Page 291

No hacia falta ninguna nota para entender una cosa. Quien fuese que sabía su secreto proponía silencio. La pregunta era, ¿a cambio de que? Fuese quien fuese, que montón de hijos de puta. Elsa entró en el despacho con la cara limpia, con la sonrisa de la mañana y la costumbre de darle dos besos a su hermano. -¿Qué te pasa? -Nada. -Parece que hayas visto un fantasma… dijo, mientras colgaba la chaqueta en un armario. Kim abrió el primer cajón de su escritorio y dejó caer el sobre como quien no quiere la cosa. -¿No has desayunado o qué? -Si. No – Levantó la cabeza - ¿Qué? -Que si has desayunado o necesitas un café. ¿Estás bajo de azúcar? Después no me digas que no te cuido. ¿Dónde tienes a Laura? -¿Laura? Se ha ido a Banyoles. Volverá mañana. Al final se ha armado de valor para ir a ver a sus padres… -Los tiene bien puestos Laura. Me gusta esta tía. -Ya. Escucha una cosa…Tu sabes quien tiene acceso a las imágenes de nuestras cámaras de seguridad? -¿Ha pasado alguna cosa? -No, no… -¿Han robado en alguna habitación? -Que no, Elsa, hostia… -Chico, que humor de buena mañana.

Profile for Guillermo de Castro

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

Advertisement