Issuu on Google+


Modernismo (Introducción)_____________ 3 Leda_______________________________ 4 Caracol_____________________________ 5 Sonatina____________________________ 6 Generación del 98 (Introducción)________ 8 A Federico García Lorca________________ 8 Los pobres de Dios____________________ 9 El mañana es efímero_________________ 10 Novecentismo y Vanguardia (Intro.)_____ 11 Ahogada___________________________ 12 Ajuste_____________________________ 13 Oración____________________________ 13 Grupo del 27 (Introducción)____________ 14 Arqueros___________________________ 14 Canción a una muchacha muerta________ 15 El Contemplado______________________ 16 Años 40: Posguerra___________________ 17 Ascensión de la escoba________________ 17


Destrucción inminente________________ 18 Gota pequeña, mi dolor_______________

18

Años 50: Poesía social (Introducción)____

19

Biografía___________________________ 19 España en marcha____________________ 20 En castellano________________________ 20 Años 60: Generación del medio siglo (Intro) 21 Con las piedras, con el viento___________ 21 Arte poética_________________________ 22 El aire huele a humo__________________ 23 Años 70: Novísimos (Introducción)_______ 24 Simonetta Vespucci___________________ 24 La cuádruple forma de la nada__________ 25 Arde el mar_________________________ 26 Poesía actual________________________ 27 El actor____________________________ 27 El libro de Monelle____________________ 28 Jardín de nuevo, IV___________________ 29 Poemas propios______________________ 30 Por fin_____________________________ 30 De fuera para adentro_________________ 31 ¡Qué bien!__________________________ 32


El modernismo es un movimiento artístico y literario que se desarrolló entre los años 1880 y 1910. Se basa en la oposición hacia la sociedad burguesa de la época y al movimiento del realismo, en la evasión a lugares exóticos y lejanos, el cosmopolitismo, la pasión y en lo estético. Rubén Darío fue el autor más importante del Modernismo.

Rubén Darío (Nueva York, 1915)

(Imagen procedente de Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, http://bib.cervantesvirtual.com/bib_autor/dario/pcuartonivel.jsp?autor=dario&conten=imagenes )


Leda El cisne en la sombra parece de nieve; su pico es de ámbar, del alba al trasluz; el suave crepúsculo que pasa tan breve las cándidas alas sonrosa de luz. Y luego en las ondas del lago azulado, después que la aurora perdió su arrebol, las alas tendidas y el cuello enarcado, el cisne es de plata bañado de sol. Tal es, cuando esponja las plumas de seda, olímpico pájaro herido de amor, y viola en las linfas sonoras a Leda, buscando su pico los labios en flor. Suspira la bella desnuda y vencida, y en tanto que al aire sus quejas se van, del fondo verdoso de fronda tupida chispean turbados los ojos de Pan.

[Cantos de vida y esperanza, los cisnes y otros poemas, 1905] Rubén Darío (Metapa, Nicaragua 1867- León, Nicaragua 1916).


Caracol

En la playa he encontrado un caracol de oro macizo y recamado de las perlas más finas; Europa le ha tocado con sus manos divinas cuando cruzó las ondas sobre el celeste toro. He llevado a mis labios el caracol sonoro y he suscitado el eco de las dianas marinas, le acerqué a mis oídos y las azules minas me han contado en voz baja su secreto tesoro. Así la sal me llega de los vientos amargos que en sus hinchadas velas sintió la nave Argos cuando amaron los astros el sueño de Jasón; y oigo un rumor de olas y un incógnito acento y un profundo oleaje y un misterioso viento... (El caracol la forma tiene de un corazón.)

[Cantos de vida y esperanza, los cisnes y otros poemas, 1905] Rubén Darío (Metapa, Nicaragua 1867- León, Nicaragua 1916).


