna mía de segundo grado muy discreta, muy simpática, y a la vez delicada. Pero después fueron recayendo en ese personaje imaginario anécdotas de hijas de amigos y ese tipo de cosas. A Chile acaba de llegar Nuestro Planeta, Natacha. Preséntanos el libro… Le proponen a los chicos una tarea sobre el planeta y ellos tratan de sacársela de encima de la manera más trucha posible. Para colmo, la maestra, que es muy creativa, decide hacerlos trabajar con otro grado de otra escuela, y ellos protestan. Son chicos, todo es resistencia y flojera. Entonces, por una parte trata de cómo estas maestras se las arreglan para que estos chicos presenten un panorama de ideas muy variadas sobre acciones con el planeta, y por otra, a otro nivel, el libro es un ensayo sobre la eficacia y la comunicación con los niños.

Había una Vez

84

Nuestro planeta, Natacha Autor: Luis María Pescetti Ilustraciones de Pablo Fernández Alfaguara Infantil, 2013 ISBN: 9789561522732


Pescetti

entrevista

El terror es uno de los pocos temas que nunca has tratado en tu literatura. ¿No te atrae?

En las canciones sí lo trato, aunque lo abordo desde una perspectiva humorística. El miedo es algo que forma parte de la vida; siempre hay situaciones en las que tenemos miedo. Pero la palabra “terror” para mí suena como algo más freak, como de película norteamericana. Entonces ahí no me lo planteo tanto.

¿Y es un género que te guste leer?

No, para nada; es como fomentarse el miedo a uno mismo. Yo entiendo que hay personas a las que les atrae eso, pero yo tiendo a expresiones más vitales.

extracto*

Había una ves con zeta tres serditos con ce que bibían con ve muy serca con ce uno del hotro sin hache. El priméro sin acento tenia con acento su caza con ese echa con hache de paga con jota. El segúndo también sin acento la abía con hache hecho de madera falta una coma o punto seguido Y el tersero con ce la abia le falta la hache y el acento hecho de ladriyos con elle. Adibinen con ve, cuando bino también con ve el lobo feros con zeta: cuál falta signo de pregunta de todos se salbó con ve? El de la casa de ladriyos con elle, porque hera sin hache la mas falta acento recistente con ese. Moralega con jota ahí pueden ir dos puntos si uno es trabagador con jota y se esfuersa con zeta la Nadie te creería bida con ve lo recompenzará con ese con creses con ce. Autor: Luis María Pescetti *Pasaje de Nadie te creería (P. 10) de Luis María Pescetti. Alfaguara Infantil. Copyright Ediciones Santillana S.A.

85

Había una Vez

Ilustraciones de O’Kif Alfaguara Infantil (Argentina), 2004 ISBN: 9789870402121


Ilustraciones de Carmen Cardemil Selecci贸n de Crist贸bal Joannon


El señor que aparece de espaldas no es feliz, ha ido varias veces a Roma pero no es feliz, ha meado en Roma y no tiene por qué ocultarlo pero no es feliz, ha desaguado a lo largo de Asia desde los Urales a Vladivostock pero no es feliz, en excusados de lujo en África pero no es feliz, encima de los aviones vía Atenas pero no es feliz, en espacios más bien reducidos lluviosamente en Londres al lado de su mujer hermosa pero no es feliz, en las grandes playas de América precolombina pero no es feliz, con un diccionario etrusco y otro en alemán desde las tumbas Ming a las pirámides de Egipto pero no es feliz, pensando en cómo lo hubiera hecho Cristo pero no es feliz, mirando arder una casa en Valparaíso pero no es feliz, riendo en New York de un rascacielo a otro pero no es feliz, girando a todo lo espléndido y lo mísero del planeta oyendo música en barcos de Buenos Aires a Veracruz pero no es feliz, discutiendo por dentro de su costado el origen pero no es feliz, acomodándose no importa el frío contra la pared aguantando todas las miradas de las estrellas pero no es feliz el señor que aparece de espaldas.

www.amanuta.cl


Alejandra

Acosta:

FOTO: JUAN FRANCISCO LIZAMA

Había una Vez

86


Alejandra Acosta

perfil ilustrador

Los estilos son imitables. La mirada propia,no Con una visualidad potente y personal, Alejandra Acosta ha construido un imaginario sorprendente. Tras la calurosa recepción de Del Enebro y mientras trabaja en nuevos proyectos para España, México, Argentina y Chile, conversó con Claudio Aguilera sobre su trayectoria y su obra. Por Claudio Aguilera Periodista y socio fundador de PLOP! Galería

87

Había una Vez


Alejandra Acosta

perfil ilustrador

Para mí,la creación de cada ilustración es un ritual,un momento en que te enfrentas al papel y es tu piel la que habla. Nada más. Un antiguo libro infantil. Una fotografía deslavada. Una cajita repleta de figurines minúsculos. Un adorno de bronce. Un viejo peluche de los años ’80. Alejandra Acosta busca secretos tesoros en un mercado persa. Se detiene y mira con atención. Observa cada uno de sus hallazgos, tanteando trazos de su origen, inventando para aquellos pedacitos huérfanos de pasado una historia, un futuro dentro de sus obras. “Al igual que los surrealistas, creo en el azar. Pero también creo en que hay que salir a su encuentro”, dice mientras, encarnada en algún personaje sacado de Nadja, la novela de André Breton, sigue caminando sin rumbo pero alerta a su próximo descubrimiento. Porque aun en medio del caos de antigüedades, trastos y mercaderías dudosas, ella se mueve con seguridad y con la certeza de que, tarde o temprano, encontrará la imagen precisa para completar su próximo collage. Del Enebro Autores: Jacob Ludwig y Wilhelm Karl Grimm Ilustraciones de Alejandra Acosta Jeckyll & Jill, 2012 ISBN: 9788493895044

Tal vez siempre ha sido así para esta diseñadora e ilustradora. Responsable de uno de los libros más hermosos, terribles y conmovedores de los últimos años, Del Enebro, publicado por los españoles Jekyll & Jill, y de dar forma a la inquietante prosa de María Luisa Bombal en El Árbol (Pehuén Ediciones), ha ido

Había una Vez

88


Alejandra Acosta

perfil ilustrador construyendo una obra cada día más personal sin dejar de lado el juego ni la búsqueda de nuevas posibilidades gráficas.

El Árbol Autora: María Luisa Bombal Ilustraciones de Alejandra Acosta Pehuén, 2012 ISBN: 9789561605732

“El trabajo de Alejandra Acosta es como un animal invisible y sigiloso del que solo podemos ver sus huellas”, ha resumido el poeta y artista visual español Alfonso Brezmes. “Combinando el collage y el dibujo en una alianza letal cuyo resultado podría resumirse en una palabra: escalofrío”, agrega. Ciertamente, ya sea en un afiche para un seminario sobre fomento lector, una ilustración de prensa, una portada que se publicará en México, o en algunos de sus libros para niños, ella va dejando rastros de su forma de mirar el mundo, de su relación con los textos y con el oficio de ilustrar. Buscar Como toda historia, esta historia comienza con un “había una vez”. Había una vez una niña tímida que repletaba sus cuadernos de dibujos y se perdía en viajes interminables a través de las historias ilustradas de Las mil y una noches que su abuela le pedía leer en voz alta. Con los años, ese gusto por la imagen quedó guardado, pero nunca se esfumó. Después de estudiar diseño, colaboró en diversas revistas hasta que en 2002 fue nominada al Premio Altazor por su trabajo como directora de arte de la revista [Lat.33]. Fue entonces que decidió dejar su carrera para aventurarse como ilustradora. “Al principio no fue fácil”, recuerda mientras hojea un viejo y anónimo álbum fotográfico. “No conocía a nadie en el mundo de la ilustración, así que comencé a pedirle trabajo a los directores de arte que habían sido mis colegas. Envié portafolios, hice horóscopos, cientos de ilustraciones para textos escolares, hasta que poco a poco me volví ilustradora”.

89

Había una Vez


Alejandra Acosta

perfil ilustrador

Más tarde vinieron las portadas para los libros de SM y, en 2009, dos hechos fundamentales: la publicación en la Colección Barco de Vapor de Pazuca en la duna, de Marcela Paz, y la Mención Honorífica en el prestigioso concurso A la orilla del viento, del Fondo de Cultura Económica, con El niño con bigote, escrito por Esteban Cabezas.

Mi proceso es más bien intuitivo,muy personal y la técnica depende del estado de ánimo. Había una Vez

Sin embargo, en ese momento ya comenzaba a gestarse un nuevo cambio. Tras un taller con el artista visual Mauricio Garrido, las tijeras y el papel cortado se hicieron parte fundamental de su obra. Con el surrealista Max Ernst como figura tutelar, Alejandra Acosta descubrió en el collage una forma de trabajo que expresaba bien su relación con la materia y con la intensidad que deseaba expresar en sus ilustraciones. “Recuerdo que cuando era niña no podía evitar acercarme a las esculturas y siempre intentaba tocar un pedacito de ropa, un tenedor, lo que fuera, en las casas museo. Quizás buscaba una conexión. Y me doy cuenta de que mi proceso de construcción de un libro está muy ligado a eso. Para mí, la creación de cada ilustración es un ritual, un momento en que te enfrentas al papel y es tu piel la que habla. Nada más”. Recortar Alejandra Acosta estaba lista para dar el siguiente paso. Pero nuevamente la oportunidad llegó por azar. Recorriendo internet, los editores españoles Jessica Aliaga y Víctor Gomollón descubrieron su trabajo y su afición por las aves, y le encargaron ilustrar uno de los relatos menos conocidos y más descarnados de los recopilados por los hermanos Grimm: Del Enebro.

90


Alejandra Acosta

perfil ilustrador

Pazuca en la duna Autora: Marcela Paz Ilustraciones de Alejandra Acosta Ediciones SM, 2009 ISBN: 9789562646505

El niño con bigote Autor: Esteban Cabezas Ilustraciones de Alejandra Acosta FCE, 2010 ISBN: ISBN: 9786071602633

Publicada bajo el sello Jekyll & Jill, la oscura y sangrienta historia se transformó, en manos de la ilustradora, y con la complicidad de sus editores, en una exquisita pieza de orfebrería que ha recibido reconocimientos a ambos lados del Atlántico y fue elegida el Libro Mejor Editado en Aragón (España) en 2012. “Las ilustraciones de este libro”, ha comentado el español Isidro Ferrer, Premio Nacional de Ilustración, “tienen un tono particular, un tono silencioso, misterioso, dulce y aterrador. Un tono que proviene de la renuncia, de un deseo expreso de no demostrar las habilidades del ilustrador sino de adecuar la voz gráfica a la voz de las palabras impresas”. La publicación marcó un antes y un después en la obra de la ilustradora. No solo porque le permitió dar a conocer su trabajo fuera del país, sino también porque ha significado abordar otros textos, como El Árbol, de María Luisa Bombal, una de sus autoras predilectas. Y para Alejandra Acosta, ávida lectora de poesía, admiradora de artistas como Alejandra Pizarnik o Leonora Carrington, el encuentro con la palabra del autor es siempre un desafío y una oportunidad que recibe como un regalo.

“Del texto depende todo”, explica. “Me tomo bastante tiempo para esperar que el libro me dé una pista, y a partir de ese momento me agarro de una sola palabra o una emoción para desarrollar todas las imágenes”. ¿Haces diferencias a la hora de ilustrar para niños o para adultos? Con los libros enfocados para adultos me comprometo de una forma muy emocional, y creo que eso también está relacionado con el tipo de texto que me suele llegar, algunos muy oscuros y otros tristes. Entonces, cuando me toca trabajar en un libro para niños me permito conectarme más con las sensaciones y con la libertad. Con todos los encargos lo paso muy bien. No podría vivir sin la complejidad de un texto que me obligue a trabajar el triple o que incluso me desgaste, ni sin la alegría que significa ilustrar para niños.

91

Había una Vez


Alejandra Acosta

perfil ilustrador

Ensamblar Madre de dos hijos y profesora universitaria, Alejandra Acosta divide su tiempo entre proyectos para México, España, Argentina y Chile. “Me llegan correos de editores que me dicen: tengo el libro perfecto para ti, incluye mujeres y pájaros”, comenta entre risas acerca de dos de las figuras que se repiten en su obra reciente. “Una vez incluso una colega me escribió pidiéndome disculpas por hacer un libro de pájaros. ¡Yo no soy la ilustradora de los pájaros! Me encantan, pero puede ser que mañana me ponga a dibujar ornitorrincos”. De hecho, lejos de identificarse con un estilo definido, se da la libertad de jugar y desarrollar una visualidad propia para cada proyecto. “Mi proceso es más bien intuitivo, muy personal y la técnica depende del estado de ánimo. Así como me gusta

disfrazarme, me gusta también probar diferentes lenguajes expresivos”. ¿Crees que el estilo está sobrevalorado? Completamente. Tener un estilo puede ser bueno, como también puede convertirse en una especie de trampa. Nunca me he fijado en la forma, sino que en el fondo. En lo que quiere decir y comunicar el ilustrador, independiente de la técnica que utilice para hacerlo. Todos los estilos son imitables, pero la mirada propia, no. El recorrido va llegando a su fin. Es hora de regresar. Algunos de los vendedores comienzan a guardar sus reliquias. Otros se quedan cabizbajos, pensando en el día de mañana y sus oportunidades. Alejandra Acosta se marcha con su pequeño botín de tesoros a contar otras historias, a seguir inventando imágenes, alerta siempre a un nuevo hallazgo fortuito.

