Page 100

erversiones sexuales

,

194

El necrofílico puede acompañar sus conductas con cierto sadismo,

195

Variaciones en la elección del compañero sexual

3. Psicología del necrofílíco

como descuartizar (por ejemplo, conocemos por los diarios de aquel hombre que mató a su mujer por celos y luego tuvo una relación sexual con ella) o comer partes del cuepro (lo conocemos como canibalismo

Podemos nombrar desde cuadros psicóticos, oligofrénicos, aspectos de personalidad altamente pobre y carentes de afecto.

o necrofagia) o mutilar el cuerpo o tomar su sangre (vampirismo) con

El necrofílico básicamente es un esquizoide; son aquellas personas

el que mantiene relaciones. Puede excitarse con ir al cementerio, mas-

introvertidas, cerradas y celosas. Su pensamiento está disociado de su afecto. Son poco comunicativas, los llamados "observadores no partici-

turbarse en un funeral, tener fantasías excitatorias con cadáveres, o con personas que agonizan.

pantes"; están en una reunión pero no están, su rostro expresa frialdad y mutismo, su cuerpo está rígido y posee profundas tendencias sádicas

2. Características del acto necrofílico

reprimidas. Es frecuente también que este tipo de personas además de los

o selectiva donde se busquen cadáveres de niños o de mayores, siendo

traumas sexuales correspondientes en su historia pasada, estén ligados a profesiones donde puedan acceder con facilidad a este tipo de prác-

generalmente estas víctimas desconocidas para el violador necrofílico. Existe una conducta interesante la cual manifestaron ciertas prosti-

ticas. Por ejemplo, los sepultureros, empleados de la margue o frecuentes visitantes de los cementerios.

tutas, de personas que pagan para tener relaciones mientras ellas deben permanecer inmóviles, duras y en silencio. Ellos mantienen estas rela-

entre los 16 y 57 años, en la mayoría de los casos hombres.

La necrofilia según López Ibor puede ser heterosexual, homosexual

Según los pocos datos de que disponemos, se trata de personas

ciones "con gran carga de excitación" sobre ellas. Hay hombres que

Según algunos psicoanalistas- el tabú del incesto obliga al necrofilo

tienen erección solamente cuando su mujerestá dormida o como muerta. Otrosse enamoran de mujeres gravemente enfermas teniendo mucho sexo

a esperar la muerte de mujeres investidas del papel de sustituto maternal para consumar su fantasía."

el cual decae cuando éstas se mejoran. Esto de tener una relación con

Dicemás adelante G.Tordjman que las características del necrófilo son:

alguien "que no participa" es de un gran significado psicólogico del sujeto que debe ser analizado a la luz de su historia infantil y su mapa sexual. El cadáver no puede ni rechazar, ni oponerse. Para el necrófilo el vivo es un riesgo que pueda aniquilarlo. Mucha gente al ver un cadáver sale corriendo a los gritos, otros comen vegetales porque la idea de "comer

"Por ejemplo mutilar pequeños objetos, como las cerillas o las flores; rascarse la costra de sus heridas; tendencia a recurrir a la violencia para resolver sus problemas, tolerancia respecto a todo lo concerniente a la muerte y la enfermedad"4.

cadáveres" les da asco, otros no pueden ni pisar el cementerio, pero el necrófilo ha perdido el temor y repulsión que la muerte ocasiona. Aun está aquella necrofilia "tapada" de aquellos que no pueden desprenderse de ciertas partes humanas de algun familiar muerto y tenerlo consigo como algo muy valioso. Su hermandad con la muerte está tan cercana que se satisface con ella misma.

2. Para ver ciertasteorias psicoanaliticas sobre este tan complejo tema, Baker Ronald tiene un articulo pur demás instructivo; Consideraciones sobre e/ tratamiento de un paciente con tantasías neerolil/cas en /a adolescencia tardia y enlos comienzos de la vida adulta en Revista de Psicoanálisis, Tomo XL, NI, 1983. 3. Tordiman, G.La violencia el sexoy el amor.Barcelona:Gedisa, 1981, pago 128. 4. Iordjman G. op. cit. pág. 128

Stamateas Bernardo: Perversiones sexuales