Sonatina La princesa está triste... ¿Qué tendrá la princesa? Los suspiros se escapan de su boca de fresa, que ha perdido la risa, que ha perdido el color. La princesa está pálida en su silla de oro, está mudo el teclado de su clave sonoro; y en un vaso olvidada se desmaya una flor.

El jardín puebla el triunfo de los pavos-reales. Parlanchina, la dueña dice cosas banales, y, vestido de rojo, piruetea el bufón. La princesa no ríe, la princesa no siente; la princesa persigue por el cielo de Oriente la libélula vaga de una vaga ilusión.

¿Piensa acaso en el príncipe de Golconda o de China, o en el que ha detenido su carroza argentina para ver de sus ojos la dulzura de luz? ¿O en el rey de las Islas de las Rosas fragantes, o en el que es soberano de los claros diamantes, o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?

¡Ay! La pobre princesa de la boca de rosa quiere ser golondrina, quiere ser mariposa, tener alas ligeras, bajo el cielo volar, ir al sol por la escala luminosa de un rayo, saludar a los lirios con los versos de mayo, o perderse en el viento sobre el trueno del mar.

Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,


ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata, ni los cisnes unánimes en el lago de azur. Y están tristes las flores por la flor de la corte; los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte, de Occidente las dalias y las rosas del Sur.

¡Pobrecita princesa de los ojos azules! Está presa en sus oros, está presa en sus tules, en la jaula de mármol del palacio real, el palacio soberbio que vigilan los guardas, que custodian cien negros con sus cien alabardas, un lebrel que no duerme y un dragón colosal.

¡Oh quién fuera hipsipila que dejó la crisálida! (La princesa está triste. La princesa está pálida) ¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil! ¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe (La princesa está pálida. La princesa está triste) más brillante que el alba, más hermoso que abril!

-¡Calla, calla, princesa -dice el hada madrina-, en caballo con alas, hacia acá se encamina, en el cinto la espada y en la mano el azor, el feliz caballero que te adora sin verte, y que llega de lejos, vencedor de la Muerte, a encenderte los labios con su beso de amor!

[Prosas profanas y otros poemas, 1896] Rubén Darío (Metapa, Nicaragua 1867- León, Nicaragua 1916).


La generación del 98 es el nombre del grupo de escritores y poetas españoles nacidos entre 1864 y 1876 que compartían el rechazo a la sociedad de la época y la preocupación por la situación política y social española, debido al desastre del 98. Los autores más importantes fueron Antonio Machado, Unamuno, Azorín, Valle-Inclán y Pio Baroja.

A Federico García Lorca Español, español, Saca los pechos y ponte al sol! Llévate a cuestas la casa; Al vivido es lo que pasa Y se queda el porvivir. Mañana será otro día; cada día su alegría con su pena de sufrir. Cada día su mañana Con la santísima gana de cantar. ¿Quién nos quita lo vivido? En el seno del olvido El descanso de soñar!

[Poemas sueltos, 1934] Miguel de Unamuno (Bilbao, 1864 – Salamanca 1936].


Los pobres de Dios

Por los caminos florecidos Va la caravana de los desvalidos, Ciegos, leprosos y tullidos. No tienen albergue en la noche fría, No tienen yantar a la luz del día, Por eso son hijos de Santa María. El polvo quema sus llagas rojas, Sus oraciones son congojas: Van entre el polvo como las hojas. Van por caminos de sementeras, Caminos verdes entre las eras, En donde cantan las vaqueras. COMO CHOVE MIUDIÑO, COMO MIUDIÑO CHOVE POL’A BANDA DE LAIÑO, POL’A BANDA DE LESTROVE. [Sin publicación original, sin fecha]. Ramón María del Valle-Inclán (Villanueva de Arosa, 1866 – Santiago de Compostela, 1936).


