Issuu on Google+

// ESPECIAL en Facebook

en Twitter

DiarioBasta

@diariobasta

Editor responsable David Casco Sosa especiales@diariobasta.com

en YouTube www.youtube.com/user/TVBasta

# ESPECIAL

Primera Parte

La flota está anclada en Cancún

NO ES UNO, SON TRES LOS YATES DE ROMERO

El líder del sindicato petrolero sigue haciendo ostentación de su sospechosa riqueza, más ahora al descubrirse que es dueño de tres lujosas embarcaciones que suman aproximadamente 4 millones y medio de dólares Manuel González Arizpe / David Casco Sosa

C

ANCÚN, Q. Roo.– Carlos Antonio Romero Deschamps, el líder desde hace 20 años del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana y actual senador por el PRI, es un personaje que a últimas fechas ha levantado suspicacias por el alto poder adquisitivo que ostenta. Ahí están los dos departamentos que le compró a su hijo José Carlos Romero Durán en Miami, en 7 millones 550 mil dólares, así como los autos de lujo en los que se pasea el primogénito: un Enzo Ferrari (con valor de 2 millones de dólares) y un Lamborghini Aventador (que cuesta más de medio millón de dólares), propiedades documentadas en estas páginas del Diario BASTA! Su hija, Paulina Romero Durán, tras el escándalo desatado al exhibir su estilo de vida en Facebook –donde se le veía en un avión privado, de viaje por diferentes países con sus tres perros, presumiendo bolsas de marca y degustando vinos caros–, prefirió mantenerse en un perfil bajo. Antes, el diario Reforma dio cuenta de que el cuestionado líder de los petroleros era dueño de un yate llamado Indomable, anclado en un muelle de Cancún. Todo, con un sueldo de 24 mil 633, que es lo que percibe Romero Deschamps por

Indomable fue un regalo para su hija Paulina. Y el Guly, a un lado, para su hijo Alejandro

Rey de Pemex, Romero también quiere ser el Rey de los mares

el cargo de motorista, que es como está dado de alta en Petróleos Mexicanos, más lo que devenga como Senador de la República. Pero eso no es todo. Una investigación del Diario BASTA! da cuenta de que en realidad Romero Deschamps no posee uno, sino tres yates, anclados en Cancún. Esta es la historia. INDOMABLE

La primera embarcación que se supo compró Carlos Antonio Romero Deschamps, fue un regalo para su hija Pauli-

na: se trata de un yate Sunseeker modelo Portofino 47, de 50 pies de eslora (poco más de 15 metros), con todas las maravillas técnicas y lujos imaginables. Su nombre: Indomable. Este yate fue adquirido, nuevo, en pleno spring break de 2007, y posee la matrícula GB- XSK -03839 1607 con un permiso temporal legal de importación No. 11292412, con fecha del 23 del abril de 2007, otorgado por la Administración General de Aduanas, dependiente de la SHCP, para diez años, con la abierta

posibilidad de renovarlo por otros diez. Otra de las particularidades de este bote, que identifica plenamente a su propietaria, es que en la parte inferior derecha de la popa tiene escrita la palabra Boli, que es el nombre de la mascota más preciada de la hija del petrolero: un perro bulldog inglés, que con Morgancita y Keiko, completan la jauría de esa raza que presumió la joven en fotos que subió a su cuenta de Facebook. El costo de este yate es de aproximadamente un millón y

Continúa en la siguiente página

medio de dólares. GULY

El segundo yate de la familia Romero Deschamps es un Sea Ray Sundancer 450, con las mismas dimensiones de eslora del Indomable, pero con una línea más deportiva y aerodinámica. Su nombre: Guly. Esta embarcación, dicen las fuentes consultadas en Cancún –amigos ocasionales de la familia Romero, al ser también propietarios de embarcaciones–, es un regalo del líder petrolero a su otro hijo, Alejan-


ESPECIAL //

Martes 9 de julio de 2013 www.diariobasta.com // especiales@diariobasta.com // Editor gráfico: Fernando Baleón

El Güero, el más grande de la flota, puede transportar cómodamente a 18 personas

dro, quien está a cargo de llevar la administración de las propiedades familiares en esa ciudad. Las mismas fuentes refieren que el Guly tiene más accesibilidad que el Indomable para practicar deportes acuáticos y utilizar los llamados watertoys, además de aditamentos de buceo motorizado, y transportar y abordar de manera sencilla y práctica jetskis, afición de Alejandro Romero Durán. Este bote cuesta aproximadamente un millón de dólares. El mismo Carlos Romero ha llegado a comentar que el nombre de esa propiedad –Guly–, es por un capricho que le nació luego de haber paseado en un yate de ese nombre por las islas griegas e Italia.

