Page 150

ervers;ones sexuales

~.

, 294

con el costo de la llamada, los programas de P.C. pomo, los pomo tridimensional, etc. La venta de revistas pornográficas y el alquiler de vídeos alcanzó un total de 2.100 millones de dólares, en 1993 en contraste con los 1.200 millones de 1990. Las principales compañías son las Video Exclusives y Vivid Video. Hoy basta con comprar el diario para acompañarlo de alguna revista pomo o película para "disfrutar" esos tiempos libres. La búsqueda de estos productores de la consumición masiva hace que no respeten nada, al igual que los mercaderes que producen la droga, lo único que les interesa es hacer dinero sea como sea. 4. Lo que hace la pornografía

Las películas pomo están hechas por y para hombres. La WAP (Against Pornography Women; mujeres contra la pornografía) hacen tres afirmaciones acerca del impacto de esta en la vida de los hombres:

a. Es violenta contra las mujeres: Las mujeres aparecen como agresivas, guerreras, activas y hambrientas; los hombres como pasivos que reciben todo este placer que las mujeres leotorgan. Se parte a la mujer en partes y se pierde así la intimidad y el amor. b. La pornografía es causa de violencia contra las mujeres: Es un manual de uso para la violación y el abuso. Dice Graciela Ferreira laconocida terapeuta e investigadora delosfenómenos deviolencia familiar: "...según los investigadores es uno de los soportes o vehículos principales de la violación y de la violencia hacia las mujeres".8

8. Ferreíra, G. Hombres violentos, mujeres maltratadas, Buenos Aires: Sudamericana. 1993.pág.230.

w-tW@#ffl 'J,UJ4,i"f#ffl1ótttjM l,l,g"¡'t§,!f,li4 igiiftttitUj 1"¡"'iti·iJ1ifigJ&3 C

c. Vuelve insensibles a los hombres: Dice nuevamente G. Ferreira: "Fomentan en los hombres la idea de la mujer como propiedad, como ser anónimo y sin sensibilidad. Por otra parte, les hace perder el sentimiento sexual de la intimidad real, al reducir el contacto a una superficie visual. "9 El sabor de lo prohibido hace que el deseo aumente. Nos hemos encontrado con muchos jóvenes cristianos que han visto películas pornográficas por el deseo de saber de qué se trataba. Desgraciadamente debemos admitirque muchas personas "aprendieron" algo sobre la sexualidad mirando revistas o películas pornográficas. Nos manifestaron más de una vez: "nadie en mi casame hablaba de nada, mi cuerpo sentía cosas, pero me decían que ore; tenía curiosidad y me decían que espere al matrimonio y allí iba a aprender lo que quería..." La educación sexual, la información, el diálogo abiertocon los padres, en la pareja, es la mejor prevención. Y es difícilque los jóvenes o adultos recurran a las películas pornográficas si poseen un claroy abiertodiálogo y conocimiento de su sexualidad y la del otro. Sabemos que en Dinamarca cuando se levantó la prohibición, el deseo por "el fruto prohibido" dejó de ser excitante y erótico. Para muchos ver películas pornográficas es una forma de rebelarse contra la moral de nuestro tiempo. Estos tres argumentos han sido discutidos, debatidos, etc. La película pomo activa como un disparador el deseo y las fantasías de quien las consume.

9. Ferreira G.,op cit, pág. 230.

Stamateas Bernardo: Perversiones sexuales  
Advertisement