Page 47

ENTRE DOS MUNDOS

Eduardo Szabo Toronto, CANADÁ

Yo nací y me crié en la ciudad de Caracas, en Venezuela. Estuve allí hasta mis 19 años. Hace aproximadamente unos 4 años, mi papá comenzó a plantearse la posibilidad de mudarnos a otro país debido a la situación de inseguridad que existe actualmente en Venezuela, que para ese momento no era tan grave como lo es ahora. Cuando me ofrecieron irme a Canadá, yo tenía 17 años y había recién salido del colegio y estaba acomodando todo lo necesario para irme 8 meses a estudiar inglés. Después de esos 8 meses regresé a Venezuela con una duda en mi cabeza: quedarme viviendo en la inseguridad de Caracas o devolverme a Toronto donde disfruté la estadía como una de las mejores experiencias de mi vida. Me regresé a Venezuela en el mes de Octubre del año 2006. Semanas después, con pistola en mano intentaron robarme mi reloj en medio de una calle, parado en un semáforo, rodeado de gente y de carros a plena luz del día, frente a una estación del Metro y a pesar de que no pudieron robarme no hubo nadie cerca que siquiera se acercara a preguntarme si algo paso o se acercara a ayudarme cuando eso ocurrió, incluso cuando mucha gente lo vio todo. Ese mismo día llegue a la oficina de mi papa y le dije: “Mi decisión está tomada ¿Qué debo hacer para irnos a vivir a Canadá?” Cuando empecé todo mi proceso para pedir la residencia y mudarme, fue que empezó también una de las mejores épocas de mi vida pues llegaba a la mayoría de edad. En mi ciudad natal, conseguí una novia excelente, todos mis amigos saliendo de fiestas, paseos a la playa todos los fines de semana.

Tenía un trabajo fijo con un buen salario, así que todas las cosas buenas que uno puede disfrutar a esa edad se me estaban dando pero, siempre tenía en mente que en agosto del siguiente año me iría. La partida hacia Canadá para mí fue muy difícil. Dejé a mis amigos, a mi novia, a mi hermana y a mi madre (con quiénes soy muy unido) quienes se quedaban y algunos sin la opción de poder salir de ese país que cada día se ponía peor, pero igual yo seguí hacia adelante para establecerme en Canadá y hacer el mejor intento de hacer una nueva vida en un país donde conocía algunas personas pero, nada como tu propia gente. Ya una vez en Canadá es que empiezo a darme cuenta de lo difícil que es para uno mudarse. Después de un par de semanas, te das cuenta que no es un típico viaje de vacaciones a otro país sino que simplemente es el sitio donde vivirás el resto de tu vida. Para mi, personalmente, me costo casi 2 años poder adaptarme. Dure casi 6 meses sin hacer nada porque sentía que mi inglés no era lo suficientemente bueno, o que yo no servia para estar aquí si no para estar en Venezuela, o necesitaba a mi novia, o a mis amigos o a mi mama o a mi hermana y muchas veces sentí que lo que quería era tomar un avión y devolverme a estar con ellos. Tuve la suerte de que pude viajar cada 6 meses de vuelta y visitar a mi gente, pero de igual manera no es fácil poder desprenderse de todo con lo que uno creció. Después de 6 meses viviendo aquí entré al College a estudiar la carrera que quería, pero igual sentía que no era lo que quería 100% porque no es fácil entrar a un salón de clases y que todo el mundo te hable otro idioma y además te den clases en ese idioma que no es tu primera lengua, no fue si no hasta después de 2 años que logré sentir que empezaba a adaptarme, conocer amigos que nunca se compararan con tus amigos de toda la vida pero son gente que igual manera formaran parte de tu vida y uno tiene que entender que no son ellos que tienen que cambiar, eres tu el que tiene que adaptarse a su forma de vida. Ahora, después de 3 años aquí, puedo decir que ya vivo feliz en Canadá. No digo que no extraño a mi gente y que no me hace falta tener un excelente clima todo el año, pero sí después de varios viajes a Venezuela y varios años viviendo aquí uno nota como en Canadá sí puede vivir y progresar, mientras que allá simplemente tendría esas cosas con las que me crié, pero posiblemente no estaría vivo o algo malo me podría haber pasado. Por eso es que puedo decir que ya me adapté a Canadá y aquí me quedare por un par de años más hasta que consiga alguna mejor oferta.

Guía Del Inmigrante 47

Guia del Inmigrante Nro. 7  

Edición Nro. 7 de la revista Guia del Inmigrante

Guia del Inmigrante Nro. 7  

Edición Nro. 7 de la revista Guia del Inmigrante

Advertisement