Boli, Morgancita y Keiko, a bordo del Güero, en foto que posteó Paulina Romero

Cozumel y Holbox, los destinos preferidos por los Romero para pasear en yate

Gustos caros

El Indomable y el Guly, siempre atracados juntos

1 millón 500 mil DÓLARES cuesta el yate In-

domable

1 millón DE DÓLARES vale la embar-

cación Guly

2 millones DE DÓLARES es el valor del

Güero

GÜERO

El tercer yate propiedad de la familia del poderoso líder del sindicato petrolero es el más ostentoso. Se trata de un Sunseeker Predator 60 bautizado con el nombre de Güero, precisamente uno de los motes del líder petrolero. Esta embarcación mide casi 20 metros de eslora (largo) y 4.95 metros de manga (ancho). Posee tres camarotes (con capacidad de dos literas simples, dos literas de dos camas, dos literas dobles), tres baños completos y tres servicios sanitarios. Según los datos de la marca fabricante, puede trasportar en él a 18 personas cómodamente sentadas y su capacidad de carga es de hasta 33 mil 500 kilogramos. También posee dos motores de diesel, con capacidad de 1 mil 500 litros. El lujo del interior, es para los más exigentes. Tiene toda clase de dispositivos y aparatos electrónicos y una cocina muy equipada. Cuenta además con aire acondicionado y calefacción. El mobiliario y el equipamiento

El Indomable tiene un permiso temporal por 10 años a partir de su compra, en abril de 2007

son también ostentosos. El costo de este maravilloso yate es de alrededor de 2 millones de dólares.

DOS O TRES PASEOS AL AÑO

Los tres yates están anclados en el muelle de Mundo Mari-

no, en la laguna de Nichupté, en Cancún, en plena zona hotelera. Los dos primeros, el Indomable y el Guly, permanecen juntos. El tercero, el Güero, está a unos 20 metros, ya que por sus enormes dimensiones permanece en otra sección de la marina. Sólo dos o tres veces al año, refieren dueños de otras embarcaciones, los yates zarpan juntos. Y las naves enfilan hacia Cozumel o Holbox, los dos destinos registrados en la Capitanía del puerto. Luego de varios días, los tres barcos regresan, contiguos, y vuelven a “hibernar” en el atracadero del muelle. Próximo al embarcadero está el restaurante La Casa del mezcal, de ambiente agradable y precios módicos, en donde Carlos Romero Deschamps y su familia han departido antes o después de embarcarse. Las llegadas del senador priísta no pasan desapercibidas, porque aparte de que es un personaje público, su hija

Continúa en la siguiente página

Paulina llega acompañada por sus tres perros, que siempre llaman la atención de los comensales y los otros dueños de yates. “De repente vemos al señor (Romero) Deschamps llegar en varios vehículos con su familia, y destacan siempre porque vienen con un gran despliegue de servidumbre cargada de comida y buenos vinos, que suben a sus yates”, cuenta a BASTA! la propietaria de otra embarcación anclada en el mismo muelle. “Ahora el señor (Carlos Romero Deschamps) es más discreto, como que ya le da pena llamar la atención, luego de que los periódicos publicaron que su familia poseía propiedades millonarias en Estados Unidos. Tal vez por el encarcelamiento de la dirigente sindical de los maestros (Elba Esther Gordillo), ya puso sus barbas a remojar”, remata la empresaria quintanarroense, al tiempo que mira cómo un empleado limpia la cubierta del Güero. Tener los yates anclados le cuesta dinero a Carlos Romero Deschamps, así como la matriculación de los mismos. Pero ese es tema de otra entrega…


PRIMICIA

Los tres L t navíos í cuestan t 4.5 4 5 mdd dd

$4

S P M A H C S E D O R E M O R S CARLO

EL SEÑOR DE LOS YATES EL LÍDER DEL SINDICATO PETROLERO ES DUEÑO NO DE UNA, SINO DE TRES EMBARCACIONES, QUE TIENE ANCLADAS EN CANCÚN // 34 Y 35


NO ES UNO, SON TRES LOS YATES DE ROMERO DESCHAMPS