Page 9

Laura cogió la servilleta y escrutó el dibujo con la atención del médico delante de unos análisis de sangre. Kim Ráfales temía el veredicto. - Eres un tío realista. Lo has dibujado en medio del… Ni arriba ni abajo. Centrado. - ¿Qué más? – El juego ya le había atrapado. Solo nos hace falta un elogio, para querer más. - Has dibujado un cerdo que mira hacia la derecha. - ¿Y? - En teoría querría decir que eres una persona activa, un innovador, ¿si? - Psé. - Que no tienes un gran sentido de la familia y que no das demasiada importancia a las fechas importantes. - ¿Qué son las fechas importantes? – dijo, al sentirse atrapado. Laura, que se acababa de atravesar el moño con un lapiz, iba a la suya. - El cerdo está de perfil. Si nos mirase a nosotros, querría decir que eres, como te lo diría… Que te gusta debatir. Un poco el abogado del diablo. - ¿A mi? Ni una cosa ni la otra. - ¿Qué no te gusta discutir ni debatir? No poco… - Que no, tía, osti… - ¿Ves como si? Levantaron los ojos del papel, al instante, se miraron y se rieron. A Laura le pareció que Kim le miraba la peca que tenía sobre el labio, la misma peca de la imperfección de su madre.

Profile for Guillermo de Castro

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

Advertisement