Tener un estilo puede ser bueno,como también puede convertirse en una especie de trampa. Nunca me he fijado en la forma, sino que en el fondo. Había una Vez

92

Para un Ruiseñor Autora: Maria van Rysselberghe Ilustraciones de Alejandra Acosta Errata Naturae, 2013 ISBN: 9788415217497


Alejandra Acosta

perfil ilustrador

A qué le teme Alejandra Acosta? Hay una sombra en la obra de Alejandra Acosta. Y tal vez ahí está uno de sus mayores atractivos. Acostumbrados a que la ilustración sea un espacio siempre luminoso y colorido, la autora deja en el lector una sensación inquietante. No se trata de terror sino de algo parecido a la melancolía que en Pazuca en la duna tiene el rostro de la soledad, en El niño con bigote se materializa en la idea de hacerse adulto, en El árbol es un profundo abismo existencial y en Del Enebro no es otra cosa que el lado más oscuro del ser humano. “Me parece que es absolutamente inconsciente”, explica. “Pero estoy convencida también de que cada obra se compone de pequeños fragmentos de uno, y en mi caso, más que hablar de miedo, hablaría de soledad, de un estado permanente de contemplación, que es lo que me identifica. Quizás por esa razón mis personajes siempre se presentan solos, perdidos, o silenciosos”, agrega sin dejar de confesar que, a pesar de ser admiradora de Edgar Allan Poe y de Angela Carter, cuyo libro La cámara sangrienta está ilustrando actualmente, le sigue temiendo a las brujas y a los lugares oscuros, como cuando era niña.

93

Había una Vez


Alejandra Acosta

perfil ilustrador

Conoce la obra de Alejandra Acosta

HabĂ­a una Vez

94


REVISA SU BLOG:

www.pajarocontemplativo.com

95

HabĂ­a una Vez


cuándo & qué...

efemérides

7 DE noviembre

8 DE noviembre

1833 nace en Bogotá Rafael Pombo

1847 nace Bram Stoker (Drácula)

10 DE noviembre 12 DE noviembre 1960 nace Neil Gaiman (Coraline)

1929 nace Michael Ende (La historia interminable)

14 DE noviembre 17 DE noviembre 1983 nace el escritor Chistopher Paolini (El legado)

1907 nace Astrid Lindgren (Pipi Calzaslargas)

24 DE noviembre 28 DE noviembre 1931 nace el reconocido autor e ilustrador Tomi Ungerer

1811 llega a Chile la primera imprenta

Había una Vez

96


cuándo & qué...

efemérides

10 DE diciembre

10 DE diciembre

1958 nace la autora Cornelia Funke (Corazón de tinta)

1945 Gabriela Mistral recibe el Premio Nobel de Literatura

16 DE diciembre 20 DE diciembre 1932 nace el autor e ilustrador Quentin Blake

1917 nace en Lebu el poeta Gonzalo Rojas

24 DE diciembre 30 DE diciembre 1973 nace la escritora Stephenie Meyer (Crepúsculo)

1865 nace Rudyard Kipling (El libro de la selva)

30 DE diciembre 1878 nace el autor uruguayo Horacio Quiroga (Cuentos de la selva)

97

Había una Vez


Por Cecilia Beuchat Escritora y Profesora de Literatura Infantil

Siempre he pensado que detrás de un buen lector hay adultos que mostraron el camino a la lectura. En mi caso, me convertí en lectora gracias a varias personas. En primer lugar, gracias a mis padres: nací y me crié entre libros. Mi papá tenía una enorme biblioteca que fue reuniendo desde joven. Autodidacta, había aprendido en los libros gran parte de lo mucho que llegó a saber. A la hora de almuerzo solía invitarnos, a mi hermana y a mí, a viajar a la India por medio de un libro, a imaginar un encuentro con un personaje histórico o a buscar en el diccionario el significado de palabras extrañas. También solía recitarnos poemas. Entrar a su biblioteca era como ingresar a un mundo mágico. Yo tenía libertad para tocarlos, hojearlos y leerlos. Nunca me prohibió ninguno, y si notaba que todavía no eran para mí, me sugería que esperara hasta tener la edad para gozarlos realmente. Allí también había libros para niños. Recuerdo, en particular,

Había una Vez

98


¿por qué soy lectora? “He leído toda mi vida. Confieso que soy una lectora empedernida. Leer es para mí como respirar.” el día en que me pasó Corazón de Edmundo de Amicis. Luego vinieron David Copperfield, La cabaña del tío Tom, y muchos otros. Como para varios de mi generación, Mujercitas fue un libro decisivo. Mi madre, por su parte, solía leerme, en alemán, los cuentos de los hermanos Grimm. Mi favorito era El rey rana. Para los cumpleaños y la Navidad, siempre me regalaron libros. Cuando cumplí 8 años, recibí la Colección Rapa Nui. Allí me encanté con Hernán del Solar y leí muchas veces La Porota. En otra oportunidad, recibí una colección de doce tomos con cuentos de hadas provenientes de muchas partes del mundo. Pero sin duda el descubrimiento de El tesoro de la juventud marcó un hito definitivo, al igual que la llegada infaltable, todos los jueves, de la revista El Peneca. Siempre vi leer a mi padre. Estaba suscrito a un club de lectores y la llegada de cada paquete con un nuevo libro era un momento de gran alegría. Quizás la misma que siento actualmente cuando visito alguna librería o encargo una nueva obra. En esa época, muchos libros había que abrirlos con un abrecartas. Oigo hasta el día de hoy ese sonido, y siento el olor a papel. Mi madre leía todos los días el diario, costumbre que yo también practico.

99

Al mismo tiempo, varios profesores que tuve en el colegio despertaron en mí el gusto por la literatura. Gracias a ellos, conocí a los clásicos. Además, durante mis estudios en la universidad, tuve el privilegio de tener a grandes maestros, expertos en el tema. Creo firmemente que todos ellos no solo influyeron en el desarrollo de mi gusto por leer, sino también en mi decisión de ser profesora y enseñar literatura. Finalmente, en esto también desempeñó un papel importante la bibliotecaria de la biblioteca de nuestra comuna. Con gran paciencia, ella buscaba lo que yo podía leer. El día en que me anunció que ya podía sacar “libros para grandes” fue inolvidable. He leído toda mi vida. Confieso que soy una lectora empedernida. Leer es para mí como respirar. Me encanta sumergirme en una buena novela, o en un libro de poesía, y olvidarme del mundo. Me apasiona estar horas leyendo alguna obra que guarde relación con mi quehacer profesional. Cuando no leo, es como si estuviera mal de salud. Y ese gusto por leer no solo lo siento mío, sino como algo que me gusta transmitir a los demás, en especial, a los niños y a los profesores.

Había una Vez


Babel Libros

Thule Ediciones


fomento lector

iniciativa

Proyecto Leer te hace libre: El impacto de la lectura en tres cárceles de la Región de O’Higgins

Inauguradas hace cerca de un año, tres bibliotecas han hecho que decenas de internos se conviertan en ávidos lectores, logrando incluso rebajas de episodios de violencia o angustia al interior de los penales. Por Andrea Contreras Márquez Defensoría Penal Pública Región de O’Higgins

Había una Vez

100


fomento lector

iniciativa

Son las 9 am y Jonathan sale de su celda camino a la biblioteca de la cárcel de Rengo. Al llegar, se encuentra con que ya hay un compañero entregando un libro y solicitando de inmediato la segunda parte de la saga de Harry Potter. “Así es todos los días. Si me demoro, me reclaman. Están súper entusiasmados con la lectura los chiquillos; este lugar les cambió la vida”, asegura el encargado de la biblioteca. Y cómo no, si hasta septiembre del año pasado el centro de reclusión de Rengo no tenía biblioteca, solo algunos títulos aislados propios de la escuela del penal y una repisa de libros de propiedad del sicólogo, quien gentilmente se los prestaba a los internos. Pero no había una oferta amplia de textos, y menos un lugar donde abstraerse del encierro y dedicarse a la lectura. La iniciativa partió desde la Defensoría Penal Pública, cuyo jefe regional, Alberto Ortega, sugirió al equipo trabajar en la posibilidad de dotar de bibliotecas los penales no concesionados de la región. Se buscó entonces alianza con expertos en el tema y se recurrió a la Fundación Había una Vez, que tenía una vasta experiencia en bibliotecas sociales. Ambas instituciones trabajaron en el proyecto que se presentó en 2011 al Gobierno Regional de O’Higgins, que finalmente decidió financiar la implementación y habilitación de las tres bibliotecas penitenciarias. La idea siempre fue no solo dotar de libros a las cárceles, sino además crear un espacio propicio para la lectura, “un oasis dentro de la cana”, como lo definió un interno. Además, el proyecto se complementó con capacitaciones para los reos encargados de la administración, los funcionarios de Gendarmería que se preocuparían de las bibliotecas y los profesores de la escuela penal. También se realizaron actividades de fomento lector en las que los internos pudieron conocer el nuevo espacio y sus tesoros literarios. El resultado ha sido más que satisfactorio. Las tres bibliotecas se inauguraron en agosto del 2012 y a poco más de un año de su creación cuentan con un

101

promedio mensual de 100 préstamos (en penales donde la población supera ligeramente las 200 personas). El estado de los libros es impecable, lo que habla del valor que les dan los internos, y además las bibliotecas han abierto sus puertas para ciclos de cine, talleres literarios y capacitaciones. Por otro lado, y aunque no hay un registro o un estudio acabado del tema, los funcionarios de Gendarmería señalan que han disminuido los episodios de estrés, violencia y angustia en las cárceles intervenidas. Actualmente, cada biblioteca tiene un fondo bibliográfico que bordea los 400 textos, los que ya han sido mayoritariamente consultados, por lo que la Defensoría y la Fundación Había una Vez ya trabajan en proyectos –que han sido postulados al Fondo del Libro del Consejo de la Cultura y las Artes y al FNDR de la Región de O’Higgins– para incrementar el número de libros y seguir contagiando a los internos con el amor a la lectura.

“La idea siempre fue no solo dotar de libros a las cárceles, sino además crear un espacio propicio para la lectura, un oasis dentro de la cana, como lo definió un interno.” Había una Vez


Papás bajola lupa

Al más puro estilo de Sherlock Holmes, dos libreros investigan y develan los errores más frecuentes cometidos por los padres a la hora de escoger un libro para sus hijos, acto que si no se hace con la suficiente dedicación puede terminar en un delito flagrante. La culpa de este artículo no la tiene el mayordomo. Por Óscar Bravo y Alejandra Silva | Librería Tesauro LIJ Ilustración de Maritza Piña Había una Vez

http://www.cargocollective.com/maripinia 102


tips para padres 1

Si a mí me gusta, a mi hijo también le gustará. No imponga sus gustos personales a las lecturas de sus hijos. Estar consciente de sus inquietudes y participar con ellos de la elección es vital para que un libro los estimule a seguir buscando.

2

Los libros infantiles son caros. Comprar un libro para nuestros hijos es una inversión y el precio es solo una de las variables a la hora de elegir. Una edición cuidada tanto en su contenido como en su formato, vale la pena y puede perdurar por generaciones.

3

Los cuentos clásicos son terroríficos. Las historias clásicas responden a arquetipos que están en nuestro inconsciente y por tanto todos estamos preparados para escucharlas. Somos los adultos los que colocamos nuestros prejuicios y miedos en ellas, pero los niños las aceptan como parte de la vida.

4

Los libros informativos son aburridos. Hoy el mercado editorial tiene muy buenas propuestas, en las que están consideradas todas las edades, para abordar temas científicos, históricos o artísticos. Lo importante es fijarse en la fidelidad del contenido y que la propuesta estética sea rica sin distraer.

5

Recomiéndeme el mejor libro, pero rápido. La decisión de comprar un libro adecuado a las necesidades de nuestros hijos toma tiempo. Si quiere acudir a una librería especializada y obtener una buena recomendación vaya con tiempo, pregunte y déjese guiar.

6

Si está de moda, lo llevo. No tome el camino fácil. Hoy por hoy hay libros para todos los gustos y no podemos pretender que un libro “funcione” para todos por igual. Saber quién es el lector, cuáles son sus gustos e intereses es importantísimo para decidir.