El mañana es efímero La España de charanga y pandereta,

y otras calvas en otras calaveras

cerrado y sacristía,

brillarán, venerables y católicas.

devota de Frascuelo y de María, de espíritu burlón y alma inquieta, ha de tener su mármol y su día, su infalible mañana y su poeta. En vano ayer engendrará un mañana vacío y por ventura pasajero. Será un joven lechuzo y tarambana, un sayón con hechuras de bolero,

El vano ayer engendrará un mañana vacío y ¡por ventura! pasajero, la sombra de un lechuzo tarambana, de un sayón con hechuras de bolero; el vacuo ayer dará un mañana huero. Como la náusea de un borracho ahíto de vino malo, un rojo sol corona

a la moda de Francia realista

de heces granito;

turbias

las cumbres

un poco al uso de París pagano

hay un mañana estomagante escrito

y al estilo de España especialista

en la tarde pragmática y dulzona.

en el vicio al alcance de la mano.

Mas otra España nace,

Esa España inferior que ora y bosteza,

la España del cincel y de la maza,

vieja y tahúr, zaragatera y triste;

con esa eterna juventud que se hace

esa España inferior que ora y embiste,

del pasado macizo de la raza.

cuando se digna usar la cabeza,

Una España implacable y redentora,

aún tendrá luengo parto de varones

España que alborea

amantes de sagradas tradiciones

con un hacha en la mano vengadora,

y de sagradas formas y maneras;

España de la rabia y de la idea.

florecerán las barbas apostólicas,

[Campos de Castilla, 1907-1917] Antonio Machado (Sevilla, 1875 – Colliure, 1939)

de


El Novecentismo es el movimiento literario desarrollado entre el Modernismo y las Vanguardias en España, a principios del siglo XX. Se basa en una élite intelectual que busca la perfección estética y lo clásico, contrarios al Romanticismo y a las pasiones. Las Vanguardias son el conjunto de movimientos artísticos del siglo XX que se basa en romper con lo establecido, ya sea en normas artísticas como en lo social.

Ahogada ¡Su desnudez y el mar! Ya están, plenos, lo igual con lo igual. La esperaba, desde siglos el agua, para poner su cuerpo solo en su trono inmenso. Y ha sido aquí en Iberia. La suave playa céltica se la dio, cual jugando, a la ola del verano. (Así va la sonrisa ¡amor! a la alegría) ¡Sabedlo, marineros: de nuevo es reina Venus! [Canción, 1936]. Juan Ramón Jiménez (Moguer, 1881 – Santurce, 1958).


Ajuste ¡Qué difícil es unir el tiempo de frutecer con el tiempo de sembrar! (El mundo jira que jira, ruedas que nunca se unen en una rueda total) ¡Un solo día de vida, un día completo y todo, que no se acabe jamás!

[Canción, 1936] Juan Ramón Jiménez (Moguer, 1881 – Santurce, 1958)

Oración Señor, yo te amo porque juegas limpio; sin trampas ?sin milagros?; porque dejas que salga, paso a paso, sin trucos ?sin utopías?, carta a carta, sin cambios, tu formidable solitario. [León Felipe, sin fecha]. León Felipe (Tábara, Zamora, 1884 – Ciudad de México, 1968).


La generación del 27 es el nombre que se le da al conjunto de poetas españoles de alrededor de 1927 que estaban unidos por lazos de amistad. Los más importantes eran: Jorge Guillén, Pedro Salinas, Aleixandre, Cernuda, Alberti y García Lorca.

Arqueros Los arqueros oscuros a Sevilla se acercan. Guadalquivir abierto. Anchos sombreros grises, largas capas lentas. ¡Ay, Guadalquivir! Vienen de los remotos países de la pena. Guadalquivir abierto. Y van a un laberinto. Amor, cristal y piedra. ¡Ay, Guadalquivir!

[Poema del cante jondo, 1921-1922]. Federico García Lorca (Fuente Vaqueros, 1898 – Alfacar, 1936).


