Page 152

erversiones sexuales

l

-

'

,

,

~

298

gl·.@1ffi1c.',i4J§""rgMimUji,i,tijc.',&"'li§,ii,I¡4J8ilfttml1i$i""1Iiti,ti 94jJ&'ffl

Dice G.Tordjman: ".. .esa cabalgata de felaciones, de coitos, de masturbaciones, de posiciones acrobáticas ... para liberar el libreto perverso Y estereotipado de su monotonía insípida, la pornografía necesitará todos los recursos de una verdadera creatividad."14 b. Va contra la idea de pareja: La fidelidad y el compromiso no aparecen. Todo es sexo egoísta. El

caPítu,:l6

"coito", ir juntos no aparece como proyecto.

c. Degrada a la mujer y al hombre: A la mujer como objeto de satisfacción y al hombre como "el macho violador". El personaje de la película puede hacerle lo que quiera a su persona objeto.

d. Activa y estimula a la violación y al abuso sexual, además que alimenta otras perversiones: Produce insensibilidad e induce a la violación.

e. Contribuye al crimen organizado: Como entoda mafia existe mucho dinero allí. Sabemos que el mundo de la pornografía se mueve muy de cerca de la droga y la mafia. f. Atenta contra la santidad de vida que Dios quiere de sus hijos: No es de bendición ni enriquecimiento espiritual ni sexual, porque no hay nada allí que enseñar o aprender. Solamente el puro acto biológico. La pornografía es el mismo negocio del demonio, quien ha desdibujado

-

.....JIIIIS

EL MIRON O

VOYEUR

l. Definición del término En el siglo pasado se la conocía como "mixoscopia" (empleada por MolI), una palabra compuesta del griego que significa "mirar el acto sexual". Luego se la conoció como "escoptofilia". El término voyeur viene del francés y significa: mirón y de voir: ver, mirar. El mirón, presencia de lejos, mira, observa como dice Tordjman "con la sola magia de su mirada" y se excita al punto de obtener un orgasmo (casi siempre por masturbación) al presenciar la relación sexual o el desnudo de otras personas. De ahí que también se la conozca como "masturbación del espía". Mario Cukierman define al voyeurismo corno.' "La tendencia a mirar los órganos sexuales o contemplar el

la maravillosa creación de Dios. l. 14. Tordjman, G.,op. cit., pág. 104.

Cu~erman, CO, 1983,

M. Desviaciones sexuales. Buenos Aires: Abapág. 37,Alfinal deeste libro aparece una extensa bibliografia sobre perversión enmás decuatro idiomas {cita 393textos), lamás completa que hemos visto.

Stamateas Bernardo: Perversiones sexuales  
Advertisement