Page 111

era un término universal que en todas partes se decía de la misma manera. Laura recordó que en Banyoles, lo llamaban “hacer el dedo” y todos se rieron e hicieron broma. Y entonces empezaron a explicarse anécdotas oídas – o leyendas urbanas, tal vez – sobre gente que había hecho autoestop y… Yo conozco a uno que… A mi me han dicho que en Francia un tipo… A mi me han jurado que una tía subió en un Mehari y ya nunca más… A ver quien la decía más gorda. Son Bou es una playa larga. No tenía ninguno de los encantos de las calas que les habían recomendado, la de Canutells, la de Biniparratx, la de Binidali, con su rocalla besando el mar. Pero para llegar aún tendrían que caminar más rato y, al final para bañarse o para estirar la toalla y dormir todo lo que no, habían podido dormir en el ferry, Ya les estaba bien. En la excursión de la tarde, a la Naveta del Tudons, no se apuntó bastante gente para que saliese el autocar. Se tuvo que cancelar. A la gran mayoría le dio pereza tener que atravesar casi toda la isla para ir a ver una construcción pretalaiótica de piedra que llevaría miles de años allá y que podían pasar unos cuantos miles más sin que tuviesen la curiosidad de meter la cabeza para ver como enterraban a unos antepasados de los que no sabían gran cosa. Hubo suficiente que alguien dijese que así que ponías la cabeza dentro del pasadizo adobado de abertura de

Profile for Guillermo de Castro

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

NOSOTROS DOS  

No se muy bien por donde empezar. No se si ya os he abrazado a todos y os he saludado como os merecéis.

Advertisement