Issuu on Google+


EDITORIAL

Una corta pero rica historia patagónica Esta institución tiene historia. En sólo 19 años de vida ha sabido albergar a chicos y grandes. En esta edición, a un año de la salida del primer número de la revista, y en el marco del 19° aniversario de la entidad, decidimos recordar viejas épocas, recorriendo la historia de la mano de “Coco” Carrizo, un hombre que fue dirigente y que ama a la CAI. También repasamos la trayectoria de cada uno de los jugadores que se proyectaron desde el club. Las “promesas” son el futuro de esta historia y en esta edición también te presentamos a Jesús Molina, un joven que vino desde San Juan para crecer y pelearla en la CAI y que ahora forma parte del plantel profesional. Además, en este nuevo año de vida, la CAI edificó un renovado gimnasio, una cancha de usos múltiples y sigue trabajando en la pileta de natación, para que el club sea su espacio de contención social no sólo desde el futbol, sino desde una amplia prestación de servicios a los socios. Los desafíos son muchos, difíciles y complejos. Seguimos transitando este largo camino, esperando lo mejor de nuestro primer equipo y consolidando las divisiones inferiores para continuar proyectando jugadores de fútbol a nivel profesional. La CAI, a 19 años de su creación, es un representante nacional e internacional del fútbol que nace y se desarrolla en la Patagonia argentina. Carlos Peralta PRESIDENTE

SUMARIO

STAFF Director:

Lic. Fredi Carrera Consejo editor:

Matías Oyuela Karina Thomas Diseño:

GustavoTincani Fotografía:

Pag 8 y 9

Pag 4 a 7

Los torneos de la CAI

La promesa: Jesús Molina

Martín Perez Departamento Publicitario:

comunicacion@caicr.com.ar 0297- 154296662 Imprenta:

i2.0 A.M. Justo 1120 - p3-of. A306 B.A www.idoscero.com Tirada:

3000 ejemplares estamos en facebook: CAI semillero patagonico

Pag 16 y 17

Pag. 12 a 15

El Club de los Treinta

Pag 10 y 11

Entrevista a Coco Carrizo

Viaje a Coyhaique

Pag 18

Institucional SEMILLERO PATAGONICO

03


TORNEO INFANTIL

LOS TORNEOS DE LA CAI

CAPTAN LA ATENCION EN EQUIPOS DEL INTERIOR Defensores, de Pico Truncado; Escuela de Fútbol Municipal Taquito y Rabona, de Perito Moreno; Las Heras Fútbol Club y El Zonda, ambos de Las Heras, Los Lagos y 21 de Junio, de Sarmiento; Estrella Norte, de Caleta Olivia y Los Charitos, de Río Mayo son sólo algunos de los equipos de la región que han participado de los torneos infantiles que organiza la Comisión de Actividades Infantiles desde hace 27 años. Pero ¿qué es lo que produce que estos equipos vengan desde tan lejos a competir a los torneos de la CAI? Estas son algunas de las respuestas de quienes están a cargo de la formación de los niños, que cada fin de semana copan las canchas de césped sintético de la sede del club.

04

SEMILLERO PATAGONICO


Los Charitos de Rio Mayo

E

n la última edición de la Copa Mario Santana, participaron 161 equipos de Chubut y Santa Cruz, mientras que en el Encuentro con amigos “Jugando” denominado en esta edición “Gaby Epul” participaron 54 equipos de la región. De esa forma, instituciones infantiles de diferentes puntos de la Patagonia llegan cada fin de semana a Comodoro Rivadavia para que sus chicos jueguen al fútbol. Ellos deben viajar cientos de kilómetros, en muchos casos, asumiendo la responsabilidad de los costos por sus propios medios. Sin embargo, esto representa un desafío que deben asumir por los chicos,

para poder brindarle la posibilidad de competir con los mejores equipos de la zona. Mauro Herrero, es uno de los padres y entrenadores que viaja junto con sus niños cada fin de semana. El conoce bien esta historia, en virtud de que cuando era chico participó de los torneos infantiles de la CAI, con el equipo “Los Cascarudos”, de Sarmiento. Ahora con “Los Lagos” le tocó tomar las riendas de un grupo que recién inicia su camino, pero que busca crecer compitiendo en estos torneos de jerarquía. “Los chicos son de la escuela del club

Deportivo Sarmiento, pero nosotros nos abrimos para a traerlos a Comodoro. Yo soy categoría 80 y jugué en la CAI hasta los 16 años, de chico nos trajeron a participar de estos campeonatos y a uno le gustaba. Por eso decidimos traerlos a ellos, más sabiendo que algún día estos chicos se pueden sumar al club. En Sarmiento no hay tanta competencia”, admitió Mauro en diálogo con CAI Semillero Patagónico. El equipo se creó un mes antes del inicio de la Copa Mario Santana y para los chicos participar de está competencia fue un lindo desafío que cada semana afronta-

SEMILLERO PATAGONICO

05


Defensores de Pico Truncado

ron con alegría, por esta nueva aventura. “Ellos instintivamente compiten, por más que uno no le diga nada ellos están atentos de los resultados, si perdieron, ganaron, pero más allá de todo están felices. Hablan toda la semana cuando tienen que ir a jugar, a uno le encanta ver a su hijo contento”, explicó a la distancia. “Los Lagos” debe recorrer 140 kilómetros desde la vecina ciudad. Por la ruta 26 inician su propia aventura, sabiendo que al llegar al cruce de la ruta nacional Nº 3, deberán competir por un par de horas, para luego volver a sus pagos, y en el caso de los grandes al otro día trabajar; y en el caso de los chicos, volver a la escuela. La situación se repite en otras localidades de la zona. En Las Heras, ubicada a 218 kilómetros al sur de Comodoro Rivadavia, en Santa Cruz, se encuentra el equipo de “El Zonda” y “Las Heras FC”. Carina Soledad Pérez, hasta el final de la Copa Mario Santana, fue la entrenadora de Las Heras FC. “Nosotros estamos participando desde

06

SEMILLERO PATAGONICO

hace dos años pero con otro nombre, antes formábamos parte de El Zonda. En el primer año de competencia no clasificamos, en el segundo llegamos a octavos y este año se empezó a trabajar con otro nombre (Las Heras FC). A partir de febrero empezamos con un entrenamiento intenso todos los días para poder ir a Comodoro. Quedamos dentro de los 8 mejores porque lamentablemente se dio justo que dos o tres chicos tuvieron que viajar pero la idea es seguir trabajando. Ahora nos vamos al mundial junto a El Zonda”, relató la mujer que combina la crianza de niños con la practica deportiva. Ahora ella se ha distanciado de los entrenamientos. Sin embargo, sigue de cerca el trabajo de los pequeños. “Ellos tienen un nivel muy alto, hace tres años que vienen jugando juntos. La idea era hacerlos competir con diferentes chicos, este año viajamos a Perito Moreno, hace un mes también salieron campeones en Pico Truncado, pero el nivel que hay en Comodoro no es el mismo que hay en las Heras.

