Page 9

- erversiones sexuales

Animales irracionales Fornicación Inmundicia Lascivia Malos deseos Pasiones Perverso Vicios contra naturaleza Conclusión Bibliografía

323 324 324 324 325 325 325 326 327 331

e trata de hacerun prólogo para un libro pococomún y valiente. Poco común, porque desarrolla con amplitud, detalle y realismo científico, el tema de las perversiones sexuales, tema nada fácil y marginado aunque penosamente existente y cotidiano. Valiente, porque se atreve, en un contexto religioso, a exponer conceptos que, tradicionalmente, no son muy bien venidos en dichos ámbitos. Esto del libro, la obra, la producción... Pero he tenido el privilegio de conocersu autor. AlAtravesar elnatural prejuicio que un científico comoel que suscribe el presente prólogo posee frente a cualquier tema religioso, he podido acercarme y compartir largas horas de trabajo con Bernardo Stamateas. He sentido su presencia, cuando al entrevistar a pacientes en el ámbito del consultorio de un hospital, "oía" su silencio en el ángulo de visión que me dejaba el enfoque hacia el paciente. Pareciera queno está y sin embargo está, mucho más de lo que cualquiera puede suponer. Hay algo del orden del "aura" (no se me ocurre denominarlo de otra manera) quecualquiera puede sentiren contacto con Bernardo. Lo denominaría un "aura que sonríe". Mepregunto... ¿será ese el encanto que transmiten los quecreen con autenticidad? Yno es sólola creencia, o cualquier creencia. Son los que creen religiosamente en la creencia. Hay algo de trascendental, de divino y sagrado que se transmite en aquellas personas para quienes existe un compromiso con lo cotidiano, pero su fuerza proviene de un más allá sutil y no tangible. Ocuparse de lo marginal, aun dentro de una temática difícil como es la sexualidad humana, se encuentra dentro de la tradición religiosa. Bernardo hace honor a ello. Para seguir con algunos conceptos del autor, él se ocupa de ese algo distinto que es la sexualidad para el evangelio. Y decide romperel círculo de silencio que rodea a los que sufren y a los responsables que contribuyen a que estos temas continúen sin palabras, sin escritos y con garantías de secretos celosamente guardados a fuerza de

Stamateas Bernardo: Perversiones sexuales  
Advertisement