Page 1

Ella, tan tranquila, serena y 

El pintor

fragil, hermosa como una jarra de  cristal, va con sus pequeños y  delicados labios a rozar con la  piel aspera, apenas velluda,  blanca como la nieve de él, es  imposible que no la vea con ojos  de ternura y pasión, ningún ser  humano se puede resistir a tanta  nobleza estética. Los detallo a los dos,  simplemente soy un observador  lejano de esa obra divina  cincelada por dios, el cabello de  la dama era largo, liso y  abundante que llegaba por debajo  de sus jovenes senos, los ojos  cafeces adornados con rizadas  pestañas y nariz perfilada, su  mirada es nostalgica y  protectora, ella es Andrea y su  pareja Damian son la envidia de  todos en el trabajo, con puestos  como prominentes y talentosos  arquitectos, amantes de la música  clasica, bossanova y vinos  serenos. El no se queda atras, cabello  corto y liso, sonrisa amable  combinada con ojos verdes con 


casi imperceptibles lineas 

entra, me abraza y da espacio a 

cafeces claro, facciones griegas,  que el entre, alza la mano y  enmarcado en un cuerpo atletico 

saluda de lejos con una sonrisa 

creado con la dedicación a las 

disimulada.

pesas del gimnasio. 

Siempre tuve en cuenta que el 

La ventana del departamento 

nunca se sintio comodo conmigo, 

empañada por el frio y la lluvia 

ha de ser esas miradas fijas que 

apenas dejaba ver que ellos 

algunas veces se me escapan, 

habian llegado, caliento la 

duele saber que apoya a los 

comida que he preparado con 

centros ilegales de cambio de 

esfuerzo, no es mucho para ser un  orientación sexual, para el solo  hombre que vive solo y de 

soy una aberración, un error de 

presupuesto limitado, quien diría  dios, o algo peor, ha tratado de  que todo se ha puesto tan mal que  convencerme con verdadera  optaron por mudarse de país, se 

preocupación para ir a este tipo 

me pone el corazón minimo del 

de lugares.

solo pensar que lo único que me 

Me he negado con amabilidad, por 

quedará van a ser las fotos 

eso la lejania, a lo mejor, por 

robadas de sus perfiles sociales 

el bien de los dos, esto deba ser 

en internet, puede ser que sea lo  así. mejor, cortar toda relación 

Ella alegra la velada con temas 

matará la invisible aguja que 

interesantes, combinados 

puya en el alma cada vez que el 

astutamente con consejos para que 

la besa.

un desastre como yo pueda vivir 

Escucho el timbre, inhalo y 

mejor, que pida aumento de sueldo 

exhalo profundamente y me acerco 

que con mi talento deberian 

a la puerta, me paro en frente de  pagarme más, que venda mis  la puerta, tomo otro respiro y 

cuadros, que pinto para 

abro la puerta, ella saluda tan 

desestresarme y que tiendo a 

amistosa y calida como siempre, 

encariñarme con ellos, hasta se 

atenta como es ella, siempre me 

atreve a lanzar el tema que 

ha hecho sentir importante, 

podria subastar toda la 


pornografía que he acumulado 

he de ser muy evidente para que 

estos largos años, para poder 

ella se diera cuenta. ¿O ella 

alquilar el cuarto donde la tengo  siempre lo supo?, solo he hecho  guardada.

uno que otro comentario sobre que 

Sirvo la cena mientras 

es buen mozo, pero llegar a decir 

escuchabamos Rolling in the deep,  que me el me aturdia de ese modo  con mi pequeño equipo conectado 

es algo totalmente diferente. 

al ipod nano que ella me ha 

Sonaba losing my religion en el 

traido de regalo. Ella me ayuda 

equipo durante la cena, la lluvia 

con la ensalada y el se queda 

aumentaba su caudal y de ese 

observando la lluvia, la luz de 

mismo modo los pensamientos que 

las cinco de la tarde se atenuaba  rondaban en mi cabeza, llevandome  sobre el rostro de Damian, ese 

a un estado casi autista, hasta 

momento lo iba a guardar en mi 

que un comentario irrumpió el 

memoria como un valioso recuerdo.  silencio Se para para rascarse la parte 

­Quisiera comprarte “El manglar”, 

media de la espalda, levantandose  entiendo perfectamente que te  a penas la camisa dejando 

aferras a tus pinturas, pero esa 

presenciar su espalda trabajada y  obra es excelente y creo que mi  llena de pecas, tragué saliva.

padre puede darte una buena suma 

Siento unas manos delicadas 

por ella e incluirte una copia 

tocarme los hombros, disimulo la 

para que la conserves...

mirada, pero escucho en el oido 

Estaba impresionado y sonrojado 

derecho suavemente. 

que Damian recordara el nombre de 

­Aun lo quieres.

una de mis pinturas, fue 

­Respondo que no.

impulsivo y hablo con poder y 

­No fue una pregunta, argumenta 

certeza. Además recorde que si el 

Andrea mientras agarra su 

no me hubiese dado un empuje con 

teléfono y toma una foto del 

la pintura yo no la habría 

suceso.

terminado, el me alento siempre 

­Te la paso despues de cenar

desde una distancia adecuada y 

La pena me atontó por un momento,  con un tono frio y técnico para 


continuar con mi distracción de 

pezones sobre la blusa suelta que 

fin de semana.

cargaba, terminando con la pierna 

Miré las paredes por un momento 

izquierda sobre el hombro de su 

(evitando su mirada lo más 

esposo.

posible),suspiré y acepte.