Por eso se busca viajar, en la CAI es otra cosa, van equipos de diferentes lugares de Santa cruz, eso es lo bueno, hay competencia”, remarcó. La premisa de los torneos de la CAI es disfrutar de “Un fútbol infantil sin presiones”, dándole a los chicos la oportunidad de divertirse, nivelarse, y disfrutar de un juego que despierta pasiones. UNA AVENTURA EN FAMILIA En muchos casos los clubes se solventan sobre la base del esfuerzo de los padres. Para Carina viajar resulta algo difícil pero no imposible. “Lo que hacemos es que cada papá llevé a dos o tres chicos, y sino sé logra se habla con alguna trafic y cada uno pone un poco. Los últimos viajes fueron terribles para nosotros, fin de semana por medio viajando, y por ahí se complicaba. De última viajamos en colectivo, y una vez nos fuimos con la gente de Taquito y Rabona, porque había 5 chicos que no podíamos llevar. Con Perito estamos muy agrade-


CORTITAS AL PIE “Como experiencia fue lo mejor que pudimos hacer. El torneo, comenzando desde la organización, me llamó muchísimo la atención. Felicitamos a Carlos Polizzil y al grupo de trabajo porque están muy bien organizados, dan muchas ganas de volver a participar. Durante la semana nos mantenían siempre informados”. Cristian Ojeda, entrenador de la Escuela de Fútbol Municipal Taquito y Rabona, Perito Moreno. “Siempre el juego es el mejor, nosotros no inculcamos que siempre queremos ganar, pero los chicos ya están acostumbrados, es un equipo que viene trabajando de hace mucho y siempre logran ganar”. Carina Soledad Pérez, ex entrenadora de Las Heras FC. “La infraestructura de la CAI es lo mejor. Hoy tiene su propio gimnasio. Cuando yo jugaba jugábamos en el Liceo Militar General Roca o en La Rural. En esos años cuando participé y ahora la organización es muy buena, los horarios se cumplen y en general es muy buena”. Mauro Herrero, entrenador de Los Lagos, Sarmiento.

Los Lagos de Sarmiento

cidos, fuimos a participar allá y ellos nos dieron todo, en cambio acá (por Las Heras) no tenemos acompañamiento de deporte”, admitió. Diferente es la situación para la Escuela de Fútbol Municipal Taquito y Rabona que dirige Cristian Ojeda y que participó por primera vez de la última edición de la Copa Mario Santana. “Tenemos que agradecerle al municipio que nos da un vehículo, sólo una u otra vez tuvimos que conseguir uno porque estaban ocupados. Lo más complicado es cuando el torneo se realiza en invierno. Salir a las 6 de la mañana y volver a las 12 de la noche con las condiciones climáticas nos complicaba, teníamos que sí o sí quedarnos. Entonces el señor Norberto Quinto, coordinador de deporte de Caleta Olivia, nos ofreció el albergue de esa ciudad. Además gracias a la buena predisposición de la CAI jugábamos sábado y domingo, entonces hacíamos noche en Caleta”, explicó. “Los viajes demandaban toda una orga-

nización. No era que decíamos vamos a jugar y listo. Tenemos que hacer rifas, polladas, porque solo nos prestaban un albergue, todas las otras cosas las teníamos que costar, pero la experiencia y la felicitad de cada chico era única”, remarcó. Y agradeció la colaboración de Mauro Casarín, concejal del Frente Joven quien aportó dinero para los viajes. El esfuerzo es grande, pero vale la pena para estos chicos que buscan crecer en el fútbol regional, sabiendo que en la CAI existe un lugar de contención para el futbol infantil. “Vamos a seguir participando. El año que viene queremos ir con mas categorías, con un colectivo más grande, estamos en un pueblo donde la escuela municipal abarca a casi todos los chicos, y siempre hay 4 o 5 equipos como mucho, en cambio con competencia uno crece, eso se motiva, e ir al torneo de la CAI que tiene tanto prestigio es algo que nos enorgullece”, expresó el entrenador de una de las tantas escuelitas que participa en los certámenes del club.

Lanus de Comodoro Rivadavia

SEMILLERO PATAGONICO

07


PROMESA

JESÚS MOLINA

DESDE SAN JUAN A LA PATAGONIA

EN BUSCA DE SUS SUEÑOS 08

SEMILLERO PATAGONICO


P

ara Jesús el camino no ha sido fácil, principalmente por estar lejos de la familia. “Al principio fue duro, pero después de a poco te vas adaptando con los chicos, son todos re buenos y te hacen llevar bien el día a día. Esta bueno estar con ellos porque son todos re buenos compañeros y amigos”, contó en una entrevista con CAI Semillero Patagónico. El delantero fue observado por integrantes del club en el Torneo Nacional Sub 15 de 2008, que finalmente ganó la CAI luego de vencer entre otros equipos a la filial del Barcelona, de España, en el predio de Ezeiza. “Yo jugaba para Trinidad, todos los chicos eran más grandes que yo por un año. El torneo era en zona de grupo y los primeros partidos no los jugué, empecé jugando del tercero y me quedé hasta el final. Hice 7 goles y Lucas 9”, explica con orgullo. “Contra la CAI ni agarramos la pelota casi, acá perdimos 5 a 0 y allá 2 a 1. Ellos estaban bien armados, nosotros la veíamos pasar, pocas veces pudimos agarrar la pelota y cuando la agarramos no le hicimos nada”, agrega entre risas. Para Jesús, la CAI era el mejor equipo del certamen. Sin embargo, eso no atenuó su tristeza por la derrota con Trinidad. “Yo estaba llorando porque habíamos perdido, y vino el papá de Lucas y me dijo que deje de llorar, que la semana que viene teníamos que venir acá, y fuimos a verlo a (Víctor) Doria y me pidieron el número de mi papá y llamaron ahí. Yo estaba re contento porque antes había tenido una posibilidad y no pude ir porque mi mamá no quería porque yo era chico. Tomé esta decisión y mis viejos me apoyaron”, resumió. El apoyo de los padres resulta fundamental para los jóvenes que deciden ligar su vida al fútbol. Según explica Jesús, él vino porque sus viejos lo bancaron en la decisión de distanciarse cerca de 2.000 kilómetros de su hogar, dejando atrás la casa paterna y luchando por sus sueños redondos. En la Patagonia la vida cambió para él. Los entrenamientos se hicieron más intensos, la familia se hizo aún más grande, y el frío cada día