Canción a una muchacha muerta Dime, dime el secreto de tu corazón virgen, dime el secreto de tu cuerpo bajo tierra, quiero saber por qué ahora eres un agua, esas orillas frescas donde unos pies desnudos se bañan con espuma. Dime por que sobre tu pelo suelto, sobre tu dulce hierba acariciada, cae, resbala, acaricia, se va un sol ardiente o reposado que te toca como un viento que lleva solo un pájaro o mano. Dime por qué tu corazón como una selva diminuta espera bajo tierra los imposibles pájaros, esa canción total que por encima de los ojos hacen los sueños cuando pasan sin ruido. Oh tu, canción que a un cuerpo muerto o vivo, que a un ser hermoso que bajo el suelo duerme, cantas color de piedra, color de beso o labio, cantas como si el nácar durmiera o respirara. Esa cintura, ese débil volumen de un pecho triste, ese rizo voluble que ignora el viento, esos ojos por donde solo boga el silencio, esos dientes que son de marfil resguardado, ese aire que no mueve unas hojas no verdes... ¡Oh tu, cielo riente, que pasas como nube oh pájaro feliz, que sobre un hombro ríes fuente que, chorro fresco, te enredas con la luna césped blando que pisan unos pies adorados! [La destrucción o el amor, 1935] Vicente Aleixandre (Sevilla, 1898 – Madrid, 1984)


EL CONTEMPLADO

De mirarte tanto y tanto, de horizonte a la arena, despacio, del caracol al celaje, brillo a brillo, pasmo a pasmo, te he dado nombre; los ojos te lo encontraron, mirándote. Por las noches, soñando que te miraba, al abrigo de los párpados maduró, sin yo saberlo, este nombre tan redondo que hoy me descendió a los labios. Y lo dicen asombrados de lo tarde que lo dicen. ¡Si era fatal el llamártelo! ¡Si antes de la voz, ya estaba en el silencio tan claro! ¡Si tú has sido para mí, desde el día que mis ojos te estrenaron, el contemplado, el constante Contemplado!

[El contemplado, 1946].

Pedro Salinas (Madrid, 1891 – Boston, 1951).


Durante la década de 1940, después de la Guerra Civil, surgen dos corrientes: la arraigada, que busca lo estético; y la poesía desarraigada, que trata de la existencia humana y del caos angustioso del mundo. Destacan Miguel Hernández y Dámaso Alonso.

Ascensión de la escoba Coronad a la escoba de laurel, mirto, rosa. Es el héroe entre aquellos que afrontan la basura. Para librar del polvo sin vuelo cada cosa bajó, porque era palma y azul, desde la altura. Su ardor de espada joven y alegre no reposa. Delgada de ansiedad, pureza, sol, bravura, azucena que barre sobre la misma fosa, es cada vez más alta, más cálida, más pura. Nunca: la escoba nunca será crucificada, porque la juventud propaga su esqueleto que es una sola flauta muda, pero sonora. Es una sola lengua sublime y acordada. Y ante su aliento raudo se ausenta el polvo quieto. Y asciende una palmera, columna hacia la aurora. [Cancionero y romancero de ausencias, 1938-1941]. Miguel Hernández (Orihuela, 1910 – Alicante, 1942).


Destrucción inminente ¿Te quebraré, varita de avellano, te quebraré quizás? ¡Oh tierna vida, ciega pasión en verde hervor nacida, tú, frágil ser que oprimo con mi mano! Un chispazo fugaz, sólo un liviano crujir en dulce pulpa estremecida, y aprenderás, oh rama desvalida, cuánto pudo la muerte en un verano. Mas, no; te dejaré... Juega en el viento, hasta que pierdas, al otoño agudo, tu verde frenesí, hoja tras hoja. Dame otoño también, Señor, que siento no sé qué hondo crujir, qué espanto mudo. Detén, oh Dios, tu llamarada roja. [Oscura noticia, 1944]. Dámaso Alonso (Madrid, 1898 – Madrid, 1990).

