Page 323

foto dentro, el entrando en la habitación con una mujer. ¿Usted no sabe nada? - No. - I se le ocurre quien pude estar detrás? - No, no… - Con un hilo de voz. - Kim tiene una hipótesis – Hizo una larga pausa y volvió hacia atrás. De olvidaba un detalle importante. – Me parece que no se lo he dicho, Arsenio, que la foto que le han hecho llegar a mi hijo es una imagen congelada. Una foto fija sacada de nuestras grabaciones de las cámaras de seguridad. De la cámara de la segunda planta. - No me lo había dicho, no, tiene usted razón. - Usted, como primer ejecutivo del hotel, como el hombre que lo sabe todo, que entró en el hotel de grum y ha acabado siendo el… ¿Quién cree que ha podido tener acceso a esas imágenes? Espérese. No se precipite. No diga nada que todavía no le he explicado la hipótesis que sostiene mi hijo. Y tal vez no vaya mal encaminado. A ver como lo ve usted, Arsenio. Paco Ráfales se sentó en una butaca a juego con la del señor Rubio. No estaban cara a cara. Los dos intuían que, en una conversación como aquella, era mejor darle una escapatoria a la mirada. Con la experiencia de dos personas mayores. De dos hombres de negocios con mil y una conversaciones desagradables encima, sabían que los pensamientos tenían un punto de fuga. Paco empezó a desenrrollar el ovillo.

Profile for Guillermo de Castro

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

Advertisement