El delantero Jesús Molina, tiene un sueño y espera que el fútbol se lo pueda cumplir: ayudar a sus viejos. Desde hace dos años y medio, este juvenil categoría 95 vive en la pensión de la Comisión de Actividades Infantiles. Llegó desde San Juan, junto a Lucas Reynoso, otro chico que hoy juega en el plantel profesional. Juntos se embarcaron en una aventura deportiva que los llevó a enfrentar a equipos de Argentina, Chile e incluso de Europa, en el caso de Lucas. recordaba la vida en sus pagos. “Es re diferente vivir acá, pero si a uno le gusta no queda otra que bancársela”, señala Jesús, orgulloso de su decisión. Su presente es diferente a los inicios. El joven delantero entrena con el plantel profesional de la CAI en el torneo Argentino B, y recientemente conoció Chile, donde enfrentó a la Universidad de Chile, el seleccionado Sub 20 de ese país y además fue visto por Colo Colo, club que fijó su atención en las habilidades del delantero. “A mí me gusta jugar por afuera, pero también por adentro. Por todos lados. Con (Rodrigo) Linares me gusta jugar porque desde que llegamos siempre estuvimos jugando juntos. En el torneo Argentino A me llamaron algunas veces, y ahora desde que empezó la pretemporada estoy entrenando con ellos. Somos todos chicos, es diferente a cuando subía antes, somos todos de la misma categoría y nos llevamos muy bien, hace mas de un año estamos trabajando juntos. Villegas y los más grandes nos tratan bien, nos dan consejos”, admite. La llegada de Mauro Villegas y su experiencia, es un plus en la motivación de los precoces delanteros. “Al equipo le hace muy bien que venga alguien con tanta experiencia. Esta bueno porque aprendés cosas de él, por ahí te dice las cosas qué tenés que hacer adentro de la cancha y un poco te ayuda” Mientras entrena con el equipo mayor (ya debutó en la Copa Argentina marcando 1 gol y en el Torneo Argentino B), Jesús también estudia en el Colegio Cervantes donde cursa 2º polimodal. “Al principio cuando iba a la mañana al colegio daba miedo el viento, pero después uno se acostumbra. Es complicado el viento para juga. Por ahí querés cabecear, se te frena y no entendés nada después”, confiesa. Jesús afirma entre risas que no se lleva ninguna materia. A la distancia recuerda a su papá, Vicente de oficio zapatero; su mamá, Beatriz quien limpia casas; y sus hermanas María y Natalia, a quienes ve cada seis meses. En sus per-

gaminos, se enorgullece de haber salido campeón del torneo Binacional, una competencia con las mismas características de los Juegos de la Araucanía, que se realiza en su región. Sin embargo, no se contenta con eso, ya que sabe que el camino es largo y sus sueños amplios. “Mi sueño, lo que más quiero, primero es ayudar a mi familia, y después que sea lo que Dios quiera. También jugar en primera y todo eso, pero lo primero ayudar a mi familia”, explica convencido.

CORTITAS Y AL PIE “En Trinidad entrenaba dos veces por semana. Un día lo físico y el otro partido. En cambio, venir acá y entrenar todos los días, hacer trabajos con pesas y cosas que allá no se venía mucho, cambió un montón. Estoy mucho mejor que antes, aplicando las cosas que te hacen falta y mejorando para llegar a ser alguien el día de mañana”. “Fue muy lindo conocer otro país, jugar contra equipos de allá es otra experiencia. Encima eran Sub 20. Con el equipo ya nos re entendíamos. Cada uno sabía sus habilidades y todo. Salimos campeones por penales y supimos aguantar el resultado. Yo metí un gol frente a O’Higgins con pase de Epul”, recuerda del viaje a Chile. “Extraño a mi amigo Epul. Con él vivimos muchas cosas, se cambiaba en mi pieza. La última vez que lo vi me dijo que tenía ganas de jugar el Argentino conmigo. Es muy duro que ya no este con nosotros”. Siempre tuve ganas de irme porque extrañaba mucho, pero mi viejo me decía que me quedara, los chicos igual. Mi novia. Todos me aconsejaban y gracias a Dios acá me está yendo bien. Quiero agradecerle a la CAI por todas las cosas que me dio. Aprendí muchas cosas durante estos años y me enseñó mucho en lo futbolístico y en lo personal. Yo pensaba que me iba a quedar a jugar en San Juan y se me abrieron las puertas acá. Estoy muy feliz”.

SEMILLERO PATAGONICO

09


ENTREVISTA

“Para mí

la CAI es un sentimiento”

Ernesto “Coco” Carrizo tiene 58 años, y hasta el año 2000 fue dirigente de la Comisión de Actividades Infantiles. Luego siguió vinculado al club, acompañando a los distintos planteles, pero en 2007 su diabetes lo obligó a alejarse del verde césped. El hombre es un apasionado de la CAI y lo demuestra en una entrevista donde se repasó gran parte de la historia del club.

S

u vinculación con la CAI está ligada a la fundación del club en noviembre de 1993. En su largo camino vio a pasar a grandes entrenadores y jugadores, entre ellos a Dalcio Giovagnoli y “Coco” Bersán y José Tabares, a quienes destaca. Ernesto “Coco” Carrizo (58) es un agradecido, y no se olvida de cada uno de los amigos con los que compartió actividades, entre ellos Carlos Polizzil, Carlos Domínguez, Jorge Martínez, Raúl Segura, Miguel López y el mismo Carlos Peralta, quien lo invitó a sumarse