Gota pequeña, mi dolor Gota pequeña, mi dolor. La tiré al mar. Al hondo mar. Luego me dije: ¡A tu sabor ya puedes navegar! Más me perdió la poca fe... La poca fe de mi cantar. Entre onda y cielo naufragué. Y era un dolor inmenso el mar. [Poemas puros. Poemillas de la ciudad, 1921]. Dámaso Alonso (Madrid, 1898 – Madrid, 1990).


En la década de los 50 destaca la corriente de la poesía social. Se basa en la vía de comunicación con el pueblo español sin libertades y busca la transformación social.

Biografía No cojas la cuchara con la mano izquierda. No pongas los codos en la mesa. Dobla bien la servilleta. Eso, para empezar. Extraiga la raíz cuadrada de tres mil trescientos trece. ¿Dónde está Tanganika? ¿Qué año nació Cervantes? Le pondré un cero en conducta si habla con su compañero. Eso, para seguir. ¿Le parece a usted correcto que un ingeniero haga versos? La cultura es un adorno y el negocio es el negocio. Si sigues con esa chica te cerraremos las puertas. Eso, para vivir. No seas tan loco. Sé educado. Sé correcto. No bebas. No fumes. No tosas. No respires. ¡Ay, sí, no respirar! Dar el no a todos los nos. Y descansar: morir.

[La hija de Arbigorriya, 1975].

Gabriel Celaya (Hernani, Guipúzcoa, 1911 – Madrid, 1991).


España en marcha Nosotros somos quien somos. ¡Basta de Historia y de cuentos! ¡Allá los muertos! Que entierren como Dios manda a sus muertos. Ni vivimos del pasado, ni damos cuerda al recuerdo. Somos, turbia y fresca, un agua que atropella sus comienzos. Somos el ser que se crece. Somos un río derecho. Somos el golpe temible de un corazón no resuelto. Somos bárbaros, sencillos. Somos a muerte lo ibero que aún nunca logró mostrarse puro, entero y verdadero. De cuanto fue nos nutrimos, transformándonos crecemos y así somos quienes somos golpe a golpe y muerto a muerto. ¡A la calle! que ya es hora de pasearnos a cuerpo y mostrar que, pues vivimos, anunciamos algo nuevo. No reniego de mi origen pero digo que seremos mucho más que lo sabido, los factores de un comienzo. Españoles con futuro y españoles que, por serlo, aunque encarnan lo pasado no pueden darlo por bueno. Recuerdo nuestros errores con mala saña y buen viento. Ira y luz, padre de España, vuelvo a arrancarte del sueño. Vuelvo a decirte quién eres. Vuelvo a pensarte, suspenso. Vuelvo a luchar como importa y a empezar por lo que empiezo. No quiero justificarte como haría un leguleyo, Quisiera ser un poeta y escribir tu primer verso.


España mía, combate que atormentas mis adentros, para salvarme y salvarte, con amor te deletreo. [Cantos íberos, 1955]. Gabriel Celaya (Hernani, Guipúzcoa, 1911 – Madrid, 1991).

En castellano Aquí tenéis mi voz alzada contra el cielo de los dioses absurdos, mi voz apedreando las puertas de la muerte con cantos que son duras verdades como puños. Él ha muerto hace tiempo, antes de ayer. Ya hiede. Aquí tenéis mi voz zarpando hacia el futuro. Adelantando el paso a través de las ruinas, hermosa como un viaje alrededor del mundo. Mucho he sufrido: en este tiempo, todos hemos sufrido mucho. Yo levanto una copa de alegría en las manos, en pie contra el crepúsculo. Borradlo. Labraremos la paz, la paz, la paz, a fuerza de caricias, a puñetazos puros. Aquí os dejo mi voz escrita en castellano. España, no te olvides que hemos sufrido juntos. [En castellano, 1959]. Blas de Otero (Bilbao, 1916 – Majadahonda, 1979).


