Page 1

U. G. P. C. Unión de Guardavidas del Partido de la Costa

¿Que son los chupones? 1. Los chupones son esos sectores de la playa donde se forman corrientes de succión hacia mar  adentro. Usualmente los guardavidas no permiten el baño, pues son un peligro potencial para  cualquier bañista  2. Formación, vida y muerte de un chupón Las olas son causadas por ondas cilíndricas que viajan en el mar. Si estas ondas  no encuentran  escasa profundidad, sólo provocarán olas que crean oscilaciones verticales pero no desplazan  agua. Pero en el momento que la ola comienza a llegar a la playa, la parte inferior de la onda  empieza a rozar contra el fondo mientras que en su parte superior comienza a elevarse el agua,  haciendo que la ola crezca hasta el punto en que se rompe, vencida por la fuerza de gravedad. A  partir de ese momento comienza a descargar su energía, desplazando el agua hacia la orilla. Sucede entonces que cuando hay condiciones de oleaje predominante de  una misma dirección,  las olas van empujando el agua hacia la línea costera. El agua, en su camino de retroceso hacia  mar adentro, se encuentra con otra ola que vuelve a empujar el agua a la orilla; así se crean  sectores de alta presión a lo largo de la playa donde el agua no puede retroceder. Eventualmente a medida que la presión aumenta, el agua encuentra un punto de desagüe y se  forma una corriente hacia mar adentro; en ese momento nace un chupón, que no es otra cosa  que la forma que tiene la naturaleza de equilibrar la presión de la orilla. Al mismo tiempo se crean dos corrientes laterales paralelas a la costa a ambos lados del chupón  que captan el agua empujada por las olas y crean una corriente en dirección hacia el chupón. Es  decir que estas corrientes desplazan el agua hacia el chupón para que este desagote el exceso de  agua mar adentro. A medida que las condiciones de oleaje se mantienen, el fenómeno empieza a crecer por la  erosión de la corriente en el fondo, creando dos canales laterales que desagotan en el chupón.  En este punto, él también se ha convertido en un canal por la erosión. Al crearse estos canales,  hay sectores de la playa que se transforman en bancos de arena. La formación de un chupón es algo sorprendentemente veloz. Puede apreciarse todo el sistema  de canales durante la bajamar, ya que queda al descubierto. A pesar que es un fenómeno de grandes proporciones, es muy difícil de apreciar durante la  pleamar y suele ser una verdadera pesadilla para los guardavidas.   La fuerza de la corriente es tan grande y constante que se hace imposible nadar en su contra. En  la mayoría de los rescates dentro de un chupón ,es mas fácil dejarse arrastrar mar adentro hasta  pasada la línea donde rompen las olas para encontrar otro punto de entrada a la orilla, pues  pasada la línea de rompiente, el fenómeno tiende a perder energía creando una corriente en  forma de espiral. En   realidad   todo   el   fenómeno   es   un   enorme   espiral:   los   canales   laterales   y   el   chupón   son  simplemente los vórtices externos de un enorme espiral que se termina cerrando más allá de la  rompiente. La fuerza de la corriente dentro de los canales es enorme; en ocasiones es difícil mantenerse en  pie tan solo con el agua por las rodillas. Es el mar que está retrocediendo, realmente puede  arrastrar cualquier cosa en su camino.


Todo el sistema se mantiene y es absolutamente predecible, hasta que cambian las condiciones  del oleaje alisando nuevamente la playa. En la costa de Buenos Aires el responsable de dicho  alisamiento es un viento fuerte, predominante del sudeste, llamado “sudestada”.   

los chupones  

texto sobre chupones