Page 391

Al primer ataque, el Richi se jugó en uno contra uno, el anillo escupió la pelota y el Celtics cazó el rebote muy arriba. Laura defendía al hombre. A ella le gustó que le tocase marcar al Pacers, la estrella rival. Pero a la primra jugada se la rifó. Miró a su derecha, pasó la pelota por detrás la espalda hacia la izquierda y el NBA encestó fácil. Era su turno. La tocaba atacar a Laura con los descamisados. No conocía de nada al Richi ni al Ezequiel, no sabía que jugada tenía que marcar y decidió ir por derecho. Penetró botándola con la derencha, marcando los tres pasos con las vambas de astronauta y, cuando estuvo en el cuello de botella, se la pasó al Richi mientras ella corría hacia el ángulo de la pista para que se la devolviese rápidamente. Clavó los pies en el suelo, cogió la pasada, saltó todo lo que pudo y, desde más allá de la línea de tres, tiro a la cesta. La bola toco el anillo, se levanto dos palmos, rebotó en el tablón y cayó dentro. -Uau – gritaron sus compañeros de equipo. -Yes – contestó Laura, eufórica, alargando la s. Kim aplaudiendo por encima de la cabeza con el móvil en la mano, estropeó la filmación. El Gato, de pie, recuperado – mas o menos – la aplaudía dispuesto a volver a entrar al partido después de ver que el esguince temido solo había quedado en una torcedura. Laura, orgullosa por haber aprovechado su momento, se volvió resoplando hacia la banda. Kim, integrado en un ambiente que

Profile for Guillermo de Castro

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

Advertisement