7

Este libro no es para mi hijo. No subestime a los libros ni a sus hijos. Arriesgarse con nuevos géneros y distintos lenguajes visuales o escritos es una apuesta que enriquece y ejercita su comprensión e imaginación. ▪

103

Había una Vez


Ilustraci贸n de Ana Rois Ortiz / www.anarois.com Hab铆a una Vez

104


buena idea

Bolsas ilustradas: préstamos con valor agregado Por Paola Faúndez, Macarena Manríquez y Milú Morelli Equipo Biblioteca Colegio Wenlock

Los niños de hoy están expuestos a una variedad cada vez mayor de estímulos, principalmente a medios informáticos y electrónicos. Esto nos hace cuestionar su capacidad para interesarse en la lectura como una práctica individual, social y familiar, como una opción que se hace de forma voluntaria y por gusto, más que por una obligación escolar. Esa realidad nos motivó como biblioteca y colegio a llevar a cabo un proyecto que buscó promover y fomentar la lectura. ¿Cómo? A través de la ilustración de los personajes favoritos de los niños en las bolsas donde llevarían sus préstamos para vacaciones de invierno. Queríamos hacer entretenida y especial la instancia de solicitar un libro, agregándole cariño a través del trabajo manual. Dentro de los objetivos también estaba difundir la lectura al citar junto a cada personaje el título del libro y su autor; involucrar a la comunidad escolar en la realización y difusión de la actividad; permitir que, a través de un objeto tangible, la familia pudiera conocer y valorar el trabajo riguroso y prolijo hacia sus hijos, y estimular a los niños a través de la creación artística con diversos materiales. De acuerdo con nuestra estadística de préstamos, seleccionamos los libros favoritos de los niños y los separamos de la circulación normal por un tiempo, para poder escoger y recrear las ilustraciones que íbamos a dibujar sobre bolsas de papel kraft. Invitamos a trabajar en la actividad al equipo de

105

Había una Vez


buena idea

mamás que ayuda en la biblioteca y planificamos la creación de unas 300 bolsas en un plazo de un mes y medio. Los materiales fueron los sobrantes de las salas de clases, tales como cartulinas, papeles de distintos tipos, lápices pastel, restos de género, lanas, témperas, etc. Así fueron tomando forma la tortuga Franklin, Sapo de Max Velthuijs, el Malvado Conejito de Tony Ross, Willy de Anthony Browne, Peter Rabbit de Beatrix Potter, el pingüino de Oliver Jeffers, la bruja Winnie de Korky Paul, y muchos otros.

Los niños siguieron atentamente la producción de las bolsitas. Somos tres personas en la biblioteca y los tiempos de avance eran especialmente en los recreos, donde nos turnábamos para prestar libros y dar referencias a los pequeños mientras otras pintaban, cortaban o pegaban. Todos los niños decían algo: algunos opinaban sobre el trabajo, otros reconocían a sus personajes y hasta nos contaban anécdotas de cuando habían leído el libro. Cada uno nos pedía un personaje distinto, pero en la práctica lo que nos interesaba es que se preguntaran justamente por los personajes que no conocían y que, además, valoraran el trabajo lento, organizado y cuidadoso de un objeto que era para ellos.

Había una Vez

106


buena idea

Una semana antes de las vacaciones se hizo entrega de los préstamos de invierno. A cada niño le tocó una ilustración al azar, lo que generó otro elemento sorpresa y motivó que muchos niños quisieran llevarse a casa el libro que correspondía a esa ilustración. Creemos que esta es una actividad replicable, que puede ser compartida y adaptada a la realidad de cada grupo de niños o jóvenes que se desee beneficiar. Una práctica que descubre para los lectores nuevos autores y temas, y que entrega beneficios mucho mayores que el tiempo invertido en llevar a cabo la iniciativa. Junto al éxito de la actividad a nivel de colegio, el proyecto fue reconocido con una Mención Honrosa en el Concurso Buenas Prácticas en Lectura 2012, organizado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de la Región Metropolitana.

107

Había una Vez


columna

columna Por Rebeca Domínguez y Carmen Paz Hernández Directoras Fundación Había una Vez

Un viaje para aprender sobre la lectura En abril de este año, gracias a una postulación a Ventanilla Abierta, pudimos asistir al Primer Encuentro Internacional de Bibliotecas Escolares en Bogotá (Colombia). Como es uno de los temas principales de nuestro quehacer en el fomento lector, apenas nos dieron el sí partimos junto a dos capacitadoras de la Fundación. Hacer un viaje de trabajo a ese país, que tiene una destacada trayectoria en relación con la lectura, es siempre un gran aprendizaje y una oportunidad de traer modelos novedosos de actividades para promoverla en diferentes contextos, sobre todo en los espacios no convencionales. El primer día visitamos Fundalectura, donde nos enseñaron algunos de sus atractivos modelos de trabajo, como los 51 PPP (Paraderos Paralibros Paraparques), centros de lectura en los hospitales, Libros al viento, Cajas viajeras y otros. El Encuentro comenzó al día siguiente, con la intervención de las Ministras de Cultura y Educación de Colombia, quienes nos dieron un panorama de la lectura en su país. Luego, Daniel Cassany presentó la ponencia “Hacia una ciudad letrada”, y David Loertscher nos dejó claro que “debemos dar a los niños lo que ellos quieren leer, y no lo que nosotros queremos que lean”. El segundo día, escuchamos al experto alemán Günter Schlamp, quien mostró una serie de programas muy interesantes. Uno de ellos se llama “Tutores por la lectura” y consiste en que un joven o un adulto le lee a un mismo niño todas las semanas en una biblioteca, en una especie de padrinazgo. Actualmente, la experiencia se lleva a cabo en Hamburgo con 700 niños y ha logrado en ellos un gran desarrollo del lenguaje y de sus habilidades lectoras, a la vez que los ha hecho más seguros de sí mismos.

Había una Vez

108


Otra actividad presentada por Schlamp es la “Noche de lectura”: se define un curso que se quedará a dormir en la biblioteca del colegio y el encargado se organiza con los padres. Cada niño lleva una linterna, comen salchichas y viven una noche temática, centrada en el suspenso, las aventuras y otros temas. Al día siguiente los espera un delicioso desayuno. En la mayoría de los casos, esta actividad provoca que los niños vuelvan con mayor frecuencia a la biblioteca. El experto alemán nos contó además una experiencia que se hace en Estados Unidos e Inglaterra, llamada “Deja todo tirado y lee”. Esta consiste en que dos veces al año los niños interrumpen su jornada escolar y leen por 20 minutos, independientemente de lo que estén haciendo en ese momento. El director del colegio toca un timbre y simplemente todo el colegio lee. Durante la tercera jornada, presentamos la experiencia de “Leyendo en red”, la red de bibliotecas escolares en Panguipulli, financiada por la Fundación Luksic, que ganó este año el Sello de Buenas Prácticas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España. La casualidad quiso que en el Encuentro estuviera Carmen Campos, encargada de la distinción, quien estuvo encantada de conocer más a fondo la iniciativa de la FHUV.

109

El cuarto día tuvimos el agrado de escuchar a Jesús Martín Barbero, quien dictó una conferencia sobre las transformaciones de las bibliotecas públicas y escolares en Colombia –espacios que pueden ser disfrutados por el ciudadano común– y sus repercusiones en la lectura. Aún no están disponibles en la red las ponencias para leerlas, pero pronto se podrán descargar en www.fundalectura.org. Durante el viaje asistimos también a la presentación del Portafolio Regional de Proyectos de Lectura y Escritura del CERLARC, donde se distinguieron diez iniciativas de distintos países latinoamericanos y en el que Chile estuvo presente con el proyecto “Chile para niños” de la Biblioteca Nacional. También aprovechamos de visitar dos grandes bibliotecas municipales; las recorrimos completas y los encargados de cada sala nos fueron mostrando cómo trabajan y las actividades que hacen… ¡Son una maravilla! En resumen, llegamos llenas de ideas para nuestro trabajo y con la certeza de que, entre otras iniciativas, debemos introducir las nuevas tecnologías a los espacios de lectura, desde las pantallas hasta las tabletas. ¡Hay tanto por hacer!

Había una Vez


recordando a...

María de la Luz Uribe en poco más de 600 palabras

Por Fernanda Krahn Uribe Fotos gentileza familia Krahn Uribe

Había una Vez

110


recordando a... Acogiendo una petición de la Revista Había una Vez, Fernanda, hija de María de la Luz Uribe y Fernando Krahn, hace un emotivo recuerdo de su madre, un “pequeño mosaico” de piezas inolvidables. Cuando me comprometí a escribir en seiscientas palabras algo sobre mi madre, no sabía que me iba a resultar tan difícil poner en orden todas las pequeñas piezas de un mosaico que, para mí, cada vez se ha ido alejando más del lenguaje. Hubo un tiempo, eso sí, en el que mi relato personal sobre ella se basaba más en definiciones. Cuando se realizó el documental Aunque no sea cierto, me sentía capaz de hablar del descubrimiento de los poemas inéditos de María de la Luz Uribe, me atrevía a especular sobre qué podía haberla llevado a guardar celosamente su actividad como poeta, más allá de su figura pública como autora de libros para niños, profesora de teatro, ensayista y madre. Porque tras esos roles se escondía una mujer profundamente letraherida, que escribió a diario unos sonetos muy íntimos y al mismo tiempo muy universales. Una especie de decisión blanca de piel para adentro, por darle el nombre del retiro de su admirada Emily Dickinson. Así pues, durante el rodaje del documental sobre mi madre, me interné junto a mis dos hermanos en el mundo de sus escritos, tratando de hallar un hilo conductor entre la niña que se divertía disfrazándose, hurgando en los baúles de sus queridas tías solteras; la mujer joven de activa vida social que logró reconocimiento con sus ensayos sobre la Comedia del Arte, o sobre Cesare Pavese; la autora de libros infantiles en verso y en prosa junto a su marido Fernando Krahn (historias caracterizadas por su sutil sentido del humor); la mamá haciendo pancito amasado en la cocina, pasando por la adolescente atormentada y tendiente al aislamiento, que a

111

Había una Vez


recordando a... los quince años escribía versos como este: Dudo si es sensible o fría consistencia Esta que me forma (sin saber qué formará) Luciendo una niñez quizás ya muerta, Abriendo paso a la naciente adolescencia Que también, algún día, morirá. Usurpará al señor un alma eterna. Zozobrará en la noche inmortal. La muerte de nuestro padre, Fernando Krahn, en 2010, nos llevó a mis hermanos y a mí a una inquietante sensación de orfandad total. Era una pareja simbiótica, tanto en lo profesional como en lo personal. Habían creado para nosotros una burbuja de paz y de armonía en la que se propiciaban siempre el juego y la creatividad. El hogar acogedor cuya primera columna, nuestra madre, se había hecho añicos en 1994, parecía terminar de derrumbarse con la abrupta partida de nuestro padre. Aunque ya fuéramos adultos. En la búsqueda de una nueva forma de relacionarnos entre nosotros, y de entender a las personas que nos habían dado la vida, nos hallábamos los tres cuando se rodó el documental. Y buscábamos palabras para definirlos. Llamé pudor al impulso de mi madre por esconder su poesía más íntima. Lo atribuí al hecho de ser la hermana del poeta Armando Uribe, a haber estado muy vinculada a Pablo Neruda, con quien cooperó en la traducción de Romeo y Julieta, y quien luego admitió su desilusión al verla convertida en una feliz esposa y madre, cuando se esperaba otra cosa de ella.

Había una Vez

Me acerqué a Lucita, la bebé que pasó muchas horas solita en su cuna bajo un árbol, cuidada por otras personas porque su madre, tras dar a luz, enfermó gravemente de tuberculosis. Pensé en ese personajillo insidioso, La Culpa, atascada en las mazmorras de su inconsciente; establecí paralelismos entre ese exilio de cuna en la primerísima infancia y su permanente estado de exilio vital. La añoranza de Chile que la mordía con tal furor, que nuestra mamá, tan acogedora, cercana, ingeniosa y entretenida, era abducida por una oscuridad desconcertante, estados que aunque fueran breves no nos pasaban desapercibidos a nosotros, sus tres hijos. Como por arte de magia, de pronto volvía a ser la de antes y podía aparecer a la hora de la cena con un papelito en el que había escrito un nuevo verso para el libro para niños que estuviera preparando en ese momento. Versos como estos: (…) Y tienen tres hijos, un gato, un cobijo, juntos hacen libros, salen a pasear. Ríen de lo cómico, y de lo ridículo, pero son armónicos, rítmicos y líricos. Estos versos forman parte de una pequeña introducción biográfica en el libro infantil Las cosas del salón, ilustrado por mi padre. La autora de más de treinta libros infantiles junto a su esposo, hablaba así de su relación

112


con él, deleitándose con las esdrújulas. Pero también escribía, en sus cuadernos privados, sonetos como este, en el que claramente habla de ella y de Fernando: Es raro estar de pronto ante la puerta que no puedo cerrar, ni abrir consigo. Y no estar sola, sino estar contigo sin saber si detrás hay hueco o huerta. Y si lográramos dejarla abierta y salir los dos juntos, amor mío, ¿Pasearíamos en busca de racimos o sería caída ya sin vuelta? Pero eso no es posible. Y así estamos ante la puerta inmóviles, cogidos por un extraño imán que ignoramos Y que puede de pronto interrumpirnos y tras y ante la puerta separarnos sin ninguna razón, ningún sentido. Sabíamos que sus encierros en su escritorio, tras la cortina de humo de sus innumerables cigarrillos, eran el umbral de entrada y de salida de esos estados de ánimo para nosotros incomprensibles. Lo que sucedía allí le pertenecía solo a ella.