La poesía de esta década trata de la preocupación moral por las personas, el paso del tiempo y la vida cotidiana. En los poemas, hay una cierta reflexión de la experiencia propia.

Con las piedras, con el viento Mi reino vivirá mientras estén verdes mis recuerdos. Cómo se pueden venir nuestras murallas al suelo. Cómo se puede no hablar de todo aquello. El viento no escucha. No escuchan las piedras, pero hay que hablar, comunicar, con las piedras, con el viento. Hay que no sentirse solo. Compañía presta el eco. El atormentado grita su amargura en el desierto. Hay que desendemoniarse, liberarse de su peso. Quien no responde, parece que nos entiende, como las piedras o el viento. Se exprime así el alma. Así se libra de su veneno. Descansa, comunicando con las piedras, con el viento. [Con las piedras, con el viento…, 1950]. José Hierro (Madrid, 1922 – Madrid, 2002).


Arte poética La nostalgia del sol en los terrados, en el muro color paloma de cemento —sin embargo tan vívido— y el frío repentino que casi sobrecoge. La dulzura, el calor de los labios a solas en medio de la calle familiar igual que un gran salón, donde acudieran multitudes lejanas como seres queridos. Y sobre todo el vértigo del tiempo, el gran boquete abriéndose hacia dentro del alma mientras arriba sobrenadan promesas que desmayan, lo mismo que si espumas. Es sin duda el momento de pensar que el hecho de estar vivo exige algo, acaso heroicidades —o basta, simplemente, alguna humilde cosa común cuya corteza de materia terrestre tratar entre los dedos, con un poco de fe? Palabras, por ejemplo. Palabras de familia gastadas tibiamente. [Vivir por aquí, sin fecha]. Jaime Gil de Biedma (Barcelona, 1929 – Barcelona, 1929).


El aire huele a humo

¿Qué hará con la memoria de esta noche tan clara cuando todo termine? ¿Qué hacer si cae la sed sabiendo que está lejos la fuente en que bebía? ¿Qué hará de este deseo de terminar mil veces por volver a encontrarle? ¿Qué hacer cuando un mal aire de tristeza la envuelva igual que un maleficio? ¿Qué hará bajo el otoño si el aire huele a humo y a pólvora y a besos? ¿Qué hacer? ¿Qué hará? Preguntas a un azar que ya tiene las suertes repartidas.

[José Agustín Goytisolo, 1992]. José Agustín Goytisolo (Barcelona, 1928 – Barcelona, 1999).


Durante esta época surgen los novísimos, grupo de poetas que buscan culturizar la sociedad, introduciendo cine televisión, música y literatura; y la estética, buscando la belleza de las palabras.

Simonetta Vespucci Simonetta, por tu delicadeza la tarde se hace lágrima, funeral oración, música detenida. Simonetta Vespucci, tienes el alma frágil de virgen o de amante. Ya Judith despeinada o Venus húmeda tienes el alma fina de mimbre y la asustada inocencia del soto de olivos. Simonetta Vespucci, por tus dos ojos verdes Sandro Boticelli te ha sacado del mar, y por tus trenzas largas y por tus largos muslos, Simonetta Vespucci que has nacido en Florencia.

[Sepulcro en Tarquinia, 1975]. Antonio Colinas (La Bañeza, León, 1946 – actualidad).


La cuádruple forma de la nada

Yo he sabido ver el misterio del verso que es el misterio de lo que a sí mismo nombra el anzuelo hecho de la nada prometido al pez del tiempo cuya boca sin dientes muestra el origen del poema en la nada que flota antes de la palabra y que es distinta a la nada que el poema canta y también a esa nada en que expira el poema: tres son pues las formas de la nada parecidas a cerdos bailando en torno del poema junto a la casa que el viento ha derrumbado y ay del que dijo una es la nada frente a la casa que el viento ha derrumbado: porque los lobos persiguen el amanecer de las formas ese amanecer que recuerda a la nada; triple es la nada y triple es el poema imaginación escrita y lectura y páginas que caen alabando a la nada la nada que no es vacío sino amplitud de palabras peces shakespearianos que boquean en la playa esperando allí entre las ruinas del mundo al señor con yelmo y con espada al señor sin fruto de la nada. Testigo es su cadáver aquí donde boquea el poema de que nada se ha escrito ni se escribió nunca y ésta es la cuádruple forma de la nada.

