Page 235

-¿Qué? Dime… -Que sino lo vendemos también continuaremos viviendo todos. ¿Es que no dan beneficios los hoteles? - Cada vez menos. -¿Es que no repartimos dividendos cada años? Por eso mismo, tío, no entiendo las ganas, la necesidad, ahora, de corramos todos a vender…La puta urgencia. Lo siento pero no lo entiendo. -Porque no se perderá el nombre, solo pondremos un nombre delante. Un nombre de prestigio. Y por contrato, nos garantizamos que durante treinta años más, como poco, se tendrá que llamar Radisson Rafaeli. Suena bien. -Yo no quiero cambiar el nombre, quiero que el nombre sea el que es, quiero que el piano y el Santi Santos estén donde están, quiero que te sirvan el café en la mesa y que no te tengas que levantar y hacer cola con la capsulita en la mano…O sea, no quiero cambiar el hotel, no quiero que el Rafaeli se parezca al Radisson de Bergen, o al Radisson de Estocolmo o al de París. Que todos se parecen. Y claro que están bien, solo faltaría, pero todos son iguales. Sin personalidad. Quiero que nos mantengamos independientes, no quiero perder al Rafaeli… -Pero esto… -¿Qué? Dime. -Que no depende de ti.

Profile for Guillermo de Castro

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

Advertisement