10

SEMILLERO PATAGONICO

al club por su experiencia en La Proveeduría. ¿Cómo fueron sus inicios en la CAI? Llegué a la CAI en el 91. Todos los que entraban a la CAI eran de otros equipos en ese tiempo. Era un padre docente y un día pedí autorización para ir de oyente a las reuniones de comisión directiva. Con el correr del tiempo me fui acercando y fui al premundialito con las categorías 82 y 81 para clasificar al 94. Salió campeón la 81, en ese equipo había unos nenes, te digo más, Emanuel Trípodi

era suplente, el titular era Sebastián Chiguay. Pero para mí todos los pibes con los que estuve son buenos pibes. Al chico hay que hablarle, darle consejos, no pegarle. Al chico no se lo reta. ¿Y cómo se fue dando el proceso para formar la asociación mutual? Fue un proceso largo. Me acuerdo que un día se estaba formando la lista y Carlos (Peralta) me dijo ‘quiero hablar con vos’. Jamás me voy a olvidar, salimos del gimnasio y me


dijo ‘yo te quiero llevar a la comisión’. ‘No’ le dije yo, ‘sí, vos te vas a ocupar del fútbol infantil, de trabajar con los chicos. No te hagas problema que nosotros te vamos a respaldar. Las referencias tuyas ya las tengo. ¿Vas a aceptar?’. ‘Bueno probamos sino ando me voy’, le dije. En año 2007, por un problema de salud, dejé de concurrir a la cancha, pero hasta el 2000 fui miembro de comisión, y después andaba con los planteles, estaba en el estadio. ¿Y qué es lo que más recuerda de aquellos tiempos? A los chicos y a los padres. Yo siempre les decía ‘ustedes no me tienen que juzgar a mí, el que tiene que juzgar es su hijo porque comparte muchos días conmigo y el les va a contar todo’. Me parece que nunca tuve un ‘no’ de un padre, al contrario me apreciaban mucho. Fui a torneos en Córdoba, tres premundialitos y mundialitos. También recuerdo a los miembros de comisión directiva: al ‘Pato’ (Carlos) Polizzil, Carlitos Domínguez, Jorge Martínez, ‘el portu’ (José) Guerreiro, Raulito Segura, Miguelito López y el mismo Carlos Peralta, todos tipos buenísimos. Toda la gente que tengo conocida del fútbol a nivel nacional es gracias a la institución, conozco gente de Godoy Cruz, Luján de Cuyo, Sportman, Almafuerte, Belgrano y Chile. Yo cambiaba mis días de franco compensatorio para viajar con la institución, fueron tiempos muy buenos. Después comencé a viajar por el Torneo Argentino. ¿Cómo fue esa experiencia? Y la cosa era tener experiencia, se fogueaban los pibes, Hugo Barrientos, Carlitos Amado. Me ha tocado estar quince días fuera de mi casa. Una vez la CAI jugaba en Crespo, Entre Ríos y ahí nos teníamos que ir a Corrientes a jugar con Barracas. La plata había que saberla manejar, primero porque no es tuya y después porque es de una institución que le cuesta todo. Nos habíamos alojado en Paraná, en un predio de la Escuela Agraria y después del partido salimos para Corrientes, íbamos a un hotel hermoso o a los bungalows, entonces

averiguo cómo era el tema, pero sí en el bungalow salía un peso y el hotel 10 yo me quedaba con un peso, y les dije sí me echan una mano yo cocino, y nos quedamos ahí. Teníamos una imagen al frente a Brasil. Nos pasamos ahí 10 días, y nos tocó una Semana Santa, pero a Mario Santana no le gustaba el pescado, él quería comer carne. Esas anécdotas son fuera de lo común, una experiencia linda. ¿Cuál cree que fue el mejor momento de la CAI cuando usted estuvo? El mejor momento creo que fue cuando ascendimos al Nacional B, se ascendió antes de lo previsto, porque siempre era pensar en tres o cuatro años y subir. La competencia era Huracán de Tres Arroyos. Me parece que ese fue uno de los momentos más lindos que hubo, y muy emotivo. No te puedo describir la alegría que yo sentía, y pienso que todos los dirigentes sentían lo mismo. Ya venía jodido con el Torneo Argentino A, pero se consiguieron triunfos históricos: no empatábamos, ganábamos. La misma gente de Gimnasia de Entre Ríos nos decía ya ascendieron, pero nosotros éramos mesurados, hasta el último partido que llovía y se dio la vuelta olímpica. Es el momento más importante de la historia de la CAI, igual que cuando se ascendió al Torneo Argentino A, o cuando ascendimos en el torneo local de la B a la A. A la distancia parece que hubiera sido fácil, pero por lo que usted me dice, en realidad, siempre fue difícil. Sí, siempre fue difícil. Todo costaba muchísimo, se hacía todo con gente de acá.

Con muchos mantengo el contacto, siempre encontré gente muy gaucha en el club. Me cuesta creer que el club este ahí pero es la realidad. Es como empezar de cero, yo creo que dentro de tres años la CAI sube a la A. Hay que mantener el plantel y ganar la localía. ¿Qué significa para usted la CAI? Un sentimiento. Abrazarme a algo que quiero mucho y que no he podido todo este tiempo acompañar como me hubiera gustado, no haber participado de todo este proceso que pasó es ingrato por no haber podido compartir alegría y tristeza. Antes lo hacía, siempre estaba ahí y me golpeó. Pero siempre hay que mirar para arriba y para mí la CAI es un sentimiento, me hablan y me emocionó por todo lo que rodea al club porque acá hubo que hacer cosas. Cuando recién empezamos íbamos todos los sábados a la mañana y nos poníamos a pasar el rastrillo, acá a nadie se le cayeron los anillos, iba Carlos Peralta, Raúl Segura, Tony Gelinger. Ojalá en el futuro se pueda hacer algo en el predio nuevo. Todos dicen acá hay una empresa, pero no, es una institución que tiene otros pensamientos, porque acá es fácil llegar a la A, pero si llegás y no tenés respaldo económico ¿para que te sirve? Los partidos más hermosos que he visto fueron jugando con Huracán de Tres Arroyos. Todo eso te queda, para mí la institución es la CAI, me voy a morir con el escudo de la CAI a nivel local, regional y nacional. Soy de la CAI.

¿Y cómo ve el presente de la CAI? Lo veo con mucho dolor. Yo a la CAI la llevo en el alma. Mi casa tiene un montón de recuerdos de CAI. Es feo, yo tenía la esperanza de mantenernos en la A, pero hubo falta de suerte, el resto no lo sé, yo no viví estos últimos cinco años. A mí me gustaría mucho volver a estar en los vestuarios. Viví muchas cosas con los chicos que estaban antes y guardo muy buenos recuerdos.

