Page 94

94

OTROS TEXTOS SOBRE EL ARTE

Georges Bataille (francés, 1897-1962) Fascinado por el cristianismo que él cree superar inviniéndolo, concibe el erotismo como una forma de aceptación de la vida hasta en la muerte. Novelista atraído por las situaciones corporales límites: el sexo, la muerte, el pavor, el sacrificio, el éxtasis, el mal, lo sagrado, lo místico, el exceso, el goce, la risa, el derroche, la angustia, etc.

Entre el animal y el hombre: el arte El arte prehistórico más antiguo marca seguramente el paso del animal al hombre. Sin duda, en el momento en el que nació el arte figurativo, el hombre existía desde hacía mucho tiempo. Pero no bajo la forma que justifica la suerte de emoción que, siendo humanos, tenemos si nos sentimos semejantes y solidarios. Los antropólogos designan con el nombre de Homo faber al hombre del Paleolítico inferior, que no contaba aun con la posición erecta, que permanecía todavía muy lejos de nuestras múltiples posibilidades y no tenía de nosotros más que la habilidad de fabricar útiles. Solo el Homo sapiens es nuestro semejante, a la vez por el aspecto, la capacidad craneal y, más allá del cuidado de la inmediata utilidad, por la facultad de crear, lejos de útiles, obras en las que la sensibilidad aflora. El aspecto del primer hombre no nos es conocido más que indirectamente por huesos, y su capacidad craneal es una representación de la mente. El arte prehistórico es así la sola vía por la cual, a la larga, el paso del animal al hombre se ha hecho sensible para nosotros. A la larga y también, hay que decirlo, a partir de una fecha bastante reciente. En efecto, este arte, en otro tiempo ignorado, solo ha sido hace poco el objeto de un descubrimiento en dos tiempos. Al principio, la primera revelación del arte parietal paleolítico no encontró sino indiferencia. Como en un cuento de hadas, la pequeña hija, de cinco años de edad, de Marcelino de Santuola, descubrió, en 1879, en las cuevas de Altamira, cerca de Santander, maravillosos frescos policromados. Su pequeña estatura le había permitido errar sin esfuerzo en una sala tan baja que nadie entraba en ella. Desde entonces, los visitantes emer-

http://www.scribd.com/Insurgencia

Profile for Guillermo Martínez

Antimanual de filosofia  

Antimanual de filosofia  

Advertisement