Page 42

- ¿Quieres que te lo demuestre? El pensamiento llegó al cerebro de Kim como un latigazo. Pero con un inusual sentido de la prudencia, prefirió no decirlo. Por una vez supo frenar a tiempo el Ráfales que llevaba dentro. Pero, por primera vez miró a Laura con otros ojos. Ya no era una compañera de clase desconocida. Decidió que era el momento de huir por un atajo. - ¿Este lago no tiene ningún monstruo? 4 Puccini no falla nunca Lo tenían todo a punto para su llegada. Como cada noche d función, Paco Ráfales en persona había pensado en cada uno de los detalles. Lo preparaba todo con un punto de emoción que sobrepasaba la profesionalidad. Lo tenía todo calculado, como le gustaba decir, hasta la cojonésima. Sabía a que hora se bajaría el telón, intuía cuanto tardaría en colgar el disfraz de Tosca, el rato que destinaría en saludar a todos los pelagatos del camerino e, incluso, calculaba cuantos autógrafos firmaría a los aficionados entusiastas que la esperarían a la salida lateral de la calle San Pablo, la puerta de servicio del Liceo. Y que por muchos años pudiese hacer dedicatorias a los aficionados, ahora que su voz estaba en el mejor momento de su carrera. Para liquidarlo con más rapidez la famosa soprano ya

Profile for Guillermo de Castro

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

Advertisement