Luego de eso tomamos un descanso 

Vitoreamos un rato y celebramos 

en la sala, ella seguia 

con vino barato.

emocionada con la efervesencia de 

Recordando el playlist la 

las canciones, el tenia las 

siguiente canción era Alejandro, 

orejas rojas y yo simplemente me 

tenia que cambiarla rápido por 

reia nerviosamente.

que Damian la odiaba y el 

La calle se inundo y la lluvia 

sentimiento era opuesto para 

continuaba, han pasado tres horas 

Andrea. Ella adoraba imitar a 

y la intensidad no disminuia, era 

esos bailarines androginos­

preocupante, prendi la televisión 

anorexicos de tacones que 

y la mayoria del estado estaba 

irrumpian la fina linea que 

incomunicado , inundado y sin 

separa a los hombres de las 

acceso a otras zonas.

mujeres. Y en su defecto ella no 

El cielo y el infierno se 

me dejó pasar la canción, por una  combinaron esa noche, ellos  simple razón:

debian quedarse, no habia otra 

­Cariño la hermana de Dam es 

opción, la imaginación enardecia 

“rolo de lesbiana”, hasta pidió 

y Andrea lo sabia, ella lo podia 

el divorcio y se fue a vivir con 

leer de mi mirada al igual que el 

su nueva pareja, el tendrá que 

miedo que tambien me invadia.

adaptarse.

Pasamos una o dos horas a ver que 

Sacandose el sosten y jugando con  pasaba, era infernalmente largo  el, bailaba al himnotico sonido 

el tiempo. Todos sudabamos al 

de la canción, el estaba sentado 

ritmo de nuestras ansiedades, 

en el sillón, y ella se deslizaba  aunque no llegaba a comprender el  por el suelo moviendo las caderas  por que del sudor de Andrea, si  y sacando el pecho para que la 

ella no tenia nada que temer.

luz dibuje la sombra de sus 

El reloj maracaba las nueve y 


treinta y dos de la noche, se cae  oscuridad. la señal del cable, y precede a 

Perdí la noción del tiempo y me 

la tortura final.

quede dormido.

Se va la luz.

La luz me desperto, el reloj 

Lo que pensé apropiado decir en 

anunciaba las dos y media de la 

ese momento fué:

madrugada y ambos estaban 

­Carajo...

rotundamente dormidos.

Pensaba desquiciadamente en no 

El estaba de brazos cruzados 

moverme un solo milimetro, para 

sentado en el piso a lado del 

evitar cualquier contacto físico,  sillón donde ella estaba  pero esa empresa me falló, 

acomodada, su barba estaba apenas 

primero por el ataque de 

saliendo, la cabeza apuntando 

hiperactividad que le dio a 

hacia abajo haciendo un pequeño 

Damian por buscar velas y 

puchero que marcaba su labio 

fosforos usando solamente la luz 

inferior notablemente rosado.

a medias de su teléfono con poca 

Senti su respiración, observe de 

carga. Era casi como si se 

cerca la estrella que tiene 

protegiera de mi para que no lo 

tatuada en el brazo derecho y el 

violara.

tatuaje que dice Andrea en su 

Era casi insultante.

brazo izquierdo, y detalle sus 

Andrea le decia que se calmara, 

muslos  anchos y sus apretadas 

que no pasaba nada, se trababa al  pantorrillas. hablar por que ya el efecto del 

Me arme de valor, yo no me 

alcohol ejercia fuerza sobre 

perdonaría si los dejaba 

ella. Yo temia que se durmiera, y  durmierdo así, y primero llevé a  por eso la trataba de entretener,  Andrea a mi cuarto y casi no  pero los vostezos se volvian 

pesaba.

seguidos. Opte por decir que me 

Cerre la puerta, y empece a sudar 

dormiría en el sofá en el que 

de nuevo. Existen cosas que por 

estaba sentado, me recoste y 

mucho que se desees, no se 

miraba al techo, o lo que se 

controlan, como el amor, la 

suponia que era dentro de tanta 

muerte y la locura.


Esta última habia tomado control 

visto. Y le doy un beso en la 

sobre mi.

frente.

Pasé seguro a mi cuarto, tome mi 

Ellos se han ido, esa misma 

cámara de fotos, borre todas las 

mañana se iban del país, tenían 

fotos de arboles y otras 

todo preparado, fue como un plan 

pendejadas, para dedicarme 

satanico, pero que me dio un poco 

solamente a el, todo angulo, toda  de felicidad. dirección, quedo registrado. Pero  Nunca sabré si ella de algún modo  mis deseos no se calmaban, queria  planificó que alguna de estas  más, mucho más. 

cosas pasaran, no me daré el lujo 

Confime que estuviese 

de preguntarselo.

profundamente dormido, pasé algo 

Como acto de despedida, siempre 

de vino por su cara para ver si 

es bueno cerrar ciclos de manera 

el alcohol aumentaba su estado de  sincera, para no llevar ninguna  sueño. Lo levante tomando fuerzas  carga durante la vida, por eso  de no se donde, rozaba mi nariz y  elaboré un desnudo de Damian y se  mi boca cerca de la suya para 

lo envié por correo en conjunto a 

vivir la ilusión de algo que 

la pintura que ellos me han 

nunca será, lo recosté en el 

comprado. Y le dije a Andrea que 

cuarto que no puedo alquilar y le  continuaran su vida sin mi. quite el primer zapato, no se  desperto, me inflama la  imaginación. El segundo y ni se inmuto, voy al  cierre, veo su delicado y blanco  pene, el glande rosado, jalo del  boxer para tomar fotos,  desabotono la camisa y respiro su  piel, reviso la separación de sus  abdominales y detallo el color  rosado de sus tetillas, he pasado  horas en esto y va a amanecer, lo 

Att. El eterno anonimo

El pintor  

Una historia diferente