SEMILLERO PATAGONICO

11


REFERENTE

C

uando el sábado 15 de enero de 1994 la Comisión de Actividades Infantiles (CAI) debutó con sus pibes –que tenían entre 14 y 16 años- en la primera B local, ni el más optimista de los dirigentes, familiar de los jugadores, simpatizante o periodista, pensó que en 18 años de existencia –sin contar los años de mundialitos infantiles y torneos de futsal menor- el club iba a ver debutar en Primera División (de nuestro y otros países) a 30 futbolistas formados en el Semillero Patagónico. Una cifra que habla por sí sola del enorme trabajo realizado por la institución. Esa tarde, la CAI venció –en la vieja cancha de tierra de Jorge Newbery- por 2 a 1 a Oeste Juniors. Empezó perdiendo con un tiro libre de Miguel Espinoza, pero lo dio vuelta con goles de dos que anduvieron “más o menos” por el mundo del fútbol argentino: Néstor Andrés Silvera y Hugo Alberto Barrientos. En ese momento dos “nenes”, que junto a Sixto Peralta, también integrante de aquel plantel dando ventaja en la edad –tenía 14 años- se

12

SEMILLERO PATAGONICO

dieron el lujo de llegar a Primera en el balompié nacional. Otro que jugaba en aquel equipo era Carlos José Amado. “Carlitos” fue uno de los jugadores con más presencias para la CAI en los 9 años de participación en la B Nacional. Los único refuerzos “adultos” en esa primera temporada de afiliación a la Liga local eran el “Pato” Daniel Macías y Roberto “Chicho” Cardozo. El resto, purretes: Martín Carrillo, Héctor Mirabal, Guillermo Acuña, Enrique “Catita” Barrionuevo, Cristian Carrera, Carlos Ríos, Jorge Viegas, Omar Balcón, Luciano Palacios, Cristian Cabello, Diego Reynoso y Pablo Palaoro, eran parte del gran sueño con final abierto. En el “Club de los 30” solo se cita a aquellos que han jugado en Primera División, ya sea en Argentina o en otro país. Nos permitimos incluir en la lista a José Carlos Tabares, Claudio Martín Cabrera y Germán Exequiel Cáceres. José, el “Tin” y Pipo no se formaron en la CAI, pero llegaron a la institución como ama-

teurs. Y luego dieron el gran salto. Otros jugadores han pasado por la CAI y luego jugaron en Primera, como los casos de Aldo Osorio, Matías Pérez García, Eduardo Casais o Andrés Carevic, pero –nobleza obliga- estaban moldeados en otras escuelas futbolísticas. El siguiente es un repaso para que los memoriosos evoquen, para que los nostálgicos recuerden, y para que los colegas más jóvenes registren. Pocos comodorenses –creemos- podrían rememorar de corrido estos 30 jugadores que la CAI promovió al fútbol grande de Argentina y el mundo. Nuestra ciudad no era una “plaza fuerte”. Eran muy pocos los que habían “llegado” a la elite en 70 años de fútbol profesional. Y si sos pibe, tomá nota. Si te animás, si entrenás, si soñás… si jugás con amor a la pelota, vos podés ser el próximo de esta lista de ilustres…


De Comodoro al Mundo

Sixto Raimundo Peralta (16/4/79): Comodoro Rivadavia. Volante. 33 años. Mumo fue el primer jugador formado en la CAI en debutar en Primera. En 1996 en Huracán de Parque Patricios. Primer citado a la sub 17 de José Pekerman. Campeón Sudamericano sub 20 con Argentina. También jugó sub 23, Esperanzas de Toulón y Mundial Sub 20 en Nigeria, además de Champions League y Copa Libertadores. Trayectoria: CAI, Huracán (PP), Racing, Internazionale de Milán, Torino (Italia), Ipschwich Town (Premier League de Inglaterra), Santos Laguna y Tigres de Monterrey (México), River Plate, y CFR Cluj (Rumania), donde ganó 3 títulos de Liga. Actualmente en Universidad Católica (Chile). Néstor Andrés Silvera (14/03/77): Comodoro Rivadavia. Delantero. 35 años. “El flaco” o “Kuqui” fue dos veces goleador del campeonato de AFA (Con Independiente y con San Lorenzo). 2 títulos de campeón de AFA con los mismos equipos. Un romperedes: 105 goles oficiales en Primera (sólo en Argentina). Convocado a Preselección sub 20 por Pekerman. Jugó Copa Libertadores. Trayectoria: CAI, Huracán (P. Patricios), Unión de Santa Fe, Independiente, Tigres de Monterrey, San Lorenzo –otra vez Independiente- Belgrano de Córdoba. Actualmente en Banfield. Mario Alberto Santana (23/12/81): Comodoro Rivadavia. Volante. 30 años. Debutó en primera en San Lorenzo de Almagro. Jugó Sudamericano y Mundial Sub 20 con Argentina. Único comodorense –nativo- que ha marcado un gol en la Selección Mayor de Argentina (en su debut, a Japón) en la era Bielsa, año 2004. Trayectoria: CAI, San Lorenzo, Venezia, Paler-

mo, Chievo Verona, Fiorentina, Nápoli y Cesena (todos de Italia). Jugó Champions League. Copa Confederaciones y Eliminatorias con la Selección Argentina. Fue Campeón con San Lorenzo en el 2001 y en el mismo año levantó la Copa Mercosur. Actualmente en el Torino FC de la Serie A del Calcio. Sergio Andrés Romero (22/02/87): Bernardo de Irigoyen (Misiones). Arquero. 25 años. Actual portero titular de la Selección Argentina. Medalla de Oro en Beijing 2008 con Argentina. Campeón Mundial Sub 20 en el 2007 en Canadá. Jugó el Mundial de Sudáfrica 2010 y la Copa América 2011 en Argentina. Campeón de Holanda con el AZ Alkmaar. También jugó Champions League. Es el único jugador surgido en la CAI –y en el fútbol de Comodoro- que ha jugado un Mundial de Selecciones mayores. Trayectoria: CAI, Racing Club, AZ Alkmaar (Holanda). Actualmente juega en la Serie A: Sampdoria de Génova (Italia). Franco Andrés Miranda (13/05/85): Comodoro Rivadavia. Defensor. 27 años. Primer comodorense nativo –de la historia- en debutar en la primera de River Plate. Trayectoria: CAI, River Plate, Helsimborgs (Suecia), Saint Mirren (Escocia), Racing Club, Chacarita Juniors, regresa a la CAI, Patronato de Paraná.

Alexis David Cabrera (01/12/81 ): Comodoro Rivadavia. Volante. 30 años. Debutó en primera en San Lorenzo de Almagro. Fue campeón Panamericano Sub 23 con la Selección Argentina en Santo Domingo. Campeón Mercosur 2001 y sudamericana 2002 con el azulgrana. Trayectoria: CAI, San Lorenzo, Olimpo, regresa a la CAI, Villa Mitre, Talleres de Cba., Huracán (C. Riv.). Actualmente juega en Florentino Ameghino de la liga local. Leonardo José Ulloa (26/07/86): Gral. Roca

(Río Negro). Delantero. 26 años: “Leo” debutó en primera en San Lorenzo de Almagro. Fue el primer jugador surgido en la CAI en jugar en la primera división de la Liga Española (con el Almería en 2011). Le convirtió un gol al Real Madrid. Goleador de la Segunda de España –Liga Adelante- en la temporada pasada con 27 tantos. Trayectoria: CAI (1 gol en la B Nacional), San Lorenzo, Arsenal de Sarandí, Olimpo, Castellón de España (2da.). Actualmente se desempeña en el Almería de España.