113

En fin. En el año 2011 me interné en todos los mundos posibles de mi madre, a través de sus escritos, intentando explicarme a mí misma quién era realmente María de la Luz Uribe, más allá de la mamá. Ahora, en el año 2013, siento que para mí cualquier intento por definir, explicar, biografiar a alguno de mis padres se me hace complicadísimo. Así que aquí queda este pequeño mosaico, uno entre muchos posibles, con algunas de las piezas que he reunido hoy sobre María de la Luz.

Había una Vez


A DE C I P É SAGA ENO L I H C AUTOR

El rEscatE dEl castillo blanco Autor: Jorge García Fuentealba Ilustrador: Carlos Dhai El día en que cumple 13 años los dos ancianos revelan a Volna que el enorme castillo blanco donde ha vivido encerrada desde pequeña se encuentra enclavado en medio de un continente infernal llamado Urgulia. La protagonista se verá envuelta en una serie de aventuras de dioses, en medio de un mundo poblado de vampiros, hadas, brujos y hombreslobo…

Textos escolares

de lecturas edeBÉ

compr

libro del alumno + CD para el profesor + material Com

Literatura infantil-juvenil

Colección Trompo Azul libros-álbum + audiolibros


El PEliGro dE las islas Autor: Jorge García Fuentealba Ilustrador: Carlos Dhai Segundo tomo de la saga de fantasía épica MÁS ALLÁ DE LA URGULIA. Comienza trescientos años después de la liberación del Castillo Blanco. Los viejos monstruos que dominaban la Urgulia han sido relegados a las montañas, pero un nuevo clamor de gargantas podridas llega desde las Islas Trillizas, donde los muertos tienen su morada. Muchos han visto al hombre joven de cabellos blancos deambulando por las praderas. Lo reconocen a la distancia, pues los cuervos lo acosan día y noche y solo esperan que se quede quieto para devorarlo vivo.

rensión lectora

mplementario para el aula + personaje para el curso

General Bulnes 35 / Santiago Centro (56-2) 2887 82 00 / Fax: (56-2) 2887 82 33 e-mail: docentes@edebe.cl Editorial Edebé Chile

@edebechile


Karina Vargas

mis favoritos Karina Andrea Vargas Encargada de biblioteca Biblioteca Vecinal El Rincón del Saber Gua yacán, Coquimbo

El mejor regalo literario para un niño… ¡Beso, beso!, de Margaret Wild, ya que habla de un hijo que constantemente está jugando, pero siempre olvida hacer algo a su mamá.

Me gustaría tomar un café con… Anthony Browne, porque sus libros son hermosos, con sentido y siempre en el contexto de la vida diaria.

Un libro que hace reír a grandes y chicos… El entretenido libro El abrigo misterioso, de Jeannette Jenning, ya que es de fácil lectura y para conocer el final hay que descubrir un tierno y gran misterio.

Mi libro álbum favorito es… Ladrón de gallinas, de Béatrice Rodriguez, ya que nos muestra una historia con un final inexplicable, tanto como nuestra vida, que todos los días va cambiando.

No se puede evitar llorar con el libro… El mejor truco del abuelo. Me identifico mucho con este libro ya que cuando los abuelos están enfermos uno recuerda todas las cosas hermosas que ha hecho con ellos.

Mi novela juvenil favorita es… Leyenda de los Otori. El suelo del ruiseñor. Fue la primera novela que leí cuando llegué a la biblioteca.

Para cautivar a un adolescente no lector hay que regalarle… A mí personalmente me cautivó Rosa Blanca, de Roberto Innocenti, y la buena acción que realiza la protagonista en tiempos de guerra. Un libro que no falla a la hora del cuentacuentos… ¡Huákala! a los miedos, de Sergio López Suárez. Los niños quedan encantados con esta historia.

El ilustrador que más me gusta es… Tuve el privilegio de compartir con Alejandra Acosta un taller en la biblioteca y me encantaron su simpleza e imaginación. La biblioteca donde encuentro todo es… El Rincón del Saber de Guayacán, ya que tiene una gran variedad de libros, en especial para los niños.

La editorial que más aporta en el ámbito infantil… Pienso que Ekaré, pero también destaco Alfaguara, Juventud, Kókinos y FCE.

Había una Vez

114


Karina Andrea Vargas

¡Beso, beso! Autora: Margaret Wild Ilustraciones de Bridget Strevens-Marzo Ediciones Ekaré, 2010 ISBN: 9789802573097

El abrigo misterioso Autora: Jeannette Jenning Faktoría K de Libros, 2008 ISBN: 9788496957244

Ladrón de gallinas Autora: Béatrice Rodriguez Libros del Zorro Rojo, 2009 ISBN: 9788492412310

La leyenda de los Otori. El suelo del ruiseñor Autor: Lian Hearn Alfaguara, 2008 ISBN: 9788420465371

El mejor truco del abuelo Autor: L. Dwight Holden Ilustraciones de Michael Chesworth Fondo de Cultura Económica, 1993 ISBN: 9789681640323

Rosa Blanca Autor: Christophe Gallaz Ilustraciones de Roberto Innocenti Lóguez, 2010 ISBN: 9788485334520

115

Había una Vez


JU

A 3-6 años

2-6 años

3-7 años

3-10 años

3-6 años

5-8 años

6-12 años

10-11 años

11-12 años

3-7 años

6-7 años

7-8 años

8-9 años

9-10 años

3 a mas años

4-12 años

5 a mas años

5-12 años

5-12 años

5-12 años

5-12 años

5-12 años

5-10 años


UEGOS EDUCATIVOS

APRENDER CON PIPO Aprende y refuerza las materias

escolares con PIPO: Lenguaje, matemáticas, ciencia, geografía

y mucho más!!

Versión CD-R con 24 juegos temáticos para niños de 1 a 12 años disponibles en las principales librerías del país.

Colecciónalos….

Consulta por versión ON-LINE y para proyectos educativos la versión especial EN RED

Distribuidores exclusivos para Chile COSAR EDITORES S.A. FONO 23334444 info@cosar.cl

IMAGENES DISPONIBLES EN:

LINK


Biblioteca Regional de Antofagasta abrirá sus puertas a la comunidad A partir del mes de noviembre los antofagastinos tendrán acceso a un nuevo espacio que cambiará la ciudad. Se trata de la Biblioteca Pública Regional que, con una completa colección bibliográfica, múltiples espacios, capacitaciones y un completo programa de actividades, será un foco cultural en la región. La anhelada Biblioteca Regional de Antofagasta se inaugurará en noviembre gracias a un trabajo mancomunado entre el Gobierno Regional, la Subdere, la Dirección de Arquitectura del MOP y la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM), que permitió

Había una Vez

116


recuperar el antiguo edificio de Correos y habilitarlo con todas las comodidades necesarias para acoger cada día a cientos de usuarios de todas las edades. El trabajo desarrollado ha congregado a las distintas instituciones con un objetivo específico: ofrecer a la comunidad de Antofagasta y sus alrededores, así como a la población flotante de turistas y trabajadores, un espacio de encuentro, entretención, lectura, información, capacitaciones, talleres y múltiples actividades de extensión cultural. “La Biblioteca Regional está ubicada en un edificio representativo, un rescate patrimonial frente a la plaza, frente a la ciudadanía, frente a donde se encuentra toda la comunidad”, explica Gonzalo Oyarzún, Subdirector del Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas (SNBP) de la DIBAM. La Biblioteca Regional de Antofagasta contará en su planta inferior con áreas de exposiciones, hemeroteca, Sala Infantil, auditorio y cafetería. El segundo piso albergará la Sala Juvenil, mientras que el tercer nivel acogerá la Sala de la Memoria y el cuarto piso la Sala de Literatura y de Colecciones Generales. Su colección bibliográfica ascenderá a 20 mil volúmenes. Todos sus espacios contarán con WiFi. A su vez, tendrá un laboratorio del Programa BiblioRedes que ofrecerá acceso gratuito a Internet y capacitaciones en alfabetización digital. El renovado edificio, que en 1930 fuera abierto como Servicios Públicos de Antofagasta y posteriormente se hiciera conocido como Ex Correos, forma parte del casquete histórico de la ciudad de Antofagasta y fue declarado Monumento Histórico Nacional el 13 de marzo de 2009. “Que lo usen, que el edificio ojalá se gaste. Que usen cada uno de los espacios, las colecciones. Uno no solo se alimenta culturalmente a través

117

Había una Vez


de los libros, también lo hace a través del mobiliario y la arquitectura”, es el llamado que hace Claudio Iglesias, Coordinador de Infraestructura del SNBP, quien ha estado a cargo de la habilitación de la Biblioteca Regional. La inauguración de la Biblioteca está prevista para el mes de noviembre. En ella se invitará a la ciudadanía a conocerla, a ser parte de la comunidad de usuarios y a celebrar disfrutando de una serie de actividades culturales que se comunicarán a través de la web www.bibliotecaregionalantofagasta.cl

Había una Vez

118


Chile ya cuenta con su primera Biblioteca Pública Digital ¿Te imaginas solicitar en préstamo libros en formato digital (e-pub y PDF) y leerlos, por un tiempo limitado, en tu computador o en dispositivos como tablets, e-readers o celulares? Desde el 22 de octubre esto ya es posible gracias a la primera Biblioteca Pública Digital del país (www.bpdigital.cl), implementada por el Sistema Nacional de Bibliotecas Públicas (SNBP) de la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (DIBAM). La Biblioteca Pública Digital cuenta con una colección de alrededor de 3.800 títulos, que estará en constante crecimiento. Entre sus temáticas destacan textos narrativos, best-sellers, grandes clásicos universales, novedades editoriales nacionales e internacionales, y textos técnicos de diferentes áreas del conocimiento, orientados a estudiantes de educación media y superior. La iniciativa, que contempla una inversión de $65.990.000, permitirá mejorar la oferta de servicios de las bibliotecas públicas chilenas, ampliando el universo de sus usuarios y facilitando el acceso a la lectura desde cualquier punto geográfico. Para mayor información, contáctate con tu biblioteca pública o ingresa a www.bpdigital.cl

119

Había una Vez


PLAN NACIONAL DE FOMENTO DE LA LECTURA LEE CHILE LEE

¿Qué y cómo leen los jóvenes de hoy? Las comunidades formadas en torno a sagas juveniles tuvieron en octubre un espacio de encuentro, en el que pudieron intercambiar ideas respecto al nuevo lector. Por Lee Chile Lee Desafío Saga, así se denominó el encuentro que reunió a jóvenes lectores en el Centro Cultural de España, en una iniciativa organizada por el Plan Nacional de Fomento de la Lectura a través del Consejo de la Cultura de la Región Metropolitana, y en el que participaron fanáticos de diversos libros como Los juegos del hambre, Crespúsculo, Divergente, Cazadores de sombras, El señor de los anillos, Harry Potter y Juego de tronos, entre otros. El objetivo de la jornada, realizada el 5 de octubre, fue reunir a los jóvenes en torno a la lectura de sagas y conversar con ellos sobre la influencia de estos libros en la literatura, el cine y en las diversas manifestaciones culturales que se generan alrededor de este fenómeno.

Había una Vez

120


Desafío Saga despertó gran interés en las diversas comunidades que existen en el país, como Rowling Chile, Tolkien Chilena o la Comunidad Corte de Poniente Game of Thrones Chile. Ellos participaron en distintos talleres, tales como fanfiction, maquillaje y caracterización, cómic y manga, entre otros. Uno de los aspectos relevantes del evento, sobre el que se compartieron diversos puntos de vista, fue la alta identificación que sienten los lectores con las temáticas y personajes de las sagas, y la vinculación que este tipo de publicaciones establece con la visualidad, lo que ha incidido fuertemente en la industria del cine y la música. Además, los fans dialogaron en torno al nuevo lector juvenil, aquel que selecciona su literatura más allá de los cánones establecidos por el sistema educativo formal, se mantiene actualizado de las publicaciones literarias emergentes en el mundo y realiza un seguimiento constante en la web y las redes sociales sobre sus títulos y autores preferidos.

encuentra un espacio súper rico de traspaso de información y textos, donde se genera mucho boca a boca en cuanto a la recomendación de libros”, sostuvo Vanessa Henríquez en el seminario. En esa misma línea, la escritora argentina, Liliana Bodoc, autora de La saga de los confines, propuso en esa ocasión la necesidad de proveer a los jóvenes de textos que los pongan en riesgo, los motiven e identifiquen. “Es importante que los libros que les demos a leer los incomoden, los obliguen a emocionarse, quizás a enojarse o a maldecir, a tirar el libro contra la pared, pero ojalá nunca los deje indiferentes. En ese sentido, es deseable que los textos trabajen sobre los dos pilares del conocimiento: el asombro y la duda”.

Sobre ello también se habló en el Seminario Internacional Cómo leemos el mundo, que organizó Lee Chile Lee en el mes de agosto. En esa ocasión, las administradoras de la comunidad Los Juegos del Hambre Chile, Vanessa Henríquez y Daniela Pavez, expusieron su visión respecto al nuevo lector, desechando la idea de que los jóvenes no leen. Ellas atribuyen esta concepción a que los especialistas que realizan los estudios no conocen el espacio en que se desenvuelven los nuevos lectores. “Se dice constantemente que la lectura es uno de los hábitos que más se ha perdido entre los jóvenes. Pero esto no es totalmente cierto, nosotros lo podemos ver en el día a día. En las redes sociales uno

121

Había una Vez


dosis clásica

El huevo de pascua (puro humor negro)

MARCELA TRUJILLO entrevista a

Sol Díaz y Frannerd


Juve Nยบ 6

ntud

.0

Imag

NOV IE

inand

o Lib ro s E |

MBR

201

3

NO TE

LA

S

PIERDA

columna de

ESTEBAN CABEZAS

ยกEntre nosotros nos entendemos!

