Page 124

242

Pt ~.@fflt,',t4j4,'" mtmftdlMtfflt,',k'"llQ,il,i¡YJ&f/tUffli1'j¡"lll,IU,ii14 JI61m

el sadismo más que un tema sexual pertenece al orden de la agresión',

La agresión tiene que ver con defenderse de cualquier amenaza del medio ambiente, la violencia con el placer de agredir y destruir, exalta el odio y la crueldad.

erversiones sexuales ~

El riesgo es el catalizador de su goce sexual. López Ibor clasifica al sadismo: por un lado, los sádicos criminales que serían aquellos que matan, degüellan, estrangulan o mutilan a sus víctimas, y llegan al máximo de crueldad, a veces en serie o sin importar la metodología. Dice este autor que aun pueden ser niños o animales, como el caso ya citado del mariscal De Rais. Por otro lado distingue a los sádicos propiamente dichos, sin peligrosidad como los anteriores, ya que son capaces de contener y controlar sus tendencias. Se caracterizarían por los juegos agresivos, morder, pinchar, etc. (aquí entraría propiamente el marqués). El pequeño sadismo que aparece en forma enmascarada como el azote clásico en las nalgas, las disciplinas "pedagógicas" de Inglaterra, etc. Por otro ladolos sádicos neuróticos; caracterizados por las neurosis; más fantasías que actos. 4. El comportamiento perverso

Esimportante poder distinguir entre agresión, agresividad y violencia. La agresión es la cantidad de energía movilizada para crear una tensión en el seno de unsistema susceptible demodificar suorganización y su estructura. Tiene que ver con la supervivencia del individuo y la preservación de la especie (Freud decía que se debía contarcon unamigo a quien amar y con un enemigo a quien odiar). La violencia tiene que ver con la hostilidad básica y gratuita, por destruir y suprimir, más que crear, proveniente del impulso de muerte. La sexualidad está matizada por un componente agresivo pero noviolento",

7. Asilo sostiene GilbertTordjman en la violencia, el sexoy el amor. Barcelona: Gedisa,1981. pág.89. 8. Juan Catrecasas tiene uninteresante resumen sobrela interpretación psicoanalitica dela agresión en Psicogenia de la agresión. Buenos Aires: Tres tiempos, 1983, pág.105.

W. Stekel señala que el sadomasoquismo es una formade infantilismo psicosexual y que este impulso reviste características obsesivas y se manifiesta como necesidad de repetición." Tordjman dice que existen ciertos denominadores comunes en la perversión erótica". a. El comportamiento sexual del perverso está cargado de cierta hostilidad: el exhibicionista agrede al otro con su desnudez, el mirón penetra en la intimidad de su víctima, el andinista orinando sobre su pareja, y así. b. Esta hostilidad ha nacido de un traumatismo infantil que el inconsciente nunca olvidó: aquí entra toda lateoría psicoanalítica. Aclara el autor que no es cualquier traumatismo infantil. Dice Tordjman: "Convencido de su debilidad, falto de confianza en sí mismo, malquerido, rechazado; el sádico sólo puede saciar su necesidad de desquite en la exacerbación de su voluntad de poder; no descansa hasta dominar al otro y ponerlo a su merced: solamente entonces puede recuperar su aptitud para el placer."11

Sabor amargo que dicho traumatismo dejó, que le llevará a la búsqueda incansable y sempiterna de revancha". Fascinado por estas peleas

9. Stekel. W. Sadismo y masoquismo. Buenos Aires: Imán, 1954, pág. 83. 10. VerG.Tordjman Op.CIt. págs.88 y sigts. 11. G.Tordjman op.cit,págs. 110,111. 12. W. Stekel señala en su monumental obra,que hapodido comprobar quela raizfundamental de la actitud sádica y masoquista de los hombres constituye la infidelidad de la madre enlas muieresy enla naturaleza donjuanesca del padre, y señala queel problema delsadomasoquismo es unproblema de afectividad. op, cit. pág.847.

Stamateas Bernardo: Perversiones sexuales  
Advertisement