Page 1

72 l Viernes 4 de septiembre de 2009

HERALDO DE ARAGON

EDITA: HERALDO DE ARAGÓN SA I Zaragoza: Paseo de Independencia 29. 50001 Zaragoza. Centralita: 976 765000. Suscripciones: 976 765015. Clasificados: 976 765011. Publicidad: 976 765010. Fax Redacción: 976 765001. Fax Publicidad: 976 765002. Apdo. Correos 175. E-mail: zaragoza@heraldo.es I Huesca: Coso Bajo, 28. 22001 Huesca. T: 974 239000. Fax: 974 239005. E-mail: huesca@heraldo.es I Teruel: José Torán, 6. 44002 Teruel. T: 978 608260. Fax: 978 608 280. E-mail: teruel@heraldo.es I Madrid: Juan de Mena, 6, bajo B. 28014 Madrid. T: 915 714500. Fax: 915 714439. E-mail: heraldomadrid@heraldo.es I Barcelona: AR Promedios. Avenida Diagonal, 612, 3º, 1ª. 08021 Barcelona. T: 934 141 117. Fax 934 145 946 I Depósito legal: Z-58-1958 © Heraldo de Aragón SA, Zaragoza 2009. La empresa se reserva los derechos de esta publicación. Su reproducción o difusión total o parcial requiere permiso previo escrito de la editora y se prohíbe a efectos del art. 32.1.2 de la Ley de Propiedad Intelectual. Control de tirada y difusión:

ER-0543/2008 REDACCIÓN

GA-2005/0354

IMPRESIÓN

LA COLUMNA Manuel Alcántara

El boquete MIRAMOS los muros de la patria nuestra y no sabemos cómo taponar las brechas. Ya en su tiempo, cuando España estaba entre la espada y la pared y empezaba a quedarse solo con esta última, dijo Quevedo que éramos grandes “a la manera de los agujeros”. Ha llovido mucho y ha escampado después. Nuestros economistas, mixtos de políticos, han demostrado que son los peores del mundo libre, pero que sean más malos que la carne de pescuezo no justifica que queramos ponerles a todos una soga al cuello. Lo que pasa es que hay que buscar culpables. El agujero del Estado se multiplica por cinco y alcanza ya los 49.687 millones, las arcas de la Seguridad Social pierden un tercio de sus fondos y rebasamos más del doble de paro de la Unión Europea. No hay que preguntarse qué va a ser de nosotros, que eso ya lo sabemos. Habría que saber qué va a ser de ellos. El agosto augusto y lento se ha dado prisa para cerrar con 84.985 parados más. No más o menos, sino más, y el Gobierno, experto en rectificaciones, va a extender las ayudas a todo desempleado sin prestación. No solo se trata de ayudarles a ellos y echarles una mano: es la única forma de que no metan las suyas en el plato de los que comen. Es cierto que el problema es global, pero entre nosotros se da una peculiaridad lúgubre: estamos buscando a los que pincharon el globo. En Italia, Berlusconi ha emprendido su batalla contra la prensa. La acusa de inventar calumnias completamente ciertas y en vista de eso ‘Il Cavaliere’ abre la Mostra. Para Mostra basta un botón. Aquí se nos ha acabado la playa, que es nuestra gran gala. El mar siempre lo ven los bañistas en ‘cinemascope’.

MIguel Clavera ante su lugar de trabajo, el edificio del centro Goldsmiths de la Universidad de Londres. M.A.C.

EN LA ÚLTIMA Un zaragozano ha desarrollado una herramienta digital que permitirá recuperar memorias perdidas

Recuerdos de bolsillo ZARAGOZA. Dentro de poco, podremos llevar nuestros recuerdos en el bolsillo, como llevamos las llaves o la cartera. Y en gran parte será gracias a Miguel Clavera, un ingeniero del Centro Politécnico Superior. Este zaragozano de 31 años ha desarrollado junto a un coreano, Inyong Cho, un proyecto digital para el centro Goldsmiths de Londres. Se llama Scanmemories, escanear memorias. Hace años, comenzó a pensar cómo la gente podía recordar con

la ayuda de la tecnología, quería que lo digital saliera del ordenador. “La memoria reconstruye momentos del pasado a partir del presente, por los objetos o el entorno”, dice. Quería encontrar una forma de archivar esos recuerdos y generar esas emociones, y lo hizo. Cómo funciona Nuestros recuerdos son condicionados por las tecnologías. Antes, nos apoyábamos en álbumes o textos para preservarlos. Pero muchas

veces estos se perdían o eran olvidados. Con Scanmemories se podrá evocar el pasado cuando se quiera, y sobre todo, en los lugares que se quiera. La aplicación funciona con un microchip que tiene un enlace a una página web. En ella se almacenan fotos, textos y vídeos. Cada usuario elige los sitios en los que quiere recordar, allí se instala el chip. Cuando lo desee, solo tendrá que acercar el móvil u otro lector para poder disfrutar de los archivos seleccionados previamente. Además, se podrán ‘programar’ recuerdos: “Cuando llueva, se mostrarán unas memorias, cuando haga calor, otras”. “Antes, las sociedades se construían alrededor de los recursos naturales, como el agua -explica-. Pero, cuando controlamos nuestro entorno y lo distribuimos, las sociedades cambiaron”. Lo que pasó con el agua, ahora pasa con la información: podemos llevarla en el móvil o en un simple ‘pendrive’. Pero él quiere dar un paso más: “Buscamos que no sea solo entretenida, sino también significativa”. Miguel afirma que la idea era combinar campos que parecen dis-

pares y que él ha conocido muy bien como estudiante y profesor: la tecnología, la ciencia y el arte. El proyecto trata de abarcar todas, utilizando los últimos avances técnicos para los dispositivos, estudios científicos sobre el funcionamiento de la memoria y nuevas formas de expresión artística. “Lo que buscamos, aparte de dar un servicio, es que esto sirva como inspiración a otros para borrar fronteras entre las disciplinas”. Por eso, Miguel rodó un documental, con el apoyo de Milla Digital, en el que explica su proyecto. Se filmó en Zaragoza, casi todo en el cementerio de Torrero, porque actualmente la herramienta se promociona como una forma para recordar a los que ya no están. Pero Scanmemories también tiene otras posibles aplicaciones: podría servir para informar sobre los sitios históricos de una ciudad, para ayudar a personas con problemas de memoria o, simplemente, para hacernos sonreír. “En el futuro, tendremos censores para las emociones, cuando estemos tristes buscaremos un chip y este nos dará recuerdos felices”. GUILLERMO ARAGÓN

scanmemories  

Cómo funciona Nuestros recuerdos son condicio- nados por las tecnologías. Antes, nos apoyábamos en álbumes o tex- tos para preservarlos. Per...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you