Issuu on Google+

La cruda realidad de las amistades falsas. Este era un hombre Antonio Banderas que tenía mucho dinero, un Audi, una casa muy muy muy muy muy muy grande, su hermano tiene un Aston Martin, su padre maneja un poderoso mustan gt 500, su madre la cual maneja una lujosa cayene turbo, porta hermosas perlas y collares de muy alto costo, tenía muchos amigos paulo, Trejo, Rodrigo, Aleida, Jessie, julio y Murillo y de repente el dinero se fue y los amigos también, el no creía que los amigos se cuentan con los dedos de una mano y hasta que le paso a Toño se dio cuenta y es verdad es el cuento de la cruda realidad.


La cruda realidad de las amistades falsas