[Orfebre, 1995]. Leopoldo María Panero (Madrid, 1948 – actualidad).


Arde el mar

Oh ser un capitán de quince años viejo lobo marino las velas desplegadas las sirenas de los puertos y el hollín y el silencio en las barcazas las pipas humeantes de los armadores pintados al óleo las huelgas de los cargadores las grúas paradas ante el cielo de zinc los tiroteos nocturnos en la dársena fogonazos un cuerpo en las aguas con sordo estampido el humo en los cafetines Dick Tracy los cristales empañados la música zíngara los relatos de pulpos serpientes y ballenas de oro enterrado y de filibusteros Un mascarón de proa el viejo dios Neptuno Una dama en las Antillas ríe y agita el abanico de nácar bajo los cocoteros.

[Arde el mar, 1966]. Pere Gimferrer (Barcelona, 1945 – actualidad).


El actor Soy una casa abierta nueva. Y cada huésped deja un rastro de sí mismo en las paredes. Soy una casa abierta llena. Los huéspedes fugaces dejan cada mirada distinta en las ventanas. Soy una casa abierta vieja. Cada huésped esconde un sueño diferente debajo de las camas. Soy una casa abierta muerta. Y vosotros, mis huéspedes, os lleváis hasta el marco de las puertas. [De gira, 2011]. Álvaro Tato (Madrid, 1978 – actualidad).


El libro de Monelle

Se llama Marcel Schwob. Tiene veintitrés años. Su vida ha sido plana hasta el día de hoy. Pero el relieve acecha en forma de una puta a la que lo conduce, una noche, el azar. Se llama Louise. Es frágil, menuda y enfermiza, silenciosa y abyecta. Casi no se la ve. Sólo hay terror y angustia en los inmensos ojos que le invaden la cara, dignos de Lillian Gish. En sus brazos Marcel olvida que mañana citó en la biblioteca a su amigo Villon. Se olvida hasta de Stevenson, su escritor favorito, de Shakespeare, de Moll Flanders y del Bien y del Mal. Qué tres soberbios años de amor irresistible aguardan al judío en la paz del burdel. El cielo de París aún retiene sus vanas promesas y las tiernas caricias de Louise. Pero lo bueno acaba. Ella muere de tisis y Marcel languidece, privado de su sol. «No queda más remedio que volver a los libros», se dice, y da a las prensas El libro de Monelle.

[El hacha y la rosa, 1993]. Luis Alberto de Cuenca (Madrid, 1950 – actualidad).


Jardín de nuevo, IV Si ella me ofreciera de su boca nuevamente la manzana del árbol de la vida y como ayer brillaran los ojos de la sierpe por detrás de su corteza encarnada igual mordería por besarla aunque supiera el misterio del edénico exilio, la vergüenza que cubre los sueños más hermosos y la sed de los jardines perdidos. Si ella me llamara ven amor desde las torres del templo de las nubes subiría; si a brazo no pudiera lo haría a santidad, buscando muerte lenta y buenas obras para que al fin me nacieran dos alas de oro en la espalda cargada de milagros y volar y hacer pudiera de aire nuestro nido, el nuevo paraíso de los labios. Si ella me llamara Salomón y rey yo fuera y postradas de hinojos ante mí princesas concubinas, mancebos querubines cantaran ven al tálamo florido a todos negaría mi cuerpo, que es el suyo, y a la casa pequeña volvería mordiendo una vez más lo que escapa a Salomón: la manzana del árbol de la vida.