LECTURAS PARA PARAR LOS PELOS

Ilustraciรณn de Fabiรกn Rivas / www.fabianrivas.com


: Coordinación rgado a c n E , z e r a Pablo Álv o Lector r t n e C il n e v Área Ju hea de Lo Barnec

S O N

¡

e r t n E ¡NOSOTROS

s e n o i c a d n e m o Rec y reseñas de es r o t c e l s e n e jóv

s o m e d n ente SECCIÓN JIL

122


El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde, Robert Louis Stevenson Relato clásico que trata sobre la lucha entre el bien y el mal insertos en una misma persona. Los personajes principales son el Señor Utterson, Mister Hyde y el doctor Jekyll, que esconden un extraño y terrorífico misterio. Esta novela breve es a la vez cautivadora y perturbadora; los hechos pueden llegar a hacerte temblar. La recomiendo sin duda, ya que influye mucho el terror psicológico y el mismo libro logra sumergirte en un dramatismo interminable. Sugiero este libro que horrorizará a jóvenes de 13 años en adelante, pues en esa edad se puede entender la doctrina de esta novela.

s o ñ a 4 1 , . S s Amanda Roza UEL DE SALAS MAN O I G E L O C

123

SECCIÓN JIL


La transformación, Mary Shelley / Gabriela Rubio (ilustraciones) Mi padre tenía un amigo muy rico, de cuya hija, Julieta, me enamoré más tarde. El amigo de mi padre tuvo que abandonar la ciudad y mi familia estuvo al cuidado de Julieta. Ella y yo nos gustábamos y un día decidimos casarnos, pero yo quería cumplir mi sueño de ir a Francia. Así lo hice, pero me arrepentí mucho, lo perdí todo. Quedé pobre. Quería volver a Génova, anduve naufragando y vi un cofre con un ser muy extraño. Era feo, y él quería mi belleza, me hizo una propuesta y la acepté. Tenía que esperar solo 3 días para ser el mismo Guido de antes, pero eso nunca sucedió: ¡quedé así para el resto de mi vida! Un libro con ilustraciones que te ponen los pelos de punta. ¡A mí, y no exagero, me dan muchísimo miedo! Las considero poco atractivas, parecidas a Guido, quien se torna muy feo luego de su transformación. Esto hace que el libro sea interesante, pues la historia se relaciona con las ilustraciones y te mantiene expectante por lo que pasará en la siguiente página.

os O ñ a 4 1 , . F z e r a ValentinaRÁAlZvÓN DE SAN BERNARD O

OC SAGRAD

SECCIÓN JIL

124


El salvaje, David Almond / Dave McKean (ilustraciones) Blue Baker es un niño que ha quedado sin padre. Él sabe que esa pérdida lo marcará por siempre. Ayuda por aquí, comprensión por allá, la vida se vuelve triste y aburrida para este chico. En una de estas ayudas, le aconsejan a Blue que escriba sus sentimientos y emociones sin especificar de qué manera. Desde ese momento es cuando se desata el alma libre y violenta de Blue. Este crea a un personaje solitario, sangriento, sigiloso y depredador: “El Salvaje”. Este curioso amigo vive en un bosque y se la pasa cazando gallinas con sus herramientas filudas. No solo trata de sobrevivir, sino que espía a todo aquel que esté cerca de él y muchas veces se ha cruzado con Blue y su hermana. Lo especial es que cuando Blue tiene problemas, el Salvaje no tarda en repararlos: es como si existiera una doble personalidad, como si los dos fueran uno. Recomiendo este libro para lectores de 8 años en adelante. Encuentro que es curioso y cautivador a la vez que una criatura se conecte con un chico común y corriente, a través de extraños sucesos en la vida de ambos. Me parece muy interesante cómo David Almond logra crear a través de la escritura el suspenso en los movimientos de los personajes y Dave McKean, por medio de la ilustración, escenarios perturbadores.

s o ñ a 4 1 , . G Bruno CMorAroNUEL DE SALAS

COLEGIO

125

SECCIÓN JIL


Oscuros (Fallen), Lauren Kate Esta historia, de corte fantástico, trata principalmente de ángeles y demonios. Ángeles caídos, para ser más específicos. El libro gira en torno al triángulo amoroso entre Luce, Daniel y Cam. Estos chicos son de la escuela reformatorio Espada & Cruz, donde se viven apasionadas aventuras. El romance es el eje central de esta novela, donde Daniel, ángel condenado a enamorarse de la misma chica cada 17 años, vive un vuelco al conocer a Luce. Ambos lucharán para que su amor perdure y rompan la misteriosa maldición de Daniel. Recomiendo este libro porque muestra lo que es capaz de hacer una persona por alguien a quien ama, y también porque el amor verdadero jamás dice adiós. Saga de cuatro tomos y uno adicional que está relacionado con la tetralogía. A mí me encantó porque es una novela que tiene mucha fantasía, amor, aventura y misterio. Espero que les guste tanto como a mí. ¡Disfrútenlo!

s o ñ a 8 1 , . R e t n a m a t s u B a c s e c n a Fr CHEA E N R A B O L OR DE

CT CENTRO LE

SECCIÓN JIL

126


El chiflón del Diablo en Subterra, Baldomero Lillo Este cuento del libro Subterra está situado en Lota, en la mina El chiflón del Diablo, una de las minas de carbón más importantes y peligrosas del sur de Chile durante el siglo XIX. El miedo y el terror de los mineros por trabajar allí es evidente dada la poca seguridad y el ambiente hostil que los trabajadores enfrentan a diario bajo tierra. El Cabeza de cobre y su compañero, protagonistas de este cuento, son obligados a trabajar en dicho lugar. ¿Volverán a sus hogares luego de terminar la jornada? Historia y emotividad se unen para lograr esta excelente representación de lo que fue un periodo significativo en la historia de Chile. Los invito a leer este cuento, que sin duda los mantendrá en suspenso. No podrán dejar de leer hasta llegar al sorprendente final.

años 8 1 , . S a l io Ornella V CHEA E LO BARNE

CTOR D CENTRO LE

127

SECCIÓN JIL


El retrato oval, Edgar Allan Poe Forastero y herido, un hombre encuentra un castillo temporalmente abandonado. Parece que los dueños no se marcharon hace mucho tiempo, pues en las paredes del lugar aún se siente el resguardo y el calor impregnado de los anteriores habitantes. Pese a ello, el herido y su criado se ven en la tentativa de pasar ahí la noche. Tras iluminar débilmente el ambiente, el hombre nota la cantidad de pinturas que hay en la casa, entonces olvida sus malestares y se dedica a contemplar y estudiar detenidamente los cuadros. A modo de amparo, la decoración del castillo solidariza con él y lo lleva a un apacible encuentro con un libro que describe cada obra de arte. Al conducir el candelabro por un rincón oculto, se aclara el panorama y ve el retrato de una joven, de un estilo distinto a los demás. Sus ojos se fusionan con la pintura al punto de casi traspasar el cuadro. Así de misterioso es este cuento clásico del maestro del terror, Edgar Allan Poe. Su estilo inconfundible se deja leer en cada página de este relato, tan magistral como misterioso, donde arte, escritura, vida y muerte confluyen para ponerte los nervios de punta.

s o ñ a 8 1 , . J s u m a C a n i l u ECHEA N R Pa A B O L E O LECTOR D CENTR

SECCIÓN JIL

128


Casa Tomada, Julio Cortázar ¿Qué son esos ruidos extraños? ¿De dónde provienen y qué quieren de los habitantes de la casa? La vida excesivamente tranquila de dos hermanos (que algo ocultan, un secreto, quizás un pecado) de pronto es removida por extraños ruidos y presencias que parecen fantasmas en algunos sectores de la gran casa, que los obligan a desplazarse y aislarse cada vez más. Un cuento que por su misterio y ambigüedad te producirá más de un escalofrío. A ratos me acordé incluso de la serie Lost, cuando nos hacía desconocer o dudar de los límites de los personajes y la historia, cuando no sabíamos qué sucedía realmente en una trama incierta. Cortázar es un genio que nos hace revivir el miedo a partir de escenas que, probablemente, no tendrían nada de terroríficas, pero que él transforma en relatos espeluznantes.

ños

, 16 a . R z e p ó L stian

Cri

ECHEA

BARN O L E D R O T C CENTRO LE

129

SECCIÓN JIL


editorial


El creador italiano Hugo Pratt comenzó a publicar la historieta de Corto maltés en 1967.

El Salgari gráfico:

Corto Maltés

Ilustración de Fabián Rivas / www.fabianrivas.com SECCIÓN JIL

130


Columna Este b a n Ca b ezasy

antes Es periodista, crítico de restaur como escritor. Creador de personajes . Julito Cabello y María la Dura

Papás y bibliotecarias de colegio: si invierten en la compra de algún libro de este personaje, no se arrepentirán. Eso sí, no busquen en librerías, porque el hábitat de Corto Maltés son las tiendas dedicadas al cómic. Y sí, igual es lectura.

A ver: cuando a algunos nostálgicos de la letra aventurera se les consulta por sus clásicos, saltan de inmediato Emilio Salgari y Julio Verne. Incombustibles ambos, resisten hasta hoy con nobleza el paso del tiempo. Está bien, pero no hay que olvidar que también existen relevos. Y hay uno, en formato de novela gráfica, que puede crear lealtades nuevas. Ese es Corto Maltés. Nacido de una bellísima gitana de Gibraltar, es un hombre guapo, de aro en la oreja, permanente cigarrillo encendido, vestido de uniforme y gorra de marino, tripulante de un barco inexistente. Porque Corto Maltés es un aventurero, un cínico, un libertario que se ve envuelto en todo tipo de disputas de poder desde los albores del siglo XX. En medio de guerras, búsquedas de tesoros y –en especial– empujando causas perdidas, aparece este sujeto inasible

131

SECCIÓN JIL


columna de ...

Este b a n Ca b ezas

que logra zafar con vida y con su honor relativamente intacto, mientras evita a enigmáticas mujeres y también a su némesis, el demente, y aun así querible, Rasputín. El inventor de semejante personaje fue Hugo Pratt, creador italiano que también fue colaborador en historietas de aventuras como Ticonderoga, Ernie Pike y Sargento Kirk, en los años cincuenta, en Argentina. Luego volvería a Italia, donde comienza a aparecer la historieta de Corto Maltés en 1967. Esta fue un éxito inmediato, desde su primera historia larga, La Balada del Mar Salado. En ella encontramos a este héroe, algo cínico, pero héroe al fin y al cabo, alojando en la pensión de madame Java, en la Guyana Holandesa. Allí conoce a un viejo alcoholizado, Jeremías Steiner, quien fue antaño catedrático de la Universidad de Praga, cercano de Nietstzche, Freud y amigo de Kafka en su juventud. Pero, además de ser parte de la gran historia, Steiner es experto en civilizaciones desaparecidas. Un tema que es parte constitutiva de la agenda de Corto. Desde ese debut siguieron tramas ambientadas en África, Siberia, Samarcanda y en el propio Buenos Aires. Siempre con escenarios bélicos como fondo de las tramas, pero además con algunas búsquedas míticas de tesoros que se incorporaban –irremediablemente– en cada volumen de sus historietas. El estilo visual de Pratt fue el pincel y la tinta, lo que podría parecer muy despojado, pero gracias a sus

SECCIÓN JIL

132


sesudas investigaciones históricas la complejidad entraba por otra puerta, la del argumento. El semiólogo Umberto Eco fue un fan de su trabajo, por la carga de información y sentimiento que se combinaban en cada uno de sus trabajos. Y era que no, porque cada misión de Corto exige inteligencia de sus lectores.

Porque no se trata de adrenalina pura. Se trata de adrenalina con cerebro.

Corto Maltés. La juventud Autor: Hugo Pratt Norma Editorial ISBN: 8496325598

Corto Maltés: Las Célticas Autor: Hugo Pratt Norma Editorial ISBN: 9788498477870

Corto Maltés. La balada del Mar Salado (Ed. Lujo) Autor: Hugo Pratt Norma Editorial ISBN: 978849847088

133

SECCIÓN JIL


dosis clásica Introducción de Mario Valdovinos Escritor, académico y crítico literario

SECCIÓN JIL

134


El huevo

deSaki Pascua *Fragmento del libro Cuentos de humor negro. Pรกginas 15-18.

Cuentos de humor negro Autor: Saki Editorial Norma, 2006 ISBN: 9580478686

Ilustraciรณn de Tomรกs Moya www.trabajosretorcidos.blogspot.com

135

SECCIร“N JIL


INTRODUCCIÓN Héctor Hugh Munro, conocido con el seudónimo de Saki, nació en Birmania en 1870, cuando este país asiático, de agitada historia, era posesión del Imperio Británico. En Birmania fue cónsul el joven Neruda y funcionario colonial George Orwell. Saki, de pequeño, fue enviado a Inglaterra para ser criado por tías, un tipo humano universal que atraviesa con frecuencia sus relatos. Llevó la vida de un joven victoriano, en lo biográfico y en lo literario, ya que murió en 1916; no alcanzó a absorber el influjo de las vanguardias artísticas del siglo XX, lo que dio a su literatura, esencialmente a sus cuentos, un carácter singular.

