Page 40

erversiones sexuales

74

MAYORíA DE LOS NIÑOS NO PUEDEN REACCIONAR A ESTO Y QUEDAN PARALIZADOS. Esta sensación es muy importante ya que después será fuente de gran culpa: ¿Por qué no grité? ¿Por qué no le di una patada?, ¿por qué no me lo saqué de encima?, ¿por qué no lloré?, ¿por qué no le dije NO?, ¿por qué no le dije basta?, etc. Esto es importantísimo ya que el sentimiento de odio dirigido contra el victimario lentamente irá siendo dirigido contra sí misma, por creer que provocó o por creer que podía haberse defendido y no lo hizo. Un comentario pastoral: DEBE ENSEÑARSE QUE MÁS ALLÁ DE CUALQUIER CIRCUNSTANCIA ELLA NO TUVO MÁS REMEDIO QUE QUEDARSE CALLADA Y SOMETERSE. Lo que hacen generalmente es "hacerse la dormida", cubrirse con la frazada y hacer como si nada. Así el niño pelea con sus miedos en silencio todas las noches. Nos relataron de una preadolescente que al ir a la casa de su tío, éste intentó varias veces abusar de ella. Cuando iban a quedarse durante el fin de semana en la casa del tío, se quedaba toda la noche despierta sentada en la cama o acostada del temor, orinándose encima, estado "esperado que en cualquier momento me violase".

c. Acomodación propiamente dicha: Elabuso puede darse sólo una vez o reiteradas veces. La experiencia nos indica que por lo general ocurre en forma reiterada. El perpetrador sabe que fácilmente puede acceder a su víctima; ella vive con él en la misma casa, y la ve todos los días, solamente debe ir y abusar de ella. Así se produce una conducta adictiva y repetitiva; solamente el descubrimiento pondrá fin al abuso. Así, lo único que le queda es aprender a sobrevivir, a "acomodarse" a esta situación tan desagradable. No hay salida, no hay dónde correr, ni a quién recurrir. Frente a lo dicho en las fases anteriores la niña razona, o el papá es malo o ella es mala y merece castigo, entonces se responsabiliza y se culpabiliza por lo que está sucediendo.

75

,

Variaciones en la elecciónaelcompañero sexual

No puede formarse la idea de un padre cruel y tirano; comienza entonces a verse ella como la culpable. Esto explica por qué muchas niñas que fueron abusadas se ven a símismas como"prostitutas", o incluso luego desarrollan conductas sexualmente seductoras frente a los demás. Ella como vimos, en el silencio, puede proteger a su familia: "¡Qué bueno que no tenga que agarrar a tus hermanos!", "si tu madre se entera la matarías de dolor", "si hablas me van a mandar a la cárcel y tu vas a tener la culpa". Así ella ahora debe proteger a su papá, hermanos o mamá. Esto es lo que conocemos como la INVERSiÓN DE ROLES, es decir la niña tiene el poder de destruir a la familia; de ella depende la supervivencia de la familia y que a los demás no les pase nada. Ella pasa a ser la responsable de mantener a la familia unida. Así la mentira puede ser un arma para callar lo que está sucediendo y acomodarse frente a los demás. Así la víctima entra en un doble vínculo en el cual queda atrapada. Si calla el secreto se siente cómplice, angustiada y culpable. Si lo dice puede destruir a la familia y a los padres. En este círculo queda atrapada sin poder salir. d. Denuncia tardía: Nos hemos sorprendido al recorrer el país, las numerosas confesiones de abuso que nos han hecho en reuniones, campamentos, talleres, etc. Desgraciadamente muchos abusos quedarán en el silencio de por vida. Como hemos dicho la adolescencia es un detonante para comentar y rebelarse al abuso. Muchos padres de adolescentes se esconden en que "la hija es rebelde" o "está inventando estas historias por venganza", "de pronto no sé por qué me odia". Muchas madres jamás llegan a enterarse de los abusos sexuales de sus hijas. La confesión sí es realizada cuando la víctima encuentra que puede ser creída y ayudada.

Stamateas Bernardo: Perversiones sexuales  
Advertisement