Pablo Barrientos (17/01/85): Comodoro Rivadavia. Volante. 27 años. “Pitu” debutó en primera en San Lorenzo de Almagro. Jugó Sudamericano y Mundial sub 20 con Argentina. Fue citado a la Selección Mayor por Alfio Basile. Trayectoria: CAI, San Lorenzo, FC Moscú (Rusia), Catania (Italia), Estudiantes de la Plata. Actualmente juega en el Catania de la primera división del Calcio. Pablo Andrés Alvarado (27/02/86): El Calafate (Santa Cruz). Defensor. 26 años. “Calafate” debutó en primera en San Lorenzo de Almagro. Jugó el Mundial sub 17 de Finlandia 2004 con Argentina. Fue Campeón Sudamericano sub 17. Integró la Selección Sub 20. Trayectoria: CAI, San Lorenzo de Almagro, Belgrano de Córdoba. Actualmente juega en primera división nuevamente con San Lorenzo. Hugo Alberto Barrientos (03/01/77 ). Comodoro Rivadavia. Volante. 35 años. “El Hugo” es de la primera camada de la CAI. Un polifuncional: de joven jugó en casi todos los puestos. Debutó en primera con Atlético Ra-

SEMILLERO PATAGONICO

13


Tigre, donde jugó 14 partidos. Con 53 goles es el máximo goleador de la CAI en los 9 años de B Nacional. Trayectoria: CAI, Tigre, nuevamente CAI, Chacarita Juniors, Huracán de Parque Patricios. Actualmente regresó a la CAI para disputar el Argentino B.

faela. Trayectoria: CAI, At. Rafaela, Instituto de Córdoba, Olimpo (BB), Newell’s Old Boys, Huracán (P. Patricios), All Boys. Actualmente juega en Huracán de Parque Patricios en la B Nacional.

José Carlos Tabares (28/05/78): San Gustavo (Entre Ríos). Delantero. 34 años. “El Toro” debutó en primera en el Necaxa de México. 38 goles en la CAI en 1 temporada y media en la B Nacional. Trayectoria: CAI, Necaxa (México), Arsenal de Sarandí (2 goles en primera), Castellón de España (2da), Rangers de Talca (Chile), Chacarita Juniors. Actualmente juega en Juventud Antoniana de Salta el Argentino A. Daniel Fernando Peres (11/08/75): Trelew. Delantero. 37 años. El “Chaca” debutó en primera en la Universidad Católica de Chile. Llegó a la CAI desde el fútbol barrial de Trelew y –ya nacionalizado trasandino- llegó a jugar en la Selección mayor de Chile. Trayectoria: CAI, Everton de Viña del Mar, Univ. Católica, Cobreloa, Universidad de Chile, Palestino, Selección Chilena. Regresó a Argentina para jugar en la liga del Valle de Chubut y en Jorge Newbery de nuestra ciudad, entre otros. Actualmente retirado de la práctica activa del fútbol. Lucas Martín Villafañez (04/10/91): Comodoro Rivadavia. Volante. 21 años. “Villita” debutó en Primera en Independiente de Avellaneda. Jugó Sudamericano y Mundial sub 20 –en Colombia- con la Selección Argentina (un gol). Medalla de Plata en los Panamericanos de México 2011. Lleva 2 goles en Primera con el Rojo (uno a Boca en la Bombonera). Actualmente continúa en Independiente.

14

SEMILLERO PATAGONICO

Emanuel Trípodi (08/01/81): Comodoro Rivadavia. Arquero. 31 años. Debutó en primera en Unión de Santa Fe. Hizo inferiores en la CAI y en Boca Juniors. Trayectoria: CAI, Unión de Santa Fe, regresó a la CAI –todos recuerdan su gol de arco a arco contra At. Rafaela- y Quilmes (donde ascendió dos veces a Primera). Actualmente es el arquero titular de Quilmes. Claudio Martín Cabrera (08/08/79): Río Cuarto (Cba.). Volante. 33 años: El “Tin” debutó en primera en Argentinos Juniors. Trayectoria: CAI, Quilmes, Talleres de Córdoba, Olimpo (asciende a Primera), Argentinos Juniors, Talleres nuevamente, Olimpo (BB), Aldosivi, Patronato de Paraná. Actualmente en Deportivo Morón de la B Metropolitana. Cristian Gabriel Bustos (05/04/82): Sarmiento (Chubut). El “Chaca”. Volante. 30 años. Jugó en primera con Argentinos Juniors. De gran carrera en el ascenso luego de debutar en la elite con los “Bichos Colorados”. Lleva 48 goles en la B Nacional (25 de ellos en la CAI). Trayectoria: CAI, Argentinos Juniors, Aldosivi, Independiente Rivadavia de Mza, regresa a la CAI, San Martín (Tuc.). Actualmente juega en Patronato de Paraná. Juan Iñaki Antonio (05/01/88): Trelew. Delantero. 24 años. Debutó en la primera de River Plate. Se formó en CAI Trelew. Jugó en la Selección Argentina sub 17. Trayectoria: CAI, River Plate, Brescia y Ascoli (Italia). Actualmente juega en la Sampdoria de Génova (Italia) junto al arquero Sergio Romero. Mauro Darío Villegas (15/06/84): Rosario. Delantero. 28 años. Debutó en primera con

Martín Rolle (02/02/85): Rosario. Volante. 27 años. Debutó en primera con Olimpo de Bahía Blanca. Jugó varias temporadas con la CAI en el Nacional y luego emigró al club bahiense. 20 goles en la máxima categoría y buenas actuaciones le valieron el pase al Ciclón. Actualmente se desempeña como enganche en San Lorenzo de Almagro. Jorge Armando Pinhero Da Silva (24/06/87): Candelaria (Misiones). Delantero. 25 años. “Piñe” debutó en Primera con Godoy Cruz de Mendoza. Jugó pocos partidos y se lesionó. Fue operado exitosamente de una dolencia cardíaca. Luego volvió a clubes del ascenso. Trayectoria: CAI, Godoy Cruz, Aldosivi. Actualmente juega en Patronato de Paraná.