Cuentos de humor negro incluye diecisiete relatos, entre los que destacan El huevo de Pascua, una irónica trama sobre dos personajes, lady Barbara y Lester Slaggby. La dama va a inaugurar un sanatorio y en la fiesta que coronará el evento un niño debe llevar sobre sí un gran huevo de Pascua, en cuyo interior hay otros innumerables huevos de chorlito, un ave pequeña. La inverosímil anécdota, escrita con velocidad y soltura verbal, culminará, como buena parte de sus historias, en un enredo que deja al lector lleno de asombro, guiado por un narrador fuertemente inclinado al comentario disolvente, a la ironía y facilitador de un desenlace plagado de absurdo. De esa fusión, de estirpe muy británica, surge el tono y color de estos relatos: el humor negro, que dibujará en la cara del lector una sutil sonrisa. Algo semejante ocurre con otros cuentos del volumen. En La reticencia de lady Anne, Don Tarquinio, un gato de intachable pedigree, escucha la discusión de Egbert con su esposa lady Anne; y en La benefactora y el gato satisfecho, la protagonista, Jocantha, se siente dichosa con su vida y decide regalar un ticket del teatro a alguna solitaria joven. En Laura, el doctor le comunica a la joven protagonista que morirá pronto, tal vez un sábado, y ya es martes. Se lo cuenta a su amiga Amanda. Cree tenerlo merecido por haber sido vengativa, mezquina y ruin. En El cuentista, una tía mayor viaja en un tren con sus sobrinos y en el vagón se encuentra también un solterón, y en Té, James Cushat-Prinkly decide al fin casarse y vincula su deseo con los ritos de la aromática bebida. Cada historia de Saki, en medio de su finura y humor, desarrolla una parábola de tono moral. Saki no estremece al lector; lo deja suavemente inquieto.

SECCIÓN JIL

136


137

SECCIÓN JIL


Era evidente que a lady Barbara, mujer de buena cepa, luchadora y una de las más aguerridas de su generación, le resultaba un trago amargo la cobardía sin recato de su hijo. No

importa qué otras virtudes haya poseído Lester Slaggby –y en algunos aspectos era encantador–, nadie jamás lo habría tildado de valiente. Cuando niño, había sufrido de timidez infantil; cuando muchacho, de temores no muy varoniles; y ya hecho todo un hombre, había cambiado los miedos irracionales por otros todavía más tremendos, ya que sus fundamentos eran meticulosamente razonados. Les tenía un sincero pavor a los animales, las armas de fuego lo ponían nervioso y nunca atravesaba el Canal de La Mancha sin calcular la relación numérica entre los salvavidas y los pasajeros. Cuando iba a caballo parecía necesitar tantos brazos como un dios hindú: por lo menos cuatro para agarrarse de las riendas y otros dos para tranquilizar al caballo con palmaditas en el cuello.

Lady Barbara había dejado de fingir que no veía la principal flaqueza de su hijo; con su habitual valor hacía frente a esta verdad y, como toda madre, no lo quería menos por eso. Los viajes por el continente, con tal que fueran lejos de las grandes rutas turísticas, eran una de las aficiones predilectas de lady Barbara; y Lester la acompañaba todas las veces que podía. Ella solía pasar las Pascuas en Knobaltheim, un pueblo alto de uno de los diminutos principados que manchan con pecas insignificantes el mapa de la Europa Central. El largo trato con la familia reinante la convertía en un personaje de merecida importancia ante los ojos de su viejo amigo el burgomaestre,

SECCIÓN JIL

138


de modo que fue consultada por el ansioso dignatario con motivo de la magna ocasión en que el príncipe dejó saber sus intenciones de acudir en persona a inaugurar un sanatorio en las afueras de la villa. Se habían dispuesto todos los detalles de costumbre para un programa de recepción, algunos fatuos y trillados, otros pintorescos y llenos de encanto, pero el burgomaestre tenía la esperanza de que la ingeniosa dama inglesa resultara con un aporte novedoso y de buen tono en lo tocante a un saludo que diera prueba de lealtad. El mundo exterior, si acaso se tomaba la molestia, consideraba al príncipe un reaccionario de la vieja guardia que combatía el progreso moderno, por así decirlo, con una espada de madera. Para su pueblo era un viejo y bondadoso caballero, dueño de cierta majestad cautivadora en la que no había ni pizca de altivez. Knobaltheim deseaba lucirse. Lady Barbara discutió el asunto con Lester y uno o dos conocidos en el pequeño hostal donde se habían alojado, pero no se les ocurría nada en particular. –¿Puedo sugerir algo a la gnädige Frau? –preguntó una dama de tez cetrina y pómulos altos a quien la inglesa le había dirigido una o dos veces la palabra y a la que había clasificado como eslava del sur.

–¿Puedo sugerir algo para la fiesta de recepción? –prosiguió, con una

especie de tímida vehemencia–. A nuestro hijito, mírelo, nuestro bebito, le ponemos un vestidito blanco, con alitas, como un ángel pascual, y que lleve un gran huevo blanco de Pascua, y adentro va a estar lleno de huevos de chorlito, que le gustan tanto al príncipe, y se lo entrega a su alteza como ofrenda pascual. ¡Es una idea tan bonita! Lo vimos hacer en Estiria.

Lady Barbara miró dudosa al candidato a angelito pascual, un niño blanco, de cara

139

SECCIÓN JIL


inexpresiva y de unos cuatro años. Lo había visto el día anterior en el hostal y le había intrigado bastante el hecho de que una criatura tan pelirrubia fuera hijo de dos personas tan morenas como aquella mujer y su marido. Pensó que a lo mejor era adoptado, teniendo en cuenta que además no eran jóvenes. (…) Cerca del regio estrado lady Barbara se apartó con discreción y el infante de rostro imperturbable avanzó solo, con paso tambaleante pero decidido, alentado por el murmullo de aprobación de los adultos. Lester, que se encontraba en la primera

fila de espectadores, se dio vuelta para buscar entre la multitud las caras radiantes de los felices padres. En un camino lateral que conducía a la estación divisó

un coche; y entrando en él, con claras señas de clandestina prisa, vio a la pareja de rostros morenos que se habían mostrado tan verosímilmente entusiasmados con la “idea primorosa”. El aguzado instinto de la cobardía le iluminó la situación en un relámpago.

Sintió el rugido de la sangre que le bullía en la cabeza, como si en sus venas y arterias se hubieran abierto miles

SECCIÓN JIL

140


de compuertas y su cerebro fuera el canal en donde desaguaban todos los torrentes. Todo a su alrededor se puso borroso. Luego la sangre empezó a bajar en rápidas oleadas, hasta que el propio corazón le pareció escurrido y hueco,

y se quedó plantado allí, mirando apabullada, desesperada y estúpidamente al niño que llevaba la maldita carga con pasos lentos e implacables, cada vez más cerca del grupo de personas que como borregos se aprestaban para recibirlo. Una curiosidad hipnótica obligó a Lester a volver otra vez la cabeza hacia los fugitivos: el coche había arrancado a toda marcha con rumbo a la estación.

Un momento después Lester corrió, corrió más rápido de lo que ninguno de los allí presentes había visto correr a una persona... y no lo hizo para huir. (…) (...)

141

SECCIÓN JIL


columna de .. .

MARCELA TRUJI LLO

Dos mujeres a las que dibujar

hace felices Marcela Trujillo, que acaba de lanzar su nuevo libro Maliki en tinta china (Ocho Libros), dejó por un momento los pinceles de lado y se convirtió en reportera para JIL. Aquí, su entrevista a Francisca Meneses y Sol Díaz, y los geniales retratos que surgieron de la experiencia. Por Marcela Trujillo Pintora y dibujante de cómics

Ilustraciones de Marcela Trujillo www.tallerdemaliki.cl SECCIÓN JIL

142


francisca

Francisca Meneses, conocida también como Frannerd, desde chica que le encanta dibujar. Un día le preguntó a su hermana si existía alguna profesión donde pudiera hacer monos todo el

renovados hábitos personales, fascinó al equipo del diario y le permitió inaugurar su carrera de ilustradora, exactamente como se la imaginó de pequeña. Ese día nació Frannerd.

diseño, en esa te pagan por dibujar”, fue la respuesta que recibió.

Hace 3 años comenzó a publicar en su blog (www. frannerd.cl) sus ilustraciones comerciales y luego, cómics de su vida: unas páginas escritas y dibujadas donde narra detalles de una rutina femenina, tranquila, austera y vegana, salpicada de un humor exquisito y tímido, mezcla de ternura y desparpajo, de inocencia y sabiduría. Sabiduría de quien sabe qué la hace feliz: su marido, sus gatos y sus dibujos. Los posteos dibujados de su blog son una mezcla de diario íntimo (13 cosas que no muchos saben de mí, donde se confiesa garabatera), de guía profesional (Mini guía del ilustrador, donde aconseja amar lo que haces), de tips para una vida sana y sencilla (Cómo ser un buen pobre, donde agradece una infancia modesta y aconseja no comprar lo que no necesitas) y de listas bizarras (Mis peticiones al morir, donde le da permiso a su marido a olvidarla con una rubia pechugona).

tiempo y ser feliz. “Sí, hay una que se llama

Su pasión por el dibujo la terminó de hechizar cuando descubrió a Sailor Moon: desde ese día solo pintó niñas ojudas con largas piernas, botas y pelos frondosos, hasta que un profesor le aconsejó olvidarse del manga si quería convertirse en ilustradora profesional. Fran, como buena “nerd”, es obediente, y le hizo caso: achicó los ojos, cambió minifaldas por pantalones e investigó las últimas tendencias en ilustración en la biblioteca de su universidad, la UDP. Cuando hizo la práctica en un diario, en vez de diagramar contenidos les ofreció ilustrarlos. Su fresco y juguetón estilo, aún con genes japoneses pero con

143

SECCIÓN JIL


“Es que mi vida es muy poco interesante, tengo que inventar temas”. Pero Fran le baja el perfil a su guión. A fines del año pasado se casó y

Cuando le comento que esos títulos me causan gracia, Fran responde:

durante la luna de miel dibujó un diario de viaje maravilloso (lo pude ver en su estado de boceto) que publicará el 2014. Hace pocos meses, Grafito Ediciones publicó su primer libro ilustrado, El niño que quería ser gato, escrito por Carolina Castro (otra amante de los felinos potones, como ella). En la actualidad, la vida de Francisca Meneses es cada vez menos “nerd” y más Fran. Ad portas de mudarse a vivir a Alemania junto a Ed, su marido dramaturgo que acaba de ganarse una beca para estudiar en Colonia, Francisca está nerviosa de comenzar una nueva etapa en su vida, aunque dichosa, porque las tres fuentes de su felicidad se van con ella.

Sol Díaz: ¿rubia, lampiña y millonaria? Con la Sol tenemos dos experiencias infantiles en común: a las dos nos hacía feliz dibujar y las dos nos hacíamos pipí en la cama. A diferencia de Frannerd, que está comenzando su carrera en los cómics, Sol tiene una decena de libros publicados, entre cuentos ilustrados infantiles y cómics para todo público. Cuando le pregunto si dibujaba mucho de pequeña, llega al living de su casa con un cerro de croqueras de hojas amarillentas llenas de dibujos e historietas que hacía desde la preadolescencia, con personajes y varias páginas de extensión. Sus referentes eran monitos animados de la época, como Hey Arnold o Daria. No conocía el mundo de los cómics pero le entretenía dibujar más que ninguna otra cosa. “Yo creo que dibujaba lo que quería hacer en esa época, que era tener aventuras con mis amigos”, dice Sol hojeando las croqueras con asombro porque no las abría hacía años. Hasta que un día dibujó, escribió y diseñó una serie de 14 libros de cuentos ilustrados protagonizados por infantes conflictivos para su tesis de grado de diseñadora gráfica en la U. de Chile. Entre esos libros estaban La niña que se meaba en la cama, La niña Fea y La niña chancha, las semillas de su creación más adorablemente repugnante: Bicharracas. “¿Quién no se ha sentido un Outsider alguna vez en la vida?, ¿qué mujer no se ha sentido fea, negra o peluda, Maliki?”, me pregunta la Sol mientras por Twitter un seguidor la psicopatea porque encuentra que su cómic es “racista”. Quizás piensa que la Sol es una rubia lampiña millonaria que dibuja de aburrida. Quizás debiera leer Las mujeres elegantes, donde el estereotipo de mujer ideal no nos deja claro si anhelar la perfección es mejor que aceptar ser humanas. Lo mejor es que lea Sinnada, el personaje que representa el alma de su creadora: un niñito pilucho y hippie que brinca feliz por los prados sin preocupaciones mundanas. O La Hoja naranja, una guía imprescindible para las adolescentes en busca de su identidad.

