Page 280

280

Si se somete todo a la razón, nuestra religión no tendrá nada de misteriorso y de sobrenatural. Si se choca contra los principios de la razón, nuestra religión será absurda y ridicula. Dos excesos. Excluir la razón, no admitir más que la razón. Ver que no hay nada justo o injusto que no cambie de cualidad al cambiar de clima. Tres grados de elevación hacia el polo cambian toda la jurisprudencia; un meridiano decide sobre la verdad. En pocos años de posesión las leyes fundamentales cambian, el derecho tiene sus épocas, la entrada de Saturno en Leo nos señala el origen de tal crimen. ¡Curiosa justicia que un río limita! Verdad a este lado de los Pirineos, error al otro. Nada según la sola razón es justo en sí, todo se tambalea con el tiempo. La constumbre (constituye) toda la equidad, por la sola razón de que ha sido recibida. Es el fundamento místico de su autoridad. Quien la remite a su principio, la anula. Nada es tan defectuoso como esas leyes que reparan las faltas. Quien las obedece porque son justas, obedece a la justicia que él imagina, pero no a la esencia de la ley. Esta se halla aglutinada toda en sí misma. Es ley y nada más. Pensamientos (410, 621, 173, 183), ed. Louis Lafuma, Alianza, Madrid, 1986, traducción de J. Llansó

http://www.scribd.com/Insurgencia

Profile for Guillermo Martínez

Antimanual de filosofia  

Antimanual de filosofia  

Advertisement