[Hexateuco, 2000].

Álvaro Tato (Madrid, 1978 – actualidad).


Por fin La primavera ha llegado, todos aquí estamos. No guardes el sayo, es el preludio del verano.

Vientos tranquilos, el sol con brillo, salir con los amigos.

Nadie está enfadado, la primavera ha llegado.

[Colección de poesía, 2013]. Guillermo Sanz Hermoso (Getafe, 1997 – actualidad).


De fuera para adentro

Fuera, los pájaros, las voces, las flores son naturaleza. Salir en un día soleado, sin prisas ni trabajo.

Dentro: la seriedad, las preocupaciones, la atención y el silencio, día a día.

Más adentro aún, los pensamientos, meditaciones y reflexiones, día a día.

[Colección de poesía, 2013]. Guillermo Sanz Hermoso (Getafe, 1997 – actualidad).


¡Qué bien! Toca la creación, sin tiempo, con limitación, el último apartado, tiene que estar acabado.

Se acercan las 2, horas y horas frente al ordenador, terminado estará.

Tarde aburrida con prisa y sin vida, después descansar, y mañana a madrugar.

[Colección de poesía, 2013]. Guillermo Sanz Hermoso (Getafe, 1997 – actualidad).


(Por orden de aparición) Modernismo -Poemas del alma < http://www.poemas-del-alma.com/leda.htm > [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poesías <http://www.poesi.as/rd190300.htm > [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poesías <http://www.poesi.as/rd190300.htm > [Consultado el 20 de abril de 2013].

Generación del 98 -Poesías < http://www.poesi.as/index.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013]. - Poesías<http://www.poesi.as/rmv0100.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013]. - Poesías <http://www.poesi.as/amach135.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013].

Novecentismo -Poesías < http://www.poesi.as/jrj36107.htm > [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poemas del alma <http://www.poemas-del-alma.com/juan-ramon-jimenez-ajuste.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poesías <http://www.poesi.as/lf0001.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013].

Generación del 27 -Poemas de <http://www.poemasde.net/arqueros-federico-garcia-lorca/> [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poemas y versos.me <http://www.poemasyversos.me/poetas-de-letra-v/poemas-de-vicentealeixandre/cancion-a-una-muchacha-muerta> [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poesías <http://www.poesi.as/ps46010.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013].


Años 40: Posguerra -Poesías <http://www.poesi.as/mh38b070.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poesías <http://www.poesi.as/da44a015.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poesías <http://www.poesi.as/da21040.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013].

Años 50: Poesía social -Poesías <http://www.poesi.as/gcel7500.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poesías <http://www.poesi.as/gcespmar.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poesías<http://www.poesi.as/bo59005.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013].

Años 60: Generación del medio siglo -Poesías<http://www.poesi.as/jh50020.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poesías <http://www.poesi.as/jgb0010.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poesías < http://www.poesi.as/jag0040.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013].

Años 70: Novísimos -Poesías <http://www.poesi.as/ac0003.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poesías <http://www.poesi.as/lmp9500055.htm> [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poemas de Pere Gimferrer <http://webs.demasiado.com/ltamargo/pgimferrer.html> [Consultado el 20 de abril de 2013].

Poesía actual -Álvaro Tato <http://www.alvarotato.com/p/poesia.html> > [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Poesías <http://www.poesi.as/lac190a16.htm> > [Consultado el 20 de abril de 2013]. -Álvaro Tato <http://www.alvarotato.com/p/poesia.html> > [Consultado el 20 de abril de 2013].


Foto de portada: Paisaje con Apolo custodiando los rebaĂąos de Admeto y Mercurio robĂĄndoselos (1645). Autor: Claude Lorrain. http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/b/b4/Claude_Lorrain_014.jpg

Trabajo hecho por: Guillermo Sanz Hermoso



El Poeta Universal