SECCIÓN JIL

144


SOL

Pero cuando salga el próximo libro de Sol, Cómo ser una mujer elegante y de buena familia, editado por Ril Editores, quizás ese mismo twittero la acuse de “antinatura”, cuando vea lo mucho que la aterra convertirse en madre y cómo su imaginación desarma las fantasías de la mujer-útero que sueña con reproducirse. En unos más, en otros menos, en todos sus personajes hay un poco de ella. Con Frannerd, Sol tiene varias cosas en común: también la hace feliz dibujar, también está nerviosa por sus próximos viajes y las dos son secas para el garabato. “¿Sabís que más, Maliki?”, me dice la Sol cerrando sus invaluables croqueras, “¡a la mierda con el psicópata!”.

“¡Jua, jua, jua!”, le respondo. A fin de cuentas, ser feliz no cuesta tanto. 145

SECCIÓN JIL


EDITORIALES: ALFAGUARA AMANUTA BABEL BLOK BLACKIE BOOKS CATALONIA CONFIN COSAR EDEBÉ EKARÉ FCE GRAFITO JUVENTUD LETRA CAPITAL

novedades noviembre 2013

LIBERALIA MN MONSA NORMA OCHO LIBROS PANAMERICANA RECREA RIDERCHAIL SM SIETELEGUAS THULE ZIG-ZAG

Había una Vez

146


novedades ALFAGUARA

EJERCICIO DE SUPERVIVENCIA Autora: Sara Bertrand 2013 ISBN: 9789563474640

En un año difícil, Laura, la joven protagonista, sufre un accidente automovilístico que termina con todos sus planes y proyectos. A partir de este quiebre en su vida, Laura comienza un largo proceso de recuperación no solo física sino también espiritual, en el cual se enfrentará a sus contradicciones para terminar reconciliándose consigo misma.

AMANUTA

VISTE AMÉRICA

Autora: Maya Hanisch 2013 ISBN: 9789569330018

Plumas, pieles, semillas y lanas. Desde hace muchísimos años, los habitantes de América se han vestido con lo que la naturaleza les brinda. Este libro invita al lector a conocer sus trajes, collares, sombreros y tocados a través de coloridas ilustraciones.

147

Había una Vez


novedades AMANUTA

EL CHUCAO, EL MONITO DEL MONTE

Autores: Mary Willson y Javiera Díaz, Juan Luis Celis y Javiera Díaz Ilustraciones de Oliver Balez 2013 ISBN: 9789568209988, 9789568209971

La Colección Abre Los Ojos integra dos nuevos títulos a su catálogo: El Chucao y El monito del monte. En el primero, Mary Willson, una científica de Alaska que pasó más de 15 años estudiando a los chucaos, cuenta parte de sus investigaciones, invitando al lector a proteger la especie. En el segundo, Juan Luis Celis, un científico que hace más de 6 años trabaja en los bosques de Chiloé estudiando al monito del monte, expone parte de sus indagaciones.

BABEL

EL SEÑOR L. FANTE

Autor: Jairo Buitrago 2013 ISBN: 9789589782262 Distribuido en Chile por TAJAMAR

Un libro que narra la soledad en la que vive el señor L. Fante. Este personaje se parece a todos nosotros en algún momento; a todos los que vivimos en grandes ciudades, donde, muchas veces, las compañías surgen de los escondrijos más inusitados, de los recuerdos más indómitos de la memoria. Un libro sobre la memoria, el olvido, sobre la inagotable capacidad del ser humano de recordar.

Había una Vez

148


novedades BLOK

DIDI RECORRE NUEVA YORK (DIDI IN NEW YORK)

Autora: Kristina Cordero Ilustraciones de Francisco Javier Olea 2013 ISBN: 9789569184048

Didi es un ratón aventurero que tiene su casa en el metro de Nueva York. Todos los días recorre los sorprendentes rincones de su ciudad: el Museo Guggenheim, el Empire State, la Estatua de la Libertad, el Parque Central y otros lugares asombrosos. En esta edición bilingüe, Kristina Cordero y Francisco Javier Olea nos muestran una ciudad alucinante a través de los ojos de Didi, un ratón que sabe disfrutar de su mayor tesoro: la libertad.

BLACKIE BOOKS

NIÑOS FUTBOLISTAS

Autor: Juan Pablo Meneses 2013 ISBN: 9789876094405 Distribuido en Chile por CATALONIA

Durante dos años, el cronista chileno Juan Pablo Meneses recorrió Latinoamérica y España en busca de un niño futbolista, una futura estrella con la que negociar. Este es un relato extremo que desvela la cara oculta del mercado futbolístico: el tráfico de niños, la presión de las familias, las escuelas y ojeadores de clubes españoles, los mecanismos, los viajes, las esperanzas y los fracasos. Un libro que muestra por primera vez, y desde tan adentro, lo que nadie ve del fútbol moderno.

149

Había una Vez


novedades CATALONIA

VIRUS TROPICAL

Autora: Power Paola 2013 ISBN: 9789563242102

Catalonia, en coedición con La Editorial Común, publica en Chile esta biografía narrada en cómic de la dibujante y humorista gráfica Paola Gaviria, conocida como Power Paola. El libro va desde el momento mismo de la concepción de la autora hasta su salida al mundo para ganarse la vida a los 18 años. El relato pasa por temas como la infancia, los amigos, la familia, la religión, el dinero, la adolescencia, el trabajo y el amor.

CONFÍN

UN DÍA EN EL CAMPO

Autora: Patricia Morales Larreta 2013 ISBN: 9789563519716

Tres niñas, muchas moras y un pequeño secreto son los ingredientes de esta historia. Tres hermanas van por el campo en busca de moras y no resisten la tentación de buscarlas donde el vecino, porque ahí son “más grandes, más gorditas y más brillantes”. ¿Será una buena idea entrar sin pedir permiso?

Había una Vez

150


novedades CONFÍN / CATALONIA

DESDE CHILE UN CIELO ESTRELLADO Autora: María Teresa Ruiz (compiladora) 2013 ISBN: 9789563242270

Compilado por la astrónoma María Teresa Ruiz, Premio Nacional de Ciencias, este libro busca despertar el interés por el conocimiento astronómico, preferentemente en jóvenes. Combina textos informativos con otros de ficción, citando cerca de 100 autores de la literatura universal de todos los tiempos. Ciencia y ficción se encuentran en el interés permanente de la humanidad por el espacio cósmico.

COSAR

EL GRAN LIBRO DE LAS MANUALIDADES Autor: Dorling Kindersley 2013 ISBN: 9789563500202

Libro de gran formato que reúne más de 50 proyectos inspiradores y cerca de 300 técnicas artesanales, para todos los niveles. Con instrucciones claras, fotografías paso a paso, asesoramiento sobre las herramientas y los materiales necesarios para cada creación. Ideal para despertar la imaginación de los artesanos del hogar.

151

Había una Vez


novedades COSAR

EL GRAN LIBRO DE LOS PERROS Autor: Dorling Kindersley 2013 ISBN: 9789563500172

Completa guía de perros que combina razas, comportamientos, cuidados y entrenamiento positivo. Contiene perfiles fotográficos de más de 420 ejemplares con estadísticas esenciales, clasificación de temperamentos y descripción de sus orígenes.

EDEBÉ

EL VIAJERO DE LOS SUEÑOS

Autora: Sofía Fauré Valdivielso Ilustraciones de Carlos Dhai 2013 ISBN: 9789561808652

Un niño de 13 años tiene vidas paralelas y estas suceden en distintas épocas y latitudes: en el Chile actual y en el período de la conquista de América hispana, donde él se transforma en el Conde de Valdivielso. La autora se adentra en las relaciones madre-hijo adolescente, creciendo sin imagen paterna.

Había una Vez

152


novedades EDEBÉ

LA DESAPARICIÓN DE LEÓN

Autora: Bernardita Muñoz Chereau Ilustraciones de Carolina Ríos 2013 ISBN: 9789561808638

Lo único que ansía León, un niño tímido, es no ser visto. Un buen día, para su sorpresa, desaparece de verdad. ¿Cómo hacer saber esta nueva y sorprendente realidad? Su invisibilidad lo conducirá por situaciones en las que no solo sabrá qué piensan y sienten por él, sino que se meterá en nuevas y peligrosas aventuras. ¿Logrará volver a ser el de antes?

EKARÉ

DOÑA EREMITA, REINA DE LA CARRETERA Autor: Quentin Blake 2013 ISBN: 9788494025648

La disparatada Doña Eremita recibe un viejo automóvil y decide dar una vuelta junto a su fiel perro Mambrú. Durante el accidentado paseo, el vehículo pierde el guardafangos, el parachoques, el capó y otras partes… hasta cobrar una forma bastante inusual que convertirá a Doña Eremita en la verdadera reina de la carretera.

153

Había una Vez


novedades EKARÉ

EL OGRO DE ZERALDA Autor: Tomi Ungerer 2013 ISBN: 9788494124709

Un ogro aterroriza una villa todas las mañanas para devorar niños. Para evitarlo, todos los padres esconden a sus hijos. Sin embargo, lejos de la villa, la pequeña Zeralda nunca ha escuchado hablar del terrible ogro, hasta que un día sus caminos se cruzan de una forma inesperada y apetitosa.

FONDO DE CULTURA ECONÓMICA

MARTÍN Y LA LLEGADA DE LA PRIMAVERA Autor: Sebastian Meschenmoser 2013 ISBN: 9786071613868

Una mañana Martín, la ardilla, salió de su casa y se sintió desconcertado: todo estaba más colorido que de costumbre y en el aire había un aroma renovado… “¡Llegó la primavera!”, le explicó su amigo Bruno, el oso. Pero, ¿qué más trae esta estación, además de las flores y la alegría? ¿De quién se ha enamorado realmente Erick, el erizo?

Había una Vez

154


novedades FONDO DE CULTURA ECONÓMICA

MAX ERNST, EL HOMBRE PÁJARO Autora: Daniela Iride Murgia 2013 ISBN: 9786071614100

Libro ganador del XVI Concurso de Álbum Ilustrado A la Orilla del Viento. Viaje iniciático por el descubrimiento creativo del célebre artista surrealista Max Ernst. Narración visual a modo de viñetas, que recrea la estética de la que vivió rodeado este pintor y sintetiza de manera perfecta los motivos del mundo que inspiraron su maravillosa obra.

GRAFITO

EL NIÑO QUE QUERÍA SER GATO Autora: Carolina Castro Z. Ilustraciones de Frannerd 2013 ISBN: 9789569356001

Un pequeño niño tiene la intención de, algún día, convertirse en gato. Así comienza la historia de Mariano, un chico que tendrá que pasar algunas pruebas y aprender mucho en su camino para llegar a lo que quiere ser. El álbum invita a los pequeños lectores a preguntarse por sus sueños a través de un humor sutil y personajes que aprenden a vivir de diversas maneras.

155

Había una Vez


novedades JUVENTUD

¿QUÉ SERÉ CUANDO CREZCA?

Autora: Nicola Davies Ilustraciones de Marc Boutavant 2012 ISBN: 9788426139078 Distribuido en Chile por LIBERALIA

Todos los animales empiezan su vida siendo bebés, pero ¿en qué se convierten los cachorros cuando crecen? Colorido libro con solapas recomendado para niños y niñas a partir de 4 años.

LETRA CAPITAL EDICIONES

PARA CHUPARSE LOS DEDOS Autora: Pati Aguilera 2013 ISBN: 9789569271014

En 2012, la ilustradora Pati Aguilera creó el sitio web www.cositasricasilustradas.blogspot.com, donde reunió e ilustró algunas de las preparaciones favoritas de la mesa nacional. Para chuparse los dedos presenta 30 de esas recetas típicas de la gastronomía criolla. “La idea es difundir nuestra gastronomía y transmitir las delicias que durante décadas se han disfrutado en nuestra mesa”, explica la ilustradora, quien ha condimentado con sus dibujos y colores recetas como el charquicán, el pebre, las sopaipillas o el borgoña.

Había una Vez

156


novedades LIBERALIA

ADIVINACUENTOS

Autora: Berta Inés Concha Ilustraciones de Virginia Donoso 2013 ISBN: 9789568484279

¡Se revolvieron los cuentos! Se mezclaron los personajes en las ilustraciones. Entretenidas rimas que, acompañadas con hermosas ilustraciones, constituyen un juego de adivinanzas en el que texto e imágenes entregan pistas para descubrir personajes y cuentos infantiles clásicos. Y una vez desentrañados los misterios... ¿qué pasa si se mezclan nuevamente?

MN EDITORIAL

El misterio del Conde de Saint Germain. El libro de las sombras Historia: Fernando Rivas y Alejandro Rojas Escrita por Fernando Rivas Arte, diseño y efectos 3D: Alejandro Rojas 2012 ISBN: 9789562943857

El misterio del Conde de Saint Germain es una saga de fantasía ilustrada en 3D, y basada en la enigmática vida del Conde de Saint Germain. Ideada como una historia en tres partes, El libro de las sombras es la primera entrega y permite introducirse al oscuro mito de este personaje, abriendo las puertas de sus misteriosos orígenes.

