Page 78

@ktgl,',i4J4iIMltf@t,'lfiMiQ",i;m:,iiiii&" aun lo más probable es que su primer significado estuvo solamente ligado

Dice el vs. 13:

a la prostitución." En muchos pasajes la prostitución se usa simbólicamente para referirse al alejamiento de la fe tras otros dioses, este sentido lo pasaremos por alto en este capítulo."

"Las viandas para el vientre, y el vientre para las viandas; pero tanto al uno como a las otras las detruirá Dios. Pero el cuerpo no es para la fornicación sino para el Señor y el Señor para el cuerpo."

En el N.T. tenemos como Jesús trató y dio entrada al ministerio a prostitutas. La prostituta puede ser más sensible a la voz de Dios que

-Nuestro cuerpo es miembro de Cristo.

muchos religiosos, muchas se habían arrepentido bajo la predicación de Juan el Bautista: Dice Mt. 21:31,32:

"...De cierto os digo que los publicanos y las rameras van delante de vosotros al reino de Dios. Porque vino a vosotros Juan en camino de justicia, y no le creísteis; pero los publican os y las rameras le creyeron; y vosotros, viendo esto, no os arrepentisteis después para creer/e." Aun quienes estuvieron con prostitutas tienen la posibilidad de reconstruir su vida (Lc. 15:30)

Dice el vs. 15:

"¿No sabéis que vuestros cuerpossonmiembrosde Cristo? ¿Quitaré pues, los miembros de Cristo y los haré miembros de una ramera? De ningún modo." -Se puede pecar contra el propio cuerpo (ver Ro. 1:24) vs. 18

"Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera delcuerpo; mas el que fornica, contra su propiocuerpo peca."

En la época de Pablo la prostitución era moneda corriente, es impresionante el énfasis del N.T. a la condenación de la prostitución. Afrodita

-El cuerpo es templo del Señor vs. 19

era la diosa de Corinto y la patrona de quienes se dedicaban a la prostitución. Dicen que había más de 1000 hieródulos. Cuando Pablo escribe acerca de la prostitución, señala con claridad que un creyente

"¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?"

no debe participar en ningún encuentro sexual con las tales, el cuerpo es para el Señor y el Señor para el cuerpo. Miremos el texto de 1 Co: 6 que nos enseña algunos principios:

Otros pasajes interesantes son Ap, 2: 14,20. La prostitución mancilla el cuerpo que es templo del Espíritu Santo. El creyente debe evitar juntarse con los que practican la prostitución

-El cuerpo es para el Señor, está esperando que se lo entreguemos. Él está interesado en nuestro cuerpo.

24. VerFriedrick G. Theological Oictionary of theN.T. Mlchigan: Grand Rapids, 1969. Vol VI, págs. 579-595. 25. A los interesados sobre esteaspecto pueden leerJer. 2:20; 3:1,6,8; Os. 4:13, Ez. 16 y 23; Ap. 17; Is. 57:3-5, etc.

o con los que se prostituyen sin mostrar un verdadero cambio en el Señor, dice 1 Ca: 5: 11

"No os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fomicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con eltalniaun comáis."

Stamateas Bernardo: Perversiones sexuales  
Advertisement