Matías Maximiliano Jara (06/04/87): Capital Federal. Delantero. 25 años. El “Negro”. Debutó en Primera también en Godoy Cruz. Marcó dos goles en la máxima categoría (uno de ellos a Boca en la Bombonera). Luego pasó al fútbol chileno. Sufrió el famoso sismo en Concepción. Trayectoria: CAI, Godoy Cruz, Huachipato (Chile), Chacarita Juniors, G.Brown de Madryn. Actualmente juega en la MLS de los Estados Unidos, en el FC Dallas. Pablo Timoteo De Miranda (24/02/86): Comodoro Rivadavia. Defensor. 26 años. Debutó en primera en Colón de Santa Fe. Jugó varias temporadas para CAI en la B Nacional.


Trayectoria: CAI, Colón de Santa Fe, Tigre. Vuelve al ascenso con Independiente Rivadavia de Mendoza. Actualmente se desempeña en Ferro Carril Oeste. Fabio Giménez (13/09/90): Volante. 22 años. Oriundo de Puerto Madryn, “Coco” es poco conocido en Comodoro. Debutó con Simeone en la primera de River Plate. Jugó en los Seleccionados de Argentina sub 17 y sub 20: Trayectoria: CAI, River Plate, Guill. Brown de Madryn. Actualmente en Alvarado de Mar del Plata.

Ejemplo de conducta: una sola expulsión por doble amarilla siendo zaguero. Debutó en primera en Oriente Petrolero de Bolivia, donde fue campeón y jugó Copa Libertadores. Trayectoria: CAI, Huracán (C. Riv.), Aldosivi, Oriente Petrolero, Gmo. Brown de Madryn. Lucas Malacarne (25/11/88). Defensor. 23 años. El caso más raro: un trotamundos. El pibe de Viedma debutó en primera en el Dinamo de Tirana (Albania) dirigido por el argentino Luis Blanco. Trayectoria: CAI, inferiores de River Plate, Dallas FC, regresa a la CAI, Dynamo de Tirana. Actualmente juega en el KS Kastrioti de Albania. Matías Soto Torres (11/01/89). Trevelin. Volante. De Trevelin: 23 años. El “Gordo” debutó en la primera de Unión de Santa Fe en la temporada pasada. Trayectoria: CAI, inferiores de San Lorenzo, regresa a la CAI, Unión de Santa Fe. Actualmente se desempeña en Olimpo de Bahía Blanca.

Franco Manuel Asencio (29/08/81): Comodoro Rivadavia. Volante. 31 años. Debutó en primera en San Luis de Quillota (Chile) el club del inolvidable Patricio Yañez. Jugó varias temporadas del Nacional para la CAI. Trayectoria: CAI, Santiago Wanderers y San Luis de Quillota (Chile), regresa a la CAI, Los Andes. Actualmente en Gimnasia y Tiro de Salta. Daniel Neculmán (25/05/85): Bariloche (Río Negro). Delantero. 27 años: El “Cóndor” debutó en primera en el Imbabura de Ecuador. También jugó en el Independiente Santa Fe de Bogotá y en Dep. Pereira de Colombia; y en Sporting Cristal de Perú. Trayectoria: CAI, Huracán (C. Riv.), Dep. Madryn, Imbabura (Ecuador), Independiente Santa Fe (Colombia), Dep. Pereira (Col.) Sporting Cristal (Perú), Unión Temuco (Chile), regresa a la CAI. Actualmente juega en Naval de Talcahuano (Chile). Gustavo Martín Caamaño (23/07/79). Trelew. Defensor. 33 años. El “Ombudsman” es el jugador con más presencias para la CAI en los 9 años de B Nacional (226 partidos).

Germán Exequiel Cáceres (20/12/78). Paraná. 33 años. Volante. “Pipo” debutó en primera con Atlético Rafaela. Jugó varias temporadas para la CAI en el Argentino A y en la B Nacional. Trayectoria: CAI, At. Rafaela. Actualmente juega en Juventud Antoniana de Salta junto a su “compadre” José Tabares.

OTROS QUE EMIGRARON Si bien no han tenido minutos en Primera División, hay otros jugadores formados en la CAI que han trascendido las fronteras del fútbol local y regional y llevan varias temporadas en clubes de la B Nacional. Tales los casos de Ricardo Chavarri (inferiores de River, Instituto, Platense, Almirante Brown. Actualmente en Gmo. Brown de Madryn), Alejandro Manchot (Dep. Merlo, Boca Unidos), Leonardo Roque Albano Gil (Olimpo), Diego Hernán Romero (Patronato y Olimpo), Víctor Ignacio Malcorra (Aldosivi), Cristian Millahual (jugó en Ben Hur de Rafaela), Pablo Bueno (Defensa y Justicia), Emanuel Morales (Chacarita), Humberto Vega (inferiores de River, Almagro). LOS NYC La captación de pibes de toda la región y de otras latitudes del país ha difundido la idea equivocada que los “pibes de la CAI” no son de Comodoro Rivadavia. Los NyC son mayoría en el “Club de los 30”. Otros llegaron al Semillero Patagónico de muy pibes (por razones familiares como el caso de Sergio Romero), de ciudades vecinas como Sarmiento, Trelew y Rawson; y otros tantos a la pensión del club para iniciar su carrera. Los nativos de Comodoro son 11 (Hay equipo completo): Sixto Peralta, Andrés Silvera, Mario Santana, Alexis Cabrera, Hugo Barrientos, Franco Miranda, Emanuel Trípodi, Pablo Barrientos, Pablo De Miranda, Lucas Villafañez, y Franco Asencio. Otros 6 son chubutenses: Cristian G. Bustos, Gust. Caamaño, Daniel Peres, Fabio Giménez, Matías Soto Torres y Juan Antonio. NADA DE OUTLET: “DE PRIMERA SELECCIÓN”

Fabio Francisco Vázquez (19/02/94). Viedma. Volante. 18 años. El caso más reciente de un jugador formado en la CAI que debuta en primera. El orgullo patagónico número 30. Lo hizo en Argentinos Juniors con Leonardo Astrada en la actual temporada. Fue Campeón nacional sub 15 con la CAI. Llegó a jugar algunos partidos en el Nacional con el primer equipo y realizó con la CAI la gira por Europa donde se enfrentó a la Fiorentina, Lazio y Real Madrid, entre otros.