157

Había una Vez


novedades MN EDITORIAL

Encuentro en Luna Ciega

Autora: Eliana Ladrón de Guevara Ilustraciones de Elvis Salazar 2012 ISBN: 9789562943161

¿Qué pasaría si los animales lograran comunicarse y emprendieran un viaje para juntarse en un lugar secreto y debatir sus problemas? Esto es lo que sucede en este relato caracterizado por su gran agilidad y tensión, donde los animales experimentan tantas emociones y enfrentan reacciones insospechadas de quienes pensaban eran sus enemigos más indolentes: los humanos.

MONSA

EUROPEAN ILLUSTRATORS FOR KIDS 2013 ISBN: 9788415829140 Distribuido en Chile por CONTRAPUNTO

Este libro muestra una gama de estilos y técnicas innovadoras utilizadas por ilustradores consagrados y jóvenes talentos emergentes, que están haciendo de la ilustración actual europea la vanguardia en este arte.

Había una Vez

158


novedades MONSA

AMERICAN ILLUSTRATORS FOR KIDS

2013 ISBN: 9788415829188 Distribuido en Chile por CONTRAPUNTO

La ilustración de libros infantiles en Estados Unidos empieza a tomar importancia con la llegada de la corriente europea Arts and Crafts, donde la ilustración prospera con figuras tan importantes como Howard Pyle, ilustrador y escritor norteamericano que se dedicó a escribir y a ilustrar sus propios libros. American illustrators for kids es una recopilación de ilustraciones para niños de algunos de los mejores ilustradores de Norteamérica.

NORMA

EL DIARIO FANTASMA DE JULITO CABELLO Autor: Esteban Cabezas Ilustraciones de Marko Torres 2013 ISBN: 9789563003512

Julito Cabello no existe. Al menos eso es lo que se desprende de las palabras de su nuevo profesor de Informática. Y, como si esto fuera poco, Beltrán se ha convertido en una celebridad de la que todo el mundo habla. Entre las soluciones posibles a su extraño problema, Julito decide comenzar a escribir un diario en el que contará sus secretos más íntimos. Pero ¿puede ser que resulte tan difícil encontrar un diario a la medida de Julito?

159

Había una Vez


novedades OCHO LIBROS

¿QUIÉN FUE?

Autora: Magdalena Armstrong 2013 ISBN: 9789563351705

Alguien arroja una botella por la ventana del auto en un camino rural. Sin palabras, porque no son necesarias, la autora entrega un relato visual entretenido y la oportunidad de gozar con esta fábula muda contemporánea.

OCHO LIBROS

MALIKI EN TINTA CHINA Autora: Marcela Trujillo 2013 ISBN: 9789563351743

Una caja con sus dibujos de infancia (que por supuesto perdió), es el inicio de esta historia ilustrativa (esta vez son cómics) de Maliki niña, adolescente y madre-monstruo. Jamás adulta. Amante a veces –menos de las que quisiera– y siempre divertida para los demás, y a veces también para sí misma.

Había una Vez

160


novedades PANAMERICANA

LA HISTORIA DE… ANA FRANK Autor: Jim Pipe 2013 ISBN: 9789583040849 Distribuido en Chile por GALILEO

Este libro en formato de cómic entrega datos históricos y sigue la difícil situación de la familia Frank desde su huida por la invasión nazi a los Países Bajos hasta su captura y deportación a los campos de concentración. Parte de una serie que busca ser una alternativa para conocer hechos de la vida real y anécdotas de grandes personajes.

RECREA

VERDE AMARELO

Autora y recopiladora: Silvana Salerno Ilustraciones de Fernanda Piderit 2013 ISBN: 9789568377434

Esta nueva publicación de Recrea presenta una serie de cuentos brasileros de la tradición oral, provenientes de distintas zonas del país. Del norte, El Guaraná; del noreste, La princesa de Jericoacoara; del centro oeste, El origen del día; del sureste, La reina del mar, y del sur, El Hornero.

161

Había una Vez


novedades RIDERCHAIL

HISTORIAS ENTRE TUMBAS, LA HISTORIETA. UNA PUERTA LLENA DE MISTERIOS

Guión: Luciano Saracino Ilustraciones de Gustavo Mazali 2013 ISBN: 9789871603350 Distribuido en Chile por BIBLIOGRÁFICA

Continuación de la saga literaria de Moritz y su abuelo Arcano. En el anterior libro, el protagonista se enteró de una verdad que lo llevó a cambiar por completo su visión del mundo que lo rodea y de sus criaturas. A pesar de los intentos de Arcano por convencerlo de quedarse en el cementerio donde viven, él insistirá en cruzar la puerta y salir nuevamente a la ciudad. Ha llegado el momento de comenzar una nueva “vida”.

RIDERCHAIL

HISTORIAS ENTRE TUMBAS, LA HISTORIETA. NOCHE DE TERROR EN LA CIUDAD

Guión: Luciano Saracino Ilustraciones de Gustavo Mazali 2013 ISBN: 9789871603367 Distribuido en Chile por BIBLIOGRÁFICA

Moritz ha decidido salir del cementerio y se enfrenta a los peligros que se esconden en los rincones más oscuros de la ciudad. Conoce a un misterioso niño que busca a su madre; entra a un cine donde solo pasan películas de terror… y descubre que, cuando uno es un fantasma, las cosas se ven de un modo mucho más aterrador.

Había una Vez

162


novedades EDICIONES SM

LA BICICLETA MÁGICA DE SERGIO KRUMM Autor: Marcelo Guajardo 2013 ISBN: 9789563495119

Una bicicleta que tiene el poder de dar fuerzas para seguir corriendo. Un campeón de ciclismo que desaparece sin explicación, pero permanece para siempre en la memoria de los niños de un barrio santiaguino… Relato sobre cómo hasta las metas más difíciles se alcanzan corriendo en equipo, y quizás también con algo de magia. Ganador del Premio El Barco de Vapor 2013.

EDICIONES SM

TITO

Autor: Marcelo Simonetti 2013 ISBN: 9789563495089

Tito mira con extrañeza el mundo de los adultos, esos insólitos humanos que se besan en la boca y trabajan sin parar. Mientras ellos viven sus vidas, Tito solo quiere lograr la victoria con su equipo de fútbol, Los Ángeles Rojos. Pero para eso hay que recorrer un largo camino, porque, como dice la vieja máxima: “Los muchachos ganan partidos, pero los hombres ganan campeonatos”.

163

Había una Vez


novedades SIETELEGUAS EDICIONES

COLECCIÓN CUENTOS AWARE

Autor: Antonio Amago Alonso Ilustraciones de Javier Olariaga Romero y Antonio Amago Alonso Distribuido en Chile por TESAURO

“Aware” es una palabra japonesa empleada para expresar las sensaciones producidas por la belleza de las cosas efímeras. Esta colección de relatos ilustrados se centra en ese concepto. Los cuentos incluidos son La pluma traviesa, Concurso en el bosque, El canto de los Musikiros, La nota viajera y Maku y el invierno.

THULE

POR QUÉ NOS PREGUNTAMOS COSAS Autora: Victoria Pérez Escrivá Ilustraciones de Javier Zabala 2013 ISBN: 9788415357285 Distribuido en Chile por TAJAMAR

Cuando un niño aprende a preguntar “Por qué” ya nunca abandonará esas palabras. Porque las preguntas son pinzas para sujetar objetos desconocidos, llaves para abrir puertas secretas y lupas que nos permiten ver lo que está oculto. Este libro invita a un juego imaginativo a los lectores que comienzan a leer y disfrutan con textos aparentemente simples, pero que suponen un reto a su ingenio.

Había una Vez

164


novedades ZIG-ZAG

LA BALLENA

Autor: Benji Davies 2013 ISBN: 9789561225800

Noé vive con su padre, un pescador, a orillas del mar. Un día, luego de una noche de tormenta, el niño encuentra a una pequeña ballena varada en la playa. Rápidamente piensa en ayudarla y la lleva hasta su casa, a escondidas de su papá. ¿Qué pasará si su padre descubre su secreto? Una historia tierna, notablemente ilustrada por su autor, Benji Davies.

ZIG-ZAG

¿QUIÉN MATÓ A LA TENQUITA? Autor: Saúl Schkolnik Ilustraciones de Carmen Cardemil ISBN: 9789561226111

Un zorro chilla ha traído a sus dos hijos una tenquita muerta. Curiosos, los zorritos le preguntan quién la mató. “La mató la helada”, contesta el padre. Los zorritos van entonces donde la helada y le preguntan por qué mató a la tenquita. A partir de ese momento, los zorritos desencadenan un sinfín de preguntas en que intervienen muchos personajes.

165

Había una Vez


Sociales

mundo lector

LEYENDO EN RED A mediados de octubre se realizó la Jornada de Evaluación del proyecto Leyendo en Red. En las jornadas participaron los equipos directivos, de gestión de la biblioteca, representantes de FHUV y de Fundación Luksic, apoderados e invitados especiales.

NARRATIVA DE INFANCIA

PRIMERA INFANCIA

La Coordinación de Extensión del Instituto de Estética de la UC organizó las jornadas En el país de nunca jamás: Narrativas de infancia en el Cono Sur. En la foto: Ghislaine Arecheta, Claudia Darrigandi, Nicolás Román, María José González y Lorena Amaro.

PURO CUENTO El narrador camerunés Boniface Ofogo participó en la inauguración del 2° Encuentro Internacional de Narración Oral PURO CUENTO en BiblioGAM.

El Encuentro reunió a un destacado grupo de narradores de Argentina, Colombia, Perú, España, Portugal, Camerún y Chile.

Con gran éxito finalizó el proyecto Lectura desde la primera infancia en el Centro Infantil Temuco-Coprin.

Había una Vez

166


Sociales

mundo lector

Lectura Viva

CÓMO LEEMOS EL MUNDO

El Plan Nacional de Fomento de la Lectura Lee Chile Lee organizó el Seminario Internacional Cómo Leemos el Mundo. Nuevas miradas para fomentar la lectura, que contó con destacados expositores.

Para celebrar sus 10 años, Lectura Viva realizó una jornada sobre fomento de la lectura en BiblioGAM. En la foto: Aramís Quintero, María Graciela Bautista, María Teresa Andruetto, Rebeca Domínguez y María José González. En la ocasión, se reconoció a Verónica Uribe y Marlore Andwandter por sus significativos aportes a la infancia y la lectura.

La escritora argentina Liliana Bodoc fue una de las invitadas al seminario. En la foto, firma para un asistente la entrevista que publicó RHUV en su edición número 5.

PASANTÍAS EN EL SUR Una entusiasta acogida tuvieron las Pasantías para Encargados y Coordinadores CRA de las regiones de Los Ríos y La Araucanía.

VISITA DESTACADA La editorial Vicens Vives organizó una jornada metodológica, con énfasis en comprensión lectora, en la que participó el doctor en Filología Hispánica Agustín Sánchez Aguilar. En la foto, el experto español junto a Alejandra Manríquez, Carmen Lucía Benavides y Marta Mallea en el Centro Lector de Lo Barnechea.

167

Había una Vez


RHUV digital

equipo escríbenos a: contacto@revistahabiaunavez.com

comité editorial: Bernardita Cruz M., Rebeca Domínguez Y., María Paz Garafulic L., María José González C., Manuel Peña M., Verónica Uribe B., Carmen Paz Hernández P. y Luz Yennifer Reyes Q.

Revista Había una Vez Directora Ejecutiva

María José González C. mjgonzalez@fhuv.cl

Editora

Bernardita Cruz M. bcruz@fhuv.cl

representantes legales Rebeca Domínguez Y., María Paz Garafulic L. ilustración portada gentileza de: Alejandra Acosta (CHI) ilustración interior gentileza de: Alfredo Cáceres (CHI), Tomás Moya (CHI), Maritza Piña (CHI), Ana Rois Ortiz (ESP), Marcela Trujillo (CHI), Karina Cocq (CHI), Fabián Rivas (CHI) diseño & diagramación Rosamaría Fuenzalida corrección de pruebas /estilo Pilarín López webhosting: Mediart colaboradores Claudio Aguilera, Pablo Álvarez, Macarena Areco, Xosé Ballesteros, Óscar Bravo, Cecilia Beuchat, Banco del Libro de Venezuela, Esteban Cabezas, Andrea Contreras, Lucas Costa, Andrea Cerfogli, Paola Faúndez , Jennifer King, Fernanda Krahn Uribe, Laboratorio Lab de Fundación Germán Sánchez Ruipérez, Macarena Manríquez , Carolina Maturana, Milú Morelli, María Teresa Mujica, Claudia Olavarría, Manuel Peña M., Luz Yennifer Reyes, Lorena Rodríguez, Marta Rosselló, Alejandra Silva, Marcela Trujillo, Mario Valdovinos, Karina Vargas. Apoquindo 4760 of. 11A, Las Condes, Santiago, Chile. Fono: (56 2) 2207 5744 Ventas / AUSPICIOS / DONACIONES María José González C. mjgonzalez@fhuv.cl teléfono: (56 2) 2321 3301

Había una Vez

168


auspiciadores GOLD 2013 Gracias a nuestros auspiciadores y colaboradores, existimos:

E D I T O R I A L

editorial

Había una Vez Nº15  

En este Especial sobre el Terror en la Literatura Infantil y Juvenil, académicos, bibliotecarios, sicólogos, literatos y otros expertos, se...

Advertisement