De los citados, Sergio Romero, Mario Santana y Pablo Barrientos han sido convocados a la Selección Mayor de Argentina. Pero muchos otros –incluidos los tres ya nombrados- han jugado en los seleccionados juveniles de AFA: Sixto Peralta, Andrés Silvera (preselección), Alexis Cabrera, Pablo Alvarado, Leonardo Ulloa, Lucas Villafañez, Fabio Giménez, Juan Antonio, y Leonardo Gil. La rareza: Daniel “Chaca” Peres jugó en la Selección mayor de Chile. En total son 13 los que han tenido el privilegio de ser seleccionados. Nada más. Nada menos.

SEMILLERO PATAGONICO

15


VIAJE A CHILE

E

L viernes 12 de octubre un plantel de la Comisión de Actividades Infantiles viajó a Coyhaique, Chile, para jugar un cuadrangular por el aniversario de esa ciudad. El equipo estuvo a cargo del entrenador Carlos Ojeda, acompañado por el preparador físico Alberto Rain y Nicolas Segura, encargado de la delegación. En total 17 jugadores viajaron al país vecino. El sábado, en la inauguración del certamen,

16

SEMILLERO PATAGONICO

CAI enfrentó a la selección de fútbol rural campesina de Coyhaique, a la cual derrotó por 3 a 2 con goles de Lucas Ezequiel García (2) y Christofer Lukascheuski. De esta forma, el equipo se clasificó a la final, donde enfrentó a la Selección de Coyhaique, que en el primer partido había derrotado también por 3 a 2 al selectivo de Aysén. En la final del domingo, CAI se impuso por 4 a 1 con goles de Lucas Ezequiel García (2) y

Christofer Lukascheuski y Jonathan San Martín. El torneo se llevó a cabo en el estadio municipal de Coyhaique que tiene cancha de césped sintético. CAI estuvo hospedada en una casa de acogida con comodidades de primer nivel, donde los jugadores descansaron en habitaciones dobles, con conexión a internet. En diálogo con CAI Semillero Patagónico,


CAMPEONES EN COYHAIQUE Para el entrenador en el segundo partido se sintió el cambio de rival en comparación al partido inicial. “Logramos una mejor concentración y actitud en los 90 minutos. Hubo una primera media hora muy contundente, pusimos el partido 3 a 0, con un buen funcionamiento en todas las líneas. La selección de Coyhaique siempre intentó jugar teniendo tener la pelota, tratando de ser profundo y eso hizo que el partido sea muy lindo”, remarcó. El plantel arribó el lunes próximo a Comodoro Rivadavia. Cabe recordar que en febrero un equipo de CAI viajó a Santiago, la capital trasandina, para disputar un cuadrangular donde participaron el seleccionado sub 20 de Chile, el club Universidad de Chile y O’Higgins, coronándose campeón la delegación comodorense.

2. Bastias, Emiliano Ivan 3. Sacolle, Andres 4. San Martín, Jonatan 5. Klundt, Emanuel 6. Álvarez, Pablo Brian

7. Bilbao, Cristian Daniel 8. Canalé, Rodrigo 9. De Miranda, Juan Manuel 10. Delgado, Matías Jesús

PLANTEL DEL VIAJE

Carlos Ojeda, destacó la participación del club en el torneo. “El balance es positivo por donde se lo mire. En mi caso fue mi primera experiencia y a nivel grupal se vivió una muy linda convivencia”, señaló. “La mayoría de los jugadores no conocía Coyhaique, si había antecedentes de haber sido invitado el club con otros grupos y más o menos había una idea del torneo que íbamos a jugar. A lo que el grupo más le sirve es poder adecuarse a las exigencias y poder resolver algunos problemas que surgen en el momento y salir airosos como grupo. Para ellos fue una prueba imponerse en el futbol y su funcionamiento a pesar de recibir patadas, de que el árbitro no te cobré o te cobre en contra, inclusive. En ese sentido lo superaron muy bien”, explicó.

1. Cruces Valles, Hugo Alberto

11. Yañez, Darío 12. Zalazar, Dario 13. Ruiz, Marcos 14. Sanhueza, Eric Sebastián 15. Figueroa, Axel Emmanuel 16. García, Lucas Ezequiel 17. Lukascheuski, Christofer

SEMILLERO PATAGONICO

17


INSTITUCIONAL

Franco Labriola es el encargado de dictar las clases de mini básquet destinadas a niños y niñas de 5 a 12 años.

En este 2012 la Comisión de Actividades Infantiles (CAI) se encuentra en un proceso de crecimiento estructural y deportivo que pretende fortalecer significativamente el contacto del club con la comunidad de Comodoro Rivadavia. Siguiendo ese lineamiento, en septiembre se dio inicio a la escuelita de mini básquet, a cargo del profesor de educación física, Franco Labriola. La inscripción continúa abierta para chicos y chicas de 5 a 12 años, en las categorías Cebollitas, Pre-Mini y Mini. La escuelita de básquet incluye tanto a hombres como mujeres. Las clases son los lunes, miércoles y viernes. La categoría “Cebollitas” que comprende a chicos de 5 a 7 años, practica en el turno mañana de 10 a 11. Mientras, “Pre-Mini” de 8 a 9 años desarrolla sus actividades de 18 a 19, y “Mini” de 10 a 12 años, en el horario de 19 a 20. Los trabajos se realizan en forma práctica en la nueva cancha de usos múltiples que dispone la institución. Según explicó Labriola: “buscamos poder desarrollar a los chicos y que aprendan a jugar el deporte. Brindarle las herramientas para poder desarrollarse de la mejor manera posible”. “Con los Cebollitas se trabaja un poco más la teoría, incluso primero se trabaja con la mitad de la cancha para que tengan más contacto con el balón. De a poco van reconociendo los espacios, las líneas, y las reglas de un deporte que dentro de todo es complicado aprender, porque el básquet trabaja mucho lo que es la coordinación”, agregó el profe. En las prácticas se dan a conocer los fundamentos del básquet. De esta forma, CAI se convirtió en uno de los pocos clubes de Comodoro Rivadavia que incorpora mujeres a esta disciplina. “Queremos que sea un espacio inclusivo. En estas categorías los fundamentos son básicos: el dribling, pase y la parte defensiva, dependiendo del grupo”, explicó Labriola. “Queremos que los chicos realicen actividades físicas, que se puedan desarrollar a través de este deporte con las reglas de conducta y comportamiento, e inculcarles valores. Que disfruten de hacer esto que los ayuda a socializarse con los demás y respetar a sus pares”, señaló sobre los objetivos de la escuelita. Para mayor información dirigirse a la administración del club, ubicado en Hipólito Yrigoyen 2120.

18

SEMILLERO PATAGONICO



Semillero Patagonico N° 6